La iniciativa ciudadana europea

 

A partir del 2 de abril de 2012, los ciudadanos de la UE disponen de un novísimo instrumento para participar en la política de la UE. La iniciativa ciudadana, introducida por el Tratado de Lisboa, permite que un millón de ciudadanos de, al menos, una cuarta parte de los Estados de la UE pidan a la Comisión que proponga normas legislativas en ámbitos de su competencia. Los impulsores de cada iniciativa ciudadana (un comité de ciudadanos formado, como mínimo, por siete ciudadanos de la UE residentes en, por lo menos, siete Estados distintos) disponen de un año para obtener el apoyo necesario. Las firmas deben ser certificadas por las autoridades competentes de los Estados. Los organizadores de las iniciativas que prosperen participarán en una audiencia en el Parlamento Europeo. La Comisión tendrá 3 meses para examinar la iniciativa y decidir cómo actuar.

 
 
 
Tools