El Fondo de Cohesión

Creado en 1994 por el Reglamento (CE) n.º 1164/94 del Consejo, el Fondo de Cohesión permite financiar proyectos medioambientales y de redes transeuropeas. Desde 2007, también puede financiar proyectos en sectores vinculados al desarrollo sostenible, tales como la eficiencia energética y las energías renovables.

Fundamento jurídico

Artículo 177 (en concreto, su segundo párrafo) del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE).

Objetivos

El Fondo de Cohesión se creó con el objetivo de reforzar la cohesión económica, social y territorial de la Unión con vistas a fomentar el desarrollo sostenible. Para el periodo de programación 2014-2020, el Fondo de Cohesión financia:

  • las inversiones en medio ambiente, incluidos los ámbitos relacionados con el desarrollo sostenible y la energía que presenten beneficios para el medio ambiente;
  • las redes transeuropeas en materia de infraestructuras de transporte (RTE-T);
  • la asistencia técnica.

En el marco de los proyectos cuya finalidad es lograr los objetivos de protección del medio ambiente de la Unión, también podrán concederse ayudas con cargo al Fondo de Cohesión en ámbitos relacionados con el desarrollo sostenible, como la eficiencia energética y las energías renovables, y, en lo que respecta a los transportes no vinculados a las redes transeuropeas, el transporte ferroviario, fluvial y marítimo, los sistemas intermodales de transporte y su interoperabilidad, la gestión del tráfico marítimo, aéreo y por carretera, el transporte urbano limpio y el transporte público.

Desde 2014, el Fondo de Cohesión financia, con 11 300 millones de euros, proyectos de infraestructuras de transporte con valor añadido europeo en el marco del nuevo Mecanismo «Conectar Europa» (MCE)[1].

Países beneficiarios

El Fondo de Cohesión está reservado a los Estados miembros cuya renta nacional bruta (RNB) per cápita no supere el 90 % de la RNB media de la Unión. Durante el periodo de programación 2014-2020, el Fondo de Cohesión proporciona financiación a quince Estados miembros: Bulgaria, Chipre, Croacia, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Grecia, Hungría, Letonia, Lituania, Malta, Polonia, Portugal, República Checa y Rumanía.

Presupuesto y normas financieras

Para el periodo de programación 2014-2020, la Unión ha asignado aproximadamente 63 400 millones de euros al Fondo de Cohesión (sin incluir las transferencias al Mecanismo «Conectar Europa») y el nivel de financiación procedente del Fondo de Cohesión para un proyecto determinado puede alcanzar hasta un 85 % de su coste.

Las asignaciones para cada Estado miembro procedentes del Fondo de Cohesión para el periodo 2014-2020 se reparten de la siguiente manera:

Estado miembro Presupuesto (en millones de euros)
Bulgaria 2 278,3
República Checa 6 258,9
Estonia 1 073,3
Grecia 3 240,5
Croacia 2 559,5
Chipre 288,9*
Letonia 1 349,4
Lituania 2 048,9
Hungría 6 025,4
Malta 217,7
Polonia 23 207,9
Portugal 2 861,7
Rumanía 6 934,9
Eslovenia 895,3
Eslovaquia 4 168,2
Total 63 390

* Incluido el importe adicional de 19,4 millones de euros asignados a Chipre como resultado de la revisión de la aptitud de los Estados miembros para optar a la ayuda del Fondo de Cohesión para 2017-2020.

Fuente: Portal de datos abiertos FEIE de la Comisión Europea, abril de 2017.

Papel del Parlamento Europeo

El Reglamento del Fondo de Cohesión para el periodo 2014-2020 fue objeto del procedimiento legislativo ordinario; el Parlamento estuvo plenamente facultado para proponer enmiendas. Esto permitió al Parlamento aumentar la flexibilidad de las normas propuestas y adaptarlas mejor a las necesidades de los Estados miembros. Logró, asimismo, ampliar el ámbito de actuación de las inversiones del Fondo de Cohesión, para incluir inversiones en eficiencia energética y energías renovables, en particular en el sector de la vivienda.

El Parlamento apoyó la idea de introducir indicadores comunes para el Fondo de Cohesión, que facilitarán la evaluación futura de su uso. Insistió con éxito en que, a diferencia de lo propuesto por la Comisión, el Reglamento debía incluir la posibilidad de modificar, a través de actos delegados, la lista de estos indicadores cuando se considerase necesario realizar ajustes para garantizar una evaluación eficaz de los avances realizados en su aplicación.

Tras la revisión intermedia del marco financiero plurianual 2014-2020, que fue acompañada de un paquete de propuestas legislativas, no se realizaron cambios sustanciales en el Fondo de Cohesión.

[1]Reglamento (UE) n.º 1316/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de diciembre de 2013, por el que se crea el Mecanismo «Conectar Europa», por el que se modifica el Reglamento (UE) n.º 913/2010 y por el que se derogan los Reglamentos (CE) n.º 680/2007 y (CE) n.º 67/2010.

Filipa Azevedo

11/2017