Las regiones ultraperiféricas (RUP)

Existen medidas específicas en favor del desarrollo de las regiones más lejanas de la Unión Europea, conocidas como «regiones ultraperiféricas»: Guadalupe, la Guayana Francesa, la Reunión, Martinica, Mayotte y San Martín (Francia), las Azores y Madeira (Portugal) y las islas Canarias (España). Este apoyo tiene como objetivo paliar las dificultades derivadas de la gran lejanía geográfica de estas regiones.

Fundamentos jurídicos

Artículos 349 y 355 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE).

Contexto

Parte del territorio de algunos Estados miembros se sitúa en zonas del planeta muy alejadas de Europa. Estas regiones, denominadas regiones ultraperiféricas (RUP), tienen que enfrentarse a una serie de dificultades relacionadas con sus características geográficas, en particular: la lejanía, la insularidad, su reducida superficie y un relieve y un clima adversos. Dependen económicamente de un reducido número de productos (a menudo, productos agrícolas o recursos naturales). Estos factores suponen un obstáculo para su potencial de desarrollo futuro.

En la actualidad, hay nueve regiones ultraperiféricas:

  • cinco departamentos franceses de ultramar (la Guayana Francesa, Guadalupe, Martinica, Mayotte y la Reunión);
  • una colectividad francesa de ultramar (San Martín) (desde 2009);
  • dos regiones autónomas portuguesas (las Azores y Madeira);
  • una comunidad autónoma española (las islas Canarias).

Las RUP no deben confundirse con los países y territorios de ultramar (PTU) de la Unión Europea. Existen 25 PTU con vínculos constitucionales con los siguientes Estados miembros: Dinamarca, Francia, los Países Bajos y el Reino Unido. Los PTU no forman parte del mercado único y deben respetar las obligaciones que se imponen a los terceros países en relación con el comercio, especialmente las normas de origen, las normas sanitarias y fitosanitarias y las medidas de salvaguardia. Las relaciones de asociación con los PTU se detallan en la Decisión 2013/755/UE del Consejo, adoptada el 25 de noviembre de 2013. El artículo 355 del Tratado de Lisboa permite al Consejo Europeo cambiar, a iniciativa del Estado miembro afectado, el estatuto de un determinado país o territorio de ultramar (RUP o PTU) francés, danés o neerlandés, sin necesidad de modificar el Tratado. Hasta finales de 2011, por ejemplo, Saint Barthélemy era una región ultraperiférica, pero en 2012 se convirtió en un PTU mediante la Decisión n.º 528/2012/UE. Lo contrario sucedió en 2014 con Mayotte, que de ser un PTU pasó, mediante la Decisión 2014/162/UE del Consejo, a convertirse en una RUP.

Objetivos

Independientemente de la gran distancia que las separa del continente europeo, las regiones ultraperiféricas forman parte integral de la Unión Europea y el acervo comunitario se aplica plenamente a su territorio. No obstante, en vista de su localización geográfica específica y las dificultades conexas, las políticas de la Unión han tenido que adaptarse a su situación especial.

Las medidas adoptadas se refieren, en particular, a las políticas aduanera y comercial, la política fiscal, las zonas francas, las políticas agrícola y pesquera y las condiciones de abastecimiento de materias primas y de bienes de consumo básicos. También pueden adaptarse a las necesidades de estas regiones las normas relativas a las ayudas estatales y las condiciones de acceso a los Fondos Estructurales y a los programas horizontales de la Unión.

Las regiones ultraperiféricas se benefician de los fondos EIE. Para el periodo de programación 2014-2020, se destinan a estas regiones 6 600 millones de euros mediante el Fondo Europeo de Desarrollo Regional y el Fondo Social Europeo.

En el ámbito agrícola, las RUP cuentan con el apoyo de programas POSEI (Programa de opciones específicas por la lejanía y la insularidad). Dichos programas existen para cada uno de los tres Estados miembros que cuentan con este tipo de regiones. En términos anuales (datos de 2010), los programas POSEI ofrecen un importante apoyo financiero, que se eleva a unos 278,4 millones de euros para Francia, 268,4 millones para España y 106,2 millones para Portugal. Estos programas se centran en dos tipos de medidas clave:

  • regímenes específicos de abastecimiento diseñados para reducir los costes de suministro adicionales relativos a productos básicos para el consumo humano, así como para su tratamiento o uso como insumos agrícolas; y
  • medidas de apoyo a la producción agrícola local.

Papel del Parlamento Europeo

Pese a que todas las decisiones por las que se concede el estatuto de región ultraperiférica a una determinada región son adoptadas por el Consejo Europeo, el Parlamento participa activamente en el apoyo que se da a estas regiones.

El Parlamento actúa en pie de igualdad con el Consejo cuando se trata de actos legislativos relativos a las políticas más importantes de la Unión, como las políticas regional, agrícola, pesquera y de educación. Al desempeñar sus funciones, el Parlamento tiene en cuenta la situación específica de las regiones ultraperiféricas y respalda las iniciativas destinadas a impulsar su desarrollo.

Durante las negociaciones del marco regulador para 2014-2020, el Parlamento apoyó el principio de que las regiones ultraperiféricas debían tener un trato diferenciado en lo que se refiere al porcentaje de cofinanciación, a las disposiciones especiales del FEDER en materia de inversiones productivas en las empresas y a las normas específicas en relación con los programas CTE. Además, en 2014 el Parlamento aprobó una Resolución sobre la optimización del desarrollo del potencial de las regiones ultraperiféricas mediante la creación de sinergias entre los Fondos estructurales y los demás programas de la Unión Europea. En ella, recordaba las características específicas de las RUP e insistía en la necesidad de crear sinergias entre el apoyo a las RUP de los Fondos Estructurales y programas europeos como Horizonte 2020, LIFE+ y COSME.

Cuadro: Datos sobre las regiones ultraperiféricas

  Distancia desde la capital nacional (km) Superficie (km2) Población PIB per cápita como porcentaje de la media de la Unión (UE=100) *
UE 28 4 407 569,1 508 450 856 100
Francia *** 633 186,6 66 415 161 117
Portugal 92 226,0 10 374 822 61
España 505 944,0 46 449 565 82
Azores 1 548 2 322,0 246 353 55
Islas Canarias 1 850 (media de todas las islas) 7 445,0 2 126 144 70
Guadalupe 7 578 1 681,6 434 691 80
Guayana Francesa 7 841 83 533,9 254 541 64
Madeira 1 041 802,0 258 686 57
Martinica 7 641 1 128,0 378 243 85
Reunión 9 921 2 503,7 843 529 77
San Martín (**) 6 700 86 (53 el lado francés) 36 457
Mayotte 8 444 374,0 226 915 34
(*) Datos de 2014.
(**) Fuentes: INSEE (Francia), 2015 y Ministère Français des Outre-Mer (Ministerio francés de los Países y Territorios de Ultramar). No se dispone de datos recientes sobre el PIB.
(***) La superficie total de Francia incluye las regiones ultraperiféricas pero no los países y territorios de ultramar.

Fuente: Eurostat 2015

Filipa Azevedo

09/2016