Deporte

Con la entrada en vigor del Tratado de Lisboa en diciembre de 2009, la Unión Europea adquirió por primera vez una competencia específica en materia de deporte. El artículo 165 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE) describe pormenorizadamente la política deportiva de la UE. Además, el artículo 6 del TFUE también hace referencia al deporte como uno de los ámbitos políticos en los que la Unión dispone de competencia para apoyar, coordinar o complementar la acción de sus Estados miembros.

Fundamento jurídico

El artículo 165 del TFUE describe pormenorizadamente la política deportiva y faculta a la UE para apoyar, coordinar y complementar las medidas adoptadas por los Estados miembros en materia de política deportiva. Con arreglo a este artículo, «la Unión contribuirá a fomentar los aspectos europeos del deporte, teniendo en cuenta sus características específicas, sus estructuras basadas en el voluntariado y su función social y educativa». Más concretamente, se atribuyen a la política deportiva los siguientes objetivos: 1) promover la equidad y la apertura en las competiciones deportivas y la cooperación entre los organismos responsables del deporte; y 2) proteger la integridad física y moral de los deportistas, especialmente la de los más jóvenes.

Se espera que la existencia de una nueva competencia específica ofrezca nuevas oportunidades de intervención de la UE en el campo del deporte. La Unión posee ahora un fundamento jurídico para desarrollar un programa específico para el deporte, respaldado por un presupuesto. Esta competencia también permite una mejor promoción del deporte en otras políticas y programas de la UE, como los relacionados con la salud y la educación.

Las disposiciones del Tratado brindan, asimismo, a la UE la oportunidad de hablar con una sola voz en foros internacionales y en el marco de las relaciones con terceros países. Ahora los ministros de la UE competentes en materia de deporte también participarán en las reuniones oficiales del Consejo en su formación sobre deporte. La primera reunión oficial de la formación del Consejo de la UE dedicada al deporte se celebró el 10 de mayo de 2010. El 16 de septiembre del mismo año, el Consejo Europeo cambió la denominación del Consejo de Educación, Juventud y Cultura, que ahora se llama oficialmente Consejo de Educación, Juventud, Cultura y Deporte e incluye también los asuntos relacionados con el sector audiovisual.

No obstante, la UE ya ha incidido de manera considerable en el deporte a través de sus competencias en el mercado único, que mantendrán toda su relevancia. Con el tiempo, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha ido desarrollando una jurisprudencia amplia y significativa que ha tenido repercusiones importantes en el mundo del deporte (como el asunto Bosman). Al mismo tiempo, la UE ya ha influido en el campo del deporte al ejercer sus competencias de Derecho indicativo (soft law), mediante sus respectivos programas de financiación, en ámbitos estrechamente relacionados con el deporte como la educación, la salud y la inclusión social.

Además, la falta de una competencia jurídica específica no ha impedido a la Comisión sentar las bases de una política de la UE para el deporte, como se indica en el Libro Blanco sobre el deporte de 2007 y en el Plan de Acción «Pierre de Coubertin», vinculado al Libro Blanco. El Plan de Acción empezó a aplicarse a principios de 2008. La Comisión también financió directamente ciertos proyectos deportivos en 2009, 2010 y 2011, en el marco de la acción preparatoria en el ámbito del deporte.

La entrada en vigor del Tratado de Lisboa ha alentado a la Comisión a empezar a trabajar en una propuesta de un programa de la UE para el deporte propiamente dicho y en una comunicación sobre política deportiva y el Tratado de Lisboa.

Objetivos

En el marco de sus actuaciones de acuerdo con las disposiciones y declaraciones del Tratado, la UE aborda los aspectos económicos, sociales, educativos y culturales del deporte. Trabaja para alcanzar los objetivos de una mayor equidad y apertura en las competiciones deportivas, así como una mayor protección de la integridad física y moral de los deportistas, al tiempo que tiene en cuenta la especificidad del deporte.

Resultados

El Libro Blanco sobre el deporte, presentado por la Comisión en julio de 2007, constituyó la primera «iniciativa global» en materia de deporte de la UE. La aplicación de las medidas propuestas permitió a la Comisión recopilar datos útiles sobre asuntos que deberían tratarse en el futuro. Asimismo, el Libro Blanco preparó el camino para la Comunicación de la Comisión de enero de 2011 relativa al impacto del Tratado de Lisboa en el deporte, titulada «Desarrollo de la dimensión europea en el deporte».

a.Libro Blanco sobre el deporte (2007)

El Libro Blanco sobre el deporte de 2007 ha permitido mejorar considerablemente la cooperación y el diálogo en materia de deporte a escala de la UE. Casi todas las acciones contempladas en el Plan de Acción «Pierre de Coubertin» que lo acompaña han concluido o se están llevando a cabo.

El documento proponía una serie de medidas que la UE debía aplicar y apoyar, entre ellas, medidas relacionadas con la función social del deporte: la mejora de la salud pública a través de la actividad física, la lucha contra el dopaje, la optimización del papel del deporte en la educación, las actividades de voluntariado, la inclusión social, la lucha contra el racismo y el deporte como instrumento de desarrollo; la dimensión económica del deporte: la recopilación de datos comparables y garantizar el apoyo financiero a las organizaciones deportivas de base; la organización del deporte: la especificidad del deporte, la libre circulación, el traspaso de jugadores y los agentes de los jugadores, la protección de los menores, la lucha contra la corrupción y el blanqueo de capitales, los sistemas de licencias de los clubes y los derechos de retransmisión.

El Libro Blanco propuso igualmente acciones concretas en un plan de acción detallado conocido como el Plan de Acción «Pierre de Coubertin». Este Plan de Acción aborda los aspectos sociales y económicos del deporte, como la salud pública, la educación, la inclusión social y el voluntariado, las relaciones exteriores y la financiación. En varios campos, entre los que figuran la promoción del voluntariado en el deporte, la protección de los menores y la protección del medio ambiente, el Libro Blanco sigue constituyendo un marco adecuado para las actividades en el ámbito del deporte a escala de la UE.

b.Programa de la UE para el deporte

En su Resolución, de 14 de abril de 2008, relativa al Libro Blanco sobre el deporte de la Comisión, el Parlamento Europeo pidió a la Comisión que propusiera un programa de la UE para el deporte, así como acciones preparatorias en el ámbito del deporte a partir de 2009. El Parlamento aprobó un presupuesto para la primera acción preparatoria en diciembre de 2008. Mientras tanto, en 2009 y en 2010, la Comisión adoptó un programa de trabajo anual sobre subvenciones y contratos para acciones preparatorias en el ámbito del deporte y actos especiales. El objetivo de estas acciones preparatorias es prever acciones futuras de la UE en el ámbito del deporte con vistas a la aplicación de las disposiciones del Tratado en dicha materia. Entre otros objetivos, el programa de la UE para el deporte debe contribuir a la promoción de los valores europeos, de la función social y educativa del deporte, de un estilo de vida con actividad física y de la cooperación con terceros países y organizaciones internacionales en el campo del deporte.

El deporte forma parte integrante de Erasmus Plus, el nuevo programa de la UE para las áreas de educación, formación, juventud y deporte para el período 2014-2020, y cuenta con un capítulo y un presupuesto específicos, lo que permitirá a la UE concentrarse en cuestiones que no puedan ser tratadas con eficacia a escala nacional.

Las actividades de Erasmus Plus en el ámbito del deporte tienen como objetivo el respaldo de acciones que aumenten la capacidad y la profesionalidad, mejoren las competencias de gestión e incrementen la calidad de la ejecución de proyectos de la UE, así como la creación de vínculos entre el sector del deporte y las organizaciones. El Parlamento Europeo tenía gran interés en que estas acciones se centrasen en deportes de base, así como en el respaldo de proyectos diseñados para combatir la intolerancia y la discriminación.

c.Desarrollo de la dimensión europea en el deporte

En enero de 2011, la Comisión presentó una Comunicación relativa al impacto del Tratado de Lisboa en el deporte, titulada «Desarrollo de la dimensión europea en el deporte». Este es el primer documento de política adoptado por la Comisión en el ámbito del deporte desde la entrada en vigor del Tratado. Partiendo de la base del Libro Blanco de 2007, dicha Comunicación subraya el potencial del deporte a la hora de contribuir significativamente a alcanzar los objetivos generales de la Estrategia Europa 2020, mejorando la empleabilidad y la movilidad con acciones de promoción de la inclusión social en el deporte y a través del mismo, la educación y la formación, entre otros aspectos. También sugiere que la UE debería suscribir el Convenio contra el Dopaje del Consejo de Europa, elaborar y aplicar dispositivos de vigilancia y requisitos de seguridad para acontecimientos deportivos internacionales, seguir avanzando en el establecimiento de objetivos nacionales sobre la base de las directrices de actividad física de la UE y establecer normas para que las personas con discapacidad puedan acceder a las instalaciones y los acontecimientos deportivos.

En el plano económico, la Comisión pide a las asociaciones deportivas que establezcan mecanismos para la venta colectiva de los derechos de retransmisión con vistas a garantizar una redistribución adecuada de los ingresos. Otras cuestiones abordadas en la Comunicación están relacionadas con los derechos de propiedad intelectual en el ámbito del deporte, la promoción del intercambio de mejores prácticas para una financiación transparente y sostenible del deporte, y el seguimiento de la aplicación de la legislación sobre ayudas estatales en el ámbito del deporte.

Papel del Parlamento Europeo

El Parlamento considera que cada vez resulta más necesario que la UE aborde las cuestiones deportivas en un marco de pleno respeto del principio de subsidiariedad. En el seno del Parlamento, la elaboración de una política europea en materia de deporte entra dentro del ámbito de competencia de la Comisión de Cultura y Educación (Comisión CULT). El Parlamento es consciente de que el deporte constituye en sí mismo un importante fenómeno social y un bien público, y trabaja en esta área junto con las demás instituciones de la UE. Durante la presente legislatura, la Comisión CULT ha elaborado un informe sobre la dimensión europea en el deporte, basado en la Comunicación titulada «Desarrollo de la dimensión europea en el deporte».

El Parlamento ha contribuido activamente a la lucha contra el amaño de partidos y la corrupción en el deporte. En diciembre de 2012, la Comisión CULT celebró una audiencia pública centrada en dos aspectos fundamentales, a saber, la lucha contra el amaño de partidos y la equidad financiera. En marzo de 2013, el Parlamento adoptó una Resolución sobre el amaño de partidos y la corrupción en el deporte (P7_TA-PROV(2013)0098).

Ana Maria Nogueira

05/2015