Asia Sudoriental

Asia es el continente de mayor extensión y el más poblado del mundo, y reviste una enorme importancia geoestratégica para la Unión, que teje vínculos con los países de la región y promueve la integración regional con la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) y la Reunión Asia-Europa (ASEM). La Unión es un agente económico fuerte en Asia Sudoriental y un importante donante de ayuda al desarrollo, y trabaja por promover el desarrollo institucional, la democracia, la buena gobernanza y los derechos humanos.

En la presente ficha técnica se describe la región del sudeste asiático. Véanse asimismo las fichas técnicas sobre Asia Meridional (5.6.7) y Asia Oriental (5.6.8).

Base jurídica

  • Título V (acción exterior de la Unión) del Tratado de la Unión Europea (TUE);
  • Artículos 206 y 207 (comercio) y 216 a 219 (acuerdos internacionales) del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE);
  • Acuerdos de colaboración y cooperación (ACC) (relaciones bilaterales).

Asia Sudoriental

a.Asociación de Naciones del Asia Sudoriental (ASEAN)

La primera cumbre de la ASEAN, celebrada en febrero de 1976 en Bali, reunía a los diez países fundadores: Indonesia, Malasia, Filipinas, Singapur y Tailandia, junto con Brunéi, Vietnam, Laos, Camboya y Myanmar/Birmania. La ASEAN observa una política estricta de no injerencia en los asuntos internos de sus miembros.

La Unión y la ASEAN comenzaron a reunirse en cumbres hace cuarenta años. La Unión tiene un interés estratégico en desarrollar la integración regional de Asia y consolidar sus vínculos con la ASEAN. La cooperación entre la Unión y la ASEAN fue reformulada en 2012 con un Plan de Acción destinado a consolidar la colaboración reforzada UE-ASEAN (2013-2017). La Unión y los distintos países miembros de la ASEAN persiguen la celebración de acuerdos de colaboración y cooperación (ACC). La Unión es el segundo mayor socio de la ASEAN, representando el 13 % de su comercio total con el resto del mundo. Por su parte, la ASEAN es el tercer mayor socio de la Unión fuera de Europa (por detrás de los Estados Unidos y China). Las negociaciones para un acuerdo de libre comercio interregional entre la Unión y la ASEAN, que es el objetivo último de la Unión, se reactivaron en marzo de 2017. En 2016 el comercio bidireccional UE-ASEAN alcanzó los 208 000 millones de euros, y en 2015 la Unión siguió siendo la principal fuente exterior de flujos de IED hacia la ASEAN, por una cuantía de 23 300 millones de euros.

La última cumbre de la ASEAN se celebró en septiembre de 2016 en Vientiane (Laos), y en ella se trató principalmente de la continuación del compromiso con la aplicación de la Visión 2025 de la Comunidad de la ASEAN. En el orden del día se encontraba también la cuestión del mar del Sur de China. La 31.ª Cumbre de la ASEAN será organizada por Filipinas en noviembre de 2017 en la base aérea de Clark, en Pampanga.

b.Reunión Asia-Europa (ASEM)

La Reunión Asia-Europa (ASEM) es un foro clave entre la Unión y Asia y cuenta con 53 socios que representan casi el 60 % del PIB mundial y más del 60 % de la población mundial. La 11.ª cumbre de la ASEM se celebró en julio de 2016 en Ulán Bator (Mongolia) y la próxima se celebrará en Bruselas en 2018. Aparte de las reuniones a escala gubernamental, la ASEM también organiza reuniones entre diputados, el sector empresarial, la sociedad civil, el mundo académico y los medios de comunicación.

c.Indonesia

Indonesia, miembro del G-20, tercera democracia más grande del mundo y el país con mayor población musulmana, es un socio cada vez más importante para la Unión. La cooperación se basa en el Acuerdo de Colaboración y Cooperación entre la Unión e Indonesia que entró en vigor en 2014. En julio de 2016, la Unión e Indonesia iniciaron oficialmente las negociaciones sobre un acuerdo de asociación económica global. La ronda introductoria de negociaciones se celebró en septiembre de 2016 y, tras la segunda ronda de negociaciones celebrada entre el 24 y el 27 de enero de 2017, se hicieron públicas nueve de las posiciones de negociación iniciales de la Unión el 7 de febrero de 2017.

La Unión es el cuarto mayor socio comercial de Indonesia con un volumen total de comercio de 25 000 millones de euros en 2016. La primera reunión del Comité mixto UE-Indonesia en virtud del Acuerdo Marco Global de Colaboración y Cooperación se celebró el 28 de noviembre de 2016. El Plan de Acción sobre la aplicación de las leyes, la gobernanza y el comercio forestales (FLEGT) ha ayudado a Indonesia a desarrollar uno de los sistemas de garantía de la legalidad de la madera más avanzados del mundo. La primera licencia FLEGT se emitió el 15 de noviembre de 2016.

Están previstas elecciones presidenciales y generales para 2019, en las que el presidente Joko Widodo aspirará a la reelección. Se espera que el PIB de Indonesia crezca alrededor de un 5 % entre 2017 y 2021.

En sus resoluciones, el Parlamento Europeo ha abordado cuestiones relacionadas con los derechos humanos y los ataques perpetrados contra las minorías religiosas.

d.Myanmar/Birmania

La Unión ha sido un socio activo en la transición democrática de Myanmar/Birmania. En 2013 abrió una delegación en dicho país. En las Conclusiones del Consejo Europeo de 20 de junio de 2016 sobre la estrategia de la Unión respecto a Myanmar/Birmania se celebraba el traspaso pacífico de poder y la consolidación de la democracia tras las elecciones celebradas en noviembre de 2015. El Parlamento Europeo participó en la misión de la Unión de observación electoral de las elecciones generales de 2015.

La Unión concedió a Myanmar/Birmania el acceso al régimen comercial «Todo menos armas» en 2013, cuando la Unión y este país iniciaron las negociaciones para alcanzar un acuerdo de protección de las inversiones. La quinta ronda de negociaciones sobre el Acuerdo de protección de las inversiones entre la Unión y Myanmar/Birmania se celebró los días 26 y 27 de abril de 2017. En 2016, el total de los intercambios comerciales entre la Unión y Myanmar/Birmania ascendió a 1 600 millones de euros. La Unión es uno de los principales donantes de asistencia a Myanmar/Birmania; la ayuda asignada para el periodo 2014-2020 asciende a un total de 688 millones de euros. Los ámbitos principales son el desarrollo rural, la educación, la gobernanza y el Estado de Derecho, y la consolidación de la paz. Desde mayo de 2015, la Unión participa en la iniciativa para promover los derechos y las prácticas laborales fundamentales en Myanmar/Birmania junto con Estados Unidos, Japón, Dinamarca y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En marzo de 2016, Htin Kyaw se convirtió en el primer presidente elegido democráticamente. No obstante, el Gobierno todavía comparte el poder con el ejército, que controla el 25 % de los escaños en el Parlamento. El Parlamento ha expuesto en diferentes resoluciones su preocupación respecto de la situación de los derechos humanos, particularmente la violencia étnica, y a ese respecto cabe mencionar las dos más recientes, sus resoluciones de diciembre de 2016 y septiembre de 2017 sobre la persecución de la minoría rohinyá.

Desde agosto de 2017, la cuestión más conflictiva en Myanmar/Birmania ha sido la situación en el Estado de Rakáin, donde la comunidad rohinyá, convertida en apátrida por la Ley de ciudadanía de Myanmar/Birmania de 1982, está siendo perseguida y discriminada. La Comisión Asesora de Aung San Suu Kyi sobre el Estado de Rakáin, presidida por Kofi Annan, presentó su informe final a las autoridades nacionales de Myanmar/Birmania el 23 de agosto de 2017. El informe recomendaba que se actuara con urgencia para evitar la violencia, mantener la paz y promover la reconciliación en el Estado de Rakáin. Sin embargo, el 25 de agosto de 2017 se desató en Rakáin una ola de violencia, con atentados simultáneos del Ejército de Salvación de los rohinyás de Arakan (ARSA) contra treinta comisarías de policía. La respuesta a este ataque fue una masiva «operación de limpieza» del ejército contra la población rohinyá. Cientos de civiles fueron asesinados por el ejército y los paramilitares budistas. Desde entonces, cerca de 480 000 rohinyás han huido a Bangladés para escapar a la violencia. En el norte del Estado de Rakáin, un gran número de pueblos rohinyás han sido incendiados.

En septiembre de 2017, las Naciones Unidas pidieron a la comunidad internacional ayuda y ayuda humanitaria para los refugiados rohinyás procedentes de Myanmar/Birmania. El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas instó al país a poner fin a la violencia, y el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, describió la situación como una «limpieza étnica».

e.Filipinas

En mayo de 2016, Rodrigo Duterte ganó las elecciones presidenciales con el 39 % de los votos, obteniendo un fuerte respaldo y un apoyo político considerable para aplicar rápidamente sus prioridades. El nuevo Gobierno ha tomado medidas controvertidas contra el tráfico de drogas acompañadas de órdenes de «disparar a matar» que se traducen en violaciones flagrantes de los derechos humanos. Las organizaciones de derechos humanos han instado a la comunidad internacional a reaccionar con mayor contundencia contra la campaña del presidente.

Duterte ha transformado también la política exterior de Filipinas, rompiendo parcialmente su alianza con los Estados Unidos y forjando una nueva alianza con Rusia y China pese a la controversia sobre el mar del Sur de China, que es también un aspecto fundamental de la política exterior de Filipinas.

La ASEAN es el principal socio comercial de Filipinas y, como tal, fundamental en su política exterior. El país ejerce la presidencia de turno de la ASEAN en 2017. En 2011 la Unión y Filipinas firmaron un Acuerdo de Colaboración y Cooperación pero todavía no lo han ratificado todos los Estados miembros. El Parlamento Europeo ha expresado una inquietud creciente ante las violaciones de los derechos humanos en Filipinas y, en septiembre de 2016 y marzo de 2017, aprobó varias resoluciones al respecto.

En diciembre de 2015 se iniciaron oficialmente las negociaciones sobre un acuerdo de libre comercio con Filipinas. La segunda ronda de negociaciones se desarrolló entre el 13 y el 17 de febrero de 2017, pasándose a negociar sobre la base de textos en una serie de ámbitos (por ejemplo, el comercio de mercancías, las normas de origen, las medidas de los regímenes de protección social y el comercio y el desarrollo sostenible). En la actualidad Filipinas disfruta de preferencias comerciales y del SGP. La Unión es un importante donante para Filipinas, habiendo asignado para el periodo 2014-2020 un importe de 325 millones, lo que representa más del doble del importe asignado para el periodo anterior. Los ámbitos principales son el Estado de Derecho y el crecimiento integrador.

El 23 de mayo de 2017, el presidente Duterte declaró la ley marcial en Mindanao, principalmente por la presencia de militantes del autodenominado Estado Islámico en Marawi, ciudad de mayoría musulmana, y en otras partes de la isla. En Marawi (provincia de Lanao del Sur, la ciudad más grande de la región autónoma de Mindanao, de mayoría musulmana) se produjeron enfrentamientos armados entre el ejército filipino y los grupos Maute y Abu Sayyaf, vinculados al autodenominado Estado Islámico. La población civil ha huido de Marawi.

f.Vietnam

Vietnam es uno de los socios clave de la Unión en el Asia Sudoriental. El Acuerdo Marco Global de Colaboración y Cooperación UE-Vietnam entró en vigor en 2016. La Unión es el tercer socio comercial más importante de Vietnam y se prevé que las relaciones se intensifiquen tras la entrada en vigor del Acuerdo Libre Comercio UE-Vietnam, prevista para 2018. La Unión es también una de las principales fuentes de inversión extranjera directa en Vietnam. Además, es el principal donante en el ámbito de la cooperación al desarrollo. Para el periodo 2014-2020 se ha asignado un total de 400 millones de euros, que se dedicarán fundamentalmente a la buena gobernanza, la energía y el cambio climático.

Siendo más que incierta la suerte que correrá la Asociación Transpacífica (ATP), han adquirido aún mayor importancia el ALC y los compromisos que este contiene en relación con la protección de los derechos laborales y la sociedad civil.

Durante las dos últimas décadas, Vietnam ha experimentado una rápida transformación económica y social, que ha ido acompañada de la integración del país en la economía mundial. Es uno de los países de la ASEAN que crece con mayor rapidez y, entre 2010 y 2016, su tasa media de crecimiento del PIB se situó en el 6 %. La balanza del comercio de mercancías de la Unión con Vietnam es negativa en aproximadamente 23 000 millones de euros. En 2016 el comercio de mercancías entre la Unión y Vietnam superó los 42 000 millones de euros, con unas exportaciones de Vietnam a la Unión por valor de 33 000 millones de euros y unas exportaciones de la Unión a Vietnam por valor de 9 000 millones de euros. En junio de 2016, el Parlamento Europeo aprobó una Resolución sobre cuestiones relativas a los derechos humanos en Vietnam.

g.Tailandia

La colaboración entre la Unión y Tailandia se basa en un acuerdo marco firmado en 1980. La Unión y Tailandia finalizaron las negociaciones por un Acuerdo de Colaboración y Cooperación en marzo de 2013, pero el proceso de firma se interrumpió tras el golpe de Estado militar ocurrido en 2014. Las negociaciones para un acuerdo de libre comercio se iniciaron en 2013 pero también se interrumpieron.

Tailandia es una monarquía constitucional. Desde el golpe de Estado militar del 22 de mayo de 2014, gobierna el país el Consejo Nacional para la Paz y el Orden (la Junta). Prayut Chan O-cha es el primer ministro desde agosto de 2014. El ejército ha acabado con la oposición imponiendo la ley marcial, y se han denunciado violaciones de los derechos humanos. El rey Bhumibol Adulyadej murió a finales de 2016 y la coronación oficial de su hijo, el rey Maha Vajiralongkorn, tendrá lugar en octubre de 2017 tras la incineración de su difunto padre. La monarquía es muy popular entre la población tailandesa.

La Unión ha solicitado en repetidas ocasiones que se restablezca el gobierno democrático. La Unión es el tercer mayor mercado de destino de las exportaciones tailandesas y Tailandia es uno de los principales socios comerciales de la Unión en la ASEAN. También es un importante donante para la sociedad civil. En octubre de 2016, el Parlamento Europeo aprobó una Resolución sobre la sociedad civil en Tailandia, y, en octubre de 2015, una Resolución sobre la situación de los derechos políticos y humanos. Tailandia ha recibido una notificación de «tarjeta amarilla» en relación con el Reglamento de la Unión para prevenir, desalentar y eliminar la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada, y se están manteniendo consultas al respecto.

La insurgencia en las provincias del sur de mayoría musulmana (Yala, Pattani y Narathiwat) está confinada en esas zonas, y de momento no representa una amenaza grave para el conjunto del país. En febrero de 2017, la Junta inició conversaciones de paz con el grupo Mara Pattani, que agrupa a seis movimientos insurgentes del sur de Tailandia.

h.Camboya

En 1993, a raíz de los Acuerdos de Paz de París, Camboya aprobó una Constitución que sentaba las bases de un Estado democrático liberal.

Las relaciones UE-Camboya se basan en el Acuerdo Marco de Cooperación de 1999, y un Comité mixto se reúne dos veces al año. Camboya disfruta del régimen comercial «Todo Menos Armas», y la Unión es el mayor mercado para las exportaciones de productos camboyanos. Es también uno de los principales donantes en materia de cooperación al desarrollo y ayuda humanitaria, con unos fondos de 410 millones de euros asignados en el marco del programa indicativo plurianual (PIP) 2014-2020 y destinados fundamentalmente a la agricultura y la gestión de los recursos, la educación y las capacidades y la buena gobernanza. Desde 2014 Camboya figura en una lista negra de la Unión en relación con el Reglamento de la Unión para prevenir, desalentar y eliminar la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR).

Tras un período de calma, la situación política se deterioró en el último trimestre de 2015 por las tensiones entre el partido en el poder y la oposición, con casos de intimidación política ante las próximas elecciones parlamentarias generales previstas para el año 2018. Los miembros de la Subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo visitaron Camboya en marzo de 2016. El Parlamento Europeo ha aprobado varias resoluciones sobre la situación de los derechos civiles y políticos en Camboya.

i.Singapur

En 2013 la UE y Singapur rubricaron un Acuerdo de Colaboración y Cooperación y un Acuerdo de Libre Comercio UE-Singapur. Ambos acuerdos están pendientes de ratificación. La Unión es el tercer socio comercial más importante de Singapur y su mayor fuente de inversiones extranjeras directas. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea aclaró en su dictamen de 16 de mayo de 2017[1] que, a pesar de que la Unión tiene competencia exclusiva para la mayoría de los ALC en su forma actual, no puede celebrarlos sola, dado que algunas de las disposiciones, en particular las relativas a la inversión extranjera no directa y a la resolución de litigios entre inversores y Estados, entran dentro del ámbito de las competencias compartidas por la Unión y sus Estados miembros.

Ambas partes mantienen un elevado nivel de cooperación en los ámbitos de los negocios, el comercio, la ciencia y la tecnología. La Unión ha solicitado la abolición de la pena de muerte y apoya la labor de la sociedad civil a través del Instrumento Europeo para la Democracia y los Derechos Humanos (IEDDH).

j.Brunéi

La Unión está reforzando sus relaciones con Brunéi pero por el momento se carece de un acuerdo marco; las relaciones se desarrollan fundamentalmente a través de la ASEAN. Se está negociando un acuerdo de colaboración y cooperación. La Unión es el quinto mayor socio comercial de Brunéi, principalmente de maquinaria, vehículos de motor y productos químicos.

Brunéi está gobernado por el sultán Hassanal Bolkiah, sin que exista liberalización política. Entre 2013 y 2016 se reformó el Código Penal, incorporando un nuevo enfoque basado en la saría. La economía del país se basa en los sectores del petróleo y el gas. La actividad diplomática principal de Brunéi se desarrolla en el ámbito multilateral regional, especialmente dentro de la ASEAN.

k.Laos

Las relaciones entre la UE y Laos se basan en el Acuerdo de Cooperación de 1997. Desde entonces, el Gobierno de Laos ha considerado a la Unión un socio comercial y de ayuda al desarrollo más que un socio político. La Unión asignará 207 millones de euros a Laos para el período 2014-2020.

Este país es beneficiario del régimen «Todo Menos Armas» de la Unión, y en los últimos años el comercio ha experimentado un crecimiento rápido.

Laos cuenta con un régimen de partido único desde que acabara la guerra civil en 1975. El rápido desarrollo económico, junto con el mantenimiento de un extenso aparato de seguridad interna del país, han asegurado la posición del Partido Popular Revolucionario de Laos, que se mantiene en el poder en el país ejerciendo un estricto control. Todos los demás partidos políticos están prohibidos y no suponen una amenaza para el Gobierno, ya que la disidencia se reprime duramente. Los oponentes son principalmente la etnia hmong y los expatriados en Tailandia y los EE. UU., que también son principalmente hmong pero, asimismo, de etnias de Laos.

El 8.º Plan Nacional de Desarrollo Socioeconómico (2016-2020) de Laos se centra en un elevado crecimiento económico con el objetivo general de cumplir los criterios para poder adquirir el estatuto de «país menos desarrollado» (PMD) en 2020. Laos está intensificando sus relaciones políticas y económicas con China y con otros países del Sudeste Asiático para impulsar las inversiones, sobre todo en infraestructuras y presas hidroeléctricas a lo largo del río Mekong.

l.Malasia

En 2015 la Unión y Malasia concluyeron las negociaciones para un acuerdo de colaboración y cooperación, y actualmente están negociando un acuerdo de libre comercio, pero las negociaciones se han suspendido temporalmente a petición de Malasia. Se está ultimando un análisis para evaluar las perspectivas de reanudación de las negociaciones. La Unión es el tercer mayor socio comercial de Malasia. La cooperación al desarrollo de la Unión se centra en el desarrollo sostenible y el medio ambiente, la investigación y el desarrollo tecnológico, los programas de migración y asilo, los derechos humanos y la abolición de la pena de muerte.

Las próximas elecciones parlamentarias están previstas para finales de 2018. La oposición está dividida y los sondeos dan buenos resultados a la coalición en el poder.

[1]Tribunal de Justicia de la Unión Europea, Dictamen n.º 2/15 de 16.5.2017, ECLI:EU:C:2017:376.
http://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/?uri=CELEX:62015CV0002(01)

Jorge Soutullo / Anna Saarela

09/2017