Ciudadanos: derechos fundamentales, seguridad y justicia

Los ciudadanos de la Unión Europea tienen derecho a circular, vivir y trabajar en todo el territorio de la Unión. Para garantizar la plena aplicación de dichos derechos se ha creado un sistema eficaz y en constante evolución. La Carta de los Derechos Fundamentales reúne en un mismo texto todos los derechos de las personas agrupándolos en torno a varios principios fundamentales: la dignidad humana, las libertades fundamentales, la igualdad, la solidaridad, la ciudadanía y la justicia. Todos los ciudadanos tienen derecho a presentar una petición al Parlamento Europeo sobre cualquier cuestión que entre dentro del ámbito de competencias de la Unión. La Iniciativa Ciudadana Europea permite a los ciudadanos promover la adopción de actos legislativos que consideren necesarios para los fines de la aplicación de los Tratados. El Tratado de Lisboa introdujo nuevos elementos en relación con el espacio de libertad, seguridad y justicia, en particular un procedimiento de toma de decisiones más eficaz y democrático, mayores competencias para el Tribunal de Justicia de la Unión Europea y un nuevo cometido para los Parlamentos nacionales.