MÁS CERCA DE LOS CIUDADANOS, MÁS CERCA DE LA VOTACIÓN 

El Eurobarómetro de primavera de 2019 del Parlamento, realizado tres meses antes de las elecciones europeas, muestra un apoyo firme y continuado a la Unión Europea. A pesar de los retos de los últimos años —y en casos como el del debate en curso en torno al Brexit, posiblemente incluso a causa de este— no parece haberse debilitado el sentimiento europeo de unidad. El 68 % de los encuestados de toda la EU-27 cree que sus países se han beneficiado de formar parte de la UE.

En el marco de un apoyo estable y consolidado al proyecto europeo, que contrasta con la persistente sensación de que las cosas van por mal camino, las elecciones europeas representan claramente una oportunidad crucial para que los ciudadanos de toda la UE decidan sobre la Unión Europea en la que desean vivir.

Al mismo tiempo, las elecciones se enfrentan al desafío de una opinión pública más dispersa que nunca y de un nivel aún bastante elevado de indecisión entre los votantes potenciales.

Mediante una serie de preguntas relacionadas con las elecciones, la encuesta no solo muestra que los europeos han empezado a anotar la fecha de las elecciones en su calendario, sino que también se sienten más convencidos de que su voz puede influir realmente en el futuro de la UE.

En este contexto, la batalla de la participación activa en las próximas elecciones europeas todavía no está ganada. Un tercio de la población oscila entre la duda y la probabilidad moderada de acudir a votar en un contexto cambiante de prioridades.

En la actualidad, la situación económica y las perspectivas de empleo vuelven a situarse a la cabeza de los asuntos que preocupan a los europeos, mientras que las cuestiones relacionadas con la migración no son tan apremiantes como hace seis meses y el cambio climático y la protección del medio ambiente siguen ascendiendo puestos en las listas de temas prioritarios para estas elecciones.

La razón principal mencionada por el 44 % de los europeos para votar en las elecciones europeas es que es su deber como ciudadanos. Aparte de esta razón, hay otras cinco mencionadas por más de una quinta parte de los encuestados, y todas tienen que ver con la participación en la vida democrática: los encuestados votarán porque suelen votar en las elecciones políticas y porque se sienten ciudadanos de la Unión Europea. Otros motivos igualmente importantes de los encuestados para votar son que consideran que pueden cambiar las cosas votando en las elecciones al Parlamento Europeo y que quieren apoyar a la Unión Europea o a un partido político.