Presentación

Entender las delegaciones

Las delegaciones del Parlamento Europeo son grupos oficiales de diputados que desarrollan relaciones con los parlamentos de países, regiones u organizaciones que no pertenecen a la Unión.

En reuniones periódicas en Bruselas y Estrasburgo, los miembros de las delegaciones debaten la situación en los países socios y los vínculos entre los socios y la Unión. Las delegaciones invitan a expertos que trabajan fuera del Parlamento Europeo (en embajadas o universidades, por ejemplo, o en el servicio diplomático de la Unión) a fin de que impartan conferencias y para intercambiar puntos de vista con los eurodiputados.

A menudo las delegaciones convocan a invitados cuyas voces, de lo contrario, tal vez no podrían hacerse oír: componentes de la oposición política o de la sociedad civil. Sus presentaciones amplían los conocimientos de los diputados durante reuniones breves (con frecuencia de solo una hora).

Las delegaciones también organizan «reuniones interparlamentarias» en las que tienen la oportunidad de debatir directamente con los representantes electos de los países sobre los que trabajan.

Estas reuniones tienen lugar, como máximo, dos veces al año y duran varias horas o varios días. Se produce una alternancia en el lugar que acoge las reuniones: para una reunión, los diputados al PE viajarán fuera de la Unión, al otro parlamento; y para la siguiente reunión, los eurodiputados acogerán a sus invitados en el Parlamento Europeo.

Cuando los eurodiputados viajan fuera de la Unión para estas reuniones, también intentan reunirse con personas ajenas al parlamento y visitar proyectos financiados por la UE.

Las delegaciones permanentes

En la actualidad, el Parlamento Europeo cuenta con 44 delegaciones permanentes. Su número podría cambiar en la siguiente legislatura, que se iniciará en 2019. El Parlamento también puede decidir crear delegaciones ad hoc para centrarse mientras tanto en un ámbito concreto.

Justo después de las últimas elecciones, el Parlamento aprobó una Resolución sobre la composición numérica de las delegaciones interparlamentarias. En ella, se enumeran las delegaciones operativas en la presente legislatura y el número de diputados que incluye cada una.

De una legislatura a la siguiente, la distribución y el tamaño de las delegaciones pueden variar significativamente. Por ejemplo, en la legislatura anterior (2009-2014), una sola delegación se ocupaba de Albania, Bosnia y Herzegovina, Serbia, Montenegro y Kosovo; mientras que, desde mediados de 2009, cuatro delegaciones distintas cubren estos países.

Composición

Las delegaciones más numerosas suelen ser las que participan en «asambleas parlamentarias», que agrupan a varios parlamentos.

Por ejemplo, 78 eurodiputados forman la delegación del Parlamento Europeo al foro que reúne dos veces al año a todos los parlamentos de los países del grupo África, Caribe y Pacífico (ACP). Cuando estos diputados viajan a la asamblea, se reúnen con 78 parlamentarios, uno por cada uno de los 78 países del grupo ACP.
Sin embargo, una delegación tan numerosa no es habitual, puesto que la mayor parte de las delegaciones del Parlamento cuenta con 15 miembros o menos. Las más pequeñas tienen solo 8 miembros.

Sea cual sea su tamaño, todas las delegaciones presentan la misma estructura: tienen un presidente y dos vicepresidentes, elegidos por la delegación. Todos los miembros de la delegación son designados por los grupos políticos del Parlamento, y la composición de la delegación refleja el equilibrio político general de la cámara.
Todos los diputados son miembros de alguna delegación. Algunos pertenecen a más de una.

Reglamento interno

Las delegaciones deben respetar unas normas estrictas definidas en un documento oficial titulado «Disposiciones reguladoras relativas a las actividades de las delegaciones y las misiones fuera de la Unión». En dicho texto se determina el objetivo general de las delegaciones: «mantener y profundizar los contactos con los Parlamentos de los Estados que son socios tradicionales de la Unión Europea y [...] fomentar en los terceros países los valores en los que se basa la Unión Europea».

Dichas disposiciones describen también cómo deben trabajar las delegaciones y las comisiones del Parlamento, y de qué manera su funcionamiento debe respetar las posiciones y las normas del Parlamento.

Con el fin de mantener los costes dentro de ciertos límites, el número de diputados que viajan fuera de la Unión está también bajo un control estricto y todos los viajes requieren una autorización previa.

Presentación y competencias 

Las delegaciones mantendrán y desarrollarán los contactos internacionales del Parlamento, y ayudarán a reforzar el papel y la visibilidad de la Unión Europea en el mundo.

En este contexto, las actividades de una delegación se centrarán, por un lado, en mantener y profundizar los contactos con los Parlamentos de los Estados que son socios tradicionales de la Unión Europea y, por otro, en contribuir a fomentar en los terceros países los valores en los que se basa la Unión Europea, es decir, los principios de libertad, democracia, respeto de los derechos humanos y de las libertades fundamentales y el Estado de Derecho (artículo 6 del Tratado de la Unión Europea).

Los contactos internacionales del Parlamento se basarán en los principios del Derecho internacional público.

El objetivo de los contactos internacionales del Parlamento será impulsar, siempre que sea posible y procedente, la dimensión parlamentaria de las relaciones internacionales.

(Artículo 3 de las Disposiciones de ejecución relativas a las actividades de las delegaciones, aprobadas por la Conferencia de Presidentes el 29 de octubre de 2015)