Procedimiento : 2014/2255(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A8-0241/2015

Textos presentados :

A8-0241/2015

Debates :

PV 08/09/2015 - 13
CRE 08/09/2015 - 13

Votaciones :

PV 09/09/2015 - 8.13
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P8_TA(2015)0309

INFORME     
PDF 391kWORD 124k
23.7.2015
PE 557.126v02-00 A8-0241/2015

sobre el Informe sobre la puesta en práctica, los resultados y la evaluación general del Año Europeo del Envejecimiento Activo y de la Solidaridad Intergeneracional (2012)

(2014/2255(INI))

Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

Ponente: Eduard Kukan

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTIO EUROPEO
 EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
 RESULTADO DE LA VOTACIÓN EN COMISIÓN
 VOTACIÓN FINAL NOMINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTIO EUROPEO

sobre el Informe sobre la puesta en práctica, los resultados y la evaluación general del Año Europeo del Envejecimiento Activo y de la Solidaridad Intergeneracional (2012)

(2014/2255(INI))

El Parlamento Europeo

–       Vista la Decisión nº 940/2011/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 14 de septiembre de 2011, sobre el Año Europeo del Envejecimiento Activo y de la Solidaridad Intergeneracional (2012)(1),

–       Vista la Directiva 2000/78/CE del Consejo, de 27 de noviembre de 2000, relativa al establecimiento de un marco general para la igualdad de trato en el empleo y la ocupación(2),

–       Vista la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea y, en particular, artículo 25 sobre los derechos de las personas mayores,

–       Visto el Informe final de la Comisión sobre la Cumbre Europea sobre Innovación para el Envejecimiento Activo y Saludable, de 9 y 10 de marzo 2015,

–       Visto el documento de información de la Comisión, de 23 de febrero de 2015, titulado «Crecimiento de la economía plateada en Europa»,

–       Visto el Informe de la Comisión, de 15 de septiembre de 2014, sobre la puesta en práctica, los resultados y la evaluación general del Año Europeo del Envejecimiento Activo y de la Solidaridad Intergeneracional (2012) (COM(2014)0562),

–       Visto el Informe de la Comisión titulado «Informe sobre el envejecimiento 2015. Proyecciones económicas y presupuestarias para los 28 Estados miembros de la UE (2013-2060)» (European Economy 3|2015),

–       Visto el Informe de la Comisión, de 17 de enero de 2014, titulado «Informe conjunto sobre la aplicación de la Directiva 2000/43/CE del Consejo, de 29 de junio de 2000, relativa a la aplicación del principio de igualdad de trato de las personas independientemente de su origen racial o étnico («Directiva de igualdad racial») y la Directiva 2000/78/CE del Consejo, de 27 de noviembre de 2000, relativa al establecimiento de un marco general para la igualdad de trato en el empleo y la ocupación («Directiva de igualdad en el empleo»)» (COM(2014)0002),

–       Vista la Comunicación de la Comisión, de 20 de febrero de 2013, titulada «Hacia la inversión social para el crecimiento y la cohesión, incluida la ejecución del Fondo Social Europeo 2014-2020» (COM(2013)0083),

–       Vista la Hoja de ruta de la Comisión para la aplicación del paquete de inversión social en 2014,

–       Visto el Libro Blanco de la Comisión, de 16 de febrero de 2012, titulado «Agenda para unas pensiones adecuadas, seguras y sostenibles» (COM(2012)0055),

–       Vista la Comunicación de la Comisión, de 29 de febrero de 2012, titulada «Llevar adelante el Plan Estratégico de Aplicación de la cooperación de innovación europea sobre el envejecimiento activo y saludable» (COM(2012)0083),

–       Vista la Declaración del Consejo, de 7 de diciembre de 2012, sobre el Año Europeo del Envejecimiento Activo y de la Solidaridad Intergeneracional (2012): estrategia futura,

–       Visto el Informe elaborado conjuntamente por el Comité de Protección Social y la Comisión, de 10 de octubre de 2014, titulado «Una protección social adecuada a las necesidades de atención a largo plazo de una sociedad que envejece»,

–       Visto el Informe de la Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y de Trabajo (Eurofound), de 31 de octubre de 2014, sobre el acceso a la asistencia sanitaria en épocas de crisis,

–       Visto el trabajo que está realizando en la actualidad el Grupo de trabajo de las Naciones Unidas sobre Envejecimiento encaminado a elaborar una convención sobre la protección de los derechos de las personas mayores,

–       Visto el Informe de síntesis de la Fundación Eurofound titulado «Preferencias laborales tras la década de los 50», de 2014,

–       Visto el documento de la Fundación Eurofound titulado «Empleo sostenible – Hacia una vida laboral mejor y más larga», de diciembre de 2014,

–       Visto el análisis en profundidad del Servicio de Estudios del Parlamento Europeo, de marzo de 2015, titulado «Año Europeo del Envejecimiento Activo y de la Solidaridad Intergeneracional (2012)»,

–       Visto el Informe final de Ecorys, de 15 de abril de 2014, sobre la evaluación del Año Europeo del Envejecimiento Activo y de la Solidaridad Intergeneracional,

–       Vista la Hoja de ruta de la coalición de las partes interesadas en el Año Europeo 2012 para el Año Europeo del Envejecimiento Activo y de la Solidaridad Intergeneracional (Año Europeo 2012) y siguientes, de 10 de diciembre de 2012,

–       Visto el Eurobarómetro especial 378, de enero de 2012, titulado «Envejecimiento activo»,

–       Vista su Resolución, de 4 de julio de 2013, sobre el impacto de la crisis en el acceso de los grupos vulnerables a la asistencia(3),

–       Vista su Resolución, de 21 de mayo de 2013, sobre una agenda para unas pensiones adecuadas, seguras y sostenibles(4),

–       Vista su Resolución, de 11 de noviembre de 2010, sobre los retos demográficos y la solidaridad entre las generaciones,(5)

–       Visto el artículo 52 de su Reglamento,

–       Visto el informe de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales (A8-0241/2015),

A.     Considerando que el objetivo del Año Europeo del Envejecimiento Activo y de la Solidaridad Intergeneracional (Año Europeo 2012) era aumentar la concienciación sobre el valor del envejecimiento activo, estimular el intercambio de información, fomentar políticas de envejecimiento activo y crear un marco para acciones concretas de la Unión, de sus Estados miembros y de todas las partes interesadas del sector público y el sector privado;

B.     Considerando que las previsiones para 2050 indican que la media de edad de la población de la UE será superior a los 50 años;

C.     Considerando que la Unión se enfrenta a cambios demográficos, sociales y estructurales sin precedentes que exigen una reacción inmediata; que el envejecimiento general de la población va acompañado de un aumento de las necesidades sociales, asistenciales y sanitarias de las personas mayores y de sus familias y que la calidad y sostenibilidad a largo plazo de los servicios públicos de la UE dependerán en gran medida de las acciones que se emprendan en los próximos años;

D.     Considerando que el aumento de la esperanza media de vida debe considerarse como una conquista de la civilización y un factor de avance social;

E.     Considerando que en el año 2006 se creó una Red de Regiones del Cambio Demográfico, del que forman parte unas 40 regiones europeas, y que su objetivo es sensibilizar sobre la importancia de desafíos para la UE y su cohesión económica y social como el envejecimiento y la pérdida de población;

F.     Considerando que el número medio de hijos por mujer en la UE es inferior al umbral de renovación de las generaciones, que la crisis económica ha contribuido a la reducción de la natalidad, y que la esperanza de vida podría aumentar en otros cinco años en 2050;

G.     Considerando que el envejecimiento activo es uno de los grandes retos del siglo XXI;

H.     Considerando que, junto al fenómeno del envejecimiento, cada vez son más las regiones europeas en las que se están produciendo un declive demográfico provocado por un descenso de la natalidad, al que se añade un descenso de la población, una tasa elevada de envejecimiento, de dependencia y de reducción de la población activa; y que todos estos fenómenos se agravan en las zonas rurales de esas regiones, pues a menudo se produce un abandono de la población rural en favor de las ciudades grandes y medianas;

I.      Considerando que el envejecimiento activo y la solidaridad intergeneracional son fundamentales para lograr los objetivos y metas de la Estrategia Europa 2020 y alcanzar una Europa competitiva, próspera e integradora;

J.      Considerando que el éxito de las políticas de envejecimiento activo está fuertemente vinculado a la eficacia de una serie de políticas de no discriminación, protección social, inclusión social y salud pública desarrolladas a lo largo del ciclo de vida de los ciudadanos y trabajadores de la UE;

K.     Considerando que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el término «activo» hace referencia a una participación continua en las cuestiones sociales, económicas, culturales, espirituales y cívicas, no solo a la capacidad de estar físicamente activo o de participar en el mercado laboral, y que, por tanto, las personas mayores que se jubilan y las que se jubilan por discapacidad o enfermedad pueden seguir desempeñando un papel activo en sus familias, sus semejantes, sus comunidades y sus naciones;

L.     Considerando que se necesita un enfoque holístico, teniendo en cuenta los diferentes elementos que contribuyen a hacer que el empleo sea sostenible a lo largo de la vida para todas las personas y para la sociedad en su conjunto;

M.    Considerando que los diferentes grupos de trabajadores experimentan condiciones laborales distintas, que conducen a desigualdades en materia de salud laboral;

N.     Considerando que existen discrepancias visibles entre los Estados miembros y las entidades regiones y locales en cuanto a las políticas de envejecimiento activo y de protección social en la vejez, infraestructuras de apoyo y recursos presupuestarios;

O.     Considerando que el envejecimiento activo y saludable crea nuevas necesidades sociales, requiere inversiones en servicios públicos muy variados, existentes y por crear, y, sin duda, en el ámbito de la salud y de los cuidados geriátricos, y abre nuevas posibilidades en el ámbito del disfrute y la prolongación de los tiempos de ocio y descanso;

P.     Considerando que la crisis financiera y económica ha repercutido en los niveles de pobreza de las personas mayores y que la pobreza o el riesgo de pobreza y exclusión social no solo suponen riesgos sanitarios, sino que también obstaculizan cualquier posibilidad de envejecimiento activo;

Q.     Considerando que existen aproximadamente 125 000 fondos de pensiones en toda la UE, con activos por valor de 2,5 billones de euros de aproximadamente 75 millones de europeos, que representan el 20 % de la población activa de la UE;

R.     Considerando que uno de los principios básicos de una sociedad humana es la solidaridad intergeneracional; que la prolongación de la esperanza de vida contribuye a incrementar la importancia de las relaciones intergeneracionales; que la economía y la sociedad necesitan la experiencia vital, el compromiso y la riqueza de ideas de todas las generaciones para alcanzar sus objetivos;

S.     Considerando que la participación activa en el aprendizaje permanente y en programas deportivos contribuye en gran medida a crear una verdadera cultura de envejecimiento activo permitiendo que la población no solo adapte a lo largo de su vida sus competencias a los requisitos cambiantes del mercado laboral sino que también se mantenga sana, activa y participe en la sociedad en un sentido más general;

T.     Considerando que las mujeres mayores representan el 20 % de la población de la UE y que este porcentaje seguirá aumentando de acuerdo con las tendencias demográficas actuales; que en la mayoría de los Estados miembros de la UE las mujeres mayores corren un peligro mayor que los hombre de caer en la pobreza, toda vez que la media entre las mujeres alcanza el 21 % y la de los hombres es del 16 %; que la brecha pensional entre los hombres y las mujeres en la UE es del 39 %;

U.     Considerando que las tecnologías accesibles pueden permitir y facilitar el acceso al mercado laboral, una vida independiente y participación en todos los aspectos de la sociedad; que, hoy en día, no obstante, más del 69 % de las personas que carecen de conocimientos informáticos básicos superan los 55 años de edad; y que como consecuencia de la falta de accesibilidad, la rápida evolución de las TIC y la pobre alfabetización digital, muchas personas mayores y personas con discapacidad corren el gran riesgo de no aprovechar plenamente el futuro mercado único digital;

1.      Reconoce que el Año Europeo 2012 proporcionó un impulso político importante que contribuyó a abrir el debate sobre los retos del envejecimiento activo y la solidaridad intergeneracional en Europa;

2.      Define la justicia intergeneracional como la distribución uniforme de los beneficios y las cargas entre generaciones; considera que una convivencia eficaz entre las generaciones debe basarse en la solidaridad y caracterizarse por el respeto mutuo, la responsabilidad y la buena disposición a la ayuda;

3.      Toma nota de que los objetivos específicos del Año Europeo 2012 se lograron parcialmente, habiéndose obtenido los mejores resultados en el ámbito de las iniciativas y actos de concienciación;

4.      Toma nota y acoge con satisfacción el hecho de que con los actos e iniciativas del Año Europeo 2012 haya quedado claro que las personas de mayor edad no son una carga, sino que, por su experiencia, su vida productiva y su conocimiento, representan un beneficio para la economía y la sociedad;

5.      Señala que el Año Europeo 2012 logró su objetivo de movilizar a los actores pertinentes en torno al envejecimiento activo y la solidaridad intergeneracional; considera, no obstante, lamentable que el objetivo de establecer nuevas redes para compartir recursos, proyectos e ideas entre el sector público, el privado y la sociedad civil, rara vez se lograra; lamenta que la participación de los interlocutores sociales fuera variable y que no se llegara de manera significativa a las empresas privadas; subraya la necesidad de mejorar el desarrollo de la capacidad para promover la participación activa de la tercera edad en la sociedad;

6.      Se congratula por el hecho de que el Año Europeo 2012 haya contribuido a perfeccionar los programas de políticas nacionales sobre el envejecimiento activo, estimulado el intercambio de buenas prácticas entre los Estados miembros, aumentado el número de iniciativas para promover el envejecimiento activo y mejorado los conocimientos y competencias de las partes interesadas;

7.      Recalca que se necesitan estadísticas fiables sobre la situación de las personas mayores y los cambios demográficos para elaborar estrategias de envejecimiento activo mejor orientadas y eficaces; pide a la Comisión que garantice la recopilación de datos completos de gran calidad sobre el estatus social de las personas mayores, su salud, derechos y nivel de vida;

8.      Considera muy importante que las iniciativas puestas en marcha por los Estados miembros como parte del Año Europeo 2012 tengan un seguimiento y se transformen en un compromiso político firme seguido de acciones concretas para garantizar la inclusión social y el bienestar de todas las generaciones al tiempo que se respeta el principio de subsidiariedad y proporcionalidad; recuerda que la legislación de la UE en materia de políticas de envejecimiento debe aplicarse realmente para combatir y evitar discriminaciones tanto de las personas jóvenes como de las personas mayores en todos los ámbitos de la vida;

9.      Subraya la necesidad de intensificar el triángulo de coordinación constituido por el nivel de toma de decisiones (incluidos los niveles de la Unión, nacional, regional y local), la sociedad civil y el sector privado, incluidas las industrias que proporcionan bienes y servicios innovadores que apoyan la vida independiente;

10.    Pide a la Comisión Europea que efectúe un estudio sobre el declive demográfico que afecta a un número creciente de regiones de varios Estados miembros de la Unión Europea y que elabore una comunicación sobre este problema y sobre las medidas que se podrían tomar a nivel europeo, así como a nivel de los Estados miembros y de las regiones afectadas, para afrontar el reto del declive demográfico.

11.    Destaca que las regiones con desventajas naturales o demográficas graves y permanentes como, por ejemplo, las regiones con escasa densidad de población, las regiones insulares y las de montaña, sufren especialmente de los problemas asociados al envejecimiento, y disponen de menos medios e infraestructuras para promover un envejecimiento activo; pide que se estudie la conveniencia de planes de dinamización para revertir el proceso de envejecimiento, generalmente agravados por procesos paralelos de despoblación, que sufren muchas de estas regiones y que puede llegar a poner en peligro la supervivencia de estas zonas;

12.    Considera lamentable que la relativamente tardía aprobación del Año Europeo 2012 se tradujera en retrasos de contratación y de ejecución, como resultado de los cuales algunos actos, como la iniciativa «Día del Potencial de las Personas Mayores», no aprovecharon su pleno potencial; observa que se ha destinado un presupuesto menor al Año Europeo 2012 que a Años Europeos anteriores y, por tanto, se han destinado menos recursos a la ejecución de los objetivos del Año Europeo 2012;

13.    Recuerda que el envejecimiento activo es asimismo el proceso de optimización de las oportunidades de salud y participación en la sociedad con el fin de mantener un buen nivel y calidad de vida a medida que las personas envejecen; considera que las políticas en materia de envejecimiento activo deben aumentar el potencial de bienestar físico, social y mental de las personas a lo largo de sus vidas a fin de permitirles una mejor inclusión social y una mayor participación en la sociedad; subraya que un envejecimiento activo implica, también, un mejor acceso a servicios sanitarios, de atención a largo plazo y sociales, que han debido hacer frente a presiones en algunos casos durante la crisis, y al aprendizaje permanente, la participación en actividades sociales y culturales, la mejora de las infraestructuras sociales existentes, como los hogares y centros de día, la eliminación de la discriminación por razones de edad y los estereotipos, acciones para luchar contra la pobreza y la exclusión social y un mayor conocimiento del valor del envejecimiento activo y saludable;

14.    Recomienda a todos los Estados miembros que, a través de sus sistemas de seguridad social, promuevan y potencien infraestructuras geriátricas (hogares, centros de día y ayuda a domicilio) públicas y de calidad, en las que la persona mayor sea vista como un agente activo y no pasivo en las iniciativas en las que participa;

15.    Considera que es necesario elaborar una estrategia europea sobre la demencia, que debe incluir medidas de asistencia para las familias de los pacientes, campañas informativas, de sensibilización e intercambio de mejores prácticas entre los Estados miembros;

16.    Pide a la Comisión que estudie el preocupante problema del desempleo entre las personas de más de 50 años y el del desempleo a largo plazo en constante aumento, y que, en conjunción con los Estados miembros, las entidades regionales y locales y los interlocutores sociales, estudie las circunstancias y la situación personal en la que se encuentran las personas mayores desempleadas, y desarrolle instrumentos eficaces para mantener en el mercado laboral a los trabajadores que se inscriben en esta categoría vulnerable, brindando oportunidades para el aprendizaje permanente y la recualificación de las competencias, programas de formación en el trabajo y programas de formación accesibles y abordables, y que se promueva la formación intergeneracional y la transferencia de conocimientos en el lugar de trabajo para todos;

17.    Hace hincapié en que deberían tenerse en cuenta, en este contexto, en particular, programas tales como una «tutoría generacional», en los que se promueva el intercambio entre expertos de mayor edad con la generación joven en el entorno laboral y la formación; señala que en el proceso laboral debería prestarse apoyo a los equipos en los que figuran personas con distintas edades y que deberían recompensarse los proyectos excelentes; considera que los Estados miembros podrían crear incentivos para contratar a trabajadores de más edad y que, con carácter general, los trabajadores de más edad no deberían recibir un trato menos favorable que los más jóvenes en el ámbito de la formación continua profesional y empresarial; hace hincapié, en particular, en la importancia que reviste adaptar los lugares de trabajo a las necesidades de los trabajadores de más edad y dar más oportunidades a las personas mayores para que trabajen a tiempo parcial en consonancia con sus preferencias, así como facilitar una vida profesional más larga a quienes quieran y puedan trabajar más tiempo; considera que deberían adoptarse planes especiales de jubilación en relación con los desempleados de larga duración de más edad que conjuguen la necesaria estabilidad social de estas personas con la de los sistemas de seguridad social;

18.    Considera lamentable que las personas mayores sigan siendo objeto a menudo de discriminación y que estén expuestas a estereotipos y barreras por motivos de edad; pide a los Estados miembros, por lo tanto, que apliquen de manera correcta y sin demora la Directiva 2000/78/CE relativa al establecimiento de un marco general para la igualdad de trato en el empleo y la ocupación; toma nota de que la propuesta de Directiva sobre la igualdad de trato(6) haya estado bloqueada en el Consejo desde 2008 y pide a los Estados miembros que encuentren una solución en el plazo más breve posible;

19.    Rechaza enérgicamente, no obstante, la consideración de las políticas de envejecimiento activo únicamente como un instrumento para mantener la empleabilidad de los trabajadores mayores e insta a los Estados miembros a que realicen todas las evaluaciones y esfuerzos necesarios para adoptar un enfoque basado en el ciclo de vida y, si procede, a que reformen el régimen de pensiones, al mismo tiempo que hagan todo lo posible por estabilizar las normas de jubilación, teniendo en cuenta las tasas de desempleo reales entre la población de más de 50 años antes de cambiar la edad obligatoria de jubilación; considera que vincular la edad de jubilación únicamente a la esperanza de vida supone no tener en cuenta la importancia de las tendencias del mercado laboral y, por tanto, no debería ser el único instrumento que se utilice para abordar el desafío que plantea el envejecimiento de la sociedad; piensa que, por el contrario, mediante la legislación en materia de protección del empleo y sistemas de formación de salarios, los Estados miembros deberían apoyar la contratación de trabajadores mayores, en particular antes de su edad legal de jubilación, toda vez que el desempleo tendría consecuencias negativas adicionales sobre sus ingresos por jubilación, y que los Estados miembros deberían velar por unos sistemas de protección social sostenibles;

20.    Pide a los Estados miembros que garanticen la sostenibilidad de los

sistemas públicos de pensiones y garanticen derechos de pensión individuales y adecuados a todos los ciudadanos para garantizar unas condiciones de vida dignas en la vejez, también para quienes hayan interrumpido su actividad laboral por motivos concretos, principalmente las mujeres; destaca la importancia de una supervisión adecuada y de auditorías independientes de los fondos de pensiones para garantizar pensiones seguras y sostenibles;

21.    Subraya que las personas mayores deben tener la posibilidad de cumplir una misión de ayuda voluntaria y muy importante en sus familias y hace hincapié en el importante papel que desempeñan las personas mayores como voluntarios.

22.    Subraya la importancia de tecnologías accesibles para las sociedades europeas envejecidas y pide a la Comisión que elabore una estrategia inclusiva para el mercado único digital garantizando la integración de la accesibilidad en toda la estrategia y su vinculación con la promoción de la «economía plateada» en Europa;

23.    Se congratula por el hecho de que el envejecimiento activo y saludable sea una de las prioridades en materia de inversión del Fondo Social Europeo para el periodo de programación 2014-2020, como se establece en el Reglamento (UE) nº 1304/2013; pide a los Estados miembros que utilicen de forma eficaz los recursos asignados; recuerda que la financiación de proyectos para promover el envejecimiento activo puede hacerse también en el marco de programas como los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (Fondos EIE), Horizonte 2020, el Programa para el Empleo y la Innovación Social (EaSI) y el Programa de Salud; pide una mayor coordinación entre los programas y los distintos instrumentos puestos a disposición por la UE en materia de promoción del envejecimiento activo y la solidaridad intergeneracional, y pide, en consonancia con las prioridades de Horizon 2020, que se establezca una prioridad europea en materia de investigación titulada «Applied Health and Active-Aging Sciences» (ciencias aplicadas a la salud y al envejecimiento activo);

24.    Pide a los Estados miembros que utilicen la financiación disponible del Fondo Social Europeo, los Fondos EIE y el programa EaSI para proporcionar ayuda financiera a los programas de autoasistencia de las organizaciones de personas mayores, que comparten su energía, conocimiento, experiencias y sabiduría y ayudan a quienes lo necesitan, contribuyendo, de este modo, a un envejecimiento activo y saludable y a una vida independiente durante más tiempo;

25.    Recuerda la revisión del presupuesto de 2010 de la Comisión, que identificó el «valor añadido europeo» como uno de sus principios centrales; insiste en que este principio debe representar la piedra angular de todo el gasto y que la financiación de la UE, en particular la financiación con cargo al FSE, no debe usarse para subvencionar enfoques nacionales sino para ofrecer apoyo adicional a los programas de envejecimiento activo de los Estados miembros;

26.    Pide a la Comisión y a los Estados miembros que mejoren la orientación de los fondos destinados al envejecimiento activo junto con la eficacia de la absorción de fondos; insta, además, a la Comisión a que estudie la viabilidad y el valor añadido de un nuevo instrumento financiero europeo para abordar el problema de la reintegración de los trabajadores de mediana edad despedidos;

27.    Pide a la Comisión Europea y a los Estados miembros que recopilen datos completos y fiables que permitan evaluar la eficiencia del gasto del FSE en los trabajadores mayores;

28.    Pide a la Comisión Europea que evalúe la viabilidad y el valor añadido de un nuevo instrumento financiero de la UE para garantizar una renta mínima a todos los ciudadanos de la UE que se encuentran por debajo del umbral de pobreza;

29.    Recomienda a los Estados miembros que diseñen y apliquen políticas y programas públicos que no solo mejoren la salud física, sino que también promuevan la salud psíquica y las relaciones sociales;

30.    Considera fundamental el apoyo a las personas mayores para que vivan de forma independiente y activa el mayor tiempo posible, tal y como se señala en el artículo 25 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea mediante el desarrollo y el mantenimiento de servicios de apoyo, asistencia y atención orientados a las personas y en función de la demanda y la mejora de la relación entre estos servicios; pide, en este contexto, a los Estados miembros que garanticen una atención sanitaria asequibles y no discriminatorios y que prioricen la prevención en sus políticas de atención sanitaria; solicita, por ello, a la Comisión Europea que aplique el Paquete de inversión social y mantenga un envejecimiento saludable y la adecuación y la calidad de los cuidados a largo plazo en un lugar destacado de la agenda política, así como que analice la asequibilidad de la atención sanitaria para las personas mayores, recopile datos sobre los tiempos de espera en los sistemas sanitarios de toda la UE y proponga directrices con respecto al periodo máximo de espera; considera fundamental promover la responsabilidad personal e individual en relación con la salud de cada uno mediante un refuerzo del nivel de información en materia de asistencia sanitaria y campañas nacionales de motivación, así como fomentar la cooperación en materia de alfabetización sanitaria a fin de facultar a los mayores para que cuiden de su salud; recuerda que debemos prestar más atención a las soluciones y herramientas tecnológicas innovadoras; reconoce , para terminar, la importancia de diseminar de manera eficaz la información relativa a los servicios locales y las prestaciones que contribuyen a este objetivo.

31.    Pide a la Comisión que realice un seguimiento de las conclusiones del informe conjunto titulado «Una protección social adecuada a las necesidades de atención a largo plazo de una sociedad que envejece» y que presente, sin demora, propuestas concretas;

32.    Considera que la prioridad debería ser la integración de las personas mayores en el seno de sus propias familiar; sugiere a la Comisión que estudie las posibilidades de la economía familiar y de su trabajo en relación con la atención a las personas mayores,

33.    Señala que un transporte público más eficaz es una de las máximas prioridades para las personas mayores a fin de crear entornos(7)adaptados a las personas mayores que apoyen una vida independiente y el acceso a servicios básicos; pide a la Comisión y a los Estados miembros que mejoren la accesibilidad e interoperabilidad de los sistemas de transporte;

34.    Acoge con satisfacción el documento de información de la Comisión titulado «Crecimiento de la economía plateada en Europa» y reitera la necesidad de desarrollar la «economía plateada», que atiende a los deseos y las necesidades de la población que envejece sobre la base de las oportunidades económicas que se derivan del gasto público y de los consumidores relacionado con la población que envejece y de productos, servicios, soluciones innovadoras y necesidades específicos, que se traducen en nuevos puestos de trabajo y crecimiento, teniendo en cuenta las necesidades de los grupos socioeconómicos más vulnerables;

35.    Toma nota de que el rejuvenecimiento unilateral de las plantillas no favorece la innovación, sino que representa un derroche de experiencia, conocimientos y competencias;

36.    Opina que las personas mayores deberían participan plenamente en la sociedad y que debería respaldarse su participación en la vida cotidiana y pública; considera, además, que debería alentarse un diálogo estructurado y un intercambio de experiencias entre los jóvenes y los mayores; destaca el papel de los proyectos intergeneracionales en este contexto; apoya, por otra parte, el derecho de las personas mayores a llevar una vida digna e independiente, tal como se enuncia en el artículo 25 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea; considera, asimismo, que debería garantizarse la participación política activa de los representantes de las generaciones jóvenes y mayores en todos los niveles de la UE, en todos los aspectos en que puedan verse afectados los intereses generacionales;

37.    Llama la atención, además, sobre el importante papel social que desempeñan los mayores al transmitir valores y experiencias a otras personas y determinar puntos de referencia sobre cómo desenvolverse en la vida social;

38.    Pide a la Comisión, al Consejo y a los Estados miembros que adopten una postura positiva en el Grupo de Trabajo de composición abierta sobre el Envejecimiento de las Naciones Unidas para garantizar que los ciudadanos mayores puedan disfrutar plenamente de sus derechos humanos; pide a la Comisión que coopere estrechamente con el experto independiente de las Naciones Unidas sobre los derechos de las personas mayores y con las organizaciones que representan a los mayores en la UE;

39.    Lamenta que los perfiles profesionales de las personas sean cada vez más volátiles e inciertos debido al trabajo temporal, el aumento de los contratos laborales a tiempo definido, el empleo marginal y el desempleo;

40.    Acoge con satisfacción el futuro Pacto sobre el cambio demográfico de la UE como un logro destacado del Año Europeo 2012 y de la cooperación de innovación europea sobre el envejecimiento activo y saludable; pide a la Comisión que identifique áreas dentro del presupuesto de la UE en las que se pueda ahorrar y mejorar la eficiencia a fin de facilitar fondos para el Pacto, que es una red abierta, amplia e independiente que reúne a partes interesadas locales y regionales que se han comprometido a abordar el cambio demográfico europeo mediante la promoción de entornos propicios para las personas mayores en estrecha cooperación con la Organización Mundial de la Salud (OMS);

41.    Pide a la Comisión que adopte una estrategia europea sobre el cambio demográfico para coordinar la acción de la UE en varios ámbitos a fin de asegurar sinergias y maximizar su impacto positivo en los ciudadanos, la economía y la creación de empleo en Europa, así como proteger los derechos humanos de las personas mayores en todas las políticas de la UE;

42.    Cree que los problemas demográficos no se están tratando de manera adecuada a escala europea; pide, por tanto, a las próximas presidencias del Consejo de la UE que vuelvan a incluir este punto en la agenda de la UE y elaboren respuestas políticas sólidas;

43.    Subraya que el cambio demográfico no puede utilizarse como pretexto para la supresión de los derechos y prestaciones sociales;

44.    Acoge con satisfacción las Orientaciones que han de guiar el envejecimiento activo y la solidaridad entre las generaciones, elaboradas conjuntamente por el Comité de Protección Social y el Comité de Empleo; acoge con satisfacción, en particular, el papel del Comité de Protección Social por permitir un intercambio directo de experiencias entre los Estados miembros, también por lo que respecta a la atención a largo plazo y las pensiones;

45.    Acoge con satisfacción el Índice de Envejecimiento Activo, que tiene por objeto captar el potencial sin aprovechar de las personas mayores con vistas a una participación más activa en el empleo y en la vida social y una vida independiente, junto con el proyecto de seguimiento en curso que está siendo dirigido por la Comisión junto con la Comisión Económica para Europa de las Naciones Unidas; anima a los Estados miembros a que fijen objetivos basados en el Índice de Envejecimiento Activo que se habrán de alcanzar mediante estrategias integrales de envejecimiento activo, y a que hagan un seguimiento de los progresos realizados para lograr dichos objetivos;

46.    Señala que el fomento de entornos propicios para las personas mayores es un instrumento fundamental para apoyar a los trabajadores y a los demandantes de empleo de mayor edad y para fomentar sociedades inclusivas que ofrezcan las mismas oportunidades para todos; acoge con satisfacción, en este sentido, el proyecto de gestión conjunta de la Comisión con la OMS destinado a adaptar la Guía Mundial de Ciudades Adaptadas a las Personas Mayores al contexto europeo;

47.    Cree que una Convención de las Naciones Unidas para proteger los derechos de las personas mayores mejorará las vidas de las personas mayores garantizándoles un acceso en igualdad de condiciones a los derechos políticos, económicos, sanitarios y culturales y que representaría una plataforma importante para producir un cambio de actitud con respecto al envejecimiento a nivel mundial;

48.    Pide a la Comisión que adopte un plan de acción contra los malos tratos infligidos a las personas de edad avanzada que analice el Marco Europeo de Calidad de los servicios de atención a largo plazo, desarrollado por la Organización de Mujeres para el Medio Ambiente y el Desarrollo (WEDO), y aborde el tema de los derechos de las personas mayores que necesitan cuidados y asistencia;

49.    Lamenta que la Comisión no haya abordado todavía las desigualdades en la aplicación de la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad y la Estrategia de discapacidad; por tanto, pide a la Comisión que fomente la concienciación y aborde la discriminación por razones de edad con respecto a los derechos de las personas mayores con discapacidad y garantice que la aplicación de la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad no deje de lado a los mayores;

50.    Pide a la Comisión que publique la esperada Ley europea de accesibilidad para garantizar que el transporte, la vivienda y los productos y servicios basados en las TIC, incluidos los ofrecidos dentro de la economía plateada, sean accesibles para las personas mayores;

51.    Pide a la Comisión que emita recomendaciones específicas por país que aborden la idoneidad, sostenibilidad y neutralidad de las reformas económicas en el ámbito del empleo, las pensiones, la inclusión social y la atención a largo plazo dentro del marco del Semestre Europeo; pide a la Comisión que evalúe mejor el impacto social de las reformas económicas, sobre todo en el contexto del envejecimiento demográfico;

52.    Subraya la importancia del voluntariado, que no es evidente, debiendo reconocerse, por ello, su valor añadido en mayor medida, que promueve el aprendizaje intercultural y la solidaridad intergeneracional, fomenta el envejecimiento activo y la participación social a lo largo de toda la vida y permite a las personas mayores colaborar en beneficio de la sociedad, mejorando de esa forma su calidad de vida, bienestar y estado general de salud; anima al desarrollo de enfoques más flexibles e inclusivos para la participación en programas de voluntariado; lamenta, en este contexto, la suspensión del programa Grundtvig, que apoyaba a los voluntarios mayores; resalta, en este sentido, la importancia de las redes europeas y transnacionales de asociaciones y entidades públicas y privadas orientadas a la integración de las personas mayores, que deberían recibir especial apoyo, e insta a la Comisión a que reconozca el valor de los programas de la UE que se han aplicado con éxito que combinaban la participación ciudadana con los intercambios de grupos en toda la UE, involucrando a las personas mayores.;

53.    Subraya que el objetivo de una política que responda a la equidad entre generaciones debe ser la creación de instrumentos para mantener un diálogo abierto y honesto entre generaciones para alcanzar una situación en la que todos salgan beneficiados; pide a la Comisión y a los Estados miembros que trabajen intensamente en estos instrumentos con el fin de generar solidaridad;

54.    Resalta la importancia de las empresas sociales, que contribuyen a proporcionar servicios a las personas mayores y a cuidar de su salud y su participación en la sociedad;

55.    Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión, así como a los Estados miembros.

(1)

DO L 246 E de 23.9.2011, p. 5.

(2)

DO L 303 E de 2.12.2000, p. 16.

(3)

Textos aprobados, P7_TA(2013)0328.

(4)

Textos aprobados, P7_TA(2013)0204.

(5)

DO C 74 E de 13.3.2012, p. 19.

(6)

Propuesta de Directiva del Consejo por la que se aplica el principio de igualdad de trato entre las personas independientemente de su religión o convicciones, discapacidad, edad u orientación sexual (COM(2008)0426).

(7)

Comisión Europea (2012). Eurobarómetro especial nº 378 sobre el envejecimiento activo.


EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

El Año Europeo del Envejecimiento Activo y la Solidaridad Intergeneracional

El año 2012 fue designado como el «Año Europeo del Envejecimiento Activo y de la Solidaridad Intergeneracional»(1). El objetivo general era facilitar la creación de una cultura del envejecimiento activo en Europa basada en una sociedad para todas las edades.

Los objetivos específicos eran los siguientes:

Aumentar la conciencia general sobre el valor del envejecimiento activo y sus distintas dimensiones;

2. Estimular el debate, intercambiar información y desarrollar el aprendizaje mutuo;

3. Ofrecer un marco para asumir compromisos y realizar acciones concretas;

4. Promover actividades que sirvan para luchar contra la discriminación por la edad, superar los estereotipos relacionados con la edad y eliminar las barreras.

La decisión sobre el Año Europeo 2012 fijó una dotación presupuestaria de cinco millones de euros para el período comprendido entre enero de 2011 y diciembre de 2012.

El concepto de envejecimiento activo

La Decisión 940/2011/UE(2) se remite a la siguiente definición de envejecimiento activo formulada por la Organización Mundial de la Salud: «el envejecimiento activo es el proceso en el que se optimizan las oportunidades de salud, participación y seguridad a fin de mejorar la calidad de vida de las personas a medida que envejecen. El envejecimiento activo permite que las personas realicen su potencial de bienestar físico, social y mental a lo largo de toda su vida y que participen en la sociedad, a la vez que se les proporciona una protección, una seguridad y unos cuidados adecuados cuando lo necesiten. De ahí que el fomento del envejecimiento activo exija un enfoque multidimensional, así como responsabilización y apoyo permanente entre todas las generaciones.».

El concepto de envejecimiento activo es más bien amplio y no consiste únicamente a mantener durante más tiempo a las personas empleadas. Está vinculando a varias políticas, como las de pensiones, salud y atención a largo plazo, empleo, TIC, lucha contra la discriminación, educación de adultos, transporte, accesibilidad, etc.

La puesta en práctica del Año Europeo 2012

El año 2012 se celebró a través de una serie de actos europeos y se otorgaron diversos premios con motivo del año. Además, dos resultados importantes del año fueron el Índice de Envejecimiento Activo y las Orientaciones que han de guiar el envejecimiento activo y la solidaridad intergeneracional. Los países participantes también diseñaron e implementaron programas nacionales. Los actos inaugurales involucraron al conjunto de los 4 500 participantes. Durante el Año se llevaron a cabo un total de 748 iniciativas nacionales y transnacionales, contando únicamente las que están incluidas en la base de datos de la UE. En términos de cobertura temática, la atención se centró en la reducción de la brecha intergeneracional, el apoyo a la participación social y la promoción de la salud y la atención sanitaria preventiva.

La perspectiva de género se tuvo en cuenta desde el inicio del Año Europeo 2012 y se incluyó en las actividades promovidas. En general, el Año Europeo 2012 fue liderado principalmente por las mujeres y los principales actos nacionales atrajeron e incluyeron a mujeres con más frecuencia que a hombres.

El Año Europeo 2012 abarcó una amplia variedad de problemas a los que se enfrentan las personas mayores en relación con la discapacidad, en especial la salud y la vida independiente. Las iniciativas abordaron la discapacidad, directa e indirectamente, tanto en la UE como en los Estados miembros. Las actividades del Año Europeo 2012 garantizaron la accesibilidad de los espacios donde tenían lugar los actos y proporcionaron facilidades tales como intérpretes de lenguaje de signos y transporte en varias ocasiones. El sitio web de la UE disponía de opciones para fuentes más grandes.

En gran medida, los planes hechos a principios del Año Europeo 2012 en los Programas Nacionales se respetaron en la mayoría de los países. Los mejores resultados se obtuvieron en la sensibilización a través de iniciativas y actos nacionales y a escala de la UE. El Año logró sus objetivos intermedios de fortalecimiento de las redes existentes, creación de sinergias y asociaciones entre niveles de gobierno y ámbitos políticos, promoción de políticas y estrategias a largo plazo, y puesta a disposición de las innovaciones tecnológicas, organizativas y sociales. No obstante, el objetivo de establecer nuevas redes rara vez se logró. El desarrollo de políticas nacionales, estrategias y programas integrales sobre el envejecimiento activo en diversos países evidencia el impacto político del Año Europeo 2012. El Año logró su objetivo de movilizar a los actores pertinentes en torno al envejecimiento activo y la solidaridad intergeneracional. No obstante, la participación de los interlocutores sociales fue variable y no se llegó, en gran medida, a las empresas privadas.

Los diversos actos a escala de la UE contribuyeron de forma importante a la consecución de los objetivos. Sin embargo, algunos de ellos no explotaron todo su potencial debido al retraso en el calendario de ejecución. El sitio web de la UE fue ampliamente apreciado como una iniciativa rentable, pero el número de visitantes fue comparativamente más bajo en comparación con otros Años Europeos. El grado de compromiso con los medios sociales por parte de los participantes y los interesados también pareció limitado, por lo menos a escala de la UE.

A escala de la UE, hubo una fuerte complementariedad entre el Año Europeo 2012 y otras actividades políticas en curso, como el Libro Blanco sobre las pensiones, el Foro Demográfico, la cooperación de innovación europea sobre el envejecimiento activo y saludable y la Ley de Accesibilidad planificada.

El Año Europeo 2012 ayudó a perfeccionar los programas de políticas nacionales sobre el envejecimiento activo y estimuló el intercambio de buenas prácticas entre los países. El valor añadido del Año de la UE quedó demostrado por las repercusiones en cuanto a volumen, proceso, alcance, fijación de la agenda, innovación y efectos de aprendizaje. El Año Europeo 2012 aumentó el número de iniciativas para la promoción del envejecimiento activo en los Estados miembros y fortaleció los conocimientos y habilidades de las partes interesadas que participaron en la organización del Año.

En cuanto al presupuesto, el Año Europeo 2012 se encuentra entre los años europeos de presupuestos más bajos, solo superado por el año menos financiado de la serie 2009-2012 (Año Europeo 2009, que no tenía un presupuesto específico). No obstante, en el Año Europeo 2012 se alcanzaron muchos logros. Podemos afirmar que se lograron resultados comparables utilizando menos recursos que en otros años europeos.

Hay indicios de que los efectos del Año Europeo 2012 están durando más allá del Año en sí y que, al menos, algunos de ellos se mantendrán durante un período de tiempo más largo. En algunos países se han adoptado estrategias y planes integrales, mientras que en otros se produjeron resultados en forma de documentos de reflexión, cartas, textos legislativos que tratan temas específicos o proyectos. Sin ser exhaustivos, se pueden destacar algunos ejemplos de los resultados de las políticas nacionales del Año Europeo 2012 de la siguiente manera:

•   Plan Federal para la tercera edad y Estrategia nacional de aprendizaje permanente, trabajo y salud en Austria

•   Estrategia para el envejecimiento activo 2013-2020 en Estonia

•   Programa nacional para el envejecimiento activo 2014-2020 en Eslovaquia

•   Programa de acción nacional para el envejecimiento activo 2013-2017 en la República Checa

•   La nueva legislación sobre pensiones y la nueva legislación sobre el mercado de trabajo en Eslovenia

Recomendaciones

El ponente considera que las iniciativas puestas en marcha en el marco del Año Europeo 2012 deben ser objeto de seguimiento y tener continuación, ya que reviste gran importancia que los resultados perduren. Alaba los dos principales resultados del Año Europeo 2012, a saber, las Orientaciones que han de guiar el envejecimiento activo y la solidaridad entre las generaciones y el Índice de Envejecimiento Activo, y anima a los Estados miembros a que hagan un uso más activo de ellos y, tomándolos como base, fijen objetivos que habrán de alcanzarse mediante estrategias integrales de envejecimiento activo y hagan un seguimiento de los progresos realizados para lograr dichos objetivos. Subraya, asimismo, otro resultado de gran trascendencia, como es el futuro Pacto sobre el cambio demográfico, y pide a la Comisión que facilite fondos para el futuro Pacto, que es una red abierta, amplia e independiente que reúne ya a más de 270 entidades locales y regionales, investigadores y organizaciones de la sociedad civil que se han comprometido a abordar el cambio demográfico europeo mediante la promoción de entornos propicios para las personas mayores en estrecha cooperación con la Organización Mundial de la Salud.

Yendo más allá del Año Europeo 2012, el ponente insiste en que los cambios demográficos que aguardan a Europa deben contemplarse como una oportunidad más que como una carga para la sociedad europea. Uno de los principales aspectos de lo anterior sería reconocer la contribución de los ciudadanos mayores y reforzar el papel positivo que desempeñan en la sociedad, trabajando en la mejora del diálogo intergeneracional. El ponente señala que la promoción de entornos propicios para las personas mayores es fundamental ante los futuros cambios demográficos. Los instrumentos para apoyar a los trabajadores y demandantes de empleo mayores y promover sociedades inclusivas deben desarrollarse de una forma sostenible que ofrezca las mismas oportunidades para todos. El ponente respalda en este contexto el proyecto de gestión conjunta de la Comisión con la OMS destinado a adaptar la Guía Mundial de Ciudades Adaptadas a las Personas Mayores al contexto europeo y a desarrollar un marco que permita a las ciudades y las regiones comprometerse a favor de entornos propicios para las personas mayores.

Considera asimismo necesario desarrollar la «economía plateada», basada en las oportunidades económicas que se derivan del gasto público y del consumidor relacionado con la población que envejece y de productos, servicios, soluciones innovadores y necesidades específicos de las personas mayores de 50 años, que se traducen en nuevos puestos de trabajo y crecimiento.

Hace hincapié además en los problemas de prejuicios, discriminación y estereotipos relacionados con la edad y pide a los Estados miembros que actúen para eliminarlos.

Dado que la financiación constituye siempre un elemento crucial, el ponente anima a los Estados miembros a que hagan uso de las oportunidades de financiación puestas a disposición por la UE, como los Fondos EIE, Horizonte 2020, EaSI o el Programa de Salud para alcanzar los objetivos de la política de envejecimiento activo.

(1)

Decisión nº 940/2011/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 14 de septiembre de 2011, sobre el Año Europeo del Envejecimiento Activo y de la Solidaridad Intergeneracional (2012) (DO L 246 de 23.9.2011).

(2)

Decisión nº 940/2011/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 14 de septiembre de 2011, sobre el Año Europeo del Envejecimiento Activo y de la Solidaridad Intergeneracional (2012).


RESULTADO DE LA VOTACIÓN EN COMISIÓN

Fecha de aprobación

15.7.2015

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

43

9

2

Miembros presentes en la votación final

Laura Agea, Guillaume Balas, Tiziana Beghin, Brando Benifei, Mara Bizzotto, Vilija Blinkevičiūtė, Enrique Calvet Chambon, David Casa, Ole Christensen, Lampros Fountoulis, Elena Gentile, Arne Gericke, Thomas Händel, Marian Harkin, Danuta Jazłowiecka, Agnes Jongerius, Rina Ronja Kari, Jan Keller, Ádám Kósa, Agnieszka Kozłowska-Rajewicz, Zdzisław Krasnodębski, Jérôme Lavrilleux, Patrick Le Hyaric, Verónica Lope Fontagné, Thomas Mann, Dominique Martin, Anthea McIntyre, Elisabeth Morin-Chartier, Emilian Pavel, Georgi Pirinski, Marek Plura, Terry Reintke, Sofia Ribeiro, Maria João Rodrigues, Claude Rolin, Anne Sander, Sven Schulze, Siôn Simon, Jutta Steinruck, Romana Tomc, Yana Toom, Ulrike Trebesius, Ulla Tørnæs, Marita Ulvskog, Renate Weber, Tatjana Ždanoka, Jana Žitňanská, Inês Cristina Zuber

Suplentes presentes en la votación final

Tim Aker, Tania González Peñas, Sergio Gutiérrez Prieto, Eduard Kukan, Tamás Meszerics, Ivo Vajgl


VOTACIÓN FINAL NOMINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO

43

+

ALDE

Enrique Calvet Chambon, Marian Harkin, Yana Toom, Ulla Tørnæs, Ivo Vajgl, Renate Weber

ECR

Arne Gericke, Zdzisław Krasnodębski, Anthea McIntyre, Ulrike Trebesius, Jana Žitňanská

PPE

David Casa, Danuta Jazłowiecka, Agnieszka Kozłowska-Rajewicz, Eduard Kukan, Ádám Kósa, Jérôme Lavrilleux, Verónica Lope Fontagné, Thomas Mann, Elisabeth Morin-Chartier, Marek Plura, Sofia Ribeiro, Claude Rolin, Anne Sander, Sven Schulze, Romana Tomc

S&D

Guillaume Balas, Brando Benifei, Vilija Blinkevičiūtė, Ole Christensen, Elena Gentile, Sergio Gutiérrez Prieto, Agnes Jongerius, Jan Keller, Emilian Pavel, Georgi Pirinski, Maria João Rodrigues, Siôn Simon, Jutta Steinruck, Marita Ulvskog

Verts/ALE

Tamás Meszerics, Terry Reintke, Tatjana Ždanoka

9

-

EFDD

Laura Agea, Tim Aker, Tiziana Beghin

GUE/NGL

Tania González Peñas, Thomas Händel, Rina Ronja Kari, Patrick Le Hyaric, Inês Cristina Zuber

NI

 

2

0

ENF

Mara Bizzotto, Dominique Martin

Explicación de los símbolos utilizados:

+ : a favor

-  : en contra

0  : abstenciones

Aviso jurídico