Procedimiento : 2015/2224(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A8-0032/2016

Textos presentados :

A8-0032/2016

Debates :

PV 09/05/2016 - 15
CRE 09/05/2016 - 15

Votaciones :

PV 10/05/2016 - 6.6

Textos aprobados :

P8_TA(2016)0211

INFORME     
PDF 430kWORD 135k
22.2.2016
PE 571.658v02-00 A8-0032/2016

sobre nuevas herramientas de desarrollo territorial en la política de cohesión para el periodo 2014-2020: inversión territorial integrada (ITI) y desarrollo local participativo (DLP)

(2015/2224(INI))

Comisión de Desarrollo Regional

Ponente: Ruža Tomašić

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO

sobre nuevas herramientas de desarrollo territorial en la política de cohesión para el periodo 2014-2020: inversión territorial integrada (ITI) y desarrollo local participativo (DLP)

(2015/2224(INI))

El Parlamento Europeo,

–  Visto el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, y en particular su título XVIII,

–  Visto el Reglamento (UE) n.º 1303/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de diciembre de 2013, por el que se establecen disposiciones comunes relativas al Fondo Europeo de Desarrollo Regional, al Fondo Social Europeo, al Fondo de Cohesión, al Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural y al Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca, y por el que se establecen disposiciones generales relativas al Fondo Europeo de Desarrollo Regional, al Fondo Social Europeo, al Fondo de Cohesión y al Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca, y se deroga el Reglamento (CE) n.º 1083/2006 del Consejo (en lo sucesivo el «Reglamento sobre disposiciones comunes»)(1),

–  Visto el Reglamento (UE) n.º 1301/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de diciembre de 2013, sobre el Fondo Europeo de Desarrollo Regional y sobre disposiciones específicas relativas al objetivo de inversión en crecimiento y empleo y por el que se deroga el Reglamento (CE) n.º 1080/2006(2),

–  Visto el Reglamento (UE) n.º 1305/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de diciembre de 2013, relativo a la ayuda al desarrollo rural a través del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader) y por el que se deroga el Reglamento (CE) n.º 1698/2005 del Consejo(3),

–  Visto el Reglamento (UE) n.º 508/2014 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 15 de mayo de 2014, relativo al Fondo Europeo Marítimo y de Pesca, y por el que se derogan los Reglamentos (CE) n.º 2328/2003, (CE) n.º 861/2006, (CE) n.º 1198/2006 y (CE) n.º 791/2007 del Consejo y el Reglamento (UE) n.º 1255/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo(4),

–  Visto el Reglamento (UE) n.º 1299/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de diciembre de 2013, por el que se establecen disposiciones específicas relativas al apoyo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional al objetivo de cooperación territorial europea(5),

–  Vista la Agenda Territorial de la Unión Europea 2020, aprobada en la reunión ministerial informal de los ministros responsables de ordenación del territorio y desarrollo territorial, celebrada en Gödöllő el 19 de mayo de 2011,

–  Visto el dictamen del Comité de las Regiones, de 29 de noviembre de 2012, sobre el desarrollo local participativo(6),

–  Visto el dictamen del Comité de las Regiones, de 9 de julio de 2015, sobre el resultado de las negociaciones sobre los acuerdos de asociación y los programas operativos(7),

–  Visto el dictamen del Comité Económico y Social Europeo, de 11 de diciembre de 2014, sobre «El desarrollo local participativo como instrumento de la política de cohesión 2014-2020 para el desarrollo local, rural, urbano y periurbano» (dictamen exploratorio solicitado por la Presidencia griega del Consejo de la Unión Europea)(8),

–  Vista su Resolución, de 14 de octubre de 2011, sobre el cambio demográfico y sus consecuencias para la futura política de cohesión de la UE(9),

–  Vista la Resolución del Parlamento Europeo, de 15 de enero de 2013, sobre la optimización del papel del desarrollo territorial en la política de cohesión(10),

–  Vista su Resolución, de 14 de enero de 2014, sobre el grado de preparación de los Estados miembros de la UE para un comienzo efectivo y oportuno del nuevo período de programación de la política de cohesión(11),

–  Vista su Resolución, de 26 de noviembre de 2015, sobre la simplificación y la orientación a los resultados de la política de cohesión para el periodo 2014-2020(12),

–  Visto el briefing titulado «Tools to support the territorial and urban dimension in cohesion policy: Integrated territorial investment (ITI) and Community-led Local Development (CLLD)» (Herramientas para apoyar las dimensiones territoriales y urbanas en la política de cohesión: inversión territorial integrada y desarrollo local participativo), Dirección General de Políticas Interiores, Departamento Temático B – Políticas Estructurales y de Cohesión, Parlamento Europeo, de octubre de 2015,

–  Visto el estudio titulado «Territorial governance and Cohesion Policy» (Gobernanza territorial y política de cohesión), Dirección General de Políticas Interiores, Departamento Temático B – Políticas Estructurales y de Cohesión, Parlamento Europeo, de julio de 2015,

–  Visto el estudio titulado «Strategic coherence of Cohesion Policy: comparison of the 2007-13 and 2014-20 programming periods» (Coherencia estratégica de la política de cohesión: comparación de los periodos de programación 2007-2013 y 2014-2020), Dirección General de Políticas Interiores, Departamento Temático B – Políticas Estructurales y de Cohesión, Parlamento Europeo, de febrero de 2015,

–  Visto el Sexto informe de la Comisión sobre la cohesión económica, social y territorial: Inversión para el empleo y el crecimiento – Promoción del desarrollo y la buena gobernanza en las regiones y ciudades de la UE, de julio de 2014,

–  Visto el estudio titulado «Territorial Agenda 2020 put in practice - Enhancing the efficiency and effectiveness of Cohesion Policy by a place-based approach» (La Agenda Territorial 2020 llevada a la práctica - Mejora de la eficacia y la efectividad de la política de cohesión gracias a un enfoque de base local), volumen II, estudio de casos, Comisión Europea, de mayo de 2015,

–  Visto el estudio titulado «How to strengthen the territorial dimension of ‘Europe 2020’ and the EU Cohesion Policy, based on the Territorial Agenda 2020» (Cómo reforzar la dimensión territorial de la Estrategia Europa 2020 y la política de cohesión de la UE, sobre la base de la Agenda Territorial 2020), elaborado a petición de la Presidencia polaca del Consejo de la Unión Europea, de septiembre de 2011,

–  Visto el informe titulado «Job Creation and Local Economic Development» (Creación de empleo y desarrollo económico local), de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), de noviembre de 2014,

–  Visto el informe titulado «Local Economic Leadership» (Liderazgo económico local), de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), de 2015,

–  Visto el artículo 52 de su Reglamento,

–  Visto el informe de la Comisión de Desarrollo Regional y la opinión de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales (A8-0032/2016),

A.  Considerando que la cohesión territorial es un objetivo fundamental de la Unión Europea, consagrado en el Tratado de Lisboa;

B.  Considerando que la nueva generación de programas de política de cohesión para el período 2014-2020 prevé y alienta el uso de enfoques integrados y de base local con objeto de fomentar la cohesión económica, social y territorial, al mismo tiempo que fomenta la gobernanza territorial;

C.  Considerando que los enfoques integrados y de base local tienen la finalidad de mejorar el rendimiento y la eficiencia de las intervenciones públicas atendiendo a los requisitos específicos de los territorios y contribuyendo a hacerlos más atractivos;

D.  Considerando que el desarrollo local participativo (DLP) y la inversión territorial integrada (ITI) son instrumentos innovadores de la política de cohesión, que algunos Estados miembros aplicarán como tales por vez primera y que pueden contribuir de manera significativa a la consecución de la cohesión económica, social y territorial, la creación de puestos de trabajo locales de calidad, el desarrollo sostenible y la consecución de los objetivos de la Estrategia Europa 2020;

E.  Considerando que las nuevas ITI y las iniciativas de DLP representan cambios fundamentales en la capacidad de las partes interesadas locales para combinar fuentes de financiación y planificar iniciativas locales bien orientadas;

F.  Considerando que el empoderamiento de las organizaciones regionales y locales es fundamental para la plena aplicación de la política de cohesión económica, social y territorial; que los enfoques innovadores que dan prioridad al conocimiento local para afrontar los problemas locales mediante soluciones locales, han adquirido una creciente importancia; y que la gobernanza participativa, como el presupuesto participativo, ofrece los instrumentos de participación pública necesarios, con miras a la responsabilización respecto de las decisiones a nivel local;

G.  Considerando que el DLP se basa en la experiencia adquirida con la aplicación de LEADER, URBAN y EQUAL en periodos de financiación previos, y principalmente en el enfoque LEADER, que ha dado lugar a un incremento exponencial de los grupos de acción local (GAL) desde su creación en 1991y ha contribuido de manera significativa a mejorar la calidad de vida de las poblaciones, en particular en el medio rural;

H.  Considerando que el DLP es obligatorio solo en el caso del FEADER, y opcional para el FEDER, el FSE y el FEMP;

I.  Considerando que estos dos nuevos instrumentos pueden desempeñar un papel importante a la hora de adaptarse al cambio demográfico y corregir los desequilibrios de desarrollo entre las regiones;

J.  Considerando que el DLP adopta un planteamiento ascendente cuya finalidad es establecer objetivos y financiar proyectos relacionados con las necesidades locales de la comunidad en lugar de imponer objetivos a escala nacional;

K.  Considerando que la ITI es una herramienta que puede utilizarse para realizar acciones integradas a favor de un desarrollo urbano sostenible, tal y como se define en el artículo 7 del Reglamento (UE) n.º 1301/2013;

L.  Considerando que existen diferencias de nivel entre los Estados miembros en lo relativo a estructuras de gobernanza y experiencia en las iniciativas de desarrollo ascendentes;

M.  Considerando que la capacidad y el compromiso de los agentes locales y regionales es esencial para que estos instrumentos den resultado, sin perjuicio de las competencias definidas para cada organización;

N.  Considerando que las autoridades regionales y locales están llamadas a intervenir en las decisiones sobre su propio desarrollo y a promover las sinergias entre los sectores público y privado, como directrices fundamentales capaces de facilitar una gestión y administración eficaz de los proyectos y de garantizar la estabilidad de los compromisos asumidos;

O.  Considerando que es esencial que las autoridades locales y regionales, en lo tocante a las decisiones que afecten a su propio desarrollo, y de acuerdo con las aportaciones de la comunidad, identifiquen correctamente cuáles son sus activos y ventajas estratégicas, y que se basen en ellos para elaborar sus estrategias de desarrollo regional y local, lo que, junto con las aportaciones de su comunidad, aumentaría la calidad de vida de los ciudadanos al aclarar los problemas que se planteen, establecer prioridades y perfilar soluciones sostenibles junto con los ciudadanos;

P.  Considerando que el artículo 7, apartado 3, del Reglamento (UE) n.º 1301/2013 estipula que «teniendo en cuenta su situación territorial específica, cada Estado miembro establecerá en su acuerdo de asociación los principios para la selección de las zonas urbanas en las que deban ponerse en práctica medidas integradas para el desarrollo urbano sostenible y una asignación indicativa para dichas medidas a escala nacional»;

Q.  Considerando que la iniciativa RURBAN de cooperación entre el medio rural y el medio urbano contribuye a la consolidación de la competitividad regional y a crear asociaciones para el desarrollo;

R.  Considerando que al nivel de la Unión Europea los presupuestos deben basarse en los resultados, y que los recursos asignados en el marco de la ITI y el DLP deben utilizarse con eficiencia, realizando los objetivos políticos y las prioridades establecidas, y aportar el mayor valor añadido al objetivo perseguido, y que los resultados deben obtenerse al menor coste posible;

Consideraciones generales

1.  Observa que una participación concreta de los agentes regionales y locales desde un principio, el compromiso y la apropiación por parte de estos de las estrategias de desarrollo territorial y una delegación adecuada de responsabilidades y recursos en los niveles inferiores de toma de decisiones son elementos esenciales para que el planteamiento ascendente dé sus frutos; considera que la participación de socios también puede reforzar el enfoque integrado y territorial, en particular allí donde la utilización del DLP y de la ITI sea escasa; subraya, no obstante, que los agentes locales precisan de un apoyo técnico y financiero a escala regional, nacional y de la UE, especialmente en las primeras fases del proceso de aplicación;

2.  Insta a la definición de estrategias en colaboración con los agentes regionales y locales en las fases iniciales del proceso de aplicación, en particular en el ámbito de la formación específica y especializada y del apoyo técnico y económico, en el contexto de una asociación eficaz entre las regiones, los Estados miembros y la UE;

3.  Opina que debe fomentarse en mayor medida la subdelegación de competencias y recursos en el marco de los Fondos EIE y que la reticencia de las autoridades de gestión a este respecto puede limitar el potencial de los dos instrumentos; insta a los Estados miembros a que defiendan un enfoque ascendente, delegando responsabilidad en los grupos locales; pide a la Comisión que, sin excederse de sus competencias, haga recomendaciones y proporcione directrices exhaustivas a los Estados miembros sobre cómo superar la falta de confianza y las trabas administrativas entre los distintos niveles de gobernanza relacionados con la puesta en práctica del DLP y la ITI;

4.  Destaca el hecho de que diseñar estrategias innovadoras, multisectoriales e integradas de alta calidad a escala local es un desafío, especialmente cuando debe realizarse de forma participativa;

5.  Llama la atención sobre el hecho de que las medidas adoptadas en virtud de estos instrumentos, además de tener en cuenta las prioridades de los agentes locales, deben ajustarse a los objetivos generales de los programas operativos, así como a otras estrategias de desarrollo de la Unión y de carácter nacional, regional y local y a estrategias de especialización inteligente, permitiendo al mismo tiempo unos márgenes de flexibilidad;

6.  Recuerda que no solo son los programas de la UE los que necesitan ser más flexibles y estar mejor integrados, sino también las políticas nacionales y regionales generales; destaca que velar por un espíritu más general de reforma de la gobernanza ayudará a garantizar que los fondos de la UE no se concedan en un marco «paralelo» a las políticas nacionales y regionales, sino que se integren en un esfuerzo más amplio con vistas a generar resultados económicos sostenibles;

7.  Considera que el desempleo juvenil es el problema más apremiante al que se enfrentan los Estados miembros, junto con la falta de financiación de las pymes; destaca que las estrategias de desarrollo local y territorial han de abordar estas cuestiones con carácter prioritario pide a las autoridades locales y regionales que prevean incentivos fiscales y de otro tipo para fomentar el empleo juvenil y la movilidad juvenil intrarregional y que den prioridad a la formación profesional, en asociación con los centros de formación;

8.  Recomienda que las autoridades locales y regionales presten especial atención a los proyectos encaminados a adaptar las localidades y las regiones a la nueva realidad demográfica y a contrarrestar los desequilibrios resultantes, en particular a través de: 1) la adaptación de las infraestructuras sociales y de movilidad al cambio demográfico y los flujos migratorios; 2) la creación de bienes y servicios específicos dirigidos a una población envejecida; 3) el apoyo a las oportunidades de empleo para las personas de edad avanzada, las mujeres y los migrantes, que contribuyan a la inclusión social; 4) la mejora de las conexiones digitales y la creación de plataformas que permitan y fomenten la participación y la interacción de los ciudadanos de las regiones más aisladas con los distintos servicios administrativos, sociales y políticos en todos los niveles de poder (local, regional, nacional y europeo);

9.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que presten apoyo, formación y asesoramiento adicionales a las localidades más pequeñas y menos desarrolladas que dispongan de una capacidad y unos recursos más limitados y para las cuales la carga administrativa y la complejidad de estas herramientas puedan resultar difíciles de asumir durante las fases de planificación y aplicación; recuerda que la cohesión territorial se inicia de forma ascendente y debe implicar a entidades administrativas pequeñas, sin exclusiones ni discriminación en cuanto al acceso a la ITI y el DLP; pide a la Comisión que comunique los resultados de las mejores prácticas en cada Estado miembro y sugiere que se pongan en común a través de una red en línea que permita que estas entidades gocen de igualdad de oportunidades a la hora de acceder a los instrumentos; anima a las autoridades nacionales y regionales a proponer soluciones con miras a agrupar a pequeñas entidades administrativas teniendo en cuenta la dimensión territorial y las necesidades de desarrollo específicas;

10.  Anima a los Estados miembros a definir una estrategia para recurrir en mayor medida al DLP y a la ITI a través de un enfoque multifondo para la creación de estrategias de desarrollo regional y local más eficaces, en particular en las zonas a que se refiere el artículo 174 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea; pide a los Estados miembros que aprovechen, en su caso, la flexibilidad prevista en el artículo 33, apartado 6, del RDC para responder mejor a las especificidades de estas regiones; encarece la adopción de medidas específicas de apoyo técnico y formación de capacidades en favor de las administraciones de estas zonas, teniendo en cuenta su aislamiento y sus desventajas competitivas parciales;

11.  Destaca que la integración de múltiples fondos sigue siendo un desafío para las partes interesadas, en particular en el contexto del DLP y la ITI; considera que es necesario llevar a cabo una labor de simplificación a fin de crear condiciones para la aplicación de estas herramientas; acoge por ello con satisfacción el establecimiento del Grupo de alto nivel de expertos independientes sobre el seguimiento de la simplificación para los beneficiarios de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos, así como los esfuerzos desplegados por la Comisión en el ámbito de la mejora de la legislación; hace hincapié en la necesidad de encontrar un marco europeo a la hora de formular recomendaciones;

12.  Destaca, en particular, la necesidad de abordar las prácticas de sobrerregulación, por las que se crean requisitos y obstáculos adicionales a escala nacional, regional y local; observa que suelen existir muchos niveles de control que aumentan la carga administrativa y económica para los beneficiarios; insiste en que se evite el solapamiento de cargas administrativas y destaca la importancia de que se establezcan las condiciones para las inversiones y las asociaciones público-privadas; recomienda que las actividades de auditoría se simplifiquen y que el seguimiento se centre en el proceso y en la evaluación de los resultados, manteniendo al mismo tiempo un control eficaz;

13.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que desarrollen y apliquen actividades de formación específicas centradas en el DLP y la ITI y destinadas a los agentes regionales y locales y pide a la Comisión que preste atención a los programas de formación orientados a los beneficiarios locales; considera crucial garantizar la participación y la representación de todos los sectores pertinentes de la sociedad en tales actividades; hace hincapié en la importancia de un uso eficaz y efectivo de la asistencia técnica para apoyar estos instrumentos, sin duplicar estructuras;

14.  Acoge con satisfacción que la Comisión centre su atención en los resultados, lo que debería además ayudar a los responsables políticos locales a pasar de centrarse excesivamente en la absorción de fondos y la catalogación de procesos de aplicación, a identificar objetivos reales y significativos que producirán cambios tangibles para los negocios y los residentes locales;

15.  Expresa su preocupación por la falta de una comunicación adecuada entre las distintas partes interesadas: alienta las iniciativas orientadas a aumentar el intercambio de información; pide a la Comisión que, en cooperación con los Estados miembros, mejore la coordinación y la difusión de información en relación con el DLP y la ITI; insiste en que el DLP y la ITI aumenten la participación de los ciudadanos en la gobernanza local y regional, a través de la participación directa en el proceso de adopción de decisiones, a fin de incrementar la responsabilidad decisoria, y pide a las autoridades locales y regionales que apliquen los métodos adecuados para la participación de los ciudadanos en las consultas públicas, fomentando un nivel más elevado de cultura de debate y cooperación;

16.  Anima a la Comisión, los Estados miembros y las regiones a que, cuando proceda, velen por la puesta en marcha de mecanismos adecuados para evitar problemas entre las autoridades de gestión y las asociaciones individuales, y garanticen asimismo que los beneficiarios potenciales estén debidamente informados y protegidos en lo que respecta a estos mecanismos; toma nota del retraso causado por la resolución de litigios derivados de impugnaciones e insiste en que se establezca un conjunto de normas precisas que determinen los procedimientos de impugnación y resolución rápida en el ámbito de la contratación pública;

17.  Pide a la Comisión, y en particular a su Dirección General de Política Regional y Urbana, que establezca un marco de cooperación con la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), a fin de sacar provecho de su dilatada experiencia en la realización del programa LEED («Local Economic and Employment Development Programme»; desarrollo de la economía y el empleo locales), y que busque sinergias entre los instrumentos, especialmente en lo que se refiere a la mejora de la capacidad de ejecución de los agentes locales;

18.  Subraya la importancia de aumentar los esfuerzos, tanto por parte de los Estados miembros como de la Comisión, por expandir el uso de los nuevos instrumentos en el contexto de la cooperación territorial europea (CTE); destaca que las regiones vecinas separadas por una frontera a menudo se enfrentan a retos similares que pueden abordarse mejor de forma conjunta, a escala local;

19.  Expresa su preocupación por las elevadas tasas de desempleo en numerosos Estados miembros y regiones de la Unión; anima a los Estados miembros a utilizar estos instrumentos en proyectos para crear empleo de calidad y oportunidades para las pymes, fomentar la inversión, el crecimiento sostenible e inclusivo, así como la inversión social, y contribuir a la reducción de la pobreza y la inclusión social, especialmente en aquellas regiones y subregiones que más lo necesitan; señala, en este contexto, la importancia de la financiación integrada y, especialmente, la combinación entre el FSE y el FEDER; señala el potencial que representa el reinvertir parte de los impuestos locales en actividades orientadas a los resultados; pide a la Comisión que desarrolle una estrategia de inversión especial, en consonancia con el Paquete de Inversión Social, que pueda beneficiar a las regiones con mayores índices de desempleo;

20.  Destaca el potencial que encierra el enfoque ascendente del DLP en materia de apoyo a las estrategias de desarrollo local, de creación de oportunidades de empleo y de fomento del desarrollo rural sostenible; Opina que la ITI y el DLP tienen capacidad para responder directamente a las necesidades y los desafíos locales de una forma más específica y adecuada, insiste en una mayor inclusión de las zonas urbanas en este mecanismo, y pide a la Comisión que prosiga activamente esta estrategia; observa que la ITI es un mecanismo canalizador efectivo para la ejecución de los planes de regeneración y desarrollo urbanos integrados; insta a la Comisión a que aplique normas que cubran la financiación de los Fondos EIE para el DLP y la ITI en su conjunto a fin de reforzar las sinergias;

21.  Pide a la Comisión que, para avanzar decididamente hacia los objetivos de la Estrategia 2020, debe dedicarse más atención, tanto la revisión de esta estrategia como en la del MFP, a las realidades regionales y locales y a las circunstancias específicas de las áreas afectadas;

Desarrollo local participativo (DLP)

22.  Acoge con satisfacción la creación del nuevo instrumento de DLP, que ha ido más allá de la iniciativa Leader a fin de empoderar a las comunidades locales y ofrecer soluciones locales específicas, no solo a través del Feader, sino también mediante los demás Fondos EIE;

23.  Señala que el DLP ofrece posibilidades para las zonas urbanas y periurbanas y debe ser parte integrante de unas estrategias de desarrollo urbano más amplias, también mediante la cooperación transfronteriza; recuerda que, para garantizar la máxima eficacia de las estrategias de desarrollo territorial, el desarrollo de las áreas urbanas debe ser sostenible y coherente con el de las zonas circundantes periurbanas y rurales;

24.  Lamenta que, en algunos Estados miembros, el DLP vaya a ponerse en práctica mediante un enfoque de «fondo único» que puede hacer que se pierdan oportunidades a la hora de crear estrategias de desarrollo local más eficaces; recuerda la importancia de un enfoque integrado y la necesidad de que participen tantos actores de la sociedad civil local como sea posible;

25.  Celebra la creación del Grupo de Trabajo Horizontal sobre Asociación, establecido gracias a la DG Política Regional y Urbana;

26.  Pide que se respete sistemáticamente el Código de Conducta en materia de Asociación, en particular en lo que respecta a la aplicación del principio de asociación en la puesta en práctica de la ITI y el DLP;

27.  Alienta el desarrollo de las capacidades, la sensibilización de los interlocutores sociales y económicos, así como de los agentes de la sociedad civil, y la participación activa de todos ellos, a fin de que el mayor número posible de socios pueda proponer estrategias de DLP antes de la fecha límite de presentación de las propuestas (31 de diciembre de 2017);

28.  Manifiesta su preocupación por que en algunos Estados miembros el DLP sea, a veces, un ejercicio consistente en «marcar casillas» en lugar de un auténtico enfoque ascendente; insiste, en este contexto, en que los agentes locales deben contar con un poder real de adopción de decisiones ;

29.  Pide a la Comisión que, junto con los Estados miembros, fomente la puesta en común de las mejores prácticas relativas a los GAL sobre la base de una estrategia de información a nivel europeo sobre sus proyectos exitosos, utilizando instrumentos y plataformas existentes, como TAIEX REGIO PEER 2 PEER, URBACT y la Red de Desarrollo Urbano;

30.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que adopten las iniciativas del DLP y que prevean una mayor flexibilidad en los programas operativos y en el contexto de los marcos políticos regionales, nacionales y de la Unión, a fin de que tengan mejor en cuenta las prioridades de las estrategias del DLP; reconoce el éxito obtenido por los GAL en la gestión de proyectos y pide una financiación más amplia y que se prevea la posibilidad de ampliar su alcance; lamenta que en algunos Estados miembros las autoridades nacionales limiten el DLP a un único objetivo político específico; insta a la Comisión a que proporcione directrices a los Estados miembros en materia de financiación del DLP a través del enfoque multifondo, y en lo que respecta al fomento del uso de los instrumentos financieros;

31.  Recuerda que el Reglamento del FSE permite conceder una prioridad de inversión específica a «estrategias de desarrollo local participativo» bajo el objetivo temático 9, y anima a los Estados miembros a que lo incluyan en sus programas operativos; hace hincapié en que el Fondo puede proporcionar un apoyo vital para establecer pactos de empleo territoriales, estrategias de desarrollo urbano y la formación de capacidades institucionales a escala local y regional, y pide a la Comisión que preste más asistencia a los Estados miembros a la hora de aplicar estas prioridades de inversión específicas y que facilite información acerca del alcance de dicha aplicación en sus informes anuales de actividad; Pide a la Comisión que aproveche la revisión intermedia del marco financiero plurianual (MFP) para abordar las dificultades que ya se han constatado en la puesta en práctica de los instrumentos y para encontrar soluciones sostenibles;

32.  Considera que deben incluirse en la estrategia del DLP instrumentos como el presupuesto participativo, pues constituye un ejercicio democrático que contribuye significativamente al aumento de la participación de los interlocutores económicos y sociales con miras a consolidar la cohesión social a nivel local y el aumento de la eficiencia del gasto público;

33.  Subraya la importancia fundamental de adoptar un enfoque transparente y no discriminatorio y de minimizar los posibles conflictos de intereses en la interacción entre personas del sector público y del sector privado, para velar por el equilibrio entre la eficacia, la simplificación y la transparencia; acoge también con satisfacción la participación de un amplio abanico de socios de los GAL; considera apropiada la disposición según la cual ni los entes públicos ni ningún grupo de interés concreto pueden poseer más del 49 % de los derechos de voto en los GAL, conforme a lo dispuesto en el actual marco legislativo, que permite contribuir a pasar de un enfoque administrativo a uno innovador y orientado a los resultados; pide a la Comisión que supervise estrechamente y evalúe la aplicación de la presente disposición, incluidas las circunstancias en que quepa permitir excepciones, y que prevea acciones específicas de desarrollo de las capacidades y asistencia técnica;

Inversión territorial integrada (ITI)

34.  Observa que se pueden adoptar distintos enfoques de gobernanza a la hora de aplicar las ITI; considera, no obstante, fundamental que los socios locales desempeñen su papel de actores clave en la preparación de la estrategia de desarrollo territorial de la ITI, y que se cuente también plenamente con ellos en lo relativo a la gestión y a las actividades de seguimiento y control, ayudando así a garantizar una auténtica apropiación local de las intervenciones de la ITI;

35.  Subraya que la ITI no debe limitarse únicamente a las zonas urbanas, sino que puede abarcar zonas geográficas como vecindarios urbanos, zonas metropolitanas, zonas urbano-rurales, zonas subregionales o zonas transfronterizas; hace hincapié en que la ITI es la que mejor tiene en cuenta las necesidades territoriales específicas determinando de forma más flexible su ámbito de aplicación territorial, siguiendo así un verdadero enfoque de base local; considera que la ITI también proporciona una estructura adecuada para hacer frente a los territorios con accesos deficientes a los servicios y las comunidades aisladas y desfavorecidas; pide a la Comisión y a los Estados miembros que optimicen los recursos humanos y técnicos y que utilicen en mayor medida las ITI en el ámbito de la cooperación transfronteriza;

36.  Subraya que la participación temprana y un mayor grado de delegación de responsabilidades en las autoridades regionales y locales así como en las partes interesadas, también de la sociedad civil, en lo referente a las estrategias de desarrollo territorial, mediante un enfoque ascendente, será fundamental para la futura apropiación, participación y éxito de la estrategia territorial integrada que se aplicará a escala local e intersectorial; insiste en el incremento de la capacidad de aprovechar el propio potencial de desarrollo local en función de las características locales;

37.  Anima a los Estados miembros a adoptar un enfoque multifondo ante las ITI para lograr sinergias entre los fondos en un territorio dado y para afrontar los retos de un modo más global; subraya que son necesarias acciones específicas de desarrollo de las capacidades para facilitar una puesta en común de fondos procedentes de distintas fuentes;

38.  Hace hincapié en que la decisión tardía a escala nacional de usar el instrumento de ITI ha sido definida como un importante obstáculo a la hora de enmarcar correctamente la estrategia territorial, crear la estructura de coordinación, determinar el presupuesto y preparar la base jurídica nacional de la ITI;

39.  Acoge con satisfacción la labor de la Comisión, junto con la del Grupo de expertos sobre cohesión territorial y asuntos urbanos (TCUM), en la preparación de distintas hipótesis de ITI; opina que estas orientaciones deben formularse en una fase más temprana del proceso de programación; considera necesario actualizar las orientaciones con ejemplos reales y con las lecciones aprendidas de las ITI tras su aplicación;

40.  Pide a la Comisión que tome en consideración los resultados del sondeo del Comité de las Regiones de 2015 haciendo un uso más eficiente de los instrumentos informáticos y reduciendo la burocracia, introduciendo normas más flexibles para los países/regiones con escasas asignaciones, mejorando los mecanismos de cofinanciación en los Estados miembros y proporcionando más formación a los responsables de la gestión y la absorción de fondos, incluidos los representantes políticos electos;

Recomendaciones futuras

41.  Considera que el DLP y la ITI deberían desempeñar un papel aún más importante en la futura política de cohesión; pide a la Comisión que elabore un informe en el que se indiquen las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades (análisis DAFO) que entraña la aplicación de estos dos instrumentos antes de la nueva propuesta legislativa sobre posibles escenarios para después de 2020 relacionados con estas herramientas;

42.  Pide que el mencionado informe analice el impacto y la efectividad del DLP y la ITI y si sería conveniente adoptar un enfoque obligatorio en la legislación en materia de política de cohesión para después de 2020 relativa a estos instrumentos, previendo una asignación de fondos para estos instrumentos en los programas operativos; propone que se evalúe el diseño de incentivos concretos para estimular a los Estados miembros a aplicar el DLP y la ITI, junto con los recursos potenciales para garantizar una mayor coherencia entre los programas operativos y el DLP y la ITI; subraya que este análisis debe basarse en un conjunto pertinente de indicadores, que refleje elementos tanto cualitativos como cuantitativos;

43.  Exige que, en la próxima generación de la política de cohesión, se oficialice el enfoque ascendente en el contexto de la ITI, tanto durante la fase de programación como durante la fase de aplicación;

44.  Anima a la Comisión y a los Estados miembros a que, mediante la coordinación con las autoridades locales competentes, supervisen la utilización de los fondos de la ITI, que son cuantitativamente más importantes que antes debido a su puesta en común; hace hincapié en que ello es importante para limitar las posibilidades de corrupción en los Estados miembros;

45.  Reitera la necesidad de adoptar un doble enfoque, en particular a la hora de proporcionar orientación, para los Estados miembros que solo tienen programas operativos nacionales, por un lado, y para los que cuentan también con programas operativos regionales, por el otro;

46.  Insiste en la necesidad de mejorar la coordinación entre la Comisión, los Estados miembros y las regiones en materia de orientación; recomienda que las orientaciones se elaboren paralelamente a la propuesta sobre la nueva legislación en materia de política de cohesión para el período de programación posterior a 2020, y que se vayan actualizando posteriormente; destaca que, de este modo, se dispondría a tiempo de los documentos de orientación, se aumentaría la seguridad jurídica para todas las partes y se podrían obtener aclaraciones acerca del modo en que las disposiciones propuestas se aplicarían en la práctica;

°

°    °

47.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión y a los Parlamentos nacionales y regionales.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Antecedentes

La cohesión territorial ha sido reconocida como un objetivo fundamental de la UE, consagrado en el Tratado de Lisboa. En este contexto, la nueva generación de programas de política de cohesión para el período 2014-2020 hace mayor hincapié en el uso de enfoques integrados y de base local para fomentar la cohesión económica, social y territorial. La nueva reglamentación sobre el FEDER prevé una asignación del 5 % de los gastos presupuestarios a favor del desarrollo urbano sostenible.

En el marco de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos, se han introducido dos nuevos instrumentos en el período de programación 2014-2020 con vistas a alcanzar el objetivo de cohesión territorial: el desarrollo local participativo (DLP) y la inversión territorial integrada (ITI).

El DLP (artículos 32-35 del Reglamento sobre disposiciones comunes, RDC) es un instrumento nuevo para uso a nivel subregional. Se basa en la experiencia de la iniciativa Leader de desarrollo local participativo y en un enfoque ascendente: su objetivo es reforzar las sinergias entre los agentes locales, tanto públicos como privados.

La ITI (artículo 36 del RDC) ayudará a aplicar estrategias territoriales integradas puesto que permite la agrupación de fondos procedentes de varios ejes prioritarios de uno o más programas operativos. La ITI puede utilizarse para lograr el objetivo de desarrollo urbano sostenible, pero también puede utilizarse en otros tipos de territorio.

Los Estados miembros deben indicar en sus acuerdos de asociación cómo utilizarán la ITI y el DLP, en qué tipos de zonas y qué problemas tratarán de resolver con estos mecanismos. 

En cuanto a los recursos asignados a la ITI y al DLP, se espera destinar a estos instrumentos alrededor del 5 % del presupuesto de la política de cohesión (aproximadamente 16 000 millones de euros). Entre los Estados miembros, 20 utilizarán la ITI (13 600 millones de euros), 17 de ellos la utilizarán con vistas a realizar acciones a favor del desarrollo urbano sostenible (7 000 millones de euros), como estipula el artículo 7 del Reglamento sobre el FEDER. En lo que respecta al DLP, un total de 18 Estados miembros han manifestado su intención de ponerlo en práctica. Su utilización se basa principalmente en el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader) y el programa Leader, como estipula el reglamento correspondiente(13).

Retos

Es difícil evaluar la ITI y el DLP para el período de programación 2014-2020, no obstante, algunos retos ya han sido identificados por las instituciones de la UE, así como por investigadores, autoridades de gestión y agentes locales. Estos se resumen de la siguiente manera(14):

Retos del DLP:

•  se trata de un concepto muy complejo;

•  existen numerosos retos prácticos (principalmente relacionados con la capacidad de los agentes que trabajan sobre el terreno);

•  resulta difícil despegarse de los enfoques descendentes y capacitar a los grupos locales;

•  algunos Estados miembros y regiones lo consideran innecesario debido a que ya realizan consultas con los agentes locales y estas no aportan valor añadido;

•  el DLP, cuando recibe financiación del FEDER y el FSE, es percibido como una carga administrativa para las autoridades y los agentes locales;

•  los Estados miembros que ya utilizaron la iniciativa Leader tienen una experiencia considerable en materia de DLP en comparación con los demás;

•  otros retos son la utilización del DLP, su gestión y su administración, los compromisos financieros y el enfoque territorial.

Retos de la ITI:

•  algunos de los retos son las cuestiones relativas a los marcos de gobernanza, las capacidades administrativas e institucionales y la forma en la que se aplican las obligaciones en materia de orientación hacia los resultados y de concentración temática;

•  las responsabilidades de su aplicación se delegan a organismos locales que, a menudo, cuentan con poca experiencia o con recursos limitados a la hora de ejecutar proyectos;

•  se trata de un instrumento nuevo por lo que todavía no se han formado expertos en la materia a nivel local, lo que conlleva retrasos (dificultades de ejecución);

•  la CE proporciona muy pocas directrices al respecto, ya que al tratarse de un instrumento muy flexible, no pueden detallarse todas sus posibles modalidades (existe un grupo de expertos sobre cohesión territorial y asuntos urbanos);

•  otros retos son la duplicación de las estructuras administrativas, la falta de flexibilidad, el bloqueo de los fondos para todo el período de programación y la falta de adaptación con otras estrategias de desarrollo. La ejecución es demasiado complicada si se dispone de poca financiación.

Retos relativos tanto al DLP como a la ITI:

•  la complejidad de los reglamentos y los conceptos, así como el aumento de las cargas administrativas (el nivel de organización administrativa requerido puede haber disuadido a algunos países de utilizar la ITI, por ejemplo a Irlanda, o de usar el DLP con financiación múltiple, por ejemplo a Luxemburgo);

•  existen varios enfoques posibles a la hora de aplicar el DLP, lo que requiere tiempo y compromiso financiero por parte de las estructuras administrativas;

•  los Estados miembros temen la influencia local en el desarrollo territorial;

•  el presupuesto asignado a la ITI y al DLP es limitado;

•  la integración de financiación múltiple se considera un reto;

•  la relación entre ambos es objeto de numerosos debates entre las autoridades regionales.

Recomendaciones básicas

El ponente considera que tanto el enfoque ascendente como la participación de los agentes locales son esenciales para alcanzar los objetivos de la política de cohesión. No obstante, en un gran número de Estados miembros se observa una falta de confianza entre los distintos niveles de gobernanza a la hora de poner en práctica el DLP y la ITI. Esto es un importante asunto que hay que resolver, puesto que puede obstaculizar seriamente la aplicación del enfoque territorial.

Por otro lado, los agentes locales, desafortunadamente, a menudo carecen de la capacidad necesaria para desarrollar y poner en práctica estrategias de desarrollo que atañen a su territorio. Necesitan apoyo tanto a nivel nacional como a escala de la UE para que estos instrumentos surtan el efecto deseado. Esto es especialmente importante en las localidades más pequeñas y las zonas desfavorecidas, como islas, montañas y zonas rurales. Es necesario realizar actividades específicas para acercar estos instrumentos a los agentes locales y desarrollar sus capacidades de forma que puedan participar adecuadamente en las estrategias destinadas a sus territorios. En este sentido, será fundamental utilizar los recursos y plataformas existentes.

A menudo se deja a un lado a los jóvenes en los debates sobre políticas públicas. Es vital incluir a los jóvenes en los instrumentos de desarrollo territorial, especialmente en el DLP. La impactante cifra de 14 millones de jóvenes ni estudia, ni trabaja, ni recibe formación (los llamados ninis) y el índice de desempleo juvenil ha superado el 50 % en algunos Estados miembros. Si el DLP prestara una atención especial a los jóvenes podría contribuir a estrechar el vínculo entre generaciones dentro de las comunidades y podría generar nuevas opciones laborales.

El ponente opina que las posibilidades de financiación múltiple previstas en los nuevos reglamentos deberían explotarse todo lo posible para lograr un verdadero enfoque integrado y de conjunto en las intervenciones de la política de cohesión. Por el momento, siguen observándose grandes diferencias a la hora de ejecutar los Fondos EIE. Además, se crean requisitos y obstáculos adicionales, a menudo innecesarios, a escala nacional y regional (las llamadas prácticas de sobrerregulación) que añaden complejidad adicional e impiden la utilización de instrumentos como el DLP y la ITI. Para reducir esta pesada carga y complejidad administrativa, es necesaria una considerable simplificación. A este respecto, el nuevo grupo de alto nivel de expertos independientes sobre el seguimiento de la simplificación para los beneficiarios de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos que ha establecido la Comisión, alberga grandes expectativas.

El ponente desearía que, en los futuros debates sobre la política de cohesión, se otorgue un papel más destacado a instrumentos como la ITI y el DLP, así como que se haga mayor hincapié, y de forma más formal, al enfoque ascendente. La Comisión estará en posición de evaluar la ejecución de estos instrumentos en el período 2014-2020 y podrá elaborar supuestos y proponer recomendaciones para el período posterior a 2020.

27.1.2016

OPINIÓN de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

para la Comisión de Desarrollo Regional

sobre nuevas herramientas de desarrollo territorial en la política de cohesión para el periodo 2014-2020: inversión territorial integrada (ITI) y desarrollo local participativo (DLP)

(2015/2224(INI))

Ponente: Michaela Šojdrová

SUGERENCIAS

La Comisión de Empleo y Asuntos Sociales pide a la Comisión de Desarrollo Regional, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

A.  Considerando que, según Eurostat, en 2014 había 61 regiones europeas de ocho países de la UE con tasas de desempleo situadas entre el 14 % y el 34,8 % y 63 regiones de siete países de la UE con una tasa de desempleo situadas entre el 2,5 % y el 4,9 %; que, además, siete países tienen una tasa de desempleo superior al 30 %;

1.  Destaca el potencial de la política de cohesión para mejorar las oportunidades de empleo, promover el crecimiento sostenible e inclusivo y contribuir a la reducción de la pobreza y la inclusión social; señala, en este contexto, la importancia de la financiación integrada y, especialmente, la combinación entre el FSE y el FEDER;

2.  Destaca la importancia de incentivar aquellos sectores que, como la economía ecológica y la economía social, pueden aportar un valor añadido en términos de capacidad de inserción profesional sostenible e inclusiva;

3.  Destaca que las iniciativas DLP e ITI solo tendrán éxito si logran abordar de manera adecuada los desafíos sociales y relacionados con el empleo a que se enfrentan las regiones y comunidades respectivas;

4.  Destaca el potencial que encierra el enfoque ascendente del DLP en materia de apoyo a las estrategias de desarrollo local, de creación de oportunidades de empleo y de fomento del desarrollo rural sostenible; Opina que la ITI y el DLP tienen capacidad para responder directamente a las necesidades y los desafíos locales de una forma más específica y adecuada, insiste en una mayor inclusión de las zonas urbanas en este mecanismo, y pide a la Comisión que prosiga activamente esta estrategia; observa que la ITI es un mecanismo canalizador efectivo para la ejecución de los planes de regeneración y desarrollo urbanos integrados; insta a la Comisión a que aplique normas que cubran la financiación de los Fondos EIE para el DLP y la ITI en su conjunto a fin de reforzar las sinergias;

5.  Manifiesta su preocupación por que en algunos Estados miembros el DLP sea, a veces, un ejercicio consistente en «marcar casillas» en lugar de un auténtico enfoque ascendente; insiste, en este contexto, en que los agentes locales deben contar con un poder real de adopción de decisiones;

6.  Pide a la Comisión que preste asistencia técnica a los Estados miembros y autoridades locales y que cree canales de comunicación con los Estados miembros y los agentes locales para garantizar una participación real y razonable de los agentes locales en el proceso y en la cooperación a todos los niveles, señala que el DLP y la ITI solo obtendrán resultados satisfactorios si cuentan con el compromiso y la responsabilización de todas las partes interesadas, incluida la sociedad civil, y considera que la participación de socios también puede reforzar el enfoque integrado y territorial, en particular allí donde la utilización del DLP y de la ITI sea escasa; pide a la Comisión que encargue a un órgano ya existente en su estructura la coordinación del DLP y la ITI con miras a garantizar una mejor comunicación y una mejor ejecución;

7.  Considera que la Comisión debería animar a los Estados miembros a utilizar estos instrumentos en proyectos para crear empleo de calidad e inversión social, especialmente en aquellas regiones y subregiones que más lo necesitan; pide a la Comisión, en este sentido, que desarrolle un plan de inversión especial, en línea con el Paquete de Inversión Social, para que las regiones y subregiones con mayor índice de desempleo puedan aprovecharlos todo lo posible;

8.  Reconoce que tanto el DLP como la ITI son especialmente necesarios en las regiones menos desarrolladas y alienta a la Comisión y a los Estados miembros que presten apoyo y asistencia en la creación de capacidad a las autoridades regionales y locales en relación con el diseño y la ejecución de dichas iniciativas, y les pide que presten especial atención a las regiones que padecen desventajas naturales o demográficas graves y permanentes, mejorando su vertebración territorial con el fin de fomentar el desarrollo de la economía local, lo que hará posible, en última instancia, que permanezca la población en estas regiones;

9.  Lamenta que el DLP y la ITI carezcan de una imagen de marca más reconocible y la posible falta de experiencia entre las partes interesadas locales en relación con estos instrumentos; anima a la Comisión y a los Estados miembros a hacer ambos instrumentos tan visibles y comprensibles para sus usuarios como sea posible, al tiempo que evitan la aparición de nuevas cargas burocráticas innecesarias y siguen esforzándose para simplificar normas y procedimientos; hace hincapié en que podrían lograrse mejoras en el rendimiento y el valor añadido así como más sinergias si no solo se utilizase el FEDER en los instrumentos DLP e ITI, sino también otros fondos, como establecen los reglamentos respectivos; considera que deben tomarse medidas, en este contexto, para transmitir informaciones precisas sobre fondos específicos y reforzar los puntos de información con objeto de brindar un apoyo técnico adecuado para quienes deseen beneficiarse de dichos fondos; subraya finalmente la importancia de una supervisión atenta y constante de los recursos;

10.  Pide a la Comisión que organice seminarios informativos, anunciados oportunamente, con el fin de hacer que el mayor número de personas posible conozca estas oportunidades; aboga además por la creación de instrumentos informativos adecuados, por ejemplo listas de correo actualizadas periódicamente y aplicaciones para teléfonos inteligentes;

11.  Recuerda que el Reglamento del FSE permite conceder una prioridad de inversión específica a «estrategias de desarrollo local participativo» bajo el objetivo temático 9, y anima a los Estados miembros a que lo incluyan en sus programas operativos; hace hincapié en que el Fondo puede proporcionar un apoyo vital para establecer pactos de empleo territoriales, estrategias de desarrollo urbano y la formación de capacidades institucionales a escala local y regional, y pide a la Comisión que preste más asistencia a los Estados miembros a la hora de aplicar estas prioridades de inversión específicas y que facilite información acerca del alcance de dicha aplicación en sus informes anuales de actividad; Pide a la Comisión que aproveche la revisión intermedia del marco financiero plurianual (MFP) para abordar las dificultades que ya se han constatado en la puesta en práctica de los instrumentos y para encontrar soluciones sostenibles;

12.  Pide a la Comisión que, para avanzar decididamente hacia los objetivos de la Estrategia 2020, debe dedicarse más atención, tanto la revisión de esta estrategia como en la del MFP, a las realidades regionales y locales y a las circunstancias específicas de las áreas afectadas;

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

25.1.2016

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

37

3

0

Miembros presentes en la votación final

Laura Agea, Guillaume Balas, David Casa, Ole Christensen, Jane Collins, Lampros Fountoulis, Arne Gericke, Thomas Händel, Marian Harkin, Czesław Hoc, Rina Ronja Kari, Agnieszka Kozłowska-Rajewicz, Jean Lambert, Jérôme Lavrilleux, Jeroen Lenaers, Dominique Martin, Anthea McIntyre, Joëlle Mélin, Elisabeth Morin-Chartier, Emilian Pavel, Georgi Pirinski, Terry Reintke, Sofia Ribeiro, Claude Rolin, Sven Schulze, Jutta Steinruck, Romana Tomc, Renate Weber, Tatjana Ždanoka, Jana Žitňanská

Suplentes presentes en la votación final

Maria Arena, Amjad Bashir, Lynn Boylan, Miapetra Kumpula-Natri, Paloma López Bermejo, Edouard Martin, Evelyn Regner, Michaela Šojdrová

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Eleonora Evi, Anneli Jäätteenmäki

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINALEN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO

Fecha de aprobación

16.2.2016

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

37

2

1

Miembros presentes en la votación final

Pascal Arimont, Franc Bogovič, Victor Boştinaru, Mercedes Bresso, Steeve Briois, Andrea Cozzolino, Rosa D’Amato, Tamás Deutsch, Bill Etheridge, Iratxe García Pérez, Anna Hedh, Krzysztof Hetman, Ivan Jakovčić, Constanze Krehl, Sławomir Kłosowski, Andrew Lewer, Iskra Mihaylova, Andrey Novakov, Younous Omarjee, Konstantinos Papadakis, Mirosław Piotrowski, Stanislav Polčák, Liliana Rodrigues, Fernando Ruas, Monika Smolková, Maria Spyraki, Ruža Tomašić, Ramón Luis Valcárcel Siso, Matthijs van Miltenburg, Lambert van Nistelrooij, Derek Vaughan, Joachim Zeller

Suplentes presentes en la votación final

Daniel Buda, Viorica Dăncilă, Bronis Ropė, Peter Simon, Davor Škrlec, Hannu Takkula, Damiano Zoffoli, Marco Zullo

(1)

DO L 347 de 20.12.2013, p. 320.

(2)

DO L 347 de 20.12.2013, p. 289.

(3)

DO L 347 de 20.12.2013, p. 487.

(4)

DO L 149 de 20.5.2014, p. 1.

(5)

DO L 347 de 20.12.2013, p. 259.

(6)

DO C 17 de 19.1.2013, p. 18.

(7)

DO C 313 de 22.9.2015, p. 31.

(8)

DO C 230 de 14.7.2015, p. 1.

(9)

Textos Aprobados, P7_TA(2011)0485.

(10)

Textos Aprobados, P7_TA(2013)0002.

(11)

Textos Aprobados, P7_TA(2014)0015.

(12)

Textos Aprobados, P7_TA(2015)0419.

(13)

Al menos el 5 %, y en el caso de Croacia el 2,5 %, de la contribución total del Feader al programa de desarrollo rural se reservará a Leader (artículo 59, apartado 5, del Reglamento (UE) nº 1305/2013).

(14)

Nota informativa del Parlamento Europeo sobre instrumentos para apoyar la dimensión territorial y urbana en la política de cohesión: la inversión territorial integrada (ITI) y el desarrollo local participativo (DLP).

Aviso jurídico