Procedimiento : 2016/2148(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A8-0385/2016

Textos presentados :

A8-0385/2016

Debates :

PV 15/02/2017 - 17
CRE 15/02/2017 - 17

Votaciones :

PV 16/02/2017 - 6.11
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P8_TA(2017)0053

INFORME     
PDF 544kWORD 101k
15.12.2016
PE 587.442v02-00 A8-0385/2016

sobre invertir en crecimiento y empleo – maximizar la contribución de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos: evaluación del informe de conformidad con el artículo 16, apartado 3, del RDC

(2016/2148(INI))

Comisión de Desarrollo Regional

Ponente: Lambert van Nistelrooij

Ponente de opinión (*):

Georgi Pirinski, Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

(*) Procedimiento de comisiones asociadas - artículo 54 del Reglamento

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO
 EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
 OPINIÓN de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales
 OPINIÓN de la Comisión de Presupuestos
 OPINIÓN de la Comisión de Transportes y Turismo
 OPINIÓN de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural
 OPINIÓN de la Comisión de Cultura y Educación
 RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINALEN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO

sobre invertir en crecimiento y empleo – maximizar la contribución de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos: evaluación del informe de conformidad con el artículo 16, apartado 3, del RDC

(2016/2148(INI))

El Parlamento Europeo,

–  Visto el artículo 174 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE),

–  Visto el Reglamento (UE) n.º 1303/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de diciembre de 2013, por el que se establecen disposiciones comunes relativas al Fondo Europeo de Desarrollo Regional, al Fondo Social Europeo, al Fondo de Cohesión, al Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural y al Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca, y por el que se establecen disposiciones generales relativas al Fondo Europeo de Desarrollo Regional, al Fondo Social Europeo, al Fondo de Cohesión y al Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca, y se deroga el Reglamento (CE) n.º 1083/2006 del Consejo (en lo sucesivo el «Reglamento sobre disposiciones comunes»)(1),

–  Visto el Reglamento (UE) n.º 1301/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de diciembre de 2013, sobre el Fondo Europeo de Desarrollo Regional y sobre disposiciones específicas relativas al objetivo de inversión en crecimiento y empleo y por el que se deroga el Reglamento (CE) n.º 1080/2006(2),

–  Visto el Reglamento (UE) n.º 1304/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de diciembre de 2013, relativo al Fondo Social Europeo y por el que se deroga el Reglamento (CE) n.º 1081/2006 del Consejo(3),

–  Visto el Reglamento (UE) n.º 1305/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de diciembre de 2013, relativo a la ayuda al desarrollo rural a través del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader) y por el que se deroga el Reglamento (CE) n.º 1698/2005 del Consejo(4),

–  Visto el Reglamento (UE) n.º 1299/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de diciembre de 2013, por el que se establecen disposiciones específicas relativas al apoyo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional al objetivo de cooperación territorial europea(5),

–  Visto el Reglamento (UE) n.º 1302/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de diciembre de 2013, por el que se modifica el Reglamento (CE) n.º 1082/2006 sobre la Agrupación Europea de Cooperación Territorial (AECT) en lo que se refiere a la clarificación, a la simplificación y a la mejora de la creación y el funcionamiento de tales agrupaciones(6),

–  Visto el Reglamento (UE) n.º 508/2014 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 15 de mayo de 2014, relativo al Fondo Europeo Marítimo y de Pesca, y por el que se derogan los Reglamentos (CE) n.º 2328/2003, (CE) n.º 861/2006, (CE) n.º 1198/2006 y (CE) n.º 791/2007 del Consejo, y el Reglamento (UE) n.º 1255/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo(7),

–  Visto el Reglamento (UE) n.º 2015/1017 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de junio de 2015, relativo al Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas, al Centro Europeo de Asesoramiento para la Inversión y al Portal Europeo de Proyectos de Inversión, y por el que se modifican los Reglamentos (UE) n.º 1291/2013 y (UE) n.º 1316/2013 — el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas(8),

–  Vista la Comunicación de la Comisión titulada «Invertir en crecimiento y empleo: maximizar la contribución de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos» (COM(2015)0639),

–  Vista su Resolución, de 11 de mayo de 2016, sobre la aceleración de la aplicación de la política de cohesión(9),

–  Vista su Resolución, de 6 de julio de 2016, sobre las sinergias para la innovación: los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos, Horizonte 2020 y otros fondos de innovación europeos y programas de la Unión(10),

–  Vista su Resolución, de 26 de noviembre de 2015, sobre la simplificación y la orientación a los resultados de la política de cohesión para el periodo 2014-2020(11),

–  Vistas las Conclusiones del Consejo, de 26 de febrero de 2016, sobre «Invertir en crecimiento y empleo: maximizar la contribución de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos»,

–  Visto el dictamen del Comité Económico y Social Europeo, de 25 de mayo de 2016, sobre la Comunicación de la Comisión titulada «Invertir en crecimiento y empleo: maximizar la contribución de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos» (COM(2015)0639),

–  Visto el dictamen del Comité de las Regiones, de 9 de julio de 2015, sobre el resultado de las negociaciones sobre los acuerdos de asociación y los programas operativos,

–  Visto el Sexto informe sobre cohesión económica, social y territorial (COM(2014)0473),

–  Visto el estudio elaborado por su Dirección General de Políticas Interiores de la Unión (Departamento Temático B - Políticas Estructurales y de Cohesión), de junio de 2016, sobre la maximización de las sinergias entre los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos y otros instrumentos de la Unión para alcanzar los objetivos de la Estrategia Europa 2020,

–  Visto el estudio elaborado por su Dirección General de Políticas Interiores de la Unión (Departamento Temático B - Políticas Estructurales y de Cohesión), de septiembre de 2016, titulado «Evaluación del informe de conformidad con el artículo 16, apartado 3, del RDC»,

–  Visto el análisis elaborado por su Dirección General de Políticas Interiores de la Unión (Departamento Temático B - Políticas Estructurales y de Cohesión), de septiembre de 2016, sobre los instrumentos financieros en el período de programación 2014-2020 y las primeras experiencias de los Estados miembros,

–  Visto el artículo 52 de su Reglamento,

–  Vistos el informe de la Comisión de Desarrollo Regional y las opiniones de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales, la Comisión de Presupuestos, la Comisión de Transportes y Turismo, la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural y la Comisión de Cultura y Educación (A8-0385/2016),

A.  Considerando que la política de cohesión constituye una parte importante del presupuesto de la Unión y que asciende a aproximadamente un tercio de la totalidad de los gastos;

B.  Considerando que, con un presupuesto de 454 000 millones de euros para el período 2014-2020, los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (Fondos EIE) son el principal instrumento de la política de inversión de la Unión y una fuente vital de inversión pública en muchos Estados miembros, y que han generado más empleo, crecimiento e inversión en la Unión al tiempo que reducido disparidades a escala regional y local con objeto de promover la cohesión económica, social y territorial;

C.  Considerando que los acuerdos de asociación constituyen la base del informe presentado por la Comisión de conformidad con el artículo 16, apartado 3;

D.  Considerando que las negociaciones sobre los acuerdos de asociación y los programas operativos para el período 2014-2020 han constituido un ejercicio renovado, fuertemente ajustado e intenso con un nuevo marco para los resultados, las condiciones ex ante y la concentración temática, pero que también han generado retrasos importantes en el inicio efectivo de la aplicación de la política de cohesión, debido también a deficiencias en la capacidad administrativa de algunas regiones y Estados miembros, cuestiones que se han ralentizado aún más por el procedimiento de designación de las autoridades de gestión;

E.  Considerando que es indiscutible que, debido a la adopción tardía del marco reglamentario a finales de 2013 como consecuencia de las largas negociaciones y del retraso del Acuerdo sobre el marco financiero plurianual, no se pudieron adoptar a tiempo los programas operativos; que, en consecuencia, se demoró la puesta en marcha de los programas operativos, lo que afectó a la adopción de la política sobre el terreno;

F.  Considerando que se establecieron disposiciones comunes para los cinco Fondos EIE, reforzando así las relaciones entre ellos;

G.  Considerando que la política de cohesión se enfrenta en el período actual a numerosos desafíos políticos y económicos, derivados de la crisis financiera, lo que da lugar a un descenso de la inversión pública en muchos Estados miembros y deja a los Fondos EIE y la cofinanciación por los Estados miembros como el principal instrumento de inversión pública en muchos Estados miembros, y de la crisis migratoria;

H.  Considerando que en el período de programación 2014-2020 la política de cohesión ha adquirido un enfoque político más específico por medio de la concentración temática y apoyado las prioridades y los objetivos de la Unión;

I.  Considerando que en el actual periodo de financiación los Fondos EIE están más fuertemente orientados hacia los resultados y cuentan con un entorno de inversión que permite una mayor eficacia;

J.  Considerando que debe haber una mayor coordinación entre las inversiones en el marco de la política de cohesión y las prioridades de la Estrategia Europa 2020 para un desarrollo inteligente, sostenible e integrador y el Semestre Europeo;

K.  Considerando que el Grupo de trabajo para la mejora de la aplicación ha contribuido a la eliminación de los cuellos de botella y a la recuperación de los retrasos en lo que respecta a la asignación de los fondos;

Intercambio de resultados, comunicación y visibilidad

1.  Observa que Europa está atravesando una etapa difícil en términos económicos, sociales y políticos y que, por lo tanto, se necesita más que nunca una política de inversiones eficaz orientada al crecimiento económico y el empleo, cercana a los ciudadanos y más adaptada a las exigencias territoriales específicas y que tenga como objetivo combatir el desempleo y las desigualdades sociales en la Unión, creando un valor añadido europeo; considera que, a fin de reconquistar la confianza de los ciudadanos, la Unión debe emprender procesos de ajuste para cumplir los requisitos establecidos en el artículo 9 del TFUE;

2.  Señala que la política de cohesión para el periodo 2014-2020 se ha revisado a fondo, lo que ha exigido un cambio de mentalidad y de los métodos de trabajo a todos los niveles de gobernanza, incluyendo la coordinación horizontal y la participación de las partes interesadas así como, en la medida de lo posible, el desarrollo local participativo (DLP); indica que con frecuencia se ignoran las últimas reformas prospectivas y ejemplares y que la política de cohesión se sigue percibiendo a menudo como una política de gasto tradicional más que como una política de desarrollo e inversión que ofrece resultados tangibles;

3.  Considera que la principal comunicación sobre los proyectos de la política de cohesión debe centrarse en el valor añadido europeo, la solidaridad y la visibilidad de los casos de éxito, al tiempo que subraya la importancia de intercambiar buenas prácticas así como de aprender de los proyectos que no alcanzan sus objetivos; insiste en que dicha comunicación sobre el asunto de los Fondos EIE debe modernizarse e intensificarse; subraya la necesidad de identificar y aplicar nuevos instrumentos para la comunicación de los resultados de las políticas de cohesión; considera necesario invertir en inteligencia regional y recopilación de datos, como parte de un esfuerzo permanente para crear y actualizar bases de datos, teniendo en cuenta las necesidades, especificidades y prioridades locales y regionales, como ocurre en la ya existente plataforma S3, lo que permitiría al público interesado controlar eficazmente el valor añadido europeo de los proyectos;

4.  Destaca que, con el fin de mejorar la comunicación y la visibilidad de los Fondos EIE, debe prestarse más atención a la participación de las partes interesadas y los beneficiarios, así como a la participación significativa de los ciudadanos en el diseño y la aplicación de la política de cohesión; insta, además, a la Comisión, los Estados miembros, las regiones y las ciudades a que informen más sobre los logros de la política de cohesión y las lecciones que han de extraerse, y que presenten un plan de acción específico y coordinado;

Concentración temática

5.  Se felicita por la concentración temática, que ha demostrado ser una herramienta útil para la elaboración de una política precisa y para una mayor eficacia de las prioridades de la Unión y de la Estrategia Europa 2020, lo que impulsa el proceso de convertir el conocimiento en innovación, empleo y crecimiento; insta, por lo tanto, a los Estados miembros y las autoridades locales y regionales a que tomen decisiones claras sobre las prioridades en materia de inversión y a que seleccionen proyectos basándose en las prioridades establecidas para los Fondos EIE, así como a que apliquen procedimientos de ejecución racionales y eficientes;

6.  Señala que el análisis de la concentración temática debe indicar la forma en que las decisiones estratégicas de los Estados miembros y la asignación de los recursos a los objetivos temáticos satisfacen las necesidades específicas de los territorios; lamenta que este aspecto no parezca tan evidente en el artículo 16 del informe de la Comisión;

7.  Considera que es necesario informar más eficazmente sobre los resultados y los beneficios de la política de cohesión, entre otras cosas para devolver la confianza en el proyecto europeo;

8.  Reitera que la política de cohesión debe seguir teniendo carácter temático y permitir, al mismo tiempo, el grado de flexibilidad suficiente para incorporar las necesidades específicas de cada región, especialmente las necesidades específicas de las regiones más desfavorecidas, como establecen los reglamentos; pide que se sigan invirtiendo Fondos EIE en las regiones en transición con el fin de preservar los logros alcanzados gracias a los recursos y los esfuerzos realizados;

9.  Destaca, en particular, que han de tenerse en cuenta las circunstancias de las regiones urbanas o rurales, las denominadas «regiones atrasadas», las regiones en transición y las que acusan desventajas naturales o geográficas permanentes, y que han de diseñarse políticas de apoyo adecuadas para el desarrollo de estas zonas, a las cuales, sin la política de cohesión, les podría haber resultado difícil alcanzar a las regiones más desarrolladas; insta a la Comisión a que aplique y desarrolle estrategias destinadas a aplicar la agenda urbana en cooperación con las autoridades locales y las regiones metropolitanas como núcleos de crecimiento de la Unión; recuerda, en este contexto, la importancia de conceder a los Estados miembros y las regiones flexibilidad suficiente para que respalden nuevos retos políticos, como los relacionados con la inmigración (al tiempo que se tienen en cuenta los objetivos iniciales y todavía pertinentes de la política de cohesión y las necesidades específicas de las regiones), y la dimensión digital, entendida en sentido amplio, de la política de cohesión (incluidas cuestiones como las TIC y el acceso a la banda ancha, vinculadas a la consecución del mercado único digital); atrae la atención sobre los compromisos de la Estrategia de la Unión de la Energía, la Estrategia de la Economía Circular y la Unión dimanantes del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático, dado que los Fondos EIE han de desempeñar una función clave en su aplicación;

10.  Considera que debe prestarse más atención a las subregiones que acumulan una considerable cantidad de retos, que a menudo aparecen en bolsas de pobreza, comunidades segregadas y vecindades desfavorecidas con una representación excesiva de grupos marginados como los romaníes;

11.  Apoya la transición progresiva de un enfoque centrado en proyectos relacionados con grandes infraestructuras a otro basado en el estímulo de la economía del conocimiento, la innovación y la inclusión social, así como en el desarrollo de las capacidades y el empoderamiento de los actores, incluidos los de la sociedad civil, teniendo en cuenta las especificidades de las regiones menos desarrolladas que siguen necesitando ayuda en el ámbito del desarrollo de infraestructuras y para las que no siempre son viables las soluciones basadas en el mercado, y teniendo asimismo en cuenta que cada Estado miembro debe disponer de flexibilidad suficiente para realizar inversiones según sus prioridades, como prevén los acuerdos de asociación con objeto de promover su desarrollo económico, social y territorial;

12.  Opina que los Fondos EIE, incluidos en particular los programas europeos de cooperación territorial, han de utilizarse para crear y promover empleos de calidad, fomentar sistemas de formación a lo largo de toda la vida y de formación y perfeccionamiento profesionales, incluidas infraestructuras escolares, para que los trabajadores puedan adaptarse, en buenas condiciones, a las cambiantes realidades del mundo laboral, estimular el crecimiento, la competitividad y el desarrollo sostenibles y la prosperidad compartida en pos de una Europa integradora, sostenible y justa desde el punto de vista social, centrándose en las zonas y sectores menos desarrollados y con problemas estructurales, y apoyando a los grupos más vulnerables y expuestos de la sociedad, particularmente los jóvenes (junto con programas como ERASMUS+) y las personas menos cualificadas, así como fomentando un mayor nivel de empleo a través de la economía circular, y evitando el abandono escolar prematuro; atrae la atención sobre el hecho de que el FSE es un instrumento que apoya la aplicación de políticas de interés público;

13.  Manifiesta su preocupación por que el desempleo —en especial, el desempleo de los jóvenes y las mujeres así como el desempleo en las zonas rurales— sigue siendo muy elevado en muchos Estados miembros, a pesar de todos los esfuerzos, y la política de cohesión también tiene que dar respuestas al respecto; recomienda a la Comisión que preste más atención al impacto de las políticas de cohesión en lo que respecta a la promoción del empleo y la reducción del desempleo; observa, en este contexto, que la IEJ se ha integrado en 34 programas del FSE en veinte Estados miembros elegibles, lo que permite a los jóvenes desempleados beneficiarse de la IEJ para encontrar empleo o mejorar sus capacidades y cualificaciones; manifiesta su preocupación, sin embargo, a la vista de los retrasos en el comienzo de la ejecución de la IEJ y de la manera en que se está aplicando la Garantía Juvenil en algunas regiones; insta a los Estados miembros a que redoblen sus esfuerzos para obtener rápidamente resultados sustanciales y tangibles de los fondos invertidos, particularmente en lo que respecta a los fondos puestos a disposición en forma de anticipos, y para la correcta ejecución de la IEJ, y a que aseguren unas condiciones laborales dignas para los trabajadores jóvenes; pide, en particular, que, cuando se utilicen los Fondos EIE para satisfacer requisitos de formación, se tengan en cuenta las necesidades reales del mundo empresarial a fin de crear verdaderas oportunidades de empleo y alcanzar un empleo duradero; considera que la política de cohesión debe centrarse principalmente en la lucha contra el desempleo juvenil, la inclusión social y los retos demográficos a los que se enfrenta Europa en la actualidad y a los que se enfrentará en un futuro próximo; pide que la IEJ continúe después de 2016 para seguir luchando contra el desempleo juvenil y que se realice al mismo tiempo un análisis exhaustivo de su funcionamiento con el fin de llevar a cabo las correcciones necesarias para aumentar su eficacia;

14.  Expresa su profunda preocupación por el hecho de que, para el programa Garantía para la Juventud —que en el período 2014-2020 será cofinanciado con un importe total de 12 700 millones de euros procedentes del FSE y de la Iniciativa Especial de Empleo Juvenil, y que gracias a estos recursos ya es considerado como el motor de los esfuerzos en favor del empleo juvenil—, la Comisión no haya efectuado ninguna evaluación de costes y beneficios, procedimiento estándar para todas las iniciativas importantes de la Comisión; constata que, por consiguiente, falta información sobre la cuestión del coste global que podría tener la instauración de la garantía en toda la Unión y, tal como subraya el Tribunal de Cuentas Europeo, existe el riesgo de que la cuantía total de la financiación resulte insuficiente;

15.  Destaca la importancia de la comunicación, en particular de la digital, gracias a la cual la información sobre posibles ayudas en la búsqueda de formación, becas o empleo cofinanciados con fondos de la Unión puede llegar a un mayor número de jóvenes; pide que se refuercen las acciones de comunicación para promover portales como DROP'PIN o EURES e incrementar las oportunidades de movilidad de los jóvenes dentro del mercado interior, considerado como el mayor potencial por explotar en la lucha contra el desempleo en la Unión;

16.  Pide a la Comisión que se asegure de que los Estados miembros respetan la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad a la hora de ejecutar proyectos financiados por los Fondos EIE, incluido el objetivo de favorecer la transición de la vida en instituciones a la vida en comunidad para las personas con discapacidad;

17.  Recuerda que la culminación de la red básica de la RTE-T es una de las prioridades de la política común de transportes, y que los Fondos EIE son un instrumento muy importante en la ejecución de este proyecto; subraya la necesidad de aprovechar las posibilidades que ofrecen los Fondos EIE para establecer un vínculo entre el potencial de las redes RTE-T básica y global y las infraestructuras de transporte regional y local; reconoce la importancia del Fondo de Cohesión para mejorar las infraestructuras y la conectividad en Europa, e insiste en que se mantenga este Fondo en el nuevo marco financiero posterior a 2020;

18.  Subraya que la multimodalidad del transporte debe constituir un factor clave en la evaluación de proyectos de infraestructura financiados con los Fondos EIE, si bien este no debe ser el único criterio de evaluación de los proyectos propuestos, especialmente en el caso de los Estados miembros con grandes necesidades de inversión en el ámbito de las infraestructuras de transporte;

19.  Destaca la necesidad de mantener los oficios tradicionales, en particular la tradición artesanal y las competencias afines, y de elaborar estrategias dirigidas a promover el espíritu emprendedor en la artesanía tradicional con el fin de mantener la identidad cultural del sector artesanal tradicional; recuerda la importancia de apoyar el trabajo vinculado a la formación profesional y la movilidad de los jóvenes artesanos de ambos sexos;

Condiciones previas

20.  Subraya que es necesario controlar con eficacia el cumplimiento de las condiciones ex ante para registrar los esfuerzos y los logros alcanzados; considera que las condiciones ex ante, en particular la relativa a las estrategias de investigación e innovación para la especialización inteligente (RIS3), han demostrado su utilidad, y sugiere que sigan mejorándose; señala que ha de prestarse más atención al refuerzo de las microempresas y las pequeñas y medianas empresas;

21.  Llama la atención sobre el hecho de que un considerable porcentaje de las condiciones ex ante aún no se ha cumplido; pide, por tanto, que se analice la situación actual y se adopten medidas específicas para corregirla, sin perjudicar la utilización óptima de los fondos o disminuir la eficacia de la política de cohesión;

Presupuestación basada en los resultados

22.  Pone de relieve que el marco reglamentario para el período 2014-2020 y los acuerdos de asociación han inducido en los programas de cohesión un enfoque fuertemente orientado hacia los resultados y que este enfoque puede ser un ejemplo para otros ámbitos del gasto presupuestario de la Unión; celebra la introducción de indicadores comunes, que permitirán medir y evaluar los resultados; considera que se debe seguir trabajando en los indicadores para mejorar la evaluación del gasto de los Fondos EIE y contribuir a optimizar la selección de los proyectos;

23.  Señala la importante innovación que ha supuesto la introducción de la concentración temática, mediante la cual las inversiones se centran en metas y prioridades concretas que corresponden a los indicadores de rendimiento y los objetivos acordados específicamente para todos los temas;

24.  Recuerda que se introdujo una reserva de rendimiento para cada Estado miembro que asciende al 6 % de los recursos asignados a los Fondos EIE; recuerda asimismo que, sobre la base de los informes nacionales de 2017 y el examen de rendimiento de 2019, la reserva se asignará únicamente a los programas y las prioridades que hayan alcanzado sus objetivos; pide flexibilidad en la creación de nuevos compromisos a cargo de la reserva de rendimiento cuando los programas hayan alcanzado sus objetivos e hitos en los próximos años; pide a la Comisión que evalúe si la reserva de rendimiento aporta efectivamente un valor añadido o si ha generado más burocracia;

El Semestre Europeo

25.  Toma nota del hecho de que en el transcurso del proceso de programación, los Estados miembros hayan considerado que más de dos terceras partes de las recomendaciones específicas por país (REP) que se adoptaron en 2014 son pertinentes para las inversiones de la política de cohesión y se congratula de que lo hayan tenido en cuenta en las prioridades de su programación; reconoce que, en un futuro próximo, la recomendaciones específicas por país pueden dar lugar a la modificación de los programas de los Fondos EIE, garantizando apoyo a las reformas estructurales en los Estados miembros; señala que las recomendaciones específicas por país y los programas nacionales de reforma representan un claro vínculo entre los Fondos EIE y los procesos del Semestre Europeo;

26.  Subraya la importancia de establecer un vínculo equilibrado entre la política de cohesión y el Semestre Europeo, ya que ambos tratan de lograr los mismos objetivos en el marco de la Estrategia Europa 2020, sin perjuicio de la consecución de los objetivos de cohesión social, económica y territorial, con objeto de reducir las disparidades, como disponen los Tratados; opina que, en caso de que no se cumplan los objetivos del Semestre Europeo, deberíamos volver a reflexionar sobre los motivos de la suspensión de los Fondos EIE, ya que esto podría ser contraproducente para el fomento del crecimiento y el empleo;

Sinergias e instrumentos financieros

27.  Toma nota de que el marco regulador de los Fondos EIE para el período 2014-2020 apoya los instrumentos financieros; subraya, no obstante, que el uso de subvenciones sigue siendo indispensable; observa que parece existir un énfasis en un cambio gradual de las subvenciones a los préstamos y las garantías; hace hincapié en que esta tendencia ha sido reforzada por el Plan de Inversiones para Europa y por el recién creado Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas; señala, asimismo, que el uso del enfoque multifondo todavía parece difícil; subraya, en vista de la complejidad de tales instrumentos, la importancia vital de ofrecer un apoyo adecuado a las instituciones locales y regionales en lo referente a la formación de los funcionarios responsables de su gestión; recuerda que los instrumentos financieros pueden ofrecer soluciones para una utilización más eficiente del presupuesto de la Unión, contribuyendo, junto con las subvenciones, a la realización de inversiones para estimular el crecimiento económico y la creación de puestos de trabajo duraderos;

28.  Pone de relieve que con el FEIE se siguen objetivos propios, lo que se presenta como un éxito por lo que respecta a su rápida aplicación y resultados en las operaciones existentes, pese a considerables deficiencias como la falta de adicionalidad; pide a la Comisión, en este contexto, que facilite datos específicos sobre el impacto del FEIE en términos de crecimiento y empleo y que tras la evaluación presente las enseñanzas extraídas, a fin de mejorar la eficacia del uso de los Fondos EIE en el nuevo período de programación a partir de 2021; solicita, además del dictamen n.º  2/2016 del Tribunal de Cuentas Europeo(12), un análisis de la contribución de los Fondos EIE a los objetivos del FEIE, así como una evaluación de los logros de los Fondos EIE por lo que respecta a sus prioridades;

29.  Señala, sin embargo, la falta de datos sobre los resultados logrados por los instrumentos financieros y el débil vínculo entre estos instrumentos financieros y los objetivos y prioridades generales de la Unión;

30.  Señala que el informe elaborado por la Comisión con arreglo al artículo 16 ofrece escasa información sobre la coordinación y las sinergias entre los diferentes programas e instrumentos de otros ámbitos políticos y que, en particular, no siempre ha presentado datos fiables sobre los resultados que se esperaban de los programas del FSE y la Iniciativa de Empleo Juvenil (IEJ); hace hincapié en que disponer de un reglamento común para los cinco Fondos EIE ha aumentado la sinergia entre ellos, incluido el segundo pilar de la política agrícola común; está convencido de que deben aumentarse las sinergias con otras políticas e instrumentos, incluidos el FEIE y otros instrumentos financieros, con objeto de maximizar la repercusión de la inversión; destaca que las normas sobre ayudas estatales rigen para los Fondos EIE pero no para el FEIE u Horizonte 2020, y que esto genera problemas a la hora de incrementar el grado de sinergia entre los fondos, los programas y los instrumentos; subraya que, a fin de garantizar la sinergia y complementariedad necesarias entre el FEIE, los instrumentos financieros y los Fondos EIE, ha de examinarse nuevamente la cuestión de las normas en materia de ayudas estatales a fin clarificarlas, simplificarlas y adaptarlas en consecuencia; pide a la Comisión que proporcione directrices completas a las autoridades de gestión sobre la combinación del FEIE con instrumentos de gestión directa y compartida, incluidos los Fondos EIE, el Mecanismo «Conectar Europa» y Horizonte 2020;

31.  Aboga por que se mantenga un uso equilibrado de los instrumentos financieros cuando tengan un valor añadido y no perjudiquen el apoyo tradicional de la política de cohesión; hace hincapié, no obstante, en que esto solo debe llevarse a cabo después de una detenida evaluación de la contribución de los instrumentos financieros a los objetivos de la política de cohesión; subraya que ha de mantenerse una gama variada de financiaciones para todas las regiones, en tanto que, en determinados sectores, las subvenciones siguen siendo los instrumentos más adecuados para alcanzar los objetivos de crecimiento y empleo; pide a la Comisión que presente incentivos para velar por que se informa exhaustivamente a las autoridades de gestión sobre las oportunidades para utilizar instrumentos financieros y sobre su alcance, y que analice los costes de gestión de las subvenciones y de la ayuda reembolsable que se hayan concedido conforme a los programas de gestión central y compartida; hace hincapié en que es fundamental contar con normas claras, coherentes y específicas sobre los instrumentos financieros que ayuden a simplificar el proceso de preparación y aplicación para los gestores y beneficiarios de los fondos a fin de que su aplicación sea más eficaz; hace referencia al próximo informe de propia iniciativa titulado «Una combinación adecuada de financiación para las regiones de Europa: equilibrar los instrumentos financieros y las subvenciones en la política de cohesión de la Unión»;

Simplificación

32.  Señala que uno de los principales objetivos del periodo de programación 2014-2020 es una mayor simplificación para los beneficiarios de los Fondos EIE y reconoce que esta simplificación es uno de los factores clave para un mejor acceso a la financiación;

33.  Se felicita por que el actual marco reglamentario modernizado para los Fondos EIE ofrezca nuevas posibilidades de simplificación en lo que respecta a las normas comunes de admisibilidad, las opciones de costes simplificados y la gobernanza electrónica; lamenta, sin embargo, que la comunicación de la Comisión sobre el artículo 16, apartado 3, del Reglamento sobre disposiciones comunes (RDC) no incluya información específica por lo que respecta al uso de las opciones de costes simplificados (OCS); subraya que es necesario seguir trabajando para desarrollar el pleno potencial de las OCS a fin de aliviar la carga administrativa; señala que todavía se requieren medidas de simplificación importantes para los beneficiarios y para las autoridades de gestión, que se centren en la contratación pública, la gestión de proyectos y las auditorías tanto durante como después de las operaciones;

34.  Insta a la Comisión a que facilite una evaluación continua de la carga administrativa, incluidos, en particular, componentes como el tiempo, el coste y el papeleo de la financiación de la Unión tanto en forma de subvenciones como de instrumentos financieros, a partir de los resultados del período 2007-2013 y el inicio del nuevo período a partir de 2014;

35.  Recomienda para el futuro período de programación que comienza en 2021 que todos los niveles de gobernanza converjan hacia un sistema de auditoría única mediante la eliminación de la duplicación de controles entre los distintos niveles de gobierno; insta a la Comisión a que aclare el alcance y la naturaleza jurídica de las directrices existentes en los Fondos EIE, y a que desarrolle, en estrecha colaboración con las autoridades de gestión y con todos los niveles de auditoría pertinentes, una interpretación conjunta de las cuestiones de auditoría; reitera la necesidad de adoptar nuevas medidas en el ámbito de la simplificación, en particular en los programas orientados a los jóvenes, introduciendo, entre otras cosas, una mayor proporcionalidad en los controles; acoge con satisfacción los resultados preliminares del «Grupo de Alto Nivel sobre Simplificación» creado por la Comisión;

36.  Recomienda que se establezcan procedimientos estándar para la elaboración de programas operativos y para la gestión, especialmente para los numerosos programas de colaboración territorial;

Capacidad administrativa

37.  Observa que los Estados miembros tienen diferentes culturas administrativas y niveles de rendimiento en su marco político que las condiciones ex ante deben ayudar a superar; insiste en la necesidad de consolidar la capacidad administrativa como prioridad en el marco de la política de cohesión y del ejercicio del Semestre Europeo, en particular en los Estados miembros que registran bajas tasas de absorción de los fondos; señala que resulta necesario brindar asistencia técnica, profesional y práctica a los Estados miembros, las regiones y los municipios durante los procedimientos de solicitud de financiación; valora los efectos del mecanismo Jaspers y reitera que una planificación deficiente de las inversiones ocasiona grandes retrasos en la ejecución de los proyectos y un uso ineficiente de la financiación;

38.  Señala que el lento inicio de ciertos programas, la falta de capacidad de gestión para proyectos complejos, los retrasos registrados en la finalización de los proyectos, la carga burocrática de los Estados miembros, el exceso de reglamentación y los errores en los procedimientos de contratación pública son los principales obstáculos en la aplicación de la política de cohesión; considera esencial que se identifiquen y simplifiquen los procesos y procedimientos innecesariamente complejos en la gestión compartida que generen cargas adicionales para las autoridades y los beneficiarios; señala que hay que mejorar, controlar y reforzar constantemente la capacidad administrativa; opina, por lo tanto, a este respecto que es necesario explotar soluciones de administración electrónica funcionales y flexibles así como una mejor información y coordinación entre los Estados miembros; subraya, además, la necesidad de prestar más atención a la formación de la administración;

39.  Señala que los marcos reglamentarios, las condiciones y las soluciones específicos (como el mecanismo de intercambio Taiex Regio Peer 2 Peer entre las distintas regiones) que tienen por objeto la simplificación pueden responder más eficazmente a las necesidades y los retos a los que se enfrentan las distintas regiones cuando se trata de la capacidad administrativa;

Cooperación territorial europea

40.  Destaca el valor añadido europeo de la cooperación territorial europea, especialmente en la reducción de diferencias entre las regiones fronterizas, que debe reflejarse en un aumento del nivel de los créditos destinados a este objetivo de la política de cohesión y ha de introducirse tan pronto como sea posible; solicita, a la vez, a los Estados miembros que faciliten los fondos de cofinanciación necesarios; subraya la necesidad de conservar este instrumento como uno de los principales elementos de la política de cohesión después de 2020;

41.  Subraya la importancia de las estrategias macrorregionales, unos instrumentos que han resultado útiles para el desarrollo de la cooperación territorial y el desarrollo económico de los territorios afectados; pone de relieve el papel decisivo de las autoridades locales y regionales para el éxito de las iniciativas previstas en dichas estrategias;

42.  Recomienda utilizar más el instrumento jurídico modificado y ampliado AECT como base jurídica de la cooperación territorial;

43.  Propone la creación de un vínculo permanente entre la RIS3 y la cooperación interregional a escala de la Unión, preferiblemente en forma de elemento permanente del programa Interreg;

44.  Subraya que el concepto de orientación hacia los resultados requiere que los programas Interreg garanticen una cooperación de elevada calidad para cada proyecto así como la adaptación de los métodos y criterios de evaluación a fin de tomar en consideración las especificidades de cada programa; pide a la Comisión, a los Estados miembros y a las autoridades de gestión que cooperen e intercambien información y buenas prácticas para mejorar al máximo la aplicación y la selectividad de la orientación hacia los resultados, teniendo en cuenta las especificidades de la CTE;

45.  Destaca el potencial de la utilización de instrumentos financieros en los programas Interreg, que, al complementar a las subvenciones, ayudan a las pymes y contribuyen al desarrollo de la investigación y la innovación mediante el aumento de la inversión, la creación de nuevos puestos de trabajo, la obtención de mejores resultados y el aumento de la eficacia de los proyectos;

46.  Lamenta la escasa conciencia pública y la insuficiente visibilidad de los programas CTE y pide una comunicación más eficaz de los logros de los proyectos completados; pide a la Comisión, a los Estados miembros y a las autoridades de gestión que creen mecanismos y plataformas institucionalizadas amplias para la cooperación a fin de conseguir una mejor visibilidad y concienciación; pide a la Comisión que exponga los logros alcanzados hasta ahora por los programas y proyectos de CTE;

Principio de asociación y gobernanza multinivel

47.  Acoge con satisfacción el código de conducta acordado durante las negociaciones sobre el actual periodo de programación, que expone las normas mínimas para una asociación eficaz; observa que el código ha mejorado la aplicación del principio de asociación en la mayoría de los Estados miembros, lamenta, pero que muchos Estados miembros han centralizado grandes partes de la negociación y aplicación de los acuerdos de asociación y los programas operativos; subraya la necesidad de que las autoridades regionales y locales, así como otras partes interesadas participen activamente, en todas las fases, y pide, por tanto, que en el futuro se garantice una participación real de las autoridades locales y regionales en los procesos de negociación y ejecución respetando las estructuras específicas de los países; considera que la centralización excesiva y la falta de confianza también jugaron un papel en el retraso de la aplicación de los Fondos EIE, y que algunos Estados miembros y autoridades de gestión no están interesados en delegar más responsabilidad en las autoridades locales y regionales para la gestión de los fondos de la Unión;

48.  Hace hincapié en que es necesaria una aclaración de la Comisión con respecto a la actuación de los Estados miembros y las regiones en lo que se refiere a los principios del artículo 5 del Reglamento sobre disposiciones comunes, que ponga énfasis en cómo puede fomentarse la gobernanza para aplicar plenamente el principio de asociación; resalta que la responsabilidad compartida es una condición previa para un mayor reconocimiento de la política de cohesión de la Unión;

49.  Apoya el nuevo enfoque de la Comisión de formar grupos de trabajo especiales (equipos de proyectos) destinados a asegurar una mejor gestión de los Fondos EIE en los Estados miembros, e insta a que se continúe desarrollando este enfoque;

50.  Destaca que la futura política de cohesión debe incorporar medidas de apoyo para ayudar a los refugiados a integrarse satisfactoriamente en el mercado de trabajo de la Unión, fomentando así el crecimiento económico y contribuyendo a garantizar la seguridad general dentro de la Unión;

Futura política de cohesión

51.  Subraya que los Fondos EIE contribuyen al PIB, al empleo y al crecimiento en los Estados miembros, elementos esenciales que han de tenerse en cuenta en el Séptimo informe sobre la cohesión, previsto para 2017; indica, además, que inversiones importantes en las regiones menos desarrolladas también contribuyen al PIB de los Estados miembros más desarrollados; considera que, en caso de que el Gobierno del Reino Unido invoque formalmente el artículo 50 del TUE, el Séptimo informe sobre la cohesión debería tener en cuenta también las posibles repercusiones del brexit en la política estructural;

52.  Opina que el PIB puede no ser el único indicador legítimo que garantice una distribución justa de los fondos y que se deben tener en cuenta las necesidades territoriales específicas y la importancia de las prioridades acordadas para el desarrollo de las zonas del programa cuando se decida la futura asignación; considera importante que en el futuro se contemple la introducción de nuevos indicadores dinámicos que complementen al PIB; observa que muchas regiones de Europa están afrontando elevadas tasas de desempleo y la disminución de la población; pide, por tanto, a la Comisión que considere la posibilidad de elaborar e introducir un «indicador demográfico»;

53.  Recuerda que una parte sustancial de las inversiones públicas son inversiones locales y regionales; hace hincapié en que el Sistema Europeo de Cuentas (SEC) no debe limitar la capacidad de las autoridades locales y regionales de realizar las inversiones necesarias, dado que esto impediría a los Estados miembros aportar su parte de cofinanciación en proyectos que pueden optar a recibir Fondos Estructurales y, por lo tanto, utilizar estos fondos para salir de la crisis económica y relanzar el crecimiento y el empleo; anima encarecidamente a la Comisión a que reevalúe el enfoque estrictamente anual del SEC de tal modo que el gasto público financiado con cargo a los Fondos EIE se considere como inversión de capital y no meramente deuda o gastos de explotación;

54.  Subraya que la cooperación territorial europea, que atiende al principio más amplio de la cohesión territorial introducido por el Tratado de Lisboa, se podría mejorar; anima por tanto a todas las partes implicadas en las negociaciones sobre la futura política a reforzar esta dimensión de la cohesión territorial; insta a la Comisión a que en el Séptimo informe sobre la cohesión atribuya a la cooperación territorial europea la necesaria importancia;

55.  Considera que la concentración temática debe mantenerse en el futuro, pues ha demostrado su viabilidad; espera que la Comisión presente un resumen de los logros conseguidos por la concentración temática en la política de cohesión;

56.  Está convencido de que la futura política de cohesión orientada hacia los resultados debe sustentarse en datos e indicadores adecuados para medir la labor realizada y los resultados y efectos logrados, así como en la experiencia a nivel regional y local en ese ámbito (presupuestación basada en los resultados, condiciones ex ante y concentración temática), ya que ello ofrece unas directrices claras y prácticas a las autoridades locales y regionales, también a las que hasta ahora no han intentado aplicar este enfoque, sobre la aplicación de sus principios;

57.  Hace hincapié en que en el futuro será necesaria una utilización más rápida de los fondos disponibles y una progresión del gasto más equilibrada a lo largo del ciclo de programación, entre otras cosas para evitar el recurso frecuente a los proyectos «retrospectivos», a menudo financiados con la única finalidad de evitar la liberación automática al final del periodo de programación; opina que, tras la adopción del Reglamento General y de los reglamentos específicos de los fondos, la ejecución de los programas operativos podrá iniciarse en el próximo periodo de programación a partir de 2021 con mucha mayor rapidez, dado que los Estados miembros ya tendrán experiencia con una política orientada a resultados después de los esfuerzos realizados en el marco de la política de cohesión en el periodo 2014-2020; señala a este respecto que los Estados miembros deben evitar retrasos en el nombramiento de las autoridades de gestión de los programas operativos;

58.  Insiste en que el proceso legislativo para la adopción del próximo marco financiero plurianual debe concluir para finales de 2018, de modo que el marco reglamentario de la futura política de cohesión pueda adoptarse con prontitud y entrar en vigor sin demora el 1 de enero de 2021;

59.  Considera que la política de cohesión debe seguir abarcando a todos los Estados miembros y todas las regiones europeas y que la simplificación del acceso a los fondos europeos es una condición sine qua non para el éxito de la política en el futuro;

60.  Considera que el espíritu de innovación y especialización inteligente, junto con el desarrollo sostenible, debe seguir siendo un factor importante de la política de cohesión; pone de relieve que la especialización inteligente debe ser el principal mecanismo de la futura política de cohesión;

61.  Pone de relieve el elevado riesgo de acumulación de solicitudes de pago en el marco de la rúbrica 1b en la segunda mitad del actual MFP y solicita que se ponga a disposición un nivel suficiente de créditos de pago sobre una base anual hasta el final de la perspectiva actual con objeto de evitar una nueva acumulación de facturas impagadas; subraya, a este respecto, la necesidad de que las tres instituciones de la Unión elaboren y acuerden un nuevo plan de pagos conjunto para 2016-2020, que debería proporcionar una estrategia clara para satisfacer todas las necesidades de pagos hasta el final del actual MFP;

62.  Recomienda a la Comisión que analice el impacto real de las inversiones de los Fondos EIE en el período de programación anterior y el grado de cumplimiento de los objetivos europeos a través de los fondos invertidos, y que extraiga conclusiones en relación con las experiencias positivas y negativas como punto de partida para añadir valor al proceso de inversión;

63.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión y al Comité de las Regiones, así como a los Gobiernos y Parlamentos nacionales y regionales de los Estados miembros.

(1)

DO L 347 de 20.12.2013, p. 320.

(2)

DO L 347 de 20.12.2013, p. 289.

(3)

DO L 347 de 20.12.2013, p. 470.

(4)

DO L 347 de 20.12.2013, p. 487.

(5)

DO L 347 de 20.12.2013, p. 259.

(6)

DO L 347 de 20.12.2013, p. 303.

(7)

DO L 149 de 20.5.2014, p. 1.

(8)

DO L 169 de 1.7.2015, p. 1.

(9)

Textos Aprobados, P8_TA(2016)0217.

(10)

Textos Aprobados, P8_TA(2016)0311.

(11)

Textos Aprobados, P8_TA(2015)0419.

(12)

Dictamen n.º 2/2016 del Tribunal de Cuentas Europeo sobre la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo por el que se modifican los Reglamentos (UE) n.º 1316/2013 y (UE) n.º 2015/1017 y la evaluación de acompañamiento de la Comisión de conformidad con el artículo 18, apartado 2, del Reglamento (UE) n.º 2015/1017.


EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Europa ha estado atravesando una etapa difícil tanto en términos económicos como políticos y, por lo tanto, se necesita más que nunca una política de inversiones digna y próxima a los ciudadanos. El 14 de diciembre de 2015, la Comisión presentó la Comunicación COM(2015)0639, titulada «Invertir en crecimiento y empleo: maximizar la contribución de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos». Dicha Comunicación responde al requisito establecido en el artículo 16, apartado 3, del Reglamento sobre disposiciones comunes (RDC).

El Parlamento Europeo evalúa la Comunicación de la Comisión en el presente informe de aplicación.

Con un presupuesto de 454 000 millones de euros para el periodo 2014-2020, los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (Fondos EIE) son el principal instrumento de la política de inversión de la Unión Europea. A raíz de la crisis financiera, las inversiones públicas han disminuido considerablemente, lo que ha dado lugar a que los Fondos EIE y la cofinanciación de los Estados miembros se conviertan en el principal instrumento de inversión pública en la mayoría de los Estados miembros. Para algunos de ellos, los Fondos EIE representan entre el 60 y el 80 por ciento del total de la inversión pública en el Estado miembro. Por consiguiente, resulta esencial maximizar el impacto de este instrumento de inversión fundamental.

El ponente señala que la comunicación clave sobre nuestros proyectos no debería limitarse a los gastos y la contabilidad, sino también centrarse en el valor añadido europeo y la visibilidad de los éxitos de Europa. Asimismo, insiste en que la comunicación sobre los Fondos EIE debe modernizarse e intensificarse.

Cuando proyectos interesantes e innovadores reciban financiación europea para tener éxito, esto debe comunicarse ampliamente a los ciudadanos europeos. Por consiguiente, la comunicación sobre los Fondos EIE debe modernizarse e intensificarse.

Un elemento importante para la futura política de cohesión es el equilibrio entre los objetivos del Semestre Europeo, las recomendaciones específicas por país (REP) y los objetivos de la política de cohesión (cohesión económica, social y territorial), cuya complementariedad debe analizarse más a fondo.

Una de las novedades que se ha introducido en el Reglamento sobre disposiciones comunes (RDC) para el período de programación 2014-2020 son las condiciones ex ante. Las condiciones ex ante se introdujeron con el fin de mejorar las condiciones de inversión en la Unión Europea y sus regiones. En su Comunicación, la Comisión afirma que el 75 % de las condiciones ex ante se cumplieron en el momento en que se aprobaron los programas, lo que significa que 750 no lo fueron. Para mediados de julio este número se había reducido a 500.

El ponente espera recibir en 2017 informes de situación de los Estados miembros, datos y análisis más cualitativos sobre el avance general de la consecución de los objetivos de la Estrategia Europa 2020, en particular los objetivos intermedios, así como el funcionamiento de las condiciones ex ante.

En lo que respecta a la idea más amplia de la orientación a la eficacia de las políticas, una mejora importante ha sido la introducción de la concentración temática, a través de la cual las inversiones se centran en metas y prioridades concretas que corresponden a los indicadores y los objetivos fijados específicamente a ese tema. La concentración temática contribuye claramente a las diez prioridades de la Comisión Europea.

Por consiguiente, la política de cohesión debe seguir teniendo carácter temático, y permitir al mismo tiempo cierto grado de flexibilidad a fin de incorporar las necesidades específicas de cada región. En particular, el ponente destaca, en este contexto, que han de tenerse en cuenta las circunstancias de las regiones claramente urbanas o rurales, las denominadas «regiones atrasadas», así como de aquellas que sufran determinadas desventajas naturales o geográficas permanentes (regiones más septentrionales con una densidad de población muy baja y regiones transfronterizas, insulares, montañosas o regiones ultraperiféricas). Asimismo, recuerda que es importante no olvidar los nuevos retos políticos, tales como la inmigración o la dimensión digital, entendida en sentido amplio, de la política de cohesión (incluidas cuestiones como las TIC y el acceso de banda ancha, vinculadas a la consecución del mercado único digital). Un punto importante que hay que destacar a este respecto es la estrategia de la Unión de la Energía, dado que los Fondos EIE tienen un papel fundamental y multilateral en su aplicación.

La simplificación es un factor importante para el acceso a la financiación. No obstante, en lo que se refiere a este asunto, es lamentable que todavía haya muchos obstáculos para los beneficiarios y que aún existan muchos procedimientos complicados.

A pesar de que el RDC brinda más posibilidades para el uso de los instrumentos financieros y un enfoque multifondo, se precisa adoptar nuevas medidas en materia de simplificación, así como de sinergias con instrumentos políticos de la Unión de una orientación similar. El marco regulador de los Fondos EIE para el período de programación 2014-2020 apoya el aumento de la utilización de los instrumentos financieros. Esta tendencia ha sido reforzada por el Plan de Inversiones para Europa y, en particular, por el recién creado Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE). Existe ahora un enfoque centrado en un cambio gradual de las subvenciones a los préstamos y garantías, mientras que la utilización del enfoque multifondo sigue pareciendo difícil.

El FEIE, así como los instrumentos para las pymes, se acordaron en una fase muy tardía del proceso de negociación, lo que provocó que los Estados miembros no los tuvieran lo suficientemente en cuenta en sus programas. Hasta la fecha, se han iniciado 64 proyectos de inversión y se han firmado 185 acuerdos de financiación de pymes con intermediarios en el marco del FEIE para los que se han utilizado 12 000 millones de euros, lo que ha impulsado nuevas inversiones por un valor de 100 000 millones de euros.

En referencia a la cooperación territorial europea, hay que señalar que encara al menos un factor importante de carácter no estrictamente político, jurídico o económico. Muchas regiones de Europa se enfrentan a una situación de cambio demográfico, así como a la disminución de la población en las zonas rurales, ya que los jóvenes se mudan de las zonas rurales a las ciudades debido a las numerosas oportunidades que ofrecen estas con respecto a las zonas rurales.

Los Estados miembros deben establecer los instrumentos necesarios para desarrollar continuamente la capacidad administrativa, por ejemplo mediante la mejora de las soluciones de administración electrónica funcionales y flexibles.

Por último, pero no por ello menos importante, es necesario llamar la atención sobre el hecho de que el alto porcentaje de errores en la política de cohesión se debe, en parte, a la repercusión de otras políticas, como la contratación pública, las ayudas estatales, etc.


OPINIÓN de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales (17.10.2016)

para la Comisión de Desarrollo Regional

sobre invertir en crecimiento y empleo: maximizar la contribución de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos – Evaluación del informe de conformidad con el artículo 16, apartado 3, del RDC

(2016/2148(INI))

Ponente de opinión (*): Georgi Pirinski

(*) Procedimiento de comisiones asociadas – artículo 54 del Reglamento

SUGERENCIAS

La Comisión de Empleo y Asuntos Sociales pide a la Comisión de Desarrollo Regional, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

1.  Manifiesta su sorpresa y preocupación por el hecho de que, en lugar del informe solicitado en el artículo 16, apartado 3, del Reglamento sobre disposiciones comunes, la Comisión solo haya presentado una comunicación sobre las negociaciones de los acuerdos de asociación y los programas operativos que no tiene efectos sustanciales, carece de un análisis y no cumple los requisitos del artículo 16, apartado 3;

2.  Opina que los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (Fondos EIE) han de utilizarse para crear y promover empleos de calidad, fomentar sistemas de formación a lo largo de toda la vida y de formación y perfeccionamiento profesionales para que los trabajadores puedan adaptarse, en buenas condiciones, a las cambiantes realidades del mundo laboral, estimular el crecimiento, la competitividad y el desarrollo sostenibles y la prosperidad compartida en pos de una Europa integradora, sostenible y justa desde el punto de vista social, centrándose en las zonas y sectores menos desarrollados y con problemas estructurales, y apoyando a los grupos más vulnerables y expuestos de la sociedad, particularmente los jóvenes y las personas menos cualificadas, así como fomentando un mayor nivel de ocupación a través de la economía circular y de las energías renovables; señala a la atención el hecho de que el Fondo Social Europeo (FSE) no es totalmente un instrumento de inversión, sino más bien un instrumento que apoya la ejecución de las políticas de interés público, así como la mejora de la capacidad institucional de las autoridades públicas y las partes interesadas y una administración pública eficiente;

3.  Toma nota de los resultados previstos en los programas operativos y los acuerdos de asociación, pero lamenta que la Comisión, en su Comunicación COM(2015) 0639, no siempre haya presentado datos fiables sobre los resultados previstos de los programas del FSE y la Iniciativa de Empleo Juvenil (IEJ), ni datos detallados sobre el cumplimiento del requisito de la cuota mínima del FSE (artículo 92, apartado 4, del Reglamento sobre disposiciones comunes) y la asignación mínima para la inclusión social; insta a los Estados miembros y las autoridades locales y regionales a que sigan el camino correcto por lo que respecta a las decisiones sobre las prioridades en materia de inversión y la selección de proyectos basándose únicamente en las claras prioridades establecidas para los Fondos EIE, y a que apliquen procedimientos de ejecución racionales y eficientes a fin de realizar los objetivos de la política de cohesión, dado que, con demasiada frecuencia, los resultados no han satisfecho las expectativas; recuerda que un enfoque ascendente podría contribuir a la consecución de ese objetivo; recuerda asimismo que, a fin de evitar solapamientos, redundancias, cargas administrativas destructivas e incoherencias, son necesarias unas políticas más efectivas y eficientes;

4.  Expresa su preocupación y decepción profundas a la vista de los retrasos que se han producido en la adopción de los programas operativos del FSE, e insta tanto a los Estados miembros como a la Comisión a que aceleren la ejecución de los programas operativos; opina que las importantes novedades introducidas para el periodo 2014-2020 generaron problemas administrativos a pesar de los esfuerzos de simplificación; confía en que la Comisión haya extraído las conclusiones pertinentes para evitar que se produzcan retrasos similares en el futuro y llevar un control de la utilización de los Fondos EIE a fin de garantizar su eficacia y su transparencia;

5.  Destaca el carácter prioritario de los retos que el FSE está encargado de resolver, lo que se refleja en la asignación de 86 400 millones de euros a medidas del FSE en el marco de los objetivos temáticos pertinentes, en consonancia con la Estrategia Europa 2020;

6.  Observa que la IEJ se ha integrado en 34 programas del FSE en 20 Estados miembros elegibles, lo que permitirá a los jóvenes desempleados beneficiarse de la IEJ para encontrar empleo o mejorar sus capacidades y cualificaciones; manifiesta su preocupación, sin embargo, a la vista de los retrasos en el comienzo de la ejecución de la IEJ y de la manera en que se está aplicando la Garantía Juvenil en algunas regiones; insta a los Estados miembros a que redoblen sus esfuerzos para obtener rápidamente resultados sustanciales y tangibles de los fondos invertidos, particularmente en lo que respecta a los fondos puestos a disposición en forma de anticipos, y para la correcta ejecución de la IEJ, y a que aseguren unas condiciones laborales dignas para los trabajadores jóvenes; pide, en particular, que, cuando se utilicen los Fondos EIE para satisfacer requisitos de formación, se tengan en cuenta las necesidades reales del mundo empresarial a fin de crear verdaderas oportunidades de empleo y alcanzar un empleo duradero;

7.  Expresa su profunda inquietud por el hecho de que, para el programa Garantía para la Juventud —que en el período 2014-2020 será cofinanciado con un importe total de 12 700 millones de euros procedentes del Fondo Social Europeo y de la Iniciativa Especial de Empleo Juvenil, y que gracias a dichos recursos ya es considerado como el motor de los esfuerzos en favor del empleo juvenil—, la Comisión no haya efectuado ninguna evaluación de costes y beneficios, procedimiento estándar para todas las iniciativas importantes de la Comisión; constata que, como consecuencia de ello, falta información sobre la cuestión del coste global que podría tener la instauración de la garantía en toda la Unión y, tal como subraya el Tribunal de Cuentas Europeo, existe el riesgo de que la cuantía total de la financiación resulte insuficiente;

8.  Pide a la Comisión que simplifique los procedimientos relativos al uso de los fondos a favor del empleo juvenil, de forma que puedan ayudar a crear nuevas estructuras y, por tanto, beneficien a tantas personas como sea posible;

9.  Destaca la importancia de la comunicación, en particular de la digital, gracias a la cual la información sobre posibles ayudas en la búsqueda de formación, becas o empleo cofinanciados con fondos de la Unión puede llegar a un mayor número de jóvenes; pide que se refuercen las acciones de comunicación para promover portales como, por ejemplo, DROP'PIN o EURES, e incrementar las oportunidades de movilidad de los jóvenes dentro del mercado interior, considerado como el mayor potencial por explotar en la lucha contra el desempleo en la Unión;

10.  Pide que la IEJ se continúe después de 2016 para seguir luchando contra el desempleo juvenil y que se realice al mismo tiempo un análisis exhaustivo de su funcionamiento con el fin de llevar a cabo las correcciones necesarias para aumentar su eficacia;

11.  Pide a la Comisión que garantice la completa realización de los objetivos específicos de los programas del FSE relacionados con los principales objetivos de la estrategia Europa 2020 y el presupuesto asignado de un 20 % del FSE para gastos destinados a la inclusión social, mediante una supervisión atenta de la correcta ejecución de las acciones programadas;

12.  Subraya la necesidad de que en las recomendaciones específicas por país se preste más atención a las cuestiones sociales y en materia de empleo, formación y administración pública, y exhorta a los Estados miembros a que, al abordar esas cuestiones, orienten más adecuadamente las inversiones del FSE y de otros Fondos EIE;

13.  Lamenta que no se haya avanzado en la consecución de los objetivos en materia de empleo y de lucha contra la pobreza de Europa 2020; expresa su especial preocupación por el hecho de que los peores resultados se obtienen en las regiones menos desarrolladas o en transición;

14.  Subraya que los fondos de la Unión no deben utilizarse únicamente para alcanzar los objetivos de la Estrategia Europa 2020, sino también para realizar mejoras e inversiones más estructurales en la economía real; señala que se ha de proceder a una evaluación cuantificada de la eficacia y eficiencia de los fondos ya invertidos, evaluándose concretamente los efectos sobre la creación de empleo;

15.  Insiste en que los Fondos EIE brindan una gran oportunidad a la Unión para financiar más proyectos de I&D, ámbito en el que la Unión lleva un gran retraso y que podría influir en la creación de empleo sostenible y de calidad; pide a la Comisión que apoye el papel de los Fondos EIE en la promoción de la investigación y la innovación en las microempresas y las empresas pequeñas y medianas;

16.  Recomienda que la Comisión se comprometa activamente a través de los Fondos EIE en la creación de empleo en un entorno económico hipocarbónico y con emisiones contaminantes reducidas;

17.  Insta a que se sigan invirtiendo fondos estructurales en las regiones en transición con el fin de no interrumpir los efectos de las medidas ya adoptadas y de los esfuerzos ya realizados;

18.  Destaca que la participación activa de los interlocutores sociales y otros actores pertinentes de la sociedad civil facilita en gran medida la consecución de los objetivos de los acuerdos de asociación y los programas operativos, tanto en el proceso de desarrollo como en la ejecución de los proyectos que han de realizarse; pide una mayor participación de los interlocutores sociales en el Grupo de expertos independientes de alto nivel encargado de realizar el seguimiento de la simplificación de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos para sus beneficiarios;

19.  Manifiesta su satisfacción por el hecho de que en los acuerdos de asociación se explican la coordinación y las sinergias entre el FSE y otros Fondos EIE, otros programas de la Unión (EaSI, FEAD, FEAG, Erasmus+, Life+ y Horizonte 2020) e instrumentos nacionales; observa que el FSE por sí solo no puede solucionar los complejos problemas que afectan al mercado laboral, la educación y las políticas sociales, y subraya que, pese a las previsiones de crecimiento económico, el nivel de empleo en Europa seguirá siendo previsiblemente inferior al de 2008; insiste, por ello, en que la Comisión y los Estados miembros garanticen una coordinación y una complementariedad globales entre los diferentes instrumentos, con objeto de evitar solapamientos y obtener inversiones efectivas y eficaces, así como mejores resultados;

20.  Insta a la Comisión a que haga un esfuerzo de armonización de las definiciones y las reglamentaciones, a fin de lograr una mayor coherencia entre los diversos fondos e instrumentos;

21.  Observa que el FSE ha apoyado raramente medidas que generan ingresos directamente, y que las subvenciones son, por lo tanto, el instrumento adecuado para su aplicación, mientras que ciertos instrumentos financieros, como los préstamos y las garantías, pueden ser un instrumento complementario útil para ciertas intervenciones del FSE susceptibles de tener un efecto multiplicador;

22.  Destaca la importancia de conseguir que las inversiones del FSE sean más atractivas para los beneficiarios mediante la utilización de opciones de costes simplificadas, y se felicita del aumento previsto, del 7 % al 35 %, de la parte de los importes cubiertos por dichas opciones para el periodo 2014-2020; insta a la Comisión a que prosiga sus esfuerzos para desarrollar las opciones simplificadas; insta a los Estados miembros a que reduzcan las trabas burocráticas para lograr una ejecución más efectiva del FSE;

23.  Insta a la Comisión a que proceda a una mayor simplificación para los beneficiarios, así como a una mayor concreción para cumplir sus objetivos teniendo en cuenta las necesidades específicas y las particularidades de los Estados miembros; insta, además, a los Estados miembros a que realicen también un esfuerzo en ese ámbito;

24.  Subraya la necesidad de garantizar una capacidad administrativa suficiente antes de realizar inversiones, habida cuenta del hecho de que disponer de más fondos de la Unión no significa que vaya a aumentar el crecimiento; considera que puede llegar el momento en que el rendimiento empiece a ser menor y disponer de fondos adicionales no conduzca a un mayor crecimiento;

25.  Recomienda que la Comisión desarrolle y establezca un portal de fácil utilización que incluya una breve descripción de todas las opciones de financiación a escala de la Unión así como vínculos a la página web de cada programa;

26.  Insta a la Comisión y a los Estados miembros a que velen por que los recursos destinados a la asistencia técnica a iniciativa de la Comisión se dediquen exclusivamente a superar los diferentes obstáculos existentes en la ejecución del FSE y la IEJ, a aumentar la eficiencia y eficacia en la utilización de las inversiones de los Fondos EIE, también mediante la mejora de las tasas de absorción, y a cumplir en su totalidad las condiciones ex ante restantes; destaca la importancia que reviste la lucha contra el despilfarro de los fondos de la Unión y está a la espera de los resultados de la reforma de los fondos estructurales y de inversión, particularmente de la condicionalidad ex ante;

27.  Insta a la Comisión a que analice atentamente el impacto real de la inversión de fondos de la Unión durante el anterior periodo de programación y extraiga conclusiones sobre los resultados positivos y negativos de los acuerdos de asociación y los programas operativos; considera que esto debería hacerse también para el futuro periodo de programación; opina que, a fin de evitar la fragmentación de la información, es necesario disponer de un portal en el que se resuman las estadísticas sobre los proyectos que ya están aprobados.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

12.10.2016

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

43

2

7

Miembros presentes en la votación final

Laura Agea, Guillaume Balas, Brando Benifei, Mara Bizzotto, Vilija Blinkevičiūtė, Enrique Calvet Chambon, David Casa, Ole Christensen, Martina Dlabajová, Lampros Fountoulis, Elena Gentile, Arne Gericke, Marian Harkin, Czesław Hoc, Danuta Jazłowiecka, Agnes Jongerius, Rina Ronja Kari, Jan Keller, Ádám Kósa, Agnieszka Kozłowska-Rajewicz, Jean Lambert, Jérôme Lavrilleux, Jeroen Lenaers, Verónica Lope Fontagné, Javi López, Morten Løkkegaard, Thomas Mann, Dominique Martin, Anthea McIntyre, Elisabeth Morin-Chartier, Emilian Pavel, João Pimenta Lopes, Georgi Pirinski, Marek Plura, Terry Reintke, Anne Sander, Sven Schulze, Siôn Simon, Jutta Steinruck, Romana Tomc, Yana Toom, Ulrike Trebesius, Marita Ulvskog, Renate Weber, Tatjana Ždanoka, Jana Žitňanská

Suplentes presentes en la votación final

Deirdre Clune, Tania González Peñas, Dieter-Lebrecht Koch, Neoklis Sylikiotis, Flavio Zanonato

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Raymond Finch

VOTACIÓN FINAL NOMINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO

43

+

ALDE

 

EFDD

GUE/NGL

Green/EFA

PPE

 

S&D

Enrique Calvet Chambon, Martina Dlabajová, Marian Harkin, Morten Løkkegaard, Yana Toom, Renate Weber

Laura Agea

Tania González Peñas, Rina Ronja Kari, João Pimenta Lopes, Neoklis Sylikiotis

Jean Lambert, Terry Reintke, Tatjana Zdanoka

David Casa, Deirdre Clune, Danuta Jazłowiecka, Dieter-Lebrecht Koch, Agnieszka Kozłowska-Rajewicz, Ádám Kósa, Jérôme Lavrilleux, Jeroen Lenaers, Verónica Lope Fontagné, Thomas Mann, Elisabeth Morin-Chartier, Marek Plura, Anne Sander, Sven Schulze, Romana Tomc

Guillaume Balas, Brando Benifei, Vilija Blinkevičiūtė, Ole Christensen, Elena Gentile, Agnes Jongerius, Jan Keller, Javi López, Emilian Pavel, Georgi Pirinski, Siôn Simon, Jutta Steinruck, Marita Ulvskog, Flavio Zanonato

2

-

EFDD

NI

Raymond Finch

Lampros Fountoulis

7

0

ECR

ENF

Arne Gericke, Czesław Hoc, Anthea McIntyre, Ulrike Trebesius, Jana Žitňanská, Mara Bizzotto

Dominique Martin

Explicación de los signos utilizados:

+  :  a favor

-  :  en contra

0  :  abstenciones


OPINIÓN de la Comisión de Presupuestos (11.10.2016)

para la Comisión de Desarrollo Regional

sobre invertir en crecimiento y empleo - maximizar la contribución de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos: una evaluación del informe de conformidad con el artículo 16, apartado 3, del RDC

(2016/2148(INI))

Ponente: Daniele Viotti

SUGERENCIAS

La Comisión de Presupuestos pide a la Comisión de Desarrollo Regional, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

1.  Manifiesta su preocupación por los retrasos en la aprobación de los programas operativos y la designación de las autoridades de gestión, pago y certificación en el marco de la política de cohesión, lo que resultó en un arranque lento de los proyectos y un nivel sumamente bajo de absorción de la política de cohesión en los tres primeros años del actual período de programación; considera que deben realizarse los mayores esfuerzos para asegurar que los nuevos programas comiencen sin demora al principio de cada período de programación, y aboga en este contexto por un acuerdo oportuno sobre el próximo marco financiero plurianual (MFP);

2.  Pone de relieve el elevado riesgo de acumulación de solicitudes de pago en el marco de la rúbrica 1b en la segunda mitad del actual MFP y solicita que se ponga a disposición un nivel suficiente de créditos de pago sobre una base anual hasta el final de la perspectiva actual con objeto de evitar una nueva acumulación de facturas impagadas; subraya, a este respecto, la necesidad de que las tres instituciones de la Unión elaboren y acuerden un nuevo plan de pagos conjunto para 2016-2020, que debería proporcionar una estrategia clara para satisfacer todas las necesidades de pagos hasta el final del actual MFP;

3.  Observa la contribución realizada por los Fondos EIE en apoyo de la aplicación de las recomendaciones específicas por país; subraya que el artículo 23 del Reglamento sobre disposiciones comunes solo debe utilizarse como último recurso y que el Parlamento debe participar plenamente desde las fases iniciales; observa, en este contexto, la propuesta de la Comisión relativa a la creación del programa de apoyo a las reformas estructurales que se financiará parcialmente mediante la transferencia de fondos de asistencia técnica al programa en el marco de la política de cohesión;

4.  Pone de relieve que en el actual MFP se presta más atención a la eficacia de los Fondos EIE; opina que el futuro marco de eficacia en las próximas perspectivas financieras debería basarse en los resultados de una evaluación exhaustiva del funcionamiento de la actual reglamentación;

5.  Concluye que se puede lograr un mayor rendimiento y rentabilidad del presupuesto de la Unión mediante la simplificación de los Fondos EIE tanto en lo que se refiere a los beneficiarios como a las autoridades de gestión, en particular en relación con la demanda (contratación pública), la ejecución (gestión de proyectos) y el control (auditorías durante y después del proyecto); pide a la Comisión que inste al grupo de expertos de alto nivel a trabajar con espíritu de innovación y de búsqueda de soluciones no convencionales, en lugar de trabajar con restricciones;

6.  Observa que en el MFP actual los instrumentos financieros desempeñan un papel cada vez mayor como forma de financiación complementaria frente a las subvenciones y ayudas; considera, no obstante, que no deben sustituir a las ayudas como instrumento principal de los Fondos EIE; hace hincapié en que su ejecución debe ser efectiva, transparente y estar siempre sujeta a pleno control parlamentario, sin perjuicio de la unidad del presupuesto de la Unión;

7.  Espera que, en la primera oportunidad posible, la Comisión presente al Parlamento una evaluación detallada de la complementariedad, la adicionalidad y las sinergias logradas hasta la fecha entre los Fondos EIE y el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE), y pide que se adopten medidas para asegurar plena coherencia y sinergias entre los Fondos EIE y otros instrumentos de la Unión;

8.  Acoge con satisfacción los considerables avances y los resultados de las operaciones del FEIE en curso; considera que la revisión del Reglamento del FEIE brindará una oportunidad para seguir mejorando el rendimiento del FEIE, entre otras cosas, permitiendo a las regiones no participantes, a través de asistencia técnica en el terreno, que generen una demanda y operaciones de proyectos equilibradas desde un punto de vista regional; proporcionando una orientación global a las autoridades de gestión sobre la posibilidad de combinar el FEIE con instrumentos de gestión compartida y directa; acelerando la creación de plataformas de inversión en los Estados miembros — un punto de encuentro para los fondos públicos y la financiación privada; reequilibrando las inversiones del sector, en particular teniendo en cuenta los principales déficits de inversión; autorizando un perfil de riesgo más elevado de los proyectos de inversión aprobados; y presentando datos e información completa sobre los progresos del componente para las pymes, incluida la utilización de productos financieros por parte de las pymes;

9.  Subraya que una respuesta adecuada a la migración se ha convertido en uno de los principales retos a los que se enfrenta Europa; subraya el potencial de contribución de los Fondos EIE en este contexto, teniendo en cuenta, en particular, la escasez de recursos financieros en el presupuesto de la Unión en general; insta a los Estados miembros a que utilicen los fondos de la política de cohesión para promover la integración en la sociedad de los solicitantes de asilo y los refugiados; pide a la Comisión que posibilite un cambio rápido de los programas operativos a tal efecto, si procede;

10.  Insta a la Comisión a que mantenga informada a la autoridad presupuestaria sobre las posibles consecuencias presupuestarias del brexit para los Fondos EIE en la UE-27 en el período de programación actual.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

11.10.2016

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

29

5

0

Miembros presentes en la votación final

Nedzhmi Ali, Jonathan Arnott, Jean Arthuis, Richard Ashworth, Reimer Böge, Lefteris Christoforou, Jean-Paul Denanot, Gérard Deprez, José Manuel Fernandes, Eider Gardiazabal Rubial, Jens Geier, Esteban González Pons, Ingeborg Gräßle, Iris Hoffmann, Monika Hohlmeier, Bernd Kölmel, Zbigniew Kuźmiuk, Vladimír Maňka, Ernest Maragall, Siegfried Mureşan, Jan Olbrycht, Urmas Paet, Paul Rübig, Petri Sarvamaa, Patricija Šulin, Eleftherios Synadinos, Isabelle Thomas, Inese Vaidere, Daniele Viotti, Auke Zijlstra

Suplentes presentes en la votación final

Derek Vaughan

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Daniela Aiuto, Edouard Ferrand, Afzal Khan


OPINIÓN de la Comisión de Transportes y Turismo (12.10.2016)

para la Comisión de Desarrollo Regional

sobre invertir en crecimiento y empleo: maximizar la contribución de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos – Evaluación del informe de conformidad con el artículo 16, apartado 3, del RDC

(2016/2148(INI))

Ponente de opinión: Kosma Złotowski

SUGERENCIAS

La Comisión de Transportes y Turismo pide a la Comisión de Desarrollo Regional, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

1.  Toma nota de la importante contribución de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos a la construcción de una red europea de transporte moderna, eficiente, de bajas emisiones y segura; subraya la necesidad de complementariedad y de mejores sinergias a la hora de ejecutar los fondos de la Unión para promover una financiación combinada y potenciar el efecto multiplicador de los instrumentos financieros de la Unión en el sector del transporte; constata la necesidad de redoblar los esfuerzos y crear comités de seguimiento conjuntos para reforzar las sinergias entre los Fondos EIE, el Mecanismo «Conectar Europa», el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas y el programa Horizonte 2020 en el sector del transporte; señala la necesidad de que se tomen en consideración las diferentes necesidades de los Estados miembros y las regiones en el marco de los distintos fondos y redes;

2.  Destaca que los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos se han convertido en la principal fuente de inversión —y, en los países especialmente afectados por la crisis, en una fuente importante de inversión —, erigiéndose no solo en un instrumento clave para eliminar las disparidades en las infraestructuras de transporte a escala regional y local a fin de promover la cohesión social y territorial, sino en palanca crucial para el sostenimiento de la actividad económica y el empleo en los sectores del transporte y del turismo; hace hincapié en que la cofinanciación de proyectos de infraestructuras de transporte debe orientarse a la reducción de los accidentes de tráfico y a minimizar los costes externos;

3.  Destaca la importancia que revisten la participación de los ciudadanos, la transparencia y la sostenibilidad de los planes nacionales generales de transporte, así como los planes de movilidad urbana sostenible y su coordinación a escala nacional y de la Unión, en particular entre Estados miembros vecinos, en la realización de los planes de transporte transfronterizos y los tramos transfronterizos que faltan por construir y la elaboración de una visión coherente del desarrollo de determinados modos de transporte; pide a los Estados miembros una mejor coordinación de sus planes nacionales de transporte con los objetivos y plazos de la RTE-T; insta a la Comisión a que introduzca un mecanismo específico para incrementar la coordinación de la planificación europea con los planes nacionales;

4.  Hace hincapié en la necesidad de utilizar los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos, en conjunción con el Mecanismo «Conectar Europa» y el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas, para colmar las lagunas y eliminar los cuellos de botella que existen entre los proyectos de infraestructuras ya finalizados y frenan la mejora de la cohesión económica y social, en particular en las regiones transfronterizas y ultraperiféricas contempladas en el artículo 349 del TFUE, incluidas las conexiones ferroviarias regionales transfronterizas desmanteladas y abandonadas (enlaces pendientes); recuerda que los Fondos EIE se pueden destinar a inversiones en movilidad inteligente y sistemas de transporte inteligentes, concretamente en transporte público sostenible en las ciudades y regiones;

5.  Señala que resulta especialmente necesario maximizar la contribución de los Fondos Estructurales en la consecución de los objetivos de la agenda urbana de la Unión; pide a la Comisión que destine fondos suficientes para apoyar planes de movilidad urbana sostenible y proyectos de transporte público y terminales de transporte sostenibles, accesibles, seguros e intermodales; subraya la importancia de la inversión territorial integrada para construir una red de transporte público de carácter global, eficiente desde el punto de vista energético y orientada a los pasajeros;

6.   Señala que resulta necesario brindar asistencia técnica, profesional y práctica a los Estados miembros, las regiones y los municipios durante los procedimientos de solicitud de financiación, la planificación y la ejecución de los proyectos de infraestructura con mayores necesidades de capital, a fin de garantizar una calidad y unos costes óptimos para suplir la falta de conocimientos especializados en los Estados miembros; observa que el conocimiento de los instrumentos de financiación de la Unión y de los procedimientos de solicitud asociados en los Estados miembros debe mejorarse con el apoyo de la Comisión, a fin de que la financiación se pueda distribuir de forma equitativa y eficaz; valora los efectos del mecanismo Jaspers y reitera que una planificación deficiente de las inversiones ocasiona grandes retrasos en la ejecución de los proyectos y un uso ineficiente de los recursos;

7.  Recuerda que la culminación de la red básica de la RTE-T es una de las prioridades de la política común de transportes, y que los fondos estructurales y de inversión son un instrumento muy importante en la ejecución de este proyecto; subraya la necesidad de aprovechar las posibilidades que ofrecen los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos para establecer un vínculo entre el potencial de las redes RTE-T básica y global y las infraestructuras de transporte regional y local; reconoce la importancia del Fondo de Cohesión para mejorar las infraestructuras y la conectividad en Europa e insiste en que se mantenga este Fondo en el nuevo marco financiero posterior a 2020;

8.  Pide a la Comisión que tenga en cuenta las principales características de las inversiones a largo plazo en infraestructuras de transporte; hace hincapié en que la inversión en infraestructuras de transporte sostenibles requiere una aportación pública considerable y puede resultar menos atractiva para el sector privado, ya que su rentabilidad es muy baja o incierta;

9.  Señala que los fondos destinados a la financiación del Mecanismo «Conectar Europa» (MCE) se redujeron drásticamente en aras de la recapitalización del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas; recuerda que el transporte sigue siendo una de las principales prioridades del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas y pide que estos fondos sirvan para financiar proyectos de infraestructura de transporte sostenibles, sobre todo proyectos de infraestructura ferroviaria; pide encarecidamente que, en el marco del examen del marco financiero plurianual, se restablezca el nivel de financiación del MCE previo a los recortes efectuados para financiar el programa del FEIE; llama la atención sobre la posibilidad de combinar los instrumentos financieros del FEIE con los Fondos EIE en un único proyecto;

10.  Subraya que la multimodalidad de transporte debe constituir un factor clave en la evaluación de proyectos de infraestructura financiados con los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos, si bien este no debe ser el único criterio de evaluación de los proyectos propuestos, especialmente en el caso de los Estados miembros con necesidades de inversión ingentes en el ámbito de las infraestructuras de transporte;

11.  Hace hincapié en que la financiación, en el marco de la política de cohesión, de la creación de puestos de trabajo, del desarrollo sostenible y de la implantación de tecnologías innovadoras reviste extraordinaria importancia para la construcción y el desarrollo de la infraestructura de transportes en los países de Europa central y oriental, así como en otros países, en especial en las regiones menos desarrolladas de Europa; pide que queden garantizados los recursos necesarios, que se mantenga el nivel de financiación en el próximo marco financiero plurianual y que continúe el apoyo a los proyectos de interconexión e inversión en la modernización de carreteras, vías férreas y vías navegables;

12.  Recuerda que los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos y el Mecanismo «Conectar Europa» son fundamentales para el desarrollo de las infraestructuras de transportes en las regiones marítimas, en particular en las regiones ultraperiféricas, a fin de compensar la falta de conexiones marítimas entre las regiones insulares y el mercado interior; subraya, por tanto, la importancia de garantizar recursos para el desarrollo de las autopistas del mar e infraestructuras marítimas;

13.  Pide que se redoblen los esfuerzos encaminados a reducir el despilfarro e invertir de manera más eficaz los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos en lo que respecta a las infraestructuras aeroportuarias;

14.  Señala que existen diferencias significativas en el nivel de desarrollo y de uso del transporte por vías de navegación interior en los Estados miembros; subraya la necesidad de utilizar los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos para salvar estas diferencias;

15.  Señala la existencia de importantes obstáculos administrativos a la hora de acceder a los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos, en particular para las pymes; destaca que, al excluir los Fondos EIE de las normas sobre ayudas estatales, se facilitará en gran medida el acceso a los Fondos EIE para las pymes y empresas locales que se enfrentan a trabas administrativas importantes; hace hincapié en que los Fondos Estructurales y de Inversión son especialmente trascendentes a la hora de facilitar pequeñas y medianas inversiones en infraestructuras a escala local y regional que son importantes para la vida diaria de las personas; pide más flexibilidad en la elaboración de las directrices y en la evaluación de los proyectos de infraestructura ejecutados que han recibido financiación de estos fondos; pide una mayor flexibilidad en relación con la concentración temática que determina las prioridades de inversión de los Fondos EIE, teniendo en cuenta que dicha concentración temática no debería limitar la capacidad de las autoridades locales de invertir en infraestructura de transporte; hace hincapié en que deben adoptarse medidas concretas para simplificar los trámites administrativos;

16.  Hace hincapié en la necesidad de apoyar la digitalización del sistema de transporte y destaca, en este contexto, la importancia de garantizar financiación para las pymes;

17.  Subraya que la concentración temática que determina las prioridades de inversión de los Fondos EIE puede limitar la capacidad de las autoridades locales para invertir en infraestructuras de transporte, especialmente en las regiones más desarrolladas, en las que al menos el 80 % de los recursos del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a escala nacional han de asignarse a dos o más de los objetivos temáticos 1, 2, 3 y 4 del Marco Estratégico Común (MEC); pide a la Comisión, por consiguiente, que conceda mayor flexibilidad a las regiones para decidir en qué prioridades desean centrarse; destaca que el objetivo 7 del MEC, «promover el transporte sostenible y eliminar los estrangulamientos en las infraestructuras de red fundamentales», debe tenerse en cuenta como una de las acciones clave del FEDER;

18.  Considera que los países con problemas económicos se enfrentan a graves dificultades para cofinanciar proyectos europeos debido a la estricta aplicación del Pacto de Estabilidad y Crecimiento a efectos del cómputo del déficit público; insta a la Comisión a que sea más flexible a la hora de valorar las inversiones nacionales para cofinanciar compromisos relativos a proyectos europeos de transporte de la RTE-T en el cómputo del déficit público;

19.  Pide una mejora del intercambio de información y la cooperación con los Estados miembros con vistas a reforzar las capacidades administrativas de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos, de manera que las autoridades locales y nacionales que gestionan estos fondos sean lo más eficientes posible;

20.  Pide que se implique en mayor medida a las autoridades locales y regionales, así como a los interlocutores sociales del sector del transporte, en los procesos tanto de elaboración de los planes nacionales generales y directores de transporte como de asignación de recursos para proyectos de infraestructura, especialmente en las regiones transfronterizas;

21.  Sugiere que se introduzca en el Semestre Europeo un capítulo dedicado a la supervisión de la coherencia entre las inversiones nacionales en infraestructuras de transporte y los objetivos de la RTE-T;

22.  Considera que deben encontrarse indicadores que aseguren una distribución justa de los fondos europeos y tengan en cuenta también las necesidades territoriales específicas; señala que solo a través de la cooperación territorial europea y de una distribución inteligente de los fondos se podrá lograr un desarrollo más eficiente de los transportes.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

11.10.2016

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

40

4

1

Miembros presentes en la votación final

Daniela Aiuto, Lucy Anderson, Marie-Christine Arnautu, Inés Ayala Sender, Georges Bach, Izaskun Bilbao Barandica, Deirdre Clune, Michael Cramer, Luis de Grandes Pascual, Andor Deli, Karima Delli, Isabella De Monte, Jacqueline Foster, Dieter-Lebrecht Koch, Merja Kyllönen, Miltiadis Kyrkos, Bogusław Liberadzki, Peter Lundgren, Marian-Jean Marinescu, Georg Mayer, Gesine Meissner, Cláudia Monteiro de Aguiar, Renaud Muselier, Markus Pieper, Salvatore Domenico Pogliese, Tomasz Piotr Poręba, Gabriele Preuß, Christine Revault D’Allonnes Bonnefoy, Dominique Riquet, Massimiliano Salini, David-Maria Sassoli, Claudia Schmidt, Jill Seymour, Claudia Țapardel, Keith Taylor, Pavel Telička, Wim van de Camp, Elissavet Vozemberg-Vrionidi, Roberts Zīle, Kosma Złotowski, Elżbieta Katarzyna Łukacijewska

Suplentes presentes en la votación final

Knut Fleckenstein, Maria Grapini

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Olle Ludvigsson


OPINIÓN de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural (14.10.2016)

para la Comisión de Desarrollo Regional

sobre invertir en crecimiento y empleo – maximizar la contribución de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos: Evaluación del informe de conformidad con el artículo 16, apartado 3, del RDC

(2016/2148(INI))

Ponente de opinión: Viorica Dăncilă

SUGERENCIAS

La Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural pide a la Comisión de Desarrollo Regional, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

1.  Toma nota de la Comunicación de la Comisión relativa a las negociaciones de los acuerdos de asociación y los programas operativos, tal como se dispone en el artículo 16, apartado 3, del Reglamento sobre disposiciones comunes (RDC);

2.  Considera que los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (Fondos EIE), entre los que se cuenta el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader), son herramientas de inversión fundamentales y constituyen el principal vehículo de financiación para impulsar el desarrollo rural en muchos Estados miembros; señala que la complementariedad y la adicionalidad entre estos fondos es esencial para establecer las condiciones para la creación de empleo y el crecimiento en las zonas rurales; pone de relieve que el POSEI es el principal responsable de la creación de empleo directo e indirecto en el sector agrícola en las regiones ultraperiféricas y apoya firmemente la actualización de su presupuesto para responder a las características y los condicionantes específicos de estas regiones, de conformidad con las disposiciones recogidas en el artículo 349 del TFUE;

3.  Destaca la importancia de tener adecuadamente en cuenta las necesidades de desarrollo de las regiones rurales en los acuerdos de asociación, y de trasladar las disposiciones al respecto de este tipo de acuerdos a los diversos programas operativos de la política de cohesión;

4.  Opina que las zonas rurales, en particular las menos desarrolladas, pueden contribuir de manera notable al incremento del empleo y a la reducción de la pobreza a través del impulso de las inversiones en innovación y educación y hacerlas más competitivas y garantizar, así, el relevo generacional; cree, por tanto, que para garantizar el crecimiento de la economía de las zonas rurales se debe evitar cualquier recorte o congelación de fondos destinados a esas áreas; rechaza cualquier congelación o recorte de las ayudas provenientes de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (Fondos EIE) como medida de coercitiva por no cumplir los objetivos de déficit, sin tener en cuenta las repercusiones socioeconómicas de estas medidas;

5.  Señala que los Fondos EIE han de contribuir al desarrollo de infraestructuras en las zonas rurales y, en particular, fomentar la expansión de la banda ancha, desarrollar y modernizar el sector agroalimentario y mejorar el acceso de las pymes a la financiación en dicho sector; opina que muchos de los instrumentos de la PAC actuales deben destinarse a la ejecución de inversiones específicas con éxito y eficacia;

6.  Destaca el papel que desempeña la agricultura en la creación de puestos de trabajo y en la preservación de los paisajes rurales;

7.  Subraya que el nuevo Feader se basa en los anteriores períodos de programación, al proporcionar flexibilidad para responder mejor a las necesidades territoriales específicas y ampliar los objetivos a seis prioridades de desarrollo rural de la Unión divididas en 18 ámbitos principales, todo lo cual contribuye a los tres objetivos transversales de innovación y medio ambiente, mitigación del cambio climático y adaptación al mismo; destaca que una de las claves de la sostenibilidad y competitividad del sector agrario europeo radica en el impulso de la innovación tecnológica y social durante los próximos períodos financieros; destaca, además, que los Fondos EIE deben destinarse primordialmente a las inversiones específicas idóneas para la activación de los ciclos económicos;

8.  Recuerda la importante contribución del Feader a la protección del clima y a la consecución del objetivo de destinar al menos el 20 % del presupuesto de la Unión a la acción por el clima;

9.  Pone de relieve la importancia del Feader para las microempresas y las pymes;

10.  Lamenta que el presupuesto inicialmente asignado para el actual período de programación en el marco del segundo pilar ascendía a 99 600 millones de euros, lo que representa una disminución importante en términos reales en comparación con el período anterior; subraya el valor añadido de la financiación multifondo e insiste en la necesidad de armonizar las normas en lo relativo a la sinergia de los fondos;

11.  Manifiesta su preocupación por el prolongado proceso de adopción de los programas de desarrollo de las zonas rurales (PDZR); confía en que la Comisión, los Estados miembros y las regiones hayan aprendido de este proceso con el fin de evitar retrasos similares en el futuro; llama la atención sobre el hecho de que los retrasos registrados en la adopción de los PDZR y el retraso en la concesión de pagos a los agricultores contribuyen a agravar la crisis del sector agrícola, y pide a la Comisión y a los Estados miembros que introduzcan medidas transitorias para salvaguardar el acceso de los agricultores a la financiación;

12.  Indica que los retrasos en la adopción de los PDZR han supuesto inevitablemente retrasos en la publicación de las correspondientes medidas y submedidas, lo que ha causado inconvenientes a los agricultores;

13.  Considera que una de las causas de estos retrasos reside en que la estratificación en varios niveles y los diversos grados de detalle requeridos en la elaboración de los PDZR se traducen en una fragmentación excesiva, lo que aumenta le trabajo en la fase de gestión concreta de las intervenciones en detrimento de las deseadas simplificación y claridad de las normas;

14.  Defiende que, en el marco del PDR, debe darse prioridad a los proyectos que tengan un impacto directo en el desarrollo agrícola, evitando incluir en dicho programa proyectos que, aun estando destinados a las zonas rurales, puedan enmarcarse en otros programas europeos;

15.  Insiste, una vez más, en el relevante papel que los jóvenes y las mujeres desempeñan en el medio rural; lamenta que, por término medio, tan solo el 28 % de las explotaciones agrícolas europeas sean dirigidas por mujeres, pese a que el emprendimiento femenino constituye un importante pilar del desarrollo sostenible en las zonas rurales desde los puntos de vista social, económico y ecológico; señala que, en particular en las zonas rurales, las mujeres y los jóvenes forman parte de los grupos con una situación precaria y una tasa de desempleo muy elevada; destaca la importancia que revisten los PDR para el apoyo al empleo agrícola, en particular en lo que respecta a la creación de puestos de trabajo de calidad para jóvenes y mujeres; pide, por tanto, a la Comisión que en sus futuras políticas de desarrollo apoye y aliente de forma prioritaria el acceso de las mujeres de las regiones rurales al mercado laboral; pide a los Estados miembros que apliquen e impulsen plenamente la dimensión de género en la ejecución de los programas de desarrollo rural y que presenten una especial atención a los proyectos destinados a la integración de los jóvenes, animándoles a que hagan carrera en el ámbito de la agricultura y permitiendo la renovación generacional;

16.  Recuerda que las zonas rurales de la Unión se enfrentan a toda una gama de problemas persistentes (el despoblamiento, el envejecimiento de la población restante, la falta de servicios sociales y otros problemas socioeconómicos), que deberían ser asumidos como una de las prioridades fundamentales de las políticas de cohesión europea que cuenten con financiación de los Fondos EIE;

17.  Acoge con satisfacción la mayor asignación por parte de los Estados miembros y de las regiones de fondos para medidas de protección del medio ambiente e inversiones materiales tendentes al fomento de la competitividad y el desarrollo sostenible de las zonas rurales; confía en que esas medidas, junto con los servicios que prestan los gestores del paisaje en favor de la política climática y la Estrategia sobre la biodiversidad, tengan un impacto duradero y un elevado apalancamiento económico que fomenten una adicionalidad eficaz entre los distintos fondos; subraya la importancia de la introducción del instrumento de gestión de riesgos en el marco del Feader y pide a los Estados miembros que apoyen el establecimiento de mutualidades y de primas de seguro con miras a eliminar puntos vulnerables del sector agrícola; señala, asimismo, que lograr garantizar a largo plazo la productividad y, por ende, la competitividad depende en gran medida en la inversión que se haga en los aspectos medioambientales de la actividad agrícola y de la gestión sostenible del suelo, el agua y la biodiversidad, como la prevención de la erosión del suelo, la eficacia del ciclo de los nutrientes, la mejora de la polinización, la formación de la tierra vegetal y la integración de la agrosilvicultura y de la gestión sostenible de los bosques al objeto de desarrollar la resiliencia a las repercusiones del cambio climático y desarrollar una bioeconomía sólida; observa que los agricultores tienen menor capacidad de inversión en este tipo de medidas dada la situación económica actual, en que ven recortados sus ingresos, por lo que la financiación por parte de la Unión y de los Estados miembros resulta fundamental para responder a los retos cada vez más importantes, como el aumento futuro de la productividad, la seguridad alimentaria y el cambio climático;

18.  Pide a la Comisión que garantice un acceso a la financiación más fácil y equilibrado desde el punto de vista geográfico, y que conceda especial prioridad a las empresas y cooperativas de zonas rurales y desfavorecidas estructuralmente y a proyectos que intenten fomentar la cohesión territorial y la interconexión de las zonas rurales;

19.  Destaca que las medidas de financiación del desarrollo rural encaminadas a fomentar la innovación y la inversión en tecnologías emergentes y agricultura de precisión deben reforzarse sustancialmente para aumentar la competitividad de las empresas de las zonas rurales europeas;

20.  Destaca la importancia que tiene que los proyectos financiados a través de los PDZR respondan efectivamente a la exigencia de crear efectivamente crecimiento y empleo, e insta a la Comisión y a las autoridades de gestión a que elaboren evaluaciones ex ante y ex post del valor añadido y el impacto económico y social de los proyectos y las intervenciones financiados;

21.  Pide a la Comisión que vele por la existencia de mecanismos de correlación de los precios de producción y los precios de venta, garantizando con ello que los productores agrícolas sean los beneficiarios principales de la financiación de la PAC;

22.  Considera que algunos Estados miembros y regiones no aprovechan plenamente el Feader debido a la complejidad y a los requisitos de control más estrictos establecidos por la Comisión, y aboga, por consiguiente, por que se cree un sistema digital centralizado a escala europea con el que se puedan inventariar los problemas contables; pide a la Comisión que garantice que se informa a su debido tiempo a todas las partes de la estructura renovada del Feader y que facilite activamente la captación y la visibilidad de estos fondos;

23.  Subraya la importancia de las adaptaciones de los Fondos EIE destinadas a potenciar su aplicabilidad a las regiones ultraperiféricas y a fomentar así la dinamización de la economía y del empleo locales en unas zonas a las que, debido a su condición apartada y lejana, así como a su dispersión y reducida superficie, no se les presta la debida atención en términos de creación y mantenimiento de puestos de trabajo;

24.  Observa que algunos Estados miembros o regiones, en ocasiones aquellos que más necesitan un desarrollo rural, no incentivan la participación en los programas y, en algunos casos, ni siquiera ofrecen los programas que son necesarios en sus territorios;

25.  Pide a la Comisión que asuma un papel más destacado en la actividad de intercambio y difusión de buenas prácticas entre los Estados miembros y entre las regiones en lo referente a la utilización del Feader;

26.  Pide a los Estados miembros, a las regiones y a la Comisión que ejecuten el Feader plenamente y con eficiencia y eviten la sobrerregulación o el añadir procedimientos innecesarios; hace hincapié en que los servicios de asesoramiento específicos y el control y la ayuda de carácter permanente son un elemento esencial de los programas operativos en apoyo de los agricultores, los titulares de los bosques y las comunidades rurales con miras a una ejecución eficiente; pide a la Comisión que prosiga la simplificación de la PAC y que no reduzca el ámbito del PDR y que, en este contexto, reduzca las cargas administrativas superfluas y la burocracia sin poner en peligro los objetivos de carácter político; así como que, en aquellos casos en que sea viable y necesario, adapte la legislación básica en este sentido para permitir un acceso rápido y simple a la financiación europea, en particular de las pequeñas explotaciones agrícolas, con vistas a alcanzar los objetivos de la PAC; pide a la Comisión y a los Estados miembros que garanticen que se destinan recursos suficientes al cumplimiento de las restantes condiciones ex ante; expresa su inquietud ante el hecho de que la burocracia excesiva y la complejidad de las normas reduzcan el atractivo de la financiación basada en la PAC; y expresa el deseo que sean simplificados sin demora;

27.  Celebra que la Comisión haya creado el Grupo de alto nivel encargado de reducir las cargas administrativas para los beneficiarios de los cinco Fondos Estructurales y de Inversión Europeos con el objetivo de reducir las cargas administrativas para los beneficiarios de estos fondos, incluido el Feader; confía en que los informes de este grupo permitan hallar posibilidades prácticas para aplicar una mayor simplificación de los fondos europeos y simplificar su acceso;

28.  Hace hincapié en que, con el fin de mejorar el clima para la inversión en la Unión, deben acometerse las reformas estructurales necesarias y ha de reducirse la burocracia;

29.  Manifiesta su preocupación por que las medidas de apoyo a los agricultores en la gestión de riesgos y la creación de grupos de productores no hayan sido incluidas en numerosos programas que podrían ayudar a los agricultores a reaccionar mejor ante la mayor volatilidad de los mercados;

30.  Considera que la Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural de la Comisión dispone de los conocimientos técnicos necesarios y de una visión de conjunto de los asuntos agrícolas y rurales, por lo que es natural que gestione los PDZR, e insta a la Comisión a que se asegure de que cuenta con una dotación de personal adecuada para garantizar la correcta aplicación y auditoría de la PAC;

31.  Destaca que la consecución de los objetivos en materia de acuerdos de asociación y programas operativos se ve facilitada en gran medida por la participación activa de los entes locales y regionales, los grupos de acción local y otras partes interesadas pertinentes sobre el terreno, como cooperativas, asociaciones profesionales y organizaciones de productores a la hora de garantizar que los proyectos se integren en sus entornos locales y funcionen de manera eficaz; acoge con satisfacción el éxito de los instrumentos de desarrollo local participativo y los conocimientos especializados de los GAL en la gestión de proyectos a nivel local; insta a la Comisión y a las autoridades competentes para la gestión de los PDZR a que consulten con los interesados con regularidad desde la fase de la programación hasta la ejecución de los PDZR;

32.  Solicita a la Comisión que adopte un conjunto de orientaciones para mostrar al sector agroalimentario las posibilidades de financiación que ofrecen los Fondos EIE en combinación con el nuevo Fondo de Inversiones Estratégicas;

33.  Pide, asimismo, a la Comisión que haga un esfuerzo de armonización de las definiciones y las reglamentaciones, a fin de que sea posible establecer una mayor coherencia entre los diversos fondos e instrumentos;

34.  Pide que se adopten medidas para concienciar a los Estados miembros de la necesidad de potenciar mecanismos de formación inicial y continua en el ámbito de la agricultura, sobre la base de los recursos y programas del Fondo Social Europeo como, por ejemplo, la Garantía Juvenil.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

13.10.2016

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

36

3

0

Miembros presentes en la votación final

John Stuart Agnew, Clara Eugenia Aguilera García, Eric Andrieu, Daniel Buda, Nicola Caputo, Viorica Dăncilă, Michel Dantin, Paolo De Castro, Albert Deß, Diane Dodds, Norbert Erdős, Edouard Ferrand, Luke Ming Flanagan, Beata Gosiewska, Martin Häusling, Anja Hazekamp, Esther Herranz García, Jan Huitema, Elisabeth Köstinger, Urszula Krupa, Zbigniew Kuźmiuk, Philippe Loiseau, Giulia Moi, Ulrike Müller, James Nicholson, Maria Noichl, Marijana Petir, Jens Rohde, Bronis Ropė, Jasenko Selimovic, Czesław Adam Siekierski, Marc Tarabella, Marco Zullo

Suplentes presentes en la votación final

Angélique Delahaye, Karin Kadenbach, Hannu Takkula, Estefanía Torres Martínez, Ramón Luis Valcárcel Siso, Miguel Viegas


OPINIÓN de la Comisión de Cultura y Educación (14.10.2016)

para la Comisión de Desarrollo Regional

sobre invertir en crecimiento y empleo: maximizar la contribución de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos – Evaluación del informe de conformidad con el artículo 16, apartado 3, del RDC

(2016/2148(INI))

Ponente de opinión: Nikolaos Chountis

SUGERENCIAS

La Comisión de Cultura y Educación pide a la Comisión de Desarrollo Regional, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

1.  Recuerda que los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (Fondos EIE) constituyen los principales instrumentos de financiación de la política de cohesión de la Unión para alcanzar el objetivo de una Unión más próspera, equilibrada y solidaria, así como los objetivos principales de la Estrategia Europa 2020 para un crecimiento inteligente, sostenible e integrador a través de la mejora de la cohesión económica, social y territorial de la Unión; subraya que los Fondos EIE tienen por objeto apoyar inversiones estratégicas en ámbitos clave como las infraestructuras, la educación, la investigación y la innovación; destaca el potencial que encierra un uso eficiente de los Fondos EIE, y especialmente el Fondo Social Europeo (FSE), para atajar el desempleo estructural y de larga duración, fomentar la inclusión social y promover una mejor educación para todos, sobre todo para los jóvenes poco cualificados, los ninis y los procedentes de entornos desfavorecidos; celebra, a este respecto, que se haya reforzado el papel del FSE en el periodo 2014-2020, dado que la igualdad de acceso a una educación formal y no formal, una formación y oportunidades de aprendizaje permanente de calidad es una de las prioridades fundamentales para alcanzar una auténtica convergencia y reducir las disparidades y desigualdades socioeconómicas entre los Estados miembros, las regiones y los territorios de la Unión; hace hincapié, en este sentido, en que para llegar a todas las capas de la sociedad europea es fundamental la existencia de sistemas educativos públicos que sean eficaces, tengan una dotación adecuada y resulten muy accesibles, así como de puestos de trabajo de calidad para los jóvenes;

2.  Deplora que el nivel global del MFP 2014-2020 sea inferior al del MFP 2007-2013; subraya que en este período de políticas de austeridad y ajustes fiscales extremos se da una mayor presión sobre los presupuestos de los Estados miembros; destaca que, en algunos de los Estados miembros, dicha presión ha conllevado una disminución de los fondos públicos destinados a la educación y ha generado un nivel de desempleo elevado y persistente, en particular entre los jóvenes;

3.  Alienta a los Estados miembros a que aprovechen al máximo la mayor flexibilidad y la atención a los resultados del actual periodo de programación de la política de cohesión para incrementar su valor añadido; subraya que es necesario adoptar medidas para optimizar el uso de los fondos procedentes de los Fondos EIE mediante la inversión en infraestructuras adecuadas, con el fin de favorecer la solidaridad, la creación y el mantenimiento del empleo, el apoyo a la educación, la cultura y el deporte, la oferta de servicios públicos de calidad, la justicia medioambiental, y la reducción del desempleo y de la exclusión social; manifiesta su preocupación ante la posibilidad de que la suspensión de pagos con cargo a los Fondos EIE repercuta negativamente en los Estados miembros que afrontan dificultades e importantes recortes en los sectores cultural y educativo;

4.  Observa que los Fondos EIE van dirigidos a ámbitos que promuevan un entorno propicio a la creación de empleo, como los de la educación, la formación y las industrias culturales y creativas, mediante la complementación de los presupuestos nacionales y la compensación de la disminución de los niveles de inversión;

5.  Pide a los Estados miembros que aprovechen al máximo las posibilidades que ofrecen los Fondos EIE reforzando el valor añadido y la atención a los resultados en sus proyectos e informando de manera adecuada y suficiente a los beneficiarios potenciales, incluidos los procedentes de los sectores de la educación, la cultura y el deporte;

6.  Subraya que, con arreglo al Monitor de la Educación y la Formación de 2015, urge mejorar la inclusión, la calidad y la pertinencia de la educación en la Unión con objeto de garantizar un crecimiento sostenible, impulsar la productividad, resolver el problema del desempleo estructural y de larga duración y fomentar la movilidad justa y la inclusión social; pide a los Estados miembros que promuevan y respalden proyectos dirigidos específicamente a los sistemas educativos, a los profesores y formadores y a los estudiantes, sea cual sea su edad, en particular a los procedentes de grupos vulnerables o desfavorecidos, mediante una utilización eficiente de los recursos disponibles en el marco de los Fondos EIE, especialmente el FSE, conjuntamente con otros instrumentos de la Unión, como Erasmus+ o los programas de cooperación territorial europea;

7.  Recuerda que dos millones de empresas recibirán ayuda directa con cargo a los Fondos EIE con el fin de impulsar su competitividad y aumentar su capacidad de investigación e innovación; constata con satisfacción que, gracias al apoyo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), casi quince millones de hogares tendrán acceso a la banda ancha de alta velocidad y que se añadirán o mejorarán servicios o infraestructuras informáticos en zonas rurales para cerca de veinte millones de personas con la ayuda del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader);

8.  Destaca la importancia que revisten los Fondos EIE para la mejora de las infraestructuras preescolares, escolares y universitarias con miras a mejorar la calidad de la educación y modernizar los sistemas de enseñanza y formación de manera que garanticen a los jóvenes la obtención de las aptitudes y competencias necesarias para encontrar empleo y contribuyan al perfeccionamiento de las aptitudes y competencias de los trabajadores;

9.  Hace hincapié en el enorme potencial de innovación y empleo que encierran las fuentes de energía renovables, dada la búsqueda de una mayor eficiencia energética y de los recursos; pide a la Comisión que desarrolle una estrategia energética y ambiental específica para el desarrollo regional con objeto de fomentar también la educación y el empleo;

10.  Considera que se necesita una estrategia de inversión más amplia que cubra todo el ciclo de educación y formación y abarque todos los sectores del aprendizaje permanente, del aprendizaje en el trabajo y del aprendizaje formal y no formal; alienta a los Estados miembros a que hagan pleno uso del Fondo Social Europeo, una de cuyas principales prioridades es la mejora de la educación, canalizando las inversiones hacia una educación incluyente que responda a los retos de la sociedad con el fin de asegurar la igualdad de acceso y de oportunidades para todos;

11.  Reconoce la importancia creciente de las microempresas y de las pymes del sector cultural y creativo no solo para la inversión, el crecimiento, la innovación y el empleo, sino también en su función clave, junto con las ONG, las redes y las plataformas del sector cultural, de preservación y promoción de la diversidad cultural y lingüística y de una amplia gama de artes y oficios tradicionales; es consciente de que la cultura y la innovación resultan cruciales a la hora de ayudar a las regiones a atraer inversiones, apoyar el talento creativo y fomentar la cohesión social, contribuyendo de este modo a un desarrollo local en cuyo impulso las autoridades locales y regionales ocupan un lugar preferente;

12.  Pide que se aumente la inversión en los ámbitos de la educación, la inclusión social, la formación profesional y el aprendizaje permanente, a fin de mejorar tanto la pertinencia de los sistemas de educación y formación como la transición entre el mundo educativo y el mundo laboral y el aprendizaje permanente; hace hincapié en la necesidad de que la financiación se concentre en la prevención del abandono escolar prematuro y la promoción de la igualdad de acceso a una educación de calidad;

13.  Alienta a los Estados miembros a que aprovechen al máximo la mayor flexibilidad que ofrece la actual política de cohesión para atender mejor las necesidades y características específicas locales y regionales, incluidas las que pueda haber en los ámbitos de la educación, la cultura y el deporte;

14.  Destaca la importancia que reviste un planteamiento más amplio y global de la cultura que tenga en cuenta su importante contribución a la educación y la formación, al desarrollo social y económico innovador, y a la inclusión social; pide, por tanto, a la Comisión y a los Estados miembros que den a conocer el potencial inherente a la cultura para fomentar un crecimiento inteligente, sostenible e integrador, y que fomenten los proyectos culturales, incluidos los proyectos transfronterizos que puedan contribuir a reforzar la cohesión económica, social y territorial;

15.  Constata la importancia que reviste la Iniciativa de Empleo Juvenil (IEJ), que puede resolver el problema persistente de los altos niveles de desempleo juvenil, que en varios Estados miembros sigue siendo superior al 40 %; pide a la Comisión que promueva las infraestructuras que generan nuevos puestos de trabajo de calidad, así como la protección social de los jóvenes en el marco de los Fondos EIE; insta a los Estados miembros a que apliquen plenamente la Garantía Juvenil apoyándose en una intensa cooperación entre los servicios de empleo y el sistema educativo;

16.  Destaca el potencial de las industrias culturales y creativas de cara al empleo de los jóvenes; hace hincapié en que una mayor promoción de los sectores cultural y creativo y mayores inversiones en ambos sectores pueden contribuir de manera significativa a la inversión, el crecimiento, la innovación y el empleo; pide a la Comisión, por consiguiente, que tenga presentes las oportunidades especiales que ofrece el conjunto de los sectores cultural y creativo, incluidas las ONG y las pequeñas asociaciones, en el marco, por ejemplo, de la Iniciativa de Empleo Juvenil;

17.  Observa que cada vez parece haber más dificultades para cubrir los puestos vacantes debido a la inadecuación de las cualificaciones en el mercado laboral; destaca la necesidad de abordar los problemas de la inadecuación de las cualificaciones, la movilidad geográfica limitada y las modalidades de trabajo precario a través de los Fondos EIE, y solicita una cooperación más estrecha entre los establecimientos de enseñanza superior, los organismos de formación y las pymes en lo tocante al acceso a los Fondos EIE;

18.  Pide a la Comisión que se asegure de que los Estados miembros respetan la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad a la hora de ejecutar proyectos financiados por los Fondos EIE;

19.  Observa con satisfacción que entre los objetivos del paquete legislativo sobre los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos para el periodo 2014-2020 figura favorecer la transición de la vida en instituciones a la vida en comunidad para las personas con discapacidad, y pide a la Comisión que se asegure de que, en la ejecución de los Fondos EIE, los Estados miembros respeten las disposiciones de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad en la materia;

20.  Insiste en que los Estados miembros deben comprometerse a ofrecer un mejor acceso a conexiones de internet de banda ancha de calidad, y especialmente a las redes wifi públicas, un aspecto de importancia vital para las regiones rurales y poco pobladas; pide a los Estados miembros y a las regiones que determinen cuáles son sus prioridades de inversión en el ámbito de las TIC; pide a la Comisión y a los Estados miembros que mejoren la accesibilidad y la transparencia y aceleren la simplificación de los procedimientos en lo tocante a la utilización de los Fondos EIE en el sector de las TIC;

21.  Destaca la necesidad de mantener los oficios tradicionales, y en particular la tradición artesanal y las competencias afines, y de elaborar estrategias dirigidas a promover el espíritu emprendedor en la artesanía tradicional, con el fin de mantener la identidad cultural del sector artesanal tradicional; recuerda la importancia de apoyar la formación profesional dual y la movilidad de los jóvenes artesanos;

22.  Hace hincapié en que la actual crisis migratoria plantea numerosos retos a los sistemas educativos y de formación de los Estados miembros de acogida; pide a las instituciones de la Unión que ofrezcan a los Estados miembros la flexibilidad necesaria, así como una financiación apropiada, mediante los Fondos EIE y otros fondos y programas de la Unión, y pide a los Estados miembros que aprovechen plenamente las oportunidades que se presentan y los fondos existentes para proyectos que apoyen significativamente la integración de los refugiados, los migrantes y los solicitantes de asilo en los sistemas educativos y de formación; considera que el acceso al aprendizaje permanente, incluidos el aprendizaje no formal y la formación profesional, puede ser una herramienta eficaz para la inclusión activa de los refugiados, los migrantes y los solicitantes de asilo, así como para su integración en la sociedad y el mercado laboral europeos; subraya, a este respecto, el importante papel que desempeñan las autoridades locales y regionales;

23.  Destaca que la infraestructura cultural repercute significativamente en el desarrollo económico y social y en la cohesión a nivel local, regional y nacional; pide a la Comisión que revise el límite de cinco millones de euros fijado para la infraestructura cultural con ocasión de la adopción del «Reglamento ómnibus», incluido el Reglamento del FEDER, con el fin de aumentar el coste máximo de los proyectos culturales a diez millones de euros para todos ellos (y no solo para los sitios de la Unesco), y que tenga en cuenta los costes subvencionables de los proyectos y no los costes totales;

24.  Subraya la necesidad de mejorar la coordinación y posibilitar y optimizar las sinergias entre los Fondos EIE y otros fondos y programas de la Unión para lograr una mayor incidencia y eficiencia e impulsar el crecimiento sostenible y el empleo en la Unión; pide que se sigan utilizando los Fondos Estructurales para invertir en las regiones en transición, de manera que no se interrumpan los efectos positivos de los esfuerzos ya realizados.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

11.10.2016

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

26

2

1

Miembros presentes en la votación final

Isabella Adinolfi, Dominique Bilde, Andrea Bocskor, Nikolaos Chountis, Silvia Costa, Mircea Diaconu, Damian Drăghici, Jill Evans, Giorgos Grammatikakis, Petra Kammerevert, Andrew Lewer, Svetoslav Hristov Malinov, Curzio Maltese, Stefano Maullu, Luigi Morgano, Momchil Nekov, Michaela Šojdrová, Helga Trüpel, Sabine Verheyen, Julie Ward, Bogdan Brunon Wenta, Theodoros Zagorakis, Bogdan Andrzej Zdrojewski, Milan Zver, Krystyna Łybacka

Suplentes presentes en la votación final

Therese Comodini Cachia, Ilhan Kyuchyuk, Emma McClarkin, Hannu Takkula

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Marco Affronte


RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINALEN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO

Fecha de aprobación

29.11.2016

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

32

5

2

Miembros presentes en la votación final

Pascal Arimont, Franc Bogovič, Steeve Briois, Rosa D’Amato, Michela Giuffrida, Krzysztof Hetman, Ivan Jakovčić, Marc Joulaud, Constanze Krehl, Andrew Lewer, Louis-Joseph Manscour, Martina Michels, Iskra Mihaylova, Younous Omarjee, Konstantinos Papadakis, Mirosław Piotrowski, Stanislav Polčák, Julia Reid, Terry Reintke, Liliana Rodrigues, Fernando Ruas, Maria Spyraki, Olaf Stuger, Ruža Tomašić, Ramón Luis Valcárcel Siso, Ángela Vallina, Matthijs van Miltenburg, Lambert van Nistelrooij, Derek Vaughan, Kerstin Westphal

Suplentes presentes en la votación final

Daniel Buda, James Carver, Elena Gentile, Ivana Maletić, Dan Nica, James Nicholson, Bronis Ropė

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Vladimir Urutchev, Boris Zala

Aviso jurídico