Procedimiento : 2016/2145(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A8-0006/2017

Textos presentados :

A8-0006/2017

Debates :

PV 15/02/2017 - 16
CRE 15/02/2017 - 16

Votaciones :

PV 16/02/2017 - 6.10

Textos aprobados :

P8_TA(2017)0052

INFORME     
PDF 368kWORD 78k
26.1.2017
PE 587.505v02-00 A8-0006/2017

sobre la Iniciativa Europea de Computación en la Nube

(2016/2145(INI))

Comisión de Industria, Investigación y Energía

Ponente: Jerzy Buzek

ENMIENDAS
PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO
 OPINIÓN de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor
 OPINIÓN de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior
 RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO

sobre la Iniciativa Europea de Computación en la Nube

(2016/2145(INI))

El Parlamento Europeo,

–  Vista la Comunicación de la Comisión titulada «Iniciativa Europea de Computación en la Nube: construir en Europa una economía competitiva de los datos y del conocimiento» (COM(2016)0178), así como el documento de trabajo de los servicios de la Comisión que la acompaña (SWD(2016)0106),

–  Vista la Comunicación de la Comisión titulada «Una Estrategia para el Mercado Único Digital de Europa» (COM(2015)0192), así como el documento de trabajo de los servicios de la Comisión que la acompaña (SWD(2015)0100),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 2 de julio de 2014, titulada «Hacia una economía de los datos próspera» (COM(2014)0442),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 10 de octubre de 2012, titulada «Una industria europea más fuerte para el crecimiento y la recuperación económica» (COM(2012)0582),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 27 de septiembre de 2012, titulada «Liberar el potencial de la computación en nube en Europa» (COM(2012)0529),

–  Vista la Comunicación de la Comisión titulada «Informática de alto rendimiento: el lugar de Europa en una carrera mundial» (COM(2012)0045),

–  Vistas las Conclusiones del Consejo, de 27 de mayo de 2016, sobre la transición hacia un sistema de ciencia abierta,

–  Vistas las Conclusiones del Consejo, de 29 de mayo de 2015, sobre la investigación abierta, en red y con gran volumen de datos como motor para una innovación más rápida y más generalizada,

–  Vista su Resolución, de 5 de mayo de 2010, sobre una nueva Agenda Digital para Europa: 2015.eu(1),

–  Vista la Decisión (UE) 2015/2240 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de noviembre de 2015, por la que se establece un programa relativo a las soluciones de interoperabilidad y los marcos comunes para las administraciones públicas, las empresas y los ciudadanos europeos (programa ISA2) como medio de modernización del sector público(2),

–  Vista la Directiva 2013/37/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 26 de junio de 2013, por la que se modifica la Directiva 2003/98/CE relativa a la reutilización de la información del sector público(3) (Directiva ISP),

–  Vista su Resolución, de 10 de marzo de 2016, sobre la iniciativa «Hacia una economía de los datos próspera»(4),

–  Vista su Resolución, de 19 de enero de 2016, sobre la iniciativa «Hacia un Acta del Mercado Único Digital»(5),

–  Vista su Resolución, de 15 de enero de 2014, sobre la reindustrialización de Europa para promover la competitividad y la sostenibilidad(6),

–  Vista su Resolución, de 10 de diciembre de 2013, sobre la liberación del potencial de la computación en la nube en Europa(7),

–  Visto el Dictamen del Comité Económico y Social Europeo TEN/494, de 16 de enero de 2013, sobre la Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones titulada «Liberar el potencial de la computación en nube en Europa» (COM(2012)0529),

–  Visto el Dictamen del Comité Económico y Social Europeo titulado «Iniciativa europea de computación en nube - Construir una economía de los datos y el conocimiento competitiva en Europa» (2016 TEN/592 EESC-2016),

–  Visto el Dictamen del Comité de las Regiones titulado «Iniciativa europea de computación en nube y prioridades de normalización en el sector de las TIC para el mercado único digital» (2016 SEDEC-VI-012),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 10 de junio de 2016, titulada «Una nueva agenda de capacidades para Europa - Trabajar juntos para reforzar el capital humano, la empleabilidad y la competitividad» (COM(2016)0381),

–  Visto el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de abril de 2016, relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos y por el que se deroga la Directiva 95/46/CE (Reglamento general de protección de datos)(8),

–  Vista la Directiva (UE) 2016/1148 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 6 de julio de 2016, relativa a las medidas destinadas a garantizar un elevado nivel común de seguridad de las redes y sistemas de información en la Unión,

–  Vista la propuesta de Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo por la que se establece el Código Europeo de las Comunicaciones Electrónicas (COM(2016)0590),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 25 de mayo de 2016, titulada «Las plataformas en línea y el mercado único digital - Retos y oportunidades para Europa» (COM(2016)0288/2),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 9 de diciembre de 2015, titulada «Hacia un marco moderno y más europeo de los derechos de autor» (COM(2015)0626),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 19 de abril de 2016, titulada «Prioridades de normalización en el sector de las TIC para el mercado único digital» (COM(2016)0176),

–  Visto el informe titulado «Open Innovation, Open Science, Open to the World - a vision for Europe», publicado en mayo de 2016 por la Dirección General de Investigación e Innovación de la Comisión Europea,

–  Visto el artículo 52 de su Reglamento,

–  Vistos el informe de la Comisión de Industria, Investigación y Energía y las opiniones de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor y de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior (A8-0006/2017),

A.  Considerando que las actuales capacidades de almacenamiento en la nube son insuficientes en la Unión y que, como consecuencia de ello, los datos generados por la investigación y la industria de la Unión se procesan a menudo en otros lugares, lo que induce a investigadores innovadores europeos a trasladarse a países fuera de la Unión en los que se dispone de forma más inmediata de altas capacidades de computación y de datos;

B.  Considerando que la falta de una estructura clara de incentivos para compartir datos, la falta de interoperabilidad de los sistemas de datos científicos y la fragmentación de las infraestructuras de datos científicos entre las diferentes disciplinas y por efecto de las fronteras impiden que pueda desarrollarse plenamente el potencial de la ciencia basada en los datos;

C.  Considerando que la Unión Europea está quedando rezagada en el desarrollo de la informática de alto rendimiento como consecuencia de la falta de inversiones en la creación de un sistema informático completo de alto rendimiento, cuando países como los Estados Unidos, China, Japón y Rusia están realizando importantes inversiones en esos sistemas y los consideran una prioridad estratégica, con programas nacionales para desarrollarlos;

D.  Considerando que solo podrá aprovecharse plenamente el potencial de la computación en nube en Europa si los datos pueden circular libremente en la Unión en el marco de una normativa clara y si los flujos internacionales de datos desempeñan un papel cada vez más relevante en la economía europea y mundial;

E.  Considerando que la capacidad de análisis y explotación de los macrodatos está modificando la forma en que se lleva a cabo la investigación científica;

F.  Considerando que la Comunicación de la Comisión titulada «Iniciativa Europea de Computación en la Nube: construir en Europa una economía competitiva de los datos y del conocimiento» reconoce el potencial transformador de la ciencia abierta y la computación en nube como una parte integrante de la economía digital en la Unión;

G.  Considerando que las políticas de acceso a la creación de redes, el almacenamiento de datos y la computación difieren entre los Estados miembros, lo cual crea compartimentos estancos y retrasa la circulación de los conocimientos;

H.  Considerando que el Reglamento general sobre la protección de datos, la Directiva relativa a la seguridad de las redes y de la información y la Estrategia para el mercado único digital pueden brindar la base para el desarrollo de una economía digital europea próspera y competitiva y que esté abierta a todos los operadores del mercado respetuosos de las normas;

I.  Considerando que los datos constituyen la materia prima de la economía digital, y que el uso de datos es esencial para la digitalización de la ciencia y la industria europeas, el desarrollo de nuevas tecnologías y la creación de nuevos puestos de trabajo;

J.  Considerando que el Reglamento general de protección de datos recientemente adoptado prevé unas salvaguardas rigurosas para la protección de los datos personales, y que conviene garantizar un enfoque armonizado en el proceso de aplicación de dicho Reglamento;

K.  Considerando que la Comunicación de la Comisión Europea sobre la Estrategia para el mercado único digital de 2015 se compromete a abordar las restricciones a la libre circulación de datos, así como las restricciones injustificadas a la ubicación de los datos para su almacenamiento o su tratamiento;

L.  Considerando que es necesario que la Comisión presente propuestas concretas dirigidas a suprimir las restricciones a la libre circulación de datos si pretende crear y realizar el mejor mercado único digital posible;

M.  Considerando que el despliegue y el desarrollo de servicios en nube se enfrentan a desafíos considerables, habida cuenta de la escasa disponibilidad en Europa de las necesarias infraestructuras y redes de alta velocidad;

N.  Considerando que el objetivo de facilitar y apoyar la implantación y la sostenibilidad a largo plazo de infraestructuras de investigación y de datos, en particular de centros de informática de alto rendimiento y otras redes de infraestructuras de investigación de nivel mundial, contribuirá a abordar mediante la intensificación de la cooperación y al intercambio de resultados los grandes retos científicos, industriales y sociales de la actualidad;

O.  Considerando que el volumen de datos está aumentando a un ritmo sin precedentes, por lo que para 2020 habrá 16 billones de gigabytes de datos, lo que se corresponde con una tasa de crecimiento anual del 236 % en la generación de datos;

P.  Considerando que el éxito de la economía de los datos depende de un ecosistema TIC más amplio, con la internet de las cosas para obtener datos, redes de banda ancha de alta velocidad para transmitirlos y computación en nube para tratarlos, así como científicos y técnicos convenientemente preparados;

Q.  Considerando que la cooperación entre científicos europeos, la utilización y el intercambio de datos, siempre de acuerdo con las autoridades de protección de datos, y la utilización de soluciones tecnológicas nuevas, como la computación en nube y la digitalización de la ciencia europea, son clave para el desarrollo del mercado único digital; que la Nube Europea de la Ciencia Abierta tendrá efectos positivos para la evolución científica en Europa; que hay que desarrollarla y utilizarla con la debida atención a los derechos fundamentales consagrados en la Carta de los Derechos Fundamentales;

Información general

1.  Acoge con satisfacción la Nube Europea de la Ciencia Abierta, que puede servir como modelo para la utilización de la nube en los sectores privado y público; celebra el plan de la Comisión de ampliar progresivamente la base de usuarios a la industria y los gobiernos con la mayor rapidez posible;

2.  Acoge con satisfacción la Comunicación de la Comisión titulada «Iniciativa Europea de Computación en la Nube: construir en Europa una economía competitiva de los datos y del conocimiento» y considera que es el primer paso hacia el establecimiento de una base adecuada para emprender acciones europeas abiertas y competitivas en el ámbito de la computación en nube y la informática de alto rendimiento.

3.  Acoge con satisfacción la Iniciativa Europea de Computación en la Nube de la Comisión, como parte de la aplicación de la Estrategia para el Mercado Único Digital y el paquete de medidas para la digitalización de la industria europea, con lo que fomenta el crecimiento de la economía digital europea, contribuye a la competitividad de las empresas y los servicios europeos y mejora su posicionamiento en los mercados mundiales; pide a la Comisión que garantice a través de medidas claramente definidas que esta iniciativa se ajuste a su finalidad, sea abierta, tenga garantías de futuro y no genere barreras desproporcionadas o injustificadas;

4.  Subraya la importancia de hacer de la Unión Europea un centro de investigación global, alcanzar una masa crítica y crear polos de excelencia; destaca que, para atraer investigación de excelencia mundial, Europa debe disponer de capacidad en términos de recursos y ofrecer un entorno atractivo; destaca, además, que para que la Unión se convierta en la economía basada en el conocimiento más competitiva del mundo es de suma importancia que esté abierta a investigadores internacionales y atraiga, así, inversión internacional;

5.  Hace hincapié en que debe acelerarse la labor de normalización en materia de computación en nube; destaca que unas mejores normas y una mejor interoperabilidad harán posible la comunicación entre distintos sistemas basados en la nube y evitarán la dependencia de un proveedor determinado para productos y servicios en la nube; pide a la Comisión que coopere estrechamente con los proveedores comerciales de servicios en la nube al objeto de desarrollar normas abiertas en este ámbito;

6.  Hace hincapié en que el valor añadido de esta iniciativa europea radica en la puesta en común de datos abiertos mediante la creación de un entorno fiable y abierto para que la comunidad almacene, ponga en común y reutilice datos y resultados científicos.

7.  Hace hincapié en que es fundamental difundir en mayor medida las ventajas de la computación en nube, ya que la demanda de servicios en la nube en Europa sigue siendo demasiado baja; señala que la computación en nube generará crecimiento económico gracias a su eficiencia de costes y a su escalabilidad; reitera que las pymes son el principal motor del crecimiento y el empleo en Europa; subraya que las ventajas que presenta la nube pueden ser especialmente sustanciales para las pymes, pues suelen carecen de recursos para invertir en grandes sistemas informáticos físicos en sus instalaciones;

8.  Celebra el enfoque de la ciencia abierta y la función que desempeña en la construcción de una economía del conocimiento europea y contribuyendo al fomento de la calidad de la investigación y su desarrollo en la Unión; subraya que actualmente la industria, en especial por lo que se refiere a las pymes, no está aprovechando al máximo el valor de los datos de investigación recopilados, debido a la falta de libre flujo transfronterizo de datos y de acceso a una única plataforma o portal, y observa que la Comisión pretende que todos los datos científicos producidos por el programa Horizonte 2020 sean abiertos por defecto;

9.  Hace hincapié en que la Nube Europea de la Ciencia Abierta debe ir acompañada de una estrategia global de ciberseguridad, ya que la comunidad científica precisa de una infraestructura de datos fiable que pueda utilizarse sin exponer los trabajos de investigación a riesgos de pérdida o corrupción de datos o al acceso no autorizado; pide a la Comisión que en todas sus iniciativas en el ámbito de la informática tenga en cuenta desde el primer momento los problemas de ciberseguridad;

10.  Insta a la Comisión a que dé ejemplo y por defecto ofrezca abiertos todos los datos de las investigaciones financiadas a través de programas europeos (como Horizonte 2020, el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE) y los Fondos EIE, entre otros) así como sus resultados, con arreglo a los principios FAIR (datos fáciles de encontrar, accesibles, interoperables y reutilizables);

11.  Expresa su preocupación por el déficit de financiación de 4 700 millones EUR de la Iniciativa Europea de Computación en la Nube; pide a la Comisión que defina mecanismos adecuados para financiar la Nube Europea de la Ciencia Abierta y la Infraestructura Europea de Datos; pide, además, a la Comisión que destine recursos suficientes a este ámbito político en Horizonte 2020 y en su propuesta para el noveno programa marco;

12.  Recomienda a la Comisión que vele por que la Nube Europea de la Ciencia Abierta beneficie a todas las regiones europeas y que, a tal fin, estudie la posibilidad de utilizar los fondos de desarrollo regional para la ampliación de la iniciativa;

13.  Destaca que, en la actualidad, solamente el 12 % de la financiación comprometida en el marco del FEIE se destina a acciones en el sector digital; insta a la Comisión a que presente medidas específicas que puedan mejorar verdaderamente la participación de todos los fondos de la Unión, y en particular el FEIE, en los proyectos relativos al mercado único digital, como las iniciativas de intercambio de datos, accesibilidad digital, infraestructuras y conectividad digital europea, y a que destine más recursos al impulso a la investigación, el desarrollo y la innovación, entre otros ámbitos, en las tecnologías de mejora de la privacidad y la seguridad del código abierto; opina que esta iniciativa debe desarrollarse en sinergia con otros programas de Horizonte 2020, incluidos los relativos a la computación privada en la nube y a los servicios de administración electrónica;

14.  Considera que el sector privado debería participar desde un principio en la base de usuarios de la Nube Europea de la Ciencia Abierta, por ejemplo ofreciendo soluciones de software como servicio (SaaS, por sus siglas en inglés); observa que se espera que las empresas europeas contribuyan a colmar el déficit de financiación de 4 700 millones de euros de la Iniciativa Europea de Computación en la Nube; señala que es poco probable que las empresas inviertan en el programa si no pueden recoger también sus beneficios;

15.  Subraya que contar con una infraestructura de supercomputación de vanguardia es crucial para la competitividad de la Unión; pide a la Comisión que se esfuerce por lograr que los ordenadores de exaescala estén disponibles en Europa para el año 2022;

16.  Pide a la Comisión que incentive la participación de las industrias y las pymes europeas en la fabricación del soporte físico y el software necesarios para la Infraestructura Europea de Datos, impulsando así la economía europea, el crecimiento sostenible y la creación de empleo;

17.  Pide a la Comisión que colabore con los Estados miembros y con otros proveedores de financiación para la investigación en la elaboración y la aplicación de la hoja de ruta de gobernanza y financiación, velando al mismo tiempo por la asignación de recursos adecuados a esta iniciativa, y que facilite la coordinación de los esfuerzos nacionales, evitando duplicaciones y gastos innecesarios;

18.  Sostiene que la interoperabilidad y la portabilidad de los datos son elementos clave para afrontar grandes retos de la sociedad que requieren un intercambio eficaz de datos y un enfoque multidisciplinar y multilateral; toma nota de que el plan de acción previsto en la Comunicación de la Comisión sobre la Iniciativa Europea de Computación en la Nube (COM(2016)0178) es un instrumento necesario para reducir la fragmentación y garantizar que los datos de investigación se utilizan con arreglo a los principios FAIR;

19.  Pide a la Comisión que presente un plan de acción basado en los principios de transparencia total y divulgación plena, que contenga paquetes de trabajo y calendarios claros y en el que se concreten los resultados que deben alcanzarse, las fuentes de financiación y las partes interesadas en todo el proceso;

20.  Apoya la Nube Europea de la Ciencia Abierta como parte de la Iniciativa Europea de Computación en la Nube, que creará un entorno virtual en el que los científicos y profesionales de todas las regiones podrán almacenar, compartir, gestionar, analizar y reutilizar sus datos de investigación, incluidos los datos de investigaciones financiadas con fondos públicos, más allá de disciplinas y fronteras, ayudando así a eliminar la fragmentación del mercado único; insta a la Comisión a que aplique un enfoque exhaustivo respecto a la ciencia abierta que integre a la comunidad de ciencia abierta y los científicos independientes, a que aclare más las definiciones utilizadas en la Comunicación y, en particular, a que establezca una distinción clara entre la Iniciativa Europea de Computación en la Nube y la Nube Europea de la Ciencia Abierta y actualice la legislación en consecuencia de cara a facilitar la reutilización de los resultados de las investigaciones;

21.  Considera que la Iniciativa Europea de Computación en la Nube garantiza que se efectúen inversiones en los sectores de la ciencia y la investigación a fin de crear incentivos e instrumentos para compartir y utilizar datos lo más ampliamente posible, sobre la base del desarrollo de una sólida infraestructura de datos y computación en la nube en Europa;

22.  Destaca que las pymes constituyen el núcleo de la economía de la Unión y que son necesarias más medidas para fomentar la competitividad global de las pymes y de las empresas emergentes a fin de crear el mejor entorno posible, con datos de alta calidad, análisis de datos, servicios seguros y la eficiencia de costes prevista, para la adopción de nuevos avances tecnológicos prometedores;

23.  Pide a la Comisión que establezca una base económicamente viable para una nube europea y que adopte medidas claras para animar a las pymes a ofrecer soluciones competitivas de tratamiento y almacenamiento de datos en instalaciones ubicadas en los Estados miembros;

24.  Recuerda los resultados positivos logrados por las estructuras paneuropeas existentes y los datos abiertos disponibles en las instalaciones nacionales de almacenamiento de datos; reconoce que aún existen muchas barreras en el mercado único que impiden el pleno despliegue de esta iniciativa; pide a la Comisión y a los Estados miembros que estudien el potencial de los datos ya disponibles y que garanticen una estrategia coherente sobre los datos abiertos y la posibilidad de su reutilización en los Estados miembros; observa que la Comisión y los Estados miembros deben estudiar la necesidad de aumentar las inversiones en infraestructuras físicas transfronterizas, con especial atención a combinar la informática de alto rendimiento, las redes de banda ancha de alta velocidad y las instalaciones de almacenamiento de datos masivos, a fin de lograr una economía de los datos próspera en Europa; solicita a la Comisión que estudie el establecimiento de asociaciones globales promovidas por la industria y otras asociaciones internacionales a este respecto;

25.  Observa que debe seguir incentivándose la adopción de servicios en la nube por parte de las pymes europeas; toma nota de que los proveedores europeos de servicios en la nube necesitan más apoyo coordinado a la hora de abordar la participación en el mundo digital, reforzar la confianza de los usuarios y difundir las ventajas de la utilización de la nube;

26.  Hace hincapié en que el acceso de los ciudadanos y las empresas a internet de banda ancha es un elemento indispensable para una economía de los datos y el conocimiento competitiva en Europa; considera, en este contexto, que el desarrollo de la nube debe ir acompañado de iniciativas destinadas a aumentar el acceso de empresas y ciudadanos a internet de banda ancha, en especial en las zonas rurales;

27.  Observa que las medidas de educación digital destinadas a todas las generaciones, incluida la formación en competencias informáticas, son fundamentales para el desarrollo de la nube por permitir detectar las principales carencias de competencias técnicas y de eficacia y remediarlas para alcanzar objetivos en el ámbito digital; acoge con satisfacción las propuestas de la Comisión en el marco de la Nueva Agenda de Competencias para Europa recientemente adoptada y destaca la necesidad de una financiación adecuada;

28.  Considera que están apareciendo empresas emergentes que ofrecen soluciones específicas para que la computación en nube sea más rápida, sencilla, fiable, flexible y segura;

29.  Subraya que la informática de alto rendimiento, que es importante para el desarrollo de la nube, debe considerarse parte integrante de la Infraestructura Europea de Datos en el conjunto del ecosistema y que sus ventajas deben promoverse ampliamente;

30.  Observa que debe fomentarse la participación de entidades académicas, de investigación y universitarias y de todas las partes interesadas con el fin de mantener y apoyar las infraestructuras de datos científicos integradas y la informática de alto rendimiento;

31.  Observa que, en vista de la oferta de servicios actuales y futuros del sector privado y de países no pertenecientes a la Unión, la Nube Europea de la Ciencia Abierta debe ofrecer incentivos y nuevos servicios para romper con el hábito ya arraigado de confiar en las prácticas de investigación ya existentes;

32.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que velen por que se centren los esfuerzos en un crecimiento europeo con visión de futuro con el fin de construir una industria competitiva de la nube en Europa; hace hincapié en la importancia de garantizar que la demanda de soluciones basadas en la nube siga aumentando y se fomente la adopción de servicios en la nube en sectores verticales como las finanzas, la fiscalidad y la seguridad social, la industria manufacturera, la banca, la salud, los medios de comunicación y el entretenimiento y la agricultura;

33.  Considera que el Reglamento (UE) 2016/679 (Reglamento general de protección de datos)(9) establece un marco jurídico para la protección de los datos personales; señala, no obstante, que una aplicación fragmentaria del Reglamento en los Estados miembros dificultaría la labor de los investigadores y la puesta en común de los resultados de sus investigaciones, lo que a su vez socavaría los esfuerzos encaminados a establecer la cooperación entre investigadores que permiten la computación en nube; pide, por consiguiente, que el Reglamento de protección de datos se aplique y haga cumplir debidamente;

34.  Destaca que las soluciones que se enmarquen en la Iniciativa Europea de Computación en la Nube deben desarrollarse tomando debidamente en consideración los derechos fundamentales consagrados en la Carta de los Derechos Fundamentales, en particular los derechos de protección de datos, vida privada, libertad y seguridad;

35.  Observa que la economía de los datos está aún dando sus primeros pasos, que los modelos de negocio están todavía en fase de desarrollo y que los ya existentes ya están sufriendo trastornos y evolucionando; pide a la Comisión que garantice que todo acto legislativo en este ámbito esté en consonancia con el principio de innovación neutra desde el punto de vista tecnológico y no oponga grandes obstáculos a la innovación, la digitalización de la industria y el desarrollo de nuevas tecnologías como la internet de las cosas y la inteligencia artificial en Europa;

36.  Pide a la Comisión que colabore con los Estados miembros y con todas las partes interesadas a fin de participar en la definición de las medidas de ejecución necesarias para aprovechar al máximo el potencial que encierra la Iniciativa Europea de Computación en la Nube; cree que una innovación y una ciencia abiertas implican un número mucho mayor de participantes en el proceso de innovación, desde los investigadores a los emprendedores, los usuarios, los gobiernos y la sociedad civil;

La nube de la ciencia abierta

37.  Observa la infrarrepresentación de partes interesadas clave en los debates y los proyectos piloto a gran escala; estima que, al tiempo que se evitan cargas administrativas, la participación activa de los ciudadanos y las partes interesadas del sector privado y la sociedad civil a escalas local, regional, nacional y europea debe ser una condición previa para un intercambio de información eficaz; subraya que la Iniciativa Europea de Computación en la Nube debe satisfacer las necesidades de la comunidad científica y beneficiar no solo a esta, sino también a la industria, incluidas las pymes y empresas emergentes, a las administraciones públicas y a los consumidores;

38.  Subraya que el desarrollo de la Nube Europea de la Ciencia Abierta debe llevarse a cabo prestando la debida atención a los derechos fundamentales consagrados en la Carta de los Derechos Fundamentales, en particular en lo que se refiere a los derechos a la protección de datos, a la privacidad, a la libertad y a la seguridad, y que debe respetar los principios de protección de la intimidad desde el diseño y por defecto y los principios de proporcionalidad, necesidad, minimización de los datos y limitación de finalidad; reconoce que la aplicación de salvaguardias adicionales, como la seudonimización, la anonimización o la criptografía, incluido el cifrado, puede reducir los riesgos y mejorar la protección de los titulares de los datos afectados cuando dichos datos se utilicen en aplicaciones de macrodatos o computación en la nube; recuerda que la anonimización es un proceso irreversible y pide a la Comisión que prepare orientaciones sobre cómo anonimizar datos; reitera la necesidad de protección especial para datos sensibles, de conformidad con la legislación en vigor; insiste en que los principios mencionados, junto con normas exigentes de calidad, fiabilidad y confidencialidad, son necesarios para merecer la confianza de los consumidores en esta Iniciativa Europea de Computación en la Nube;

39.  Hace hincapié en que la iniciativa de la Nube Europea de la Ciencia Abierta debe dar lugar a una nube fiable para todos: científicos, empresas y servicios públicos;

40.  Señala la necesidad de promover una plataforma de colaboración abierta y fiable para la gestión, el análisis, el intercambio, la reutilización y la conservación de los datos de investigación, que permita desarrollar servicios innovadores y ofrecerlos con arreglo a determinadas condiciones;

41.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que estudien marcos de gobernanza y financiación adecuados, tomando suficientemente en consideración las iniciativas existentes, su sostenibilidad y su capacidad para fomentar la igualdad de condiciones de competencia en toda Europa; subraya que los Estados miembros deberían considerar la posibilidad de integrar sus programas de financiación en los programas de financiación de la Unión;

42.  Pide a la Comisión que analice toda la gama de fuentes de financiación disponibles para crear la Nube Europea de la Ciencia Abierta y que refuerce los instrumentos existentes para acelerar su desarrollo, centrándose en particular en las mejores prácticas;

43.  Pide a la Comisión que vele por que toda la investigación y los datos científicos generados en virtud del programa Horizonte 2020 se ofrezcan abiertos por defecto, y pide a los Estados miembros que adapten en consecuencia sus programas nacionales de investigación;

44.  Considera que la Nube Europea de la Ciencia Abierta permitirá el desarrollo de la ciencia digital, al integrar las tecnologías de la información como un servicio en el sector de la investigación pública en Europa; aboga por un «modelo federal de nube de la ciencia» que reúna a organizaciones de investigación pública, las partes interesadas, pymes, empresas de nueva creación e infraestructuras electrónicas con proveedores comerciales para establecer una plataforma común que ofrezca una gama de servicios a las comunidades investigadoras de Europa;

45.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que, en colaboración con las partes interesadas, establezcan una hoja de ruta para fijar lo antes posible un calendario claro para la realización de las acciones previstas en el marco de la Nube Europea de la Ciencia Abierta;

46.  Pide a la Comisión que evalúe cuidadosamente las necesidades de los investigadores públicos europeos, con el fin de identificar posibles carencias en el suministro de infraestructuras de computación en nube en Europa; opina que, en caso de que se detecten carencias, la Comisión debería pedir a los proveedores europeos de infraestructuras de computación en nube que compartan sus hojas de ruta de desarrollo con objeto de determinar si las inversiones privadas son suficientes para subsanar tales carencias o si es necesario complementarlas mediante la financiación pública;

47.  Pide a la Comisión que vele por que toda la investigación y los datos científicos generados en virtud del programa Horizonte 2020 beneficien a las empresas europeas y al público en general; aboga por un cambio en las estructuras de incentivos para que el mundo académico, la industria y los servicios públicos compartan sus datos y mejoren la gestión de datos, la formación, las capacidades en materia de ingeniería y la alfabetización en este ámbito;

48.  Acoge con satisfacción que la Iniciativa de Computación en la Nube se centre en el desarrollo de redes de banda ancha de alta velocidad, en instalaciones de almacenamiento a gran escala, en la informática de alto rendimiento y en un ecosistema europeo de macrodatos;

49.  Hace hincapié en que el desarrollo de la tecnología 5G y las normas del Código Europeo de las Comunicaciones Electrónicas deben hacer más atractiva la Nube de la Ciencia Abierta gracias a una internet de excelente calidad y a nuevas infraestructuras de calidad superior;

50.  Aprueba la ambición de la Comisión de que la Unión pueda tratar grandes volúmenes de datos, con infraestructuras operadas por servicios que utilicen datos en tiempo real procedentes de sensores o aplicaciones que vinculen entre sí datos de diversas fuentes; señala que la Iniciativa Europea de Computación en la Nube pretende garantizar una labor mejor y más armonizada de desarrollo de la infraestructura;

51.  Apoya el desarrollo ulterior de la red GEANT para convertirla en la red internacional más avanzada y mantener el liderazgo de Europa en el ámbito de la investigación;

52.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que se coordinen con las partes interesadas para reducir la fragmentación de las infraestructuras digitales, estableciendo un programa de medidas y una sólida estructura de gobernanza en la que participen organismos de financiación, proveedores y usuarios, y subraya la necesidad de fomentar los principios de la ciencia abierta en la gestión y el intercambio de datos, sin obstaculizar la innovación y sin violar la vida privada y la propiedad intelectual en la era digital;

53.  Destaca la importancia de que la Iniciativa Europea de Computación en la Nube se base en los componentes fundamentales del Mecanismo «Conectar Europa», en particular la identificación electrónica y la firma electrónica, con el fin de reforzar la confianza de los usuarios en unas comunicaciones electrónicas seguras, interoperables y sin fisuras en toda Europa;

54.  Pide a la Comisión que destine más recursos a impulsar la investigación, el desarrollo, la innovación y la formación en el campo de la computación en nube a escala europea, y destaca la necesidad de contar con infraestructuras y procesos que preserven los datos abiertos y la privacidad de los usuarios;

55.  Insiste en que las normas deben permitir una portabilidad fácil y completa, así como un elevado grado de interoperabilidad entre servicios en nube;

56.  Está firmemente convencido de que la iniciativa de la Nube de la Ciencia Abierta debe basarse en normas abiertas para garantizar la interoperabilidad y una comunicación sin discontinuidades y evitar cualquier bloqueo tecnológico;

57.  Subraya que la utilización de normas abiertas y software libre y de fuente abierta son especialmente importantes para garantizar la transparencia necesaria en relación con el modo en que se protegen los datos personales u otros tipos de datos sensibles;

58.  Observa que la economía europea depende cada vez más de la potencia de los superordenadores para inventar soluciones innovadoras, reducir costes y disminuir el tiempo de llegada al mercado de productos y servicios; respalda el empeño puesto por la Comisión en crear un sistema de superordenador de exaescala basado en la tecnología europea de soportes físicos;

59.  Considera que Europa necesita un ecosistema integral de informática de alto rendimiento para dotarse de superordenadores de vanguardia, garantizar el suministro de su sistema de informática de alto rendimiento y ofrecer servicios de informática de alto rendimiento a la industria y las pymes a efectos de simulación, visualización y creación de prototipos; considera de la máxima importancia que, de aquí a 2022, la Unión se sitúe entre las principales potencias mundiales en supercomputación;

60.  Considera que la Plataforma Tecnológica Europea y la asociación público-privada contractual (APPC) sobre la informática de alto rendimiento son fundamentales para definir las prioridades de investigación de Europa en el desarrollo de tecnologías europeas en todos los segmentos de la cadena de suministro de soluciones de informática de alto rendimiento;

61.  Acoge con satisfacción la propuesta de la Comisión, acorde con el «Quantum Manifesto», consistente en poner en marcha una iniciativa emblemática sobre tecnología cuántica con una dotación de mil millones de euros;

62.  Recuerda a la Comisión que el sector de servicios en la nube ya ha invertido miles de millones de euros en la construcción de infraestructura de vanguardia en Europa; que los científicos e investigadores europeos pueden usar hoy en día una infraestructura de computación en nube que les permite experimentar e innovar más rápidamente al poder acceder a una amplia variedad de servicios y pagar únicamente por lo que utilizan, optimizando así el tiempo consagrado a la actividad científica; señala que el apoyo europeo a la investigación y el desarrollo, que es fundamental, no debe desperdiciarse duplicando recursos existentes, sino que debe fomentar los avances en nuevos ámbitos científicos capaces de impulsar el crecimiento y la competitividad;

63.  Destaca que la comunidad científica necesita una infraestructura protegida, segura y de código abierto de gran capacidad para avanzar en la investigación y prevenir posibles fallos de seguridad, ataques informáticos o usos indebidos de datos personales, especialmente cuando se recogen , almacenan y tratan grandes cantidades de datos; pide a la Comisión y a los Estados miembros que apoyen e incentiven el desarrollo de la tecnología necesaria, incluidas tecnologías de cifrado, teniendo en cuenta el enfoque de la seguridad desde la concepción; apoya los esfuerzos de la Comisión para mejorar la cooperación —entre autoridades públicas, la industria europea, incluidas las pymes y las empresas emergentes, investigadores y el mundo académico en el ámbito de los macrodatos y la seguridad informática— desde las primeras etapas del proceso de investigación e innovación con el fin de permitir la creación de soluciones y de oportunidades comerciales europeas innovadoras y fiables y garantizar al mismo tiempo un nivel adecuado de seguridad;

64.  Considera que, con el desarrollo de unas normas claras para la interoperabilidad en la nube, la portabilidad de los datos y los acuerdos de nivel de servicio, se garantizará la seguridad jurídica y la transparencia, tanto para los proveedores de servicios en la nube como para los usuarios finales;

65.  Destaca que la fiabilidad, la seguridad y la protección de los datos personales es necesaria para contar con la confianza de los consumidores, que es a su vez la base de una competitividad sana;

66.  Señala que la industria debe desempeñar un papel clave en el desarrollo de normas adaptadas a la era digital y que gocen de amplia aceptación, y que esas normas infundirán confianza a los proveedores de servicios en la nube para seguir innovando, y a los usuarios para seguir recurriendo a estos servicios a escala europea;

67.  Pide a la Comisión que lidere el fomento de una interoperabilidad y de normas de computación en la nube intersectoriales, multilingües y transfronterizas, así como el apoyo a unos servicios en la nube respetuosos de la privacidad, fiables, seguros y eficientes desde el punto de vista energético, como parte integrante de una estrategia común centrada en maximizar las oportunidades de desarrollo de normas que puedan convertirse en normas mundiales;

68.  Toma nota de que es necesario disponer de un plan de acción sobre interoperabilidad de los datos para aprovechar la gran cantidad de datos generados por los científicos europeos y aumentar la capacidad de reutilización en la ciencia y la industria; pide a la Comisión que colabore con las principales partes interesadas para elaborar sistemas eficaces gracias a los cuales los datos sean fáciles de encontrar, accesibles, interoperables y reutilizables (FAIR), incluidos metadatos, especificaciones comunes e identificadores de objetos de datos;

69.  Señala que, en comparación con otras regiones del mundo, Europa no está invirtiendo en su ecosistema informático de alto rendimiento de un modo acorde a su potencial económico y de conocimientos;

70.  Pide a la Comisión que promueva la interoperabilidad y evite la dependencia de un proveedor determinado, fomentando para ello que distintos proveedores de infraestructuras de computación en la nube en Europa ofrezcan una variedad de servicios de infraestructura competitivos, interoperables y portátiles;

71.  Pide que se adopten medidas dirigidas a mantener un sistema de normalización de alta calidad que pueda atraer las mejores aportaciones tecnológicas; pide a la Comisión que adopte políticas que supriman las barreras excesivas en los sectores innovadores, a fin de incentivar la inversión en investigación y desarrollo y en normalización a escala europea;

72.  Insta a la Comisión a que redoble sus esfuerzos para evitar, desde un principio, la posible dependencia de un proveedor determinado en el mercado digital, especialmente en campos emergentes como la Iniciativa Europea de Computación en la Nube;

73.  Reconoce la importancia de la interoperabilidad y de las normas a la hora de fomentar la competitividad en el sector de las TIC; pide a la Comisión que identifique los vacíos normativos de la Nube Europea de la Ciencia, en particular con respecto a las pymes, las empresas emergentes y los sectores europeos clave; apoya el desarrollo de normas impulsadas por el mercado, voluntarias, neutras en cuanto a la tecnología, transparentes, compatibles a nivel mundial y pertinentes para el mercado;

74.  Considera que el programa ISA2 brinda la oportunidad de desarrollar normas de interoperabilidad aplicables a la gestión de macrodatos en las administraciones públicas y entre estas y las empresas y los ciudadanos.

75.  Reconoce que las normas han de responder a una necesidad demostrada de la industria y de otras partes interesadas; destaca que es indispensable desarrollar y acordar unas normas comunes exigentes para garantizar un acceso eficiente al uso e intercambio de datos, más allá de las distintas disciplinas, instituciones y fronteras nacionales; pide a la Comisión que determine, cuando proceda, los mejores sistemas de certificación de los Estados miembros para establecer, con la participación de las partes interesadas pertinentes, un conjunto de normas paneuropeas basado en la demanda que facilite el intercambio de datos y esté fundado en unas normas abiertas y mundiales, siempre que ello esté justificado; hace hincapié en que las medidas que se tomen respecto a la Iniciativa Europea de Computación en la Nube han de asegurar que queden reflejadas las necesidades del mercado único y que siga siendo accesible globalmente y responda a los avances tecnológicos;

76.  Apoya a la Comisión en su intención de suprimir los obstáculos, especialmente técnicos y jurídicos, a la libre circulación de datos y servicios de datos, de suprimir también los requisitos desproporcionados de localización de datos, y de fomentar la interoperabilidad de datos vinculando la Iniciativa Europea de Computación en la Nube a la iniciativa sobre la libre circulación de datos; considera que, con miras a alcanzar una sociedad digital, la libre circulación de datos debe considerarse la quinta libertad en el mercado único; observa que un marco jurídico claro y unas capacidades y recursos suficientes dedicados a la gestión de los macrodatos, así como el reconocimiento de las cualificaciones profesionales pertinentes, constituyen requisitos previos para liberar todo el potencial de la computación en nube; insta a la Comisión a que colabore con las partes interesadas, especialmente la industria, a la hora de identificar oportunidades de formación en relación con los macrodatos y la codificación, también en el ámbito de la Nueva Agenda de Capacidades, y a que cree incentivos para que las partes interesadas, en particular las pymes y empresas emergentes, utilicen, abran y compartan datos en el mercado único;

77.  Acoge con satisfacción la propuesta de la Comisión, acorde con el «Quantum Manifesto», consistente en poner en marcha una iniciativa emblemática sobre tecnología cuántica con una dotación de mil millones de euros; subraya, no obstante, que, a fin de acelerar su desarrollo y ofrecer productos comerciales a los usuarios públicos y privados, resulta fundamental consultar de forma transparente y abierta a las partes interesadas;

Puesta en común de datos abiertos y de datos de investigación

78.  Se congratula de que, gracias al desarrollo de la Nube Europea de la Ciencia Abierta, los investigadores y profesionales de la ciencia puedan disponer de un lugar en el que almacenar, compartir, utilizar y reutilizar datos, y de que se puedan sentar los cimientos de una innovación basada en los datos en Europa; destaca el amplio consenso existente a la hora de reconocer las ventajas que brinda la puesta en común de datos;

79.  Señala que los datos se han convertido en un elemento esencial para la toma de decisiones a escala local, nacional y mundial; observa que el intercambio de datos también tiene ventajas importantes para las entidades locales y regionales, y que la apertura de los datos de las administraciones públicas refuerza la democracia y ofrece nuevas oportunidades de negocio;

80.  Apoya los esfuerzos de la Comisión junto con los desplegados por los investigadores del sector y el mundo académico en favor del desarrollo de la APP sobre los macrodatos Big Data Value en sinergia con la APPC sobre informática de alto rendimiento que promueven la creación de comunidades en torno a los datos y la informática de alto rendimiento y sientan las bases para una economía de los datos próspera en Europa; apoya la APP en el ámbito de la ciberseguridad que fomenta la cooperación entre los agentes públicos y privados en las fases tempranas del proceso de investigación e innovación a fin de encontrar soluciones europeas innovadoras y fiables;

81.  Destaca que la Comisión Europea debería establecer contactos estrechamente y lo antes posible con los interlocutores del sector, especialmente las pymes y las empresas emergentes, a fin de garantizar que las necesidades de las empresas y del sector se tengan debidamente en cuenta y se integren en una fase ulterior de la iniciativa;

82.  Anima a las administraciones públicas a tomar en consideración la opción de los servicios en nube seguros, fiables y protegidos previendo un marco jurídico claro y trabajando con miras a desarrollar regímenes de certificación específicos para la computación en nube; señala que las empresas y los consumidores tienen que sentirse seguros al adoptar nuevas tecnologías;

83.  Considera que, por defecto, los datos de las administraciones públicas deben ser abiertos; pide avances en lo que respecta al grado y el ritmo de la publicación de información en forma de datos abiertos, la determinación de los conjuntos de datos clave que se han de poner a disposición y el fomento de la reutilización de los datos abiertos de forma abierta;

84.  Opina que el asombroso crecimiento de las tecnologías digitales es el motor fundamental de la generación de enormes flujos de datos brutos en los entornos de computación en nube, y estima que esta enorme recopilación de flujos de datos brutos en sistemas de macrodatos incrementa la complejidad informática y el consumo de recursos en los sistemas de extracción de datos en la computación en nube; señala asimismo que el concepto de puesta en común de datos sobre la base de patrones permite el tratamiento local de datos cerca de las fuentes de datos y transforma los flujos de datos brutos en patrones de conocimiento aplicables; señala que esos patrones de conocimiento tienen una doble utilidad al permitir disponer de patrones locales para acciones inmediatas y poner en común datos de manera participativa en los entornos en la nube;

85.  Respalda las conclusiones del Consejo de mayo de 2016 sobre la transición hacia un sistema de ciencia abierta, y particularmente que la reutilización óptima de los datos de investigación ha de basarse en el principio de que el acceso sea «tan abierto como sea posible y tan cerrado como sea necesario»;

Minería de textos y datos

86.  Destaca que la plena disponibilidad de los datos públicos en la Nube Europea de la Ciencia Abierta no bastará para eliminar todos los obstáculos a la investigación basada en datos;

87.  Señala que la iniciativa debe completarse con un marco moderno en materia de derechos de autor que permita eliminar la fragmentación del proceso de investigación de datos europeo y subsanar su falta de interoperabilidad;

88.  Considera que la Iniciativa debería preservar el equilibrio entre los derechos de los investigadores y los de los titulares de derechos y otros agentes del ámbito científico, dentro del pleno respeto de los derechos de los autores y editores, y apoyar al mismo tiempo la investigación innovadora en Europa;

89.  Considera que se pueden compartir los datos de investigación dentro de la Nube de la Ciencia Abierta de la Unión sin menoscabo de los derechos de autor pertenecientes a investigadores o centros de investigación, estableciendo para ello modelos de concesión de licencias cuando sea necesario; considera que en el marco del proyecto piloto sobre datos de investigación abiertos de Horizonte 2020 se están estableciendo buenas prácticas en ese ámbito;

90.  Considera que la Directiva sobre bases de datos, que se ha de actualizar, limita la utilización de datos sin que pueda apreciarse que cree valor añadido económico o científico;

Protección de los datos, los derechos fundamentales y la seguridad de los datos

91.  Insta a la Comisión a que tome medidas para promover una mayor armonización de las normativas entre los Estados miembros con el fin de evitar cualesquiera fragmentación y confusión jurisdiccionales y garantizar la transparencia en el mercado único digital;

92.  Considera que Europa se encuentra a la cabeza en la protección de la privacidad y aboga por un alto nivel de protección los de datos a escala mundial;

93.  Subraya que es necesario que las autoridades de protección de datos, los responsables políticos y la industria adopten un enfoque coordinado en beneficio de las organizaciones en esta transición, proporcionando instrumental para el cumplimiento y una interpretación y una aplicación uniformes de las obligaciones, así como recurriendo a campañas de sensibilización sobre las cuestiones clave para los ciudadanos y las empresas;

94.  Subraya que Europa es un importador y exportador mundial de servicios digitales y para ser competitiva tiene que contar con una computación en nube y una economía de datos sólidas; pide a la Comisión que encabece los esfuerzos en pos de la elaboración de normas de protección de los datos personales aceptadas a nivel mundial y uniformes;

95.  Estima que los flujos de datos mundiales son de vital importancia para el comercio internacional y el crecimiento económico, y que la iniciativa de la Comisión Europea sobre la libre circulación de datos debería permitir estar en la vanguardia de la carrera mundial de la innovación a las empresas que operan en Europa, especialmente en el sector en expansión de la computación en nube; subraya que con esta iniciativa se debería aspirar también a eliminar las restricciones arbitrarias relativas a las ubicaciones de las infraestructuras o el almacenamiento de datos por parte de las empresas, dado que obstaculizan el desarrollo de la economía europea;

96.  Considera que la actual legislación de protección de datos de la Unión, en particular el Reglamento general de protección de datos y la Directiva sobre protección de datos en el ámbito penal (Directiva (UE) 2016/680)(10), establece salvaguardias firmes para la protección de datos personales, incluidos los recogidos, agregados y seudonimizados con fines de investigación científica y los datos confidenciales relativos a la salud, así como condiciones específicas respecto a su publicación y divulgación, al derecho de los titulares de los datos a oponerse a su tratamiento posterior y a las normas de acceso para los servicios policiales en el contexto de investigaciones criminales; pide a la Comisión que tenga en cuenta esas salvaguardias para el desarrollo de la Nube Europea de la Ciencia Abierta y la aplicación de las normas que rijan el acceso a los datos allí almacenados; reconoce que es esencial un enfoque armonizado para la aplicación del Reglamento general de protección de datos con orientaciones, instrumental para el cumplimiento, campañas de concienciación para los ciudadanos, los investigadores y las empresas, y especialmente para el desarrollo de la Nube Europea de la Ciencia Abierta y para facilitar la cooperación científica, incluida la informática de alto rendimiento;

97.  Cree que el libre flujo de datos es beneficioso para la economía digital y para el desarrollo de la ciencia y la investigación; hace hincapié en que la iniciativa de la Comisión sobre el libre flujo de datos debe hacer posible el crecimiento del sector europeo de computación en la nube para estar en cabeza en la carrera mundial de la innovación, también para fines científicos y de innovación; recuerda que toda transferencia de datos personales a infraestructuras de computación en nube o a otros receptores situados fuera de la Unión debe respetar las normas de transferencia previstas en el Reglamento general de protección de datos y que la iniciativa de la Comisión sobre el libre flujo de datos debe ser conforme a esas disposiciones; subraya que la iniciativa también debe aspirar a reducir las restricciones en relación al lugar donde las empresas sitúen su infraestructura o almacenar datos, ya que esto sería un obstáculo al desarrollo de la economía de Europa e impediría a los científicos obtener todos los beneficios de una ciencia basada en los datos, manteniendo al mismo tiempo las restricciones derivadas del cumplimiento de la legislación de protección de datos para prevenir posibles abusos en relación con la Nube Europea de la Ciencia Abierta;

98.  Cree firmemente que la Unión debe situarse en cabeza en lo que se refiere a la seguridad y la protección de datos personales, en particular los datos sensibles, y debe defender un nivel alto de protección y de seguridad de los datos en todo el mundo; cree que el marco de protección de datos de la Unión, junto con una estrategia de ciberseguridad incluyente que garantice que las infraestructuras de datos fiables estén protegidas contra la pérdida de datos, la intrusión o ataques, puede constituir una ventaja competitiva para las empresas europeas por lo que se refiere a la privacidad; insta a la Comisión a garantizar que la Nube Europea de la Ciencia Abierta preserve la independencia científica y la objetividad de la investigación, así como que proteja el trabajo de la comunidad científica dentro de la Unión;

99.  Pide a la Comisión que vele por que las cuestiones relativas a los derechos fundamentales, la privacidad, la protección de datos, los derechos de propiedad intelectual e industrial y la información sensible se traten cumpliendo estrictamente las disposiciones del Reglamento general de protección de datos y de la Directiva sobre protección de datos; destaca que las amenazas de seguridad a la infraestructura de computación en nube se han vuelto más internacionales, difusas y complejas, obstaculizan la intensificación de su uso y hacen claramente necesaria la cooperación europea; insta a la Comisión y a las autoridades nacionales de los Estados miembros, en consulta con la Agencia de Seguridad de las Redes y de la Información de la Unión Europea (ENISA), a que colaboren para crear unas infraestructuras digitales seguras y fiables y eleven el nivel de ciberseguridad en cumplimiento de la Directiva relativa a la seguridad de las redes y sistemas de información;

100.  Pide a la Comisión que garantice que esta iniciativa sea idónea para la finalidad perseguida, esté abierta al exterior, esté concebida a prueba de futuro y sea neutra desde el punto de vista tecnológico, y hace hincapié en que la Comisión y los Estados miembros tienen que tomar la iniciativa respecto del mercado y el propio sector de la computación en nube para responder del mejor modo posible a las demandas actuales y futuras del sector e impulsar la innovación en las tecnologías basadas en la nube;

101.  Toma nota del potencial de los macrodatos para impulsar la innovación tecnológica y construir una economía basada en el conocimiento; señala que si se reducen los obstáculos a la puesta en común de conocimientos se estimulará la competitividad de las empresas y se beneficiará a las entidades locales y regionales; destaca la importancia de facilitar la portabilidad de los datos;

102.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que colaboren en las iniciativas de establecimiento de normas impulsadas por el sector para garantizar que el mercado único siga siendo accesible para terceros países y tenga capacidad de respuesta a la evolución tecnológica, evitando barreras que obstaculicen la innovación y la competitividad en Europa; señala que el establecimiento de normas en materia de seguridad de los datos y privacidad está estrechamente relacionado con la cuestión de la jurisdicción, y que el papel de las autoridades nacionales al respecto es clave;

103.  Hace hincapié en que debe prestarse atención a las iniciativas existentes para evitar solapamientos que puedan obstaculizar la apertura, la competencia y el crecimiento, y que las normas paneuropeas impulsadas por el mercado para la puesta en común de datos deben estar en consonancia con las normas internacionales;

104.  Hace hincapié en la necesidad de encontrar un equilibrio entre las preocupaciones legítimas por lo que se refiere a la protección de datos y la necesidad de garantizar el «libre flujo de datos» sin restricciones; subraya que en un mercado de macrodatos abierto es necesario que se respeten las normas vigentes en materia de protección de datos;

105.  Apoya la propuesta de convertir los datos de investigación abiertos en la opción por defecto para los nuevos proyectos de Horizonte 2020, habida cuenta de que los datos de investigación con financiación pública son un bien público, se elaboran en aras del interés público y deben ponerse a disposición del público de manera abierta, con el menor número posible de restricciones, en el momento oportuno y de forma responsable;

106.  Toma nota de que la Iniciativa Europea de Computación en la Nube se centra en los sectores potencialmente sensibles de la investigación y el desarrollo y en los portales electrónicos de las administraciones públicas; reitera que es mejor abordar la ciberseguridad para los servicios en la nube con arreglo al marco de la Directiva sobre seguridad de las redes y de la información;

107.  Toma nota de la importancia de facilitar la interoperabilidad de los diferentes equipamientos en el interior de las redes, ofreciendo garantías de seguridad y fomentando las cadenas de suministro de componentes, elementos todos ellos que revisten importancia para la comercialización de la tecnología;

108.  Encarga a su presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión.

(1)

Textos Aprobados P7_TA(2010)0133.

(2)

DO L 318 de 4.12.2015, p. 1.

(3)

DO L 175 de 27.6.2013, p. 1.

(4)

Textos Aprobados P8_TA(2016)0089.

(5)

Textos Aprobados P8_TA(2016)0009.

(6)

Textos Aprobados, P7_TA(2014)0032.

(7)

Textos Aprobados, P7_TA(2013)0535.

(8)

DO L 119 de 4.5.2016, p. 1.

(9)

DO L 119 de 4.5.2016, p. 1.

(10)

DO L 119 de 4.5.2016, p. 89.


OPINIÓN de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor (29.11.2016)

para la Comisión de Industria, Investigación y Energía

sobre la Iniciativa Europea de Computación en la Nube

(2016/2145(INI))

Ponente de opinión: Eva Paunova

SUGERENCIAS

La Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor pide a la Comisión de Industria, Investigación y Energía, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

1.  Acoge con satisfacción la Iniciativa Europea de Computación en la Nube de la Comisión, como parte de la aplicación de la Estrategia para el Mercado Único Digital y el paquete de medidas para la digitalización de la industria europea, con la que fomenta el crecimiento de la economía digital europea, contribuye a la competitividad de las empresas y los servicios europeos y mejora su posicionamiento en los mercados mundiales; pide a la Comisión que garantice a través de medidas claramente definidas que esta iniciativa se ajusta a su finalidad, es abierta, tiene garantías de futuro y no genera barreras desproporcionadas o injustificadas;

2.  Celebra el enfoque respecto a la ciencia abierta y la función que desempeña a la hora de construir una economía del conocimiento europea y de estimular aún más la calidad de la investigación y su desarrollo en la Unión; subraya que la industria, en especial las pymes, no está aprovechando al máximo el valor de los datos de investigación recopilados, debido a la falta de una libre circulación de datos a escala transfronteriza y de acceso a una única plataforma o portal, y observa que la Comisión pretende que todos los datos científicos producidos por el programa Horizonte 2020 sean abiertos por defecto;

3.  Apoya la Nube Europea de la Ciencia Abierta como parte de la Iniciativa Europea de Computación en la Nube, que creará un entorno virtual en el que los científicos y profesionales de todas las regiones podrán almacenar, compartir, gestionar, analizar y reutilizar sus datos de investigación, incluidos los datos de investigaciones financiadas con fondos públicos, más allá de disciplinas y fronteras, ayudando así a eliminar la fragmentación del mercado único; insta a la Comisión a que aplique un enfoque exhaustivo respecto a la ciencia abierta que integre a la comunidad de ciencia abierta y los científicos independientes, a que aclare más las definiciones utilizadas en la Comunicación y, en particular, a que establezca una distinción clara entre la Iniciativa Europea de Computación en la Nube y la Nube Europea de la Ciencia Abierta y actualice la legislación en consecuencia de cara a facilitar la reutilización de los resultados de las investigaciones;

4.  Apoya a la Comisión en su intención de suprimir los obstáculos, especialmente los técnicos y jurídicos, a la libre circulación de datos y servicios de datos y los requisitos desproporcionados de localización de datos, y de fomentar la interoperabilidad de datos, vinculando la Iniciativa Europea de Computación en la Nube a la iniciativa sobre la libre circulación de datos; considera que, con el fin de lograr una sociedad digital, la libre circulación de datos debe considerarse la quinta libertad en el mercado único; observa que un claro marco jurídico y capacidades y recursos suficientes relativos a la gestión de los macrodatos, así como el reconocimiento de las cualificaciones profesionales pertinentes, constituyen requisitos previos para liberar todo el potencial de la computación en la nube; insta a la Comisión a que colabore con las partes interesadas, especialmente la industria, a la hora de reconocer oportunidades de formación en macrodatos y codificación, también en el ámbito de la Nueva Agenda de Capacidades, y a que cree incentivos para que las partes interesadas, en particular las pymes y empresas emergentes, utilicen, abran y compartan datos en el mercado único;

5.  Pide a la Comisión que vele por que las cuestiones relativas a los derechos fundamentales, la privacidad, la protección de datos, los derechos de propiedad intelectual e industrial y la información sensible sean tratadas cumpliendo estrictamente las disposiciones del Reglamento general de protección de datos y de la Directiva sobre protección de datos; resalta que las amenazas de seguridad a la infraestructura de computación en la nube se han vuelto más internacionales, difusas y complejas, impiden la intensificación de su uso y requieren claramente una cooperación europea; insta a la Comisión y a las autoridades nacionales de los Estados miembros, en consulta con la Agencia de Seguridad de las Redes y de la Información de la Unión Europea (ENISA), a que colaboren para crear unas infraestructuras digitales seguras y fiables, y eleven el nivel de ciberseguridad en cumplimiento de la Directiva relativa a la seguridad de las redes y sistemas de información;

6.  Recuerda los resultados positivos logrados por las estructuras paneuropeas existentes y los datos abiertos disponibles en las instalaciones nacionales de almacenamiento de datos; reconoce que aún existen muchas barreras en el mercado único que impiden el pleno despliegue de esta iniciativa; pide a la Comisión y a los Estados miembros que estudien el potencial de los datos ya disponibles y que garanticen una estrategia coherente sobre los datos abiertos y la posibilidad de su reutilización en los Estados miembros; observa que la Comisión y los Estados miembros deben evaluar la necesidad de aumentar las inversiones en infraestructuras físicas transfronterizas, con especial atención a combinar la informática de alto rendimiento, las redes de banda ancha y las instalaciones de almacenamiento de datos masivos, a fin de lograr una economía de los datos próspera en Europa; solicita a la Comisión que estudie el establecimiento de asociaciones globales promovidas por la industria y otras asociaciones internacionales a este respecto;

7.  Destaca la importancia de que la Iniciativa Europea de Computación en la Nube se base en los componentes fundamentales del Mecanismo «Conectar Europa», en particular la identificación electrónica y la firma electrónica, con el fin de reforzar la confianza de los usuarios en unas comunicaciones electrónicas seguras, interoperables y sin fisuras en toda Europa;

8.  Reconoce que las normas han de responder a una necesidad probada de la industria y de otras partes interesadas; destaca que es indispensable desarrollar y acordar normas comunes para garantizar un acceso eficiente al uso e intercambio de datos más allá de las distintas disciplinas, instituciones y fronteras nacionales; pide a la Comisión que determine los mejores sistemas de certificación en los Estados miembros, si procede, para establecer un conjunto de normas paneuropeas basado en la demanda, con la participación de las partes interesadas pertinentes, que facilite el intercambio de datos y se base en unas normas abiertas y mundiales, siempre que esté justificado; hace hincapié en que las medidas que se tomen respecto a la Iniciativa Europea de Computación en la Nube han de asegurar que las necesidades del mercado único quedan reflejadas y que siga siendo accesible globalmente y responda a los avances tecnológicos;

9.  Destaca que, en la actualidad, solamente el 12 % de la financiación comprometida en el marco del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE) se destina a acciones en el sector digital; insta a la Comisión a que presente medidas específicas que puedan mejorar verdaderamente la participación de todos los fondos de la Unión, y en particular el FEIE, en los proyectos relativos al mercado único digital, incluidas las iniciativas de intercambio de datos, accesibilidad digital, infraestructuras y conectividad digital europea, y a que destine más recursos al impulso a la investigación, el desarrollo y la innovación en las tecnologías de mejora de la privacidad y la seguridad del código abierto, entre otros ámbitos; opina que esta Iniciativa debe desarrollarse en sinergia con otros programas de Horizonte 2020, incluidos los relativos a la computación privada en la nube y a los servicios de administración electrónica;

10.  Observa la infrarrepresentación de partes interesadas clave en los debates y los proyectos piloto a gran escala; estima que, al tiempo que se evitan cargas administrativas, la participación activa de los ciudadanos y las partes interesadas del sector privado y la sociedad civil a escalas local, regional, nacional y europea debe ser una condición previa para un intercambio de información eficaz; subraya que la Iniciativa Europea de Computación en la Nube debe satisfacer las necesidades de la comunidad científica y beneficiar no solo a ella, sino también a la industria, incluidas las pymes y empresas emergentes, las administraciones públicas y los consumidores.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

29.11.2016

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

30

2

2

Miembros presentes en la votación final

Dita Charanzová, Carlos Coelho, Anna Maria Corazza Bildt, Daniel Dalton, Dennis de Jong, Pascal Durand, Vicky Ford, Ildikó Gáll-Pelcz, Evelyne Gebhardt, Maria Grapini, Sergio Gutiérrez Prieto, Robert Jarosław Iwaszkiewicz, Liisa Jaakonsaari, Morten Løkkegaard, Marlene Mizzi, Jiří Pospíšil, Virginie Rozière, Christel Schaldemose, Olga Sehnalová, Igor Šoltes, Ivan Štefanec, Mylène Troszczynski, Mihai Ţurcanu, Marco Zullo

Suplentes presentes en la votación final

Lucy Anderson, Anna Hedh, Kaja Kallas, Roberta Metsola, Dariusz Rosati, Adam Szejnfeld, Theodoros Zagorakis

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Bill Etheridge, Andrey Kovatchev


OPINIÓN de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior (14.12.2016)

para la Comisión de Industria, Investigación y Energía

sobre la Iniciativa Europea de Computación en la Nube

(2016/2145(INI))

Ponente de opinión: Michał Boni

SUGERENCIAS

La Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior pide a la Comisión de Industria, Investigación y Energía, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

A.  Considerando que la cooperación entre los científicos europeos, la utilización y el intercambio de datos, siempre de acuerdo con las autoridades de protección de datos, y la utilización de soluciones tecnológicas nuevas, incluida la computación en la nube y la digitalización de la ciencia europea, son elementos clave en el desarrollo del mercado único digital; que la Nube Europea de la Ciencia Abierta tendrá efectos positivos sobre la evolución científica en Europa; y que hay que desarrollarla y utilizarla con la debida atención a los derechos fundamentales consagrados en la Carta de los Derechos Fundamentales;

1.  Subraya que el desarrollo de la Nube Europea de la Ciencia Abierta debe llevarse a cabo prestando la debida atención a los derechos fundamentales consagrados en la Carta de los Derechos Fundamentales, en particular en lo que se refiere a los derechos a la protección de datos, a la privacidad, a la libertad y a la seguridad, y que debe respetar los principios de protección de la intimidad desde el diseño y por defecto y los principios de proporcionalidad, necesidad, minimización de los datos y limitación de finalidad; reconoce que la aplicación de salvaguardias adicionales, como la seudonimización, la anonimización o la criptografía, incluido el cifrado, puede reducir los riesgos y mejorar la protección de los titulares de los datos afectados cuando dichos datos se utilizan en aplicaciones de macrodatos o computación en la nube; recuerda que la anonimización es un proceso irreversible y pide a la Comisión que prepare orientaciones sobre cómo anonimizar datos; reitera la necesidad de protección especial para datos sensibles, de conformidad con la legislación en vigor; insiste en que los principios mencionados, junto con normas exigentes de calidad, fiabilidad y confidencialidad, son necesarios para ganar la confianza de los consumidores en esta Iniciativa Europea de Computación en la Nube;

2.  Subraya que la utilización de estándares abiertos y software libre y de fuente abierta son especialmente importantes para garantizar la transparencia necesaria en relación con el modo en que se protegen los datos personales u otros tipos de datos sensibles;

3.  Cree que la actual legislación de protección de datos de la Unión, en particular el Reglamento general de protección de datos (Reglamento (UE) 2016/679)(1) y la Directiva sobre protección de datos en el ámbito penal (Directiva (UE) 2016/680)(2), establece salvaguardias firmes para la protección de datos personales, incluidos los recogidos, agregados y seudonimizados con fines de investigación científica y los datos confidenciales relativos a la salud, así como condiciones específicas respecto a su publicación y divulgación, al derecho de los titulares de los datos a oponerse a su tratamiento posterior y a las normas de acceso para los servicios policiales en el contexto de investigaciones criminales; pide a la Comisión que tenga en cuenta esas salvaguardias para el desarrollo de la Nube Europea de la Ciencia Abierta y la aplicación de las normas que rijan el acceso a los datos allí almacenados; reconoce que es esencial un enfoque armonizado para la aplicación del Reglamento general de protección de datos, que incluya orientaciones, herramientas para el cumplimiento, campañas de concienciación para los ciudadanos, los investigadores y las empresas, y especialmente para el desarrollo de la Nube Europea de la Ciencia Abierta y para facilitar la cooperación científica, incluida la informática de alto rendimiento;

4.  Cree que el libre flujo de datos es beneficioso para la economía digital y para el desarrollo de la ciencia y la investigación; hace hincapié en que la iniciativa de la Comisión sobre el libre flujo de datos debe hacer posible el crecimiento del sector europeo de computación en la nube para estar en cabeza en la carrera mundial de la innovación, también para fines científicos y de innovación; recuerda que toda transferencia de datos personales a infraestructuras en la nube o a otros receptores situados fuera de la Unión debe respetar las normas de transferencia previstas en el Reglamento general de protección de datos y que la iniciativa de la Comisión sobre el libre flujo de datos debe ser conforme a esas disposiciones; subraya que la iniciativa también debe aspirar a reducir las restricciones en relación al lugar donde las empresas deben situar su infraestructura o almacenar datos, ya que esto sería un obstáculo al desarrollo de la economía de Europa e impediría a los científicos obtener todos los beneficios de una ciencia basada en los datos, manteniendo al mismo tiempo las restricciones derivadas del cumplimiento de la legislación de protección de datos para prevenir futuros abusos en relación con la Nube Europea de la Ciencia Abierta;

5.  Destaca que la comunidad científica necesita una infraestructura protegida, segura y de código abierto de gran capacidad, para avanzar en la investigación y prevenir posibles fallos de seguridad, ataques informáticos o usos indebidos de datos personales, especialmente cuando se recogen y tratan grandes cantidades de datos; pide a la Comisión y a los Estados miembros que apoyen e incentiven el desarrollo de la tecnología necesaria, incluidas tecnologías de cifrado, teniendo en cuenta el enfoque de la seguridad desde la concepción; apoya los esfuerzos de la Comisión para mejorar la cooperación entre las autoridades públicas, la industria europea, incluidas las pymes y las empresas emergentes, los investigadores y el mundo académico en el ámbito de los macrodatos y la seguridad informática desde las primeras etapas del proceso de investigación e innovación, con el fin de permitir la creación de soluciones y de oportunidades comerciales europeas innovadoras y fiables con un nivel adecuado de seguridad;

6.  Insta a la Comisión a garantizar un desarrollo firme y esencial de los sistemas de cifrado más sólidos posible, que no puedan verse amenazados ni siquiera por agentes hostiles de Estados extranjeros y que protejan el trabajo de la comunidad científica dentro de la Unión cuando sea necesario;

7.  Cree firmemente que la Unión debe situarse en cabeza en lo que se refiere a la seguridad y la protección de datos personales, incluidos los confidenciales, y debe defender un nivel alto de protección y de seguridad de los datos en todo el mundo; cree que el marco de protección de datos de la Unión, unido a una estrategia de seguridad informática inclusiva que garantice infraestructuras de datos fiables protegidas contra la pérdida de datos, la intrusión o ataques, puede constituir una ventaja competitiva para las empresas europeas por lo que se refiere a la privacidad; insta a la Comisión a garantizar que la computación en la nube europea preserve la independencia y la objetividad científicas de la investigación, así como que proteja el trabajo de la comunidad científica dentro de la Unión;

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

8.12.2016

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

48

1

2

Miembros presentes en la votación final

Jan Philipp Albrecht, Heinz K. Becker, Malin Björk, Caterina Chinnici, Ignazio Corrao, Agustín Díaz de Mera García Consuegra, Frank Engel, Cornelia Ernst, Tanja Fajon, Laura Ferrara, Lorenzo Fontana, Ana Gomes, Nathalie Griesbeck, Sylvie Guillaume, Jussi Halla-aho, Monika Hohlmeier, Filiz Hyusmenova, Barbara Kudrycka, Cécile Kashetu Kyenge, Marju Lauristin, Claude Moraes, József Nagy, Péter Niedermüller, Birgit Sippel, Branislav Škripek, Csaba Sógor, Helga Stevens, Traian Ungureanu, Bodil Valero, Marie-Christine Vergiat, Harald Vilimsky, Udo Voigt, Josef Weidenholzer, Cecilia Wikström, Kristina Winberg, Tomáš Zdechovský

Suplentes presentes en la votación final

Marina Albiol Guzmán, Carlos Coelho, Anna Maria Corazza Bildt, Pál Csáky, Daniel Dalton, Maria Grapini, Marek Jurek, Jean Lambert, Jeroen Lenaers, Angelika Mlinar, Morten Helveg Petersen, Salvatore Domenico Pogliese, Christine Revault D’Allonnes Bonnefoy

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Karoline Graswander-Hainz, Esther Herranz García

(1)

DO L 119 de 4.5.2016, p. 1.

(2)

DO L 119 de 4.5.2016, p. 89.


RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO

Fecha de aprobación

12.1.2017

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

46

7

0

Miembros presentes en la votación final

Bendt Bendtsen, Xabier Benito Ziluaga, José Blanco López, Angelo Ciocca, Jakop Dalunde, Pilar del Castillo Vera, Fredrick Federley, Ashley Fox, Adam Gierek, Theresa Griffin, Roger Helmer, Eva Kaili, Kaja Kallas, Krišjānis Kariņš, Seán Kelly, Jeppe Kofod, Zdzisław Krasnodębski, Miapetra Kumpula-Natri, Edouard Martin, Angelika Mlinar, Dan Nica, Angelika Niebler, Herbert Reul, Jean-Luc Schaffhauser, Dario Tamburrano, Patrizia Toia, Evžen Tošenovský, Claude Turmes, Vladimir Urutchev, Adina-Ioana Vălean, Henna Virkkunen, Martina Werner, Lieve Wierinck, Hermann Winkler, Anna Záborská, Flavio Zanonato, Carlos Zorrinho

Suplentes presentes en la votación final

Pilar Ayuso, Michał Boni, Eugen Freund, Françoise Grossetête, Gunnar Hökmark, Svetoslav Hristov Malinov, Marisa Matias, Dominique Riquet, Massimiliano Salini, Anne Sander, Maria Spyraki, Anneleen Van Bossuyt, Cora van Nieuwenhuizen

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Florent Marcellesi, Georgi Pirinski, Ernest Urtasun

Aviso jurídico