Procedimiento : 2017/2053(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A8-0041/2018

Textos presentados :

A8-0041/2018

Debates :

PV 13/03/2018 - 13
CRE 13/03/2018 - 13

Votaciones :

PV 14/03/2018 - 8.10
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P8_TA(2018)0076

INFORME     
PDF 572kWORD 104k
26.2.2018
PE 616.543v02-00 A8-0041/2018

sobre la reforma del sistema de recursos propios de la Unión

(2017/2053(INI))

Comisión de Presupuestos

Coponentes: Gérard Deprez, Janusz Lewandowski

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO
 OPINIÓN de la Comisión de Comercio Internacional
 OPINIÓN de la Comisión de Control Presupuestario
 OPINIÓN de la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios
 OPINIÓN de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria
 OPINIÓN de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural
 OPINIÓN de la Comisión de Asuntos Constitucionales
 INFORMACIÓN SOBRE LA APROBACIÓNEN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO
 VOTACIÓN FINAL NOMINALEN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO

sobre la reforma del sistema de recursos propios de la Unión

(2017/2053(INI))

El Parlamento Europeo,

  Vistos el artículo 311 y el artículo 332, apartado 2, del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea,

  Vistos los artículos 106 bis y 171 del Tratado constitutivo de la Comunidad Europea de la Energía Atómica,

  Vista la Decisión 2014/335/UE Euratom del Consejo, de 26 de mayo de 2014, sobre el sistema de recursos propios de la Unión Europea(1),

  Visto el Reglamento (UE, Euratom) n.º 608/2014 del Consejo, de 26 de mayo de 2014, por el que se establecen medidas de ejecución del sistema de recursos propios de la Unión Europea(2),

  Visto el Reglamento (UE, Euratom) n.º 609/2014 del Consejo, de 26 de mayo de 2014, sobre los métodos y el procedimiento de puesta a disposición de los recursos propios tradicionales y basados en el IVA y en la RNB y sobre las medidas para hacer frente a las necesidades de tesorería(3),

  Vista la Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo y al Consejo, de 21 de septiembre de 2017, titulada «Un sistema impositivo justo y eficaz en la Unión Europea para el Mercado Único Digital» (COM(2017)0547),

  Vista su Resolución, de 29 de marzo de 2007, sobre el futuro de los recursos propios de la Unión Europea(4),

  Vista su Resolución, de 8 de junio de 2011, titulada «Invertir en el futuro: un nuevo marco financiero plurianual para una Europa competitiva, sostenible e integradora»(5),

  Vista su Resolución, de 15 de abril de 2014, titulada «Negociaciones sobre el marco financiero plurianual 2014-2020: conclusiones que cabe extraer y reflexiones para el futuro»(6),

  Vista su Resolución, de 16 de abril de 2014, sobre el proyecto de Decisión del Consejo sobre el sistema de recursos propios de la Unión Europea(7),

  Vista su Resolución, de 17 de diciembre de 2014, sobre el sistema de recursos propios de las Comunidades(8),

  Vista su Resolución, de 6 de julio de 2016, sobre la preparación de la revisión postelectoral del MFP 2014-2020(9),

  Visto el Informe final y las recomendaciones del Grupo de Alto Nivel «Recursos Propios» sobre el futuro de la financiación de la UE, de diciembre de 2016,

  Visto el artículo 1 de la Decisión de la Conferencia de Presidentes, de 12 de diciembre de 2002, sobre el procedimiento de autorización para la elaboración de informes de propia iniciativa,

  Visto el artículo 52 de su Reglamento interno,

  Vistos el informe de la Comisión de Presupuestos y las opiniones de la Comisión de Comercio Internacional, de la Comisión de Control Presupuestario, de la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios, de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria, de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural y de la Comisión de Asuntos Constitucionales (A8-0041/2018),

A.  Considerando que, conforme al Tratado de Roma de 25 de marzo de 1957, la Comunidad Económica Europea debía ser financiada mediante contribuciones nacionales solamente durante un período transitorio tras el cual se pasaría a un sistema de recursos propios;

B.  Considerando que el Consejo Europeo de Luxemburgo de abril de 1970 adoptó un sistema de recursos propios que ponía fin a las contribuciones nacionales e introducía dos recursos verdaderamente propios (las exacciones reguladoras agrícolas y los derechos de aduana) que se completaban con un tercer recurso basado en el impuesto sobre el valor añadido (IVA);

C.  Considerando que en junio de 1988 el Consejo Europeo introdujo un recurso propio basado en la RNB de los Estados miembros aduciendo que los ingresos generados por los recursos propios existentes eran insuficientes para cubrir el total de los gastos con cargo al presupuesto de la Unión;

D.  Considerando que el porcentaje del recurso basado en la RNB ha aumentado considerablemente, de alrededor de un 11 % en 1988 a un 69 % en 2014, lo que convierte de facto a este recurso «residual» y «de equilibrio» en la principal fuente de financiación del presupuesto de la Unión; que el recurso basado en el IVA actualmente representa alrededor del 12 % del presupuesto de la Unión, los recursos propios tradicionales (derechos de aduana, derechos agrícolas y cotizaciones del azúcar y de la isoglucosa) representan alrededor del 13 %, y el porcentaje restante lo cubren otros ingresos, como los impuestos pagados por el personal de la Unión o las multas abonadas por las empresas que infringen la legislación en materia de competencia;

E.  Considerando que, desde la introducción en 1984 por el Consejo Europeo de Fontainebleau de la corrección en favor del Reino Unido, en virtud de la cual se reembolsa a ese país el 66 % de su contribución neta, se han introducido progresivamente otras correcciones y mecanismos de corrección para abordar las deficiencias de los llamados «saldos presupuestarios operativos» de algunos Estados miembros; que actualmente dichas correcciones consisten principalmente en una reducción de la financiación de la corrección en favor del Reino Unido o en una reducción bruta de la contribución basada en la RNB o en el IVA;

F.  Considerando que el Parlamento ha subrayado en varias resoluciones a lo largo de la última década los problemas y la complejidad del sistema de recursos propios de la Unión y ha abogado en reiteradas ocasiones por una reforma en profundidad a fin de simplificar el sistema y hacerlo más transparente y democrático, en particular mediante la introducción de nuevos recursos verdaderamente propios que, progresivamente y en la medida de lo posible, deberían sustituir a las contribuciones basadas en la RNB;

G.  Considerando que en 2011 la Comisión presentó un paquete legislativo ambicioso en materia de recursos propios (COM(2011)0510), conjuntamente con las propuestas relativas al MFP 2014-2020, con el fin de simplificar las contribuciones de los Estados miembros, introducir nuevos recursos propios (un IVA reformado y un impuesto sobre las transacciones financieras, ITF) y reformar los mecanismos de corrección; que el Consejo ha ignorado dichas propuestas;

H.  Considerando que, a raíz de las negociaciones sobre el MFP 2014-2020, se creó un Grupo de Alto Nivel «Recursos Propios» en el que figuraban representantes de las tres instituciones principales de la Unión y que estaba presidido por Mario Monti; que este Grupo de Alto Nivel presentó en diciembre de 2016 su informe final y sus recomendaciones, sobre cuya base se ha elaborado la posición del Parlamento Europeo recogida en el presente informe; que este informe fue aprobado por unanimidad por todos los miembros del Grupo, incluidos los nombrados por el Consejo;

1.  Toma nota de que la Comisión presentará su propuesta de marco financiero plurianual (MFP) posterior a 2020 antes de mayo de 2018; exige que el futuro MFP propuesto por la Comisión incluya propuestas ambiciosas para revisar la Decisión sobre los recursos propios y todos los actos legislativos en este ámbito, así como la creación de nuevos recursos propios; subraya que tanto los gastos como los ingresos del próximo MFP se tratarán como un único paquete en las próximas negociaciones entre el Consejo y el Parlamento; indica que no se llegará a un acuerdo sobre el MFP sin que se realicen los correspondientes progresos sobre los recursos propios;

2.  Presenta el presente informe para exponer su posición sobre los principales elementos de la reforma del sistema de recursos propios de la Unión, incluida la composición de una cesta de nuevos recursos propios, así como los elementos del sistema actual que deben mantenerse; pide a la Comisión que tenga debidamente en cuenta la posición del Parlamento en la preparación de las propuestas legislativas sobre los recursos propios de la Unión, que deben ser de alcance ambicioso y presentarse junto con las propuestas del MFP posterior a 2020; expresa su convencimiento en lo que respecta a la absoluta necesidad de realizar avances importantes en relación con los ingresos del presupuesto de la Unión a fin de facilitar la celebración de un acuerdo sobre el próximo MFP;

I.  Marco jurídico y proceso de toma de decisiones

3.  Recuerda que en el artículo 311 del TFUE se señala que «la Unión se dotará de los medios necesarios para alcanzar sus objetivos y para llevar a cabo sus políticas. Sin perjuicio del concurso de otros ingresos, el presupuesto será financiado íntegramente con cargo a los recursos propios»; subraya, por tanto, que la disposición legal de dotar al presupuesto de la Unión de recursos verdaderamente propios se desprende directamente del Tratado;

4.  Recuerda que en el artículo 310 del TFUE se señala que «el presupuesto deberá estar equilibrado en cuanto a ingresos y gastos»; observa, por consiguiente, que los ingresos deben cubrir la totalidad de los gastos aprobados cada año por la Autoridad Presupuestaria; hace hincapié en que el presupuesto de la Unión no puede incurrir en un déficit anual o financiarse mediante préstamos en los mercados financieros;

5.  Señala que el principal acto legislativo en el que se establecen las disposiciones relativas al sistema de recursos propios, la denominada Decisión sobre los recursos propios, debe ser adoptado por el Consejo por unanimidad, previa consulta al Parlamento Europeo, y que esta decisión debe ser ratificada por todos los Estados miembros; subraya que este es uno de los procedimientos legislativos más ambiciosos previstos en el Tratado;

6.  Señala que, en el acto legislativo que nos ocupa, el Consejo fija, entre otros, el límite máximo de recursos propios, además de poder establecer nuevas categorías de recursos propios o de suprimir una categoría existente; subraya que, incluso si la Decisión sobre los recursos propios no tiene fecha de expiración, está directamente relacionada con el MFP respectivo que fija el nivel máximo de gastos correspondientes al mismo período que cubre;

7.  Recuerda que el Tratado de Lisboa ha introducido nuevas disposiciones en relación con la aplicación de la legislación en materia de recursos propios y establece la posibilidad de que el Consejo adopte un reglamento por mayoría cualificada, previa aprobación del Parlamento Europeo; lamenta, sin embargo, que varias disposiciones de aplicación, en particular en lo que se refiere al cálculo de los recursos basados en la RNB, sigan figurando en la Decisión sobre los recursos propios; pide, por tanto, un procedimiento de adopción más rápido para la Decisión sobre los recursos propios, que debería adoptarse con arreglo al procedimiento legislativo ordinario, lo que implica votación por mayoría cualificada en el Consejo y codecisión con el Parlamento; recuerda que, de conformidad con el artículo 48, apartado 7, del TUE, el Consejo Europeo podrá adoptar una decisión que permita que los actos que no recaigan en el ámbito del procedimiento legislativo ordinario se puedan adoptar con arreglo a dicho procedimiento, que sigue siendo mucho más democrático y abierto; pide al Consejo Europeo que active sin dilación dicho mecanismo;

8.  Recuerda que los Estados miembros son responsables de sus políticas presupuestarias y subraya que la capacidad de recaudar impuestos es el núcleo de la soberanía de los Estados miembros; subraya que la reforma de los recursos propios de la Unión no supone una transferencia de soberanía nacional en este ámbito, sino que permite armonizar el sistema actual de conformidad con el espíritu y la letra de los Tratados de la Unión;

II.  Motivos de la reforma del actual sistema de recursos propios

i.  Necesidad de abordar las deficiencias del sistema actual

9.  Señala que el actual sistema de recursos propios es extremadamente complejo, injusto y opaco, y totalmente incomprensible para los ciudadanos de la Unión; hace referencia, en particular, a la opacidad de los cálculos relativos a las correcciones nacionales y a los mecanismos de corrección aplicables al sistema de recursos propios o al recurso estadístico basado en el IVA; destaca, por otra parte, que este sistema no está sujeto a ningún control parlamentario efectivo a escala de la Unión y, en esencia, carece de legitimidad y está exento de la obligación de rendir cuentas;

10.  Destaca que el modo en que ha evolucionado el sistema de recursos propios, que ha sustituido gradualmente recursos verdaderamente propios por las llamadas «contribuciones nacionales», pone un énfasis desproporcionado en el saldo neto entre los Estados miembros, ignorando así en gran medida la contribución del presupuesto de la Unión a la consecución de los objetivos europeos comunes en beneficio de todos los ciudadanos de la Unión; lamenta, por lo tanto, que el porcentaje total de las contribuciones nacionales al presupuesto de la Unión, calculadas sobre la base de la RNB o como porcentaje del recurso estadístico basado en el IVA, represente alrededor del 83 % de los ingresos totales de la Unión;

11.  Expresa su convencimiento de que el predominio del recurso basado en la RNB ha reforzado la lógica presupuestaria del juste retour («justo retorno»), que ha monopolizado los debates en el Consejo, tanto en lo que se refiere a los ingresos como a los gastos del presupuesto de la Unión; señala, en este contexto, la introducción de la corrección en favor del Reino Unido y de una serie de correcciones y mecanismos correctores en materia de ingresos, por una parte, así como la imposibilidad de llegar a un acuerdo sobre un nivel suficiente de créditos en favor del presupuesto de la Unión en el marco del procedimiento presupuestario anual, por otra; opina que la Unión debe alejarse del concepto de saldo operativo neto, ya que, en la práctica, todos los Estados miembros son beneficiarios del presupuesto de la Unión;

12.  Considera, en particular, que la decisión sobre el volumen del presupuesto anual de la Unión depende de consideraciones políticas y financieras a escala nacional, que imponen restricciones sobre las negociaciones presupuestarias, que a menudo se traducen en un juego de suma cero entre los contribuyentes netos y los beneficiarios netos en el seno del Consejo, ignorando los compromisos de la Unión, incluidos los contraídos por el Consejo; considera que, como consecuencia de ello, algunas de las políticas de la Unión con mayor valor añadido europeo son frecuentemente aquellas en las que se proponen ahorros de costes, lo que debilita el proyecto europeo como tal;

13.  Señala que las contribuciones nacionales al presupuesto de la Unión figuran claramente en el capítulo de gastos de los presupuestos nacionales y que a menudo se perciben como una carga financiera mayor que los beneficios derivados de ámbitos de gasto de la Unión que a menudo son menos visibles; destaca, en este sentido, la necesidad de abordar la falta de sensibilización de la opinión pública acerca de los beneficios del presupuesto de la Unión;

14.  Expresa su convencimiento, en este contexto, de que el sistema actual de recursos propios viola, en esencia, la letra y el espíritu del Tratado; reitera su posición tradicional en el sentido de que una reforma en profundidad de los recursos de la Unión resulta fundamental para armonizar la financiación del presupuesto de la Unión con los requisitos del Tratado y las necesidades del conjunto de la Unión;

ii.  Necesidad de que la Unión pueda financiar sus políticas y afrontar nuevos retos

15.  Destaca que el MFF posterior a 2020 deberá garantizar una financiación adecuada de las políticas y los programas de la Unión con un valor añadido europeo claro, así como brindar medios adicionales para afrontar nuevos retos que ya se han detectado en ámbitos como el crecimiento y el empleo, el cambio climático, la protección del medio ambiente, la competitividad, la cohesión, la innovación, la migración, el control de las fronteras exteriores de la Unión, la seguridad y la defensa;

16.  Destaca, asimismo, la necesidad de evitar las deficiencias del MFP actual y de aportar desde un principio un nivel de recursos que permita a la Unión perseguir sus objetivos políticos con una financiación adecuada y responder eficazmente a acontecimientos imprevistos o a crisis que puedan surgir en el período que cubra el próximo marco financiero; subraya la necesidad de solucionar el problema recurrente de la falta de créditos de pago suficientes en el procedimiento presupuestario anual; recuerda, concretamente, que para hacer frente a la crisis migratoria y de los refugiados fue necesario realizar una importante movilización de las disposiciones en materia de flexibilidad del MFP;

17.  Confía en que, sin perjuicio del acuerdo financiero al que se llegue, las consecuencias de la retirada del Reino Unido de la Unión representarán un desafío importante también para el próximo MFP y todas las decisiones presupuestarias conexas; expresa su convicción de que, antes de adoptar una decisión sobre el MFP posterior a 2020, deberá colmarse el vacío que genere el brexit sin reducir los recursos de la Unión y sin que los programas de la Unión se vean afectados negativamente;

18.  Acoge con satisfacción la propuesta formulada por Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión, relativa a la creación en el presupuesto de la Unión de una línea específica dedicada a la zona del euro, a la que hizo referencia en su discurso sobre el estado de la Unión pronunciado ante el Parlamento Europeo y que desarrolló con más detalle en la Comunicación de la Comisión, de 6 de diciembre de 2017, titulada «Nuevos instrumentos presupuestarios para una zona del euro estable dentro del marco de la Unión» (COM(2017)0822); pide, con este fin, una capacidad presupuestaria del presupuesto de la Unión superior a los límites máximos actuales;

III.  Hacia un sistema aceptable y equilibrado de recursos propios

Principios e hipótesis relativas a la creación de un nuevo sistema de recursos propios

19.  Se pronuncia, a fin de ofrecer unas finanzas estables a escala de la Unión, a favor de la creación de un nuevo sistema de recursos propios transparente, más simple y justo, basado en los elementos del sistema vigente que hayan demostrado su eficacia; considera que la reforma del sistema de recursos propios debe basarse en una serie de principios rectores;

20.  Destaca la necesidad de vincular los ingresos a objetivos políticos, en particular al mercado único, la Unión de la Energía y las políticas en materia de medio ambiente, clima y transporte; expresa su convencimiento, en este sentido, de que el presupuesto de la Unión debe centrarse en políticas con un valor añadido europeo, tal como se definen en la Resolución del Parlamento sobre el documento de reflexión sobre el futuro de las finanzas de la UE(10);

21.  Subraya que, desde un punto de vista operativo, es imposible introducir todos los nuevos recursos propios simultáneamente y señala que es necesario hacerlo progresivamente; considera, en consecuencia, que la reforma del sistema de recursos propios podría lograrse con un enfoque en dos fases: en primer lugar, con la introducción de aquellos recursos propios que resulten menos complejos desde el punto de vista técnico y cuya recaudación se pueda gestionar fácilmente a un coste razonable, y en segundo lugar, con la introducción gradual de cada uno de los nuevos recursos propios adicionales, de acuerdo con un calendario fijo hasta que todos se hayan establecido plenamente;

22.  Considera que la introducción de nuevos recursos propios debe tener un doble objetivo, a saber, en primer lugar, provocar una reducción sustancial (con el objetivo de un 40 %) de la proporción de las contribuciones basadas en la RNB, generando así un ahorro para los presupuestos de los Estados miembros; y, en segundo lugar, permitir la financiación de un mayor nivel de gasto de la Unión en el marco del MFP posterior a 2020 que también cubra el vacío resultante de la retirada del Reino Unido; recuerda, en este sentido, que los nuevos recursos propios no tienen por objetivo aumentar la carga fiscal total para los contribuyentes de la Unión, que no deberán verse afectados por la introducción de nuevos recursos propios;

23.  Solicita la supresión de todos los descuentos y correcciones, al tiempo que se garantiza un trato justo entre los Estados miembros; subraya, en este sentido, que el brexit implicará que la corrección en favor del Reino Unido y las correspondientes «correcciones de la corrección» quedarán obsoletas y dejarán de existir, mientras que se hará inevitable la reforma del recurso propio basado en el IVA;

24.  Considera que los recursos propios tradicionales, es decir, los derechos de aduana, los derechos agrícolas y las cotizaciones del azúcar y de la isoglucosa, constituyen una fuente fiable y genuina de ingresos de la Unión en la medida en que se derivan directamente del hecho de que la Unión es una unión aduanera y de las competencias jurídicas y en materia de política comercial relacionadas con esta; considera, por tanto, que los recursos propios tradicionales deberían conservarse como fuente de ingresos del presupuesto de la Unión; piensa que si se reduce el porcentaje de gastos de recaudación que retienen los Estados miembros, el presupuesto de la Unión podrá beneficiarse de un porcentaje mayor de estos ingresos;

25.  Reconoce que la contribución basada en la RNB supone una fuente fiable, estable y justa de ingresos para el presupuesto de la Unión y reconoce que disfruta de un apoyo importante en una gran mayoría de los Estados miembros; considera, por tanto, que este recurso debería mantenerse, pero solo como recurso residual de equilibrio para el presupuesto de la Unión, lo que pondría fin a la lógica presupuestaria del «justo retorno»; destaca la necesidad, en este sentido, de asegurar que la contribución basada en la RNB se clasifique del mismo modo en todos los presupuestos nacionales, es decir, como ingresos asignados a la Unión y no como gastos de los gobiernos nacionales;

Criterios empleados para identificar nuevos recursos propios

26.  Comparte la opinión del Informe del Grupo de Alto Nivel «Recursos Propios», conforme al cual se deberán tener en cuenta los siguientes criterios para identificar los posibles nuevos recursos propios: equidad y justicia; eficiencia; suficiencia y estabilidad; transparencia y simplicidad; rendición de cuentas democrática y disciplina presupuestaria; concentración de la atención en el valor añadido europeo; el principio de subsidiariedad y la soberanía fiscal de los Estados miembros; y limitación de los costes políticos de transacción;

27.  Pide a la Comisión que, sobre esta base, estudie la posibilidad de crear los nuevos recursos propios que figuran a continuación;

Nuevos recursos propios posibles

a.  Objetivo: consolidar el mercado único, aumentar su transparencia y mejorar las condiciones de competencia equitativas

•  Impuesto sobre el valor añadido

28.  Recuerda que, desde su creación hace casi 50 años, el IVA se ha utilizado como base para el cálculo de los recursos propios del presupuesto de la Unión y que este recurso representa actualmente en torno al 12 % de sus ingresos;

29.  Señala, no obstante, que el sistema actual adolece de graves deficiencias: el recurso se calcula sobre una base estadística; es innecesariamente complejo y no tiene ninguna relación directa con los ciudadanos; representa una mera transferencia de una parte de los ingresos recaudados por los Estados miembros y, por lo tanto, no aporta ningún valor añadido, a diferencia del recurso basado en la RNB; y la base de cotización no es transparente y no existe igualdad entre los contribuyentes;

30. Lamenta que la OLAF haya encontrado reiterados casos graves de fraude aduanero en los Estados miembros, lo que ha provocado una importante pérdida de ingresos para el presupuesto de la Unión; llama la atención sobre el Informe Especial n.º 19/2017 del Tribunal de Cuentas Europeo titulado «Regímenes de importación: las insuficiencias en el marco jurídico y una aplicación ineficaz afectan a los intereses financieros de la UE», y expresa su preocupación por que los defraudadores continúen encontrando el «eslabón más débil» entre los Estados miembros como punto de entrada a la unión aduanera, y por que se puedan seguir produciendo pérdidas para el presupuesto de la Unión, incluso durante el próximo MFP; pide a la Comisión y a los Estados miembros que adopten las medidas necesarias para poner fin a estas actividades que perjudican al presupuesto de la Unión;

31.  Recuerda la propuesta legislativa de 2011 sobre un nuevo recurso basado en el IVA, que habría supuesto la aplicación de un tipo fijo en toda Unión basado en el valor neto del suministro de bienes y la prestación de servicios o en las importaciones de bienes a los que se habría aplicado un tipo de IVA común; observa que, a pesar de que esta propuesta no fue aprobada, el Consejo Europeo de febrero de 2013 instó al Consejo a que siguiese trabajando en la materia; considera que el contexto actual brinda una oportunidad que permitiría realizar un avance significativo en esta cuestión;

32. Acoge con satisfacción la propuesta del Grupo de Alto Nivel de un recurso propio basado en el IVA, a fin de simplificarlo, reducir sus costes administrativos y reforzar el vínculo entre la política del IVA de la Unión y los ingresos reales en concepto de IVA;

33.  Toma nota del plan de acción de la Comisión sobre el IVA («Hacia un territorio único de aplicación del IVA en la UE – Es hora de decidir»), publicado el 7 de abril de 2016 (COM(2016)0148), y de la propuesta posterior, de 4 de octubre de 2017, de una serie de principios fundamentales y reformas clave para la zona del IVA de la Unión; apoya una reforma en profundidad del sistema del IVA en la Unión, que debería aspirar a ampliar la base impositiva, reducir las posibilidades de fraude y los costes de conformidad y a generar nuevos ingresos; considera que un porcentaje de estos nuevos ingresos debería destinarse al presupuesto de la Unión;

34.  Considera que un recurso basado en un IVA simplificado debería apoyarse en el denominador común de los sistemas de IVA existentes en toda la Unión y señala que, por lo tanto, no eliminaría todas las especificidades nacionales que estén justificadas por distintas razones;

35.  Se manifiesta a favor de la creación de un recurso propio de la Unión basado en un tipo impositivo uniforme (1 % a 2 %) sobre los ingresos procedentes del IVA reformado, recaudado en su totalidad por las administraciones de los Estados miembros; considera que este sistema podría proporcionar ingresos estables e importantes para la Unión con unos costes administrativos limitados;

36.  Destaca que la Comisión ya ha presentado propuestas legislativas en relación con una reforma importante de las normas del IVA en la Unión y que cabe esperar la presentación de nuevas iniciativas en 2018; insiste en la necesidad de completar la reforma del IVA en el plazo más breve posible y, a más tardar, antes del inicio del próximo MFP;

37.  Pide a la Comisión que, a la espera de la adopción de la legislación pertinente sobre el IVA, presente una propuesta de reforma del recurso propio basado en el IVA como parte de su próximo paquete legislativo sobre los recursos propios de la Unión; considera que dicha propuesta debería tener en cuenta los principales resultados de la reforma del IVA que actualmente son objeto de debate;

•  Impuesto de sociedades

38.  Recuerda que en su Resolución, de 6 de julio de 2016, sobre resoluciones fiscales y otras medidas de naturaleza o efectos similares(11), el Parlamento instó a la Comisión a presentar una propuesta sobre una base imponible consolidada común del impuesto sobre sociedades (BICCIS) «acompañada de una clave de distribución adecuada y justa que ofrecería una solución global para hacer frente a las prácticas fiscales perniciosas en la Unión, aportaría claridad y simplicidad para las empresas, y facilitaría la actividad económica transfronteriza dentro de la Unión»;

39.  Toma nota de las propuestas de la Comisión en favor de una BICCIS y recuerda, asimismo, su petición de que esta base imponible consolidada se amplíe a todas las empresas tras un período de transición; subraya que las actuales propuestas relativas a una BICCIS también deberían abarcar la economía digital; propone, sobre la base de estas propuestas, que la presencia digital de una empresa reciba el mismo trato que su establecimiento físico, mediante la definición e identificación de un establecimiento digital permanente;

40.  Expresa su acuerdo con la valoración realizada por el Grupo de Alto Nivel «Recursos Propios» según la cual la BICCIS puede servir de base para un nuevo recurso propio, ya que cumple todos los criterios establecidos por el Grupo; destaca que la BICCIS es también un elemento clave en el desarrollo del mercado único, que es un bien público europeo, ya que impide tanto una competencia fiscal inadecuada entre Estados miembros como la optimización fiscal perjudiciales para las condiciones de competencia equitativas;

41.  Recuerda que la evasión fiscal, en todas sus formas, acarrea la pérdida anual para la Unión de un importe estimado por la Comisión en un billón de euros; insiste en la necesidad de restablecer los ingresos fiscales no percibidos mediante una política coordinada de lucha contra el fraude y la evasión fiscales y a través de un marco basado en la transparencia, la cooperación y la coordinación;

42.  Pide a la Comisión que, sobre la base de las conclusiones de la revisión de la Directiva BICCIS, proponga la creación de un nuevo recurso propio para el presupuesto de la Unión, calculado sobre la base de los ingresos de los Estados miembros generados por la BICCIS; se muestra a favor de establecer un tipo impositivo uniforme sobre los ingresos procedentes de la BICCIS, que se recaudaría como un recurso propio; considera que este sistema podría proporcionar ingresos estables e importantes para la Unión con unos costes administrativos limitados;

•  Señoreaje (ingresos procedentes de la emisión de moneda)

43.  Opina que los ingresos procedentes de los beneficios del Banco Central Europeo (ingresos del BCE obtenidos por la emisión de moneda) y que, por tanto, están directamente relacionados con la unión monetaria, deberían constituir el fundamento de un nuevo recurso propio en lugar de abonarse a los tesoros nacionales;

b.  Objetivo: Reducir la especulación financiera y fortalecer la justicia fiscal en sectores que utilizan los instrumentos de planificación fiscal agresiva o la optimización fiscal agresiva

•  Un impuesto sobre las transacciones financieras (ITF) a escala europea

44.  Alienta los esfuerzos realizados en el marco de la cooperación reforzada por un grupo de once Estados miembros con vistas a establecer un impuesto sobre las transacciones financieras (ITF) a raíz de la propuesta de la Comisión de 2011; insta a todos los demás Estados miembros a que se sumen a ese grupo citado, a fin de evitar la perturbación de los mercados financieros y garantizar el buen funcionamiento del mercado único;

45.  Comparte el punto de vista del Grupo de Alto Nivel «Recursos Propios» a favor de un impuesto sobre las transacciones financieras (ITF) como posible base para crear un nuevo recurso propio para el presupuesto de la Unión, si bien considera que deben examinarse otros medios para gravar las actividades financieras;

46.  Aboga, por tanto, por la creación de un nuevo recurso propio para el presupuesto de la Unión calculado sobre la base de un método de tributación de la actividad financiera que se escoja;

•  Fiscalidad de las empresas en el sector digital

47.  Acoge con satisfacción las Conclusiones del Consejo informal de Finanzas de 16 de septiembre de 2017 en la que se pidió la elaboración de nuevas normas fiscales digitales en respuesta a la carta de los cuatro ministros de Hacienda que solicitaron a la Comisión que examinara soluciones eficaces basadas en el establecimiento del llamado «impuesto compensatorio» sobre el volumen de negocios generado en la Unión por las empresas digitales; Resalta que, en su Comunicación de 21 de septiembre de 2017 sobre «Un sistema impositivo justo y eficaz en la Unión Europea para el Mercado Único Digital», la Comisión reafirma que la BICCIS ofrece un marco propicio para una revisión de las normas para establecer un régimen fiscal moderno y estable de tributación de las empresas del sector digital y responder a los desafíos fiscales planteados por la economía digital; pide que se adopte un enfoque coordinado a nivel de la Unión, también para las soluciones a corto plazo, a fin de evitar las distorsiones en el mercado único derivadas de actuaciones unilaterales e impedir la creación de paraísos fiscales para las empresas del sector digital;

48.  Coincide con que la economía digital debe disponer de un marco fiscal moderno estable a fin de estimular la innovación, abordar la fragmentación del mercado y la competencia desleal y permitir que todos los agentes puedan beneficiarse de las nuevas condiciones equitativas y equilibradas, garantizando al mismo tiempo que las empresas y plataformas digitales paguen los impuestos que les corresponden allá donde se generen sus beneficios; señala, por otra parte, que es esencial garantizar la seguridad fiscal en relación con las actividades de inversión de las empresas, para subsanar las actuales brechas e impedir la aparición de nuevas lagunas tributarias en el mercado único;

49.  Considera fundamental que se adopten medidas fiscales en relación con el mercado digital con objeto de limitar el fraude y la evasión fiscal, la planificación fiscal agresiva o los mecanismos de optimización fiscal, así como el abuso de los mecanismos europeos para eludir el pago de impuestos; considera que estas prácticas distorsionan la competencia en el mercado único y privan a los Estados miembros de ingresos fiscales;

50.  Se pronuncia, en principio, a favor de la creación de un nuevo recurso propio para el presupuesto de la Unión que se recaude sobre las operaciones en el marco de la economía digital; considera, no obstante, que, en vista de las importantes negociaciones en curso a escala de la Unión y de la OCDE, es demasiado pronto para decidir sobre las modalidades exactas de creación de dicho recurso;

51.  Considera, no obstante, que los posibles acuerdos adoptados por las autoridades de la Unión, tales como la sistemas de registro o de control o los mecanismos reguladores, deberían permitir la percepción inmediata de los derechos o exacciones en beneficio del presupuesto de la Unión sobre la base de su valor añadido europeo; considera que se trata de bienes públicos de la Unión, que, según afirma el Grupo de Alto Nivel «Recursos Propios», constituyen una base para establecer una tasa que se inscribe en el marco de los «otros ingresos» derivados de las políticas de la Unión;

c.  Objetivo: Promover la transición energética y la lucha contra el calentamiento global

•  Fiscalidad ecológica y exacciones

52.  Confirma que la lucha contra el cambio climático, así como la transición hacia un modelo de economía sostenible, circular e hipocarbónica y los objetivos consensuados de la Unión de la Energía, constituyen uno de los principales objetivos de las políticas de la Unión;

53.  Reitera su convicción de que solo unos impuestos energéticos o medioambientales comunes a escala de la Unión pueden garantizar la competencia leal entre las empresas y el buen funcionamiento del mercado único, y de este modo actuar como motor de un modelo de desarrollo más progresivo y sostenible;

54. Subraya la importancia de la tributación ecológica como un mecanismo particularmente adecuado para contribuir a los recursos propios europeos; pide a la Comisión que continúe incorporando las propuestas de otros recursos propios ecológicos, tal y como describe el informe del Grupo de Alto Nivel «Recursos Propios» y el comisario para el presupuesto de la Unión, que sean conformes con determinadas políticas de la Unión, como las de energía (impuesto sobre la energía), medio ambiente y clima (mecanismo de ajuste en frontera sobre las emisiones de carbono impuesto sobre el plástico y RCDE), y transporte (impuesto sobre el combustible de carretera y los billetes de avión), a fin de promover más recursos propios de la Unión en el futuro;

55. Pide que un porcentaje importante de los ingresos por las subastas del RCDE sea considerado, a partir de la cuarta fase (2021), un nuevo recurso propio de la Unión; recuerda que esta opción ha sido debatida en el Grupo de Alto Nivel sobre Recursos Propios, y explícitamente sugerida por la Comisión en su Comunicación de 14 de febrero de 2018 titulada «Un marco financiero plurianual nuevo y moderno para una Unión Europea que cumpla de manera eficiente con sus prioridades posteriores a 2020» (COM(2018)0098); pide, en paralelo, que se introduzca un mecanismo de ajuste en frontera de las emisiones de carbono que constituya un nuevo recurso propio para el presupuesto de la Unión, lo que también debería garantizar unas condiciones de competencia equitativas en el comercio internacional y la reducción de la deslocalización de la producción, además de internalizar los costes del cambio climático en los precios de las mercancías importadas;

56.  Pide a la Comisión que considere la introducción a escala de la Unión de un impuesto sobre el plástico y los artículos de un solo uso, con vistas a estimular el uso de alternativas más sostenibles;

57.  Considera que los recursos propios basados en una tasa sobre la electricidad se solaparían con el ámbito de aplicación del régimen de comercio de derechos de emisión (RCDE) y generarían inquietud en cuanto a la estabilidad de las condiciones de inversión y la carga financiera para los hogares;

58.  Considera que, en caso de que se produzca una carga excesiva provocada por algún recurso propio en un Estado miembro, esta podría aliviarse por medio de ayuda adicional a través de programas de la Unión, limitados en duración e importe, en consonancia con los objetivos de la Unión; subraya que dicha ayuda no puede concederse a través de la introducción de nuevas reducciones o correcciones en la parte de ingresos del presupuesto de la Unión;

59.  Subraya que la introducción de impuestos o gravámenes medioambientales no debería afectar al derecho de los Estados miembros a determinar las condiciones de explotación de sus recursos energéticos, sus posibilidades de elegir entre distintas fuentes de energía y la estructura general de su abastecimiento energético;

Otras fuentes de ingresos

60.  Recuerda que, aunque los recursos propios deben ser el principal componente de los ingresos presupuestarios de la Unión, se complementan, no obstante, por lo que el artículo 311 del TFUE denomina «otros ingresos», entre los que figuran los siguientes: los impuestos pagados por el personal de la Unión sobre sus salarios; los ingresos procedentes del funcionamiento administrativo de las instituciones, tales como ingresos procedentes de la venta de bienes, alquileres y arrendamientos, la prestación de servicios y los intereses bancarios; las contribuciones de terceros países a determinados programas de la Unión; los intereses de demora: el importe de las multas pagadas por empresas, en la mayoría de los casos por incumplir el Derecho de la Unión en materia de competencia; y los ingresos procedentes de las operaciones de empréstito y préstamo de la Unión;

61.  Observa que el saldo de cada ejercicio se consigna en el presupuesto del ejercicio siguiente como ingreso si se trata de un excedente y que los demás ingresos, saldos y ajustes técnicos, incluido el excedente del ejercicio anterior, ascienden a aproximadamente el 6 % de los ingresos totales; subraya que en los últimos años los «otros ingresos» han consistido en su mayor parte de multas que, por si solas, ascienden al 2,5 % de los ingresos totales (excluidos los ingresos afectados);

62.  Lamenta que el potencial de esos «otros ingresos» no haya sido tenido en cuenta hasta la fecha en el debate sobre la financiación de la Unión; considera que, aun cuando dichos ingresos no representan una alternativa a otros recursos propios debido a su nivel, volatilidad e imprevisibilidad, son un medio posible para cubrir las crecientes necesidades financieras en el marco del próximo MFP;

63.  Recuerda que los procedimientos jurídicos que regulan tales ingresos y las posibles modificaciones son más flexibles que las relativas a los recursos propios puesto que no se recogen en la Decisión relativa a los recursos propios sino en el Derecho derivado y, por lo tanto, no están sometidos al requisito de la unanimidad;

64.  Reitera su posición tradicional en el sentido de que los posibles ingresos resultantes de las multas impuestas a las empresas por infringir el Derecho de competencia de la Unión o relacionados con los pagos retrasados de las contribuciones nacionales al presupuesto de la Unión deberían constituir ingresos adicionales para el presupuesto de la Unión sin que ello conlleve una reducción correspondiente de las contribuciones basadas en la RNB;

65.  Pide, para ello, que se cree una reserva especial en la parte de ingresos del presupuesto de la Unión que se irá alimentando progresivamente con todos los tipos de otros ingresos imprevistos; considera que dicha reserva debería crearse para cubrir las necesidades de pagos adicionales, en particular en relación con la movilización del margen global para compromisos o los instrumentos especiales del MFP;

66.  Subraya el potencial para el presupuesto de la Unión de las tasas exigidas para la aplicación de políticas de la Unión y en particular de sistemas europeos, tales como el futuro Sistema Europeo de Información y Autorización de Viajes (SEIAV) para los nacionales de terceros países; considera que, en determinados casos, dichos ingresos podrían destinarse a la misma política o finalidad; considera que, para la generación de programas y políticas de la Unión posterior a 2020, este tipo de ingresos potenciales deben considerarse de forma más sistemática con el fin de dotar al presupuesto de la Unión de una fuente adicional de ingresos;

67. Hace hincapié en que, en 2016, los ingresos asignados a las agencias descentralizadas de la Unión, como tasas y cargas procedentes de industrias y contribuciones de los presupuestos nacionales, ascendieron a cerca de 1 000 millones EUR; pide a la Comisión que, en el próximo MFP, proponga un enfoque coherente en lo que respecta a la financiación de las agencias mediante tasas;

***

68.  Encarga a su presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión.

(1)

DO L 168 de 7.6.2014, p. 105.

(2)

DO L 168 de 7.6.2014, p. 29.

(3)

DO L 168 de 7.6.2014, p. 39.

(4)

DO C 27E de 31.1.2008, p. 214.

(5)

DO C 380E de 11.12.2012, p. 89.

(6)

Textos Aprobados, P7_TA(2014)0378.

(7)

Textos Aprobados, P7_TA(2014)0432.

(8)

Textos Aprobados, P8_TA(2014)0097.

(9)

Textos Aprobados, P8_TA(2016)0309.

(10)

Textos Aprobados, P8_TA(2017)0401.

(11)

Textos Aprobados, P8_TA(2016)0310.


OPINIÓN de la Comisión de Comercio Internacional (22.1.2018)

para la Comisión de Presupuestos

sobre la reforma del sistema de recursos propios de la Unión

(2017/2053(INI))

Ponente de opinión: Wim van de Camp

SUGERENCIAS

La Comisión de Comercio Internacional pide a la Comisión de Presupuestos, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

1.  Pide una reforma de los recursos propios que se centre en las prioridades actuales, ofrezca rentabilidad y una gestión financiera eficiente y establezca una base estable y previsible para el presupuesto de la Unión que sea independiente, transparente y equilibrada, responda a la creciente presión ejercida sobre el presupuesto de la Unión y simplifique las actuales disposiciones sobre descuentos, complejas y opacas, con vistas a suprimirlas al objeto de ofrecer los recursos financieros necesarios para dar respuesta a las demandas de nuestros ciudadanos;

2.  Pide que se reduzca la dependencia de la Unión con respecto a las contribuciones nacionales basadas en el IVA y la RNB, teniendo en cuenta un sistema en el que los recursos propios basados en el IVA se sustituyan por la transferencia de una parte del IVA recaudado a nivel nacional;

3.  Acoge con satisfacción las iniciativas en favor de una reforma integral de los recursos propios de la Unión tendente a aumentar el apoyo de los Estados miembros y de los ciudadanos a un presupuesto de la Unión realmente creíble e independiente, que fomente la sostenibilidad de la economía de la Unión y genere valor añadido europeo;

4.  Señala que la unión aduanera es uno de los pilares básicos de la Unión y reviste una importancia fundamental a la hora de negociar acuerdos comerciales de la Unión en cuanto uno de los principales bloques comerciales mundiales; señala que el comercio internacional de la Unión está directamente relacionado con sus recursos propios tradicionales, que incluyen también derechos de aduana sobre las importaciones procedentes de terceros países y gravámenes sobre el azúcar, y que en 2015 representaron el 12,8 % de los ingresos totales de la Unión;

5.  Subraya la necesidad de analizar el impacto de la celebración por la Unión de acuerdos de (libre) comercio sobre los recursos propios tradicionales y de asignar fuentes de ingresos para compensar una posible disminución de dichos recursos y la potencial inestabilidad que se derive de ella;

6.  Pide que se lleven a cabo un examen jurídico exhaustivo y un estudio de viabilidad sobre la posibilidad de crear unos derechos de aduana y unos gravámenes sobre el comercio de bienes y servicios basados en la sostenibilidad, y las emisiones, y que dichas medidas se integren en las políticas y los acuerdos comerciales internacionales de la Unión con vistas a incentivar a los socios comerciales para que produzcan de manera respetuosa con el medio ambiente, pero también como fuente de recursos propios; subraya, a este respecto, que tales medidas solo deben introducirse si su compatibilidad con las normas de la OMC es indiscutible y si garantizan unas condiciones equitativas a escala internacional y la competitividad de las empresas de la Unión, de las que las pymes son un componente importante;

7.  Recuerda sus anteriores llamamientos en favor de un enfoque con respecto a las normas y procedimientos aduaneros de la Unión que sea más actual, eficaz, eficiente, inequívoco y con mayor grado de homogeneidad, a fin de optimizar el actual sistema aduanero de la Unión, velar por su cumplimiento e impulsar la cooperación, con el claro objetivo de abordar y combatir la evasión fiscal y todas las formas de competencia desleal con el fin de recaudar efectivamente los derechos de aduana y gravámenes atribuibles a los recursos propios de la Unión;

8.  Toma nota de que los instrumentos de defensa comercial (IDC) son una fuente de recursos propios de la Unión, pero también de que, por su naturaleza, no pueden ni deben utilizarse como base previsible y estable para una contribución constante a los recursos propios de la Unión; subraya que los IDC no deben utilizarse principalmente como fuente de recursos propios de la Unión, sino que solo deben establecerse de manera adecuada y proporcional, en consonancia con las normas aplicables.

INFORMACIÓN SOBRE LA APROBACIÓN EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

23.1.2018

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

25

6

4

Miembros presentes en la votación final

William (The Earl of) Dartmouth, Laima Liucija Andrikienė, Maria Arena, Tiziana Beghin, David Borrelli, David Campbell Bannerman, Daniel Caspary, Salvatore Cicu, Eleonora Forenza, Karoline Graswander-Hainz, Nadja Hirsch, Yannick Jadot, France Jamet, Bernd Lange, David Martin, Emma McClarkin, Anne-Marie Mineur, Sorin Moisă, Alessia Maria Mosca, Franz Obermayr, Artis Pabriks, Inmaculada Rodríguez-Piñero Fernández, Tokia Saïfi, Joachim Schuster, Joachim Starbatty, Adam Szejnfeld, Hannu Takkula, Iuliu Winkler

Suplentes presentes en la votación final

Reimer Böge, Seán Kelly, Sander Loones, Fernando Ruas, Lola Sánchez Caldentey, Jarosław Wałęsa

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Virginie Rozière

VOTACIÓN FINAL NOMINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

25

+

ALDE

Nadja Hirsch, Hannu Takkula

EFDD

Tiziana Beghin, David Borrelli

PPE

Laima Liucija Andrikienė, Reimer Böge, Daniel Caspary, Salvatore Cicu, Seán Kelly, Sorin Moisă, Artis Pabriks, Fernando Ruas, Tokia Saïfi, Adam Szejnfeld, Jarosław Wałęsa, Iuliu Winkler

S&D

Maria Arena, Karoline Graswander-Hainz, Bernd Lange, David Martin, Alessia Maria Mosca, Inmaculada Rodríguez-Piñero Fernández, Virginie Rozière, Joachim Schuster

VERTS/ALE

Yannick Jadot

6

-

ECR

David Campbell Bannerman, Sander Loones, Emma McClarkin, Joachim Starbatty

ENF

France Jamet, Franz Obermayr

4

0

EFDD

William (The Earl of) Dartmouth

GUE/NGL

Eleonora Forenza, Anne-Marie Mineur, Lola Sánchez Caldentey

Explicación de los signos utilizados

+  :  a favor

-  :  en contra

0  :  abstenciones


OPINIÓN de la Comisión de Control Presupuestario (27.11.2017)

para la Comisión de Presupuestos

sobre la reforma del sistema de recursos propios de la Unión

(2017/2053(INI))

Ponente de opinión: Nedzhmi Ali

SUGERENCIAS

La Comisión de Control Presupuestario pide a la Comisión de Presupuestos, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

A.  Considerando que, en una situación de escasez de recursos, debe concederse una renovada importancia a la protección de los intereses financieros de la Unión si se aumentan los ingresos del presupuesto de la Unión aumentando el valor imputado de los recursos propios; que también debe concederse una renovada importancia a la cooperación reforzada y al trabajo conjunto entre la Comisión y los Estados miembros;

B.  Considerando que el presupuesto de la Unión es fundamentalmente un presupuesto de inversión con algunas funciones redistributivas entre los Estados miembros y que sirve principalmente para apoyar las políticas y objetivos comunes de la Unión, facilitando capital de puesta en marcha para inversiones a medio y a largo plazo;

C.  Considerando que uno de los principales objetivos del presupuesto de la Unión debe ser apoyar la aceleración del crecimiento y el empleo en las regiones menos desarrolladas a fin de lograr un nivel equivalente de desarrollo social y económico en todos los Estados miembros, a lo que debería contribuir significativamente el aumento del uso de los recursos propios;

1.  Considera que los recursos propios deben centrarse en proyectos que puedan generar un mayor valor añadido europeo; hace hincapié en que el gasto debe concentrarse en los sectores cuya financiación a nivel europeo es indispensable, o cuando la financiación a nivel nacional no sería suficiente para alcanzar el objetivo europeo;

2.  Subraya que el sistema actual de recursos propios es excesivamente complejo y hace un hincapié desigual en los saldos netos entre Estados miembros; apoya la introducción de nuevos recursos propios, lo que contribuirá a que el presupuesto de la Unión dependa menos de las contribuciones de los Estados miembros basadas en la RNB y permitirá que la financiación de la Unión se dedique en mayor medida a las políticas y prioridades de esta; opina que el porcentaje de nuevos recursos verdaderamente propios debe aumentar como mínimo hasta un 50 % de los ingresos del presupuesto de la Unión;

3.  Considera que las futuras negociaciones sobre el próximo marco financiero plurianual (MFP), así como el brexit, ofrecerán a la Unión la oportunidad de reformar su sistema de recursos propios; cree que la Comisión y los Estados miembros deben elaborar una reforma basada en principios claros y acordados conjuntamente; pide, por consiguiente, a los Estados miembros que lleven a cabo una reforma en profundidad del sistema y hagan que la futura financiación de la Unión sea más estable, sostenible y predecible, así como más transparente y responsable con respecto a los ciudadanos de la Unión; pide a la Comisión que considere las recomendaciones formuladas por el Grupo de alto nivel sobre recursos propios en su informe sobre la financiación futura de la Unión;

4.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que usen la reforma para introducir incentivos y animar a los Estados miembros a invertir en el proyecto europeo, y que ignoren todos los mecanismos de descuento y corrección con el fin de crear una estructura más simple, estable, equitativa y transparente; considera a este respecto que las contribuciones nacionales al presupuesto de la Unión han de excluirse del cálculo del déficit en el marco del Pacto de Estabilidad y Crecimiento;

5.  Pide a los Estados miembros que tengan en cuenta los riesgos que puede implicar un aumento de los recursos propios para el sistema de recaudación de ingresos, lo que requeriría la consiguiente introducción de las necesarias salvaguardias;

6.  Llama la atención sobre la necesidad de reforzar los sistemas de control existentes y de introducir nuevos mecanismos para prevenir el fraude y las irregularidades que pueden constituir una amenaza para los intereses financieros de la Unión cuando se recauden nuevos recursos propios; pide a la Comisión, a este respecto, que se prepare para proponer medidas pertinentes para la protección de los intereses financieros de la Unión en caso de que los Estados miembros introduzcan nuevos recursos propios para el presupuesto de la Unión;

7.  Lamenta las disparidades en los controles aduaneros efectuados en la Unión y el elevado volumen de fraudes que afectan al sistema de recaudación de recursos propios; subraya la importancia de los controles aduaneros y la correspondiente percepción de los derechos de aduana; llama la atención sobre la pérdida de ingresos a causa de la brecha del IVA y del fraude del IVA transfronterizo; subraya el hecho de que el contrabando de mercancías altamente gravadas provoca importantes pérdidas de ingresos para el presupuesto de la Unión y de los Estados miembros; pide a la Comisión que refuerce la política común de controles aduaneros y prevea una verdadera armonización para mejorar la recaudación de los recursos propios tradicionales;

8.  Recuerda la importancia de facilitar y acelerar el intercambio de información con las autoridades, por ejemplo la OLAF y Europol, para luchar contra el fraude aduanero y los delitos fiscales transfronterizos; llama la atención, en particular, sobre el aumento de los casos de fraude transnacional en el IVA, también conocido como «fraude carrusel», y pide a la Comisión que refuerce aún más las medidas encaminadas a prevenir y evitar este tipo de fraude; considera fundamental que el recurso «IVA» se optimice a nivel práctico sin imponer una carga adicional sobre los ciudadanos de la Unión y los Estados miembros;

9.  Considera que todo nuevo recurso que se adopte debe respetar tres criterios fundamentales, a saber, simplicidad, equidad y control democrático; recuerda que, al prever nuevas fuentes de financiación, han de tenerse en cuenta los principios enunciados por el Grupo de alto nivel sobre recursos propios; señala que el nuevo sistema debe ser comprensible y transparente para los contribuyentes europeos y denuncia la política de juego de suma cero que aplican actualmente algunos países de la Unión; opina que el motor de las negociaciones presupuestarias no está siendo el principio del valor añadido europeo, sino la lógica nacional de «retribución justa» y los saldos presupuestarios;

10.  Anima a la Comisión y a los Estados miembros a que consideren, además, otros recursos de tipo fiscal disponibles a nivel de la Unión que puedan generar más valor añadido europeo en determinados ámbitos políticos relacionados con el riesgo, reforzando al mismo tiempo el presupuesto de la Unión y reduciendo sus recursos basados en la RNB y el IVA; considera que el sistema de recursos propios actual basado en el IVA debe sustituirse por una transferencia adecuada de una parte del IVA recaudado a nivel nacional; considera que los nuevos recursos podrían también provenir de políticas europeas tales como las políticas de medio ambiente, energía, clima o transporte;

11.  Señala que el uso de los recursos propios debe orientarse hacia bienes públicos europeos que puedan beneficiar a todos los Estados miembros por igual y para los cuales la acción de la Unión no solo sea pertinente sino indispensable, o en los casos en que las posibilidades nacionales de financiación sean insuficientes para alcanzar las prioridades y los objetivos de la Unión; subraya, a este respecto, la importancia del presupuesto de la Unión para apoyar la continuidad de la integración de la Unión y la cohesión entre Estados miembros; señala dos ámbitos de valor añadido europeo elevado que también gozan de un alto grado de aceptación entre los ciudadanos, a saber, la investigación y el desarrollo, y la seguridad tanto interior como exterior;

12.  Señala que la Unión debe considerar la posibilidad de intervenir menos en ámbitos en los que se percibe que tiene un valor añadido limitado o que es incapaz de cumplir sus promesas; subraya, no obstante, que, cuando se establezcan objetivos europeos ambiciosos, se asignen, en consecuencia, fondos suficientes, y que cuando se establezcan nuevos objetivos, se propongan nuevos recursos;

13.  Expresa su convicción de que el gasto de los recursos propios en proyectos de seguridad interior y exterior obtendrá una respuesta positiva entre los ciudadanos, incrementando así su valor añadido europeo; manifiesta su preocupación por el bajo nivel del gasto en algunos ámbitos clave de la seguridad, como las acciones preparatorias para la investigación y la cooperación en materia de seguridad y defensa;

14.  Acoge con satisfacción el mayor uso de recursos propios en proyectos relacionados con la investigación y el desarrollo, aunque subsisten dudas en cuanto a los tipos de proyectos financiados; destaca que el gasto debe centrarse en proyectos que sean rentables a largo plazo y aporten beneficios a la Unión, más que en programas de financiación que solo producen beneficios a corto plazo;

15.  Expresa su preocupación por la baja proporción del presupuesto de la Unión dedicada al gasto relacionado con el clima; sostiene que los ingresos obtenidos a partir de los recursos propios deben invertirse en proyectos que generen un mayor valor añadido europeo, como la lucha contra el cambio climático;

16.  Pide que se celebre un debate abierto sobre el mantenimiento del nivel de pagos para la política de cohesión y la política agrícola común (PAC) en el próximo período de programación teniendo en cuenta la adicionalidad y el elevado valor añadido que ofrecen esas políticas para la estabilidad, la competitividad y el crecimiento económico de Europa;

17.  Pide acciones específicas de desarrollo de capacidades en los Estados miembros que tengan dificultades en relación con los programas gestionados de modo centralizado, como el Mecanismo «Conectar Europa», Horizonte 2020 o el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE);

18.  Pide a la Comisión que presente, en el curso del año próximo, una comunicación al Parlamento y que explique cómo tiene previsto conciliar los objetivos políticos a largo plazo, como la Estrategia Europa 2020, con la situación que seguirá al MFP de 2020; está firmemente convencido de que la agenda de la Unión para la próxima década debe desempeñar un papel decisivo en el proceso de elaboración de los marcos financieros plurianuales futuros;

19.  Recuerda que los proyectos a largo plazo, como Horizonte 2020 y las 10 prioridades de la Comisión Juncker, deben tenerse en cuenta a la hora de asignar los recursos propios; pide a la Comisión que oriente sus prioridades hacia la consecución de estos proyectos a largo plazo;

20.  Considera que unas normas más sencillas y claras contribuirán a una pronta asignación de los recursos y aumentarán la eficiencia y la transparencia, con un menor número de errores como resultado; pide a la Comisión que elabore un plan de acción en este sentido;

21.  Manifiesta su preocupación por la manera en que se mide la asignación del gasto; es de la opinión de que el sistema de equilibrio presupuestario no es adecuado cuando se trata de proyectos que incorporan un valor añadido europeo, ya que estos proyectos solo podrían ejecutarse en un único Estado miembro, lo que genera un desequilibrio entre las cuentas del país en cuestión y las de los demás;

22.  Señala que las políticas que beneficiarían a todos los ciudadanos de la Unión y aportarían un mayor valor añadido europeo no resultan atractivas en términos de saldos netos; considera, por lo tanto, que debe elaborarse un nuevo método para medir el valor de los proyectos y que debe introducirse un sistema de notificación simplificado;

23.  Reitera que es fundamental asignar los recursos propios a los proyectos que tengan el potencial de generar mayor valor añadido europeo en lugar de limitarse a examinar las cuentas de cada Estado miembro; anima a la Comisión a que presente propuestas ambiciosas relativas a nuevos recursos propios; considera que ello permitiría reducir el porcentaje relativo de las contribuciones nacionales al presupuesto de la Unión basadas en la RNB y contribuiría así a poner fin al enfoque antieuropeo centrado simplemente sobre el rendimiento justo de los saldos netos;

24.  Considera que la Comisión debe examinar la posibilidad de cobrar un impuesto sobre las emisiones de CO2 —recurriendo a la tributación o a instrumentos basados en el mercado— como forma de reforzar el presupuesto de la Unión; opina que un instrumento como este podría proporcionar también un elevado valor añadido europeo, dado que el impuesto podría servir de incentivo para modificar el comportamiento de los consumidores y productores en favor de un futuro con menos emisiones de carbono; considera, sin embargo, que toda solución de la Unión de tipo fiscal debe ser lo más neutral posible para la presión fiscal total de un determinado Estado miembro; señala que un impuesto de este tipo debe tener también en cuenta los actuales regímenes de comercio de derechos de emisiones para evitar que los medios y los objetivos se solapen y se opongan.

INFORMACIÓN SOBRE LA APROBACIÓN EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

20.11.2017

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

17

1

1

Miembros presentes en la votación final

Nedzhmi Ali, Inés Ayala Sender, Martina Dlabajová, Luke Ming Flanagan, Ingeborg Gräßle, Arndt Kohn, Monica Macovei, José Ignacio Salafranca Sánchez-Neyra, Petri Sarvamaa, Bart Staes, Hannu Takkula, Tomáš Zdechovský, Joachim Zeller

Suplentes presentes en la votación final

Brian Hayes, Karin Kadenbach, Younous Omarjee, Julia Pitera

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Tiziana Beghin, Tiemo Wölken

VOTACIÓN FINAL NOMINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

17

+

ALDE

ECR

GUE/NGL

PPE

S&D

Verts/ALE

Nedzhmi Ali, Martina Dlabajová, Hannu Takkula

Monica Macovei

Younous Omarjee

Ingeborg Gräßle, Brian Hayes, Julia Pitera, José Ignacio Salafranca Sánchez-Neyra, Petri Sarvamaa, Tomáš Zdechovský, Joachim Zeller

Arndt Kohn, Karin Kadenbach, Inés Ayala Sender, Tiemo Wölken

Bart Staes

1

-

EFDD

Tiziana Beghin

1

0

GUE/NGL

Luke Ming Flanagan

Explicación de los signos utilizados:

+  :  a favor

-  :  en contra

0  :  abstenciones


OPINIÓN de la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios (29.1.2018)

para la Comisión de Presupuestos

sobre la reforma del sistema de recursos propios de la Unión

(2017/2053(INI))

Ponente de opinión: Luigi Morgano

SUGERENCIAS

La Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios pide a la Comisión de Presupuestos, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

A.  Considerando que recientes estudios sugieren que la mayoría de los ciudadanos europeos apoyan una mayor intervención de la Unión en ámbitos tales como la seguridad y la defensa, la educación y la innovación y las políticas sociales y económicas, y que estos ámbitos tienen repercusiones presupuestarias;

B.  Considerando que el brexit tendrá un importante impacto en la parte de los ingresos del presupuesto de la Unión;

C.  Considerando que la contribución basada en la RNB se estableció para compensar aquellos gastos no cubiertos por otros ingresos a nivel de la Unión y que, por ello, podría ser de carácter residual; que el porcentaje de la contribución basada en la RNB aumentó de un 13,2 % en 1991 a un 66,3 % en 2016, y es hoy en día la principal fuente de financiación del presupuesto de la Unión;

1.  Acoge con satisfacción el enfoque adoptado en el documento de reflexión sobre el futuro de las finanzas de la Unión, en virtud del cual los principios básicos del presupuesto de la Unión deben consistir en aportar un valor añadido europeo en comparación con los presupuestos nacionales, lograr economías de escala y garantizar un uso eficiente y específico de los fondos de la Unión a fin de «maximizar el rendimiento de cada euro gastado»;

2.  Destaca que un sistema de recursos propios de la Unión reformado no debe hacer recaer una carga fiscal adicional sobre los ciudadanos de la Unión y sí evitar expandir el carácter regresivo del sistema de recursos propios de la Unión;

3.  Considera que la excesiva dependencia de la contribución basada en la RNB como la principal fuente de financiación del presupuesto de la Unión perpetúa una lógica de «justo retorno»; acoge con satisfacción la labor del Grupo de Alto Nivel sobre «Recursos Propios», y en particular aquellas medidas que se han propuesto para reducir el porcentaje de la contribución basada en la RNB; alega que la utilización de los recursos propios tradicionales y de los que son realmente nuevos podría reemplazar, al menos en parte, la contribución basada en la RNB y, por tanto, reducirla;

4.  Considera que la reforma del sistema de recursos propios debe guiarse por los principios de simplicidad, estabilidad, flexibilidad, transparencia, equidad, democracia y valor añadido europeo, con el fin de permitir a los ciudadanos comprender mejor cómo se financia el presupuesto de la Unión;

5.  Considera que, como se pone de relieve en el informe del Grupo de Alto Nivel, debe darse preferencia a los verdaderos recursos propios con un claro valor añadido europeo;

6.  Acoge con satisfacción la idea de recurso propio basado en el IVA que propone el Grupo de Alto Nivel a fin de simplificarlo, reducir sus costes administrativos y reforzar el vínculo con la política del IVA de la Unión y los verdaderos ingresos en concepto de IVA; considera que esta reforma del recurso propio basado en el IVA contribuiría a la lucha contra el fraude, la evasión y la elusión fiscales de forma más eficaz; considera, asimismo, que únicamente un sistema de IVA europeo definitivo, y el recurso propio conexo, establecería un sistema equitativo para los ciudadanos europeos con respecto al presupuesto de la Unión;

7.  Considera que la Comisión, basándose en las conclusiones de la revisión de la Directiva relativa a una base imponible consolidada común del impuesto sobre sociedades (BICCIS), debe proponer las condiciones para la asignación de una parte de los ingresos fiscales generados por la BICCIS al presupuesto de la Unión, con el fin de reducir proporcionalmente las contribuciones de los presupuestos de los Estados miembros;

8.  Acoge con satisfacción el debate sobre las posibles opciones impositivas en apoyo de los esfuerzos de la Unión para hacer frente a los desafíos medioambientales;

9.  Subraya que deben abolirse todas las rebajas en la parte de los ingresos; considera que la proporción de los gastos de gestión percibidos por las autoridades aduaneras nacionales sobre las tarifas y derechos liquidados no debe exceder de los costes administrativos asociados;

10.  Acoge con satisfacción la intención de la Comisión de presentar una propuesta de creación de una línea presupuestaria específica de la zona del euro dentro del presupuesto de la Unión;

11.  Subraya que, a pesar de la necesidad de recursos financieros suficientes para la Unión, es importante no incrementar la carga fiscal que recae sobre los ciudadanos;

12.  Toma nota del «paquete UEM» de la Comisión, de 6 de diciembre de 2017, que esboza propuestas para crear el cargo denominado de «ministro Europeo de Economía y Hacienda», transformar el Mecanismo Europeo de Estabilidad en un Fondo Monetario Europeo y establecer nuevos instrumentos presupuestarios en favor de una zona del euro estable en el marco de la Unión;

13.  Considera que, con el fin de garantizar que la zona del euro satisfaga a todos los ciudadanos, podría ser conveniente establecer una capacidad presupuestaria para la zona del euro, con una línea presupuestaria específica en el presupuesto de la Unión, en el marco de la Unión, pero por encima del límite de los cálculos de compromisos y pagos del marco financiero plurianual y dentro de los límites legales de los Tratados, evitando solapamientos con las políticas existentes y sin provocar fragmentaciones en el presupuesto; aboga por que esta capacidad presupuestaria cuente con los medios y herramientas que le permitan desempeñar funciones de estabilización macroeconómica; destaca, no obstante, la necesidad de que los Estados miembros respeten el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, incluido el respeto de las cláusulas de flexibilidad existentes; destaca asimismo la necesidad de proteger la inversión, prevenir el desempleo y la inseguridad, ofrecer incentivos para las reformas estructurales a fin de modernizar las economías de los Estados miembros, lograr la convergencia económica y social y fortalecer el sistema financiero en el conjunto de Europa;

14.  Considera que, según sugiere el Grupo de alto nivel, la capacidad presupuestaria de la zona del euro podría financiarse parcialmente a través de recursos propios que sean más fáciles de aplicar en la zona del euro, como una parte de los ingresos procedentes de un impuesto sobre las transacciones financieras; destaca, no obstante, que en el presupuesto hay que evitar vincular tipos específicos de ingresos y gastos;

15.  Considera que debe establecerse un vínculo claro entre gastos presupuestarios y objetivos estratégicos para garantizar la legitimidad democrática de las medidas acordadas a nivel europeo; considera que, a fin de aumentar el apoyo público a los recursos propios europeos, estos deben tener un claro componente de valor añadido a nivel de la Unión;

16.  Considera que la democracia, la transparencia, y un vínculo claro entre toma de decisiones, rendición de cuentas y responsabilidad sustentan la legitimidad de la política pública a escala nacional y de la Unión, especialmente en el caso de la política presupuestaria y fiscal; toma nota de la propuesta formulada por el presidente de la Comisión de crear, en el seno de la Comisión Europea, el cargo del denominado «ministro de Economía y Hacienda»; considera que esto podría mejorar la rendición de cuentas democrática de la gobernanza económica de la Unión, en particular con respecto al Parlamento Europeo;

17.  Considera que la Decisión del Consejo sobre los recursos propios debe tomarse contando con una mayor participación del Parlamento Europeo.

INFORMACIÓN SOBRE LA APROBACIÓNEN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

24.1.2018

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

39

13

3

Miembros presentes en la votación final

Gerolf Annemans, Burkhard Balz, Hugues Bayet, Pervenche Berès, Udo Bullmann, David Coburn, Esther de Lange, Markus Ferber, Jonás Fernández, Sven Giegold, Roberto Gualtieri, Brian Hayes, Danuta Maria Hübner, Cătălin Sorin Ivan, Barbara Kappel, Wajid Khan, Wolf Klinz, Philippe Lamberts, Werner Langen, Sander Loones, Bernd Lucke, Olle Ludvigsson, Ivana Maletić, Fulvio Martusciello, Bernard Monot, Caroline Nagtegaal, Luděk Niedermayer, Stanisław Ożóg, Dimitrios Papadimoulis, Sirpa Pietikäinen, Dariusz Rosati, Pirkko Ruohonen-Lerner, Anne Sander, Martin Schirdewan, Molly Scott Cato, Pedro Silva Pereira, Peter Simon, Kay Swinburne, Ramon Tremosa i Balcells, Ernest Urtasun, Marco Valli, Tom Vandenkendelaere, Jakob von Weizsäcker

Suplentes presentes en la votación final

Enrique Calvet Chambon, Matt Carthy, Mady Delvaux, Herbert Dorfmann, Ramón Jáuregui Atondo, Verónica Lope Fontagné, Thomas Mann, Luigi Morgano, Lieve Wierinck

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Edward Czesak, Manolis Kefalogiannis, Rainer Wieland

VOTACIÓN FINAL NOMINAL

EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

39

+

ALDE

Enrique Calvet Chambon, Ramon Tremosa i Balcells, Lieve Wierinck

PPE

Burkhard Balz, Herbert Dorfmann, Markus Ferber, Brian Hayes, Danuta Maria Hübner, Manolis Kefalogiannis, Esther de Lange, Werner Langen, Verónica Lope Fontagné, Ivana Maletić, Thomas Mann, Fulvio Martusciello, Luděk Niedermayer, Sirpa Pietikäinen, Dariusz Rosati, Anne Sander, Tom Vandenkendelaere, Rainer Wieland

S&D

Hugues Bayet, Pervenche Berès, Udo Bullmann, Mady Delvaux, Jonás Fernández, Roberto Gualtieri, Cătălin Sorin Ivan, Ramón Jáuregui Atondo, Wajid Khan, Olle Ludvigsson, Luigi Morgano, Pedro Silva Pereira, Peter Simon, Jakob von Weizsäcker

VERTS/ALE

Sven Giegold, Philippe Lamberts, Molly Scott Cato, Ernest Urtasun

13

-

ALDE

Caroline Nagtegaal

ECR

Edward Czesak, Sander Loones, Bernd Lucke, Stanisław Ożóg, Pirkko Ruohonen-Lerner, Kay Swinburne

EFDD

David Coburn, Marco Valli

ENF

Gerolf Annemans, Bernard Monot

GUE/NGL

Matt Carthy, Martin Schirdewan

3

0

ALDE

Wolf Klinz

ENF

Barbara Kappel

GUE/NGL

Dimitrios Papadimoulis

Explicación de los signos utilizados

+  :  a favor

-  :  en contra

0  :  abstenciones


OPINIÓN de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria (8.12.2017)

para la Comisión de Presupuestos

sobre la reforma del sistema de recursos propios de la Unión

(2017/2053(INI))

Ponente de opinión: Ivo Belet

SUGERENCIAS

La Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria pide a la Comisión de Presupuestos, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

1.  Hace hincapié en que, para impulsar la transición hacia una economía sostenible, circular y con bajo nivel de emisiones de carbono, así como para cumplir los objetivos consensuados de la Unión de la Energía y ser coherentes con los compromisos adquiridos en virtud del Acuerdo de París, se requieren inversiones adicionales importantes durante el período 2020-2030;

2.  Está convencido de que, para obtener progresos tangibles en estas políticas clave de la Unión y alcanzar el objetivo de cero emisiones netas a mediados de siglo, resulta esencial integrar las consideraciones climáticas y llevar a cabo una reforma profunda del presupuesto de la Unión; señala que el artículo 2, apartado 1, letra c), del Acuerdo de París subraya la necesidad de «elevar las corrientes financieras a un nivel compatible con una trayectoria que conduzca a un desarrollo resiliente al clima y con bajas emisiones de gases de efecto invernadero»;

3.  Considera que la reforma del presupuesto de la Unión debe regirse por los principios de subsidiariedad, solidaridad y sostenibilidad, con vistas a aumentar la efectividad del presupuesto de la Unión a partir de una combinación de recursos propios nuevos y existentes, que contribuyan de manera directa y transparente a las inversiones en proyectos con un claro valor añadido europeo para los ciudadanos, las empresas y el medio ambiente;

4.  Recuerda que, gracias a la introducción de nuevos recursos propios o de otro tipo de ingresos de la Unión, el presupuesto de la Unión dependerá en menor medida de las contribuciones de los Estados miembros basadas en la renta nacional bruta (RNB), lo que traerá consigo una reducción de dichas contribuciones;

5.  Considera que los recursos propios basados en una tasa sobre la electricidad se solaparían con el ámbito de aplicación del régimen de comercio de derechos de emisión de la Unión (RCDE) y generarían inquietud en cuanto a la estabilidad de las condiciones de inversión y la carga financiera para los hogares;

6.  Toma nota de que a la DG de Medio Ambiente le corresponde el segundo mayor número de multas impuestas por incumplimiento de la legislación de la Unión, por un importe de 284 millones de euros para el período 2014-2017; pide que los ingresos que se derivan directamente de la legislación medioambiental de la Unión y de su aplicación se canalicen hacia el presupuesto de la Unión como «otros ingresos» y se destinen a inversiones en aquellos proyectos que generen el mayor valor añadido europeo en el ámbito del medio ambiente; recuerda, no obstante, que los ingresos procedentes de las multas no constituyen una fuente estable de ingresos para el presupuesto de la Unión;

7.  Pide que un porcentaje de los ingresos por las subastas del RCDE se destine, a partir de la cuarta fase (2021), a proyectos de la Unión concretos, sostenibles y bajos en carbono, tales como la optimización del uso de las infraestructuras energéticas transfronterizas existentes y, en su caso, el desarrollo de unas nuevas —para facilitar, por ejemplo, la integración de las energías renovables—, el almacenamiento de energía y las inversiones en innovaciones punteras para la industria, con el fin de contribuir a una transición justa hacia una economía con bajas emisiones de carbono; pide a la Comisión que siga examinando cómo podrían utilizarse los fondos y programas de la Unión actuales y futuros para apoyar una transición justa en las regiones con un uso intensivo de carbón y carbono; toma nota de que, a partir de la fase 4, se prevé un aumento de los ingresos procedentes de la subasta de derechos de emisión;

8.  Pide que se analice si los ingresos procedentes de los sistemas nacionales de peaje establecidos de común acuerdo —basados en la distancia, el tiempo de trayecto y las emisiones del transporte— pueden ayudar a financiar los proyectos de la Unión que promueven el desarrollo de la movilidad con nivel cero o bajo de emisiones, incluidos los incentivos fiscales para los vehículos de emisión baja o emisión cero, las fuentes de energía sustitutiva con bajas emisiones de carbono en el transporte y la red de transporte multimodal sostenible, en particular el ferrocarril de alta velocidad y la navegación interior con bajas emisiones; pide a la Comisión y a los Estados miembros que, al desarrollar los sistemas de peaje, tengan en cuenta la situación específica de las zonas remotas y rurales, que se caracterizan, por ejemplo, por las largas distancias y la falta de transporte público;

9.  Considera que los ingresos adicionales procedentes de las contribuciones basadas en las emisiones de la aviación dentro de la Unión deberían utilizarse, en particular, para intensificar la investigación y la inversión en aeronaves europeas con bajas emisiones de carbono y para mejorar la utilización eficaz del espacio aéreo;

10.  Considera que, a falta de medidas internacionales armonizadas para los impuestos sobre el queroseno, debería estudiarse un tributo basado en la intensidad de emisiones de CO2 de los vuelos;

11.  Considera que las posibles cotizaciones marítimas futuras basadas en emisiones deberían reinvertirse en el sector marítimo europeo a través de la financiación en investigación y desarrollo de tecnologías más limpias y buques sostenibles;

12.  Estima que los ingresos procedentes del Sistema Europeo de Información y Autorización de Viajes (SEIAV) para los nacionales de terceros países deberían utilizarse para invertir en investigación y desarrollo en el ámbito del transporte aéreo limpio y con bajas emisiones, así como en mejoras adicionales para el uso eficiente del espacio aéreo, y para incrementar la financiación destinada a la Guardia Europea de Fronteras y Costas;

13.  Pide que se examine la posible introducción de un recurso propio que refleje el contenido de carbono de los bienes de consumo vendidos en el mercado único, incluidos los productos importados en dicho mercado, como un mecanismo de ajuste de carbono en frontera o un impuesto añadido sobre el carbono que reemplazaría gradualmente la proporción del actual recurso propio procedente del IVA.

INFORMACIÓN SOBRE LA APROBACIÓNEN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

7.12.2017

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

37

7

1

Miembros presentes en la votación final

Marco Affronte, Zoltán Balczó, Ivo Belet, Biljana Borzan, Paul Brannen, Soledad Cabezón Ruiz, Nessa Childers, Miriam Dalli, Angélique Delahaye, Stefan Eck, Bas Eickhout, Karl-Heinz Florenz, Gerben-Jan Gerbrandy, Arne Gericke, Jens Gieseke, Sylvie Goddyn, Françoise Grossetête, Jytte Guteland, Karin Kadenbach, Urszula Krupa, Peter Liese, Norbert Lins, Susanne Melior, Rory Palmer, Piernicola Pedicini, Pavel Poc, John Procter, Julia Reid, Annie Schreijer-Pierik, Jadwiga Wiśniewska, Damiano Zoffoli

Suplentes presentes en la votación final

Jørn Dohrmann, Herbert Dorfmann, Luke Ming Flanagan, Martin Häusling, Krzysztof Hetman, Merja Kyllönen, Gesine Meissner, Nuno Melo, Ulrike Müller, Gabriele Preuß, Bart Staes, Claude Turmes

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Norbert Erdős, Sven Schulze

VOTACIÓN FINAL NOMINALEN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

37

+

ALDE

Gerben-Jan Gerbrandy, Gesine Meissner, Ulrike Müller

EFDD:

Piernicola Pedicini

GUE/NGL:

Stefan Eck, Merja Kyllönen

NI:

Zoltán Balczó

PPE:

Ivo Belet, Angélique Delahaye, Herbert Dorfmann, Norbert Erdős, Karl-Heinz Florenz, Jens Gieseke, Françoise Grossetête, Krzysztof Hetman, Peter Liese, Norbert Lins, Nuno Melo, Annie Schreijer-Pierik, Sven Schulze

S&D:

Biljana Borzan, Paul Brannen, Soledad Cabezón Ruiz, Nessa Childers, Miriam Dalli, Jytte Guteland, Karin Kadenbach, Susanne Melior, Rory Palmer, Pavel Poc, Gabriele Preuß, Damiano Zoffoli

Verts/ALE:

Marco Affronte, Bas Eickhout, Martin Häusling, Bart Staes, Claude Turmes

7

-

ECR:

Jørn Dohrmann, Arne Gericke, Urszula Krupa, John Procter, Jadwiga Wiśniewska

EFDD:

Julia Reid

ENF:

Sylvie Goddyn

1

0

GUE/NGL:

Luke Ming Flanagan

Explicación de los signos utilizados

+  :  a favor

-  :  en contra

0  :  abstenciones


OPINIÓN de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural (24.1.2018)

para la Comisión de Presupuestos

sobre la reforma del sistema de recursos propios de la Unión

(2017/2053(INI))

Ponente de opinión: Nicola Caputo

SUGERENCIAS

La Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural pide a la Comisión de Presupuestos, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de resolución que apruebe:

1.  Pide que se lleve a cabo una reforma en profundidad del sistema de recursos propios sin aumentar la carga fiscal para los contribuyentes europeos, con prioridades claras y nuevos recursos propios que permitan reducir la parte correspondiente a las contribuciones basadas en la RNB, que representaron el 65,4 % de los ingresos de la Unión en 2016; señala que, aunque la mayoría de los ingresos de la Unión todavía proceden en efecto de las RNB nacionales y de las contribuciones del IVA, estas no se consideran auténticos recursos propios; subraya que la Unión necesita una forma estable de obtener recursos propios y observa que, en consecuencia, los recargos aduaneros, por ejemplo, no pueden ser previstos como ingresos y, por la misma razón, no son aptos como fuente de ingresos que pueda planificarse; pide asimismo que se suprima de forma progresiva cualquier tipo de descuento; destaca que el sistema actual incluye unos mecanismos de corrección complejos y opacos que contribuyen a la insuficiencia de créditos de pago que se registra cada año;

2.  Señala que el informe del Grupo de Alto Nivel «Recursos Propios» presenta nuevas propuestas, incluida la reforma del recurso propio del IVA y del régimen de comercio de derechos de emisión de la Unión Europea, un gravamen sobre las emisiones de CO2, la imposición del transporte, la imposición de la electricidad e ingresos procedentes del mercado único digital; destaca que la introducción de nuevos recursos propios podría aumentar la coherencia política entre la parte correspondiente a los ingresos y la correspondiente a los gastos del presupuesto; hace hincapié en que, a pesar de estas propuestas, las contribuciones de los Estados miembros deben seguir siendo un recurso propio fundamental en un sistema más simple, más transparente y equitativo y democráticamente responsable en el que los ingresos se gasten razonablemente;

3.  Pide a todas las partes que extraigan las conclusiones oportunas del informe del Grupo de Alto Nivel «Recursos Propios» y que analicen la viabilidad de las recomendaciones para contribuir a que el presupuesto de la Unión sea más transparente, estable, simple, coherente, justo y predecible, respetando el principio de subsidiariedad, pero sin dejar de ahondar su carácter solidario y redistributivo entre países más ricos y más pobres; observa, en este sentido, que el actual sistema de recursos propios se caracteriza por un alto nivel de complejidad, lo que conlleva una falta de transparencia que debe resolverse con un esfuerzo conjunto entre las instituciones de la Unión y los Estados miembros;

4.  Señala que estos nuevos tipos de recursos propios son esenciales para financiar nuevos cometidos de la Unión en ámbitos como la migración, el acuerdo de París sobre cambio climático, la seguridad interna y la defensa y para compensar la pérdida de ingresos de entre 9 000 y 12 000 millones EUR anuales que se podría derivar del brexit; observa asimismo que, a fin de preservar el valor añadido europeo del presupuesto de la Unión, se necesitan nuevos recursos propios para permitir a la Unión financiar adecuadamente tanto sus políticas tradicionales como sus nuevas prioridades, evitando los posibles recortes de gastos en la política agrícola común (PAC) presentados en el documento de reflexión de la Comisión sobre el futuro de las finanzas de la UE;

5.  Destaca que los aranceles agrícolas son tanto un instrumento político como una herramienta de financiación para la PAC y que los acuerdos de libre comercio provocarán un descenso de los ingresos procedentes de aranceles; observa que en el informe del Grupo de Alto Nivel «Recursos Propios» se recomienda que se mantengan dentro del presupuesto de la PAC en el futuro, ya que se trata de unos recursos propios simples, eficientes y genuinos para la Unión; observa que el porcentaje de recursos propios tradicionales ha descendido constantemente a lo largo de los años, ya que la reducción del promedio de los derechos aduaneros no se ha visto compensada de manera suficiente con incrementos en los volúmenes comerciales;

6.  Hace hincapié en que los ingresos adicionales, incluidas las multas de competencia y los derechos de aduana más elevados de lo previsto, no conllevan posibilidades adicionales de gasto, sino menores contribuciones basadas en la RNB;

7.  Señala que un recurso propio procedente de un IVA reformado (que sustituya al actual), un recurso propio basado en el impuesto de sociedades, un impuesto sobre las transacciones financieras u otros impuestos sobre actividades económicas tendrían la ventaja de mejorar el funcionamiento del mercado único;

8.  Destaca el valor añadido de la PAC en el fomento de la innovación, la competitividad y la sostenibilidad del sector agrario y en el refuerzo de la seguridad alimentaria y del medio ambiente en la Unión a largo plazo, garantizando la estabilidad de los precios de los alimentos a través de unas rentas agrícolas más estables y de medidas de desarrollo rural sostenible que invierten en comunidades y explotaciones rurales y, de este modo, evitan el éxodo rural y aprovechan el potencial de las zonas rurales; reconoce la necesidad de una reforma de la PAC a fin de generar credibilidad y una justificación para mantener el apoyo entre el público no agrario con más beneficios públicos medioambientales y garantizar una distribución más equitativa de los pagos entre los Estados miembros y dentro de ellos; por último, hace hincapié en la necesidad de salvaguardar la contribución de los aranceles agrícolas a las finanzas de la Unión;

9.  Señala que la PAC, en primer lugar, proporciona diariamente productos alimenticios asequibles y de gran calidad a cerca de 500 millones de ciudadanos europeos; observa asimismo que a cada ciudadano de la Unión esto le cuesta de media 32 céntimos diarios como contribución a unos alimentos sanos y seguros y a un patrimonio rural diverso; subraya, por tanto, que la PAC, como la única política plenamente integrada a escala de la Unión, aporta el valor añadido europeo más elevado y que una política agrícola financiada a nivel nacional resultaría ostensiblemente más cara;

10.  Subraya que también se puede lograr una mejora indirecta de los ingresos por medio de la simplificación de la política agrícola común y de la reducción de sus trámites burocráticos;

11.  Pide que la financiación asignada al sector agrícola a través del mecanismo de disciplina financiera que no haya sido empleada esté disponible en su totalidad en forma de pagos directos en el próximo ejercicio presupuestario;

12.  Considera que la PAC es eficaz y debe reafirmar su legitimidad como uno de los principales instrumentos de acción de la Unión en lo que se refiere al mantenimiento y la creación de empleo en las zonas rurales, especialmente en el sector agrícola.

INFORMACIÓN SOBRE LA APROBACIÓN EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

23.1.2018

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

28

7

5

Miembros presentes en la votación final

John Stuart Agnew, Clara Eugenia Aguilera García, Eric Andrieu, Richard Ashworth, José Bové, Daniel Buda, Nicola Caputo, Paolo De Castro, Jean-Paul Denanot, Albert Deß, Jørn Dohrmann, Herbert Dorfmann, Norbert Erdős, Edouard Ferrand, Luke Ming Flanagan, Martin Häusling, Esther Herranz García, Peter Jahr, Ivan Jakovčić, Jarosław Kalinowski, Zbigniew Kuźmiuk, Philippe Loiseau, Mairead McGuinness, Ulrike Müller, James Nicholson, Maria Noichl, Marijana Petir, Laurenţiu Rebega, Bronis Ropė, Ricardo Serrão Santos, Czesław Adam Siekierski, Tibor Szanyi, Marc Tarabella, Marco Zullo

Suplentes presentes en la votación final

Franc Bogovič, Stefan Eck, Jens Gieseke, Maria Heubuch, Karin Kadenbach, Momchil Nekov, Sofia Ribeiro, Annie Schreijer-Pierik, Hannu Takkula, Tom Vandenkendelaere, Thomas Waitz

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Stanisław Ożóg

VOTACIÓN FINAL NOMINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

28

+

ALDE

Ivan Jakovčić, Ulrike Müller, Hannu Takkula

EFDD

Marco Zullo

ENF

Rebega Laurentiu

PPE

Franc Bogovič, Daniel Buda, Albert Deß, Herbert Dorfmann, Norbert Erdős, Jens Gieseke, Esther Herranz García, Mairead McGuinness, Marijana Petir, Sofia Ribeiro, Annie Schreijer-Pierik, Czesław Adam Siekierski, Tom Vandenkendelaere

S&D

Clara Eugenia Aguilera García, Eric Andrieu, Nicola Caputo, Paolo De Castro, Jean-Paul Denanot, Karin Kadenbach, Maria Noichl, Ricardo Serrão Santos, Tibor Szanyi, Marc Tarabella

7

-

ECR

Jørn Dohrmann, Zbigniew Kuźmiuk, James Nicholson, Stanisław Ożóg

EFDD

John Stuart Agnew

GUE/NGL

Stefan Eck, Luke Ming Flanagan

5

0

ECR

Richard Ashworth

ENF

Philippe Loiseau

VERTS/ALE

José Bové, Martin Häusling, Bronis Ropė

Explicación de los signos utilizados

+  :  a favor

-  :  en contra

0  :  abstenciones


OPINIÓN de la Comisión de Asuntos Constitucionales (11.10.2017)

para la Comisión de Presupuestos

sobre la reforma del sistema de recursos propios de la Unión

(2017/2053(INI))

Ponente de opinión: Mercedes Bresso

SUGERENCIAS

La Comisión de Asuntos Constitucionales pide a la Comisión de Presupuestos, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

1.  Reitera su firme apoyo a una reforma integral del sistema europeo de recursos propios de la Unión; recuerda que el actual sistema de recursos propios contradice el espíritu de los Tratados, puesto que el artículo 310, apartado 4, del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE) establece que la Unión no adoptará actos que puedan incidir en el presupuesto sin dar garantías de que tales gastos puedan ser financiados dentro del límite de los recursos propios de la Unión, y que el artículo 311 del TFUE establece que el presupuesto de la Unión será financiado íntegramente con cargo a los recursos propios; subraya, no obstante, que los principales ingresos de la Unión provienen, en realidad, de las contribuciones nacionales en concepto de un porcentaje de la RNB (69,1 %) y del IVA (12,4 %), que no se consideran auténticos recursos propios al haber dado lugar a un juego de suma cero entre los Estados miembros;

2.  Hace hincapié en que el sistema actual de recursos propios se caracteriza por un grado de complejidad y una falta de transparencia considerables; pide, por tanto, a las instituciones europeas y a los Estados miembros que aborden estas carencias de manera eficaz y constructiva;

3.  Considera que debe reforzarse el papel del Parlamento en el procedimiento de adopción de los recursos propios; considera que pasar de la votación por unanimidad a la votación por mayoría cualificada y a la aplicación del procedimiento legislativo ordinario para la adopción de los recursos propios concedería al Parlamento y al Consejo los mismos derechos a la hora de tomar decisiones tanto en materia de ingresos como de gastos del presupuesto de la Unión;

4.  Subraya la importancia de aprovechar la oportunidad que brinda el brexit para reformar el sistema actual de descuentos y correcciones, que no solo vulneran la letra y el espíritu de los Tratados, sino que también han provocado que los debates giren en torno al efecto del «saldo neto» de las contribuciones de los Estados miembros, en vez de en torno al valor añadido europeo del presupuesto de la Unión, sin tener en cuenta los efectos indirectos de este;

5.  Hace hincapié en que, siguiendo las recomendaciones del Grupo de Alto Nivel sobre Recursos Propios, debe dotarse al presupuesto de la Unión de un auténtico sistema de recursos propios;

6.  Pide a la Comisión que inicie una labor de reflexión sobre cómo convertir en ingresos del presupuesto de la Unión los fondos generados directamente por las políticas de la Unión;

7.  Considera que toda reforma del sistema de recursos propios debe fundamentarse en los principios de equidad, estabilidad, unidad, solidaridad, sostenibilidad, subsidiariedad y comprensibilidad para la ciudadanía europea; recuerda los principios enumerados en el informe Monti y utilizados por el Grupo de Alto Nivel sobre Recursos Propios para examinar la posible introducción de nuevos recursos propios y considera que pueden ser de utilidad para orientar el proceso de reflexión sobre las reformas; subraya, además, la importancia de garantizar ingresos suficientes para el presupuesto de la Unión a fin de financiar las políticas de la Unión de forma adecuada y creíble, en particular tras el brexit;

8.  Considera que la reforma relativa a los ingresos debe ir de la mano de la reforma en materia de gastos a fin de aumentar el valor añadido europeo del gasto de la Unión garantizando un vínculo visible entre este gasto y las políticas y prioridades de la Unión y apoyando las políticas de la Unión en ámbitos clave de competencias de la Unión con mayores posibilidades de aportar un valor añadido europeo, como el mercado único, la protección del medio ambiente y la acción por el clima, la unión de la energía, la política común de defensa y la reducción de la heterogeneidad fiscal en el mercado único, tal y como se recomienda en el informe Monti(1);

9.  Recuerda, de cara a futuras reformas, la importancia de preservar la unidad del presupuesto de la Unión y limitar la utilización de programas y vehículos que funcionen al margen del presupuesto de la Unión, reservando estos últimos para casos estrictamente justificados y sometiéndolos a una vigilancia adecuada, de conformidad con las recomendaciones del Grupo de Alto Nivel sobre Recursos Propios;

10.  Advierte de la necesidad de una reflexión exhaustiva sobre los efectos que el debate sobre el futuro de la Unión, iniciado por la Comisión en marzo de 2017, tendrá en la reforma del sistema de recursos propios; opina que los cinco escenarios para el futuro de la Unión que presentó la Comisión en marzo de 2017 requerirían financiación adicional, procedente de unos auténticos recursos propios, para la consecución de los objetivos previstos en el artículo 3 del Tratado de la Unión Europea, integrados hoy en las nuevas prioridades de la Unión; insiste en la importancia de respetar la unidad del presupuesto y de reducir ―y no aumentar― su complejidad a fin de garantizar la coherencia tanto interna como externa de las políticas de la Unión;

INFORMACIÓN SOBRE LA APROBACIÓN EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

11.10.2017

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

14

3

0

Miembros presentes en la votación final

Mercedes Bresso, Richard Corbett, Pascal Durand, Danuta Maria Hübner, Diane James, Alain Lamassoure, Maite Pagazaurtundúa Ruiz, Markus Pieper, Paulo Rangel, György Schöpflin, Pedro Silva Pereira, Claudia Țapardel, Kazimierz Michał Ujazdowski

Suplentes presentes en la votación final

Ashley Fox, Enrique Guerrero Salom, Jérôme Lavrilleux, Jasenko Selimovic

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Tadeusz Zwiefka

VOTACIÓN FINAL NOMINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

14

+

ALDE

Maite Pagazaurtundúa Ruiz, Jasenko Selimovic

PPE

Danuta Maria Hübner, Alain Lamassoure, Jérôme Lavrilleux, Paulo Rangel, György Schöpflin, Tadeusz Zwiefka

S&D

Mercedes Bresso, Richard Corbett, Enrique Guerrero Salom, Pedro Silva Pereira, Claudia Țapardel

VERTS/ALE

Pascal Durand

3

-

ECR

Ashley Fox, Kazimierz Michał Ujazdowski

NI

Diane James

0

0

 

 

Nota: Markus Pieper (PPE) anuncia que también votó a favor del proyecto de opinión

Explicación de los signos utilizados

+  :  a favor

-  :  en contra

0  :  abstenciones

(1)

Informe final y recomendaciones del Grupo de Alto Nivel sobre Recursos Propios titulado «La financiación futura de la UE», de diciembre de 2016.


INFORMACIÓN SOBRE LA APROBACIÓNEN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO

Fecha de aprobación

22.2.2018

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

31

4

1

Miembros presentes en la votación final

Nedzhmi Ali, Lefteris Christoforou, Gérard Deprez, Manuel dos Santos, André Elissen, José Manuel Fernandes, Eider Gardiazabal Rubial, Jens Geier, Esteban González Pons, John Howarth, Zbigniew Kuźmiuk, Vladimír Maňka, Siegfried Mureşan, Jan Olbrycht, Urmas Paet, Paul Rübig, Petri Sarvamaa, Jordi Solé, Patricija Šulin, Eleftherios Synadinos, Indrek Tarand, Isabelle Thomas, Inese Vaidere, Daniele Viotti, Tiemo Wölken, Marco Zanni

Suplentes presentes en la votación final

Xabier Benito Ziluaga, Jean-Paul Denanot, Janusz Lewandowski, Ivana Maletić, Stanisław Ożóg, Pavel Poc, Nils Torvalds, Helga Trüpel, Tomáš Zdechovský

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Anders Primdahl Vistisen


VOTACIÓN FINAL NOMINALEN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO

31

+

ALDE

Nedzhmi Ali, Gérard Deprez, Urmas Paet, Nils Torvalds

ECR

Zbigniew Kuźmiuk, Stanisław Ożóg

PPE

Lefteris Christoforou, José Manuel Fernandes, Esteban González Pons, Janusz Lewandowski, Ivana Maletić, Siegfried Mureşan, Jan Olbrycht, Paul Rübig, Petri Sarvamaa, Patricija Šulin, Inese Vaidere, Tomáš Zdechovský

S&D

Jean-Paul Denanot, Eider Gardiazabal Rubial, Jens Geier, John Howarth, Vladimír Maňka, Pavel Poc, Isabelle Thomas, Daniele Viotti, Tiemo Wölken, Manuel dos Santos

VERTS/ALE

Jordi Solé, Indrek Tarand, Helga Trüpel

4

-

ECR

Anders Primdahl Vistisen

ENF

André Elissen, Marco Zanni

NI

Eleftherios Synadinos

1

0

GUE/NGL

Xabier Benito Ziluaga

Explicación de los signos utilizados

+  :  a favor

-  :  en contra

0  :  abstenciones

Última actualización: 9 de marzo de 2018Aviso jurídico