Procedimiento : 2017/2052(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A8-0048/2018

Textos presentados :

A8-0048/2018

Debates :

PV 13/03/2018 - 13
CRE 13/03/2018 - 13

Votaciones :

PV 14/03/2018 - 8.9

Textos aprobados :

P8_TA(2018)0075

INFORME     
PDF 1217kWORD 228k
28.2.2018
PE 615.478v02-00 A8-0048/2018

sobre el próximo MFP: preparación de la posición del Parlamento sobre el MFP posterior a 2020

(2017/2052(INI))

Comisión de Presupuestos

Ponentes: Jan Olbrycht, Isabelle Thomas

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO
 OPINIÓN de la Comisión de Asuntos Exteriores
 OPINIÓN de la Comisión de Desarrollo
 OPINIÓN de la Comisión de Control Presupuestario
 OPINIÓN de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria
 OPINIÓN de la Comisión de Transportes y Turismo
 OPINIÓN de la Comisión de Desarrollo Regional
 OPINIÓN de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural
 OPINIÓN de la Comisión de Pesca
 OPINIÓN de la Comisión de Cultura y Educación
 OPINIÓN de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior
 OPINIÓN de la Comisión de Asuntos Constitucionales
 OPINIÓN de la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género
 INFORMACIÓN SOBRE LA APROBACIÓNEN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO
 VOTACIÓN FINAL NOMINALEN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO

sobre el próximo MFP: preparación de la posición del Parlamento sobre el MFP posterior a 2020

(2017/2052(INI))

El Parlamento Europeo,

–  Vistos los artículos 311, 312 y 323 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE),

–  Vistos el Reglamento (UE, Euratom) n.º 1311/2013 del Consejo, de 2 de diciembre de 2013, por el que se establece el marco financiero plurianual para el período 2014-2020(1) y su modificación posterior mediante el Reglamento (UE, Euratom) n.º 2017/1123 del Consejo, de 20 de junio de 2017(2),

–  Visto el Acuerdo Interinstitucional, de 2 de diciembre de 2013, entre el Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión sobre disciplina presupuestaria, cooperación en materia presupuestaria y buena gestión financiera(3),

–  Vista su Resolución, de 6 de julio de 2016, sobre la preparación de la revisión postelectoral del MFP 2014-2020: recomendaciones del Parlamento previas a la propuesta de la Comisión(4),

–  Visto el documento de reflexión de la Comisión, de 28 de junio de 2017, sobre el futuro de las finanzas de la UE (COM(2017)0358),

–  Vista su Resolución, de 24 de octubre de 2017, sobre el documento de reflexión sobre el futuro de las finanzas de la UE(5),

–  Vista la Resolución 70/1 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, titulada «Transformar nuestro mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible»,

–  Vista su Resolución, de 19 de enero de 2017, sobre un pilar europeo de derechos sociales(6),

–  Vista la ratificación del Acuerdo de París por el Parlamento Europeo y el Consejo el 4 de octubre de 2016(7),

–  Visto el informe de la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea titulado «Challenges facing civil society organisations working on human rights in the EU» (Retos a los que se enfrentan las organizaciones de la sociedad civil relacionadas con los derechos humanos en la Unión),

–  Visto el dictamen de iniciativa del Comité Económico y Social Europeo sobre la financiación de las organizaciones de la sociedad civil por la UE,

–  Vistos el informe de la Comisión de Presupuestos, las opiniones de la Comisión de Asuntos Exteriores, de la Comisión de Desarrollo y de la Comisión de Control Presupuestario, la posición en forma de enmiendas de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales, y las opiniones de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria, de la Comisión de Industria, Investigación y Energía, de la Comisión de Transportes y Turismo, de la Comisión de Desarrollo Regional, de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural, de la Comisión de Pesca, de la Comisión de Cultura y Educación, de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior, de la Comisión de Asuntos Constitucionales y de la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género (A8-0048/2018),

A.  Considerando que el actual marco financiero plurianual (MFP) se acordó en 2013 y supuso, por primera vez, una reducción en términos reales de los créditos tanto de compromiso como de pago, en comparación con el anterior período de programación financiera a pesar de las crecientes competencias de la Unión y de las ambiciones enunciadas en el Tratado de Lisboa y en la Estrategia Europa 2020, respectivamente; que el MFP implicaba también una diferencia significativa entre el nivel de créditos de compromiso y de pago, lo que contribuyó a la acumulación de facturas impagadas en los dos primeros años del MFP; que la adopción tardía del MFP y de las bases jurídicas correspondientes contribuyó a retrasos en la ejecución, cuyas repercusiones se siguen notando hoy en día y que pueden dar lugar a una acumulación de solicitudes de pago al final del actual MFP y afectar al próximo período; que, gracias a la insistencia del Parlamento, en el MFP se incluyeron nuevas disposiciones con el fin de utilizar sus límites máximos globales en la mayor medida posible y prever mecanismos de flexibilidad;

B.  Considerando que el MFP 2014-2020 demostró rápidamente que no era adecuado para satisfacer las necesidades reales y las ambiciones políticas, ya que, desde un principio, tuvo que hacer frente a una serie de crisis y a nuevos retos en los ámbitos de la inversión, la exclusión social, la migración y los refugiados, el empleo juvenil, la seguridad, la agricultura, el medio ambiente y el cambio climático que no se habían previsto en el momento de su adopción; que, como consecuencia de ello, el actual MFP ya había alcanzado el límite tras solo dos años de aplicación, ya que los márgenes disponibles se habían agotado, las disposiciones de flexibilidad y los instrumentos especiales se habían movilizado sustancialmente, las políticas y los programas existentes habían sido objeto de presiones o incluso se habían reducido y se habían creado algunos mecanismos extrapresupuestarios como modo de compensar el nivel insuficiente y la falta de flexibilidad del presupuesto de la Unión;

C.  Considerando que estas deficiencias ya se habían puesto de manifiesto en el momento del examen y la revisión intermedios del MFP, que se pusieron en marcha a finales de 2016 y debían haber sido objeto de acciones inmediatas, como puso de manifiesto el Parlamento en su Resolución de 6 de julio de 2016; que la revisión intermedia acordada permitió ampliar moderadamente el potencial de las disposiciones existentes en materia de flexibilidad, pero no revisar los límites máximos del MFP;

D.  Considerando que la Comisión presentará su paquete de propuestas sobre el MFP posterior a 2020, incluidos los futuros recursos propios, en mayo de 2018, pese a que el Reglamento (UE) n.º 1311/2013 del Consejo estipula que este debería haberse presentado antes del 1 de enero de 2018; que se espera que, poco después, se presenten proyectos de propuestas legislativas para los programas e instrumentos financieros;

1.  Aprueba la presente Resolución con el fin de exponer la posición del Parlamento sobre el MFP posterior a 2020, con una atención especial a las prioridades previstas, al tamaño, la estructura, la duración, la flexibilidad y otros principios horizontales, y de destacar las orientaciones presupuestarias específicas para las respectivas políticas de la Unión cubiertas por el próximo marco financiero; espera que la Comisión presente la propuesta legislativa para el próximo MFP, junto con un nuevo proyecto de acuerdo interinstitucional que tenga en cuenta las posiciones y las propuestas del Parlamento; hace hincapié en que esta Resolución también proporciona una base para la participación del Parlamento en el procedimiento que conducirá a la adopción del próximo MFP;

2.  Aprueba, en paralelo, una resolución independiente para establecer su posición sobre la reforma del sistema de recursos propios de la Unión, en consonancia con las recomendaciones del Grupo de Alto Nivel sobre Recursos Propios; pide a la Comisión que tenga debidamente en cuenta la posición del Parlamento al elaborar las propuestas legislativas sobre los recursos propios de la Unión, que deben ser ambiciosas en cuanto a su alcance y se deben presentar al mismo tiempo que las propuestas relativas al MFP; hace hincapié en que tanto los gastos como los ingresos del próximo MFP serán tratados como un único paquete en las próximas negociaciones y que no se alcanzará un acuerdo sobre el MFP si no hay progresos similares sobre los recursos propios;

I. Las prioridades del próximo MFP y los desafíos que plantea

3.  Acoge con satisfacción el debate sobre el próximo MFP como una oportunidad para preparar el terreno para una Europa más fuerte y más sostenible a través de uno de sus instrumentos más tangibles, a saber, el presupuesto de la Unión; considera que el próximo MFP debe integrarse en una estrategia y una reflexión más amplias sobre el futuro de Europa; considera que el MFP debe ser la traducción de los proyectos y las prioridades políticas de la Unión en medios presupuestarios;

4.  Está convencido de que el próximo MFP debe basarse en las políticas y las prioridades consolidadas de la Unión, que tienen por objeto defender la paz, la democracia, el Estado de Derecho, los derechos humanos y la igualdad de género, impulsar el bienestar, el crecimiento económico sostenible y a largo plazo y la investigación y la innovación, proporcionar empleo de calidad que dé lugar a puestos de trabajo dignos, luchar contra el cambio climático y fomentar la cohesión económica, social y territorial, así como la solidaridad entre los Estados miembros y sus ciudadanos; considera que estos tres pilares son requisitos previos para el correcto funcionamiento del mercado único y de la Unión Económica y Monetaria, así como para reforzar la posición de Europa en el mundo; considera que son más importantes que nunca para los futuros proyectos de Europa;

5.  Considera que el próximo MFP debe permitir a la Unión ofrecer soluciones y salir fortalecida de las crisis de la década: la crisis económica y financiera, el desempleo juvenil, la pobreza persistente y la exclusión social, el fenómeno de la migración y los refugiados, el cambio climático y los desastres naturales, el deterioro medioambiental y la pérdida de biodiversidad, el terrorismo y la inestabilidad, por mencionar solo algunos ejemplos; subraya que estos retos transfronterizos mundiales con implicaciones nacionales ponen de manifiesto la interdependencia de nuestras economías y sociedades, y destacan la necesidad de adoptar medidas conjuntas;

6.  Destaca que la Unión debe responder a su compromiso de encabezar la aplicación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ODS), que proporcionan una hoja de ruta global para lograr sociedades más sostenibles, equitativas y prósperas dentro de los límites del planeta; subraya que el próximo MFP debe estar en consonancia con los ODS; celebra el compromiso adquirido por la Comisión de integrar los ODS en todas las políticas e iniciativas de la Unión; espera que la Unión cumpla sus compromisos con respecto a esos objetivos; destaca, asimismo, que la proclamación del pilar europeo de derechos sociales y el compromiso de la Unión y los Estados miembros de garantizar una Europa más social debe financiarse con los recursos financieros adecuados; considera que, tras el Acuerdo de París, es preciso incrementar significativamente el gasto relacionado con el clima con respecto al actual MFP y alcanzar el 30 % tan pronto como sea posible, a más tardar, en 2027;

7.  Hace hincapié en que el próximo MFP brinda una oportunidad para que la Unión demuestre que está unida y que es capaz de responder a acontecimientos políticos como el brexit, el auge de los movimientos populistas y nacionalistas, y los cambios en el liderazgo mundial; subraya que las divisiones y el egocentrismo no son una respuesta a los problemas mundiales y a las preocupaciones de los ciudadanos; considera que las negociaciones sobre el brexit, en particular, demuestran que las ventajas de pertenecer a la Unión superan con creces los costes de la contribución a su presupuesto; pide, en este sentido, la plena observancia del marco de los compromisos previamente asumidos, como en el caso del Acuerdo del Viernes Santo, en lo que respecta al Estado de Derecho y la democracia;

8.  Pide, por tanto, un apoyo constante a las políticas existentes, en particular las políticas tradicionales de la Unión consagradas en los Tratados, a saber, la política agrícola común y la política pesquera común, así como la política de cohesión, dado que aportan beneficios tangibles del proyecto europeo a los ciudadanos de la Unión; rechaza cualquier intento de renacionalización de estas políticas, ya que ello no contribuiría a reducir la carga financiera que pesa sobre los contribuyentes y los consumidores ni a lograr mejores resultados, sino que impediría el crecimiento, la solidaridad y el funcionamiento del mercado único, aumentando aún más al mismo tiempo las desigualdades y las disparidades entre territorios y sectores económicos; tiene la intención de garantizar el mismo nivel de financiación de la UE-27 para estas políticas en el próximo período de programación, mejorando al mismo tiempo su eficacia y simplificando los procedimientos vinculados a ellas;

9.  Considera que Europa debe ofrecer perspectivas a las generaciones más jóvenes, así como a las empresas orientadas al futuro que contribuyen al éxito de la Unión en la escena mundial; muestra su determinación con vistas a reforzar sustancialmente dos de sus programas emblemáticos, a saber, el Programa Marco de Investigación y el programa Erasmus+, que, con sus medios actuales, no pueden satisfacer la elevada demanda de candidatos de alta calidad; reitera con firmeza su apoyo al aumento sustancial de los recursos para luchar contra el desempleo juvenil y su apoyo a las pequeñas y medianas empresas a través de los programas sucesores de la Iniciativa de Empleo Juvenil y el Programa para la Competitividad de las Empresas y para las Pequeñas y Medianas Empresas (COSME); apoya, asimismo, el refuerzo del Mecanismo «Conectar Europa» (MCE) 2.0;

10.  Pide a la Unión que asuma su papel en tres ámbitos políticos emergentes con dimensiones interna y externa, que han surgido en el transcurso del actual MFP:

–  desarrollando y financiando una política de asilo, migración e integración global y abordando las causas profundas de la migración y los desplazamientos en terceros países,

–  reforzando la protección de las fronteras exteriores y promoviendo la estabilidad, en particular salvaguardando los derechos humanos en el extranjero, así como mediante la prevención de conflictos y las políticas de desarrollo exterior,

–  aportando seguridad interior común a los ciudadanos europeos y poniendo en común los conocimientos y las capacidades en el ámbito de la defensa, destacando al mismo tiempo que las acciones emprendidas en estos ámbitos no deben ir en detrimento de las políticas de desarrollo de la Unión;

11.  Hace hincapié en que el futuro marco debería integrar dos nuevos tipos de apoyo financiero que ocupan un lugar destacado en el programa económico de la Unión, a saber, la continuación de los regímenes de apoyo a la inversión, como el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas, y el desarrollo de una función de estabilización para los Estados miembros de la zona del euro, posiblemente a través del Fondo Monetario Europeo propuesto, conjuntamente con un instrumento de convergencia específico para los Estados miembros que vayan a unirse al euro;

12.  Subraya que, como primer paso, la capacidad presupuestaria específica de la zona del euro debe formar parte del presupuesto de la Unión, contabilizada por encima de los límites máximos del marco financiero plurianual, sin perjuicio del resto de los programas del MFP, y debe ser financiada por la zona del euro y por otros miembros participantes a través de una fuente de ingresos acordada entre los Estados miembros participantes y considerada como ingresos y garantías asignados; considera que la capacidad presupuestaria, una vez estabilizada, podría financiarse a través de auténticos recursos propios, siguiendo las recomendaciones del informe Monti sobre la futura financiación de la Unión;

13.  Reitera el principio de que las nuevas prioridades políticas deben ir acompañadas de medios financieros adicionales, ya surjan en el momento de la adopción de un nuevo MFP o en el curso de su aplicación, y destaca que la financiación de las nuevas necesidades no debe ir en detrimento de las políticas y los programas existentes; espera, además, que se prevean disposiciones de flexibilidad adecuadas para dar cabida a circunstancias imprevistas que puedan surgir en el curso del MFP;

14.  Considera que una Europa solo será más fuerte y más ambiciosa si dispone de más medios financieros; pide, a la luz de los retos y prioridades mencionados, y teniendo en cuenta la salida del Reino Unido de la Unión, un aumento significativo del presupuesto de la Unión; estima que los límites máximos de gastos del MFP que se necesitan corresponden al 1,3 % de la RNB de la UE-27, a pesar de la gama de instrumentos que deben contabilizarse por encima de los límites máximos;

15.  Está convencido de que, a menos que el Consejo decida un aumento considerable del nivel de las contribuciones nacionales al presupuesto de la Unión, la introducción de nuevos y auténticos recursos propios de la Unión sigue siendo la única opción para financiar adecuadamente el próximo MFP;

II. Cuestiones horizontales

Principios del presupuesto de la Unión Europea y sinceridad presupuestaria

16.  Recuerda los principios presupuestarios europeos de unidad, veracidad presupuestaria, anualidad, equilibrio, universalidad, especialidad, adicionalidad, subsidiariedad, buena gestión financiera y transparencia, que deben respetarse en el establecimiento y la ejecución del presupuesto de la Unión;

17.  Reitera la posición que defiende desde hace tiempo según la cual la ambición política de la Unión debe ir acompañada de recursos financieros adecuados, y recuerda que el artículo 311 del TFUE establece que la Unión «se dotará de los medios necesarios para alcanzar sus objetivos y para llevar a cabo sus políticas»;

18.  Señala, en este contexto, que la plena aplicación de las decisiones e iniciativas políticas adoptadas por el Consejo Europeo solo es posible si se garantiza la financiación necesaria, y subraya que cualquier otro planteamiento menoscaba la sinceridad del presupuesto de la Unión y la confianza de los ciudadanos;

19.  Considera que el MFP, al traducir las prioridades políticas de la Unión en inversiones concretas, es un instrumento excelente para la planificación a largo plazo del gasto de la Unión y para garantizar un cierto nivel estable de inversión pública en los Estados miembros; lamenta, no obstante, la falta de una estrategia a largo plazo acordada mutuamente antes de la adopción del próximo MFP; recuerda, además, que el presupuesto de la Unión es sobre todo un presupuesto de inversión que sirve de fuente de financiación adicional y complementaria para las acciones emprendidas a escala nacional, regional y local;

Duración

20.  Opina que la decisión sobre la duración del MFP debería reflejar un equilibrio adecuado entre dos requisitos contradictorios, a saber, por una parte, la necesidad de que varias políticas de la Unión —en particular las de gestión compartida, como la agricultura y la cohesión— funcionen sobre la base de la estabilidad y la previsibilidad garantizadas mediante un compromiso de siete años como mínimo, y, por otra parte, la necesidad de responsabilidad y legitimidad democráticas que se deriva de la sincronización de cada marco financiero con el ciclo político quinquenal del Parlamento Europeo y de la Comisión Europea;

21.  Destaca que, desde el punto de vista político, es imperativo que cada Parlamento recién elegido pueda influir sustancialmente en el MFP durante su ciclo electoral, en términos tanto de importes como de prioridades políticas; pone de relieve que las elecciones al Parlamento Europeo ofrecen a los ciudadanos de la Unión la oportunidad de expresar directamente su posición sobre las prioridades presupuestarias de la Unión, que deben quedar reflejadas en un ajuste postelectoral vinculante del marco financiero; considera, por lo tanto, que durante cada ciclo político, la Comisión debe proponer el establecimiento del siguiente MFP o una revisión intermedia obligatoria del MFP en curso y el Parlamento y el Consejo deben tomar una decisión al respecto;

22.  Subraya que la duración de los MFP debe pasar progresivamente hacia un período de 5+5 años con revisión intermedia obligatoria; pide a la Comisión que elabore una propuesta en la que se definan claramente las modalidades para la aplicación práctica de un marco financiero de 5+5 años; se muestra convencido de que no se puede considerar un único período de cinco años para la duración del MFP, debido a los graves obstáculos que ello impondría en los requisitos de programación y aplicación de diversas políticas de la Unión;

23.  Reconoce, no obstante, que el calendario de las próximas elecciones al Parlamento Europeo, en la primavera de 2019, teniendo en cuenta que el actual MFP finaliza en diciembre de 2020, no permite que se aplique inmediatamente una solución de 5+5 años, ya que los diferentes ciclos no podrían adaptarse de manera satisfactoria; considera, por tanto, que el próximo MFP debería tener una duración de siete años (2021-2027) e incluir una revisión intermedia obligatoria, como solución transitoria que se aplicaría por última vez;

Revisión intermedia

24.  Está convencido de la necesidad de conservar un examen y una revisión intermedios del MFP jurídicamente vinculantes y obligatorios y de sancionarlos en el nuevo Reglamento sobre el MFP; recuerda que la revisión intermedia de 2016 supuso la primera ocasión histórica en que tuvo lugar una verdadera revisión del Reglamento sobre el MFP, y que esta revisión fue valorada positivamente tanto por el Consejo como por el Parlamento, en particular por lo que respecta al refuerzo de las disposiciones del MFP en materia de flexibilidad;

25.  Considera que, para el MFP 2021-2027, la revisión intermedia debe ser propuesta y decidida con la debida antelación para permitir que el próximo Parlamento y la próxima Comisión ajusten el marco financiero en consecuencia; subraya que cualquier revisión del MFP debería garantizar la participación del Parlamento y salvaguardar sus prerrogativas como rama en pie de igualdad de la Autoridad Presupuestaria; destaca, además, que cualquier revisión real conlleva también la revisión de los límites máximos del MFP, en caso de que se confirme que no son adecuados para el resto del período;

Flexibilidad

26.  Destaca que, durante el actual MFP, la Autoridad Presupuestaria ha aprobado una movilización sustancial de los mecanismos de flexibilidad y los instrumentos especiales incluidos en el Reglamento sobre el MFP, a fin de garantizar los créditos adicionales necesarios para responder a crisis graves o financiar nuevas prioridades políticas;

27.  Considera, por lo tanto, que las disposiciones de flexibilidad en el marco del actual MFP han funcionado bien y han aportado soluciones en relación con la importante financiación necesaria, en particular, para hacer frente a los retos de la migración y los refugiados y para abordar el déficit de inversión; recuerda que el Parlamento fue el autor de varias de estas disposiciones, que defendió firmemente durante las últimas negociaciones del MFP;

28.  Considera que sigue siendo necesario reforzar más estas disposiciones para responder mejor a los nuevos retos, a acontecimientos imprevistos y a la evolución de las prioridades políticas que surjan durante la ejecución de un plan a largo plazo como el MFP; pide una mayor flexibilidad para el próximo MFP, lo que permitiría la mayor utilización posible de los límites máximos globales del MFP para los compromisos y los pagos;

Mecanismos de flexibilidad del MFP

29.  Considera que los límites máximos del próximo MFP deben fijarse a un nivel que no solo permita la financiación de las políticas de la Unión, sino también la puesta a disposición de márgenes suficientes en créditos de compromiso para cada rúbrica;

30.  Se muestra convencido de que los márgenes no asignados deben prorrogarse sin restricciones a ejercicios posteriores y ser movilizados por la Autoridad Presupuestaria para cualquier fin que se estime necesario en el marco del procedimiento presupuestario anual; pide, por lo tanto, que se mantenga el margen global para compromisos, pero sin restricción alguna en cuanto a su alcance y duración;

31.  Recuerda que el margen global para compromisos solo puede movilizar los márgenes no asignados hasta el año N-1, una vez que hayan sido confirmados mediante el ajuste técnico que precede a la presentación del proyecto de presupuesto; considera, no obstante, que es fundamental estudiar maneras de movilizar también los márgenes no asignados del año N, a fin de permitir la financiación de las necesidades adicionales que pueden producirse durante ese año;

32.  Cree firmemente que los compromisos autorizados por la Autoridad Presupuestaria deben destinarse para su finalidad inicial, y que deben hacerse todos los esfuerzos posibles para garantizar que esto sea así en todos los ámbitos de actuación; pide a la Comisión, en particular, que continúe trabajando activamente en este sentido; expresa su convicción, no obstante, de que si efectivamente se producen liberaciones de créditos como resultado de la no ejecución total o parcial de las acciones para las que fueron asignados, estos deben ponerse de nuevo a disposición del presupuesto de la Unión y ser movilizados por la Autoridad Presupuestaria en el marco del procedimiento presupuestario anual; considera que las liberaciones de créditos deben integrarse directamente en el margen global para compromisos, y no en determinados instrumentos especiales o reservas;

33.  Recuerda que las liberaciones de créditos derivan de compromisos que ya han sido autorizados por la Autoridad Presupuestaria y que en circunstancias normales deberían haber dado lugar a los pagos correspondientes, si la acción que debían financiar se hubiese realizado conforme a lo previsto; subraya, por tanto, que el reciclaje de las liberaciones de créditos en el presupuesto de la Unión está debidamente justificado, pero no debe ser un medio para eludir las normas de liberación pertinentes previstas en los reglamentos sectoriales;

34.  Destaca la necesidad de garantizar una transferencia total de los márgenes de pago a través del margen global para pagos en todo el MFP; se opone a cualesquiera restricciones o límites aplicados al nivel de los márgenes que pueden transferirse, como ocurre en el actual MFP, y recuerda que estos márgenes solo pueden movilizarse si la Autoridad Presupuestaria decide hacerlo y en la medida que decida; subraya que el margen global para pagos puede ser decisivo para hacer frente a nuevas crisis de pagos que puedan producirse;

35.  Destaca que la posibilidad de revisar los límites máximos debe seguir siendo una opción en el Reglamento sobre el MFP, en caso de circunstancias imprevistas, en las que las necesidades financieras agoten o sobrepasen los márgenes disponibles y los instrumentos especiales; pide que el Reglamento sobre el MFP prevea un procedimiento simplificado para una revisión específica por debajo de un umbral acordado;

36.  Aboga por mantener la posibilidad de concentrar la financiación de cualquier programa de la Unión al principio o al final del período, a fin de permitir una acción anticíclica que corresponda al ritmo de la aplicación real y responder adecuadamente a las grandes crisis; pide, además, que la flexibilidad legislativa, actualmente consagrada en el punto 17 del Acuerdo interinstitucional (AI), que permite ajustar la dotación global de los programas aprobados con arreglo al procedimiento legislativo ordinario hasta +/- 10 %, se amplíe a +/- 15 %;

37.  Subraya la flexibilidad que puede lograrse a través de transferencias dentro de la misma rúbrica del MFP, con objeto de colocar los recursos financieros exactamente donde son necesarios y de garantizar una mejor utilización del presupuesto de la Unión; considera que un menor número de rúbricas contribuye a mejorar la flexibilidad en el MFP; solicita, no obstante, a la Comisión que informe y consulte a la Autoridad Presupuestaria de manera proactiva cuando se aprueben transferencias autónomas considerables;

Instrumentos especiales del MFP

38.  Aprueba la arquitectura general de los instrumentos especiales del MFP, en particular el Instrumento de Flexibilidad, la Reserva para Ayudas de Emergencia, el Fondo de Solidaridad de la Unión Europea y el Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG), y destaca su intensa movilización bajo el actual MFP; pide que se mejoren sus dotaciones financieras y disposiciones operativas;

39.  Pide, en particular, un aumento sustancial de la dotación financiera del Instrumento de Flexibilidad hasta alcanzar anualmente, al menos, los 2 000 millones EUR; recuerda que el Instrumento de Flexibilidad no está vinculado a ningún ámbito concreto de actuación y puede, por tanto, movilizarse para cualquier fin que se estime necesario; considera, por consiguiente, que este instrumento puede movilizarse para cubrir las nuevas necesidades financieras que se produzcan durante el MFP;

40.  Destaca el papel de la Reserva para Ayudas de Emergencia a la hora de ofrecer una respuesta rápida a las necesidades específicas de ayuda de terceros países en caso de imprevistos, y hace hincapié en su particular importancia en el contexto actual; pide un aumento sustancial de su dotación financiera hasta alcanzar una cifra anual de 1 000 millones EUR;

41.  Toma nota, en particular, de la importante movilización del Fondo de Solidaridad de la Unión Europea para prestar asistencia en una serie de graves catástrofes naturales con importantes consecuencias presupuestarias; insiste asimismo en el impacto positivo que este instrumento tiene en la opinión pública; propone el refuerzo de su dotación financiera hasta alcanzar una cifra anual de 1 000 millones EUR;

42.  Considera que la utilización del FEAG, instrumento de solidaridad de la Unión que apoya a los trabajadores que pierden su empleo como consecuencia de grandes cambios estructurales en los patrones del comercio mundial derivados de la globalización o como consecuencia de la crisis económica y financiera mundial, no ha desplegado todo su potencial y podría mejorarse más e integrarse dentro de una estrategia a largo plazo, a fin de llegar de manera eficaz a los trabajadores despedidos y reinsertarlos en el mercado laboral, en todos los Estados miembros; estima que la próxima revisión del FEAG debe incluir un estudio de su alcance y una mejora de su coordinación con otros instrumentos; considera que, en el marco del nuevo MFP, el FEAG revisado debe contar, al menos, con una dotación anual idéntica;

43.  Propone la creación de una reserva especial para los instrumentos especiales del MFP alimentada por los créditos no utilizados de cada instrumento; considera que esta reserva debe funcionar sin limitaciones de tiempo; pide que esta reserva se movilice en favor de cualquier instrumento especial del MFP que deba hacer frente a necesidades financieras superiores a su capacidad financiera, a raíz de una decisión de la Autoridad Presupuestaria;

44.  Señala que actualmente se aplican normas distintas en relación con el período de prórroga de los créditos no utilizados para cada instrumento especial del MFP; considera que estas normas deben armonizarse, a fin de permitir que se aplique una única norma N+1 a todos estos instrumentos;

45.  Considera que el Margen para Imprevistos debe mantenerse como instrumento de último recurso; subraya que este es un instrumento especial que puede movilizarse solo para los créditos de pago, y que dicha movilización fue decisiva para responder a la crisis de pagos de 2014; pide, por tanto, un ajuste al alza de su dotación máxima anual hasta el 0,05 % de la RNB de la Unión;

46.  Subraya que los instrumentos especiales del MFP deben contabilizarse por encima de los límites máximos del MFP, tanto para créditos de compromiso como para créditos de pago; considera que la cuestión de la presupuestación de los pagos de estos instrumentos se resolvió de manera inequívoca durante la revisión intermedia del MFP 2014-2020, poniendo fin al prolongado conflicto de interpretación con el Consejo; aboga por la introducción de una disposición clara en el Reglamento sobre el MFP, que indique que los pagos derivados de la movilización de los créditos de compromiso de los instrumentos especiales del MFP deben contabilizarse por encima de los límites máximos de pago anuales del MFP;

47.  Señala que el AI exige una mayoría especial en el Parlamento para la movilización de tres instrumentos especiales del MFP; considera que esta disposición es obsoleta, ya que refleja las mayorías especiales necesarias para aprobar el presupuesto de la Unión antes del Tratado de Lisboa; pide un enfoque homogéneo respecto a los requisitos de voto para la movilización de estos instrumentos, los cuales deben coincidir con los de la aprobación del presupuesto de la Unión;

Ingresos: reserva especial

48.  Reitera su posición, que ha defendido tradicionalmente, en el sentido de que cualquier ingreso resultante de multas impuestas a las empresas por infringir el Derecho de competencia de la Unión o vinculado a retrasos en los pagos de las contribuciones nacionales al presupuesto de la Unión debe constituir una nueva fuente de ingresos para el presupuesto de la Unión sin que ello conlleve una reducción correspondiente de las contribuciones basadas en la RNB;

49.  Pide para ello que se cree una reserva especial en la parte de ingresos del presupuesto de la Unión, que se irá alimentando progresivamente por todos los tipos de otros ingresos imprevistos; considera que dicha reserva debería crearse para cubrir necesidades de pagos adicionales, en particular los relacionados con la movilización del margen global para compromisos o con los instrumentos especiales del MFP;

Utilización eficiente y eficaz de los recursos de la Unión

50.  Reconoce que el logro de un verdadero valor añadido europeo debe ser uno de los principios rectores principales de las instituciones de la Unión a la hora de decidir acerca de la naturaleza de los gastos en el próximo MFP; señala, no obstante, que este concepto se interpreta de múltiples maneras, y pide que se definan de forma clara, fácilmente comprensible y única los criterios que deben tener en cuenta las especificidades territoriales e incluir, siempre que sea posible, indicadores de resultados mensurables; desaconseja cualquier intento de utilizar tal definición para cuestionar la importancia de las políticas y los programas de la Unión sobre la base de consideraciones económicas exclusivamente cuantitativas o a corto plazo;

51.  Señala que en varios documentos de la Comisión se hace referencia al concepto de valor añadido europeo; reitera la lista de parámetros definidos por el Parlamento en su resolución(8) en este contexto; recuerda que los recursos de la Unión deben utilizarse para financiar bienes públicos europeos, así como para actuar como catalizador que incite a los Estados miembros, en todos los niveles administrativos, a tomar medidas para cumplir los objetivos del Tratado y para alcanzar las metas comunes de la Unión que no podrían realizarse de otro modo; está de acuerdo con la idea de que el presupuesto de la Unión debe utilizarse para financiar acciones que puedan beneficiar a la Unión en su conjunto, lo que ningún Estado miembro puede garantizar eficazmente por sí mismo, y que puedan ofrecer una mejor relación calidad-precio en comparación con las medidas adoptadas exclusivamente a escala nacional, regional o local; considera asimismo que el presupuesto de la Unión debe contribuir al establecimiento y apoyo de la paz y estabilidad en la vecindad europea y más allá; considera que el valor añadido europeo se crea a través de programas tanto de gestión compartida como de gestión directa, al ser dos métodos complementarios que permiten alcanzar los objetivos de la Unión; espera, en este contexto, que los Estados miembros, en las negociaciones sobre el próximo MFP, se abstengan de seguir una lógica de «justo retorno» que solo tenga en cuenta los intereses nacionales;

52.  Considera que la mejora del gasto, es decir, el uso eficiente y no discriminatorio de cada euro del presupuesto de la Unión, no solo puede alcanzarse dirigiendo los recursos de la Unión hacia acciones que tengan el máximo valor añadido europeo y que más contribuyan a la mejora de la ejecución de las políticas y los programas de la Unión, sobre la base de una evaluación en profundidad del gasto actual, sino también consiguiendo mayores sinergias entre el presupuesto de la Unión y los presupuestos nacionales y garantizando mejoras tangibles de la estructura del gasto; respalda las recomendaciones del informe anual de 2016 del Tribunal de Cuentas Europeo sobre un marco de indicadores de evaluación eficaz, una elaboración de informes sobre el rendimiento más racionalizada y equilibrada y un acceso más fácil a los resultados de la evaluación;

53.  Pide una verdadera simplificación del sistema presupuestario de la Unión en el próximo MFP con objeto de facilitar su absorción; subraya, en particular, la necesidad de reducir los solapamientos innecesarios entre los instrumentos que apoyen tipos de medidas similares, por ejemplo en los ámbitos de la innovación, las pymes o el transporte, sin correr el riesgo de perder elementos importantes de los distintos programas, así como la necesidad de eliminar la competencia que existe entre las diferentes formas y fuentes de financiación, con el fin de garantizar la máxima complementariedad y establecer un marco financiero coherente; considera que esto facilitaría una comunicación más clara de las prioridades de la Unión para los ciudadanos;

54.  Subraya que el «chequeo» del gasto de la Unión no puede entrañar una reducción del nivel de ambición de la Unión o una sectorización de las políticas y los programas de la Unión, ni tampoco debería dar lugar a la sustitución de las subvenciones por instrumentos financieros para generar ahorros, ya que la gran mayoría de las acciones respaldadas por el presupuesto de la Unión no son idóneas para ser financiadas por estos instrumentos; es de la opinión de que el «chequeo» debería contribuir a determinar formas de mejorar la aplicación de los programas de gasto de la Unión;

55.  Pide una amplia armonización de las normas con objeto de crear un código normativo único para el conjunto de los instrumentos presupuestarios de la Unión, teniendo en cuenta las características específicas de la financiación y de los distintos sectores; anima a la Comisión a que aborde la cuestión de la combinación de diferentes fuentes de financiación proporcionando directrices claras a este respecto y garantizando el mismo acceso a todos los tipos de financiación en todos los Estados miembros;

56.  Aboga también por la simplificación real de las normas de aplicación sectoriales para los beneficiarios y por la reducción de la carga administrativa mediante una mayor normalización y simplificación de los procedimientos y de los documentos de programación; subraya, asimismo, la necesidad de prever una mayor creación de capacidades y más asistencia técnica para los beneficiarios; pide que se avance hacia una evaluación basada en el riesgo;

Unidad, veracidad presupuestaria y transparencia

57.  Recuerda que el principio de unidad, según el cual todos los ingresos y gastos de la Unión deben consignarse en el presupuesto, es un requisito del Tratado y una condición democrática básica indispensable para que el presupuesto sea transparente, legítimo y responsable; lamenta que este principio se haya ignorado cada vez más, mientras que la complejidad financiera ha aumentado, desde el legado histórico del Fondo Europeo de Desarrollo, pasando por la creación del Mecanismo Europeo de Estabilidad, hasta la reciente inflación de mecanismos extrapresupuestarios ad hoc en forma de instrumentos financieros innovadores y de fondos o mecanismos fiduciarios externos que no se consignan en el balance de la Unión;

58.  Cuestiona la justificación y el valor añadido de la creación de instrumentos al margen del presupuesto de la Unión; considera que las decisiones de crear o conservar estos instrumentos están en realidad motivadas por los intentos de disimular las verdaderas necesidades financieras y eludir las limitaciones del MFP y los límites máximos de los recursos propios; lamenta que, a menudo, estos instrumentos también permitan eludir al Parlamento en su triple responsabilidad como autoridad legislativa, presupuestaria y de control y sean contrarios al objetivo de mejorar la transparencia hacia el público en general y los beneficiarios;

59.  Reitera, por lo tanto, su posición tradicional en cuanto a la necesidad de integrar el Fondo Europeo de Desarrollo y otros instrumentos que operan fuera del MFP en el presupuesto de la Unión con el objetivo de incrementar su legitimidad y la eficiencia y eficacia de la política de desarrollo de la Unión; subraya, no obstante, que las dotaciones financieras respectivas se deben añadir a los límites máximos del MFP con el fin de que la inclusión de estos instrumentos en el presupuesto no tenga repercusiones negativas sobre su financiación, o sobre otras políticas y programas de la Unión; celebra, en principio, la propuesta de incluir el Mecanismo Europeo de Estabilidad en las finanzas de la Unión en forma de un Fondo Monetario Europeo, sin perjuicio de su diseño futuro;

60.  Considera que los fondos fiduciarios de la Unión pueden crear valor añadido poniendo en común recursos de diferentes donantes para situaciones concretas, pero que su utilización no debe desembocar en un mero cambio de etiquetas de la financiación prevista de la Unión ni debe modificar los objetivos originales de los instrumentos de financiación de la Unión; insiste en la necesidad de un mayor control parlamentario de su creación y ejecución; reitera que los fondos fiduciarios de la Unión solo deberían financiar acciones fuera de la Unión;

61.  Considera, igualmente, que cuando se considere necesario un determinado porcentaje de operaciones extrapresupuestarias para lograr determinados objetivos específicos, por ejemplo mediante el uso de instrumentos financieros o fondos fiduciarios, estos deben mantenerse en un nivel y duración limitados, ser completamente transparentes, justificados por una adicionalidad y un valor añadido demostrados, y estar respaldados por unos procedimientos rigurosos de toma de decisiones y disposiciones sobre rendición de cuentas;

62.  Considera que, en el marco del próximo MFP, el presupuesto de la Unión debe mostrar con mayor precisión el alcance de los ingresos asignados y su impacto sobre el gasto real, en particular, los derivados de las contribuciones de terceros países; destaca que esto resulta aún más pertinente si tenemos en cuenta el deseo del Reino Unido de participar en algunos programas presupuestarios de la Unión del nuevo MFP posterior a 2020 como Estado no miembro, tal como se expresó en el contexto de las negociaciones sobre su retirada de la Unión;

Nivel de pagos

63.  Recuerda que los créditos de pago son la consecuencia lógica y jurídica de los créditos de compromiso, y pide que en el futuro los límites máximos de pago se fijen en un nivel adecuado, dejando solo una diferencia limitada y realista entre el nivel de los créditos de compromiso y el de los créditos de pago; espera que en el futuro los límites máximos de pago tengan en cuenta, por una parte, la necesidad de cumplir los compromisos derivados del periodo financiero actual que se convertirán en pagos solo después de 2020 y, por otra parte, la necesidad de cumplir los compromisos en relación con los programas e instrumentos posteriores a 2020;

64.  Recuerda la acumulación de facturas impagadas que se produjo al final del anterior MFP y que fue heredada por el actual, y advierte contra la repetición de la crisis de pagos en la transición hacia el próximo MFP, pues ello tendría consecuencias graves para los beneficiarios, por ejemplo, estudiantes, universidades, pymes e investigadores; señala la tendencia actual de infraejecución de los pagos debido a retrasos en la ejecución de los programas del periodo 2014-2020, lo que comporta aumentar los niveles de compromisos pendientes de liquidación dentro de los límites máximos del MFP; pide a la Comisión y a los Estados miembros, incluidos los ministros de Hacienda, que analicen las causas profundas de tales retrasos y que propongan medidas concretas de simplificación a fin de facilitar su ejecución en el futuro;

65.  Toma nota del resultado preliminar de las negociaciones sobre la liquidación financiera en el contexto de la retirada del Reino Unido de la Unión, que prevé la plena participación del Reino Unido en la financiación y la ejecución de los programas del periodo 2014-2020 con todas las consecuencias financieras pertinentes;

Instrumentos financieros

66.  Insiste en que el presupuesto de la Unión tiene a su disposición una amplia gama de instrumentos que financian actividades en el ámbito de la Unión y que pueden agruparse en dos categorías, por una parte las subvenciones y, por otra, los instrumentos financieros en forma de garantías, préstamos, instrumentos de riesgo compartido o financiación mediante fondos propios; señala asimismo el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas, cuyo objetivo es movilizar capital público y privado en toda la Unión en apoyo de proyectos en ámbitos clave para la economía de la Unión a fin de complementar la limitada financiación;

67.  Reconoce el potencial de los instrumentos financieros para aumentar el impacto económico y político del presupuesto de la Unión; destaca, sin embargo, que únicamente pueden aplicarse a proyectos generadores de ingresos en caso de inversiones de nivel inferior al óptimo o de fallo del mercado y, por lo tanto, constituyen solo una forma complementaria más que alternativa de financiación en comparación con las subvenciones; subraya que los instrumentos financieros no deben buscar sustituir a los regímenes existentes de financiación pública o privada y que deben responder a los compromisos nacionales e internacionales;

68.  Reitera su petición a la Comisión para que determine qué ámbitos se adecuan mejor a las subvenciones, cuáles quedarían mejor cubiertos por instrumentos financieros, y en cuáles podrían combinarse las subvenciones con los instrumentos financieros, y que estudie un correcto equilibrio entre estos dos elementos; está convencido de que las subvenciones deben seguir siendo la principal forma de financiar el proyecto de la Unión en el próximo MFP; subraya que los préstamos, las garantías, los instrumentos de riesgo compartido y la financiación mediante fondos propios deben utilizarse con precaución, sobre la base de evaluaciones ex ante adecuadas y solo cuando su uso pueda ofrecer un claro valor añadido y tener un efecto multiplicador; señala que existe un margen de mejora en la utilización de los instrumentos financieros y en el establecimiento de sinergias con las subvenciones; pide un mayor esfuerzo para facilitar el acceso a los instrumentos financieros para los beneficiarios, además de una mayor flexibilidad en la utilización intersectorial de los diferentes instrumentos financieros, de modo que se superen las normativas restrictivas que evitan que los beneficiarios saquen provecho de los múltiples programas para proyectos con objetivos comunes;

69.  Pide a la Comisión que simplifique y armonice las normas que rigen el uso de los instrumentos financieros en el próximo MFP con el fin de maximizar la eficacia de su aplicación; toma nota de una posible propuesta, que requeriría un debate en profundidad, relativa a un fondo único que integre los instrumentos financieros de la Unión que se gestionan de forma centralizada; es de la opinión de que debe preverse una estructura clara para la elección de los diferentes tipos de instrumentos financieros para diferentes ámbitos políticos y tipos de acciones y que los instrumentos financieros pertinentes deben seguir siendo presupuestados en líneas presupuestarias separadas, a fin de proporcionar claridad para las decisiones de inversión; subraya, sin embargo, que ninguna armonización de las normas debe afectar a los instrumentos financieros gestionados por los Estados miembros en el marco de la política de cohesión o en el ámbito de las acciones exteriores;

70.  Recuerda sus reiterados llamamientos de una mayor transparencia y control democrático en relación con la aplicación de los instrumentos financieros financiados con cargo al presupuesto de la Unión;

Estructura

71.  Considera que la estructura del MFP debe prever un aumento de la visibilidad de las prioridades políticas y presupuestarias de la Unión para los ciudadanos europeos, y pide una presentación más clara de todos los ámbitos del gasto de la Unión; está convencido de que los principales pilares del futuro gasto de la Unión expuestos en la presente Resolución deben quedar reflejados en consecuencia;

72.  Considera, por lo tanto, que la presentación actual de las rúbricas requiere algunas mejoras, pero está en contra de cualquier cambio radical injustificado; propone, por consiguiente, la siguiente estructura para el MFP posterior a 2020;

Rúbrica 1: Una economía más fuerte y sostenible

 

Se incluyen instrumentos y programas de apoyo en los siguientes ámbitos:

en régimen de gestión directa:

–  investigación e innovación

–  industria, emprendimiento y pequeñas y medianas empresas

–  transformación digital de la economía y la sociedad

–  grandes proyectos de infraestructuras

–  transporte, energía y espacio

–  medio ambiente, mitigación del cambio climático y adaptación al mismo

 

 

Rúbrica 2: Una mayor cohesión y solidaridad en Europa

 

Se incluyen instrumentos y programas de apoyo en los siguientes ámbitos:

–  cohesión económica, social y territorial (en régimen de gestión compartida):

  inversiones en innovación, investigación, digitalización, transición industrial, pymes, transporte, mitigación del cambio climático y adaptación al mismo, medio ambiente y energía

  empleo, asuntos sociales e inclusión social, igualdad de género, reducción de la pobreza y retos demográficos

–  educación, juventud y aprendizaje permanente

–  cultura, ciudadanía, medios y comunicación

–  democracia, Estado de Derecho y derechos fundamentales

–  salud y seguridad alimentaria

–  asilo, migración e integración, justicia y consumidores

–  apoyo a las administraciones nacionales y coordinación con ellas

 

 

Rúbrica 3: Agricultura y pesca más fuertes y sostenibles

 

Se incluyen instrumentos y programas de apoyo en los siguientes ámbitos:

–  agricultura y desarrollo rural

–  asuntos marítimos y pesca

 

 

Rúbrica 4: Una mayor responsabilidad en el mundo

 

Se incluyen instrumentos y programas de apoyo en los siguientes ámbitos:

–  cooperación internacional y desarrollo

–  vecindad

–  ampliación

–  ayuda humanitaria

–  democracia, Estado de Derecho, derechos fundamentales e igualdad de género

–  comercio

 

 

Rúbrica 5: Seguridad, paz y estabilidad para todos

 

Se incluyen instrumentos y programas de apoyo en los siguientes ámbitos:

–  seguridad, incluida la ciberseguridad

–  respuesta a las crisis y estabilidad, incluida la protección civil

–  política exterior y de seguridad común

–  defensa, incluida la investigación e innovación

 

 

Rúbrica 6: Una administración eficiente al servicio de los europeos

 

–  financiación del personal de la Unión

–  financiación de los edificios y equipos de las instituciones de la Unión

 

73.  Insta a la Comisión a que incluya en un anexo al presupuesto de la Unión todos los gastos relacionados con la Unión que se produzcan al margen del presupuesto de la Unión como consecuencia de acuerdos y procedimientos intergubernamentales; cree que esta información, facilitada con periodicidad anual, reflejará la imagen completa de todas las inversiones a que los Estados miembros se hayan comprometido a escala de la Unión;

III. Políticas

Una economía más fuerte y sostenible

74.  Destaca la importancia de completar el espacio europeo de investigación, la Unión de la Energía, el espacio único europeo de transporte y el mercado único digital como elementos fundamentales del mercado único europeo;

75.  Considera que el próximo MFP debe concentrar en mayor medida los recursos presupuestarios en ámbitos que ofrezcan un claro valor añadido europeo y estimulen el crecimiento económico, la competitividad, la sostenibilidad y el empleo en todas las regiones de la UE; subraya, en este contexto, la importancia de la investigación y la innovación en la creación de una economía sostenible, líder en el mundo y basada en el conocimiento, y lamenta que, debido a la falta de financiación adecuada, solo una pequeña proporción de proyectos de alta calidad en este ámbito haya recibido financiación de la Unión con cargo al MFP actual;

76.  Pide, por lo tanto, un incremento sustancial de la dotación presupuestaria destinada al 9.º PM en el próximo MFP, que debe establecerse en un nivel de, al menos, 120 000 millones EUR; considera que este nivel es el adecuado para garantizar la competitividad y el liderazgo científico, tecnológico e industrial de Europa a escala mundial, responder a los retos de la sociedad y contribuir a alcanzar los objetivos climáticos de la Unión y los ODS; pide, en especial, que se realicen esfuerzos para incentivar innovaciones de vanguardia que creen mercados nuevos, sobre todo para las pymes;

77.  Pide asimismo que se preste más atención a la puesta en práctica de la investigación y la innovación a través de empresas comunes y otros instrumentos, así como que se fomente la inversión en tecnologías clave para acabar con el déficit de inversiones en materia de innovación; hace hincapié en que el aumento de los fondos debe ir acompañado de una simplificación de los procedimientos de financiación; acoge con satisfacción los esfuerzos de la Comisión en este sentido e insiste en que estos deben mantenerse en el próximo período de programación con vistas a mejorar el acceso y garantizar la igualdad de condiciones para los solicitantes gracias a un nuevo sistema de evaluación de las solicitudes; hace hincapié en la necesidad de medidas que estimulen una participación equilibrada de todos los Estados miembros de la UE;

78.  Celebra la reciente propuesta de la Comisión de garantizar la financiación del Fondo de Investigación del Carbón y del Acero para los próximos años; destaca la importancia de este fondo para financiar la investigación en este sector industrial; considera, por lo tanto, que se necesita una solución a más largo plazo que garantice la financiación más allá de 2020 y que también incorpore el fondo al presupuesto de la Unión con el fin de permitir que el Parlamento esté a la altura de su papel como autoridad de control presupuestario;

79.  Subraya que las pymes y las microempresas son los motores principales del crecimiento económico, la innovación y el empleo, y proporcionan el 85 % de todos los nuevos puestos de trabajo; reconoce su importante papel a la hora de garantizar la recuperación económica y la potenciación de una economía de la Unión sostenible; recuerda que en la Unión hay más de 20 millones de pymes, las cuales representan el 99 % del total de empresas; considera que la mejora del acceso de las pymes a la financiación en todos los Estados miembros debe seguir siendo un objetivo político importante para el próximo MFP, en aras de una mayor competitividad y sostenibilidad; subraya, por tanto, la necesidad de promover el espíritu de empresa y mejorar el entorno empresarial para las pymes con el fin de que puedan desplegar todo su potencial en la actual economía globalizada;

80.  Celebra el éxito del programa específico de la Unión para la competitividad de las empresas y pymes (COSME) en el marco del MFP actual; resalta el alto nivel de ejecución de este programa y señala su capacidad para absorber incluso más; pide, por lo tanto, que se duplique la dotación financiera del programa COSME para que se corresponda con las necesidades reales de la economía de la Unión y la importante demanda de participación;

81.  Reitera su sólido compromiso con el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE), que aspira a movilizar 500 000 millones EUR para nuevas inversiones en la economía real en el marco del MFP actual; considera que el FEIE ya ha dado un potente impulso específico a sectores económicos que propician el crecimiento y el empleo sostenibles; destaca los efectos positivos del FEIE a la hora de proporcionar financiación a las pymes en toda la Unión; celebra, por tanto, la intención de la Comisión de presentar una propuesta legislativa para la continuación y mejora de este régimen de inversiones con un presupuesto específico, cuya financiación no ha de ir en detrimento de las políticas y programas del nuevo MFP; subraya que cualquier propuesta legislativa debe estar basada en las conclusiones de un examen llevado a cabo por la Comisión y en una evaluación independiente; espera que la nueva propuesta subsane eficazmente todas las deficiencias de la ejecución del FEIE y potencie, entre otros aspectos, la cobertura geográfica del Fondo, de modo que sus beneficios se dejen sentir en toda la Unión;

82.  Insiste en la importancia del MFP para los sectores que dependen de las inversiones a largo plazo, como el sector del transporte sostenible; hace hincapié en que las infraestructuras de transporte son la espina dorsal del mercado único y la base para el crecimiento sostenible y la creación de empleo; señala que, para conseguir un espacio único europeo de transportes conectado con los países vecinos, es preciso contar con grandes infraestructuras de transporte, que deben ser tratadas como una prioridad esencial para la competitividad de la Unión y su cohesión económica, social y territorial, en particular en las zonas periféricas e insulares; considera, por lo tanto, que el próximo MFP debe disponer de una financiación suficiente para los proyectos que contribuyan, en particular, a la realización de la red principal de la RTE-T y sus corredores; recuerda los objetivos fijados por la CP 21 en materia de transporte para luchar contra el cambio climático, y anima a los Estados miembros a que inviertan en un transporte público inteligente, sostenible e integrado;

83.  Subraya que un MCE actualizado y más eficaz debe abarcar todos los modos de transporte, incluidas las infraestructuras viarias y ferroviarias, así como las vías navegables interiores; estima que ha de otorgarse prioridad a unas mayores conexiones entre las redes globales y los modos de transporte que contribuyen a reducir las emisiones de CO2, y centrarse en las interconexiones y en la finalización de la red en las zonas periféricas; reitera la importancia de mejorar la interoperabilidad a través del Sistema de Gestión del Tráfico Ferroviario Europeo y permitir el uso pleno de la iniciativa del Cielo Único Europeo; pide la realización del sistema digital europeo para la gestión del tráfico aéreo;

84.  Pide la creación de una línea presupuestaria específica para el turismo en el próximo marco financiero plurianual, al objeto de avanzar hacia una auténtica política europea del turismo, que pueda contribuir de manera significativa al crecimiento y la creación de empleo;

85.  Pide a la Comisión que promueva la inversión en el desarrollo de tecnologías de próxima generación y su despliegue; subraya la importancia de garantizar financiación para completar el mercado único digital utilizando plenamente el espectro, asegurando la actualización de las redes fijas y la densificación de las redes móviles, impulsando el despliegue de la tecnología 5G y la conectividad de alta velocidad y realizando más progresos en la armonización de las normas de telecomunicaciones de la Unión a fin de crear el marco reglamentario adecuado para la mejora de la conectividad a internet en toda la Unión; subraya que el Mecanismo «Conectar Europa» en el sector de las telecomunicaciones debe continuar apoyando las infraestructuras de servicios digitales y las redes de banda ancha de alta velocidad, facilitando su accesibilidad, en particular en las regiones más alejadas y las zonas rurales, y mejorando la alfabetización digital, la interconectividad y la interoperabilidad; destaca la necesidad de apoyar la transformación digital de la economía y la sociedad europeas y de invertir en tecnologías esenciales como los macrodatos, la inteligencia artificial o la informática de alto rendimiento, en las infraestructuras y en las capacidades digitales con miras a mejorar la competitividad de la Unión y la calidad de vida de los ciudadanos europeos;

86.  Considera fundamental garantizar un suministro de energía sostenible y asequible en Europa; pide, por lo tanto, un apoyo constante para las inversiones que garanticen la diversificación de las fuentes de energía y las rutas energéticas, aumenten la seguridad y la independencia energéticas, e incrementen la eficiencia energética y la utilización de energías renovables, también mediante el MCE Energía; destaca, en particular, la importancia de facilitar un amplio apoyo, sobre todo para las regiones con mayor consumo de carbono, la transición energética, la transición a una economía hipocarbónica, la modernización de la generación de electricidad, las mejoras de la interconexiones transfronterizas y el despliegue de redes inteligentes, las tecnologías de captura, almacenamiento y uso del carbono, y la modernización de la calefacción urbana; considera que la transformación del sector de la energía a la luz de los objetivos climáticos debe estar respaldada de manera acorde, en particular en los países y las regiones dependientes del carbón, de modo que contribuya eficazmente a una transición estratégica a una economía hipocarbónica; pide que se establezca un fondo global para apoyar una transición justa, en particular a través del desarrollo y el despliegue de las fuentes renovables, las soluciones energéticas eficientes, el almacenamiento de energía, las soluciones e infraestructuras de electromovilidad, la modernización de la generación de energía y las redes, las tecnologías avanzadas de generación de energía, incluidas la captura y almacenamiento de carbono (CAC), la captura y utilización de carbono (CUC) y la gasificación del carbón, la modernización de la calefacción urbana, incluida la cogeneración de alta eficiencia, la adaptación temprana a las futuras normas medioambientales y la reestructuración de los sectores industriales con un consumo intensivo de energía, así como abordando los impactos sociales, socioeconómicos y medioambientales;

87.  Subraya la importancia estratégica de los proyectos de infraestructura a gran escala, a saber, el Reactor Termonuclear Experimental Internacional (ITER), el Sistema Europeo de Navegación por Complemento Geoestacionario (EGNOS), el Sistema Global de Navegación por Satélite (Galileo), el Programa Europeo de Vigilancia de la Tierra (Copernicus) y el futuro programa integrado de las comunicaciones gubernamentales por satélite (GOVSATCOM) para la competitividad futura, la seguridad y el poder político de la Unión Europea; señala que la financiación de estos proyectos a gran escala necesita estar garantizada en el presupuesto de la Unión y, a la vez, acotada, a fin de evitar que posibles aumentos de los costes pongan en peligro la financiación y el éxito de la aplicación de otras políticas de la Unión, tal como se mostró en el pasado MFP en determinados casos concretos; recuerda que, a tal fin, el importe máximo para estos proyectos se establece actualmente en el Reglamento sobre el MFP, y pide que en el nuevo Reglamento se introduzcan disposiciones similares;

88.  Destaca la importancia del liderazgo de la Unión a la hora de preservar, proteger e incrementar la calidad del medio ambiente y de abordar el cambio climático, la degradación de los ecosistemas y la pérdida de biodiversidad; considera que una financiación estable y adecuada es fundamental para alcanzar los compromisos internacionales de la Unión, como el Acuerdo de París; recuerda que el próximo MFP debe ayudar a la Unión a alcanzar esos objetivos y contribuir a la transición hacia una economía hipocarbónica para 2050; subraya que la Unión no debe financiar proyectos e inversiones que sean contrarios a la consecución de estos objetivos; pide la integración general del clima en el futuro gasto de la Unión; pide, a este respecto, que los programas en cuestión, como LIFE+, reciban una financiación adecuada y que continúen y se amplíen, y la creación de dotaciones financieras específicas para la biodiversidad y la gestión de la red Natura 2000;

Una mayor cohesión y solidaridad en Europa

89.  Subraya que la política de cohesión posterior a 2020 debe seguir siendo la principal política de inversión de la Unión Europea que cubra todas las regiones de la Unión, para hacer frente a los complejos desafíos socioeconómicos, al tiempo que concentre la mayor parte de los recursos en las regiones más vulnerables; considera que, más allá del objetivo de reducir las disparidades entre los niveles de desarrollo y aumentar la convergencia, consagrado en el Tratado, la política de cohesión debe centrarse en la consecución de los grandes objetivos políticos de la Unión, y propone, por consiguiente, que, en el próximo MFP, los tres fondos de la política de cohesión —el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), el Fondo Social Europeo (FSE) y el Fondo de Cohesión— se centren principalmente en ofrecer apoyo para el crecimiento y la competitividad, la investigación y la innovación, la digitalización, la transición industrial, las pymes, el transporte, la mitigación de y adaptación al cambio climático, la sostenibilidad medioambiental y la transición energética justa, el empleo, la inclusión social, la igualdad de género, la reducción de la pobreza y los retos demográficos; hace hincapié en que los tres fondos son los componentes integrales de la política de cohesión de la Unión, y solo pueden funcionar conjuntamente en el marco único de esta política; pide, por otra parte, que se dote a la política de cohesión de una cooperación territorial reforzada, que incluya un componente transfronterizo y una dimensión urbana, así como disposiciones específicas para las zonas rurales, montañosas, insulares y remotas;

90.  Considera de la mayor importancia que se mantenga la financiación de la política de cohesión posterior a 2020 para la EU-27 como mínimo en el nivel del presupuesto del período 2014-2020 a precios constantes; subraya que el PIB debe seguir siendo uno de los parámetros para la asignación de los fondos de la política de cohesión, pero cree que debe completarse con un conjunto adicional de indicadores sociales, ambientales y demográficos para tener más en cuenta los nuevos tipos de desigualdades entre las regiones de la Unión y dentro de estas, en todos los Estados miembros; apoya, además, la continuidad en el nuevo período de programación de los elementos que han hecho que, en el actual MFP, la política de cohesión se haya modernizado y esté más orientada a los resultados, a saber, la concentración temática, las condiciones ex ante, el marco de rendimiento y el vínculo con la gobernanza económica;

91.  Está firmemente comprometido con los compromisos derivados del artículo 9 del TFUE para la consecución de una Europa social y la aplicación del pilar europeo de derechos sociales basado en el crecimiento sostenible de una economía social de mercado altamente competitiva, que tiene como objetivo el pleno empleo y el progreso social, así como el fomento de la igualdad entre mujeres y hombres, la solidaridad entre generaciones y la protección de los derechos del niño, conforme a lo establecido en el Tratado; destaca que dicha aplicación requiere una financiación adecuada de las políticas sociales, y subraya la consiguiente necesidad de reforzar los instrumentos existentes que contribuirán a lograr estos objetivos, en particular el Fondo Social Europeo, la Iniciativa de Empleo Juvenil, el Fondo de Ayuda Europea para las Personas Más Desfavorecidas, el FEAG y el programa EaSI; insiste en que estos instrumentos estén garantizados en el próximo MFP y que sigan siendo aplicados principalmente a través de subvenciones;

92.  Reitera su llamamiento a la Comisión y a todos los Estados miembros para que establezcan un fondo especial dedicado a la Garantía Infantil, situando a los niños en el centro de las políticas en expansión de alivio de la pobreza, y garantizando los recursos correspondientes para la plena aplicación de las medidas políticas necesarias, incluida la asistencia a los progenitores para su salida de la exclusión social y de situaciones de desempleo mediante intervenciones específicas;

93.  Hace hincapié en que el FSE en particular debe ampliar su apoyo al desarrollo del diálogo social, en concreto mejorando la capacitación de los interlocutores sociales, incluidos los niveles sectoriales e intersectoriales europeos, y que este compromiso debe adquirir un carácter obligatorio para los Estados miembros en todas las regiones de la Unión;

94.  Subraya, en particular, la necesidad permanente de luchar contra el desempleo juvenil y la exclusión, especialmente entre los jóvenes sin estudios, trabajo ni formación («ninis»), en el marco de un planteamiento integral de las políticas de juventud a nivel de la Unión; pide, por tanto, que se duplique la dotación de la Iniciativa de Empleo Juvenil, y que se aplique plenamente la Garantía Juvenil de la UE, al tiempo que se garantice la asignación de fondos rápida y simplificada y una financiación estable y permanente en el próximo período de programación; destaca la necesidad de una regulación mejorada para proteger la participación no discriminatoria en el programa de los jóvenes procedentes de entornos socioeconómicos desfavorecidos; considera que la inversión para impulsar la educación y la formación, en particular el desarrollo de la alfabetización digital, sigue siendo una de las principales prioridades de la Unión; insiste en que este programa no debe sustituir al gasto ya financiados anteriormente por los presupuestos nacionales;

95.  Manifiesta su apoyo a los programas en los ámbitos de la cultura, la educación, los medios de comunicación, la juventud, el deporte, la democracia, la ciudadanía y la sociedad civil, que han demostrado claramente su valor añadido europeo y gozan de una popularidad duradera entre los beneficiarios; aboga, por lo tanto, por que se mantenga la inversión en el marco estratégico Educación y Formación 2020 a través de los programas Erasmus+, Europa Creativa y Europa para los Ciudadanos, a fin de que puedan poder seguir llegando a personas de todas las edades, especialmente a los jóvenes; reitera su apoyo al refuerzo de la dimensión exterior de los programas Erasmus + y Europa Creativa; recomienda, por otra parte, que se dé continuidad al Cuerpo Europeo de Solidaridad, con unos recursos adecuados que no vayan en detrimento de otros programas de la Unión; subraya, asimismo, la importante contribución de las industrias culturales y creativas para el crecimiento y el empleo en la Unión;

96.  Recomienda que se establezca una Dotación Europea para la Democracia interna, a fin de reforzar el apoyo a la sociedad civil y las ONG que trabajan en los ámbitos de la democracia y los derechos humanos, cuya gestión corra a cargo de la Comisión;

97.  pide, en particular, que, como mínimo, se triplique la dotación de Erasmus + en el próximo MFP con el fin de llegar a muchos más jóvenes, organizaciones juveniles y estudiantes de secundaria y aprendices en toda Europa, proporcionándoles competencias valiosas y capacidades para la vida a través del aprendizaje permanente, la educación centrada en el alumno, las oportunidades no formales e informales de aprendizaje, así como el voluntariado y el trabajo juvenil; pide que se preste una atención particular a las personas que llegan de un entorno socioeconómico desfavorecido, con objeto de que puedan participar en el programa, así como a las personas con discapacidad;

98.  Pide a la Comisión que realice un seguimiento del proyecto de entregar un pase de Interrail a los jóvenes europeos de dieciocho años, y que presente un programa específico en el próximo MFP con dotaciones anuales suficientes para cubrir todas las solicitudes de un billete de tren gratuito que realicen los jóvenes europeos que cumplan dieciocho años en un año concreto; destaca que un proyecto de esta índole se convertiría en un componente esencial para aumentar la conciencia y la identidad europeas, especialmente con miras a amenazas tales como el populismo y la expansión de la desinformación; reitera que, para alcanzar el objetivo de un programa así, se espera que la Comisión presente una propuesta de base jurídica adecuada;

99.  Confía en que, en el período posterior a 2020, la Unión Europea pase, en el ámbito del asilo y la migración, de la gestión de crisis a una política europea común permanente en la materia; destaca que las acciones en este ámbito deben estar cubiertas por un instrumento específico, a saber, el Fondo de Asilo, Migración e Integración (FAMI); hace hincapié en que, al igual que los organismos pertinentes de justicia y asuntos de interior (JAI), el futuro fondo debe estar dotado de un nivel adecuado de financiación para la totalidad del próximo MFP a fin de que pueda hacer frente a los retos globales en este ámbito; considera, además, que el FAMI debe complementarse con componentes adicionales que aborden este problema en el marco de otras políticas, en particular mediante los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos y los instrumentos de financiación de la acción exterior, ya que ningún instrumento por sí solo podría aspirar a abordar la magnitud y complejidad de las necesidades en este ámbito; reconoce, además, la importancia de los programas culturales, educativos, de juventud y de deportes a la hora de integrar a los refugiados y los migrantes en la sociedad europea; pide a la Comisión que evalúe si el papel de las ciudades europeas en la política europea de asilo puede reforzarse introduciendo un programa de incentivos que ofrezca apoyo financiero para el alojamiento de refugiados y desarrollo económico directamente a las ciudades, a cambio de recibir refugiados y solicitantes de asilo;

100.  Reconoce el valor añadido europeo de la colaboración a la hora de abordar las amenazas comunes para la salud pública; señala que ningún Estado miembro puede hacer frente por sí solo a los retos transfronterizos en materia de salud, y pide que el próximo MFP refleje la responsabilidad de la Unión en el cumplimiento del ODS relativo a la salud pública, los sistemas sanitarios y los problemas de salud relacionados con el medio ambiente, y que apoye a los Estados miembros en la supresión de las crecientes desigualdades sanitarias; considera que, sobre la base de los resultados positivos de las acciones en curso en este ámbito, el próximo MFP debe incluir un sólido programa de salud de nueva generación que aborde estas cuestiones sobre una base transfronteriza, por ejemplo a través de soluciones innovadoras para la prestación de asistencia sanitaria, incluida la sanidad digital, como las redes europeas de referencia, y que proporcione apoyo a los Estados miembros en forma de conocimientos especializados e intercambio de datos, pruebas y buenas prácticas; recuerda que una buena salud es un requisito previo para la consecución de otros objetivos establecidos por la Unión y que las políticas en ámbitos como la agricultura, el medio ambiente, el empleo, los asuntos sociales o la inclusión también repercuten en la salud de los europeos; pide, por lo tanto, que en el próximo MFP se refuercen las evaluaciones del impacto sanitario y la cooperación intersectorial en este ámbito;

Agricultura y pesca más fuertes y sostenibles

101.  Afirma que una política agrícola común modernizada es fundamental para la seguridad y la autonomía alimentarias, la conservación de los núcleos de población en las zonas rurales y empleo, el desarrollo sostenible, la sostenibilidad medioambiental, agrícola y forestal, y el suministro de alimentos sanos, de alta calidad y a precios asequibles para los europeos; señala que las exigencias alimentarias y sanitarias han aumentado, del mismo modo que la necesidad de apoyar la transición de los agricultores hacia prácticas agrícolas respetuosas del medio ambiente y de luchar contra el cambio climático; destaca la necesidad de respaldar la seguridad de la renta de los agricultores y de reforzar el vínculo entre la PAC y la producción de bienes públicos; subraya que la PAC es una de las políticas más integradas y se financia principalmente a escala de la Unión, por lo que su financiación sustituye al gasto nacional;

102.  Subraya que el presupuesto de la PAC en el próximo MFP debe mantenerse al menos en su nivel actual para la UE-27 a precios constantes; subraya que los nuevos retos a los que deberá hacer frente en la próxima PAC requieren una dotación financiera sólida sobre la base de análisis de la política actual y las necesidades futuras; subraya que los pagos directos generan un valor añadido europeo claro y refuerzan el mercado único al evitar distorsiones de la competencia entre los Estados miembros; se opone a toda renacionalización y a toda cofinanciación nacional para pagos directos a este respecto; subraya la necesidad de continuar las medidas por las que se mantiene la producción en sectores vitales para las zonas vulnerables, reformar la reserva de crisis agrícola, incrementar la financiación en consonancia con las respuestas a las distintas crisis cíclicas en sectores sensibles, a fin de crear nuevos instrumentos que puedan atenuar la volatilidad de los precios e incrementar la financiación para los Programas de opciones específicas por la lejanía y la insularidad (POSEI); pide a la Comisión que continúe el proceso de convergencia de los pagos directos y que garantice el marco jurídico y financiero necesario para la cadena de suministro alimentario con el fin de luchar contra las prácticas comerciales desleales; señala que las zonas rurales de la Unión Europea se enfrentan a graves problemas, por lo que necesitan un apoyo específico;

103.  Señala la importancia socioeconómica y ecológica del sector pesquero, el medio ambiente marino y la «economía azul» y su contribución a la autonomía alimentaria sostenible de la Unión a la hora de garantizar la sostenibilidad de la acuicultura y la pesca europeas y mitigar el impacto sobre el medio ambiente; señala que la política pesquera común es competencia exclusiva de la Unión; subraya, a este respecto, la necesidad de mantener un fondo específico, dotado adecuadamente, independiente y accesible en materia de pesca para aplicar esta política; pide el restablecimiento del Programa de opciones específicas por la lejanía y la insularidad en la pesca, ya que se trata de un programa muy importante para las regiones ultraperiféricas de la Unión; pide, como mínimo, que se mantenga el nivel de los créditos financieros destinados al sector de la pesca del MFP actual y que, si surgen nuevas necesidades, se incrementen los créditos financieros para asuntos marítimos; previene contra las posibles repercusiones negativas de un Brexit duro sobre este sector; observa que otros instrumentos financieros, además de las ayudas no reembolsables, podrían ofrecer posibilidades de financiación adicionales;

Una mayor responsabilidad en el mundo

104.  Subraya que el mundo se enfrenta a múltiples retos, entre los que figuran los conflictos, los ciberataques, el terrorismo y la radicalización, la desinformación, las catástrofes naturales, el cambio climático y el deterioro medioambiental, las violaciones de los derechos humanos y la desigualdad de género; considera que la Unión tiene una especial responsabilidad política y financiera que se asienta en una política exterior verdaderamente europea basada en normas y valores, y en el apoyo a la estabilidad, la seguridad, la gobernanza democrática y el desarrollo sostenible de nuestros socios, así como en la erradicación de la pobreza y la respuesta a las crisis;

105.  Hace hincapié en que se requiere un aumento significativo de los créditos destinados a la acción exterior para que la Unión pueda desempeñar su papel en el marco de su estrategia mundial y de sus políticas de ampliación, vecindad y desarrollo, así como a la hora de hacer frente a situaciones de emergencia; espera que el próximo MFP refleje las necesidades sin precedentes de los países de la vecindad meridional y oriental que se enfrentan a conflictos y a las consecuencias de los retos que les plantean la migración y los refugiados; pide que se destinen créditos más cuantiosos a hacer frente a las crecientes necesidades de ayuda humanitaria derivadas de catástrofes naturales y provocadas por el hombre, evitando cualquier brecha entre los compromisos y los pagos; considera que es necesario que la Unión incremente los fondos destinados al Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (OOPS);

106.  Recuerda que la política de desarrollo de la Unión se guía por una serie de compromisos, en particular los ODS, la Agenda de Acción de Adís Abeba sobre la Financiación para el Desarrollo, el Acuerdo de París sobre el clima y el Consenso Europeo sobre Desarrollo, así como la coherencia de las políticas a favor del desarrollo y los principio de la eficacia de la ayuda; llama la atención sobre el compromiso de la Unión y sus Estados miembros para incrementar su ayuda oficial al desarrollo (AOD) hasta el 0,7 % del PIB de aquí a 2030, incluyendo el 20 % de la AOD de la Unión para inclusión social y desarrollo humano y el 0,2 % de la RNB de la Unión en AOD para los países menos desarrollados;

107.  Señala que la ayuda al desarrollo puede jugar un importante papel a la hora de abordar las causas últimas de la migración y contribuir a la estabilidad, pero considera que la AOD no debe ser empleada para cubrir los costes incurridos por los donantes en relación con los refugiados; señala el potencial de la AOD para facilitar la movilización de financiación procedente de otras fuentes y destaca la necesidad de una mayor participación del sector privado mediante una posible continuación del Plan de Inversiones Exteriores en función de su evaluación;

108.  Apoya la provisión directa de financiación a las organizaciones de la sociedad civil y a los defensores de los derechos humanos, especialmente en los países terceros en que estén en riesgo la democracia y el Estado de Derecho; insiste, en este sentido, en la necesidad de que los instrumentos financieros den una respuesta rápida a los acontecimientos políticos y refuercen el principio «más por más»;

109.  Está dispuesto a considerar una racionalización de la arquitectura de los instrumentos de financiación exterior, en la medida en que mejore la transparencia, la responsabilización, la eficacia, la coherencia y la flexibilidad y respete los objetivos de las políticas correspondientes; pide que se mantengan instrumentos específicos separados para la Ayuda de Preadhesión, la Vecindad, el Desarrollo y la Ayuda Humanitaria en razón de su naturaleza política y financiera específica; señala que esta arquitectura debe incluir una consignación presupuestaria del FED, por encima de los topes acordados y sin incluir el Fondo de Apoyo a la Paz para África, y una incorporación más transparente de los fondos fiduciarios y de los mecanismos;

110.  Destaca la importancia que reviste una mayor flexibilidad para permitir la movilización de recursos adicionales y para un rápido despliegue de la financiación; podría estudiar, como parte de un aumento general de los instrumentos de financiación exterior, una mayor reserva sin asignar destinada a aumentar la flexibilidad interna; subraya, no obstante, que una dicha flexibilidad no debe lograrse a expensas de los objetivos de las políticas a largo plazo ni de las prioridades geográficas y temáticas o de la financiación a largo plazo, ni tampoco debe disminuir el control parlamentario o las consultas con los países socios y la sociedad civil;

Seguridad, paz y estabilidad para todos

111.  Considera que una nueva rúbrica dedicada a «Seguridad, paz y estabilidad para todos» sería una demostración de la prioridad otorgada por la Unión a esta responsabilidad política emergente, reconocería su carácter específico y lograría la coherencia entre sus dimensiones interior y exterior;

112.  Señala que el nivel y los mecanismos de financiación en el ámbito de la seguridad interior deben mejorarse desde el principio y durante todo el período de vigencia del próximo MFP con objeto de evitar el recurso sistemático a las disposiciones de flexibilidad del MFP cada año; pide que se faciliten recursos suficientes a los organismos encargados de la observancia de la ley (Europol, Eurojust y CEPOL) y que se dote la Agencia Europea para la Gestión Operativa de Sistemas Informáticos de Gran Magnitud (eu-LISA) de los medios necesarios para desempeñar y gestionar sus nuevas competencias; destaca el papel de la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea a la hora de comprender y responder a los fenómenos de la radicalización, la marginación, el discurso del odio y los delitos motivados por el odio;

113.  Considera que el próximo MFP debe apoyar la creación de una Unión Europea de Defensa; aguarda con interés, tras los anuncios de la Comisión en la materia, las propuestas legislativas correspondientes, incluido un programa de investigación específico en materia de defensa de la Unión y un programa de desarrollo industrial, complementados por la inversión de los Estados miembros en equipos de colaboración; reafirma en este sentido su firme convicción de que las prioridades políticas adicionales deben ir acompañadas de recursos financieros adicionales; recuerda que la intensificación de la cooperación en materia de defensa, la puesta en común de la investigación y los equipos y la eliminación de duplicaciones impulsarán la autonomía estratégica y la competitividad de la industria de defensa europea y darán lugar a una mejora considerable de la eficiencia, a menudo estimada en unos 26 000 millones EUR al año;

114.  Pide, en el contexto de la mayor atención prestada a las cuestiones relacionadas con la seguridad y la defensa de la Unión, que se lleve a cabo una reevaluación de todos los gastos de seguridad exterior; aguarda con interés, en particular, una reforma del mecanismo Athena y del Fondo de Apoyo a la Paz para África tras la inclusión del FED en el presupuesto; acoge con satisfacción los compromisos asumidos recientemente por los Estados miembros en el marco de la cooperación estructurada permanente, y pide a la vicepresidenta de la Comisión / alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, así como a la Comisión que faciliten aclaraciones en lo que respecta a su futura financiación; pide un programa sucesor del Instrumento en pro de la Estabilidad y la Paz que se centre en la respuesta a las crisis y la construcción de capacidades en apoyo de la seguridad y el desarrollo, a la vez que se busca una solución correcta jurídicamente para la construcción de capacidades militares;

115.  Hace hincapié en la importancia fundamental del Mecanismo de Protección Civil de la Unión, que ha facilitado la asistencia coordinada de la Unión en catástrofes naturales y de origen humano en toda la Unión y más allá de sus fronteras; señala el valor añadido incuestionable de las operaciones de protección civil a la hora de combatir de forma eficaz las catástrofes que son cada vez más frecuentes y complejas, impulsando al mismo tiempo el sentimiento de solidaridad europea entre ciudadanos de la Unión en momentos de necesidad; acoge con satisfacción las propuestas recientes de la Comisión de impulsar la protección civil de la Unión mediante el refuerzo de las medidas de preparación y prevención, incluido el establecimiento de una reserva específica para las capacidades operativas a nivel de la Unión; pide que la acción reforzada en este sentido vaya acompañada de financiación adecuada en el marco del próximo MFP;

Una administración eficiente al servicio de los europeos

116.  Considera que, para realizar las políticas de la Unión y restablecer la confianza y reforzar el diálogo con las organizaciones de la sociedad civil y los ciudadanos a todos los niveles, es indispensable contar con una administración pública fuerte, eficaz y de alta calidad; subraya, en ese sentido, el papel de las instituciones compuestas por miembros elegidos democráticamente; recuerda que, según el Tribunal de Cuentas, las instituciones, los órganos y los organismos de la Unión Europea han aplicado un 5 % de reducción de personal según lo establecido en sus plantillas de personal; opina que no deben ser objeto de un nuevo planteamiento de reducción horizontal de este tipo; expresa su firme oposición a una repetición de la denominada reserva para la redistribución de organismos;

117.  Acoge con satisfacción las iniciativas adoptadas por las instituciones, los órganos y los organismos de la Unión para seguir mejorando la eficiencia mediante la cooperación administrativa y la puesta en común de determinadas funciones, lo que se traduce en un ahorro para el presupuesto de la Unión; destaca que, en el caso de determinados organismos, se podría ganar en eficiencia, especialmente mediante una mayor cooperación entre los organismos con tareas similares, por ejemplo, en el ámbito de la supervisión del mercado financiero, y en el caso de los organismos con varias sedes; pide, de forma más general, que se realice una evaluación exhaustiva de las posibilidades de agrupar organismos en función de la naturaleza estratégica de su misión y resultado a fin de crear sinergias entre organismos, por ejemplo en relación con la Autoridad Bancaria Europea y la Autoridad Europea de Valores y Mercados en París;

118.  Considera que las instituciones y órganos de la Unión deben respetar los equilibrios geográfico y de género;

* * *

119.  Pide a la Comisión que proponga un mecanismo mediante el cual los Estados miembros que no respeten los valores consagrados en el artículo 2 del Tratado de la Unión Europea (TUE) deban afrontar consecuencias financieras; advierte, no obstante, de que los beneficiarios finales del presupuesto de la Unión no pueden verse afectados en modo alguno por las infracciones contra normas de las que no son responsables; está convencido, por consiguiente, de que el presupuesto de la Unión no es el instrumento adecuado para abordar el incumplimiento del artículo 2 del TUE, y de que cualquier consecuencia financiera debe ser afrontada por el Estado miembro al margen de la ejecución del presupuesto;

120.  Destaca que la erradicación de las discriminaciones, así como la desigualdad de género y la violencia de género, es esencial para cumplir los compromisos de la Unión por una Europa integradora; apoya, por consiguiente, la integración de la perspectiva de género y los compromisos con la igualdad de género en todas las políticas de la Unión en el próximo MFP, así como una dimensión presupuestaria reforzada en la lucha contra todas las formas de discriminación, con especial atención a la dimensión de género en las políticas de migración y asilo y en las políticas exteriores de la Unión;

121.  Destaca la necesidad de garantizar que las mujeres tengan acceso a servicios sexuales y reproductivos, y de prestar especial atención a las necesidades específicas de las personas vulnerables, incluidos los menores y otros colectivos, como por ejemplo la comunidad LGBTI;

122.  Aboga por que se preste un apoyo específico a los grupos objetivo desfavorecidos, especialmente a las personas con discapacidad y al pueblo romaní, excluyendo explícitamente las prácticas segregadoras, y defiende en particular que la denominación de «pueblo romaní» se mantenga en la lista de los beneficiarios del FSE y el FEDER;

123.  Observa que, debido a su situación de aislamiento respecto del continente europeo, las regiones ultraperiféricas (RUP) y los países y territorios de ultramar (PTU) se enfrentan a retos específicos de orden natural, económico y social; considera que deberían establecerse para ellas medidas específicas y excepciones debidamente justificadas; aboga por la continuidad del apoyo financiero de la Unión a las RUP y los PTU en el próximo MFP, especialmente en el marco de la política de cohesión para las RUP y de un instrumento específico para los PTU, para que puedan acceder a los programas de investigación y para combatir los retos de cambio climático que les son específicos;

124.  Insta a la Comisión, en aras de la buena gestión financiera y transparencia del presupuesto de la Unión, a que considere establecer las condiciones adecuadas para evitar la corrupción y el fraude financiero de los fondos de la Unión; Expresa su especial preocupación por el fraude aduanero, que ha supuesto una pérdida significativa de ingresos para el presupuesto de la Unión; pide a los Estados miembros que cuestionaron el marco jurídico de la Unión para las infracciones y las sanciones aduaneras que reconsideren su posición para permitir que este problema se solucione rápidamente;

IV. Procedimiento y proceso de toma de decisiones

125.  Recuerda que la adopción del Reglamento del MFP requiere la aprobación del Parlamento; destaca, además, que el Parlamento y el Consejo constituyen las dos ramas, en pie de igualdad, de la Autoridad Presupuestaria para la adopción del presupuesto anual de la Unión, mientras que la legislación sectorial que establece la gran mayoría de los programas de la Unión, con sus correspondientes dotaciones financieras, se decide con arreglo al procedimiento legislativo ordinario; espera, por consiguiente, un procedimiento de toma de decisiones sobre el próximo MFP que salvaguarde el papel y las prerrogativas del Parlamento, tal como establecen los Tratados; insiste en que el Reglamento sobre el MFP no es el lugar adecuado para introducir cambios en el Reglamento financiero de la Unión; insta a la Comisión a que presente una propuesta separada de revisión del Reglamento financiero de la UE siempre que sea necesario introducir modificaciones en dicho Reglamento;

126.  Expresa su disposición a entablar inmediatamente un diálogo estructural con la Comisión y el Consejo sobre el MFP posterior a 2020 con el fin de facilitar las negociaciones posteriores y permitir un acuerdo antes del final de la presente legislatura; está dispuesto a debatir con el Consejo las posiciones recogidas en la presente Resolución, a fin de facilitar una mejor comprensión de las expectativas del Parlamento sobre el próximo MFP;

127.  Subraya que, con las propuestas de la Comisión anunciadas para mayo de 2018, la decisión formal sobre el próximo MFP debe tomarse en el plazo de un año; considera que, pese al retraso inicial en la presentación de las propuestas de la Comisión, es preciso alcanzar un acuerdo oportuno para el marco posterior a 2020 para enviar un importante mensaje político en cuanto a la capacidad de la Unión para reforzar el consenso sobre el futuro de la UE y sobre los medios financieros correspondientes; insiste en que este calendario permitirá, por ejemplo, adoptar con diligencia todos los reglamentos sectoriales, lo que permitirá que los nuevos programas puedan entrar en vigor puntualmente el 1 de enero de 2021; recuerda que, en anteriores marcos financieros, los nuevos programas se ponían generalmente en marcha algunos años después del inicio del período;

128.  Subraya, por lo tanto, la necesidad de que se inicien debates de fondo entre las tres instituciones sin demora; destaca que todos los elementos del Reglamento del MFP, incluidos los límites máximos del MFP, formarán parte de las negociaciones del MFP y deben permanecer sobre la mesa hasta que se alcance un acuerdo definitivo; recuerda, a este respecto, su posición crítica sobre el procedimiento que condujo a la adopción del Reglamento del MFP actual y el papel predominante asumido por el Consejo Europeo en este proceso al pronunciarse de forma irrevocable sobre una serie de elementos, incluidos los límites máximos del MFP y varias disposiciones relacionadas con políticas sectoriales;

129.  Es de la opinión de que los procedimientos relativos a las próximas negociaciones del MFP y, especialmente, la participación del Parlamento en las diferentes etapas de este proceso deben acordarse sin demora bajo la Presidencia búlgara y antes de la presentación de las propuestas sobre el MFP; espera, en este sentido, que la Comisión proporcione al Parlamento, de manera oportuna, las mismas informaciones que se pongan a disposición del Consejo; considera que estas disposiciones deben integrarse en última instancia en el Acuerdo interinstitucional, tal como sucede en el procedimiento presupuestario anual;

130.  Considera que el requisito de unanimidad para la aprobación del Reglamento del MFP constituye un verdadero obstáculo para el proceso; pide al Consejo Europeo, en este contexto, que active la «cláusula pasarela» prevista en el artículo 312, apartado 2, del TFUE, para permitir la adopción del Reglamento sobre el MFP por mayoría cualificada; recuerda, asimismo, que también puede recurrirse a la «cláusula pasarela» general contemplada en el artículo 48, apartado 7, del TUE para aplicar el procedimiento legislativo ordinario; subraya que cambiar a una votación por mayoría cualificada para la aprobación del MFP iría en consonancia con el proceso de toma de decisiones para la aprobación de la práctica totalidad de programas plurianuales de la Unión, así como del procedimiento anual de aprobación del presupuesto de la Unión;

°

°  °

131.  Encarga a su presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión y a las demás instituciones y órganos interesados, así como a los Gobiernos y los Parlamentos de los Estados miembros.

(1)

DO L 347 de 20.12.2013, p. 884.

(2)

DO L 163 de 24.6.2017, p. 1.

(3)

DO C 373 de 20.12.2013, p. 1.

(4)

Textos Aprobados, P8_TA(2016)0309.

(5)

Textos Aprobados, P8_TA(2017)0401.

(6)

Textos Aprobados, P8_TA(2017)0010.

(7)

Textos Aprobados, P8_TA(2016)0363.

(8)

Textos Aprobados, P8_TA(2017)0401.


OPINIÓN de la Comisión de Asuntos Exteriores (25.1.2018)

para la Comisión de Presupuestos

sobre el próximo MFP: preparación de la posición del Parlamento sobre el MFP posterior a 2020

(2017/2052(INI))

Ponente de opinión: Pier Antonio Panzeri

SUGERENCIAS

La Comisión de Asuntos Exteriores pide a la Comisión de Presupuestos, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

1.  Destaca que la UE se enfrenta a múltiples retos que afectan a la estabilidad y la seguridad regional y mundial y que requieren una acción exterior estratégica y a largo plazo en el marco de una política exterior verdaderamente europea basada en valores; recuerda la ambición de los líderes de la Unión, expresada en la Declaración de Roma, de luchar por lograr una Unión «grande para las grandes cuestiones y pequeña para las pequeñas»; subraya el importante valor añadido que reviste para los ciudadanos de la Unión una política exterior y de seguridad común; pide que el marco financiero plurianual (MFP) dé pruebas de ambición y refleje este alto valor añadido a través de un incremento significativo de los créditos de acción exterior (rúbrica 4), convirtiendo así la política exterior común en una función fundamental de la Unión, en consonancia con los desafíos modernos y las nuevas prioridades de Europa;

2.  Hace hincapié en que es necesario aumentar la financiación y hacerla específica en ámbitos estratégicos como la ayuda para el desarrollo, la erradicación de la pobreza, los objetivos de desarrollo sostenible, el refuerzo de un orden internacional basado en normas, la reconstrucción poscrisis, la buena gobernanza y el fomento de la resiliencia medioambiental, económica y social en países socios para dar una respuesta europea eficaz a los desafíos modernos, como las violaciones de los derechos humanos, las amenazas a la seguridad y los conflictos armados, los ciberataques, el terrorismo, la radicalización, la propaganda la desinformación deliberada, las catástrofes naturales y el cambio climático, así como los desafíos migratorios y en materia de refugiados causados por algunos de estos problemas; hace hincapié en que la financiación incrementada debe orientarse a las nuevas prioridades de Europa, algunas de las cuales se reflejan en la Estrategia Global de la UE, la Política Europea de Vecindad renovada, la política de ampliación y el Plan de Acción Europeo de Defensa; destaca que la Unión también debe impulsar su capacidad institucional para aumentar su influencia en materia de política exterior y de seguridad;

3.  Pide que se subsane la brecha entre las prioridades políticas estratégicas de la Unión y los instrumentos de financiación exterior; Subraya que el establecimiento de nuevas prioridades en el ámbito de la acción exterior y la cooperación en materia de defensa a escala de la Unión debe ir acompañado de nuevos recursos, tanto a nivel operativo como administrativo, con el fin de que la acción exterior sea creíble y eficaz;

4.  Recuerda la importancia de una mayor flexibilidad que permita la movilización de recursos adicionales para responder a situaciones imprevistas y el uso de recursos no comprometidos en los siguientes ejercicios; destaca la necesidad de que haya recursos disponibles a fin de estar preparados para responder a nuevas amenazas que evolucionan rápidamente, como la guerra híbrida y los ciberataques; subraya, no obstante, que el incremento de la flexibilidad no debe lograrse a expensas de los objetivos a largo plazo o de programas en curso que hayan demostrado ya su validez; reclama un refuerzo considerable de los mecanismos de flexibilidad («instrumentos especiales») en virtud del MFP, reforzando al mismo tiempo las directrices políticas estratégicas; reitera su apoyo a la propuesta de la Comisión de establecer una reserva de crisis de la Unión, para evitar soluciones ad hoc, como la creación de fondos fiduciarios;

5.  Pide que se simplifiquen y racionalicen los instrumentos de financiación exterior, por ejemplo mediante la fusión de todos los instrumentos de financiación exterior temáticos existentes del ámbito de la Comisión de Asuntos Exteriores (el Instrumento en pro de la Estabilidad y la Paz, el Instrumento de Colaboración y el Instrumento Europeo para la Democracia y los Derechos Humanos (IEDDH)) en un solo instrumento; sugiere que dicha fusión podría englobar el Instrumento de Cooperación al Desarrollo (ICD) y el Fondo Europeo de Desarrollo (FED), que ya figura en el presupuesto, con el Fondo de Apoyo a la Paz para África, sin perjuicio de la conformidad de la Comisión de Desarrollo, comisión competente; pide, no obstante, que el actual Instrumento de Ayuda de Preadhesión (IAP II) y el Instrumento Europeo de Vecindad (IEV) se mantengan como instrumentos separados, debido a su naturaleza política y financiera específica; insiste en que toda fusión debe estar supeditada a la condición de que el nuevo instrumento temático tenga un impulso político y a que se garantice en la mayor medida posible que sea predecible la financiación a largo plazo de todos los programas, introduciéndose al mismo tiempo un alto grado de flexibilidad; considera, además, que la estructura simplificada ha de ir acompañada por un sistema de controles y contrapesos adecuado y suficiente transparencia, lo que supone que el Parlamento haga una mayor aportación política estratégica y controle la ejecución;

6.  Subraya que los fondos fiduciarios se crearon porque el presupuesto de la Unión carece de los recursos y la flexibilidad necesarios para dar una respuesta rápida e integral a las crisis importantes; considera que los fondos fiduciarios de la Unión existentes pueden tener valor añadido si ponen en común la financiación para situaciones específicas; toma nota de que un mero reetiquetado o reestructuración de la actual financiación de la UE para fines políticos no significa per se que se hayan producido incrementos, y crea una complejidad adicional en términos de control democrático y presupuestario; reitera que los objetivos originales de los instrumentos financieros de la Unión no pueden cambiarse cuando se colocan bajo la rúbrica de un fondo fiduciario; insiste en la necesidad de un mayor control parlamentario de las actividades llevadas a cabo en el ámbito de los fondos fiduciarios de la UE, el Mecanismo de la UE para los refugiados en Turquía y la Acción conjunta para el futuro entre Afganistán y la UE sobre cuestiones relativas a la migración, así como de iniciativas similares futuras; recuerda que solo se debe recurrir a dichos instrumentos ad hoc externos al presupuesto de la Unión si la Comisión puede ofrecer pruebas claras de que se cumplen los requisitos en materia de adicionalidad y valor añadido de la Unión; reitera la importancia de la unidad del presupuesto de la Unión como principio esencial; apoya el uso de formas innovadoras de cooperación financiera, como la combinación de subvenciones y préstamos de instituciones financieras internacionales y europeas, incluido el Banco Europeo de Inversiones;

7.  Afirma que los instrumentos de financiación exterior de la Unión son esenciales para una acción exterior de la Unión eficaz, en particular en los países de la vecindad de la Unión (el actual IEV) y los países en fase de preadhesión (el actual IAP II); pide que se mejoren la coherencia y la coordinación entre los instrumentos de financiación exterior; señala que el sucesor del Instrumento Europeo de Vecindad debe tener en cuenta la mayor importancia concedida a la democratización, la estabilización, los procesos de paz, la reconstrucción tras la crisis y la resiliencia, tanto en el este como en el sur, además de proporcionar un mayor apoyo al crecimiento y el empleo, en particular para jóvenes graduados; pide a la Comisión que refuerce su ayuda financiera, en el marco de la próxima programación del IEV, en favor de proyectos que favorezcan la empleabilidad de los jóvenes a nivel local;

8.  Insiste en que, en el marco de ayuda de preadhesión para después de 2020, es necesario reforzar el enfoque de orientación del IAP II a los resultados, con el fin de contribuir de manera eficiente a la democratización de estos países y a su desarrollo económico y social, habida cuenta, en particular, de los acontecimientos políticos actuales en los Balcanes Occidentales; insiste en la necesidad de que los instrumentos financieros den una respuesta rápida a los acontecimientos políticos, y en que, siempre que no se respeten la democracia y el Estado de Derecho, se centren en apoyar a la sociedad civil; recuerda el valor del principio «más por más» y pide a la Comisión que aproveche activamente las posibilidades que ofrece en este sentido la normativa pertinente; pide a la Comisión que determine los medios jurídicos para retener los fondos destinados a órganos gubernamentales en casos de retroceso político grave y continuado; pide a la Comisión que retenga los fondos destinados a Turquía en el próximo MFP hasta que se cumplan criterios de referencia de manera clara, y que reoriente dichos fondos a las organizaciones turcas de la sociedad civil;

9.  Pide una mayor coherencia y la promoción de un diálogo político más equilibrado con los países socios; reitera la necesidad de reforzar los sistemas de seguimiento y evaluación para evaluar la eficacia y mejorar la eficiencia de la financiación de la Unión; destaca, por lo que se refiere a todos los instrumentos, que la Unión debe esforzarse por que sus proyectos e iniciativas sean más visibles, tanto en terceros países como en la Unión;

10.  Subraya que el apoyo al Estado de Derecho, la democracia, los derechos humanos y la igualdad de género debe seguir siendo la piedra angular de la política exterior de la Unión, y opina que estos asuntos deben continuar teniendo carácter transversal en todos los instrumentos de la Unión y en los objetivos de política exterior, en especial habida cuenta de los acontecimientos que se están registrando en los Balcanes Occidentales, la vecindad europea y más allá; hace hincapié, asimismo, en que dicho apoyo debe ir acompañado de acciones para promover un crecimiento económico inclusivo y que beneficie a todos, especialmente a los jóvenes y las mujeres; pide que se preste más atención a mejorar el apoyo a la libertad de expresión en el marco de los instrumentos financieros, con el fin de generar resiliencia frente a la desinformación; señala, en particular, el papel del IEDDH y su sucesor para después de 2020, en particular su apoyo para la observación electoral;

11.  Llama la atención sobre el potencial del Instrumento en pro de la estabilidad y la paz para promover la seguridad y la integridad de las fronteras de la Unión y contribuir a la paz y la estabilidad en todo el mundo, en particular en las regiones que han sido víctimas de crímenes contra la humanidad, crímenes de guerra y genocidio.

INFORMACIÓN SOBRE LA APROBACIÓN EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

23.1.2018

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

39

9

8

Miembros presentes en la votación final

Lars Adaktusson, Michèle Alliot-Marie, Francisco Assis, Petras Auštrevičius, Amjad Bashir, Bas Belder, Goffredo Maria Bettini, Victor Boştinaru, Elmar Brok, Klaus Buchner, James Carver, Lorenzo Cesa, Javier Couso Permuy, Arnaud Danjean, Georgios Epitideios, Eugen Freund, Michael Gahler, Iveta Grigule-Pēterse, Sandra Kalniete, Janusz Korwin-Mikke, Andrey Kovatchev, Eduard Kukan, Ilhan Kyuchyuk, Ryszard Antoni Legutko, Sabine Lösing, Andrejs Mamikins, Alex Mayer, David McAllister, Tamás Meszerics, Francisco José Millán Mon, Clare Moody, Javier Nart, Pier Antonio Panzeri, Ioan Mircea Paşcu, Alojz Peterle, Tonino Picula, Jozo Radoš, Sofia Sakorafa, Alyn Smith, Jaromír Štětina, Dubravka Šuica, László Tőkés, Miguel Urbán Crespo, Ivo Vajgl

Suplentes presentes en la votación final

Brando Benifei, Rebecca Harms, Marek Jurek, Jo Leinen, Miroslav Poche, José Ignacio Salafranca Sánchez-Neyra, Traian Ungureanu, Bodil Valero, Marie-Christine Vergiat

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Teresa Jiménez-Becerril Barrio, Barbara Kudrycka, Tiemo Wölken

VOTACIÓN FINAL NOMINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

39

+

ALDE

Petras Auštrevičius, Iveta Grigule-Pēterse, Ilhan Kyuchyuk, Javier Nart, Jozo Radoš, Ivo Vajgl

PPE

Lars Adaktusson, Michèle Alliot-Marie, Elmar Brok, Lorenzo Cesa, Arnaud Danjean, Michael Gahler, Teresa Jiménez-Becerril Barrio, Sandra Kalniete, Andrey Kovatchev, Barbara Kudrycka, Eduard Kukan, David McAllister, Francisco José Millán Mon, Alojz Peterle, José Ignacio Salafranca Sánchez-Neyra, Jaromír Štětina, Dubravka Šuica, László Tőkés, Traian Ungureanu

S&D

Francisco Assis, Brando Benifei, Goffredo Maria Bettini, Victor Boştinaru, Eugen Freund, Jo Leinen, Andrejs Mamikins, Alex Mayer, Clare Moody, Pier Antonio Panzeri, Ioan Mircea Paşcu, Tonino Picula, Miroslav Poche, Tiemo Wölken

9

-

ECR

Marek Jurek

EFDD

James Carver

GUE/NGL

Javier Couso Permuy, Sabine Lösing, Sofia Sakorafa, Miguel Urbán Crespo, Marie-Christine Vergiat

NI

Georgios Epitideios, Janusz Korwin-Mikke

8

0

ECR

Amjad Bashir, Bas Belder, Ryszard Antoni Legutko

Verts/ALE

Klaus Buchner, Rebecca Harms, Tamás Meszerics, Alyn Smith, Bodil Valero

Explicación de los signos utilizados:

+  :  a favor

-  :  en contra

0  :  abstenciones


OPINIÓN de la Comisión de Desarrollo (31.1.2018)

para la Comisión de Presupuestos

sobre el próximo MFP: preparación de la posición del Parlamento sobre el MFP posterior a 2020

(2017/2052(INI))

Ponente de opinión: Paul Rübig

SUGERENCIAS

La Comisión de Desarrollo pide a la Comisión de Presupuestos, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

A.  Considerando que el principal objetivo de la política de cooperación al desarrollo, recogido en el Artículo 208 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE) es la reducción y, finalmente, la erradicación de la pobreza;

1.  Considera que el compromiso de la Unión para con la aplicación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y de la Agenda de Acción de Adís Abeba sobre la Financiación para el Desarrollo y el Acuerdo de París sobre el clima deben guiar la preparación del próximo marco financiero plurianual (MFP); así como que debe incrementarse el apoyo de la Unión para su aplicación en los países en desarrollo y que debe aplicarse plenamente la coherencia de las políticas a favor del desarrollo (CPD), que la ayuda al desarrollo de la Unión debe respetar plenamente los principios de la eficacia de la ayuda y seguir centrándose en objetivos a largo plazo, tales como la erradicación de la pobreza, la lucha contra la desigualdad y la exclusión, el fomento de la gobernanza democrática y los derechos humanos y la mejora del desarrollo sostenible e inclusivo, en particular en los países menos adelantados, que son los que se enfrentan a los desafíos financieros más importantes;

2.  Observa que en 2017 las crisis y catástrofes naturales, en particular los incendios forestales, costaron la vida a más de 200 personas en Europa y quemaron más de un millón de hectáreas de bosque, lo que representa más de tres veces la media europea de los últimos cinco años; señala que esos incendios representan auténticos desastres humanos, económicos y medioambientales, que requieren una respuesta a escala europea y euromediterránea; considera que la Unión debe contribuir a la prevención y la lucha contra los incendios y a la reconstrucción tras estos desastres, relacionados, en particular, con incendios forestales; piensa que los medios de lucha contra esos incendios existentes a escala nacional son limitados; toma nota, a este respecto, de que los hidroaviones y, en especial, los aviones cisterna, están llegando al final de su vida útil en algunas flotas nacionales, por lo que deben ser renovados lo antes posible; pide a los Estados miembros y a la Unión que hagan del refuerzo de las capacidades comunes una prioridad en los debates sobre el próximo MFP;

3.  Considera que un instrumento específico para el desarrollo es la mejor opción para una política de desarrollo de alta calidad favorable a los países en vías de desarrollo, en particular a los menos adelantados, con el objetivo principal de erradicar la pobreza al tiempo que se respetan los principios de la eficacia del desarrollo y de la ayuda, acordados a escala internacional;

4.  Pide que se desarrolle un Erasmus Europa-África y se implanten sucursales de universidades europeas en África a fin de velar por una asociación estrecha, incrementar la capacidad de inserción profesional de los jóvenes y luchar contra la fuga de cerebros;

5.  Considera que la cooperación para el desarrollo debe aplicarse respetando plenamente los principios de eficacia de la ayuda acordados a escala internacional y que, como tal, debe respaldar los planes y estrategias nacionales de los países socios con miras a alcanzar los ODS;

6.  Destaca que el próximo MFP debe mantener el nivel actual de calidad e impacto de la ayuda europea y aportar las garantías necesarias en materia de ejecución y control de los proyectos;

7.  Recuerda los compromisos contraídos en el marco de la Estrategia Global sobre Política Exterior y de Seguridad de la Unión y del nuevo Consenso Europeo sobre Desarrollo;

8.  Hace hincapié en la necesidad de cumplir el compromiso, confirmado en el Consenso Europeo sobre Desarrollo, de destinar el 20 % de la ayuda oficial para el desarrollo (AOD) a la inclusión social y el desarrollo humano; subraya la necesidad de centrarse en los ODS relacionados con la salud (en particular la lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria), la seguridad, la alimentación, la educación, el empleo, el agua y el saneamiento, la energía, la industria, la innovación, las infraestructuras y la buena la gobernanza, la democracia, el Estado de Derecho, el medio ambiente y la acción por el clima;

9.  Recuerda el compromiso de la Unión con la integración de la perspectiva de género en el próximo MFP y la garantía de que el próximo MFP sea sostenible como medio para garantizar el respeto a la CPD en todas las políticas de la Unión; recuerda, por otra parte, la necesidad de invertir en catalizadores poderosos del desarrollo humano sostenible, tales como la salud y los derechos sexuales y reproductivos;

10.  Recuerda los compromisos, en particular financieros, contraídos en virtud de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y del Acuerdo de París, así como los adquiridos en el marco del nuevo Consenso Europeo sobre Desarrollo; insiste, en particular, en la necesidad de intensificar los esfuerzos y la financiación en favor de la adaptación al cambio climático y la limitación del calentamiento del planeta, y de la necesidad de poner fin a las subvenciones concedidas a los combustibles fósiles, que perjudican el medio ambiente;

11.  Aboga, en este contexto, por una mejor utilización de todos los programas en el marco de las rúbricas del próximo MFP, por ejemplo a través de programas de investigación, con el fin de complementar los objetivos de la Unión en materia de cooperación para el desarrollo y respaldar los esfuerzos para abordar los desafíos a escala mundial, así como, en particular, velar por que, a través de una CPD eficaz, no haya ninguna política o programa de la Unión que contradiga los objetivos de erradicación de la pobreza, la disminución de las desigualdades en países socios y el fomento de los derechos humanos y del desarrollo sostenible social, económico y medioambiental;

12.  Destaca el papel del Consenso Europeo sobre Desarrollo como marco para un enfoque común de la política de desarrollo aplicada por las instituciones de la Unión y los Estados miembros y la aplicación de los ODS; observa que el MFP debe reflejar las principales prioridades del gasto en desarrollo, en consonancia con la presente declaración, incorporando los principios de eficacia de la ayuda y la CPD;

13.  Recuerda la necesidad de crear unas condiciones que permitan a los jóvenes encarar su futuro de forma sostenible para convertirse en ciudadanos activos en su país y pide que se adopten las medidas necesarias para garantizar la emancipación de la mujer en los planos económico, político y social;

14.  Considera necesario invertir más en el acceso a la asistencia sanitaria, sexual y reproductiva y a los derechos anexos para contribuir a limitar las consecuencias negativas del restablecimiento de la ley mordaza mundial;

15.  Pide que se garantice la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en términos de acceso a las estructuras de toma de decisiones y a los recursos y servicios económicos, sociales, políticos, tecnológicos y culturales; pide que se tengan en cuenta todas las medidas tendentes a luchar contra los actos de violencia contra las mujeres;

16.  Pide que se verifique la sostenibilidad del próximo MFP como forma práctica de garantizar la CPD en las decisiones de financiación de la Unión; considera que un enfoque así debe asegurar que la financiación interna y externa de la Unión estén en consonancia con los objetivos de cooperación para el desarrollo y deben maximizar la eficacia del presupuesto total de la Unión al impedir el gasto contradictorio y derrochador;

17.  Pone de relieve que ha quedado claramente demostrado el valor añadido de una política de cooperación al desarrollo a escala de la Unión; señala el papel crucial de la ayuda oficial al desarrollo (AOD) en los países menos adelantados y en los Estados frágiles e insiste en que la Unión debe respetar su compromiso de destinar un 0,20 % de la RNB a los países menos adelantados; señala el potencial de la AOD para facilitar la movilización de financiación para el desarrollo procedente de otras fuentes, privadas y públicas, nacionales e internacionales; apoya los nuevos esfuerzos de la Unión para impulsar la inversión privada mediante la combinación de subvenciones y préstamos y ofrecer garantías, también en los países donde las necesidades son grandes, pero los riesgos son elevados; toma nota de que de ello se derivarán importantes necesidades de financiación; subraya que la programación de la ayuda al desarrollo debe tener carácter plurianual y transmitir previsibilidad y, al mismo tiempo, dejar margen para la flexibilidad, y que debe utilizar métodos de distribución diferentes y complementarios basados en las capacidades, las necesidades y los resultados de los países; considera que la combinación de subvenciones y préstamos debe complementar pero no sustituir a la financiación tradicional para el desarrollo; destaca, en este sentido, que la participación del sector privado debe atenerse a unas normas estrictas en materia de transparencia y rendición de cuentas;

18.  Pide que se promueva la cooperación internacional, siguiendo las normas internacionales reconocidas, para luchar contra los flujos financieros ilícitos y la evasión fiscal;

19.  Recuerda que a las organizaciones de la sociedad civil les corresponde desempeñar un papel importante para llegar a las personas en situación vulnerable y más desfavorecidas; señala que para apoyar, supervisar la aplicación de las políticas de la Unión y nacionales e informar sobre ellas, las organizaciones de la sociedad civil necesitan capacidades y apoyo suficientes para desarrollar esta función y contribuir a mejorar los mecanismos financieros; considera que los fondos de la Unión son esenciales para mejorar las capacidades de las organizaciones de la sociedad civil y que también debe garantizarse a las organizaciones de base el acceso a dichos fondos;

20.  Recuerda que persisten altos niveles de desigualdad en numerosos países de renta media (PRM) y, por ello, pide a la Comisión que mantenga asignaciones específicas de financiación para esos países; considera que la diferenciación por país en lo que respecta a las asignaciones de financiación y las modalidades de cooperación debe basarse en una amplia gama de criterios, teniendo en cuenta también el desarrollo humano inclusivo, los derechos humanos y el nivel de desigualdad, así como las prioridades de desarrollo sostenible del país;

21.  Considera que se debe facilitar la absorción de la ayuda y resalta la importancia del principio de apropiación de la ayuda al desarrollo, que requiere el compromiso de los países socios, primeros responsables de la elaboración de estrategias de desarrollo; sugiere, en este sentido, que se reflexione sobre el establecimiento de una formación financiada por la Unión, cuyo objetivo sería permitir un mejor acceso a la financiación europea existente;

22.  Recomienda que se realice una evaluación exhaustiva tanto de la adicionalidad financiera y del desarrollo como del impacto del Fondo Europeo de Desarrollo Sostenible sobre los derechos humanos, la sociedad y el medio ambiente antes de comprometer más recursos de AOD para dar garantías a las inversiones y a las modalidades de ayuda similares;

23.  Considera que la proliferación de fondos fiduciarios que se benefician de fondos de desarrollo (que se han convertido en necesarios debido a las carencias de recursos y de flexibilidad), como el Fondo Fiduciario de Emergencia para África, debilita la unidad del presupuesto y puede conllevar riesgos para la propiedad democrática, la transparencia, la rendición de cuentas y la eficacia de la ayuda; cree que el uso de estos instrumentos debe estar claramente justificado, ser complementario, de duración limitada y estar dirigido a abordar objetivos específicos en lugar de atender a objetivos de desarrollo a largo plazo;

24.  Pide a la Comisión que siga reforzando la armonización y la coherencia entre sus programas de cooperación al desarrollo a escala bilateral y multilateral, en particular cuando se refieren al mismo país, con vistas a aumentar la eficacia de la ayuda de la Unión;

25.  Pide que el próximo MFP refleje, mediante una asignación mayor, desde el principio, a favor de un instrumento de ayuda humanitaria financiado adecuadamente, y de una reserva importante para ayudas de emergencia, las necesidades sin precedentes en materia de ayuda humanitaria y de reducción del riesgo de desastres, la preparación para casos de desastres y epidemias y la creación de resiliencia en los países en vías de desarrollo; señala, asimismo, la creciente presión sobre estas necesidades, derivada de los efectos de conflictos, las guerras, los desplazamientos forzosos de la población, las violaciones de los derechos humanos, la mala gobernanza y corrupción, la prestación deficiente, o la ausencia, de servicios sociales básicos, la desigualdad en aumento, el cambio climático y la competencia por recursos escasos; pide a la Comisión que realice una propuesta para igualar de forma sistemática los pagos a los compromisos sobre acciones de ayuda humanitaria con vistas a garantizar que se disponga de fondos suficientes para los pagos; pide que se tenga en cuenta la posibilidad de asignar más recursos para el Instrumento de Financiación de la Protección Civil y de dotarlos de una mayor flexibilidad de modo que la Unión pueda facilitar ayuda sobre el terreno a quienes lo necesiten;

26.  Considera que, si bien el Mecanismo de Protección Civil de la Unión es una herramienta eficaz en la lucha contra los incendios forestales, no es menos cierto que está incompleto y requiere mejoras; celebra, a este respecto, la Comunicación de la Comisión, de 23 de noviembre de 2017, que propone la creación de la reserva de capacidades autónoma «rescEU» y la asignación de 280 millones EUR adicionales al Mecanismo de Protección Civil de la Unión para financiar una auténtica reserva de capacidades europea, que incluya, en particular, medios de lucha aérea propios de la Unión; pide a los Estados miembros y a la Comisión que apoyen la creación concreta, mediante el reconocimiento de la dimensión europea de infraestructuras existentes a escala nacional, de una Red europea de plataformas de protección civil y gestión de riesgos; pide a los Estados miembros que integren la propuesta de la Comisión Europea en el próximo MFP para hacer posible la financiación y el desarrollo de aviones cisterna europeos lo más rápidamente posible;

27.  Celebra las propuestas de la Comisión con vistas a reforzar la lucha contra las catástrofes a escala europea y, en particular, la futura aplicación de una reserva de capacidades autónoma «rescEU»; pide a la Comisión y a los Estados miembros que apoyen la aplicación concreta, en particular mediante el reconocimiento de la dimensión europea de las infraestructuras existentes a escala nacional, de la Acción preparatoria para la creación de una Red europea de plataformas de protección civil y gestión de riesgos;

28.  Pide, con vistas al control de la migración, la realización de inversiones masivas para contribuir a la industrialización, la electrificación y el desarrollo de las infraestructuras, fuente de crecimiento económico integrador y de empleos decentes; pide que se adopten medidas para poner fin al tráfico de seres humanos y la esclavitud y a todas las violaciones de los derechos humanos, en particular en Libia;

29.  Considera necesario reforzar la transparencia, la rendición de cuentas y la comunicación en lo relativo a los recursos destinados al desarrollo y la ayuda humanitaria, así como a los recursos financieros destinados a este tipo de ayuda, mediante una rápida aprobación por parte de la Autoridad Presupuestaria, si procede, teniendo en cuenta, en particular, la nueva Agenda 2030 y con el fin de respetar los principios de la CPD;

30.  Señala la necesidad de reforzar el papel fundamental del Instrumento Europeo para la democracia y los derechos humanos en el fomento de los valores europeos a escala mundial y la consolidación de los derechos humanos y la democracia en la acción exterior de la Unión;

31.  Pide que se refuercen las capacidades de las autoridades y las organizaciones de la sociedad civil de los países de origen y de tránsito en sus ámbitos de competencia para gestionar de la manera más eficaz posible los retornos voluntarios y apoyar la reintegración de todos los repatriados;

32.  Pone de relieve que los instrumentos de financiación exterior en el marco del nuevo MFP deben ser coherentes con los ODS y el nuevo Consenso Europeo sobre Desarrollo, que reconocen el trabajo digno como un motor clave para lograr un desarrollo inclusivo y sostenible;

33.  Considera que los instrumentos de financiación exterior de la Unión deben favorecer la creación de oportunidades de trabajo digno, así como los requisitos previos y un entorno favorable para que los trabajadores y los sindicatos representen sus intereses y operen libremente; considera, en este contexto, que el próximo MFP debe contener un instrumento de financiación específico para apoyar el diálogo social y a los interlocutores sociales en los países en vías de desarrollo;

34.  Pide que el próximo MFP dote de recursos adecuados al SEAE y a las delegaciones de la Unión a fin de permitirles cumplir sus objetivos y obligaciones en el ámbito de la cooperación para el desarrollo y la ayuda humanitaria;

35.  Pide que en el próximo MFP se ajuste a los objetivos del Acuerdo de París; destaca la necesidad de aumentar la financiación de la acción por el clima en los países en vías de desarrollo a fin de apoyar la mitigación y la adaptación al clima y la protección de la biodiversidad; pide que se incorporen de forma eficaz las cuestiones relacionadas con el cambio climático y el medio ambiente en los instrumentos de financiación exterior de la Unión;

36.  Observa que el Reino Unido aporta el 12 % del presupuesto de la Unión de ayuda para el desarrollo; hace hincapié en que deben compensarse las pérdidas de fondos para la cooperación al desarrollo de la Unión provocadas por el brexit; reitera su posición tradicional en cuanto a la necesidad de integrar el Fondo Europeo de Desarrollo (FED) y otros instrumentos que operan fuera del MFP en el presupuesto de la Unión; recalca que dicha integración debe conllevar que se añada la dotación financiera al actual límite del MFP para no poner en peligro la financiación de otras políticas y programas de la Unión;

37.  Insiste en que el nivel total de financiación para la política de desarrollo de la Unión debe mantenerse con una delimitación garantizada y que debe encontrarse una solución permanente para la financiación de la Unión de los gastos de seguridad vinculados a la cooperación para el desarrollo y coherentes con esta;

38.  Expresa su confianza por las ventajas de la consignación presupuestaria, tales como una mayor legitimidad democrática del FED y una mayor eficiencia y eficacia de la ayuda para el desarrollo de la Unión;

39.  Insiste en que la incorporación del FED al presupuesto de la Unión no debe conducir a una disminución del gasto total de la ayuda al desarrollo de la Unión;

40.  Resalta que la función de seguimiento de los fondos de la Unión que desempeña la Comisión debe reforzarse y formalizarse mediante comités de supervisión y que también deben ser objeto de seguimiento las condicionalidades ex ante, tanto en términos de programación como de reglamentación; considera que la sociedad civil y los usuarios de los servicios también deben participar plenamente en el desarrollo, la ejecución y el seguimiento de los proyectos;

41.  Reitera su posición en cuanto a la necesidad de integrar el FED en el presupuesto de la Unión; recalca, no obstante, que dicha integración debe estar condicionada a una asignación geográfica de los fondos, basada en las necesidades de los países y a una revisión ambiciosa al alza de los límites para evitar una disminución de los recursos actuales del FED;

42.  Invita a la prudencia en cuanto a una posible reforma de la estructura de la ayuda para no socavar las prioridades geográficas, la previsibilidad de la ayuda ni la legibilidad política de la acción exterior basada en las regiones;

43.  Señala el papel crucial que desempeña la diáspora en el desarrollo a través de las remesas de fondos, las transferencias de competencias y los valores no financieros, que sirven para promover la paz, la democracia, la buena gobernanza y la estabilidad social;

44.  Recuerda el papel fundamental que desempeñan los instrumentos especiales en el MFP actual, en particular la Reserva para Ayudas de Emergencia, al responder a acontecimientos imprevistos, entre ellos las crisis humanitarias más graves fuera de la Unión;

45.  Subraya que el próximo MFP también debe permitir a la Unión aplicar los compromisos adquiridos en la Cumbre Humanitaria Mundial en 2016 en los diferentes sectores de las políticas para reducir las necesidades y mejorar la prestación de ayuda humanitaria;

46.  Hace hincapié en que no se haya cumplido el compromiso del 0,7 % de AOD/RNB para 2015 y llama la atención sobre los compromisos vigentes contraídos por la Unión y sus Estados miembros en el sentido de alcanzar dicho porcentaje en el horizonte 2030; pide que en el próximo MFP se tenga esto en cuenta y aplique los compromisos contraídos por la Unión y de sus Estados miembros a escala internacional; pide a los Estados miembros que todavía no hayan alcanzado el nivel acordado que presenten una hoja de ruta en la que detallen cómo prevén cumplir dicho compromiso de manera oportuna; recuerda que la AOD gestionada por la Unión contribuye al cumplimiento de los compromisos de los Estados miembros y puede aumentar de forma significativa la eficacia del gasto relacionado con la AOD, en particular mediante una menor fragmentación y la facilitación de un enfoque basado en incentivos con los países socios; recuerda que no puede haber desarrollo sin seguridad. Hace hincapié en la necesidad de aplicar los principios de la eficacia del desarrollo y CPD a todos los instrumentos y modalidades de financiación;

47.  Pide que en el próximo MFP se cree un marco específico para los países y territorios de ultramar de modo que puedan beneficiarse de una asistencia financiera adaptada a las ambiciones de la asociación entre estos y la Unión y basada en los intereses y desafíos que comparten con esta, tal como se prevén en la cuarta parte del TFUE, como miembros de la familia de la Unión y regiones de importancia estratégica para la Unión, al mismo tiempo que se favorece su integración regional;

48.  Considera que una simplificación real de los instrumentos de financiación exterior de la Unión podría mejorar la coherencia y facilitar el control y el examen democráticos; subraya, no obstante, que dicha simplificación debe respetar el derecho de control del Parlamento Europeo y los principios de eficacia del desarrollo y que la financiación para el desarrollo de la Unión debe conservar su objetivo primordial de erradicar la pobreza, centrándose en particular en los países de menor grado de desarrollo y en los contextos frágiles;

49.  Destaca que los recursos de la rúbrica 4 han estado sometidos a una gran presión durante el actual MFP y que se han empleado cada vez más los fondos para el desarrollo como reserva para las prioridades emergentes en otros ámbitos de acción; hace hincapié en la necesidad de flexibilidad para permitir que la financiación se despliegue más rápidamente como respuesta a acontecimientos y crisis imprevistos; subraya, no obstante, que una mayor flexibilidad no debe ir en detrimento de los principios de la eficacia y de la previsibilidad de la ayuda, que perjudicarían a los instrumentos diseñados para atender a objetivos de desarrollo a largo plazo, ni deben servir para para disminuir el control parlamentario y las consultas con los países socios y la sociedad civil; pide que se realice una evaluación intermedia de los programas de desarrollo del MFP;

50.  Recuerda la importancia una cooperación más estrecha para resolver los problemas ligados al tráfico, la producción y el consumo ilegal de drogas, los niños soldado, la explotación ilegal y la gestión no sostenible de los recursos naturales, la inseguridad marítima y el terrorismo;

51.  Subraya que los países en vías de desarrollo son los más vulnerables y los que más se ven afectados por el cambio climático; pide, en este contexto, a la Comisión que incorpore las consideraciones sobre cambio climático a todos los instrumentos financieros y que aumente el objetivo actual, que prevé que se destine un 20 % de la financiación total de la Unión a acciones relacionadas con el cambio climático;

52.  Insta a la Unión y a sus Estados miembros a que cesen de inflar las ayudas y a que excluyan las ayudas infladas de sus informes sobre la AOD (como costes de los refugiados, costes imputados de estudiantes, ayuda vinculada, intereses de préstamos y alivio de la deuda);

53.  Considera que el fomento de la paz, la seguridad y la justicia en los países en vías de desarrollo es fundamental, y reconoce la necesidad de gasto relacionado con la seguridad para cumplir el ODS 16; reitera que la creación de un instrumento específico y separado para apoyar la creación de capacidades para la seguridad y el desarrollo debe evitar la titulización de los instrumentos y financiación de desarrollo;

54.  Pide a la Unión que intensifique su asistencia a la agricultura sostenible para hacer frente al cambio climático, dirigiendo su apoyo a las pequeñas explotaciones, la diversificación de cultivos, la agrosilvicultura y las prácticas agroambientales;

55.  Señala que la ayuda para el desarrollo puede desempeñar un importante papel en el ámbito de la migración al abordar las causas del desplazamiento forzoso y reforzar los beneficios de la migración y la movilidad para el desarrollo; considera, no obstante, que la AOD no debe emplearse para cubrir los costes incurridos por los donantes en relación con los refugiados, la externalización de las políticas migratorias fuera de la Unión o los costes de los retornos y la readmisión en los países de origen; rechaza la idea de condicionar la ayuda al control de fronteras, la gestión de los flujos migratorios o los acuerdos de readmisión como base para la asociación y la cooperación con terceros países;

56.  Reitera su llamamiento inequívoco a un apoyo y financiación de la Unión permanentes y mayores en favor de las organizaciones de la sociedad civil, que son agentes del desarrollo por derecho propio, y pide su participación plena y libre en el diálogo político, así como en la programación y aplicación de los instrumentos de cooperación de la Unión;

57.  Considera que el Parlamento debe estudiar distintas posibilidades para crear una estructura de un mecanismo horizontal y global para el seguimiento de la Agenda 2030 universal, con sus 17 ODS, de tal modo que respete su carácter integrado e indivisible.

INFORMACIÓN SOBRE LA APROBACIÓN EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

24.1.2018

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

17

2

2

Miembros presentes en la votación final

Ignazio Corrao, Mireille D’Ornano, Doru-Claudian Frunzulică, Charles Goerens, Enrique Guerrero Salom, György Hölvényi, Arne Lietz, Linda McAvan, Norbert Neuser, Vincent Peillon, Lola Sánchez Caldentey, Elly Schlein, Eleftherios Synadinos, Bogdan Brunon Wenta, Joachim Zeller

Suplentes presentes en la votación final

Ádám Kósa, Paul Rübig, Judith Sargentini, Adam Szejnfeld

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Jean Lambert, Miroslav Mikolášik

VOTACIÓN FINAL NOMINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

17

+

ALDE

Charles Goerens

EFDD

Ignazio Corrao

PPE

György Hölvényi, Ádám Kósa, Miroslav Mikolášik, Paul Rübig, Adam Szejnfeld, Bogdan Brunon Wenta

S&D

Doru-Claudian Frunzulică, Enrique Guerrero Salom, Arne Lietz, Linda McAvan, Norbert Neuser, Vincent Peillon, Elly Schlein

Verts/ALE

Jean Lambert, Judith Sargentini

2

-

NI

Eleftherios Synadinos

PPE

Joachim Zeller

2

0

EFDD

Mireille D’Ornano

GUE/NGL

Lola Sánchez Caldentey

Explicación de los signos utilizados

+  :  a favor

-  :  en contra

0  :  abstenciones


OPINIÓN de la Comisión de Control Presupuestario (23.11.2017)

para la Comisión de Presupuestos

sobre el próximo MFP: preparación de la posición del Parlamento sobre el MFP posterior a 2020

(2017/2052(INI))

Ponente de opinión: Petri Sarvamaa

SUGERENCIAS

La Comisión de Control Presupuestario pide a la Comisión de Presupuestos, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

Objetivos del marco financiero plurianual (MFP)

1.  Señala que el MFP debe planificarse basándose en importes que permitan garantizar un crecimiento estratégico, impulsando el valor añadido de la Unión, fortaleciendo su economía y fomentando el espíritu europeísta de las sociedades; resalta que el presupuesto de la Unión debe ser legible y transparente;

Adaptación de los ciclos presupuestario y estratégico

2.  Observa que la duración de siete años del MFP no está sincronizada con los mandatos de cinco años del Parlamento y de la Comisión, ni con el ciclo de planificación estratégica de diez años de la Unión y la Estrategia Europa 2020; opina que esta falta de sincronización puede socavar la legitimidad democrática de la Unión y la eficacia de su gobernanza política, dado que pueden darse situaciones en las que el Parlamento y la Comisión se encuentren vinculados por acuerdos sobre objetivos políticos y financieros celebrados en el anterior periodo marco; subraya que esta situación puede crear la impresión de que las elecciones europeas son, en cierto modo, irrelevantes en el contexto de la planificación presupuestaria y estratégica a largo plazo;

3.  Reitera su opinión en el sentido de que la duración del MFP debe reducirse de siete a cinco años, de modo que se ajuste a los periodos de los mandatos políticos del Parlamento y de la Comisión(1), sin poner en riesgo la ejecución o gestión de los programas en curso, previendo al mismo tiempo una estrategia de cinco años más cinco para los programas a largo plazo, con una revisión intermedia obligatoria; señala que en 2020 se presentará la oportunidad de adecuar el ciclo estratégico a largo plazo al ciclo presupuestario, y recomienda vivamente que no se deje pasar dicha oportunidad; considera que la Comisión debe examinar igualmente la posibilidad de introducir un programa evolutivo en el que cada MFP, aun teniendo la misma duración que la actual, cubra parcialmente el periodo anterior, partiendo de la idea de que este solapamiento podría atenuar de forma natural los altibajos existentes;

Revisión exhaustiva del gasto de la UE

4.  Señala que, en sus informes anuales y especiales(2), el Tribunal de Cuentas Europeo ha destacado numerosos ejemplos en los que el gasto de la Unión podría haberse planificado de un modo más estratégico y haber obtenido mejores resultados; lamenta, en este sentido, que los recursos asignados a los grandes programas y regímenes de gastos, en numerosos casos, no hayan estado alineados con los objetivos políticos establecidos en el ciclo de planificación estratégica de diez años, lo que podría dar lugar a resultados contradictorios;

5.  Pide a la Comisión que, cuando presente su propuesta para el MFP posterior a 2020, incluya una descripción detallada de las prioridades estratégicas sobre las que se ha elaborado el proyecto de MFP; hace hincapié en que estas prioridades han de tenerse en cuenta durante el proceso de elaboración de una Estrategia Europa 2030 global, que el Parlamento deberá examinar en profundidad antes de que el Consejo adopte el paquete del MFP posterior a 2020;

6.  Pide a la Comisión que, antes de elaborar su propuesta para un nuevo MFP, lleve a cabo una revisión completa y en profundidad del gasto al objeto de evaluar la medida en que:

–  la asignación de recursos en el presupuesto de la Unión refleja las prioridades de la Unión y las oportunidades de añadir valor, en particular en las políticas que hayan evidenciado la utilización de una gran cantidad de recursos para el desempeño de meras funciones de redistribución, como la política de cohesión y la política agrícola común (PAC), y en ámbitos políticos prioritarios recientes en los que se haya evidenciado que no cuentan con medidas presupuestarias suficientes en tiempos de circunstancias cambiantes, como la política de inmigración y la acción exterior;

–  los programas y regímenes de la Unión contribuyen a la consecución de las prioridades estratégicas, son rentables y controlan el riesgo de irregularidades, como sugiere el documento informativo del Tribunal de Cuentas Europeo, de 3 de noviembre de 2016, sobre la revisión intermedia del marco financiero plurianual 2014-2020(3);

–  los diferentes programas y regímenes de la Unión se coordinan de manera coherente, en particular en ámbitos donde unos objetivos ambiguos o una aplicación confusa pueden dar lugar a resultados contradictorios y a un gasto ineficaz;

–  algunos programas no han demostrado ni eficacia alguna ni un valor añadido, de forma que se prevea su abandono y se fomenten aquellos programas que hayan demostrado aportar un verdadero valor añadido;

7.  Pide asimismo a la Comisión que antes de elaborar su propuesta para un nuevo MFP realice un análisis comparativo de los costes de ejecución de las subvenciones y de la ayuda financiera reembolsable, principalmente mediante instrumentos financieros, para el periodo 2014-2020, a fin de establecer el nivel real de dichos costes, de acuerdo con la recomendación del Informe Especial n.º 19/2016 del Tribunal de Cuentas Europeo(4);

8.  Pide a la Comisión que tenga minuciosamente en cuenta los resultados de la revisión del gasto a la hora de elaborar la propuesta de MFP y una Estrategia Europa 2030 global; insiste, a este respecto, en que la Comisión garantice que los mecanismos administrativos y de control son fiables a todos los niveles y en todas las fases del marco presupuestario de la Unión, y que los fraudes y las irregularidades se pueden detectar y evitar de manera eficaz; pide a la Comisión que avance hacia una evaluación basada en el riesgo, en la que el control de los recursos se centre más en aquellas regiones y aquellos ámbitos políticos donde los riesgos de irregularidades hayan mostrado ser más significativos;

Flexibilidad en términos de objetivos y prioridades emergentes

9.  Observa que las políticas de la Unión pueden tener diferentes objetivos a corto, medio y largo plazo cuya realización no puede ser determinada ineludiblemente por un único MFP; considera que sería conveniente reflexionar sobre un nuevo equilibrio entre la definición de la agenda política, la ejecución de las políticas y las necesidades del marco financiero;

10.  Pide a la Comisión que examine la viabilidad de introducir una verdadera flexibilidad presupuestaria en términos de objetivos políticos mediante la creación, en particular, de un programa de presupuestación evolutiva con una planificación a cinco años vista, una o varias cláusulas de revisión en términos de objetivos y políticas, y un programa de evaluación evolutivo; prevé una mayor flexibilidad interna entre las rúbricas y los ejercicios para permitir la plena utilización de los nuevos límites máximos del MFP;

11.  Señala que, durante el periodo del MFP, la Unión podría tener que afrontar nuevos retos; pide a la Comisión que confiera flexibilidad a la planificación presupuestaria, de modo que sea capaz de acometer más eficazmente cambios imprevistos en las circunstancias; considera, a este respecto, que sigue siendo necesaria la adopción de medidas de emergencia adecuadas, en coordinación con otras acciones, para aliviar las crisis en Europa, en particular en los ámbitos de la agricultura y la migración, junto con medidas destinadas a garantizar el pleno respeto del papel del Parlamento en la ejecución y adopción del MFP, y que el Consejo no actúe sin la aprobación del Parlamento;

12.  Recuerda su preocupación por que la complejidad financiera resultante de la interacción de más de un millar de instrumentos de ingeniería financiera y fondos fiduciarios y de los numerosos mecanismos financieros de apoyo a las políticas de la Unión que no están registrados en su balance constituya una de las principales razones por las cuales la rendición de cuentas democrática de la infinidad de presupuestos pueda ser imposible; pide, además de la simplificación de la miríada de presupuestos, una mayor flexibilidad en la utilización intersectorial de los diferentes instrumentos financieros, de modo que se superen las normativas restrictivas que evitan que los beneficiarios saquen provecho de los múltiples programas para proyectos con objetivos comunes;

13.  Reitera su petición de que se integre el Fondo Europeo de Desarrollo en el presupuesto de la Unión, con el fin de poder controlar y combatir las causas profundas de la migración excesiva de un modo mejor y acorde con las políticas y estrategias de la Unión, utilizando herramientas y métodos derivados de la competencia presupuestaria de la Unión; considera que los retos europeos comunes en la política de desarrollo pueden abordarse mejor mediante la gestión conjunta del presupuesto de la Unión;

Necesidades bien fundadas y valor añadido europeo

14.  Respalda la sugerencia formulada por el Tribunal de Cuentas Europeo en su documento informativo sobre la revisión intermedia del marco financiero plurianual 2014-2020 en el sentido de que es preferible determinar la duración de los programas y regímenes según las necesidades políticas y de los ciudadanos y no basarla en la duración del período de planificación financiera(5);

15.  Señala que los Estados miembros y la Comisión han de poder presentar necesidades bien fundadas en términos de financiación de la Unión, y definir los objetivos y resultados que deben alcanzarse antes de establecer cualquier gasto, y destaca la importancia de respetar las necesidades reales de los ciudadanos a través de un enfoque integrado y territorial; pide a la Comisión que defina claramente los criterios del valor añadido de la Unión, a fin de evitar cualquier posible ambigüedad en las decisiones relativas al gasto de la Unión; señala, además, que los principios de eficacia, eficiencia y buena gestión financiera deben respetarse por encima de cualquier decisión presupuestaria;

16.  Opina que las regiones que elaboran sus cuentas de conformidad con las normas europeas de contabilidad para el sector público cumplen perfectamente los requisitos de la Unión en materia de transparencia; observa, asimismo, que la contabilidad por partida doble sería un método ideal para facilitar el cumplimiento de las obligaciones de notificación a la Comisión a las que están sujetas las regiones y las instituciones de fomento; pide, como incentivo adicional, que la Unión cofinancie la aplicación y la adaptación continua de las normas de contabilidad para el sector público;

17.  Anima a la Comisión a que siga mejorando y racionalizando la estructura y la composición del gasto de la Unión en la política de cohesión, con el fin de abordar satisfactoriamente las disparidades y las divisiones existentes entre las zonas urbanas y rurales y entre los distintos Estados miembros, con miras a invertir los procesos que ahondan las divergencias, y superar la fragmentación y velar por un desarrollo futuro sólido de la Unión como una comunidad democrática, fuerte y cohesionada; reitera su posición en el sentido de que las nuevas prioridades políticas deben acompañarse de recursos financieros adicionales y no financiarse en detrimento de las políticas de la Unión ya existentes; opina que las políticas de cohesión económica, social y territorial de la Unión pueden seguir prestando apoyo a las regiones menos desarrolladas, y proporcionando una mejor cooperación transfronteriza, si bien anima a la Comisión a que no solo brinde un apoyo financiero meramente redistributivo, sino que, teniendo en cuenta las necesidades de los ciudadanos, se centre aún más en el desarrollo y la modernización del crecimiento, la innovación, la movilidad, el cambio climático, la protección del territorio frente a las catástrofes naturales y las provocadas por el ser humano, la energía y la transición ecológica, y en el impacto territorial de las políticas de la Unión, al tiempo que se aplican los mismos criterios en toda la Unión; señala asimismo que este enfoque de base local genera un valor añadido europeo, así como un valor para los ciudadanos de la Unión, y es fundamental para lograr el objetivo de una Europa inteligente, sostenible e integradora, ya que proporciona flexibilidad a la hora de dar respuestas integradas a las distintas necesidades territoriales, sin perder de vista la temática central de las políticas de la Unión;

18.  Reitera su llamamiento en favor de una simplificación del sistema de gestión de la política de cohesión a todos los niveles de gobernanza y del sistema de control, que debe basarse más en la confianza mutua y la cooperación entre las diferentes autoridades de auditoría en aras de reducir la carga administrativa; opina que la política de cohesión económica, social y territorial de la Unión debe centrarse más en las necesidades específicas de cada región, con miras a hacer frente a sus verdaderas carencias y fomentar sus puntos fuertes;

19.  Señala que los avances realizados por los beneficiarios de la política de cohesión deben tenerse en cuenta de forma más adecuada a la hora de distribuir fondos de la Unión; pide a la Comisión que presente un sistema revisado para los porcentajes de cofinanciación de proyectos de cohesión, que reconozca los avances realizados y reduzca el porcentaje de financiación de la Unión en los ámbitos en los que ya se hayan realizado progresos;

20.  Señala que es necesario encontrar un nuevo equilibrio entre, por un lado, la PAC y las políticas de cohesión y, por otro, las demás políticas internas de la Unión y una capacidad externa reforzada de la Unión, incluidos los elementos de seguridad y defensa; anima a la Comisión a que haga hincapié en la cooperación en materia de seguridad y defensa cuando elabore su propuesta de MFP posterior a 2020, y cuando reforme y aplique instrumentos financieros de la Unión como el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE); apoya la idea de una mayor integración europea y de más iniciativas concretas en el ámbito de la seguridad y defensa;

21.  Recuerda sus observaciones(6) sobre la estructura insostenible del gasto de la PAC: observa con preocupación que en un 44,7 % del total de las explotaciones agrícolas de la Unión los ingresos anuales no lleguen a los 4 000 euros; observa con incluso mayor preocupación que, de media, el 80 % de los beneficiarios de la ayuda directa de la PAC recibieron alrededor del 20 % de los pagos, y recomienda que la Comisión imponga un límite máximo a los pagos de la PAC al objeto de rectificar esta anomalía; señala que, en tiempos de volatilidad o de crisis, las explotaciones agrícolas más grandes no necesitan forzosamente el mismo grado de apoyo que las explotaciones más pequeñas para la estabilización de la renta agrícola, pues a menudo se benefician de economías de escala potenciales que pueden hacerlas más resilientes; considera que los regímenes de financiación de la PAC podrían centrarse más en los agricultores sujetos a limitaciones especiales: pequeñas explotaciones, zonas problemáticas en términos climáticos y geográficos y regiones escasamente pobladas;

22.  Pide a la Comisión que, en el marco de su reflexión sobre una PAC simplificada y modernizada, imponga un diseño diferente de las políticas o un modelo distinto de distribución de los pagos directos, con miras a proporcionar una forma mejor de destinar los fondos públicos a los objetivos agroambientales y climáticos; subraya, no obstante, la necesidad de prever una compensación financiera equilibrada para cubrir los costes del cumplimiento de unas normas sanitarias y medioambientales elevadas en la producción de alimentos, así como los altos costes de producción asociados a las condiciones climáticas difíciles en algunas zonas geográficas, dado que los agricultores en Europa a menudo tienen dificultades para enfrentarse a la competencia mundial;

Medidas para poner fin a los compromisos pendientes: repercusiones de la falta de una verdadera evaluación y de una capacidad presupuestaria eficaz

23.  Lamenta profundamente los persistentes altos niveles de compromisos pendientes que, por una parte, son el resultado de los retrasos de los Estados miembros a la hora de presentar las solicitudes de pago y, por otra, vienen motivados por los considerables retrasos de la Comisión Europea a la hora de proponer los programas; señala que estas circunstancias hacen imposible cualquier evaluación y revisión eficaz de la ejecución del presupuesto, ya sea a medio plazo o al final del periodo de programación; lamenta que este hecho aminore la capacidad de previsión de la Autoridad Presupuestaria; deplora, en particular, que los compromisos pendientes aumentaran considerablemente a finales de 2016, hasta alcanzar los 238 000 millones de euros, y que el incremento con respecto a las cifras de 2015 —más de 21 000 millones de euros— fuera el doble de lo previsto inicialmente;

24.  Señala que esta situación es consecuencia, en gran medida, del nivel muy bajo de presentación de solicitudes de pago de los Estados miembros para el periodo 2014-2020, y subraya que esta situación podría socavar la eficacia de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos; pide a la Comisión que analice las causas de los retrasos en la presentación de las solicitudes de pago por parte de los Estados miembros y, en particular, que vuelva a examinar la arquitectura global de los Fondos Estructurales, de cara a acelerar el proceso que engloba la programación de la Unión, el seguimiento por parte de la Comisión y la ejecución por parte de las autoridades de los Estados miembros;

25.  Pide a la Comisión que cuestione el valor añadido de las normas n+2 y n+3 en los pagos de los Fondos Estructurales y que presente una propuesta que establezca que, antes de que finalice el periodo de programación, los Estados miembros estén obligados a reembolsar al presupuesto de la Unión los Fondos Estructurales sin utilizar;

Presupuesto basado en los resultados: marco para la determinación de los valores límite

26.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que modernicen y rediseñen de manera significativa el presupuesto de la Unión de acuerdo con los principios de la presupuestación basada en resultados (también evaluando y teniendo siempre en cuenta el impacto social de dicha presupuestación), con el fin de ajustar las nuevas prioridades acordadas a nivel de la UE-27 y de apoyar una función de estabilización presupuestaria para la zona del euro utilizando recursos propios;

27.  Considera que cualquier nueva capacidad presupuestaria propuesta específicamente para los Estados miembros de la zona del euro debe desarrollarse dentro del ámbito de la Unión y estar sujeta a un control y una rendición de cuentas democráticos y adecuados en todas las instituciones existentes, y que toda asistencia financiera prestada con cargo a esta capacidad debe estar subordinada a la aplicación de las reformas estructurales acordadas;

28.  Insiste en que el objetivo del presupuesto de la Unión debe ser la consecución de los objetivos políticos definidos en una estrategia política de la Unión y reflejados en las rúbricas del MFP, y que las líneas presupuestarias deben presentarse en este marco y reagruparse en fichas de programa que persigan esos objetivos y no enumeradas por actividades; anima a la Comisión a desarrollar un enfoque más integrado de la utilización de diferentes líneas presupuestarias y fondos para poder responder a los desafíos de la vida real a escalas regional, nacional y europea; subraya asimismo que los costes de la cooperación reforzada deben incluirse en el presupuesto de la Unión;

29.  Recuerda que, en su Resolución que acompaña a la aprobación de la gestión 2015, el Parlamento pidió a la Comisión que propusiera las actualizaciones necesarias de la concepción y el mecanismo de ejecución de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos, teniendo asimismo en cuenta las sugerencias del grupo de alto nivel sobre simplificación de cara a reforzar la contribución de la política de cohesión a la desaparición de las desigualdades y los desequilibrios entre las regiones y los Estados miembros de la Unión, y que previera para el próximo periodo de programación unos indicadores de rendimiento que sean más fáciles de gestionar y se puedan medir, incluido el impacto social de dichos programas; insiste en que todos los gastos futuros deben centrarse en programas e instrumentos con un probado valor añadido europeo y que los resultados deben constituir el eje de la próxima generación de todos los programas y regímenes, junto con un mejor equilibro geográfico, que debería garantizar una distribución justa de la financiación en Europa;

30.  Señala que las finanzas de la Unión deben poder responder a las necesidades financieras de las nuevas prioridades, como la lucha contra el terrorismo, la gestión de la migración abordando de forma más adecuada sus causas profundas, la mejora de la integración a través de los controles fronterizos, entre otras medidas, y la minimización de los efectos de la posible brecha financiera como consecuencia del brexit;

31.  Pide a la Comisión que mejore su estrategia de comunicación del valor añadido de los fondos de la UE a los ciudadanos;

Medidas para salvar la brecha después del brexit: racionalización del presupuesto e introducción de nuevos recursos

32.  Considera que, si bien la decisión del Reino Unido de salir de la Unión es un acontecimiento lamentable que tendrá un impacto negativo en la vida futura de los ciudadanos del Reino Unido y de los restantes Estados miembros, también ofrece la oportunidad para redefinir y reformar las ambiciones políticas de la UE-27 y los instrumentos y métodos presupuestarios necesarios; estima que la UE-27 debe ser ambiciosa en su reforma presupuestaria y aspirar a mantener un presupuesto anual de la UE de una dimensión similar al de la UE-28;

33.  Opina que los ámbitos políticos susceptibles de sufrir más significativamente la brecha presupuestaria derivada del brexit deben ser protegidos frente a reveses importantes, al objeto de evitar la desestabilización del actual marco económico, social y administrativo; señala, en particular, la necesidad de garantizar los recursos de la Unión en los ámbitos del crecimiento, el empleo, la cohesión social, la investigación, el desarrollo y la innovación, en aras de reforzar el liderazgo de la Unión a nivel mundial; pide a la Comisión, a este respecto, que examine detenidamente las consecuencias de los distintos escenarios del brexit cuando prepare la propuesta de MFP y su evaluación de impacto;

34.  Señala, no obstante, que a la hora de colmar la brecha presupuestaria, el objetivo principal no debe ser aumentar el porcentaje de financiación pública, sino proporcionar una base financiera más sostenible para todos los ámbitos de actuación política y garantizar el máximo aprovechamiento de los recursos privados; pide, a este respecto, un cambio de paradigma en el gasto de la Unión, que pase de una financiación basada en subvenciones a un sistema más orientado a instrumentos financieros que, sin embargo, también considere detenidamente las capacidades y las necesidades financieras de los distintos beneficiarios; subraya, no obstante, que este cambio debe realizarse de forma que no menoscabe la gestión transparente del presupuesto y las medidas de control presupuestario;

35.  Recuerda que los instrumentos financieros no son adecuados para todos los tipos de intervenciones en ámbitos políticos, como la política de cohesión; señala que los préstamos, el capital o las garantías pueden tener una función complementaria, pero que deben utilizarse con cautela, sobre la base de una adecuada evaluación ex ante, y solo deben complementarse las subvenciones en aquellos casos en que los instrumentos financieros acrediten un valor añadido y puedan producir un efecto de apalancamiento atrayendo otros apoyos financieros;

36.  Hace hincapié, en particular, en la necesidad de omitir la fijación innecesaria del límite máximo del 1 % la RNB de la Unión, puesto en práctica en el actual MFP 2014-2020, dado que, a menudo, este límite máximo restringe el gasto, y hace que sea mucho más difícil equilibrar el presupuesto en tiempos de circunstancias variables; anima a los Estados miembros a tener en cuenta la flexibilidad en sus debates sobre el presupuesto;

37.  Anima a la Comisión a presentar propuestas concretas de nuevos recursos, que reducirían el porcentaje de las contribuciones nacionales al presupuesto de la Unión basadas meramente en la RNB; señala que el nuevo sistema podría poner fin al principio contable antieuropeo de «justa compensación», que pone un énfasis desproporcionado en los saldos netos entre los Estados miembros y que, lamentablemente, ha dominado los debates presupuestarios en el Consejo desde hace varios años;

38.  Considera que la Comisión debe, en primer lugar, examinar la posibilidad de recaudar un impuesto sobre las emisiones de CO2 mediante la tarificación del carbono (recurriendo a la tributación o a instrumentos basados en el mercado), como una forma de reforzar el presupuesto de la UE-27, tal como propone el Grupo de alto nivel sobre recursos propios en su informe sobre la financiación futura de la Unión(7); opina que un instrumento como este podría proporcionar también un valor añadido adicional en Europa, dado que el impuesto funcionaría como un incentivo para el cambio de comportamiento de los consumidores y productores en favor de un futuro con menos emisiones de carbono; estima, sin embargo, que toda solución de la Unión basada en impuestos debe ser lo más neutral posible frente a la presión fiscal total de un determinado Estado miembro, y basarse, por contra, en un aumento de las contribuciones de los agentes de riesgo; señala que este tipo de impuesto sobre las emisiones de CO2 debe tener en cuenta los actuales regímenes de comercio de emisiones para evitar que los medios y los objetivos se solapen y se opongan;

39.  Anima a la Comisión y a los Estados miembros a que consideren también otros recursos basados en impuestos disponibles a nivel de la UE-27 que puedan ofrecer más valor añadido europeo en determinados ámbitos políticos relacionados con riesgos, reforzando al mismo tiempo el presupuesto de la Unión;

40.  Pide a la Comisión que aproveche la oportunidad para reformar el presupuesto de la Unión y omitir todos los mecanismos de descuento, ya que esto proporcionaría una estructura más justa, equitativa y estimulante para todos los Estados miembros.

INFORMACIÓN SOBRE LA APROBACIÓN EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

20.11.2017

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

10

8

0

Miembros presentes en la votación final

Nedzhmi Ali, Inés Ayala Sender, Martina Dlabajová, Luke Ming Flanagan, Ingeborg Gräßle, Arndt Kohn, Monica Macovei, Petri Sarvamaa, Bart Staes, Hannu Takkula, Tomáš Zdechovský, Joachim Zeller

Suplentes presentes en la votación final

Brian Hayes, Karin Kadenbach, Younous Omarjee, Julia Pitera

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Tiziana Beghin, Tiemo Wölken

VOTACIÓN FINAL NOMINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

10

+

ALDE

ECR

PPE

Nedzhmi Ali, Martina Dlabajová, Hannu Takkula

Monica Macovei

Ingeborg Gräßle, Brian Hayes, Julia Pitera, Petri Sarvamaa, Tomáš Zdechovský, Joachim Zeller

8

-

EFDD

GUE/NGL

S&D

VERTS/ALE

Tiziana Beghin

Luke Ming Flanagan, Younous Omarjee

Inés Ayala Sender, Karin Kadenbach, Arndt Kohn, Tiemo Wölken

Bart Staes

0

0

 

 

Explicación de los signos utilizados

+  :  a favor

-  :  en contra

0  :  abstenciones

28.2.2018

POSICIÓN EN FORMA DE ENMIENDAS

de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

para la Comisión de Presupuestos

sobre el próximo MFP: preparación de la posición del Parlamento sobre el MFP posterior a 2020

(2017/2052(INI))

En nombre de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales: Marita Ulvskog (presidenta)

Position

ENMIENDAS

La Comisión de Empleo y Asuntos Sociales presenta a la Comisión de Presupuestos, competente para el fondo, las enmiendas siguientes:

Enmienda    1

en nombre de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

Propuesta de Resolución

Visto 1

Propuesta de Resolución

Enmienda

—  Vistos los artículos 311, 312 y 323 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE),

—  Vistos los artículos 174, 175, 311, 312 y 323 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE),

Enmienda    2

en nombre de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

Propuesta de Resolución

Visto 7

Propuesta de Resolución

Enmienda

—  Vistos el informe de la Comisión de Presupuestos y las opiniones de la Comisión de Asuntos Exteriores, de la Comisión de Desarrollo, de la Comisión de Control Presupuestario, de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria, de la Comisión de Industria, Investigación y Energía, de la Comisión de Transportes y Turismo, de la Comisión de Desarrollo Regional, de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural, de la Comisión de Pesca, de la Comisión de Cultura y Educación, de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior, de la Comisión de Asuntos Constitucionales y de la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género (A8-0048/2018),

—  Vistos el informe de la Comisión de Presupuestos y las opiniones y enmiendas de la Comisión de Asuntos Exteriores, de la Comisión de Desarrollo, de la Comisión de Control Presupuestario, de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales, de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria, de la Comisión de Industria, Investigación y Energía, de la Comisión de Transportes y Turismo, de la Comisión de Desarrollo Regional, de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural, de la Comisión de Pesca, de la Comisión de Cultura y Educación, de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior, de la Comisión de Asuntos Constitucionales y de la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género (A8-0048/2018),

Enmienda    3

en nombre de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

Propuesta de Resolución

Considerando B

Propuesta de Resolución

Enmienda

B.  Considerando que el MFP 2014-2020 demostró rápidamente que no era adecuado para satisfacer las necesidades reales y las ambiciones políticas, ya que, desde un principio, tuvo que hacer frente a una serie de crisis y a nuevos retos en los ámbitos de la inversión, la migración y los refugiados, el empleo juvenil, la seguridad, la agricultura y el medio ambiente que no se habían previsto en el momento de su adopción; que, como consecuencia de ello, el actual MFP ya había alcanzado el límite tras solo dos años de aplicación, ya que los márgenes disponibles se habían agotado, las disposiciones de flexibilidad y los instrumentos especiales se habían movilizado sustancialmente, las políticas y los programas existentes habían sido objeto de presiones o incluso se habían reducido y se habían creado algunos mecanismos extrapresupuestarios como modo de compensar el nivel insuficiente del presupuesto de la Unión;

B.  Considerando que el MFP 2014-2020 demostró rápidamente que no era adecuado para satisfacer las necesidades reales y las ambiciones políticas, ya que, desde un principio, tuvo que hacer frente a una serie de crisis y a nuevos retos en los ámbitos de la inversión, la exclusión social, la migración y los refugiados, el empleo juvenil, la seguridad, la agricultura y el medio ambiente que no se habían previsto en el momento de su adopción; que, como consecuencia de ello, el actual MFP ya había alcanzado el límite tras solo dos años de aplicación, ya que los márgenes disponibles se habían agotado, las disposiciones de flexibilidad y los instrumentos especiales se habían movilizado sustancialmente, las políticas y los programas existentes habían sido objeto de presiones o incluso se habían reducido, comprometiendo la consecución de los objetivos de Europa 2020, como el objetivo de reducción de la pobreza, y se habían creado algunos mecanismos extrapresupuestarios como modo de compensar el nivel insuficiente del presupuesto de la Unión;

Enmienda    4

en nombre de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

Propuesta de Resolución

Apartado 3 bis (nuevo)

Propuesta de Resolución

Enmienda

 

3 bis.  Señala que es sumamente importante obtener el apoyo pleno de los ciudadanos europeos en el marco de las actuales limitaciones presupuestarias, a fin de reafirmar y cumplir nuestros compromisos de crecimiento y empleo; pide, por tanto, un mejor uso de los fondos existentes, hace hincapié en que el reto que afronta la Unión Europea no será gastar más, sino gastar de manera más eficiente;

Enmienda    5

en nombre de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

Propuesta de Resolución

Apartado 3 ter (nuevo)

Propuesta de Resolución

Enmienda

 

3 ter.  Destaca que las políticas de reducción de la pobreza y de inclusión social centradas en los grupos vulnerables no han producido los resultados que se esperaban, y recuerda a la Comisión su compromiso de realizar propuestas concretas para establecer un modelo presupuestario público basado en resultados en el que cada partida presupuestaria se acompañe de objetivos y resultados que serán medidos por indicadores de rendimiento;

Enmienda    6

en nombre de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

Propuesta de Resolución

Apartado 4

Propuesta de Resolución

Enmienda

4.  Está convencido de que el próximo MFP debe basarse en las políticas y las prioridades consolidadas de la Unión, que tienen por objeto defender la paz, la democracia y los derechos humanos, impulsar el bienestar, el crecimiento económico sostenible y a largo plazo, el empleo de calidad, el desarrollo sostenible y la innovación y fomentar la cohesión económica, social y territorial, así como la solidaridad entre los Estados miembros y sus ciudadanos; considera que estos tres pilares son requisitos previos para el correcto funcionamiento del mercado único y de la Unión Económica y Monetaria, así como para reforzar la posición de Europa en el mundo; considera que son más importantes que nunca para los futuros proyectos de Europa;

4.  Está convencido de que el próximo MFP debe basarse en las políticas y las prioridades consolidadas de la Unión, que tienen por objeto defender la paz, la democracia y los derechos humanos, impulsar el bienestar, el desarrollo económico sostenible y a largo plazo, el crecimiento, el empleo de calidad con todos los derechos laborales que den lugar a la consecución de un trabajo digno y la innovación, y fomentar la igualdad de oportunidades para todos sus ciudadanos, y en particular la igualdad de género, y promover la cohesión económica, social y territorial, así como la solidaridad entre los Estados miembros y sus ciudadanos; considera que estos tres pilares son requisitos previos para el correcto funcionamiento del mercado único y de la Unión Económica y Monetaria, así como para reforzar la posición de Europa en el mundo; considera que son más importantes que nunca para los futuros proyectos de Europa;

Enmienda    7

en nombre de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

Propuesta de Resolución

Apartado 4 bis (nuevo)

Propuesta de Resolución

Enmienda

 

4 bis.  Hace hincapié en que la Unión debe cumplir sus compromisos con arreglo a los Tratados, como el fomento del bienestar de las personas, el pleno empleo, el progreso social, la cohesión social, la justicia y la protección sociales, la competencia leal, la igualdad entre mujeres y hombres, la solidaridad entre generaciones, la protección de los derechos del niño, el desarrollo de una educación de calidad y el conocimiento y la difusión del patrimonio cultural europeo; insiste en que la Unión perseguirá estos objetivos mediante los medios apropiados que garanticen la mejora constante de las condiciones de vida y trabajo de sus pueblos y contribuyan a la conservación y al desarrollo de los derechos fundamentales incluidos en la Carta, así como a fortalecer su protección;

Enmienda    8

en nombre de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

Propuesta de Resolución

Apartado 4 ter (nuevo)

Propuesta de Resolución

Enmienda

 

4 ter.  Destaca que la Unión debe responder a su compromiso de encabezar la aplicación de los ODS de las Naciones Unidas;

Enmienda    9

en nombre de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

Propuesta de Resolución

Apartado 5

Propuesta de Resolución

Enmienda

5.  Considera que el próximo MFP debe permitir a la Unión ofrecer soluciones y salir fortalecida de las crisis de la década: la crisis económica y financiera, el fenómeno de la migración y los refugiados, el cambio climático y los desastres naturales, el terrorismo y la inestabilidad, por mencionar solo algunos ejemplos; subraya que estos retos transfronterizos mundiales con implicaciones nacionales ponen de manifiesto la interdependencia de nuestras economías y sociedades, y destacan la necesidad de adoptar medidas conjuntas;

5.  Considera que el próximo MFP debe permitir a la Unión ofrecer soluciones y salir fortalecida de las crisis de la década: la crisis económica, social y financiera, las desigualdades, la pobreza, en especial la pobreza infantil, y la exclusión social crecientes, el fenómeno de la migración y los refugiados, el cambio climático y los desastres naturales, el terrorismo y la inestabilidad, por mencionar solo algunos ejemplos; subraya que estos retos transfronterizos mundiales con implicaciones nacionales ponen de manifiesto la interdependencia de nuestras economías y sociedades, y destacan la necesidad de adoptar medidas conjuntas;

Enmienda    10

en nombre de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

Propuesta de Resolución

Apartado 7

Propuesta de Resolución

Enmienda

7.  Pide, por tanto, un apoyo constante a las políticas existentes, en particular las políticas tradicionales de la Unión consagradas en los Tratados, a saber, la política agrícola común y la política pesquera, así como la política de cohesión; rechaza cualquier intento de renacionalización de estas políticas, ya que ello no contribuiría a reducir la carga financiera que pesa sobre los contribuyentes y los consumidores ni a lograr mejores resultados, sino que impediría el crecimiento y el funcionamiento del mercado único, aumentando al mismo tiempo las disparidades entre territorios y sectores económicos; tiene la intención de garantizar el mismo nivel de financiación de la UE-27 para estas políticas en el próximo período de programación, mejorando al mismo tiempo su valor añadido y simplificando los procedimientos vinculados a ellas;

7.  Pide, por tanto, un apoyo constante a las políticas existentes, en particular las políticas tradicionales de la Unión consagradas en los Tratados, a saber, la política agrícola común y la política pesquera, así como la política de cohesión; rechaza cualquier intento de renacionalización de estas políticas, ya que ello no contribuiría a reducir la carga financiera que pesa sobre los contribuyentes y los consumidores ni a lograr mejores resultados, sino que impediría el crecimiento, la solidaridad y el funcionamiento del mercado único, aumentando aún más al mismo tiempo las desigualdades y las disparidades entre territorios y sectores económicos; tiene la intención de garantizar al menos el mismo nivel de financiación de la UE-27 para estas políticas en el próximo período de programación, mejorando al mismo tiempo su valor añadido y simplificando los procedimientos vinculados a ellas;

Enmienda    11

en nombre de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

Propuesta de Resolución

Apartado 17

Propuesta de Resolución

Enmienda

17.  Considera que el MFP, que traduce las prioridades políticas de la Unión en inversiones concretas, es un instrumento excelente para la planificación a largo plazo del proyecto europeo y para garantizar un cierto nivel estable de inversión pública en los Estados miembros; recuerda, además, que el presupuesto de la Unión es sobre todo un presupuesto de inversión que sirve de fuente de financiación adicional y complementaria para las acciones emprendidas a nivel nacional, regional y local;

17.  Considera que el MFP, que traduce las prioridades políticas de la Unión en inversiones concretas, incluidas las inversiones sociales, es un instrumento excelente para la planificación a largo plazo del proyecto europeo y para garantizar un cierto nivel estable de inversión pública en los Estados miembros; recuerda, además, que el presupuesto de la Unión es sobre todo un presupuesto de inversión que sirve de fuente de financiación adicional y complementaria para las acciones emprendidas a nivel nacional, regional y local;

Enmienda    12

en nombre de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

Propuesta de Resolución

Apartado 17 bis (nuevo)

Propuesta de Resolución

Enmienda

 

17 bis.  Pide una mayor inversión en la creación de empleo de calidad en los sectores orientados al futuro, en la economía social y en los sectores social y sanitario;

Enmienda    13

en nombre de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

Propuesta de Resolución

Apartado 37

Propuesta de Resolución

Enmienda

37.  Considera que la utilización del FEAG, instrumento de solidaridad de la Unión que apoya a los trabajadores que pierden su empleo como consecuencia de grandes cambios estructurales en los patrones del comercio mundial derivados de la globalización o como consecuencia de la crisis económica y financiera mundial, no ha estado a la altura de las expectativas y ha de ser mejorada; señala, entre otras cosas, que los procedimientos para poner en práctica el apoyo del FEAG exigen demasiado tiempo y trabajo; considera que, en el marco del nuevo MFP, el FEAG revisado debe contar, al menos, con una dotación anual idéntica;

37.  Considera que la utilización del FEAG, instrumento de solidaridad de la Unión que apoya a los trabajadores que pierden su empleo como consecuencia de grandes cambios estructurales en los patrones del comercio mundial derivados de la globalización o como consecuencia de la crisis económica y financiera mundial no ha desplegado todo su potencial y podría mejorarse más para llegar de manera eficaz a los trabajadores despedidos (también en las pymes) y reinsertarlos de la misma manera en el mercado laboral, así como para llegar a más Estados miembros;

Enmienda    14

en nombre de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

Propuesta de Resolución

Apartado 47

Propuesta de Resolución

Enmienda

47.  Pide una verdadera simplificación del sistema presupuestario de la Unión en el próximo MFP; subraya, en particular, la necesidad de reducir los solapamientos entre los instrumentos que apoyen tipos de medidas similares, por ejemplo en los ámbitos de la innovación, las pymes o el transporte, así como la necesidad de eliminar la competencia que existe entre las diferentes formas y fuentes de financiación, con el fin de garantizar la máxima complementariedad y establecer un marco financiero coherente;

47.  Pide una verdadera simplificación del sistema presupuestario de la Unión en el próximo MFP; subraya, en particular, la necesidad de reducir los solapamientos entre los instrumentos que apoyen tipos de medidas similares, sin correr el riesgo de perder elementos importantes de los diferentes programas, por ejemplo en los ámbitos de la innovación, las pymes o el transporte, así como la necesidad de eliminar la competencia que existe entre las diferentes formas y fuentes de financiación, creando más sinergias entre instrumentos con el fin de garantizar la máxima complementariedad y abordar mejor problemas como el desempleo y los retos demográficos, conduciendo por tanto a un marco financiero más coherente;

Enmienda    15

en nombre de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

Propuesta de Resolución

Apartado 62

Propuesta de Resolución

Enmienda

62.  Pide a la Comisión que simplifique y armonice las normas que rigen el uso de los instrumentos financieros en el próximo MFP con el fin de maximizar la eficacia de su aplicación; considera la opción de un fondo único que integre los instrumentos financieros a escala de la Unión que se gestionan de forma centralizada en el marco de programas como el Mecanismo «Conectar Europa» (MCE), Horizonte 2020, COSME, Europa Creativa y el programa de Empleo e Innovación Social (EaSI), por un lado, y el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE), por otro, una propuesta que ha de debatirse con mayor profundidad; es de la opinión de que esta solución debe prever una estructura clara para la elección de los distintos tipos de instrumentos financieros para los diferentes ámbitos políticos y tipos de acciones; subraya, no obstante, que este fondo no podría integrar nunca los instrumentos financieros gestionados por los Estados miembros en el marco de la política de cohesión;

62.  Pide a la Comisión que simplifique y armonice las normas que rigen el uso de los instrumentos financieros en el próximo MFP con el fin de maximizar la eficacia de su aplicación; considera la opción de un fondo único que integre los instrumentos financieros a escala de la Unión que se gestionan de forma centralizada en el marco de programas como el Mecanismo «Conectar Europa» (MCE), Horizonte 2020, COSME, Europa Creativa y el programa de Empleo e Innovación Social (EaSI), por un lado, y el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE), por otro, una propuesta que ha de debatirse con mayor profundidad; es de la opinión de que esta solución puede prever una estructura clara para la elección de los distintos tipos de instrumentos financieros para los diferentes ámbitos políticos y tipos de acciones; subraya, no obstante, que este fondo no podría integrar nunca los instrumentos financieros gestionados por los Estados miembros en el marco de la política de cohesión;

Enmienda    16

en nombre de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

Propuesta de Resolución

Apartado 65 – rúbrica 2 – guion 1 – topo 1

Proyecto de opinión

Enmienda

–  inversiones en innovación, digitalización, reindustrialización, pymes, transporte y adaptación al cambio climático

–  inversiones en innovación, digitalización, reindustrialización, pymes, transporte, adaptación al cambio climático y retos demográficos

Enmienda    17

en nombre de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

Propuesta de Resolución

Apartado 65 – rúbrica 2 – guion 1 – topo 2

Proyecto de opinión

Enmienda

–  empleo, asuntos sociales e inclusión social

–  empleo, asuntos sociales e inclusión social, reducción de las desigualdades y lucha contra la pobreza

 

  adaptación de capacidades y cualificaciones a las necesidades del mercado laboral

 

  reducción de diferencias en términos de empleo entre los Estados miembros y los países candidatos;

Enmienda    18

en nombre de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

Propuesta de Resolución

Apartado 65 – rúbrica 2 – guion 2

Proyecto de opinión

Enmienda

–  educación y aprendizaje permanente;

–  educación, atendiendo muy especialmente las capacidades digitales y de emprendimiento, y aprendizaje permanente;

Enmienda    19

en nombre de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

Propuesta de Resolución

Apartado 68

Propuesta de Resolución

Enmienda

68.  Considera que el próximo MFP debe concentrar en mayor medida los recursos presupuestarios en ámbitos que ofrezcan un claro valor añadido europeo y estimulen el crecimiento económico, la competitividad y el empleo; subraya, en este contexto, la importancia de la investigación y la innovación en la creación de una economía sostenible, líder en el mundo y basada en el conocimiento, y lamenta que, debido a la falta de financiación adecuada, solo una pequeña proporción de proyectos de alta calidad en este ámbito haya recibido financiación de la Unión con cargo al MFP actual;

68.  Considera que el próximo MFP debe concentrar en mayor medida los recursos presupuestarios en ámbitos que ofrezcan un claro valor añadido europeo y estimulen el desarrollo económico y la inclusión social, la competitividad y el empleo;

Enmienda    20

en nombre de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

Propuesta de Resolución

Apartado 74

Propuesta de Resolución

Enmienda

74.  Subraya la importancia de garantizar financiación para completar el mercado único digital utilizando plenamente el espectro, el despliegue de la tecnología 5G y la conectividad de alta velocidad y realizando más progresos en la armonización de las normas de telecomunicaciones de la Unión a fin de crear el marco reglamentario adecuado para la mejora de la conectividad a internet en toda la Unión; subraya que el Mecanismo «Conectar Europa» en el sector de las telecomunicaciones debe continuar apoyando las infraestructuras de servicios digitales y las redes de banda ancha, facilitando su accesibilidad, en particular en las regiones más alejadas y las zonas rurales, y mejorando la alfabetización digital, la interconectividad y la interoperabilidad;

74.  Subraya la importancia de garantizar financiación para completar el mercado único digital utilizando plenamente el espectro, el despliegue de la tecnología 5G y la conectividad de alta velocidad y realizando más progresos en la armonización de las normas de telecomunicaciones de la Unión a fin de crear el marco reglamentario adecuado para la mejora de la conectividad a internet en toda la Unión; subraya que el Mecanismo «Conectar Europa» en el sector de las telecomunicaciones debe continuar apoyando las infraestructuras de servicios digitales y las redes de banda ancha, facilitando su accesibilidad, en particular en las regiones más alejadas y las zonas rurales, y mejorando la alfabetización digital, la interconectividad y la interoperabilidad; subraya la importancia de mejorar las capacidades digitales de los ciudadanos y la mano de obra de Europa;

Enmienda    21

en nombre de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

Propuesta de Resolución

Apartado 81

Propuesta de Resolución

Enmienda

81.  Subraya que la política de cohesión posterior a 2020 debe seguir siendo la principal política de inversión de la Unión Europea que cubra todas las regiones de la Unión, concentrando la mayor parte de los recursos en las más vulnerables; considera que, más allá del objetivo de reducir las disparidades entre los niveles de desarrollo y aumentar la convergencia, consagrado en el Tratado, la política de cohesión debe centrarse en la consecución de los grandes objetivos políticos de la Unión, y propone, por consiguiente, que, en el próximo MFP, los tres fondos de la política de cohesión —el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), el Fondo Social Europeo (FSE) y el Fondo de Cohesión— se centren principalmente en ofrecer apoyo para la innovación, la digitalización, la reindustrialización, las pymes, el transporte, la adaptación al cambio climático, el empleo y la inclusión social; pide, por otra parte, que se dote a la política de cohesión de un componente de cooperación territorial reforzada y de una dimensión urbana;

81.  Subraya que la política de cohesión posterior a 2020 debe seguir siendo la principal política de inversión de la Unión Europea que cubra todas las regiones de la Unión, concentrando la mayor parte de los recursos en las más vulnerables; considera que, más allá del objetivo de reducir las disparidades entre los niveles de desarrollo y aumentar la convergencia de la solidaridad entre Estados miembros, consagrado en el Tratado, la política de cohesión debe centrarse en la consecución de los grandes objetivos políticos de la Unión, y propone, por consiguiente, que, en el próximo MFP, los tres fondos de la política de cohesión —el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), el Fondo Social Europeo (FSE) y el Fondo de Cohesión— se centren principalmente en ofrecer apoyo para la mejora de las condiciones de vida y de trabajo de los ciudadanos de la Unión en las regiones menos desarrolladas, centrándose en la innovación, la digitalización, la reindustrialización, las pymes, el transporte, la adaptación al cambio climático, el empleo, la inclusión social y la reducción de la pobreza, así como los desafíos demográficos, incluidas la despoblación y la distribución de la población; pide, por otra parte, que se dote a la política de cohesión de un componente de cooperación territorial reforzada y de una dimensión urbana;

Enmienda    22

en nombre de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

Propuesta de Resolución

Apartado 82

Propuesta de Resolución

Enmienda

82.  Considera de la mayor importancia que se mantenga la financiación de la política de cohesión posterior a 2020 para la EU-27 como mínimo en el nivel del presupuesto del período 2014-2020; subraya que el PIB debe seguir siendo uno de los parámetros para la asignación de los fondos de la política de cohesión, pero cree que debe completarse con un conjunto adicional de indicadores sociales, ambientales y demográficos para tener más en cuenta los nuevos tipos de desigualdades entre las regiones de la Unión; apoya, además, la continuidad en el nuevo período de programación de los elementos que han hecho que, en el actual MFP, la política de cohesión se haya modernizado y esté más orientada a los resultados;

82.  Considera que el mantenimiento de la financiación de la política de cohesión posterior a 2020 para la EU-27 como mínimo en el nivel del presupuesto del período 2014-2020 no será suficiente para reducir las divergencias, en particular las divergencias sociales resultantes de una década de crisis económica; pide, por ello, un aumento sustancial de estos fondos de la política, en especial el FSE; subraya que el PIB debe seguir siendo uno de los parámetros para la asignación de los fondos de la política de cohesión, pero cree que debe completarse con un conjunto adicional de indicadores sociales, ambientales y demográficos para tener más en cuenta los nuevos tipos de desigualdades entre las regiones de la Unión; apoya, además, la continuidad en el nuevo período de programación de los elementos que han hecho que, en el actual MFP, la política de cohesión se haya modernizado y esté más orientada a los resultados y a la inclusión social;

Enmienda    23

en nombre de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

Propuesta de Resolución

Apartado 83

Propuesta de Resolución

Enmienda

83.  Está firmemente comprometido con la consecución de la Europa social y la aplicación del pilar europeo de derechos sociales, y señala los instrumentos existentes que contribuirán a lograr estos objetivos, en particular el Fondo Social Europeo, la Iniciativa de Empleo Juvenil, el Fondo de Ayuda Europea para las Personas Más Desfavorecidas, el FEAG y el programa EaSI; considera que estos instrumentos deben quedar garantizados en el próximo MFP;

83.  Está firmemente comprometido con los compromisos derivados del artículo 9 del TFUE para la consecución de una Europa social y la aplicación del pilar europeo de derechos sociales basado en el crecimiento sostenible de una economía social de mercado altamente competitiva, que tiene como objetivo el pleno empleo y el progreso social, así como el fomento de la igualdad entre mujeres y hombres, la solidaridad entre generaciones y la protección de los derechos del niño, conforme a lo establecido en el Tratado; destaca que dicha aplicación requiere una financiación adecuada de las políticas sociales, teniendo en cuenta que, en la actualidad, el gasto destinado a asuntos sociales es insuficiente, y subraya la consiguiente necesidad de una mayor financiación de los instrumentos existentes que contribuirán a lograr estos objetivos, en particular el Fondo Social Europeo, la Iniciativa de Empleo Juvenil, el Fondo de Ayuda Europea para las Personas Más Desfavorecidas, el FEAG y el programa EaSI; insiste en que estos instrumentos estén garantizados en el próximo MFP y que sigan siendo aplicados principalmente a través de subvenciones;

Enmienda    24

en nombre de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

Propuesta de Resolución

Apartado 83 bis (nuevo)

Propuesta de Resolución

Enmienda

 

83 bis.  Considera que una proporción adecuada de los recursos financieros apartados para la política de cohesión debe asignarse al Fondo Social Europeo, de modo que este pueda enfrentarse satisfactoriamente a los nuevos desafíos, tales como los retos relacionados con la aplicación oportuna del pilar europeo de derechos sociales y el desarrollo del diálogo social, y que continúe fomentando la creación de empleos dignos, haciendo frente al desempleo de larga duración e integrando a los trabajadores de mayor edad en el mercado laboral, el desarrollo de capacidades y el aprendizaje permanente, que siga alentando las inversiones sociales en servicios sociales de calidad y en la economía social, luchando contra la pobreza, las desigualdades y el cambio demográfico; insiste en que se mantenga la autonomía del FSE para que este siga contribuyendo a la cohesión económica y social;

Enmienda    25

en nombre de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

Propuesta de Resolución

Apartado 83 ter (nuevo)

Propuesta de Resolución

Enmienda

 

83 ter.  Destaca en particular que el FSE debe ampliar su apoyo al desarrollo del diálogo social, en concreto mejorando la capacitación de los interlocutores sociales, incluidos los niveles sectoriales e intersectoriales europeos, y que este compromiso debe adquirir un carácter obligatorio para los Estados miembros en todas las regiones de la Unión, y deben asignarse recursos adecuados del FSE a las actividades de desarrollo de capacidades bilaterales o unilaterales, emprendidas por los interlocutores sociales para reforzar el diálogo social; subraya que se deben respetar en todo momento las necesidades de los beneficiarios con capacidades administrativas reducidas;

Enmienda    26

en nombre de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

Propuesta de Resolución

Apartado 83 quater (nuevo)

Propuesta de Resolución

Enmienda

 

83 quater.  Llama la atención sobre el hecho de que la cifra total de personas en riesgo de pobreza o exclusión social se mantenga a un nivel muy elevado, en 118 millones, un 23,5 %, de la población total de la Unión en 2016, una cifra que está muy lejos de alcanzar el objetivo de Europa 2020 relativo a la pobreza y la exclusión social; pide, por consiguiente, que se aumenten los recursos financieros para las medidas de la política social; pide a la Comisión que estudie introducir un porcentaje mínimo del 30 % del FSE para la lucha contra la pobreza y la exclusión social, y que realice un seguimiento de cerca del uso efectivo de la cuota asignada para este propósito; destaca también el papel especial del Fondo de Ayuda Europea para las Personas Más Desfavorecidas a la hora de facilitar a las organizaciones de apoyo a las personas con mayor necesidad y al abordar los problemas estructurales de la pobreza alimentaria, así como el creciente problema de la pobreza energética;

Enmienda    27

en nombre de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

Propuesta de Resolución

Apartado 83 quinquies (nuevo)

Propuesta de Resolución

Enmienda

 

83 quinquies.  Señala al papel fundamental del programa EaSI en el desarrollo de soluciones políticas innovadoras y adecuadas para hacer frente satisfactoriamente a los diversos desafíos laborales y sociales, cada vez más complejos, así como en la prestación del apoyo necesario al desarrollo de capacidades institucionales y el funcionamiento de las diversas organizaciones que participan en la aplicación de las medidas de la política social, prestando especial atención a la mejora del diálogo social y la negociación colectiva, en el fomento con éxito de la movilidad transfronteriza de los trabajadores, con un carácter justo y voluntario, y para seguir facilitando el acceso a la microfinanciación para los grupos vulnerables, las microempresas y las empresas sociales; insiste, por ello, en que se mantenga la dotación del 55 % al eje PROGRESS en el marco de EaSI;

Enmienda    28

en nombre de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

Propuesta de Resolución

Apartado 84

Propuesta de Resolución

Enmienda

84.  Subraya, en particular, la necesidad permanente de luchar contra el desempleo, especialmente entre los jóvenes, y pide, en consecuencia, una duplicación de la dotación de la Iniciativa de Empleo Juvenil en el próximo período de programación; considera que la inversión para impulsar la educación y la formación, en particular el desarrollo de las capacidades digitales, sigue siendo una de las principales prioridades de la Unión;

84.  Resalta que la lucha contra el desempleo juvenil, especialmente entre los ninis, debe seguir siendo una prioridad fundamental, y pide, en consecuencia, una duplicación de la dotación de la Iniciativa de Empleo Juvenil al tiempo que se garantice la asignación de fondos rápida y simplificada y se transforme esta herramienta en un instrumento financiero de la Unión más estable en el período posterior a 2020; considera que la inversión adecuada es esencial para impulsar la educación y la formación, en particular para el apoyo de la formación dual y el desarrollo de competencias, y especialmente para el desarrollo de las capacidades digitales, el fomento del espíritu empresarial y del aprendizaje profesional de calidad entre los jóvenes, como mecanismos para fomentar la creación de empleo y el acceso directo al empleo, al tiempo que se garantizan, en particular, condiciones de trabajo decentes y protección social;

Enmienda    29

en nombre de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

Propuesta de Resolución

Apartado 84 bis (nuevo)

Propuesta de Resolución

Enmienda

 

84 bis.  Cree firmemente que la financiación de la Unión, particularmente en el marco de las rúbricas 1 bis y 1 ter, no debe utilizarse para subvencionar enfoques nacionales, sino para prestar una ayuda adicional a los jóvenes que se enfrentan a la exclusión social y al desempleo, de modo que complemente y refuerce los programas nacionales con arreglo a la decisión de los Estados miembros;

Enmienda    30

en nombre de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

Propuesta de Resolución

Apartado 85

Propuesta de Resolución

Enmienda

85.  Manifiesta su apoyo a los programas en los ámbitos de la cultura, la educación, los medios de comunicación, la juventud, el deporte y la ciudadanía, que han demostrado claramente su valor añadido europeo y gozan de una popularidad duradera entre los beneficiarios; aboga, por lo tanto, por que se mantenga la inversión en el marco estratégico Educación y Formación 2020 a través de los programas Erasmus+, Europa Creativa y Europa para los Ciudadanos, a fin de que puedan poder seguir llegando a los jóvenes y proporcionándoles competencias valiosas y capacidades para la vida a través del aprendizaje permanente, la educación centrada en el alumno y no formal, y las oportunidades informales de aprendizaje; pide, en particular, que se triplique la dotación de Erasmus + en el próximo MFP con el fin de llegar a muchos más jóvenes y estudiantes en toda Europa y aprovechar todo el potencial del programa; recomienda, por otra parte, que se dé continuidad al Cuerpo Europeo de Solidaridad y reitera su apoyo al refuerzo de la dimensión exterior de los programas Erasmus + y Europa Creativa;

85.  Manifiesta su apoyo a los programas en los ámbitos de la cultura, la educación, los medios de comunicación, la juventud, el deporte y la ciudadanía, que han demostrado claramente su valor añadido europeo y gozan de una popularidad duradera entre los beneficiarios; aboga, por lo tanto, por que se mantenga la inversión en el marco estratégico Educación y Formación 2020 a través de los programas Erasmus+, Europa Creativa y Europa para los Ciudadanos, a fin de que puedan poder seguir llegando a los jóvenes y proporcionándoles competencias valiosas y capacidades para la vida a través del aprendizaje permanente, la educación centrada en el alumno y no formal, y las oportunidades informales de aprendizaje; pide, en particular, que se triplique la dotación de Erasmus + en el próximo MFP con el fin de llegar a muchos más jóvenes y estudiantes en toda Europa y aprovechar todo el potencial del programa; recomienda que se mantenga al programa Erasmus + como una marca de la Unión fuerte e independiente, y que se permita a su gran experiencia trabajar de forma autónoma; reitera además su apoyo al refuerzo de la dimensión exterior de los programas Erasmus + y Europa Creativa;

Enmienda    31

en nombre de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

Propuesta de Resolución

Apartado 85 bis (nuevo)

Propuesta de Resolución

Enmienda

 

85 bis.  Observa que la Comisión lanzó la iniciativa del Cuerpo Europeo de Solidaridad antes de su debate y aprobación por el Consejo y el Parlamento Europeo, que actualmente trabajan para mejorar la propuesta de la Comisión; recomienda que se le dé continuidad, e insiste en que se proporcionen los recursos apropiados que no vayan en detrimento de los programas o fondos existentes; subraya, en este contexto en particular, la necesidad de financiación que no mine el programa Erasmus +;

INFORMACIÓN SOBRE LA APROBACIÓN EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

23.1.2018

 

 

 

(1)

  Véase el apartado 73 de su Resolución, de 6 de julio de 2016, sobre la preparación de la revisión postelectoral del MFP 2014-2020: recomendaciones del Parlamento previas a la propuesta de la Comisión (Textos Aprobados, P8_TA(2016)0309) y el apartado 5 de su Resolución, de 27 de abril de 2017, que contiene las observaciones que forman parte integrante de la Decisión por la que se aprueba la gestión en la ejecución del presupuesto general de la Unión Europea para el ejercicio 2015, sección III – Comisión y Agencias ejecutivas (Textos Aprobados, P8_TA(2017)0143).

(2)

  Véanse, por ejemplo, los informes especiales del Tribunal de Cuentas Europeo n.os 4, 8, 19 y 23 de 2016.

(3)

  Véase el punto 55.

(4)

  Informe Especial n.º 19/2016 del Tribunal de Cuentas Europeo, titulado «Ejecución del presupuesto de la UE a través de los instrumentos financieros: conclusiones que se extraen del período de programación 2007-2013».

(5)

  Véanse los puntos 39 y 40.

(6)

  Véase el apartado 207 de su Resolución, de 27 de abril de 2017, que contiene las observaciones que forman parte integrante de las decisiones por las que se aprueba la gestión en la ejecución del presupuesto general de la Unión Europea para el ejercicio 2015, sección III — Comisión y agencias ejecutivas (Textos Aprobados, P8_TA(2017)0143).

(7)

  Comisión Europea, Informe final y recomendaciones del Grupo de alto nivel sobre recursos propios sobre el futuro de la financiación de la UE, 4 de enero de 2017, pp. 41-43.


OPINIÓN de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria (26.01.2018)

para la Comisión de Presupuestos

sobre el próximo MFP: preparación de la posición del Parlamento sobre el MFP posterior a 2020

(2017/2052(INI))

Ponente de opinión: Anneli Jäätteenmäki

SUGERENCIAS

La Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria pide a la Comisión de Presupuestos, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

1.  Pide a la Comisión que estructure el próximo marco financiero plurianual (MFP) de modo que refleje con claridad las prioridades de la Unión para los próximos años y contribuya de forma directa y transparente a la inversión en proyectos con un claro valor añadido europeo, en particular en lo que respecta a los recursos necesarios para la transición a una economía circular hipocarbónica, para mantener y reforzar el liderazgo de la Unión en la lucha contra el cambio climático y para garantizar el cumplimiento de sus obligaciones internacionales en el marco del Acuerdo de París y los objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas, así como sus compromisos y objetivos interiores y exteriores en materia de biodiversidad;

2.  Pone de relieve las primeras recomendaciones del Grupo de Expertos de Alto Nivel sobre Finanzas Sostenibles(1), incluidas las relativas al MFP, y destaca que los objetivos de sostenibilidad deben sustentarse en un sistema financiero capaz de promover un crecimiento sostenible a largo plazo; pide asimismo a la Comisión que con ocasión del próximo MFP examine y aborde estas recomendaciones, incluida la necesidad de elaborar una «prueba de sostenibilidad» para toda las normativas y políticas financieras futuras de la Unión y de lograr que los instrumentos financieros tengan mayores efectos en la orientación de las políticas;

3.  Pide a la Comisión que reexamine la verdadera repercusión sobre el estado del medio ambiente de las medidas medioambientales y de ecologización de la PAC en el marco del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural, y que las financie en función de sus resultados reales; subraya la financiación por separado de naturaleza y biodiversidad, y la necesidad de una financiación autónoma de la transición a una agricultura sostenible;

4.  Invita a la Comisión a que tome nota de los resultados de la revisión intermedia del Séptimo Programa de Acción en materia de Medio Ambiente (VII PMA) y, en particular, de la escasa probabilidad de alcanzar sus objetivos en 2020; pide a la Comisión que prevea recursos para alcanzar dichos objetivos y recursos adicionales con vistas a 2050, prestando especial atención a las presiones medioambientales;

5.  Señala que el artículo 2 del Acuerdo de París destaca la necesidad de elevar las corrientes financieras a un nivel compatible con una trayectoria que conduzca a un desarrollo resiliente al clima y con bajas emisiones de gases de efecto invernadero, y que es indispensable realizar reformas adecuadas al MFP posterior a 2020 con el fin de alcanzar el nivel neto de cero emisiones en 2050;

6.  Pide a la Comisión que se asegure de que el próximo marco financiero plurianual es coherente con los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, a fin de lograr una mayor coherencia en los gastos de la Unión y mejorar el equilibrio entre la dimensión económica, social y medioambiental;

7.  Pone de relieve que el presupuesto de la Unión se reducirá a causa del brexit; pide a la Comisión, por tanto, que defina prioridades claras y estrictas, ya que se dispondrá de menos dinero;

8.  Destaca que el próximo MFP debe ser compatible con el cumplimiento de los compromisos contraídos por la Unión en el exterior, como los objetivos de desarrollo sostenible establecidos por las Naciones Unidas, con sus propios objetivos a largo plazo en el ámbito del gasto dedicado a la lucha contra el cambio climático, y con una reforma del presupuesto de la Unión destinada a incrementar su eficacia sobre la base de nuevos recursos propios, y que debe contribuir activamente a lograr estas metas; considera que esto solo puede alcanzarse mediante la integración de las consideraciones climáticas en todo el gasto de la Unión, incluido el dedicado a la mitigación y la adaptación, y mediante un seguimiento anual de la ejecución del gasto; pide a la Comisión, por consiguiente, que desarrolle un método de cálculo transparente y fiable que pueda aportar pruebas del impacto previsto de los gastos relacionados con el cambio climático y permita la ponderación de dicho impacto en las evaluaciones ex post incluidas en los informes que se han de presentar;

9.  Señala que un enfoque satisfactorio a medio plazo para la política medioambiental requiere estabilidad financiera; considera, en este contexto, que una duración de siete años también sería factible para el próximo MFP, dotándolo de la flexibilidad adecuada y de la posibilidad de un examen intermedio;

10.  Señala que, a fin de lograr los objetivos de la política climática y mejorar el estado del medio ambiente, diversas políticas deben trabajar de forma conjunta; pide que se tenga en cuenta la posible financiación de la política de cohesión en este contexto;

11.  Destaca que la transición hacia una economía circular sostenible e hipocarbónica es la única manera de garantizar unas condiciones de vida saludables y el bienestar a largo plazo de los ciudadanos de la Unión y de la economía europea; considera que la Unión debe ser el líder mundial de la transición a una economía circular sostenible e hipocarbónica y a un sistema sostenible de producción y consumo; recuerda, en este contexto, la importancia de la financiación necesaria para la investigación y el desarrollo;

12.  Recuerda que el próximo MFP debe ayudar a la Unión Europea a alcanzar no solo sus objetivos medioambientales y sus objetivos marco para 2030 en materia de clima y energía, sino también sus compromisos multilaterales relacionados con el desarrollo sostenible y el medio ambiente, como los objetivos de desarrollo sostenible o el Convenio sobre la Diversidad Biológica, y en particular, dentro de este, la Meta de Aichi; destaca que la Unión no debe financiar proyectos e inversiones que obstaculicen el logro de estos objetivos, dificulten su aplicación o sean incompatibles con su consecución;

13.  Subraya que la Unión debe apoyar a las regiones con una elevada contaminación atmosférica para que mejoren considerablemente la calidad del aire, pues a menudo tales problemas están ligados a la pobreza energética en dichas regiones;

14.  Subraya la importancia de que, en el próximo MFP, programas de salvaguardia de la biodiversidad y protección del medio ambiente adecuadamente financiados, como el programa LIFE, se mantengan y refuercen con una financiación independiente y más generosa; subraya que LIFE es el único instrumento financiero del presupuesto de la Unión que se destina íntegramente al medio ambiente, la conservación de la naturaleza y el cambio climático; pide a la Comisión que garantice que los futuros instrumentos financieros para la agricultura y el desarrollo rural y regional incluyan dotaciones específicas para la biodiversidad y la gestión de la red Natura 2000, en régimen de cogestión de las autoridades medioambientales nacionales y regionales;

15.  Destaca el potencial que encierran las infraestructuras verdes y las soluciones basadas en la naturaleza para prestar servicios a la sociedad de forma rentable; subraya la necesidad de considerar de forma justa dichas alternativas verdes para la prestación de servicios al tomar decisiones relativas a la financiación rural y regional, y pide la creación de un instrumento específico para establecer la red transeuropea de infraestructuras verdes a fin de conseguir beneficios en el ámbito de la biodiversidad (RTE-V);

16.  Subraya que los diversos fondos han de ser más coherentes y compaginarse más eficazmente para responder a los retos nacionales, regionales y locales, como, por ejemplo, permitir una transición justa de las regiones dependientes del carbón, combatir la pobreza energética o luchar contra la pérdida de biodiversidad;

17.  Reconoce el valor añadido europeo de la colaboración en la lucha contra las amenazas comunes para la salud pública; considera que, en vista de los positivos resultados iniciales del programa de salud en curso, el próximo MFP debería incluir un sólido programa de salud que aborde los problemas de salud de modo transfronterizo y proporcione apoyo a los Estados miembros con conocimientos especializados e intercambio de datos, pruebas y buenas prácticas; pide que el próximo MFP refleje —también mediante un aumento importante de la financiación del programa de salud— la responsabilidad de la Unión en el cumplimiento del ODS 3, relativo a la salud pública, los sistemas sanitarios y los problemas de salud relacionados con el medio ambiente, y que apoye a los Estados miembros en la lucha contra las desigualdades en materia de salud que destruyen la cohesión social y obstaculizan la integración europea;

18.  Reconoce la importancia de la agricultura y la silvicultura sostenibles como componentes fundamentales de la labor de la Unión en la lucha contra el cambio climático y contra la pérdida de biodiversidad, y el fomento de la sostenibilidad ambiental; considera que es necesario velar por que la política agrícola común (PAC) se ajuste a los objetivos y políticas de la Unión en materia de medio ambiente, biodiversidad y cambio climático; recuerda que el próximo MFP debe orientar la PAC posterior a 2020 hacia un política agrícola justa, eficaz y eficiente cuyo objetivo fundamental sea facilitar la transición a un sistema alimentario y agrario sostenible en Europa, y recalca que se debe aportar financiación suficiente para alcanzar los objetivos; acoge con satisfacción el enfoque estratégico de la Comisión presentado en su Comunicación, de 29 de noviembre de 2011, «El futuro de los alimentos y de la agricultura» (COM(2017)0713) encaminado a permitir una mayor flexibilidad a los Estados miembros que les permita encontrar los medios adecuados para orientar sus sectores agrícolas hacia la consecución de los objetivos ambientales comunes de la forma más eficaz;

19.  Pide a la Comisión que siga apoyando la investigación e innovación sobre alternativas a la experimentación con animales, y que asigne más recursos financieros a proyectos de I+D llevados a cabo en la Unión; pide a la Comisión y a los Estados miembros que continúen financiando el desarrollo de alternativas y que trabajen en el marco de estructuras internacionales a fin de acelerar la validación y aceptación de métodos alternativos y de apoyar a terceros países mediante la transferencia de conocimientos allí donde los científicos no conozcan métodos alternativos y mediante ayudas económicas allí donde los laboratorios de ensayos carezcan de las infraestructuras necesarias;

20.  destaca que el próximo MFP ha de tener presente los retos sociales de las comunidades locales y regionales que tienen una elevada proporción de trabajadores en sectores que dependen del carbono en su necesaria transición a una sociedad hipocarbónica; solicita que los fondos y programas de la Unión se asignen de forma coherente para facilitar una transición justa en dichas comunidades apoyando el despliegue, reciclaje y perfeccionamiento de trabajadores, la educación, las iniciativas de búsqueda de empleo y las empresas emergentes, y manteniendo para ello un diálogo estrecho con los interlocutores sociales;

21.  Destaca la importancia de reforzar y racionalizar las política en materia de cambio climático y energía, en especial todos los objetivos de la Unión de la Energía, que deberían recibir apoyo de los instrumentos existentes, por ejemplo en el marco de la política de cohesión, y de nuevos instrumentos;

22.  Pide que la financiación de las agencias de la Unión esté a la altura de los cometidos que se les encomienda;

23.  Pone de relieve, en relación con los compromisos del Acuerdo de París, la necesidad de establecer un instrumento global para las regiones y países que dependen del carbón con el fin de apoyar una transición energética justa, en particular en lo que atañe al desarrollo y despliegue de fuentes renovables, a la modernización de la generación de electricidad y las redes eléctricas, a la adaptación temprana a las futuras normas medioambientales, a los proceso de restructuración de los sectores dependientes del carbono, a la modernización de la calefacción ufana (incluida la cogeneración de alta eficiencia), al almacenamiento de energía, a las soluciones e infraestructuras de electromovilidad y a las soluciones de eficiencia energética;

24.  Recuerda la importancia de impedir e investigar la malversación de fondos y la importancia de la política de lucha contra el fraude; subraya asimismo la importancia de la cooperación con terceros países a fin de crear un sistema de supervisión temprana de los productos más peligrosos que puedan perjudicar la salud y la seguridad públicas y dañar el medio ambiente;

25.  Recuerda que una buena salud es un requisito previo para alcanzar otros objetivos fijados por la Unión, y que las políticas como la política social o en ámbitos como la agricultura, el medio ambiente, la integración y el empleo tienen repercusiones para la salud; pide, por consiguiente, una evaluación de impacto reforzada sobre la salud y una cooperación intersectorial para el próximo MFP;

26.  Subraya la importancia de las agencias descentralizadas en la aplicación de los objetivos de la Unión en materia de protección de la salud humana y el medio ambiente (ECDC, ECHA, AEMA, EFSA y EMA); pide a la Comisión que en el próximo MFP les garantice la estabilidad y la seguridad de sus estructuras de obtención de recursos;

27.  Pide un aumento del porcentaje del presupuesto total de la Unión asignado a las medidas de la política de cohesión posteriores a 2020, reconociendo la importante contribución de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos a la mejora de las infraestructuras medioambientales y de atención sanitaria y a la corrección de las desigualdades socioeconómicas entre regiones; subraya que la eficacia de los instrumentos financieros no elimina la imperiosa necesidad de subvenciones en algunos ámbitos, en particular para los proyectos innovadores y arriesgados;

28.  Recalca que el gasto de la Unión en políticas exteriores debe mantener un elevado nivel de ambición en lo que se refiere a los gastos relacionados con el clima y el medio ambiente;

29.  Pide que el proceso legislativo de adopción del próximo MFP termine antes de las elecciones europeas de 2019, a fin de dejar tiempo suficiente para la negociación de la legislación sectorial de la Unión y evitar demoras en la aplicación de los nuevos programas;

30.  Destaca la necesidad de prestar asistencia financiera de la Unión a la clausura de centrales nucleares después de 2020 en el contexto del próximo MFP, con objeto de garantizar una protección eficaz del medio ambiente y de la salud pública frente a los riesgos derivados de la radiación; subraya el carácter singular del complejo y largo proceso de clausura y eliminación de residuos, que requiere la disponibilidad de equipamiento técnico específico, personal altamente cualificado y recursos financieros suficientes.

INFORMACIÓN SOBRE LA APROBACIÓN EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

24.1.2018

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

43

3

8

Miembros presentes en la votación final

Marco Affronte, Pilar Ayuso, Ivo Belet, Simona Bonafè, Biljana Borzan, Paul Brannen, Soledad Cabezón Ruiz, Nessa Childers, Birgit Collin-Langen, Seb Dance, Mark Demesmaeker, Stefan Eck, José Inácio Faria, Francesc Gambús, Elisabetta Gardini, Gerben-Jan Gerbrandy, Arne Gericke, Julie Girling, Françoise Grossetête, Andrzej Grzyb, Jytte Guteland, Anneli Jäätteenmäki, Karin Kadenbach, Urszula Krupa, Giovanni La Via, Jo Leinen, Peter Liese, Joëlle Mélin, Susanne Melior, Gilles Pargneaux, Piernicola Pedicini, Bolesław G. Piecha, John Procter, Julia Reid, Frédérique Ries, Daciana Octavia Sârbu, Annie Schreijer-Pierik, Renate Sommer, Claudiu Ciprian Tănăsescu, Ivica Tolić, Adina-Ioana Vălean, Jadwiga Wiśniewska, Damiano Zoffoli

Suplentes presentes en la votación final

Elena Gentile, Martin Häusling, Norbert Lins, Nuno Melo, Ulrike Müller, Christel Schaldemose, Bart Staes, Keith Taylor, Carlos Zorrinho

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

France Jamet, Jiří Maštálka

VOTACIÓN FINAL NOMINALEN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

43

+

ALDE

Gerben-Jan Gerbrandy, Anneli Jäätteenmäki, Ulrike Müller, Frédérique Ries

EFDD

Piernicola Pedicini

GUE/NGL

Stefan Eck, Jiří Maštálka

PPE

Pilar Ayuso, Ivo Belet, Birgit Collin-Langen, José Inácio Faria, Francesc Gambús, Elisabetta Gardini, Françoise Grossetête, Andrzej Grzyb, Giovanni La Via, Peter Liese, Norbert Lins, Nuno Melo, Annie Schreijer-Pierik, Ivica Tolić, Adina-Ioana Vălean

S&D

Simona Bonafè, Biljana Borzan, Paul Brannen, Soledad Cabezón Ruiz, Nessa Childers, Seb Dance, Elena Gentile, Jytte Guteland, Karin Kadenbach, Jo Leinen, Susanne Melior, Gilles Pargneaux, Christel Schaldemose, Daciana Octavia Sârbu, Claudiu Ciprian Tănăsescu, Damiano Zoffoli, Carlos Zorrinho

Verts/ALE

Marco Affronte, Martin Häusling, Bart Staes, Keith Taylor

3

-

EFDD

Julia Reid

ENF

France Jamet, Joëlle Mélin

8

0

ECR

Mark Demesmaeker, Arne Gericke, Julie Girling, Urszula Krupa, Bolesław G. Piecha, John Procter, Jadwiga Wiśniewska

EPP

Renate Sommer

Explicación de los signos utilizados

+  :  a favor

-  :  en contra

0  :  abstenciones

15.1.2018

OPINIÓN de la Comisión de Industria, Investigación y Energía

para la Comisión de Presupuestos

sobre el próximo MFP: preparación de la posición del Parlamento sobre el MFP posterior a 2020

(2017/2052(INI))

Ponente: Marian-Jean Marinescu

SUGERENCIAS

La Comisión de Industria, Investigación y Energía pide a la Comisión de Presupuestos, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

1.  Destaca la importancia de completar la Unión de la Energía con una política sobre el cambio climático que tenga visión de futuro, así como de completar el mercado único digital, la Unión de los Mercados de Capitales y el Espacio Europeo de Investigación, ya que se trata de aspectos fundamentales del mercado único; subraya que la política de investigación e innovación es un componente estratégico clave de las políticas energética, industrial y digital, y destaca la necesidad de que se destinen los recursos financieros necesarios;

2.  Recuerda que el actual marco financiero plurianual (MFP), que cubre el período 2014-2020, se situó por debajo del 1 % de la renta nacional bruta de los Estados miembros en pagos y supuso una reducción drástica con respecto al anterior MFP, lo que socavó la cohesión territorial, económica y social y el principio de solidaridad en el seno de la Unión; señala que la crisis económica y social que ha afectado a los Estados miembros no está en absoluto superada, y que es necesario hacer frente a nuevas prioridades, retos y crisis imprevistas; considera, por lo tanto, que el presupuesto del MFP posterior a 2020 debe incrementarse en comparación con el periodo actual; pide a la Comisión que estructure el próximo MFP de una manera tal que refleje claramente tanto las prioridades actuales como las nuevas y permita responder a crisis imprevistas; destaca, en este contexto, que las nuevas prioridades se han de financiar con fondos nuevos, sin obstaculizar los objetivos y los programas políticos a largo plazo;

3.  Considera prioritario concluir todos los expedientes de políticas europeas para después de 2020, junto con el MFP posterior a 2020; pide a la Comisión que presente cuanto antes propuestas en relación con todas las políticas europeas, basándose en la normativa vigente actualizada en función de su aplicación en el MFP actual, para evitar así retrasos en la programación y la ejecución de cara al nuevo período;

4.  Considera que el próximo marco financiero plurianual debe centrarse principalmente en ámbitos y proyectos con un claro valor añadido europeo, en ámbitos que estimulen la reindustrialización, el crecimiento económico, la competitividad y la innovación, y que impulsen el empleo, como el Programa Marco de Investigación e Innovación (R&I), con el fin de acelerar la transición hacia una economía sostenible y basada en el conocimiento, que sea líder en el mundo;

5.  Subraya que ha de garantizarse una financiación suficiente para apoyar la nueva estrategia de política industrial sostenible a fin de que la Unión pueda estar a la altura del constante aumento de la competencia y de la innovación en la digitalización y la ecologización en otras partes del mundo y pueda convertirse en líder mundial en ámbitos como la sostenibilidad, la innovación, la digitalización y la economía con bajas emisiones de carbono; pide que los programas financieros necesarios se protejan y amplíen mediante un programa de inversión específico optimizado y financiación que facilite el desarrollo de una estrategia industrial global centrada en sectores industriales clave de la Unión que se coordinen con sus políticas ambientales;

6.  Pide a la Comisión que garantice la financiación de la innovación dirigida al desarrollo de infraestructura y de soluciones de conexión a la red y de almacenamiento para los vehículos eléctricos y de hidrógeno y que siga apoyando y desarrollando iniciativas como la iniciativa de electromovilidad a escala europea y la Empresa Común Pilas de Combustible e Hidrógeno;

7.  Recuerda la evaluación del Tribunal de Cuentas según la cual la Unión no ha cumplido todavía su compromiso de dedicar el 20 % de su presupuesto a la acción en favor del clima: reitera su posición de que una política sobre el cambio climático con visión de futuro, la eficiencia energética como primer principio, el ahorro de emisiones, las fuentes renovables de energía y la infraestructura inteligente y moderna deben formar la columna vertebral de la Unión de la Energía, por lo que deben tener carácter prioritario en el próximo MFP;

8.  Considera que el próximo periodo del MFP debe prever una financiación mayor de la Unión, incluidos los Fondos Estructurales y de Inversión, con objeto de reforzar la integración del mercado de la energía de la Unión y contribuir a la consecución de los objetivos de la Unión con respecto al clima de conformidad con el Acuerdo de París, especialmente para proyectos clave en el ámbito de las infraestructuras energéticas como los proyectos de interés común (PIC);

9.  Destaca la importancia de prever un importante apoyo para las regiones en transición con mayor consumo de carbón y carbono, con vistas a apoyar la transición energética, la transición a una economía hipocarbónica, la modernización de la generación de electricidad y las redes, las tecnologías de captura, almacenamiento y uso del carbono, en particular en sectores industriales, y la modernización de la calefacción urbana; considera que la transformación del sector de la energía a la luz de los objetivos climáticos debe fundarse en la movilización de los fondos disponibles o la creación de un fondo para la transición energética en el próximo MFP, a fin de facilitar los cambios estructurales en los sectores industriales de consumo intensivo de energía y en las plantas de generación de electricidad con una intensidad elevada de emisiones de carbono, además de para incentivar las inversiones hipocarbónicas y las soluciones innovadoras sostenibles;

10.  Considera que deben asignarse recursos suficientes con el fin de que la Unión de la Energía funcione correctamente y de que la red de interconexión de la Unión sea viable, modernizar y ampliar las redes de transporte y distribución y gestionar la demanda, el suministro y el almacenamiento de energía en la Unión; hace hincapié en la importancia que tiene conectar Europa con la región del mar Caspio, Oriente Próximo y Asia Central e invertir en el corredor de gas del Mediterráneo oriental a fin de reducir la dependencia de la Unión del gas ruso; reitera la necesidad de reforzar la cooperación energética multilateral en la región del mar Negro;

11.  Subraya la necesidad de un Mecanismo «Conectar Europa» (MCE) mejorado, más efectivo y sostenible desde el punto de vista ambiental, que colme las lagunas existentes en el eje digital y energético europeo apoyando el desarrollo de redes transeuropeas de alto rendimiento y sostenibles; pide que se dé prioridad a los proyectos horizontales en las redes europeas que asocien proyectos de infraestructuras, digitales, de energía y de transporte;

12.  Toma nota de la tendencia reciente a un mayor recurso a los instrumentos financieros; reitera que, en el próximo MFP, los instrumentos financieros no pueden sustituir a las subvenciones en la financiación de la investigación y la innovación, la eficiencia energética, los esfuerzos destinados a acabar con la pobreza, la energía renovable y las tecnologías innovadoras en el ámbito de la energía convencional, ya que las subvenciones ofrecen una financiación estable, maximizan los resultados sobre el terreno y garantizan una mayor participación de las partes interesadas, como la universidad, los centros de investigación, las autoridades públicas locales, las pymes, las organizaciones de la sociedad civil y los ciudadanos; destaca además la importancia de las inversiones en tecnologías con un menor grado de madurez, en particular por lo que se refiere a las fuentes renovables de energía;

13.  Subraya la importancia de garantizar financiación para completar el mercado único digital utilizando plenamente el espectro y la conectividad 5G e internet, y realizando más progresos en la armonización de las normas de telecomunicación de la Unión a fin de crear el marco reglamentario adecuado para la mejora de la conectividad a internet en toda la Unión, incluidas las zonas rurales remotas; pide a la Comisión que preste el apoyo necesario para suprimir las barreras lingüísticas y promover la inversión que contribuye a la construcción de la sociedad europea del gigabit a más tardar en 2025; hace hincapié en que tales fondos deben centrarse en una «columna vertebral digital» que proporcione redes troncales de fibra óptica y redes de retorno a las comunidades más remotas y, con ello, conexiones gigabit de la más alta calidad para la educación y los servicios públicos, y estaciones base móviles para apoyar localmente el 5G;

14.  Destaca además la necesidad de coordinar mejor los instrumentos de la Unión relacionados con la inversión, en particular en innovación, conocimiento, competencias y acceso a los mercados para las pymes y las empresas emergentes; subraya que resulta fundamental seguir financiando los programas relacionados con las pymes, tales como el instrumento para pymes y COSME, sin perjuicio de otros programas, en aras de una mayor competitividad y sostenibilidad de las pymes en la Unión;

15.  Resalta la importancia de que la Comisión se esfuerce por comunicar mejor las consecuencias de los nuevos programas;

16.  Recuerda que los Estados miembros fijaron como objetivo destinar un 3 % del PIB a I+D, con una contribución del sector privado equivalente a los dos tercios del importe total; pide a los Estados miembros que respeten sus compromisos de inversión nacional en I+D para poder alcanzar este objetivo; pide a los Estados miembros que incrementen su inversión nacional en I+D; hace hincapié en que se debe hacer un mayor uso de instrumentos como los mecanismos de apoyo a las políticas a fin de mejorar la eficiencia de los sistemas de investigación nacionales; pide unas normas que, con la coordinación de la Comisión, faciliten las sinergias entre el futuro 9.º PM y los presupuestos nacionales;

17.  Reitera el llamamiento del Parlamento en favor de un aumento del presupuesto global destinado al 9.º PM en por lo menos 120 000 millones EUR, de modo que se pueda hacer frente a los retos sociales, garantizar la competitividad mundial de Europa, así como su liderazgo científico e industrial en materia de innovación, y contribuir al logro de los objetivos climáticos de la Unión; pide asimismo que se preste más atención a la puesta en práctica de la investigación y la innovación a través de empresas comunes, así como que se fomente la inversión en tecnologías clave para acabar con el déficit de inversiones en materia de innovación; pide en especial que se realicen esfuerzos para incentivar iniciativas innovadoras de vanguardia que creen mercados nuevos, sobre todo para las pymes;

18.  Acoge con satisfacción los esfuerzos de la Comisión por simplificar el Programa Marco de Investigación e Innovación; pide que estos esfuerzos se mantengan para el 9.º PM con vistas a mejorar el acceso y garantizar la igualdad de condiciones para los solicitantes de todos los Estados miembros gracias a un nuevo sistema de evaluación de las solicitudes basado en el valor añadido y en los resultados posibles de las propuestas; pide a la Comisión que analice si un mayor uso de las cantidades a tanto alzado es la mejor opción para los beneficiarios y los auditores; destaca que la introducción de un enfoque de auditoría única y una mayor aceptación de las prácticas contables de los beneficiarios supondrían una importante simplificación para los beneficiarios del Programa Marco; considera que en el próximo Programa Marco debe reforzarse el enfoque ascendente, ya que ello contribuiría a impulsar la innovación; subraya que, para lograr la excelencia en la investigación y la innovación, es fundamental la inversión en infraestructuras científicas y tecnológicas; destaca el éxito del Sello de Excelencia;

19.  Destaca la importancia del Instituto Europeo de Tecnología y de sus comunidades de conocimiento e innovación, que necesitan recursos adecuados para seguir desarrollando sus acciones en materia de educación, promoción de las empresas emergentes y apoyo a la innovación, lo que contribuye a la salud de los ciudadanos, la transición energética, la digitalización y la acción en favor del clima, entre otras cosas, y que responde a los principales retos en beneficio de toda la sociedad;

20.  Tiene la firme convicción de que la financiación presupuestaria destinada a salud, elemento determinante de la calidad de vida y el bienestar de las personas, debe ser más elevada en el 9.° PM que en Horizonte 2020 y de que se deben asignar importes suficientes a los mecanismos que garantizan que se da prioridad a las necesidades en materia de investigación pública y garantizan un rendimiento justo de las inversiones; señala que los elementos que determinan la salud son amplios e incluyen la alimentación, el medioambiente y el estilo de vida, entre otros; pide, por ello, un enfoque «Una sola salud» también dentro de la política de I+D;

21.  Opina que una combinación de subvenciones y de instrumentos financieros innovadores relacionados con la innovación, la tecnología de la información y la comunicación y la infraestructura energética, incluido el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE), puede facilitar la aplicación del proyecto y estimular una financiación privada segura;

22.  Pide un FEIE revisado que cumpla su papel en cuanto a la adicionalidad económica, impulse proyectos con externalidades positivas reconocidas, pero riesgos más elevados respecto a los que está dispuesto a asumir por sí solo el sector privado, y que permita colmar la brecha entre la investigación y el mercado y que se centre en el fomento de la innovación en el mercado; pide que se refuercen considerablemente la función y la capacidad del Centro Europeo de Asesoramiento para la Inversión, en particular mediante un papel proactivo en la preparación de proyectos; recuerda que la financiación del FEIE en el marco del próximo MFP no debe tener repercusiones financieras negativas para otros programas;

23.  Insta a la Comisión a que, mediante el MFP, elabore un marco en materia de política industrial general, coherente y a largo plazo que facilite la financiación de las industrias culturales y creativas, con objeto de impulsar su competitividad y permitirles explotar su potencial en lo referente a la creación de un empleo de calidad y de crecimiento en beneficio de la Unión; pide más vínculos entre el Programa Marco de Investigación e Innovación y el programa Europa Creativa; insta a la Comisión a que respete el artículo 167, apartado 4, del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea y a que establezca que las industrias culturales y creativas son una prioridad horizontal en los regímenes y programas de financiación de la Unión, particularmente en el Programa Marco de Investigación e Innovación, el Programa de la Unión Europea para el Empleo y la Innovación Socia (EaSI) y los Fondos EIE;

24.  Pide a la Comisión que, en el próximo MFP, proponga procedimientos reglamentarios para facilitar, promover y, con el apoyo de las agencias de la Unión, coordinar sinergias entre los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (Fondos EIE), Europa Creativa y Horizonte 2000 para proyectos relacionados con la I+D que puedan contribuir a la creación de capacidades en materia de innovación para las regiones con peores resultados de la Unión; pide una participación más activa de la Comisión en la coordinación de proyectos de I+D a través de los distintos fondos europeos y bajo diferentes rúbricas, en particular estrategias de especialización inteligente y la revisión de las ayudas públicas;

25.  Hace hincapié en que el próximo presupuesto de la Unión debe incluir financiación suficiente en el ámbito del espacio para continuar y seguir desarrollando los programas espaciales Galileo, EGNOS y Copernicus, teniendo en cuenta las necesidades emergentes de los usuarios y las prioridades políticas de la Unión y, en particular, incrementando la ciberseguridad y cubriendo los programas de lanzamiento, las nuevas tecnologías y la vigilancia y el seguimiento espacial (VSE);

26.  Cree firmemente que la financiación del ámbito espacial en el 9.° PM debe ser más elevada que en Horizonte 2020 y que a la futura Iniciativa Tecnológica Conjunta (ITC) sobre materiales innovadores para el equipamiento espacial y retirada de desechos espaciales de la órbita deben asignársele los importes necesarios, con vistas a reforzar la competitividad de la innovación de la Unión en el sector espacial; pide la creación de un programa integrado de las comunicaciones gubernamentales por satélite (GOVSATCOM) que asegure la prestación de servicios de comunicación por satélite seguros y rentables a las autoridades públicas europeas; recuerda su antigua posición de que el marco de apoyo VSE debe convertirse en un programa de la Unión y de que debe ampliarse su ámbito de competencias, y considera que el presupuesto asignado a esta actividad debe incrementarse en consecuencia;

27.  Atrae la atención sobre el Fondo Europeo de Defensa y la reciente propuesta de la Comisión relativa a un programa europeo de desarrollo industrial en materia de defensa que está previsto que abarque el periodo 2019-2020; toma nota de la intención de la Comisión de presentar un programa de desarrollo industrial en materia de defensa más consistente y un programa de apoyo a la investigación en materia de defensa en beneficio de todos los Estados miembros y con vistas a generar desarrollos tecnológicos que puedan propagarse a otras partes de la sociedad; opina que, en el próximo MFP, estos programas relacionados con la defensa deben financiarse a partir de recursos adicionales y no deben, por lo tanto, repercutir en las ambiciones presupuestarias de los programas existentes;

28.  Reitera la posición del Parlamento de que todo nuevo compromiso político debe financiarse con créditos nuevos y no con instrumentos de flexibilidad o mediante la reasignación de créditos de programas existentes; pide que se salvaguarden recursos suficientes para los programas existentes en el ámbito de competencias de la Comisión ITRE del Parlamento;

29.  Recuerda la importancia de una mayor flexibilidad que permita la movilización de recursos adicionales para responder a situaciones imprevistas; subraya, no obstante, que el recurso intensivo a los instrumentos de flexibilidad del MFP no es la mejor manera de hacer frente a las crisis complejas que es probable que perduren; está convencido de que es esencial la introducción de nuevos recursos propios e ingresos de la UE en el presupuesto de la Unión para situar el próximo MFP a un nivel que se adecue a las necesidades reales y a las ambiciones políticas de la Unión en los ámbitos vinculados a la Comisión ITRE; pide que se consideren seriamente las opciones propuestas en el informe del Grupo de Alto Nivel «Recursos Propios»; pide que se establezca un vínculo entre la financiación del presupuesto de la Unión y los ámbitos políticos en los que la Unión ha desencadenado reducciones de los precios, como por ejemplo la política energética y la política de telecomunicaciones, como el enfoque más eficaz y neutral con respecto al mercado;

30.  Toma nota de que el próximo MFP deberá tener en cuenta la salida del Reino Unido de la Unión y sus implicaciones para el presupuesto de la Unión; manifiesta su deseo de que los programas de la Unión en el ámbito de competencias de la Comisión ITRE se mantengan inalterados y de que se tomen medidas para que ello se cumpla;

31.  Pide a la Comisión que analice todas las evaluaciones de las distintas políticas e instrumentos financieros, en particular de sus instrumentos y fondos financieros relacionados con la energía, especialmente en lo que atañe a los resultados, y que se sirva de estas evaluaciones a la hora de preparar el nuevo MFP;

32.  Recuerda que se han encomendado mayores responsabilidades a la Agencia de Cooperación de los Reguladores de la Energía (ACER) y a la Agencia Europea de Seguridad de las Redes y de la Información (ENISA), lo que requerirá suficientes recursos para que lleven a cabo todos sus cometidos, tanto antiguos como nuevos; destaca que la Agencia del GNSS Europeo (GSA) y el Organismo de Reguladores Europeos de las Comunicaciones Electrónicas (ORECE) también necesitan recursos suficientes para cumplir su cometido de forma adecuada y eficaz; pide una financiación y un número de personal suficientes para todas las agencias que entran en el ámbito de competencias de la Comisión ITRE, a fin de garantizar su capacidad para cumplir adecuadamente sus cometidos;

33.  Considera que el futuro MFP debe ofrecer la máxima previsibilidad y flexibilidad para que pueda aprovecharse al máximo; considera, además, que el futuro MFP debe garantizar que cualquier excedente que resulte de la infrautilización del presupuesto de la Unión y del incumplimientos de compromisos derivados de una falta de ejecución se incorpore nuevamente al presupuesto de la Unión.

INFORMACIÓN SOBRE LA APROBACIÓN EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

11.1.2018

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

45

9

7

Miembros presentes en la votación final

Bendt Bendtsen, Xabier Benito Ziluaga, José Blanco López, David Borrelli, Jonathan Bullock, Reinhard Bütikofer, Jerzy Buzek, Edward Czesak, Fredrick Federley, Ashley Fox, Theresa Griffin, Hans-Olaf Henkel, Eva Kaili, Kaja Kallas, Barbara Kappel, Krišjānis Kariņš, Seán Kelly, Jeppe Kofod, Peter Kouroumbashev, Zdzisław Krasnodębski, Miapetra Kumpula-Natri, Christelle Lechevalier, Janusz Lewandowski, Edouard Martin, Angelika Mlinar, Csaba Molnár, Nadine Morano, Aldo Patriciello, Miroslav Poche, Paul Rübig, Massimiliano Salini, Algirdas Saudargas, Sven Schulze, Patrizia Toia, Claude Turmes, Vladimir Urutchev, Kathleen Van Brempt, Henna Virkkunen, Martina Werner, Lieve Wierinck, Hermann Winkler, Anna Záborská, Flavio Zanonato, Carlos Zorrinho

Suplentes presentes en la votación final

Michał Boni, Mario Borghezio, Jens Geier, Gerben-Jan Gerbrandy, Werner Langen, Morten Løkkegaard, Florent Marcellesi, Marian-Jean Marinescu, Rupert Matthews, Clare Moody, Răzvan Popa, Dennis Radtke, Michèle Rivasi, Sofia Sakorafa, Anneleen Van Bossuyt

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Max Andersson, Ingeborg Gräßle

VOTACIÓN FINAL NOMINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

45

+

ALDE

Fredrick Federley, Gerben-Jan Gerbrandy, Kaja Kallas, Morten Løkkegaard, Angelika Mlinar, Lieve Wierinck

ECR

Edward Czesak, Zdzisław Krasnodębski

PPE

Bendt Bendtsen, Michał Boni, Jerzy Buzek, Ingeborg Gräßle, Krišjānis Kariņš, Seán Kelly, Werner Langen, Janusz Lewandowski, Marian-Jean Marinescu, Nadine Morano, Aldo Patriciello, Dennis Radtke, Paul Rübig, Massimiliano Salini, Algirdas Saudargas, Sven Schulze, Vladimir Urutchev, Henna Virkkunen, Hermann Winkler, Anna Záborská

S&D

José Blanco López, Jens Geier, Theresa Griffin, Eva Kaili, Jeppe Kofod, Peter Kouroumbashev, Miapetra Kumpula-Natri, Edouard Martin, Csaba Molnár, Clare Moody, Miroslav Poche, Răzvan Popa, Patrizia Toia, Kathleen Van Brempt, Martina Werner, Flavio Zanonato, Carlos Zorrinho

9

-

EFDD

David Borrelli, Jonathan Bullock

ENF

Mario Borghezio, Christelle Lechevalier

Verts/ALE

Max Andersson, Reinhard Bütikofer, Florent Marcellesi, Michèle Rivasi, Claude Turmes

7

0

ECR

Ashley Fox, Hans-Olaf Henkel, Rupert Matthews, Anneleen Van Bossuyt

ENF

Barbara Kappel

GUE/NGL

Xabier Benito Ziluaga, Sofia Sakorafa

Explicación de los signos utilizados

+  :  a favor

-  :  en contra

0  :  abstenciones

(1)

https://ec.europa.eu/info/sites/info/files/170713-sustainable-finance-report_en.pdf


OPINIÓN de la Comisión de Transportes y Turismo (1.12.2017)

para la Comisión de Presupuestos

sobre el próximo MFP: preparación de la posición del Parlamento sobre el MFP posterior a 2020

(2017/2052(INI))

Ponente de opinión: Marian-Jean Marinescu

SUGERENCIAS

La Comisión de Transportes y Turismo pide a la Comisión de Presupuestos, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

1.  Insiste en la importancia estratégica del marco financiero plurianual (MFP) para los sectores que dependen de las inversiones a largo plazo, como el sector del transporte; pide, por lo tanto, a la Comisión que presente una propuesta y que entable sin demora un diálogo con el Consejo y el Parlamento con vistas a definir el MFP posterior a 2020 antes de las elecciones europeas de 2019;

2.  Destaca que las infraestructuras de transporte constituyen la columna vertebral del mercado único, la base de crecimiento y la creación de empleo, y son primordiales a la hora de garantizar las cuatro libertades fundamentales relativas a las personas, los capitales, las mercancías y los servicios; señala que para la consecución de un espacio único europeo de transporte conectado con los países vecinos se precisan grandes infraestructuras de transporte, que, además de recibir una financiación adecuada, deben ser tratadas como una prioridad esencial para la competitividad de la Unión y su cohesión territorial, económica y social;

3.  Destaca la importancia de los objetivos establecidos por la CP 21 («Acuerdo de París») en relación con el transporte para luchar contra el cambio climático; subraya que se debe disponer de medios financieros para garantizar una transferencia modal del transporte por carretera al transporte ferroviario, así como al transporte marítimo y al transporte por vías navegables interiores, y para animar a los Estados miembros a que inviertan en un transporte público inteligente, sostenible e integrado; recomienda asimismo prestar atención a la reducción del ruido y las vibraciones en el transporte para ofrecer a los ciudadanos un entorno de alta calidad;

4.  Subraya la necesidad de apoyar la definición y la aplicación de una política industrial firme dirigida a aumentar la protección, la seguridad, la salud pública, la protección medioambiental y la competitividad global europea del sector del transporte, a fin de mejorar las conexiones y facilitar los desplazamientos en todos los Estados miembros; considera los macrodatos un posibilitador estratégico para alcanzar los objetivos de la política de transporte de la Unión y destaca la necesidad de proteger las infraestructuras críticas de transporte frente a las ciberamenazas;

5.  Destaca que las infraestructuras críticas de transporte deben considerarse de interés estratégico para la Unión;

6.  Subraya que el valor añadido europeo de los proyectos del ámbito de las infraestructuras de transporte depende de la capacidad de la Unión de prever en su próximo MFP el marco regulador y los medios financieros adecuados para sus ambiciones;

7.  Considera que debe aumentarse la parte correspondiente a los proyectos en materia de infraestructuras de la política de cohesión en el presupuesto total de la Unión posterior a 2020, ya que el Fondo de Cohesión y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional contribuyen de manera significativa a paliar las desigualdades socioeconómicas y de infraestructuras entre las regiones y a mejorar la calidad media de estas últimas, reduciendo la brecha de conectividad entre las zonas más desarrolladas y las regiones atrasadas;

8.  Considera que el próximo MFP debe prever un incremento de la financiación de la Unión, a través de los Fondos Estructurales y de Inversión entre otros, para aquellos proyectos que contribuyan en particular a la finalización de la red principal de la Red Transeuropea de Transporte (RTE-T) y sus corredores, así como de la financiación para el despliegue de infraestructuras para vehículos eléctricos y otras soluciones de transporte basadas en energías alternativas; reitera que los instrumentos financieros no pueden sustituirse a las subvenciones destinadas a los proyectos RTE-T, que deben seguir siendo el instrumento privilegiado del futuro Mecanismo «Conectar Europa», ya que algunos modos de transporte, como el ferrocarril o las vías navegables, no resultan atractivos para los inversores privados;

9.  Considera que las subvenciones no deben utilizarse para cubrir las pérdidas de proyectos económicamente insostenibles;

10.  Pide a la Comisión que proponga, en el próximo MFP, medidas coherentes y transparentes para facilitar, fomentar y coordinar, con el apoyo de las agencias de la Unión, las sinergias entre los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (Fondos EIE), el MCE y Horizonte 2020 para proyectos relacionados con el transporte, en especial con vistas a apoyar aquellos proyectos situados en regiones transfronterizas y a lo largo de la RTE-T; pide un sistema de coordinación para optimizar las sinergias entre las subvenciones y los instrumentos financieros; pide una participación más activa de la DG MOVE en la coordinación de las infraestructuras de transporte a través de los distintos fondos europeos;

11.  Considera que, en el contexto del próximo MFP, debe existir la posibilidad de desarrollar y extender ulteriormente los corredores existentes de la red básica y la red global de la RTE-T, también a terceros países pertinentes, para apoyar proyectos de interés común en el sector del transporte;

12.  Subraya que, además de sus repercusiones generales sobre el presupuesto, el brexit tendrá un impacto directo e indirecto especialmente importante sobre la política europea de transporte, en particular en los ámbitos aéreo y marítimo;

13.  Pide a los coordinadores europeos que lleven a cabo una evaluación exhaustiva de los proyectos completados y las mejoras logradas a lo largo de los corredores de la RTE-T durante el actual período de programación, y que la presenten a la Comisión y al Parlamento; pide a la Comisión que tenga presente esta evaluación a la hora de preparar el próximo MFP;

14.  Destaca que la cofinanciación de la Unión debería incluir, como prioridad clave en la cooperación territorial europea (CTE - Interreg), proyectos de infraestructura transfronteriza de pequeña escala para establecer los enlaces regionales transfronterizos en falta;

15.  Hace hincapié en la absoluta necesidad de una financiación adecuada, que abarcaría la investigación y la innovación en el futuro 9.o PM, en ámbitos como los vehículos eléctricos y de hidrógeno y los vehículos autónomos y conectados:

16.  Considera que el refuerzo de la gobernanza de las estrategias macrorregionales de la Unión contribuirá al desarrollo de proyectos con valor añadido de la Unión;

17.  Subraya la importancia de la implicación de todos los países ribereños en la Estrategia del Danubio con el fin de evitar los cuellos de botella en la navegación; pide que se adopte un enfoque descendente para garantizar una aplicación eficaz de la Estrategia del Danubio, especialmente por lo que respecta a la navegabilidad de las vías interiores;

18.  Considera que es necesario un MCE actualizado y más eficaz, que abarque todos los modos de transporte, incluida la infraestructura viaria y las vías navegables interiores, y que se centre en las interconexiones y en la finalización de la red en las zonas periféricas y utilice normas comunes; Subraya que el MCE debe beneficiarse de una mayor financiación a fin de cubrir todas las necesidades de transporte, incluidas las soluciones digitales, la transferencia modal y el transporte limpio; considera que el MCE debe promover programas piloto en beneficio de todos los medios de transporte con el fin de aumentar la protección, la seguridad, la protección ambiental y la competitividad de la Unión; subraya que la inversión en infraestructuras de transporte es una inversión en crecimiento y empleo a largo plazo; pide, por lo tanto, a la Comisión que presente una propuesta de Reglamento del MCE actualizado lo antes posible, de manera que pueda aprobarse antes de las elecciones europeas de 2019;

19.  Recuerda que nueve corredores de la red principal figuran en el anexo del Reglamento del MCE, que incluye una lista de proyectos preseleccionados para posible financiación de la Unión durante el período 2014-2020, sobre la base de su valor añadido para el desarrollo de la RTE-T y su estado de desarrollo; considera que un MCE mejorado y más eficaz debe dar prioridad a conexiones más directas entre más redes principales y globales y hacer hincapié en la promoción de mayores conexiones entre redes globales, incluidas, por ejemplo, prioridades horizontales como las autopistas del mar; considera que esto debe verse reflejado en cualquier lista de proyectos preseleccionados que vaya a incluirse en el próximo Reglamento del MCE;

20.  Subraya que debe garantizarse la financiación para completar el espacio ferroviario europeo único y considera que es necesario centrarse más en mejorar la seguridad, completar las conexiones ferroviarias entre Estados miembros y garantizar el mantenimiento de la infraestructura ferroviaria existente; considera que la financiación también debería utilizarse para la reducción del ruido ferroviario y la renovación de la red ferroviaria secundaria; destaca asimismo que la comisión de coordinación del Sistema Europeo de Gestión del Tráfico Ferroviario debe tratar de incentivar la participación de los inversores y que la puesta en marcha del ERTMS debe adelantarse para aplicar en mayor medida unas normas técnicas comunes y aprovechar al máximo las ventajas que ofrece la interoperabilidad; destaca la necesidad de reforzar la cofinanciación de la Empresa Común Shift2Rail;

21.  Reitera la importancia de que pueda utilizarse plenamente el Cielo Único Europeo como paso fundamental hacia un espacio aéreo europeo; destaca la necesidad de prever una financiación adecuada y de un gasto transparente, inclusive para los usuarios del espacio aéreo, para el despliegue y la aplicación de los componentes del programa de investigación sobre la gestión del tráfico aéreo en el contexto del Cielo Único Europeo (SESAR); pide que se financie, en el marco del programa SESAR, la investigación sobre gestión del tráfico aéreo de aeronaves no tripuladas y la finalización de la gestión digital europea del tráfico aéreo; reitera que, en el marco del Cielo Único Europeo, una gestión del tráfico aéreo eficaz puede reducir el consumo de combustible y las emisiones en un 10 %; pide que se asignen recursos financieros adecuados a la Empresa Común Clean Sky;

22.  Subraya que la revisión del Reglamento (CE) n.º 216/2008 contempla la ampliación del ámbito de competencia de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (AESA); destaca la importancia de asignar una financiación adecuada a la AESA para garantizar el éxito en la asunción de estas nuevas responsabilidades;

23.  Pide a la Comisión que garantice la continuidad de la financiación de los programas espaciales emblemáticos de la Unión como Galileo, el sistema europeo de navegación por complemento geoestacionario (EGNOS) y Copernicus; pide que se mantenga la asignación de importes necesarios para la Empresa Común Clean Sky y la futura iniciativa tecnológica conjunta sobre tecnologías espaciales para Europa (STEPP); pide a la Comisión que elabore de manera rápida una propuesta para la futura Govsatcom que incluya una financiación apropiada; resalta la importancia de lograr la cobertura global europea de EGNOS, además de su ampliación a los países de la política de vecindad; considera que un presupuesto de investigación apropiado en estos sectores es esencial en estos sectores para garantizar la autonomía europea en el acceso al espacio;

24.  Reitera la importancia de garantizar una financiación adecuada para las empresas comunes, entre otras SESAR, Shift2Rail y Clean Sky; considera que Shift2Rail debe dar prioridad a proyectos de interoperabilidad y maximizar los beneficios para la interoperabilidad en el espacio ferroviario europeo único; considera importante asignar una financiación que permita el mantenimiento de la infraestructura y el respeto de criterios de calidad, con el fin de garantizar una mayor protección y seguridad del consumidor;

25.  Reitera la importancia de garantizar la financiación necesaria para el desarrollo de aplicaciones de sistema mundial de navegación por satélite (GNSS) innovadoras y efectivas y de servicios de valor añadido basados en las necesidades de los usuarios;

26.  Insta a la Comisión a que respalde, en el marco del próximo marco financiero plurianual, un plan de pedidos institucionales de lanzamientos de satélites para los lanzadores europeos, así como un plan de seguimiento de los residuos espaciales;

27.  Subraya la importancia de una financiación garantizada para lograr una política marítima integrada, como iniciativa emblemática para la gobernanza intersectorial y transnacional y para la optimización de las conexiones multimodales y la transición hacia unos servicios de transporte digitales y limpios y unos modos de transporte sostenibles, incluidos el transporte público y las vías navegables interiores; destaca que debe adelantarse el despliegue de los servicios de información fluvial para apoyar las operaciones transfronterizas;

28.  Pide a la Comisión que relance el papel de la Unión en el Mar Mediterráneo mediante una estrategia de rehabilitación y modernización de los puertos marítimos en el Mediterráneo como nodos esenciales del comercio europeo;

29.  Recuerda la función de los puertos como pasarelas de comercio, nodos energéticos y agrupaciones industriales; subraya la posición de los puertos en la Red Transeuropea de Transporte; subraya que debe garantizarse financiación para completar y mejorar la red principal de vías navegables interiores integrada en la red multimodal; destaca que los puertos y las vías navegables interiores requieren una financiación suficiente para hacer frente a los retos actuales y futuros de proporcionar sistemas de transporte inteligentes, eficaces y sostenibles; reconoce que los puertos y las vías navegables interiores puede desempeñar un papel importante en la descarbonización de la economía, al ofrecer soluciones energéticas alternativas;

30.  Subraya que, en el próximo período, la financiación de los STI y los STI cooperativos también debería garantizarse con vistas a las necesidades de transporte;

31.  Pide a la Comisión que integre en el presupuesto una partida específica destinada a los puertos que deben gestionar el peso económico y social de la crisis migratoria;

32.  Subraya el papel de las agencias europeas de transporte en la armonización y la integración de los diferentes modos en el Espacio Económico Europeo; pide, habida cuenta del papel y las responsabilidades cada vez mayores que les confían los reglamentos, que en el próximo marco presupuestario sus medios operativos se ajusten en consecuencia;

33.  Subraya la importancia de pasar a un sector del turismo sostenible, innovador y digital, lo cual requiere una mejor coordinación entre los proyectos de turismo y los de infraestructura; considera que debe introducirse una línea presupuestaria específica para el turismo con objeto de avanzar hacia una auténtica política europea del turismo; considera que se deben acoger favorablemente las iniciativas que promuevan experiencias de viaje sostenibles e innovadoras para los jóvenes; considera, no obstante, que estas no deben sustituir a otras iniciativas culturales, y sugiere que se promuevan medios apropiados para una financiación adecuada;

34.  Subraya que se debe garantizar la competitividad y la sostenibilidad a largo plazo del turismo europeo, en particular aprovechando al máximo la innovación en el sector y las soluciones de TIC; considera que deben revisarse los procedimientos de reserva y debe contemplarse la adopción de un marco para los sistemas de reservas digitales centralizados y orientados al cliente;

35.  Anima a la Comisión a que cofinancie la interconexión entre la red EuroVelo y la red ferroviaria de la Unión y fomente así el turismo sostenible a través de las distintas regiones;

36.  Reitera la importancia de garantizar fondos para infraestructura en el marco de la política de vecindad con el fin de garantizar el despliegue en la RTE-T y la coordinación de las infraestructuras transfronterizas;

37.  Subraya la necesidad de incluir los distintos sectores del transporte, en particular en su vertiente industrial, en las reflexiones realizadas a nivel de la Comisión Europea por el SEAE y las diferentes direcciones generales para la elaboración de una estrategia de diplomacia económica al servicio de la expansión internacional de los agentes europeos del sector;

38.  Considera que el futuro MFP debe ofrecer la máxima previsibilidad y flexibilidad para poder hacer pleno uso de los recursos comprometidos en el mismo, asegurando una distribución equitativa en todas las regiones de la Unión, lo que garantizaría que cualquier excedente que resulte de la infrautilización del presupuesto de la Unión en un sector de una política pública determinada y los incumplimientos de compromisos derivados de una falta de ejecución se reincorporen nuevamente al presupuesto del sector en cuestión; pide a la Unión, a este respecto, que mantenga altas cuotas de cofinanciación a la hora de seleccionar los proyectos en el marco del MFP. subraya la importancia de una participación más activa de la DG MOVE en la coordinación de las infraestructuras de transporte a través de los distintos fondos europeos.

39.  Resalta que las inversiones de la Unión en las nuevas tecnologías de transporte sostenible, y en particular en métodos de propulsión (eléctrico, hidrógeno, biocombustibles, etc.), deben obedecer al principio de neutralidad tecnológica, dejando al mercado y a los ciudadanos la facultad de elegir entre las distintas soluciones de transporte;

INFORMACIÓN SOBRE LA APROBACIÓN EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

23.11.2017

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

38

3

0

Miembros presentes en la votación final

Daniela Aiuto, Lucy Anderson, Marie-Christine Arnautu, Georges Bach, Deirdre Clune, Michael Cramer, Luis de Grandes Pascual, Andor Deli, Isabella De Monte, Ismail Ertug, Jacqueline Foster, Dieter-Lebrecht Koch, Merja Kyllönen, Miltiadis Kyrkos, Bogusław Liberadzki, Peter Lundgren, Marian-Jean Marinescu, Gesine Meissner, Cláudia Monteiro de Aguiar, Renaud Muselier, Markus Pieper, Salvatore Domenico Pogliese, Gabriele Preuß, Christine Revault d’Allonnes Bonnefoy, Dominique Riquet, Massimiliano Salini, Jill Seymour, Pavel Telička, Wim van de Camp, Janusz Zemke, Roberts Zīle, Kosma Złotowski, Elżbieta Katarzyna Łukacijewska

Suplentes presentes en la votación final

Jakop Dalunde, Mark Demesmaeker, Jill Evans, Maria Grapini, Peter Kouroumbashev, Jozo Radoš, Olga Sehnalová

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Juan Fernando López Aguilar

VOTACIÓN FINAL NOMINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

38

+

ALDE

Gesine Meissner, Jozo Radoš, Dominique Riquet, Pavel Telička

ECR

Mark Demesmaeker, Jacqueline Foster, Roberts Zīle, Kosma Złotowski

EFDD

Daniela Aiuto

GUE/NGL

Merja Kyllönen

PPE

Georges Bach, Deirdre Clune, Andor Deli, Dieter-Lebrecht Koch, Marian-Jean Marinescu, Cláudia Monteiro de Aguiar, Renaud Muselier, Markus Pieper, Salvatore Domenico Pogliese, Massimiliano Salini, Luis de Grandes Pascual, Wim van de Camp, Elżbieta Katarzyna Łukacijewska

S&D

Lucy Anderson, Isabella De Monte, Ismail Ertug, Maria Grapini, Peter Kouroumbashev, Miltiadis Kyrkos, Bogusław Liberadzki, Juan Fernando López Aguilar, Gabriele Preuß, Christine Revault d’Allonnes Bonnefoy, Olga Sehnalová, Janusz Zemke

VERTS/ALE

Michael Cramer, Jakop Dalunde, Jill Evans

3

-

EFDD

Peter Lundgren, Jill Seymour

ENF

Marie-Christine Arnautu

0

0

 

 

Explicación de los signos utilizados

+  :  a favor

-  :  en contra

0  :  abstenciones


OPINIÓN de la Comisión de Desarrollo Regional (11.10.2017)

para la Comisión de Presupuestos

sobre el próximo MFP: preparación de la posición del Parlamento sobre el MFP posterior a 2020

(2017/2052(INI))

Ponente de opinión: Derek Vaughan

SUGERENCIAS

La Comisión de Desarrollo Regional pide a la Comisión de Presupuestos, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

A.  Considerando que el Reglamento n.º 1311/2013 del Consejo, por el que se establece el marco financiero plurianual (MFP) para el período 2014-2020, establece que la Comisión debe presentar su propuesta para el futuro MFP posterior a 2020 antes del 1 de enero de 2018, y que conviene presentar cuanto antes las propuestas legislativas relacionadas con el próximo MFP, de forma que pueda procederse a la adopción de las decisiones oportunas sobre el futuro de la política de cohesión y puedan acordarse con la mayor diligencia posible las nuevas modalidades de financiación antes de que termine el actual período de programación, a fin de evitar retrasos en la programación para el nuevo período;

B.  Considerando que el artículo 3 del Tratado de la Unión Europea (TUE) dispone que la Unión debe promover la cohesión económica, social y territorial, así como la solidaridad entre los Estados miembros y las regiones; que la política de cohesión regional es una de las políticas fundamentales de la Unión, que presenta un elevado valor añadido, fomenta la solidaridad, colma las brechas en el desarrollo y lleva los beneficios de la integración europea directamente a los ciudadanos de la Unión en todas sus regiones; que, por otra parte, la política de cohesión regional unifica Europa y consolida su economía gracias a la aplicación del principio de subsidiariedad, refuerza la convergencia social y contribuye a la tangibilidad y la visibilidad de la Unión para sus ciudadanos mediante sus resultados concretos sobre el terreno, y que, por consiguiente, es fundamental asignar una financiación suficiente —como mínimo equivalente a la del período actual—a la política de cohesión en el MFP, de modo que su presupuesto pueda afrontar de forma adecuada los desafíos que previsiblemente deberá afrontar;

C.  Considerando que deben adoptarse medidas adecuadas que garanticen que el reto presupuestario planteado por la retirada del Reino Unido de la Unión no incida negativamente en la dotación presupuestaria de la política regional, en particular mediante la transición hacia nuevos recursos propios de financiación, y que la política de cohesión brinda instrumentos de cooperación transfronteriza y otros instrumentos de cooperación territorial para asegurar la continuación de la colaboración con las regiones del Reino Unido una vez este se haya retirado de la Unión, mediante el mantenimiento de contactos y la colaboración con sus ciudadanos para la consecución de objetivos comunes;

D.  Considerando que algunas de las propuestas relativas a nuevos recursos propios presentadas en el informe final y en las recomendaciones del Grupo de Alto Nivel sobre Recursos Propios, como el impuesto sobre las transacciones financieras, un impuesto sobre el carbono aplicable a todas las fuentes de emisión de gases de efecto invernadero y un impuesto de sociedades europeo, merecen ser analizadas en un contexto más amplio y deberían ser también coherentes con los objetivos del marco de actuación en materia de clima y energía hasta 2030, así como con los objetivos de cohesión económica, social y territorial;

E.  Considerando que la política de cohesión ha contribuido de forma significativa a la cohesión económica, social y territorial y a la aplicación de la Estrategia Europa 2020, así como a la consecución de sus objetivos de crecimiento inteligente, sostenible e integrador; que la Unión sigue corriendo el riesgo de no alcanzar dichos objetivos para 2020, especialmente por lo que respecta a la reducción de la pobreza, el fomento de las energías renovables y la lucha contra el desempleo; que la estrategia debería revisarse para el período posterior a 2020 y contribuir a la consecución de los objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible; que su financiación debería asegurarse en el próximo MFP, otorgando un papel importante a la política de cohesión, y que la política de cohesión ha conseguido resultados importantes y ha permitido reducir las disparidades económicas y sociales entre las regiones europeas, si bien 47 regiones en ocho Estados miembros siguen rezagadas en términos de desarrollo;

1.  Confirma el elevado valor añadido de la Unión en la política de cohesión, dado que cumple los objetivos de cohesión económica, social y territorial establecidos en el Tratado, así como el de reducción de las disparidades entre los niveles de desarrollo de las diferentes regiones:–

  aportando crecimiento y empleo a escala local y regional, especialmente en los territorios atrasados, lo que contribuye a la convergencia, los efectos colaterales positivos, una mayor cooperación económica, la estabilidad macroeconómica general y la competitividad de la Unión en su conjunto;–

  proveyendo bienes públicos de dimensión europea mediante el apoyo a las infraestructuras transnacionales;–

  promoviendo la cooperación transfronteriza y contribuyendo a crear bases estables para una paz duradera y para la democracia en Europa;–

  utilizando la gestión compartida y la subsidiariedad con objeto de reunir a diversas partes interesadas de diferentes niveles de gobernanza y abordar eficazmente los riesgos y las oportunidades socioeconómicos;

2.  Insta a la Comisión a que presente sin demora sus propuestas sobre el futuro MFP y el paquete sobre la política de cohesión posterior a 2020, e insiste en que las negociaciones comiencen rápidamente con objeto de asegurar la puntual ejecución de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (EIE) en el período de programación posterior a 2020; considera que la política de cohesión debe seguir beneficiando a los ciudadanos de todas las regiones, al tiempo que concentra los recursos en las más vulnerables; considera que, a fin de adjudicar los Fondos EIE de forma más justa, así como de tener más adecuadamente en cuenta los diferentes tipos de desigualdades, convendría elaborar un nuevo conjunto de indicadores sociales y ambientales complementario del PIB;

3.  Afirma que la política de cohesión debe seguir siendo la principal política de inversión pública y desarrollo de la Unión, si bien que hay que emplearse más a fondo para poner de relieve el importante e indispensable papel de la política de cohesión en la consecución de los objetivos políticos de la Unión; por consiguiente, considera necesario prestar una atención particular al empleo, las capacidades, la innovación, la demografía, las pymes, la inclusión social y los objetivos específicos de la Unión como la digitalización y la reindustrialización, así como a una dimensión social reforzada, la cooperación territorial y la dimensión urbana; destaca, a este respecto, que la política de cohesión no es la solución ni el instrumento de financiación para todo hecho imprevisto y que no debería contribuir a la creación de nuevos programas; señala que los nuevos desafíos no deben socavar los objetivos tradicionales y a largo plazo de la política de cohesión establecidos en los Tratados;

4.  Pide, por tanto, que el MFP siga destinando fondos, como mínimo a un nivel equivalente a los recursos financieros actuales, a la política de cohesión posterior a 2020, estableciendo un correcto equilibrio entre las inversiones en los ciudadanos y las inversiones para los ciudadanos, así como entre las tres dimensiones de la política de cohesión —esto es, económica, social y territorial—, de forma que se garantice la consecución de los objetivos políticos de la Unión; considera necesario incrementar el porcentaje del MFP destinado a la cohesión, sin reducir por ello los actuales compromisos; recuerda que, dado el tardío inicio del período y el volumen previsto de reclamaciones de pago para el final del mismo, es de suma importancia aumentar el techo de pagos de la rúbrica 1b con el fin de asegurar la liquidez y el flujo de inversiones y evitar el posible impacto de riesgos políticos; señala que la creación de futuros programas e instrumentos de la Unión, así como el apoyo a los actuales, no debe llevarse a cabo a expensas de las actuales inversiones; reconoce que la política de cohesión ha contribuido de forma importante a facilitar las reformas estructurales mediante incentivos, como las condiciones ex ante, en lugar de sanciones, e insta a la Comisión a que explore otros medios positivos de apoyo a los esfuerzos nacionales y regionales; destaca la necesidad de seguir prestando una atención particular a las regiones menos desarrolladas; destaca que el MFP debe apoyar las prioridades definidas en el Semestre Europeo, en particular teniendo en cuenta las recomendaciones específicas por países, atendiendo al mismo tiempo a los objetivos de la política de cohesión establecidos en los Tratados; reitera que las nuevas prioridades e iniciativas de la Unión deben financiarse con nuevos recursos y que no debe ponerse en peligro la política de cohesión por el hecho de que su actual dotación se destine a financiar estas nuevas prioridades e iniciativas;

5.  Considera que los fondos regionales deberían protegerse y seguir teniendo como destinatarios a todas las regiones de la Unión, de forma que adopten principalmente la modalidad de subvenciones complementadas por instrumentos financieros, que por su parte —en determinados casos y tras la oportuna evaluación ex ante apropiada— tienen un importante papel que desempeñar, junto con una estrategia clara y una serie de criterios que permitan determinar qué modalidades de financiación son las más apropiadas para conseguir los objetivos deseados, y que, cuando proceda, deben integrarse de forma adecuada con las subvenciones; destaca que, en caso de que se reduzcan los presupuestos de la Unión, será necesario centrarse en mayor medida en los objetivos fundamentales y el valor añadido de la Unión, prestando especial atención al fomento del crecimiento y la creación de empleo y a la reducción de las desigualdades y disparidades regionales; destaca la declaración de la Comisión de que los instrumentos financieros solo son adecuados para los proyectos generadores de rentas; considera, por tanto, que las ayudas y las subvenciones seguirán siendo necesarias; destaca los peligros de productos financieros como los fondos de capital propio, los fondos fiduciarios y otros tipos de obligaciones; señala que un aumento del porcentaje de instrumentos financieros no debe influir en las contribuciones financieras no reembolsables, ya que ello rompería el equilibrio requerido; señala que no puede considerarse que los objetivos vinculantes para el uso de instrumentos financieros en el MFP después de 2020 son una opción viable; considera que debe hacerse hincapié en el papel de los Estados miembros mediante unos índices adecuados de cofinanciación que garanticen su compromiso; señala que existen opiniones divergentes sobre la condicionalidad macroeconómica, al tiempo que destaca que la relación entre la política de cohesión y los procesos de gobernanza económica en el Semestre Europeo debe ser equilibrada y recíproca y limitar el impacto en los beneficiarios de los Fondos EIE; considera de imperiosa necesidad centrar los Fondos EIE en ámbitos que requieren en mayor medida una acción común, por ejemplo para fomentar el crecimiento y la competitividad o bien para contribuir a la adaptación al cambio climático y al uso eficiente de los recursos; destaca que los fondos de la Unión deberían completar los presupuestos nacionales, ofreciendo una adicionalidad real y asegurando la actuación en ámbitos que quedan excluidos de los presupuestos nacionales;

6.  Considera inaceptable toda solución que redunde en un MFP a corto plazo, dado que obstaculizaría la planificación con una perspectiva a largo plazo y afectaría negativamente a la previsibilidad de las políticas, en particular la política de cohesión; estima que la única alternativa a la situación actual es un período de vigencia de 5+5 años del MFP, con una revisión intermedia obligatoria, a condición de que la Comisión garantice una transición fluida entre los períodos de programación, lo cual exigiría unas normas más estrictas de liberación de compromisos, unos procedimientos más cortos para cerrar los programas y unos procesos más rápidos de creación y puesta en marcha de los mismos; pide que el futuro MFP prevea una mayor supervisión ciudadana, también mediante el refuerzo del principio de asociación en la política de cohesión y armonizándola con otras políticas; reitera su petición de que se aplique la integración de la perspectiva de género a todas las partes del presupuesto de la Unión;

7.  Pide que se actualicen las prioridades de los programas de desarrollo regional, con el fin de tener en cuenta las condiciones cambiantes y sacar partido de las nuevas tecnologías; opina que la política de cohesión debería tender, en particular, a reforzar la economía del conocimiento y estimular la innovación; considera, por otra parte, que el MFP debe dar prueba de una mayor flexibilidad para poder responder a retos imprevistos; destaca que la posición de la Comisión radica en la búsqueda de un equilibrio adecuado entre la estabilidad y la flexibilidad de la financiación; considera que el índice de desempleo regional y el índice de progreso social regional constituyen criterios adecuados; destaca que el considerable nivel de crecimiento necesario para la creación de empleo y la generación de desarrollo no puede lograrse sin un empeño conjunto por aplicar una buena combinación de políticas económicas, que debería consistir en actuaciones centradas en las inversiones, las reformas estructurales y la consolidación presupuestaria; destaca el papel de la política de cohesión a la hora de alcanzar los objetivos derivados del Acuerdo de París (COP21) y asegurar la transición a una economía hipocarbónica y circular; señala que, con el fin de garantizar una mejor ejecución de su presupuesto en el futuro, es necesario simplificar profundamente la política de cohesión sobre la base de las recomendaciones del grupo de alto nivel, considerando la posibilidad de aplicar de forma más amplia la proporcionalidad e introducir una diferenciación entre las regiones en la ejecución de los programas dependientes de los Fondos EIE; subraya la importancia de la política regional para proteger las regiones más vulnerables, como las menos desarrolladas y las ultraperiféricas;

8.  Destaca la importancia de las iniciativas regionales transfronterizas en la promoción de la integración europea, así como de un crecimiento económico inteligente, sostenible e integrador que contribuya a la creación de empleo; subraya que el Mecanismo «Conectar Europa» y el Fondo de Cohesión deben seguir siendo las principales fuentes de inversión en infraestructuras, y que los créditos de financiación deben corresponderse con la importante demanda y el exceso de solicitudes actuales; señala que la cooperación territorial europea (Interreg) es un ámbito clave de valor añadido de la Unión para garantizar no solo la continuidad de los proyectos comunes más allá de las fronteras y en el conjunto de la Unión, sino también los vínculos que relacionan estos proyectos; opina que estas iniciativas transfronterizas, en particular, ponen de manifiesto el valor añadido de la Unión Europea;

9.  Recuerda que la inversión en la rúbrica 1a muestra un fuerte impacto positivo en las políticas; considera que programas tales como el programa sucesor de Horizonte 2020 deberían recibir el doble de la financiación disponible en virtud del programa marco actual; señala que las estimaciones y los porcentajes de éxito y de demanda indican que un aumento de ese calibre colmaría la brecha de financiación en investigación e innovación;

10.  Pide a la Comisión que aplique y facilite mayores sinergias y complementariedades entre los diferentes fondos de la Unión, incluidos la política de cohesión, Horizonte 2020, el Mecanismo «Conectar Europa» y el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE), a fin de evitar la aplicación de normas distintas a proyectos similares por el simple hecho de que se ejecutan sobre la base de diferentes instrumentos, y que se esfuerce por conseguir el objetivo de aplicar las mismas normas a proyectos similares, incluso cuando su financiación reposa en políticas e instrumentos de la Unión distintos, dado que un planteamiento de este tipo reduciría la burocracia y facilitaría la ejecución de los fondos de la Unión en favor de los beneficiarios, sin perjuicio de la integridad de las dotaciones financieras de los Fondos EIE; señala que existe un margen de mejora en la utilización de los instrumentos financieros y en el establecimiento de sinergias con las subvenciones; destaca, en este mismo contexto, que debería prestarse una atención particular a las normas sobre ayudas públicas, con el fin de garantizar la igualdad de condiciones entre las subvenciones y los instrumentos financieros; considera necesario que todos los Fondos EIE tengan continuidad después de 2020, incluidos el Fondo de Cohesión y el Fondo Social Europeo;

11.  Considera fundamental que, en el contexto del nuevo MFP, de forma equilibrada y sin socavar los principios transversales de la política de cohesión, se simplifiquen finalmente las normas presupuestarias y las normas relativas a los gastos de la política de cohesión, con el fin de influir positivamente en la sostenibilidad del próximo MFP y reducir la carga que pesa sobre los beneficiarios; pide a la Comisión que siga estudiando el enfoque del «código normativo único» con el fin de alentar a un mayor número de beneficiarios potenciales a solicitar la financiación de la Unión, dado que este planteamiento incentivaría el establecimiento de normas de ejecución considerablemente más claras y livianas y aseguraría la planificación estratégica integrada de la ayuda de la Unión; pide que se introduzca una prima incentivadora de la simplificación en favor de los Estados miembros, con el fin de premiar la adopción de medidas efectivas de reducción de la burocracia y mejora de la gestión de los fondos de la Unión; destaca que, en el contexto de maximización del rendimiento del MFP por lo que respecta a la condicionalidad, es importante encontrar un correcto equilibrio que no ponga en peligro las inversiones; destaca que el «paquete ómnibus» encierra un mayor potencial en lo que se refiere a la propuesta de simplificación y flexibilidad; considera, por tanto, que debería ponerse en práctica y seguir desarrollándose después de 2020; pide a la Comisión que refuerce la eficacia y amplíe la oferta de apoyo al desarrollo de las capacidades en favor de las administraciones nacionales, regionales y locales, así como de los beneficiarios; pide a la Comisión que tome como base los elementos positivos del sistema de condicionalidad ex ante, y que reduzca al mismo tiempo la correspondiente carga administrativa por lo que se refiere a la evaluación y el procedimiento; pide a la Comisión que refuerce las medidas de creación de capacidades administrativas con miras a una ejecución más eficiente de los fondos; aboga por un despliegue más amplio de las medidas inspiradas en el reciente informe de la Comisión titulado «La competitividad en las regiones de baja renta y de bajo crecimiento: informe sobre las regiones rezagadas»;

12.  Pide que se incremente el presupuesto del Fondo de Solidaridad de la Unión Europea, y que se proceda a su posterior revisión, especialmente en lo que se refiere al límite máximo de los anticipos —en la actualidad, de 30 millones de euros— establecido en el artículo 4 bis del Reglamento revisado sobre el Fondo de Solidaridad, a fin de cubrir rápida y eficazmente una parte más importante de los daños causados por catástrofes naturales;

INFORMACIÓN SOBRE LA APROBACIÓN EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

9.10.2017

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

27

4

4

Miembros presentes en la votación final

Franc Bogovič, Steeve Briois, Andrea Cozzolino, Rosa D’Amato, John Flack, Iratxe García Pérez, Krzysztof Hetman, Marc Joulaud, Louis-Joseph Manscour, Martina Michels, Iskra Mihaylova, Jens Nilsson, Andrey Novakov, Paul Nuttall, Konstantinos Papadakis, Mirosław Piotrowski, Stanislav Polčák, Liliana Rodrigues, Maria Spyraki, Ruža Tomašić, Ángela Vallina, Monika Vana, Matthijs van Miltenburg, Lambert van Nistelrooij, Derek Vaughan, Joachim Zeller

Suplentes presentes en la votación final

Daniel Buda, Andor Deli, Raffaele Fitto, John Howarth, Ivana Maletić, Tonino Picula

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

James Carver, Esther Herranz García, Susanne Melior

VOTACIÓN FINAL NOMINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

27

+

ALDE

Iskra Mihaylova, Matthijs van Miltenburg

ECR

Raffaele Fitto, John Flack, Mirosław Piotrowski, Ruža Tomašić

PPE

Franc Bogovič, Daniel Buda, Andor Deli, Esther Herranz García, Krzysztof Hetman, Marc Joulaud, Ivana Maletić, Andrey Novakov, Stanislav Polčák, Maria Spyraki, Joachim Zeller, Lambert van Nistelrooij

S&D

Andrea Cozzolino, Iratxe García Pérez, John Howarth, Louis-Joseph Manscour, Susanne Melior, Jens Nilsson, Tonino Picula, Liliana Rodrigues, Derek Vaughan

4

-

EFDD

James Carver, Paul Nuttall

ENF

Steeve Briois

NI

Konstantinos Papadakis

4

0

EFDD

Rosa D’Amato

GUE/NGL

Martina Michels, Ángela Vallina

Verts/ALE

Monika Vana

Explicación de los signos utilizados

+  :  a favor

-  :  en contra

0  :  abstenciones


OPINIÓN de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural (26.1.2018)

para la Comisión de Presupuestos

sobre el próximo MFP: preparación de la posición del Parlamento sobre el MFP posterior a 2020

(2017/2052(INI))

Ponente: Sofia Ribeiro

SUGERENCIAS

La Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural pide a la Comisión de Presupuestos, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de resolución que apruebe:

1.  Destaca la enorme importancia de la política agrícola común (PAC), en su calidad de política común más antigua de la Unión, a la hora de lograr objetivos públicos y reaccionar ante los retos cambiantes gracias a sucesivas reformas, lo cual resulta fundamental, por ejemplo, en la producción de alimentos de gran calidad y también en el suministro de bienes y servicios no alimentarios, la seguridad alimentaria, así como la estabilización y conservación de las poblaciones rurales, con el fin de garantizar alimentos a un precio asequible para unos 500 millones de consumidores europeos, el equilibrio territorial y la cohesión social, y de garantizar que las zonas rurales sean sostenibles a largo plazo; observa asimismo que le esto cuesta tan solo 0,32 EUR diarios a cada ciudadano de la Unión; recuerda que la agricultura y la industria alimentaria representan el 16 % del volumen de negocios total de la industria europea, y que suponen más de 44 millones de puestos de trabajo en toda la cadena de suministro alimentario, 10 millones de empleos directos en la agricultura, 11 millones de explotaciones agrícolas y 130 000 millones de euros al año en concepto de ingresos procedentes de las exportaciones; subraya que, a través de sus dos pilares, la PAC contribuye a estabilizar los ingresos de los agricultores, a la vez que fomenta programas medioambientales y la actividad económica en las zonas rurales;

2.  Destaca que, en el actual MFP 2014-2020 y por vez primera, la PAC ha dejado de ser la política europea con más presupuesto (en los últimos tres decenios ha pasado, lamentablemente, del 75 % del MFP a tan solo el 38 %); declara expresamente que, a través de las numerosas reformas políticas, los gastos de la PAC se han reducido y se han vuelto más específicos, orientados al mercado y dirigidos a la mejora de la competitividad del sector agrícola de la Unión;

3.  Señala, asimismo, que la inclusión de nuevas funciones y objetivos en el ámbito de la PAC, que no son necesariamente remunerados por el mercado, se llevó a cabo sin incrementar su presupuesto, pese a la ampliación de la Unión a nuevos Estados miembros; hace hincapié en que los retos y exigencias han aumentado, incluyendo, por ejemplo, la necesidad de garantizar la seguridad alimentaria y la protección de los recursos medioambientales, el desarrollo de prácticas agrícolas sostenibles, la ecologización de la agricultura, la inversión en nuevas tecnologías agrícolas, así como la mitigación de los efectos e impactos del cambio climático;

4.  Insta a la Comisión a aumentar o, al menos, mantener en su nivel actual el presupuesto de la PAC después de 2020, de modo que pueda mantenerse la estructura en dos pilares de la PAC a fin de ayudar a los agricultores de todos los sectores, para lograr los objetivos clave de incrementar la renta de los agricultores, proteger y crear puestos de trabajo, la innovación y el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el cumplimiento de los compromisos relativos a la ejecución del Acuerdo de París en relación con el cambio climático; destaca que todo recorte adicional al presupuesto de la PAC tendrá un impacto negativo en la competitividad del sector agrícola y el desarrollo regional en la Unión en Europa en las comunidades agrícolas y las zonas rurales, lo cual es una posibilidad que el Parlamento rechaza de plano;

5.  Considera que el presupuesto de la PAC debe reflejar un gran valor europeo agregado a esta política, en la que se fundamentan tanto el mercado único de los productos agroalimentarios como los beneficios sociales, medioambientales y de cohesión a escala de toda la Unión, y señala que la PAC ya no es únicamente una política sectorial; considera que la disminución del presupuesto comunitario de la PAC en relación con el PIB de la UE-27 limitaría la eficacia de la PAC en la consecución de los objetivos de la Unión; opina que el importe del presupuesto de esta política debería garantizar la plena «unionización» financiera;

6.  Destaca que la PAC es una política compleja y plenamente comunitaria que constituye uno de los fundamentos de la integración europea; toma nota de que esta política logra cada vez más objetivos públicos y reacciona con flexibilidad a los nuevos retos y a las necesidades cambiantes de la Unión y de su sociedad gracias a las reformas, y señala que es responsable de las condiciones de la competencia en el mercado único, decidiendo de este modo sobre la previsibilidad y la estabilidad de las condiciones de funcionamiento de la actividad agrícola;

7.  Señala con preocupación que la incertidumbre sobre el futuro de la PAC en el contexto del MFP está creando ya tendencias negativas en las zonas rurales, actuando como elemento desalentador para las personas empleadas en el sector, lo que predispone a crisis alimentarias y sectoriales en la Unión;

8.  Subraya que la PAC y su presupuesto crean marcos comunes de funcionamiento del sector agrícola en la Unión, y la ausencia de estos elementos del proyecto europeo impediría el funcionamiento de un mercado común eficiente de productos agroalimentarios en la Unión, dado que los Estados miembros competirían entre ellos en lo relativo al apoyo a la agricultura y esto generaría problemas de competencia;

9.  Señala la gran ambición de la Comisión Europea respecto de las negociaciones comerciales y la liberalización del acceso al mercado agrícola europeo de uno de los productores agrícolas más competitivos del mundo; por otro lado, de acuerdo con las expectativas de la sociedad europea, la producción agrícola de la Unión se realiza de conformidad con uno de los más elevados estándares de calidad, seguridad alimentaria, bienestar animal, protección del clima y del medio ambiente; subraya, en este contexto, el fundamental papel compensatorio de la PAC y el apoyo financiero que proporciona para el mantenimiento de la competitividad de la agricultura europea;

10.  Pide a la Comisión que tome más medidas para simplificar el sistema de financiación de la PAC, reducir las cargas financieras y administrativas de los agricultores y garantizar una adecuada información pública sobre la PAC y lo que establece su presupuesto, ya que el importe anunciado de la ayuda puede inducir a error toda vez que el público no es consciente de que, desde la creación de la PAC en 1962, los Estados miembros de la Unión han puesto en común sus recursos para crear una política común y un mercado único de los productos agrícolas, y que ya no existe, por tanto, un equivalente nacional de la PAC en los Estados miembros; subraya la necesidad de concienciar a la opinión pública sobre el importante papel que tiene la Unión en el apoyo a la producción alimentaria europea y llama la atención sobre el hecho de que la PAC no solo brinda a los ciudadanos europeos productos de alta calidad a precios muy asequibles, sino que también existe un beneficio oculto al garantizar que los consumidores tengan una renta disponible adicional para impulsar otros sectores de la economía; subraya que esto únicamente puede continuar si el nivel del presupuesto de la PAC se incrementa, o, como mínimo, se mantiene; recuerda que si todas las políticas fuesen íntegramente financiadas por el presupuesto europeo, la PAC solo representaría el 1 % del mismo, lo cual es bastante razonable, habida cuenta de que abastece de alimentos a más de 500 millones de europeos; subraya que la PAC representa menos del 0,4 % del gasto público total de la Unión y los Estados miembros, lo cual es un porcentaje reducido si se compara con el promedio del 49 % del PIB de la Unión dedicado al gasto público; destaca que los agricultores de la Unión cumplen estrictas normas sobre bienestar animal, seguridad medioambiental y alimenticia, por lo que se les ha de respaldar para que continúen estas importantes prácticas;

11.  Subraya que la actual inestabilidad de los mercados agrícolas y la alta volatilidad de los precios demuestran la necesidad de mantener las subvenciones a las explotaciones, ya que permiten una gestión y un control más efectivos de los fallos del mercado; reconoce, en este contexto, que los precios más elevados de los alimentos y las ventas de productos en los últimos años no han repercutido en los agricultores; insiste en que se requiere una ayuda concreta para abordar la falta de acceso al crédito para los agricultores y la disminución de las rentas agrícolas; recuerda asimismo que los consumidores europeos no están preparados para pagar por sus alimentos un precio que sería innegablemente más elevado si el sector agrícola no estuviera recibiendo apoyo público;

12.  Destaca que, si bien los subsidios agrícolas solo representan una cantidad insignificante en relación con el PIB total de los Estados miembros, son esenciales para garantizar la continuidad en la agricultura y la seguridad de los ingresos para los agricultores; reitera que la PAC es esencial a la hora de contribuir a reducir la volatilidad de los ingresos agrícolas y de ayudar a los jóvenes agricultores a incorporarse al sector agrícola y hacer que sus explotaciones sean rentables, generando con ello empleo directo e indirecto en el sector;

13.  Señala la necesidad de gestionar la volatilidad de los ingresos, resultante de la volatilidad de los precios debida al empeoramiento de las condiciones en el sector agrícola, especialmente dado que los costes de producción están en aumento; destaca que la PAC no aborda lo suficiente la inestabilidad de las rentas agrarias y los mercados agrícolas, y que es probable que la disminución en el presupuesto de la PAC agrave más esta cuestión, afectando de este modo a los sectores más vulnerables de la industria;

14.  Pide a la Comisión que realice un estudio sobre la suma de dinero que regresaría al Fondo Europeo Agrícola de Garantía (FEAGA) si se aplicaran en toda la Unión límites a los pagos directos de 150 000, 100 000 y 50 000 EUR;

15.  Recuerda que el brexit tendrá un impacto estimado en la PAC que oscila entre 3 800 y 4 100 millones de euros anuales y pide, por consiguiente, a la Comisión que compense esta pérdida encontrando formas alternativas de financiación, por ejemplo incrementando las contribuciones de los Estados miembros en porcentaje de la renta nacional bruta, desarrollando nuevas formas de recursos propios, aceptando algunas de las reformas propuestas por el Grupo de Alto Nivel sobre Recursos Propios y mejorando el funcionamiento de la PAC, a fin de mantener intacto el presupuesto de la PAC con la salida del Reino Unido, para que pueda responder adecuadamente a los desafíos actuales y futuros de la agricultura europea;

16.  Pide a la Comisión que facilite el acceso al sector agrícola a otros instrumentos financieros, como el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE); considera que, si han de crearse nuevas condiciones relativas a los pagos de la PAC, la Comisión debe acompañarlas de un aumento adecuado de su presupuesto; subraya la necesidad de incrementar la financiación en consonancia con las respuestas a las distintas crisis cíclicas en sectores sensibles como la leche, la carne de porcino, las frutas y las hortalizas, y hace hincapié en que la volatilidad de los precios debe combatirse elaborando nuevas herramientas, teniendo en cuenta el posible impacto de los acuerdos de libre comercio en estos sectores, y teniendo presente la creciente necesidad de fomentar la competitividad del sector agrícola europeo a escala mundial; pone de relieve, por otra parte, la creciente influencia del entorno exterior sobre la agricultura europea y la PAC, y la necesidad consiguiente de instrumentos adicionales para resolver las posibles crisis futuras de los mercados agrícolas surgidas fuera de la Unión;

17.  Hace hincapié en la importancia de un mejor control presupuestario, y pide a la Comisión que desarrolle una política para una mejor rendición de cuentas sobre el destino y los resultados del dinero de los contribuyentes de la Unión;

18.  Destaca la necesidad de que la Comisión mantenga intactos los pagos directos, ya que contribuyen a evitar la distorsión de la competencia entre Estados miembros, y de que mantenga la competitividad de los productos agrícolas de la Unión en el plano exterior; rechaza firmemente la introducción de una cofinanciación nacional que equivaldría a la renacionalización de la PAC y podría dar lugar a la aparición de distintas PAC en los distintos Estados miembros, lo que favorecería en gran medida a los contribuyentes netos al presupuesto de la Unión y perturbaría el funcionamiento del mercado único; subraya, por tanto, que la PAC, al ser la única política plenamente integrada a escala de la Unión, aporta el valor añadido europeo más elevado y que una política agrícola financiada a nivel nacional resultaría ostensiblemente más cara; rechaza cualquier intento de imponer la cofinanciación de la PAC por parte de los Estados miembros; reconoce la importancia de mantener la financiación de los programas de desarrollo rural dada su contribución a la cohesión territorial y social europea, ya que las zonas rurales representan alrededor del 90 % del territorio de la Unión; insta a la Comisión a que tenga debidamente en cuenta los distintos costes de producción y trabajo, junto con la aportación de la agricultura al empleo de cada Estado miembro, al proseguir el proceso tanto de la convergencia de los pagos directos en la Unión en el contexto del próximo marco financiero plurianual, como de la convergencia interna en los Estados miembros y sus regiones; subraya la importancia de mantener las diversas medidas, incluida la ayuda asociada voluntaria, que están a disposición de los Estados miembros para mantener la producción en sectores fundamentales para las zonas vulnerables, sin un efecto distorsionador sobre el mercado interior; hace hincapié en que los pagos directos son para los agricultores una importante red de seguridad y un complemento a los ingresos;

19.  Subraya que la agricultura, en especial la producción primaria, es particularmente sensible a los daños ocasionados por fenómenos naturales provocados por el cambio climático (sequías, inundaciones, tormentas, precipitaciones, etc.), e insta por tanto a la Comisión a que desarrolle un mecanismo para apoyar medidas destinadas a reducir y prevenir dichos daños y que podría incluir asimismo compensaciones por las pérdidas en que hayan incurrido los productores agrícolas primarios como consecuencia de catástrofes originadas por el cambio climático;

20.  Pide a la Comisión que, en el próximo presupuesto de la PAC, considere la posibilidad de rejuvenecer el sector apoyando la entrada de agricultores jóvenes y nuevos y permitiendo la salida de los menos jóvenes; insta a la Comisión a que siga desarrollando mecanismos de relevo generacional, apostando así por la modernización y el rejuvenecimiento del sector agrícola, en una lógica de aprovechamiento y transmisión de los conocimientos;

21.  Recuerda que la mayoría de las zonas rurales pertenecen a las regiones menos privilegiadas de la Unión cuyo PIB per cápita es considerablemente inferior a la media europea; opina, por tanto, que el desarrollo de las zonas rurales sigue siendo un reto importante para un desarrollo territorial equilibrado y que estas zonas exigen apoyo para incrementar su tasa de empleo, mejorar el nivel de vida y desarrollar las funciones no agrícolas; subraya que el apoyo a la cohesión socioeconómica en la Unión sigue constituyendo una finalidad vigente del presupuesto de la Unión; considera, por tanto, que es necesario reforzar en el presupuesto de la Unión la financiación para el desarrollo de las zonas rurales en el marco de la PAC y que los criterios de reparto entre Estados miembros de los recursos para este apoyo deben seguir tomando en consideración las diferencias de riqueza de la población rural, su tamaño y la superficie agraria;

22.  Pide un renovado apoyo específico para los agricultores más necesitados, incluidas las explotaciones familiares y las explotaciones de tamaño pequeño y medio, y, a través de medidas específicas y concretas, a los que se encuentran en zonas con limitaciones naturales así como en las regiones más desfavorecidas, de montaña y ultraperiféricas, garantizando de este modo la producción y el abastecimiento de alimentos de forma más eficaz en todas las partes de la Unión y evitando la despoblación de las zonas rurales; pide que el apoyo se dirija claramente a las personas que trabajan directamente sobre el terreno, sin excluir a los agricultores a tiempo parcial, que en muchos casos han diversificado sus actividades y no deben verse penalizados por realizar tales esfuerzos; señala que la incentivación de la agricultura futura mediante un presupuesto adecuado para la PAC en el futuro y una diferenciación positiva para las zonas más vulnerables revisten una importancia fundamental para el sector agrícola; pide a la Comisión que se plantee aumentar la dotación de los programas de opciones específicas por la lejanía y la insularidad (POSEI), tal como ha pedido el Parlamento, manteniendo este régimen tan importante para las regiones ultraperiféricas; recuerda que hay tres Estados miembros susceptibles de beneficiarse de dichos programas, lo cual representa menos del 1 % del presupuesto de la PAC; señala en particular que el desarrollo local participativo, como el programa LEADER, representa un uso eficaz de los fondos de la PAC; pide que el próximo marco financiero plurianual conceda una financiación más consistente con vistas a la constitución, el funcionamiento y el desarrollo de las organizaciones de productores;

23.  Pide a la Comisión que, en el próximo MFP, respalde el acceso de los agricultores a innovaciones tales como las técnicas modernas de crianza y la agricultura de precisión, mediante un aumento de las sinergias entre diferentes formas de programas de financiación y una mejora del papel de la agricultura en los programas de investigación de la Unión; reconoce el creciente papel y el potencial de las nuevas tecnologías en la agricultura, pero pone de relieve que estas siguen siendo inasequible para gran parte de los agricultores;

24.  Pide a la Comisión que presente una propuesta de marco jurídico para la cadena de suministro alimentario a escala de la Unión y garantice su necesaria financiación con el fin de luchar contra las prácticas comerciales desleales en el mercado interior y asegurar cierto nivel de transparencia y seguridad para los agricultores, lo cual les permitirá tomar decisiones con conocimiento de causa que no solo les beneficiarán a ellos, sino también a los consumidores y evitando prácticas como el dumping y la consiguiente caída de las rentas agrarias; pide la financiación de las medidas que tienen como objetivo consolidar el poder de negociación de los agricultores en el marco de la cadena de suministro alimentario; recuerda el apoyo abrumador del Parlamento en favor de un marco reglamentario de la Unión para hacer frente a las prácticas comerciales desleales;

25.  Reconoce el interés por parte de los productores en los programas de promoción de la Unión y pide a la Comisión que mantenga las tendencias actuales de refuerzo de los fondos para dichos programas, evaluando, no obstante, los requisitos burocráticos y las condiciones conexas que a menudo son difíciles, especialmente para los productores pequeños y medianos y emergentes y sus organizaciones;

26.  Considera que los primeros cuatro escenarios expuestos por la Comisión Europea en su Libro Blanco de marzo de 2017 no son lo bastante ambiciosos; subraya que el quinto escenario debe constituir el punto de partida para cualquier reflexión sobre el futuro del presupuesto de la Unión después de 2020. Considera que la duración del próximo MFP debería ser la mayor posible (al menos siete años), con la perspectiva hasta 2050 para el desarrollo del sector agrícola de la Unión, a fin de garantizar la previsibilidad y la estabilidad de la financiación de la PAC en el futuro, especialmente teniendo en cuenta la importancia de la seguridad del abastecimiento de alimentos y la mayor inestabilidad del sector, así como de aumentar las posibilidades de éxito de los programas piloto.

INFORMACIÓN SOBRE LA APROBACIÓN EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

23.1.2018

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

32

3

5

Miembros presentes en la votación final

John Stuart Agnew, Clara Eugenia Aguilera García, Eric Andrieu, Richard Ashworth, José Bové, Daniel Buda, Nicola Caputo, Paolo De Castro, Jean-Paul Denanot, Albert Deß, Jørn Dohrmann, Herbert Dorfmann, Norbert Erdős, Luke Ming Flanagan, Martin Häusling, Esther Herranz García, Peter Jahr, Ivan Jakovčić, Jarosław Kalinowski, Zbigniew Kuźmiuk, Philippe Loiseau, Mairead McGuinness, Ulrike Müller, James Nicholson, Maria Noichl, Marijana Petir, Laurenţiu Rebega, Bronis Ropė, Ricardo Serrão Santos, Czesław Adam Siekierski, Tibor Szanyi, Marc Tarabella, Marco Zullo

Suplentes presentes en la votación final

Franc Bogovič, Stefan Eck, Jens Gieseke, Maria Heubuch, Karin Kadenbach, Momchil Nekov, Sofia Ribeiro, Annie Schreijer-Pierik, Hannu Takkula, Tom Vandenkendelaere, Thomas Waitz

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Stanisław Ożóg

VOTACIÓN FINAL NOMINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

32

+

PPE

Franc Bogovič, Daniel Buda, Albert Deß, Herbert Dorfmann, Norbert Erdős, Jens Gieseke, Esther Herranz García, Mairead McGuinness, Marijana Petir, Sofia Ribeiro, Annie Schreijer-Pierik, Czesław Adam Siekierski, Tom Vandenkendelaere

S&D

Clara Eugenia Aguilera García, Eric Andrieu, Nicola Caputo, Paolo De Castro, Jean-Paul Denanot, Karin Kadenbach, Maria Noichl, Ricardo Serrão Santos, Tibor Szanyi, Marc Tarabella

ECR

Jørn Dohrmann, Zbigniew Kuźmiuk, James Nicholson, Stanisław Ożóg

ALDE

Ivan Jakovčić, Ulrike Müller, Hannu Takkula

ENF

Philippe Loiseau, Laurenţiu Rebega

3

-

GUE/NGL

Stefan Eck, Luke Ming Flanagan

EFDD

John Stuart Agnew

5

0

ECR

Richard Ashworth

Verts/ALE

José Bové, Martin Häusling, Bronis Ropė

EFDD

Marco Zullo

Explicación de los signos utilizados

+  :  a favor

-  :  en contra

0  :  abstenciones


OPINIÓN de la Comisión de Pesca (23.11.2017)

para la Comisión de Presupuestos

sobre el próximo MFP: preparación de la posición del Parlamento sobre el MFP posterior a 2020

(2017/2052(INI))

Ponente de opinión: Clara Eugenia Aguilera García

SUGERENCIAS

La Comisión de Pesca pide a la Comisión de Presupuestos, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

1.  Hace hincapié en el hecho de que, teniendo en cuenta la importancia socioeconómica de la actividad pesquera en las regiones costeras de la Unión, es necesario mantener un fondo de pesca específico, sustancial, independiente y accesible para aplicar la política pesquera común (PPC), con el fin de garantizar la sostenibilidad de la acuicultura y la pesca europeas, establecer un plan de selectividad a fin de evitar los descartes, reducir la carga financiera de la obligación de desembarque y facilitar su cumplimiento, y lograr el objetivo del rendimiento máximo sostenible (RMS); subraya, además, que dicho fondo debe igualmente ayudar al sector pesquero a llevar a cabo un proceso de reestructuración que se ha vuelto necesario por diversos motivos, y que este proceso debe incluir medidas como el cumplimiento de la obligación de desembarque y la sustitución de motores por otros no contaminantes;

2.  Subraya que la PPC es competencia exclusiva de la Unión y que, por lo tanto, los fondos financieros que se pongan a disposición de la Unión para esta política han de ser suficientes para poder alcanzar los ambiciosos objetivos establecidos en el Reglamento de base; recuerda, no obstante, que el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP) actual representa tan solo el 0,6 % del MFP 2014-2020 total; destaca que los fondos financieros del FEMP deben mantenerse, al menos, al mismo nivel, teniendo en cuenta la importancia socioeconómica de la pesca en las regiones costeras de la Unión Europea;

3.  Insta a la Comisión a que proponga una mayor dotación financiera para la próxima programación del FEMP, porcentajes de financiación más altos y distintas normas en materia de cofinanciación e indemnización a los pescadores en los períodos de veda, a fin de responder a las exigencias de la pesca costera artesanal, a menudo dificultadas por retrasos administrativos imputables a los Estados miembros;

4.  Indica que las ayudas para la paralización temporal de la actividad pesquera deben mantenerse en algunos casos; señala, además, que estas deberán destinarse a las flotas que deban cesar su actividad por una causa externa, como puede ser el cierre de una pesquería. También insta a que se mantengan las ayudas por paralización definitiva de la actividad pesquera en las mismas condiciones en las que se tramitan actualmente, acompañadas, en los casos en los que sea necesario, de una auditoría económica sobre las repercusiones del desguace de los buques en el equilibrio de la flota y en la capacidad real de las capturas.

5.  Señala que el brexit no debe utilizarse como excusa para reducir la financiación futura; considera que la Unión debería encontrar la forma de garantizar que una posible disminución del MFP posterior a 2020 no se traduzca automáticamente en una reducción de los créditos destinados al FEMP, teniendo en cuenta que ha sido objeto de una reducción en el presupuesto 2018; subraya que es necesario prestar un apoyo prioritario a la pesca costera artesanal; advierte, además, de que el riesgo de que el brexit repercuta en la pesca hace necesaria una línea presupuestaria sólida, teniendo en cuenta el ya menguado presupuesto dedicado al sector pesquero de la Unión;

6.  Propone que se potencie la financiación mediante instrumentos financieros complementarios a las ayudas a fondo perdido; propone, además, que se posibilite el acceso a un régimen de préstamos que permita al sector ampliar las posibilidades de financiación con el objetivo de potenciar el desarrollo económico de las empresas, así como continuar trabajando para mitigar el impacto medioambiental de la actividad extractiva.

7.  Hace hincapié en la necesidad de dotar al FEMP de un nivel de financiación suficiente que le permita invertir en la sostenibilidad, selectividad y competitividad de las flotas pesqueras;

8.  Subraya que el nivel de ejecución del FEMP 2014-2020, tres años después de su adopción el 15 de mayo de 2014, sigue siendo insatisfactorio, dado que en septiembre de 2017 solo se había utilizado un 1,4 % de la dotación de 6 400 millones de euros; espera que mejore el nivel de ejecución del FEMP y de otros programas estructurales y de inversión de la Unión; destaca que el bajo nivel de ejecución se debe en gran parte al retraso en la aprobación del reglamento de este fondo europeo tras la reforma de la PPC y a la falta de claridad, en muchos casos, en la tramitación de las ayudas que el fondo recibe; aboga, por lo tanto, por una mayor concreción y simplificación a este respecto; pide una mayor flexibilidad en la asignación de los créditos y, en particular, que las líneas comprometidas sin utilizar por los Estados miembros en relación con los datos puedan transferirse a los centros de investigación y, para fines de control, a la Agenda Europea de Control de la Pesca (AECP);

9.  Insiste asimismo en que los costes asociados a la obligación de desembarque sean compensados por el FEMP, lo que presupone una simplificación y una dotación suficiente de este fondo;

10.  Opina que es necesario adoptar medidas para garantizar que el Fondo Europeo de Pesca posterior a 2020 se ejecute de una manera más rápida, flexible y menos burocrática, sin retrasos que sigan perjudicando al FEMP 2014-2020, con el fin de evitar que se repita una situación como la actual;

11.  Insta a la Comisión a que revise la cláusula de inversión para garantizar que las inversiones regionales y nacionales cofinanciadas con cargo al FEMP puedan excluirse del cálculo de los déficits nacionales en el marco del Semestre Europeo;

12.  Respalda el punto de vista ampliamente compartido en el sector y las administraciones de los Estados miembros de que las normas de financiación actuales son demasiado complejas y deberían ser menos engorrosas en general, y en particular para los proyectos que impliquen bajos niveles de financiación; señala que, dado que el Reglamento «Ómnibus» destinado a simplificar el Reglamento financiero no afectaba al FEMP, debemos proceder a una simplificación del Reglamento del FEMP;

13.  Destaca la importancia del control de la pesca y de la recogida de datos científicos, que constituyen los pilares de la política pesquera común; considera que deben seguir beneficiándose de la financiación de la Unión y que los Estados miembros deben intensificar sus esfuerzos por utilizar esos medios;

14.  Considera que deben introducirse normas de proporcionalidad para un nuevo fondo de pesca de la Unión que supongan una menor carga burocrática para los proyectos menores con respecto a los grandes; propone, en este sentido, que debería existir una suerte de regla de minimis relativa a las ayudas de pequeña cuantía en el marco de un nuevo fondo de pesca de la Unión;

15.  Subraya que, pese a que la Unión sigue siendo un importador neto de productos pesqueros, la pesca europea continúa siendo una fuente muy importante de alimentos saludables para el mercado europeo, al mismo tiempo que garantiza su autonomía alimentaria; subraya que la Unión debe seguir impidiendo la entrada en el mercado de productos que no cumplan las normas alimentarias, medioambientales y sociales recogidas en el Convenio 188 de la Organización Internacional del Trabajo, o las disposiciones en materia de lucha contra la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada, y que estos requisitos deben integrarse en los acuerdos de libre comercio; subraya que, en general, conviene reducir las importaciones de productos de la pesca que no respondan a las normas e incumplan los requisitos legales y crear unas condiciones equitativas para los productos de la pesca; subraya la necesidad de reforzar y homogenizar los controles y las inspecciones sobre las importaciones procedentes de países terceros, con el fin de impedir la entrada de productos en el mercado de la Unión que no cumplan los requisitos exigidos por la normativa vigente;

16.  Subraya que, hasta ahora, el valor añadido europeo en la gestión de la pesca ha estado en gran parte asociado a una reducción de la capacidad de las flotas pesqueras, a una buena gestión de los recursos, a la calidad de los productos y a su transformación; opina que, en el MFP posterior a 2020, habrá que tener en cuenta el equilibrio entre los recursos pesqueros disponibles y la capacidad de la flota; destaca la necesidad de tomar igualmente en consideración otros elementos sin un valor añadido cuantificable, como, por ejemplo, el papel que desempeña el sector pesquero en las comunidades altamente dependientes de este sector en términos de empleo directo e indirecto y de crecimiento local; subraya, por consiguiente, que es importante que siga existiendo un fondo pesquero independiente con el fin de apoyar a dichas comunidades y garantizar una mayor cohesión territorial;

17.  Destaca que las comunidades costeras dependientes de la pesca artesanal deben ser prioritarias en el futuro FEMP, dada la importancia que la pesca artesanal reviste en estas localidades en términos medioambientales y de empleo, representando este sector el 80 % de la flota europea y el 40 % del total del empleo en el sector primario, además de los puestos de trabajo indirectos que generan en la distribución a escala local, la fabricación de redes o la reparación de barcos; subraya, además, que las comunidades costeras dependientes de la pesca artesanal deben ser prioritarias en el futuro FEMP, a fin de asegurar su crecimiento y de generar ingresos y puestos de trabajo; señala que este fue el mensaje de la reforma de la PPC y el que se tuvo en cuenta a la hora de formular la nueva política;

18.  Recalca la importancia de la dimensión social y económica de la pesca para las comunidades locales y algunas regiones marítimas y costeras; reconoce la necesidad de mantener unas disposiciones financieras adecuadas que permitan a los sectores de la flota costera, la flota artesanal y las pequeñas flotas obtener financiación;

19.  Destaca que la pesca costera tradicional tiene un elevado poder de atracción turística, que a su vez genera de forma indirecta considerables efectos económicos positivos sobre otros sectores de actividad.

20.  Destaca que las comunidades costeras e insulares europeas son, y seguirán siendo, altamente dependientes del sector de la pesca, ya sea en términos de transformación de los productos del mar, turismo y restauración como, en fases previas del sector, por lo que respecta a los astilleros, el mantenimiento, la reparación, la seguridad y las nuevas tecnologías; subraya, por lo tanto, que el desarrollo local participativo y los grupos de acción local de pesca deben seguir siendo objeto de atención y su financiación debe aumentar, dado que sirven para permitir a las comunidades pesqueras locales abordar esos retos a escala local, recurriendo a los conocimientos de las partes interesadas locales para hacer frente a problemas locales; subraya, a este respecto, la importancia de mantener intacta la estructura de financiación de las organizaciones de productores del sector de la pesca y contribuir a los organismos representativos de la profesión;

21.  Considera que las medidas de control son un componente fundamental y esencial de la PPC a fin de mantener una igualdad de condiciones, y que es necesario dedicar suficientes recursos económicos y de otro tipo a las actividades de control, tanto por parte de la Comisión como de los Estados miembros; considera, por lo tanto, que el futuro fondo debe garantizar un apoyo suficiente al respecto;

22.  Hace hincapié en la necesidad de mantener intacta la estructura de financiación de los dos instrumentos de apoyo colectivo al sector pesquero, los grupos de acción local y las Organizaciones de Productores Pesqueros, teniendo en cuenta que son elementos básicos para el desarrollo de la pesca en las regiones dependientes de esta actividad;

23.  Considera que el FEMP debería seguir otorgando un apoyo financiero prioritario a las pescas costera y artesanal por el papel socioeconómico que juegan en las regiones muy dependientes de la pesca, sin menoscabo del apoyo financiero a otras flotas también necesarias para el abastecimiento de alimentos saludables a los mercados de la UE;

24.  Considera necesario emprender una reflexión sobre la posible financiación de medidas para modernizar determinadas flotas que se encuentran obsoletas y plantean riesgos de seguridad en el mar, como es el caso de algunas flotas de regiones ultraperiféricas, con vistas a la próxima reforma del MFP, siempre y cuando ello no dé lugar a un aumento de la capacidad pesquera;

25.  Subraya el papel cada vez más importante de la denominada «economía azul»; considera que las prioridades de la Estrategia de crecimiento azul deben adaptarse a las del FEMP, a saber, con la asignación de una línea específica que incluya la sostenibilidad medioambiental, la eficiencia de los recursos, la competitividad, la creación de oportunidades de empleo de calidad, la formación académica y profesional y la cohesión territorial; pide a la Comisión una nueva evaluación de las dotaciones financieras para el crecimiento azul en el MFP y subraya que un fondo de pesca debería desempeñar un papel importante en este sentido;

26.  Se felicita del impulso que se quiere dar al sector acuícola en el marco de la Estrategia europea sobre "economía azul" —y al que se dedica el 20 % del FEMP— pero se lamenta del freno que suponen las trabas administrativas para el desarrollo de la acuicultura; pide, por consiguiente, que se estudie el modo de reducir los trámites burocráticos en los Estados miembros;

27.  Destaca la necesidad de medidas de apoyo para facilitar el diálogo social y de utilizar el FEMP para ayudar a formar a profesionales cualificados en el sector marítimo y pesquero; subraya la importancia de modernizar el sector marítimo y pesquero, y señala el papel que desempeña la innovación a este respecto; pide, por consiguiente, que se potencie la inversión en innovación y desarrollo tecnológico, en particular teniendo en cuenta la necesidad de mejorar la selectividad de las artes pesqueras en el marco de la obligación de desembarque y del cumplimiento de los criterios de RMS, y a la vista de la necesidad de asegurar la eficiencia de los buques, y la comodidad y la seguridad de la tripulación; pide, además, que las empresas de otros sectores que desarrollen propuestas para el sector pesquero deben tener acceso a fondos y que se aumenten las posibilidades de financiación para impulsar mejoras en el rendimiento económico y medioambiental del sector;

28.  Destaca la importancia de promover e invertir en la diversificación de la pesca desarrollando actividades complementarias;

29.  Recuerda la necesidad de mejorar la recopilación de los datos científicos y de garantizar un mejor acceso a los mismos, y de fomentar la cooperación y el intercambio de datos científicos entre los sectores marítimo y pesquero, por un lado, y la comunidad científica, las ONG y otras entidades, por otro, así como de fomentar nuevas actividades de investigación y crear nuevos campos en el sector de la pesca, como la acuoponía;

30.  Reitera la importancia de disponer de dictámenes científicos rigurosos e independientes a la hora de evaluar los recursos pesqueros, para poder tomar decisiones de gestión que permitan alcanzar el rendimiento máximo sostenible (RMS); opina que en el FEMP posterior a 2020 se debe prever financiación suficiente a efectos de la recogida de datos científicos;

31.  Subraya la importancia de mantener al menos el mismo nivel de financiación para la AECP con respecto a sus tareas de control, inspección y vigilancia del sector pesquero; pide que en el futuro se refuerce el papel de la AECP con el fin de posibilitar la consecución de los objetivos de la PPC, y para que la AECP pueda consolidar sus actividades relacionadas con la gobernanza de las flotas pesqueras y la supervisión de los procedimientos de control; pide a la Comisión que aumente la financiación de la AECP.

INFORMACIÓN SOBRE LA APROBACIÓN EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

21.11.2017

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

21

2

2

Miembros presentes en la votación final

Marco Affronte, Clara Eugenia Aguilera García, Renata Briano, Alain Cadec, David Coburn, Richard Corbett, Diane Dodds, Linnéa Engström, Mike Hookem, Ian Hudghton, Carlos Iturgaiz, Werner Kuhn, António Marinho e Pinto, Gabriel Mato, Norica Nicolai, Liadh Ní Riada, Ulrike Rodust, Remo Sernagiotto, Ricardo Serrão Santos, Isabelle Thomas, Ruža Tomašić, Jarosław Wałęsa

Suplentes presentes en la votación final

France Jamet, Verónica Lope Fontagné, Francisco José Millán Mon, Maria Lidia Senra Rodríguez

VOTACIÓN FINAL NOMINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

21

+

ALDE

António Marinho e Pinto, Norica Nicolai

ECR

Ruža Tomašić, Remo Sernagiotto

ENF

France Jamet

PPE

Alain Cadec, Carlos Iturgaiz, Francisco José Millán Mon, Gabriel Mato, Jarosław Wałęsa, Verónica Lope Fontagné, Werner Kuhn

S&D

Clara Eugenia Aguilera García, Isabelle Thomas, Renata Briano, Ricardo Serrão Santos, Richard Corbett, Ulrike Rodust

VERTS/ALE

Ian Hudghton, Linnéa Engström, Marco Affronte

2

-

EFDD

David Coburn, Mike Hookem

2

0

GUE/NGL

Liadh Ní Riada, Maria Lidia Senra Rodríguez

Explicación de los signos utilizados

+  :  a favor

-  :  en contra

0  :  abstenciones


OPINIÓN de la Comisión de Cultura y Educación (6.12.2017)

en nombre de la Comisión de Presupuestos

sobre el próximo MFP: preparación de la posición del Parlamento sobre el MFP posterior a 2020

(2017/2052(INI))

Ponente de opinión: Helga Trüpel

SUGERENCIAS

La Comisión de Cultura y Educación pide a la Comisión de Presupuestos, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

1.  Considera que el final del período de programación 2014-2020, junto con los nuevos entornos políticos europeo e internacional, justifican un replanteamiento de la estructura del marco financiero plurianual (MFP) a fin de adaptarlo a las necesidades de la Unión; insta, por tanto, a la Comisión y a los Estados miembros a que evalúen debidamente las posibles consecuencias y repercusiones del brexit, emprendan una reforma exhaustiva del MFP y prevean los recursos financieros necesarios para evitar que el brexit tenga un efecto negativo en los fondos destinados a los programas de cooperación a escala de la Unión en los ámbitos de la cultura, la educación, los medios de comunicación, la juventud, los deportes y la investigación, o en las personas que trabajan en los sectores correspondientes;

2.  Manifiesta su apoyo a los programas en los ámbitos de la cultura, la educación, los medios de comunicación, la juventud, los deportes, y la investigación y la ciudadanía, que han demostrado claramente su valor añadido europeo y gozan de una popularidad bien arraigada entre los beneficiarios, y pide un aumento considerable de los créditos de compromiso y de pago e inversiones coordinadas y a largo plazo para garantizar que estos programas alcancen sus objetivos de manera satisfactoria en el MFP posterior a 2020;

3.  Considera que la estructura del futuro MFP debe respetar, como mínimo, los siguientes criterios:

i.  Sencillez, es decir, una reforma de las rúbricas que permita a los ciudadanos entender sus objetivos; considera que los programas de educación y formación, juventud, cultura y deporte deben agruparse en una única rúbrica que recoja de manera adecuada los distintos objetivos de los programas;

ii.  Previsibilidad, es decir, una estructura del MFP y de los programas relacionados que dé lugar a una suficiente planificación a largo plazo por parte de los beneficiarios; insta a la Comisión a que mantenga la estructura de los programas cuyo potencial aún no se haya aprovechado por completo, incluido el capítulo intersectorial del programa Europa Creativa, y en particular el Instrumento de Garantía de los Sectores Cultural y Creativo y sus acciones conjuntas con el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE), que son esenciales para el apoyo a las industrias culturales y creativas;

iii.  Transparencia y rendición de cuentas democrática, es decir, la duración del MFP debe ajustarse al ciclo electoral europeo; observa que el desfase entre el período de programación del MFP, de siete años, y el período de programación de las prioridades políticas y estratégicas de la Unión, de diez años, podría dificultar la evaluación coherente de los resultados obtenidos por los programas de la Unión; propone, por consiguiente, un MFP posterior a 2020 que tenga una duración de diez años, con una revisión vinculante y significativa tras los primeros cinco años;

iv.  Adaptabilidad, ya que la experiencia del MFP 2014-2020 ha puesto de manifiesto su incapacidad para responder a los retos emergentes sin que ello afecte a los programas en curso; considera que el próximo MFP requiere una mayor flexibilidad y márgenes más amplios, así como la instauración del principio de «nuevos fondos para nuevas iniciativas», a fin de evitar la financiación de las iniciativas nuevas con cargo al presupuesto de la Unión a expensas de programas y políticas de la Unión existentes; hace hincapié, en este contexto, en que en el caso de los programas culturales y educativos es fundamental la estabilidad a largo plazo; pide, por tanto, a la Comisión y al Consejo que consideren aumentar los límites máximos de los créditos de compromiso y de pago en los futuros MFP; sostiene que la flexibilidad debe permitir la utilización máxima de los límites máximos de los compromisos y los pagos del MFP;

v.  Responsabilidad, ya que es necesario actuar, con carácter prioritario, para evitar que en el siguiente marco financiero plurianual se produzca una nueva crisis de pagos; considera que se debe hacer todo lo posible para evitar la acumulación de pagos atrasados pendientes en las cuentas, como ocurrió al final del marco financiero plurianual anterior (2007-2013) y al principio del actual (2014-2020); espera, por lo tanto, que el aumento de los créditos de compromiso vaya acompañado del aumento correspondiente de los créditos para garantizar la puntualidad de los pagos; lamenta que los retrasos en los pagos tengan consecuencias graves y que perjudiquen especialmente a las organizaciones pequeñas en los sectores educativo, cultural y creativo, y que afecten directamente a los beneficiarios del presupuesto de la Unión, como estudiantes, universidades, pymes e investigadores;

4.  Considera que las inversiones adecuadas y a largo plazo en educación y cultura son esenciales para permitir a los ciudadanos de la Unión participar de forma efectiva y activa en la vida política y democrática de la Unión;

5.  Respalda enérgicamente la necesidad de reducir la contribución de los recursos basados en la RNB a los recursos propios del presupuesto de la Unión, en el contexto de una reforma integral del sistema, a fin de respetar el espíritu y la letra del artículo 311 del TFUE;

6.  Observa con gran preocupación la intensificación de las desigualdades sociales y económicas, la xenofobia, el racismo, el nacionalismo, el extremismo violento y el terrorismo en Europa; pide, por consiguiente, que se apoyen medidas de prevención eficaces a través de un aumento de la financiación de los programas pertinentes de la Unión, incluidos aquellos que, entre otras iniciativas, apoyen las estrategias educativas que fomenten la ciudadanía europea, la cohesión social, la tolerancia y los derechos humanos y promuevan sociedades europeas abiertas e integradoras como la base de nuestro modelo democrático, de conformidad con la Declaración de París de 17 de marzo de 2015;

7.  Reconoce los retos a corto y largo plazo que plantea la integración de los refugiados y los migrantes de culturas diversas en la sociedad europea para los recién llegados y las sociedades de acogida; subraya la importancia de los programas culturales, educativos y deportivos en este sentido y pide que se realicen inversiones a largo plazo y coordinadas, acompañadas de un aumento adecuado en la financiación, a través de los programas —actuales y futuros— Erasmus+, Europa Creativa y Europa para los Ciudadanos, con vistas a apoyar los esfuerzos de los Estados miembros para lograr una integración provechosa, al tiempo que se incorpora este apoyo a los programas culturales y educativos en otros fondos de la Unión para la integración, tales como el Fondo de Asilo, Migración e Integración (FAMI);

8.  Reconoce los retos a los que se enfrenta la Unión en los ámbitos de la educación, la cultura, la juventud y la ciudadanía, especialmente por lo que respecta a la accesibilidad concreta a los programas de la Unión, en particular para las personas con discapacidades, y la necesidad de ampliar el alcance de los programas para llegar a todos los jóvenes europeos, incluidos los estudiantes de secundaria y los aprendices, yendo más allá de los estudiantes universitarios, que en la actualidad constituyen la gran mayoría de beneficiarios; subraya en este sentido la importancia de los programas culturales, educativos y deportivos y pide que se realicen inversiones a largo plazo y coordinadas a través de los programas —actuales y futuros— Erasmus+, Europa Creativa y Europa para los Ciudadanos, con vistas a apoyar la labor de los Estados miembros;

9.  Recuerda que la Garantía Juvenil y la Iniciativa de Empleo Juvenil son instrumentos fundamentales para abordar el problema persistente de los elevados niveles de desempleo juvenil, y pide que se sigan mejorando estos instrumentos, así como que se aumente considerablemente el presupuesto, en el marco del Fondo Social Europeo; señala que las políticas de apoyo a la demanda y las inversiones, las reformas estructurales que fomenten el crecimiento y la coordinación de las políticas sociales son necesarias para apoyar de forma sostenible una incorporación idónea de los jóvenes al mercado laboral;

10.  Subraya la necesidad de reforzar los programas existentes en el ámbito de la educación y la cultura, para seguir apoyando la empleabilidad de los trabajadores, en especial en los Estados miembros con elevadas tasas de desempleo, y de promover la competitividad de las industrias culturales de la Unión;

11.  Considera que el próximo MFP debe destinar financiación específica a la educación no formal y las actividades de voluntariado en el ámbito de la educación para la ciudadanía europea dirigida a alumnos de escuelas primarias y secundarias, centros de educación y formación profesional y otros centros de enseñanza, ya que este tipo de actividades desempeña un papel esencial a la hora de garantizar que la Unión se «enseñe» en muchas escuelas en toda Europa, aumentando en general la calidad de la educación para la ciudadanía europea y promoviendo de forma indirecta la identidad europea y el compromiso cívico activo entre los ciudadanos jóvenes;

12.  Reitera su apoyo, además, al refuerzo de la dimensión exterior de los programas culturales Erasmus+ y Europa Creativa como parte importante de la dimensión interpersonal de la estrategia de la Unión para las relaciones culturales internacionales, prestando una atención especial a los países de renta media y baja y a los programas de movilidad específicos para jóvenes artistas y profesionales de los sectores cultural y creativo; considera que se debe reforzar la dimensión exterior del nuevo programa «Cuerpo Europeo de Solidaridad»;

13.  Pide que se realice una inversión constante en el marco ET 2020 y los programas Erasmus+, Europa Creativa y Europa para los Ciudadanos, tanto actuales como futuros, a fin de conceder a las organizaciones juveniles un espacio para que sigan llegando a los jóvenes y proporcionándoles competencias valiosas y capacidades para la vida a través del aprendizaje permanente, la educación centrada en el alumno y no formal, y las oportunidades informales de aprendizaje, en especial el voluntariado y el trabajo con jóvenes;

14.  Señala que una mayor inversión en el programa Erasmus+ debe permitir que el programa tenga una alcance más amplio e incluya oportunidades más ambiciosas de movilidad para los alumnos de EFP y los jóvenes vulnerables, que sufren discriminación múltiple y que se enfrentan a obstáculos, incluidos aquellos con discapacidad, que se identifican como LGBTI y procedentes de comunidades marginadas, así como los estudiantes en el contexto de los intercambios escolares;

15.  Pide que se invierta diez veces más en el programa sucesor de Erasmus+ para el próximo ciclo del MFP, con el fin de llegar a muchos más jóvenes y estudiantes en toda Europa y aprovechar todo el potencial del programa, atendiendo así al llamamiento del presidente Juncker en su discurso sobre el estado de la Unión, de diversos líderes europeos y de la coalición de organizaciones de la sociedad civil impulsora de la campaña «Erasmusx10»; señala que el actual programa Erasmus+ representa únicamente el 1,36 % del presupuesto total de la Unión para 2014-2020 y que en 2020, al término del período de ejecución, tan solo habrá beneficiado a cuatro millones de europeos;

16.  Subraya la importancia de aprobar a su debido tiempo el MFP posterior a 2020 y los reglamentos relativos a sus programas asociados para prevenir la aparición de problemas en la ejecución de los programas y minimizar el tiempo de transición entre el período de programación actual y el siguiente;

17.  Considera que, dado que la cifra de ciudadanos europeos con un bajo nivel de alfabetización o con dificultades de alfabetización, como el analfabetismo funcional y mediático, sigue siendo elevada y que alrededor del 40 % de los trabajadores de la Unión carecen de capacidades digitales adecuadas y el 44 % de la población posee escasas o nulas capacidades digitales, el próximo MFP debe reservar importantes recursos adicionales —más allá de los programas educativos existentes— para fomentar las capacidades digitales a través de mejores oportunidades de educación, formación profesional y aprendizaje permanente y para apoyar la digitalización de los recursos educativos y culturales a fin de mejorar y reforzar su calidad y accesibilidad; destaca que las iniciativas sobre capacidades digitales deben comprender capacidades básicas para la vida, como la alfabetización mediática y digital, así como capacidades profesionales específicas, como la programación; insiste en que el nuevo MFP debe brindar una oportunidad para plantear una política global de la Unión sobre capacidades digitales;

18.  Hace hincapié en la importancia de abordar la exclusión social e incluir a las personas de entornos desfavorecidos, a fin de garantizar que tengan un acceso pleno y equitativo tanto a la cultura como a la educación;

19.  Acoge con satisfacción la iniciativa de la Comisión de crear el Cuerpo Europeo de Solidaridad como programa para fomentar la solidaridad entre los jóvenes europeos, y recomienda que el programa se mantenga en el próximo MFP, con un mayor presupuesto y como componente del marco de actuación de la Unión en el ámbito de la juventud;

20.  Reconoce la importancia de las industrias culturales y creativas para el desarrollo social y económico de la Unión y de sus Estados miembros y recomienda que se elabore un marco de actuación coordinado que aborde las necesidades específicas para seguir desarrollando y promoviendo el sector;

21.  Subraya la necesidad de adoptar las medidas necesarias para mejorar la accesibilidad y la ejecución de los programas mediante la reducción de la burocracia, posiblemente a través de la simplificación, la flexibilidad y las sinergias entre programas, y para evitar demoras en el pago o la acumulación de facturas impagadas;

22.  Reconoce la importancia de proteger el patrimonio natural y cultural y de aprovechar su potencial como motores económicos;

23.  Pide que se haga mayor hincapié en el aprendizaje y las prácticas profesionales de calidad, así como en una mayor participación de los jóvenes europeos en los procesos de elaboración de políticas.

INFORMACIÓN SOBRE LA APROBACIÓN EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

4.12.2017

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

14

1

0

Miembros presentes en la votación final

Andrea Bocskor, Silvia Costa, María Teresa Giménez Barbat, Giorgos Grammatikakis, Petra Kammerevert, Stefano Maullu, Luigi Morgano, Sabine Verheyen, Julie Ward, Bogdan Brunon Wenta, Bogdan Andrzej Zdrojewski, Milan Zver

Suplentes presentes en la votación final

Norbert Erdős, Hermann Winkler

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Sylvie Goddyn

VOTACIÓN FINAL NOMINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

14

+

ALDE

María Teresa Giménez Barbat

PPE

Andrea Bocskor, Norbert Erdős, Stefano Maullu, Sabine Verheyen, Bogdan Brunon Wenta, Hermann Winkler, Bogdan Andrzej Zdrojewski, Milan Zver

S&D

Silvia Costa, Giorgos Grammatikakis, Petra Kammerevert, Luigi Morgano, Julie Ward

1

-

ENF

Sylvie Goddyn

0

0

 

 

Explicación de los signos utilizados

+  :  a favor

-  :  en contra

0  :  abstenciones


OPINIÓN de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior (30.11.2017)

para la Comisión de Presupuestos

sobre el próximo MFP: preparación de la posición del Parlamento sobre el MFP posterior a 2020

(2017/2052(INI))

Ponente de opinión: Monica Macovei

SUGERENCIAS

La Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior pide a la Comisión de Presupuestos, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

1.  Señala que la estructura del nuevo marco financiero plurianual (MFP) debe corresponder mejor a las cinco prioridades políticas principales de la Unión; solicita una mayor coherencia entre la financiación del presupuesto de la Unión y sus objetivos, si es preciso rompiendo el «techo de cristal» del 1 % de las contribuciones del PIB de los Estados miembros, o adaptando y reduciendo los objetivos de la Unión;

2.  Pide que se incrementen los fondos para combatir el fenómeno de la radicalización que conduce al extremismo violento dentro de la Unión; considera que este objetivo podrá alcanzarse promoviendo la integración y luchando contra la discriminación, el racismo y la xenofobia;

3.  Destaca la importancia que revisten los distintos fondos de la Unión y hace hincapié en que las acciones en el ámbito de la seguridad y la migración no solo deben financiarse mediante instrumentos específicos como el Fondo de Asilo, Migración e Integración (FAMI) o el Fondo de Seguridad Interior (FSI) –que proporcionen, desde el inicio, un nivel de financiación adecuado para hacer frente a los retos globales en estos ámbitos y los recursos suficientes para todo el periodo de vigencia del próximo marco financiero plurianual–, sino también incluirse, desde su fase de elaboración, en futuros instrumentos más genéricos como el Fondo Social Europeo (FSE), el Fondo de Cohesión o el Fondo de Seguridad de la Unión (que corresponde a la Agenda Europea de Seguridad) y los instrumentos de acción exterior; señala que no debe excluirse la posibilidad de utilizar otros instrumentos más genéricos, como el Fondo Social Europeo (FSE) para financiar acciones que también sean pertinentes en el contexto de la integración de los migrantes y refugiados en las sociedades de acogida; considera necesario que todos los Fondos EIE se mantengan después de 2020 y subraya que algunos de ellos, como el FSE, deberían abordar, en concreto, la cuestión de los programas de lucha contra la radicalización, la marginación, los delitos motivados por el odio y la xenofobia;

4.  Solicita que se incremente la ayuda financiera para reforzar las actividades de la sociedad civil;

5.  Hace hincapié en que el nivel y los mecanismos de financiación para la seguridad y la migración deben ser adecuados y proporcionar la flexibilidad necesaria al objeto de evitar el recurso sistemático al mecanismo de flexibilidad del presupuesto de la Unión en cada ejercicio, como lleva ocurriendo desde 2015 con el actual MFP, y velar por que las modalidades de ejecución respondan con eficacia a las nuevas necesidades sobre el terreno; opina que los fondos también deberían incluir una revisión intermedia completa que ajuste la asignación de fondos a las necesidades sobre el terreno partiendo de estadísticas actualizadas y recompense los resultados obtenidos al aplicar las prioridades de la Unión;

6.  Reitera su preocupación por la creación de instrumentos ad hoc al margen del presupuesto de la Unión, como los fondos fiduciarios, que no preservan la unicidad y la universalidad del presupuesto de la Unión, ni mejoran su transparencia ni su comprensibilidad; recuerda que los fondos fiduciarios de la Unión solo deberían financiar acciones fuera de la Unión; recuerda que el Parlamento debe poder ejercer sus funciones de control no solo sobre la creación de estos fondos fiduciarios de la Unión, sino también durante toda su fase de desembolso;

7.  Lamenta el aumento de la ayuda financiera que la Unión proporciona a terceros países, como Libia y Turquía, para impedir la migración, pese a la inquietud que genera la situación de los derechos humanos en esos países terceros;

8.  Recuerda que para el correcto funcionamiento de la Unión de la Seguridad los instrumentos financieros deben hacer hincapié en la mejora de las políticas actuales y los sistemas existentes;

9.  Subraya el importante papel desempeñado por el conjunto de las agencias que operan en el ámbito de la justicia y los asuntos de interior (agencias JAI) y los organismos de la Unión de reciente creación en el ámbito de la Agenda Europea de Seguridad, así como el importante papel que desempeñan en la lucha contra la delincuencia transfronteriza, el fraude, el blanqueo de dinero y el terrorismo, prestando apoyo en materia de asilo, cooperación judicial, cooperación policial, gestión de las fronteras, protección de datos, proyectos informáticos de gran magnitud o derechos fundamentales; pide que se asignen recursos adecuados para sus operaciones y actividades; lamenta que la financiación proporcionada a muchas de estas agencias no haya estado en consonancia con las expectativas —cada vez mayores— en cuanto a su labor;

a)  lamenta la dotación insuficiente de recursos para las agencias encargadas de hacer cumplir la ley como Europol, Eurojust y Cepol al amparo del actual MFP y pide que la programación de recursos se fije en consonancia con las expectativas políticas y las exigencias operativas de las agencias, en particular la necesidad de apoyo técnico y tecnológico, así como de formación;

b)  pide que se aumente la financiación destinada a la creación de equipos conjuntos de investigación adicionales, para intensificar la cooperación y el intercambio de información en las investigaciones transfronterizas;

c)  destaca la importancia de la labor efectuada por la Agencia Europea para la Gestión Operativa de Sistemas Informáticos de Gran Magnitud en el Espacio de Libertad, Seguridad y Justicia (Agencia eu-LISA) en relación con varios sistemas nuevos y existentes en el espacio de libertad, seguridad y justicia; solicita que se asignen recursos humanos y financieros adecuados para garantizar la continuación de dicha labor, y que se faciliten la aplicación y la gestión del Sistema de Entradas y Salidas, el Sistema Europeo de Autorización e Información sobre Viajes (SEAIV), el Sistema Europeo de Información de Antecedentes Penales (ECRIS-TCN) y las iniciativas futuras para permitir la interoperabilidad entre los sistemas de información de la Unión en materia de seguridad, gestión fronteriza y migración;

d)  recuerda el compromiso de luchar contra la pobreza y la exclusión social asumido por la Unión en el marco de la estrategia de crecimiento Europa 2020, así como la necesidad de una mejor comprensión y respuesta frente a los fenómenos de la radicalización, la creciente marginación de algunos grupos, la incitación al odio y los delitos motivados por el odio; destaca el papel de la Agencia de los Derechos Fundamentales de la UE (FRA) en relación con estas cuestiones; pide que se destinen recursos humanos adicionales a la FRA; lamenta que el mandato de la FRA siga limitando su papel de defensa de los derechos fundamentales; subraya que la Agencia debería poder emitir dictámenes de propia iniciativa sobre las propuestas legislativas y que se debería ampliar su ámbito de competencias a todos los ámbitos de los derechos protegidos por la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, como por ejemplo las cuestiones relativas a la cooperación policial y judicial;

e)  pide que se asignen recursos adecuados para consolidar el nuevo mandato de la Agencia Europea para la Gestión de la Cooperación Operativa en las Fronteras Exteriores de los Estados Miembros de la Unión Europea (Frontex) y subraya que sus nuevas funciones, competencias y actividades exigirán que se siga proporcionando financiación en el marco financiero posterior a 2020;

f)  solicita que se destinen recursos humanos adicionales a la Oficina Europea de Apoyo al Asilo (EASO) a fin de apoyar la ampliación de su mandato y transformarla en una agencia de pleno derecho que sea capaz de prestar la asistencia operativa y técnica necesaria a los Estados miembros;

g)  pone de relieve el papel que desempeña el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (EMCDDA) en la realización de una evaluación exhaustiva del consumo de drogas ilícitas y su importancia tanto desde el punto de vista preventivo como de las medidas complementarias de aplicación de la ley, y la necesidad, por tanto, de garantizar que la agencia disponga de recursos adecuados;

h)  pide que se asignen recursos suficientes para facilitar la aplicación y el funcionamiento de la Fiscalía Europea;

10.  Solicita a la Comisión que aplique el artículo 7 del Tratado de la Unión Europea en el supuesto de que se produzca una grave violación del Estado de Derecho por parte de los Estados miembros y pide al Consejo que asuma sus responsabilidades a este respecto.

INFORMACIÓN SOBRE LA APROBACIÓN EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

28.11.2017

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

40

7

0

Miembros presentes en la votación final

Asim Ademov, Gerard Batten, Heinz K. Becker, Monika Beňová, Malin Björk, Caterina Chinnici, Rachida Dati, Ana Gomes, Nathalie Griesbeck, Sylvie Guillaume, Jussi Halla-aho, Monika Hohlmeier, Filiz Hyusmenova, Sophia in ‘t Veld, Dietmar Köster, Barbara Kudrycka, Monica Macovei, Roberta Metsola, Claude Moraes, Péter Niedermüller, Ivari Padar, Soraya Post, Birgit Sippel, Branislav Škripek, Csaba Sógor, Sergei Stanishev, Helga Stevens, Traian Ungureanu, Bodil Valero, Marie-Christine Vergiat, Udo Voigt, Kristina Winberg, Tomáš Zdechovský

Suplentes presentes en la votación final

Gérard Deprez, Teresa Jiménez-Becerril Barrio, Sylvia-Yvonne Kaufmann, Jean Lambert, Jeroen Lenaers, Nuno Melo, Morten Helveg Petersen, Salvatore Domenico Pogliese, Róża Gräfin von Thun und Hohenstein, Axel Voss

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

André Elissen, Karoline Graswander-Hainz, Georg Mayer, Julia Pitera

VOTACIÓN FINAL NOMINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

40

+

ALDE

Gérard Deprez, Nathalie Griesbeck, Filiz Hyusmenova, Morten Helveg Petersen, Sophia in ‘t Veld

ECR

Jussi Halla-aho, Monica Macovei, Branislav Škripek, Helga Stevens

PPE

Asim Ademov, Heinz K. Becker, Rachida Dati, Monika Hohlmeier, Teresa Jiménez-Becerril Barrio, Barbara Kudrycka, Jeroen Lenaers, Nuno Melo, Roberta Metsola, Julia Pitera, Salvatore Domenico Pogliese, Csaba Sógor, Róża Gräfin von Thun und Hohenstein, Traian Ungureanu, Axel Voss, Tomáš Zdechovský

S&D

Monika Beňová, Caterina Chinnici, Ana Gomes, Karoline Graswander-Hainz, Sylvie Guillaume, Sylvia-Yvonne Kaufmann, Dietmar Köster, Claude Moraes, Péter Niedermüller, Ivari Padar, Soraya Post, Birgit Sippel, Sergei Stanishev

Verts/ALE

Jean Lambert, Bodil Valero

7

-

EFDD

Gerard Batten, Kristina Winberg

ENF

André Elissen, Georg Mayer

GUE/NGL

Malin Björk, Marie-Christine Vergiat

NI

Udo Voigt

0

0

 

 

Explicación de los signos utilizados:

+  :  a favor

-  :  en contra

0  :  abstenciones


OPINIÓN de la Comisión de Asuntos Constitucionales (11.10.2017)

para la Comisión de Presupuestos

sobre el próximo MFP: preparación de la posición del Parlamento sobre el MFP posterior a 2020

(2017/2052(INI))

Ponente de opinión: Gerolf Annemans

SUGERENCIAS

La Comisión de Asuntos Constitucionales pide a la Comisión de Presupuestos, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

1.  Recuerda que es conveniente dotar al gasto de la Unión de la flexibilidad oportuna y someterlo a un control democrático y una rendición de cuentas adecuados, lo que requiere la plena participación del Parlamento en la toma de decisiones sobre el Reglamento sobre el marco financiero plurianual (MFP); aboga, por lo tanto, por un diálogo más estrecho entre el Parlamento y el Consejo en las negociaciones del próximo MFP y advierte contra el enfoque descendente tradicional del Consejo Europeo, que consiste en fijar los límites máximos por rúbrica en lugar de evaluar previamente las necesidades reales de los programas;

2.  Observa que el actual MFP limita de manera significativa la autonomía financiera de la Unión, ya que la mayor parte de los ingresos proceden de contribuciones de los Estados miembros y una gran parte de los gastos ya está destinada a estos mismos Estados miembros a través de restituciones;

3.  Hace hincapié en que el presupuesto de la Unión es un instrumento que contribuye a alcanzar los objetivos comunes de la Unión establecidos en el artículo 3 del TUE y considera que, en el pasado, ha cumplido su objetivo de forma satisfactoria;

4.  Señala que el MFP posterior a 2020 debe permitir a la Unión responder tanto a los retos existentes como a los emergentes, y que para ello es preciso adoptar un enfoque paneuropeo;

5.  Señala la posibilidad de pasar de la unanimidad a la votación por mayoría cualificada para la adopción del próximo Reglamento sobre el MFP, recurriendo a lo dispuesto en el artículo 312, apartado 2, del TFUE, que aproxima las negociaciones sobre el MFP al procedimiento para la adopción del presupuesto anual de la Unión;

6.  Pide que el futuro MFP se ajuste a la duración de la legislatura del Parlamento y el mandato de la Comisión, reduciendo así la duración del MFP de siete a cinco años para algunos programas, mientras que para otros, en particular para aquellos que requieran una programación a más largo plazo o que estén vinculados a políticas que prevean procedimientos complejos para el establecimiento de sistemas de ejecución, como la política de cohesión o el desarrollo rural, debería acordarse un periodo de cinco + cinco años, con una revisión intermedia obligatoria;

7.  Recuerda que la práctica del Consejo Europeo de intentar ampliar su papel adentrándose en el proceso legislativo al tomar decisiones sobre disposiciones legislativas en las negociaciones sobre el MFP no se ajusta a lo dispuesto en los Tratados, que excluyen expresamente tal papel para el Consejo Europeo;

8.  Recuerda la importancia del MFP en cuanto presupuesto plurianual de naturaleza fundamentalmente inversora;

9.  Destaca que el brexit afectará considerablemente al próximo MFP, especialmente en lo relativo a los ingresos; insiste, por tanto, en que debe otorgarse la debida consideración a la introducción de auténticos recursos propios; apoya las recomendaciones del Grupo de Alto Nivel sobre Recursos Propios por lo que respecta a la diversificación de los ingresos del presupuesto de la Unión, incluidos los nuevos recursos propios, a fin de reducir el porcentaje de las contribuciones de la RNB al presupuesto de la Unión con vistas a abandonar el enfoque de «justa compensación» de los Estados miembros;

10.  Considera que la Unión no puede esperar a conocer el resultado del brexit para empezar a preparar las negociaciones sobre el MFP posterior a 2020 y que la Comisión debería presentar una propuesta a este respecto tan pronto como sea posible, preferiblemente en el primer trimestre de 2018;

11.  Recuerda que las nuevas prioridades e iniciativas de la Unión deben financiarse con fondos adicionales sin comprometer los programas y las políticas actuales; pide, en este sentido, una reforma en profundidad del sistema de financiación de la Unión —un auténtico sistema de recursos propios— para aumentar la estabilidad, sostenibilidad y previsibilidad del presupuesto de la Unión, mejorando al mismo tiempo la transparencia para los ciudadanos; considera que es necesario abordar la unidad del presupuesto y el aumento de la flexibilidad presupuestaria;

12.  Considera que existe una creciente demanda por parte de la ciudadanía europea para que la Unión responda a importantes desafíos de naturaleza transfronteriza que no pueden abordarse eficazmente por parte de los Estados miembros; advierte a los Estados miembros de que la Unión no puede abordar adecuadamente estos retos si sus recursos presupuestarios no aumentan en consonancia;

13.  Aboga por una mayor complementariedad entre los presupuestos nacionales y el presupuesto de la Unión;

14.  Opina que la introducción de una nueva rúbrica para la aplicación de una Unión Europea de Defensa, preferiblemente financiada con nuevos recursos propios, sería conforme con los Tratados de la Unión;

15.  Subraya que el próximo MFP debería tener plenamente en cuenta los compromisos asumidos por la Unión en el marco de la CP 21.

INFORMACIÓN SOBRE LA APROBACIÓNEN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

11.10.2017

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

13

5

1

Miembros presentes en la votación final

Gerolf Annemans, Mercedes Bresso, Richard Corbett, Pascal Durand, Danuta Maria Hübner, Diane James, Alain Lamassoure, Maite Pagazaurtundúa Ruiz, Markus Pieper, Paulo Rangel, György Schöpflin, Pedro Silva Pereira, Claudia Țapardel, Kazimierz Michał Ujazdowski

Suplentes presentes en la votación final

Ashley Fox, Enrique Guerrero Salom, Jérôme Lavrilleux, Jasenko Selimovic

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Tadeusz Zwiefka

VOTACIÓN FINAL NOMINALEN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

13

+

ALDE

Maite Pagazaurtundúa Ruiz, Jasenko Selimovic

PPE

Danuta Maria Hübner, Alain Lamassoure, , Paulo Rangel, György Schöpflin, Tadeusz Zwiefka

S&D

Mercedes Bresso, Richard Corbett, Enrique Guerrero Salom, Pedro Silva Pereira, Claudia Țapardel

Verts/ALE

Pascal Durand

5

-

ECR

Ashley Fox, Kazimierz Michał Ujazdowski

ENF

Gerolf Annemans

NI

Diane James

PPE

Jérôme Lavrilleux

1

0

PPE

Markus Pieper

Explicación de los signos utilizados

+  :  a favor

-  :  en contra

0  :  abstenciones


OPINIÓN de la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género (6.12.2017)

en nombre de la Comisión de Presupuestos

sobre el próximo MFP: preparación de la posición del Parlamento sobre el MFP posterior a 2020

(2017/2052(INI))

Ponente de opinión: Iratxe García Pérez

SUGERENCIAS

La Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género pide a la Comisión de Presupuestos, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

A.  Considerando que, de conformidad con el artículo 8 del TFUE, la promoción de la igualdad entre hombres y mujeres es un principio fundamental de la Unión Europea; que la incorporación de la perspectiva de género es, por tanto, una obligación jurídica derivada directamente de los Tratados; que, asimismo, el MFP contiene entre sus anexos una declaración interinstitucional conjunta sobre la incorporación de la perspectiva de género;

B.  Considerando que para el MFP 2014-2020 la Declaración Conjunta de noviembre de 2013 del Parlamento, el Consejo y la Comisión (adjunta en anexo) prevé que los procedimientos presupuestarios anuales aplicados para el MFP integren, según proceda, elementos de respuesta en materia de igualdad entre hombres y mujeres teniendo en cuenta los distintos modos en que el marco financiero global de la Unión contribuye a una mayor igualdad de género y garantiza la integración de la perspectiva de género;

C.  Considerando que en la Comunicación de la Comisión, de 14 de septiembre de 2016, sobre la revisión intermedia del MFP no se hace referencia alguna a la puesta en práctica de la integración de la perspectiva de género;

D.  Considerando que, a raíz de la inclusión del programa Daphne en el programa «Derechos, Igualdad y Ciudadanía», debería haberse garantizado una asignación equitativa y adecuada de ayuda financiera, teniendo en cuenta el nivel de financiación ya asignado en virtud de los anteriores programas de 2007 a 2013;

E.  Considerando que el Parlamento ha solicitado en repetidas ocasiones que el objetivo concreto «Daphne» del programa «Derechos, Igualdad y Ciudadanía» reciba una financiación suficiente y que se le dé la mayor visibilidad posible; que, pese a ello, el nivel de financiación disponible para Daphne disminuyó en el período 2014-2020 en comparación con el período 2007-2013;

F.  Considerando que el acceso a los servicios públicos es una condición esencial para garantizar la independencia económica y el empoderamiento de las mujeres; que los servicios públicos siguen siendo un importante sector de empleo para las mujeres;

1.  Recuerda que la igualdad de género está consagrada en el Tratado de la Unión Europea; hace hincapié en que la perspectiva de género debe integrarse en todas las políticas, programas e iniciativas de la Unión para garantizar la igualdad en la práctica; subraya que la presupuestación con perspectiva de género debe convertirse en parte integrante del procedimiento presupuestario en todas sus etapas y en todas las líneas presupuestarias, y no solo en los programas en los que el impacto de género sea más evidente, para que el gasto presupuestario se convierta en una herramienta eficaz para promover la igualdad entre mujeres y hombres;

2.  Subraya la necesidad de una integración mayor y más eficaz de las políticas de igualdad de género y de las herramientas de integración de la perspectiva de género durante el próximo período de programación;

3.  Observa que la presupuestación con perspectiva de género forma parte de una estrategia general sobre la igualdad de género; destaca, por lo tanto, que el compromiso de las instituciones de la Unión en este ámbito resulta fundamental; lamenta, en este sentido, que la Unión no haya adoptado ninguna estrategia de igualdad de género para 2016-2020 y pide a la Comisión, haciéndose eco de las Conclusiones del Consejo, de 16 de junio de 2016, sobre igualdad entre mujeres y hombres, que confiera mayor categoría a su Compromiso estratégico para la igualdad entre mujeres y hombres 2016-2019, adoptándolo en forma de comunicación;

4.  Lamenta que, a pesar de haberse adjuntado en anexo al MFP la Declaración Conjunta sobre la integración de la perspectiva de género, no se hayan registrado avances significativos en este ámbito y tampoco haya derivado el MFP 2014-2020 en una estrategia de igualdad de género clara que cuente con objetivos específicos y metas y asignaciones concretas; pide que el Parlamento, el Consejo y la Comisión renueven su compromiso con la igualdad de género en el próximo MFP, mediante una declaración conjunta anexa al MFP en la que se comprometan a aplicar la presupuestación con perspectiva de género; pide, asimismo, que se lleve a cabo un seguimiento efectivo de la aplicación de dicha declaración en los procedimientos presupuestarios anuales mediante la introducción de una disposición en una cláusula de revisión en el nuevo Reglamento del MFP;

5.  Pide que la igualdad de género se mencione explícitamente en la rúbrica 3, «Seguridad y ciudadanía»;

6.  Señala que entre los principales objetivos de la Unión para el presupuesto general destacan la inversión estratégica y el crecimiento sostenible para impulsar la cohesión económica y crear empleo, en particular a fin de aumentar la participación femenina en el mercado laboral, y que, por ello, resulta de vital importancia prestar una atención especial al desarrollo del potencial de las mujeres en todos los sectores de la economía: la economía digital, las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), así como la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (CTIM); subraya que solo prestando especial atención a la dimensión de género en estos ámbitos será posible atajar la brecha de género y el déficit de competencias registrado a escala de la Unión en los sectores de las TIC y las CTIM;

7.  Hace hincapié en la necesidad de financiar suficientemente, en el marco de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos y del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader), medidas que promuevan y apoyen la educación de calidad, la empleabilidad, el emprendimiento y la creación de empleo para mujeres y jóvenes, especialmente pertenecientes a los grupos más desfavorecidos, tanto en las zonas urbanas como en las zonas rurales, de modo que el presupuesto se utilice de forma efectiva para alcanzar los objetivos políticos;

8.  Reitera su llamamiento para que el programa Daphne cuente con una línea presupuestaria específica, con el fin de aumentar la transparencia en lo que respecta a la utilización de los fondos correspondientes y asegurar un nivel adecuado de financiación para luchar contra la violencia contra las mujeres; hace hincapié, en este sentido, en la necesidad de aumentar los recursos destinados al objetivo específico Daphne en el período 2014-2020, en consonancia con las dotaciones del anterior período de programación;

9.  Lamenta que el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE) no incluya una perspectiva de género; insiste en que debería incluirse una perspectiva de género en el FEIE, dado que la Unión nunca se recuperará de forma completa y satisfactoria de las recientes crisis económicas si no se aborda el impacto de dichas crisis sobre las mujeres, que, en la mayoría de los casos, han sido las más perjudicadas;

10.  Recuerda que un número muy significativo de refugiados y solicitantes de asilo que entran en la Unión son mujeres y niños; destaca que la integración de la perspectiva de género también es uno de los principios de base del Fondo de Asilo, Migración e Integración (FAMI); reitera su llamamiento para que se tenga en cuenta la dimensión de género también en las políticas de migración y asilo; pide que se haga un uso eficiente de los fondos del FAMI para la integración de los refugiados, sus familias y los solicitantes de asilo;

11.  Condena firmemente el restablecimiento y la ampliación de la ley mordaza global y su repercusión en la atención sanitaria y los derechos a escala mundial de mujeres y niñas; reitera su petición para que la Unión y sus Estados miembros colmen la brecha de financiación dejada por los Estados Unidos en el ámbito de la salud y los derechos sexuales y reproductivos, utilizando financiación para el desarrollo, tanto nacional como de la Unión;

12.  Destaca la importancia de invertir en servicios públicos de alta calidad y de asignar importes establecidos para la inversión en el próximo MFP, con vistas a garantizar una prestación adecuada de servicios públicos de alta calidad e infraestructuras sociales a precios asequibles, como centros de día para el cuidado de niños, ancianos y otras personas dependientes;

13.  Subraya que, para que el Instituto Europeo de la Igualdad de Género (EIGE) pueda cumplir adecuadamente sus objetivos, es necesario incrementar su presupuesto y su plantilla a fin de consolidar su capacidad de prestar una asistencia adecuada a la Comisión, proporcionándole información relevante y asistencia técnica en áreas prioritarias como la igualdad entre mujeres y hombres y la lucha contra la violencia de género; señala que el EIGE debe seguir siendo una institución específica separada dentro del marco institucional de la Unión.

INFORMACIÓN SOBRE LA APROBACIÓN EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

4.12.2017

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

16

1

4

Miembros presentes en la votación final

Daniela Aiuto, Maria Arena, Vilija Blinkevičiūtė, Anna Hedh, Mary Honeyball, Agnieszka Kozłowska-Rajewicz, Florent Marcellesi, Angelika Mlinar, Maria Noichl, Marijana Petir, Ángela Vallina, Anna Záborská

Suplentes presentes en la votación final

Stefan Eck, Sirpa Pietikäinen, Evelyn Regner, Marc Tarabella, Mylène Troszczynski, Julie Ward

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Max Andersson, Claudiu Ciprian Tănăsescu, Lambert van Nistelrooij

VOTACIÓN FINAL NOMINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

16

+

ALDE

Angelika Mlinar

EFDD

Daniela Aiuto

GUE/NGL

Stefan Eck, Ángela Vallina

PPE

Sirpa Pietikäinen

S&D

Maria Arena, Vilija Blinkevičiūtė, Anna Hedh, Mary Honeyball, Maria Noichl, Evelyn Regner, Claudiu Ciprian Tănăsescu, Marc Tarabella, Julie Ward

VERTS/ALE

Max Andersson, Florent Marcellesi

1

-

ENF

Mylène Troszczynski

4

0

PPE

Agnieszka Kozłowska-Rajewicz, Marijana Petir, Lambert van Nistelrooij, Anna Záborská

Explicación de los signos utilizados:

+  :  a favor

-  :  en contra

0  :  abstenciones


INFORMACIÓN SOBRE LA APROBACIÓNEN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO

Fecha de aprobación

22.2.2018

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

29

4

3

Miembros presentes en la votación final

Nedzhmi Ali, Lefteris Christoforou, Gérard Deprez, Manuel dos Santos, André Elissen, José Manuel Fernandes, Eider Gardiazabal Rubial, Jens Geier, Esteban González Pons, John Howarth, Zbigniew Kuźmiuk, Vladimír Maňka, Siegfried Mureşan, Jan Olbrycht, Urmas Paet, Paul Rübig, Petri Sarvamaa, Jordi Solé, Patricija Šulin, Eleftherios Synadinos, Indrek Tarand, Isabelle Thomas, Inese Vaidere, Daniele Viotti, Tiemo Wölken, Marco Zanni

Suplentes presentes en la votación final

Xabier Benito Ziluaga, Jean-Paul Denanot, Janusz Lewandowski, Ivana Maletić, Stanisław Ożóg, Pavel Poc, Nils Torvalds, Helga Trüpel, Tomáš Zdechovský

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Anders Primdahl Vistisen


VOTACIÓN FINAL NOMINALEN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO

29

+

ALDE

Nedzhmi Ali, Gérard Deprez, Urmas Paet, Nils Torvalds

PPE

Lefteris Christoforou, José Manuel Fernandes, Esteban González Pons, Janusz Lewandowski, Ivana Maletić, Siegfried Mureşan, Jan Olbrycht, Paul Rübig, Petri Sarvamaa, Patricija Šulin, Inese Vaidere, Tomáš Zdechovský

S&D

Jean-Paul Denanot, Eider Gardiazabal Rubial, Jens Geier, John Howarth, Vladimír Maňka, Pavel Poc, Manuel dos Santos, Isabelle Thomas, Daniele Viotti, Tiemo Wölken

VERTS/ALE

Jordi Solé, Indrek Tarand, Helga Trüpel

4

-

ECR

Anders Primdahl Vistisen

ENF

André Elissen, Marco Zanni

NI

Eleftherios Synadinos

3

0

ECR

Zbigniew Kuźmiuk, Stanisław Ożóg

GUE/NGL

Xabier Benito Ziluaga

 

Correcciones de voto

+

 

-

 

0

 

Explicación de los signos utilizados

+  :  a favor

-  :  en contra

0  :  abstenciones

Última actualización: 9 de marzo de 2018Aviso jurídico