Procedimiento : 2017/2285(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A8-0136/2018

Textos presentados :

A8-0136/2018

Debates :

PV 02/05/2018 - 24
CRE 02/05/2018 - 24

Votaciones :

PV 03/05/2018 - 7.11
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P8_TA(2018)0200

INFORME     
PDF 516kWORD 65k
4.4.2018
PE 616.859v02-00 A8-0136/2018

sobre la aplicación de la política de cohesión y el objetivo temático «Promover el transporte sostenible y eliminar los estrangulamientos en las infraestructuras de red fundamentales» – artículo 9, apartado 7, del Reglamento de disposiciones comunes

(2017/2285(INI))

Comisión de Desarrollo Regional

Ponente: Andrey Novakov

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS – RESUMEN DE LOS HECHOS Y CONCLUSIONES
 PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO
 OPINIÓN de la Comisión de Transportes y Turismo
 INFORMACIÓN SOBRE LA APROBACIÓNEN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO
 VOTACIÓN FINAL NOMINALEN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS – RESUMEN DE LOS HECHOS Y CONCLUSIONES

Desde hace décadas, la política de cohesión de la Unión representa el instrumento único más visible del valor añadido europeo. Las inversiones a través del presupuesto de la Unión no solo cumplen los objetivos a largo plazo de la Unión, sino que también tienen un impacto en todos los ciudadanos, las comunidades locales y las empresas. La presencia de la política de cohesión a nivel local ha conducido a una credibilidad y una visibilidad mayores gracias a los éxitos concretos logrados.

Las inversiones en infraestructuras de transporte en el marco del objetivo temático de «Promover el transporte sostenible y eliminar los estrangulamientos en las infraestructuras de red fundamentales» se encuentran entre los logros más tangibles de la política de cohesión, y contribuyen a colmar diferentes brechas en la Unión y a crear un mercado único fuerte para una Europa competitiva.

El presente informe se enmarca en el contexto del artículo 9, apartado 7, del Reglamento que establece las disposiciones comunes y tiene por objeto evaluar los logros, presentar una panorámica de los desafíos y ofrecer una perspectiva para el período posterior a 2020. Este último aspecto es particularmente importante en vista de la próxima propuesta de MFP, las negociaciones subsiguientes y el marco reglamentario para el próximo período de programación.

Logros e impactos de las inversiones 2007-2013

La red transeuropea de transporte (RTE-T, artículos 170-172 del TFUE) tiene como objetivo el desarrollo de una red multimodal integrada que permita el transporte rápido y fácil de personas y bienes en toda la Unión. Como se sugiere en el conjunto global de iniciativas «Europa en movimiento», contribuye a una movilidad competitiva, conectada y limpia para todos los europeos.

Desde 2013 (Reglamento (UE) n.º 1315/2013), la Unión Europea ha desarrollado una nueva política RTE-T, cuya principal característica es un enfoque sistemático de red a escala de la Unión. Esta política establece ámbitos prioritarios de acción, en particular en tramos transfronterizos. Asimismo, se ocupa de las disparidades en las infraestructuras y de la interoperabilidad inadecuada, mejora las conexiones intermodales, reduce los niveles de emisiones de gases de efecto invernadero y aumenta la atención sobre las conexiones con terceros países. No obstante, con un presupuesto total de 8 013 millones de euros asignado al programa RTE-T en las perspectivas financieras 2007-2013, los porcentajes de cofinanciación (hasta un máximo de un 30 % del presupuesto para las obras de infraestructura de un proyecto y de un 50 % para estudios) eran insuficientes, en particular en los países con infraestructuras de menor calidad.

Entretanto, en total, en el conjunto de la UE-27, se destinaron 81 000 millones de euros, o casi una tercera parte (31 %) del importe total del apoyo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y del Fondo de Cohesión (FC) a la inversión en el sector del transporte en el período 2007-2013. De este importe, más de dos tercios (69 %) correspondieron a los nuevos Estados miembros (los países de la UE-12, aproximadamente 55 600 millones de euros), en los que la necesidad de inversión en el sector del transporte era más acuciante. Esto significa que, de los 309 programas operativos negociados con la Comisión (FEDER y FC), 238 incluían una ayuda al sector del transporte. De estos, la mayoría se ejecutó a nivel nacional (67 % del total de la dotación total de fondos). Esto dio lugar a 4 900 km de carreteras nuevas y 28 000 de carreteras reconstruidas, sobre todo en los Estados miembros más recientes, a la construcción de 1 100 km de nuevas vías férreas y el acondicionamiento de 3 900 km de líneas ferroviarias (2 600 km de las líneas construidas o acondicionadas en la RTE-T). Así se aseguraba el acceso por carretera a 8, 2 millones más de ciudadanos y se reducía el tiempo de desplazamiento.

la rehabilitación de la carretera nacional DN6 Alejandría – Craiova en Rumanía; la modernización de la línea Votice a Benešov u Prahy en la República Checa; el túnel ferroviario de la ciudad de Leipzig (módulos 5 y 6) en Alemania y muchos otros.

Progresos en el periodo 2014-2020

En comparación con el programa RTE-T 2007-2013, el Programa del Mecanismo Conectar Europa –Transporte en el periodo 2014-2020 destina más fondos a proyectos en una fase avanzada de ejecución, a obras o proyectos mixtos (que combinan estudios y obras). Con 24 050 millones de euros disponibles para proyectos de infraestructura en el ámbito del Mecanismo «Conectar Europa» (MCE), alcanza una financiación en el sector del transporte de cerca de 47 euros por ciudadano europeo. De los 20 mayores proyectos financiados en el marco de las convocatorias del MCE para el período 2014-2015, el 79 % son proyectos ferroviarios.

Entretanto, los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (Fondos EIE) prevén un total de aproximadamente 70 000 millones de euros para proyectos de transporte programados en el periodo 2014-2020: 35 600 millones de euros para el transporte en el marco de los Fondos de Cohesión y 34 500 millones de euros para el transporte en el marco del Fondo Europeo de Desarrollo Regional. Pese a los retrasos en la ejecución del periodo de programación, no se constata ningún impacto negativo importante en las inversiones en el sector del transporte. No obstante, la evolución de las inversiones en el transporte por carretera es mucho más evidente que en el transporte ferroviario en el marco de los Fondos de Cohesión. De los 9 647 km de las carreteras previstas para reconstrucción, 1 973 km han sido ya objeto de una decisión; de los 3 103 km de carreteras nuevas previstas, 1 195 km ya han sido objeto de una decisión. Por otro lado, las estadísticas son muy diferentes en lo que respecta a las inversiones en ferrocarril, en las que de los 7 052 km de líneas ferroviarias previstas para reconstrucción, 982 km han sido ya objeto de una decisión, y de los 628 km de líneas ferroviarias nuevas previstas, solo 16 km han sido objeto de una decisión.

Desafíos de las infraestructuras de transporte

La calidad de las infraestructuras es desigual en el territorio de la Unión. Requiere modernización y mantenimiento. La financiación necesaria debe proceder tanto de fuentes públicas como privadas. Para 2050, se espera un aumento del 80 % en el transporte de mercancías y un aumento superior al 50 % en el transporte de personas. La falta de conexiones y los cuellos de botella existentes constituyen graves obstáculos a los flujos de tráfico. Teniendo en cuenta que la infraestructura configura la movilidad, es necesaria una infraestructura igualmente desarrollada en las zonas orientales y occidentales de la Unión. De lo contrario, corremos el riesgo de continuar afrontando todos los efectos negativos sobre la economía, la industria y la sociedad, en especial por lo que respecta a la congestión, el número de víctimas mortales en carretera, el impacto ambiental, etc.

La congestión afecta tanto al tráfico rodado como al aéreo y para Europa supone un coste de cerca del 1 % de su PIB anual. La situación empeorará, dado que se espera que también aumente el transporte de mercancías y de pasajeros. Al mismo tiempo, el porcentaje de muertes en accidentes de tráfico en toda la Unión ha ido disminuyendo sustancialmente a lo largo del tiempo, casi un 40 % durante los últimos siete años.

Sigue existiendo la necesidad de promover el transporte ecológico de bajas emisiones para 2050, dado que la Unión debe reducir las emisiones en el sector del transporte en al menos un 60 % en comparación con los niveles de 1990, si se quiere limitar el calentamiento global a un máximo de 2º C. Además, pese al incremento de la eficiencia energética, el transporte sigue dependiendo del petróleo para cubrir el 96 % de sus necesidades de energía.

Otro reto importante es el aumento del interés de los inversores externos en la red de transporte europea y la necesidad urgente de actuar a nivel europeo para garantizar que la transformación del transporte se defina junto con nuestros socios, en lugar de que venga determinada de cualquier otra parte del mundo.

Los retos para las inversiones en infraestructuras de transporte de la Unión

Las inversiones de la Unión en infraestructuras concretas contribuyen a la visibilidad y la credibilidad de la Unión a nivel local. El desarrollo de las infraestructuras debe corresponder al aumento previsto de la demanda europea en el sector del transporte. Se prevé que esta costará 1,5 billones de euros de aquí a 2030. Además, hasta 2020, la Comisión estima que serán necesarios cerca de 500 000 millones de euros solo para completar la red transeuropea y, de ese importe, será necesaria cerca de la mitad para superar los principales cuellos de botella. Aunque el presupuesto de la Unión proporcione una importante financiación para la infraestructura en Europa, la mayor parte de la financiación de los proyectos sigue proviniendo de los Estados miembros.

En primer lugar, el papel fundamental del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y del Fondo de Cohesión (FC) en el período posterior a 2020 también requiere un compromiso y una ejecución presupuestaria importantes con el fin de financiar las ambiciones de la Unión relacionadas con la infraestructura de transporte regional como requisito previo para el crecimiento y el desarrollo. Actualmente, el nivel de ambición y las estimaciones de inversión superan, una vez más, los recursos disponibles.

En segundo lugar, es muy necesario optimizar el rendimiento. Para mantener el sector del transporte competitivo en el mercado mundial y en la vanguardia de la evolución tecnológica, el presupuesto de 6 300 millones de euros destinado a transportes inteligentes, ecológicos e integrados para el periodo 2014-2020 para el programa Horizonte 2020 es muy insuficiente, lo que conduce de nuevo a un número excesivo de propuestas y a una falta de financiación de proyectos de calidad.

En tercer lugar, existen también algunas insuficiencias relacionadas con la eficiencia de la cartera de proyectos. Estas incluyen retrasos con respecto al calendario previsto, debidos a la enorme complejidad, a la falta de financiación o de garantías financieras, a la falta de coordinación, a la carga administrativa para las autoridades de gestión, los beneficiarios y los contratistas, a la elaboración y la planificación de proyectos, así como a las restricciones reglamentarias.

Por otra parte, los importes de los préstamos del Banco Europeo de Inversiones (BEI) se limitan por lo general al 50 % de la inversión del proyecto, lo que podría ser insuficiente para proyectos estratégicos a gran escala en los países en los que las inversiones en transporte son más necesarias. Al mismo tiempo, los diferentes Estados miembros no disponen aún de la misma capacidad para trabajar con instrumentos financieros, para organizar convenios de colaboración entre el sector público y el privado y aplicar sinergias entre los diferentes tipos de financiación, lo que afecta negativamente a su progreso. Los servicios de apoyo existentes a nivel local no son efectivos para abordar estas deficiencias de capacidad.

Por último, no debería haber una estrategia única de inversión en las regiones europeas, puesto que, en algunos casos, la distorsión estadística hace que regiones enteras no sean admisibles debido a la existencia de centros metropolitanos económicamente fuertes en la actual clasificación NUTS 2. En determinados Estados miembros la tipología NUTS 2 no corresponde a la estructura de la gobernanza regional, lo que causa dificultades de planificación y de ejecución.

Europa también necesita la funcionalidad y el pleno potencial de la RTE-T, a través de su conclusión y la amplia conectividad entre las regiones transfronterizas. En esta fase, el asesoramiento y el desarrollo de capacidades a nivel de proyecto quedan fuera del alcance de los instrumentos existentes. Nos enfrentamos a la urgente necesidad de apoyar a la economía y el empleo en nuestras regiones fronterizas.


PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO

sobre la aplicación de la política de cohesión y el objetivo temático «Promover el transporte sostenible y eliminar los estrangulamientos en las infraestructuras de red fundamentales» – artículo 9, apartado 7, del Reglamento de disposiciones comunes

(2017/2285(INI))

El Parlamento Europeo,

–  Vista la política de cohesión y objetivo temático de «Promover el transporte sostenible y eliminar los estrangulamientos en las infraestructuras de red fundamentales» – artículo 9, apartado 7, del Reglamento de disposiciones comunes(1),

–  Visto el artículo 37 del Reglamento (UE) n.º 1303/2013 sobre disposiciones comunes, relativo a los instrumentos financieros apoyados por los Fondos EIE(2),

–  Visto el artículo 5, apartado 7, del Reglamento (UE) n.° 1301/2013, sobre el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, sobre la promoción del transporte sostenible y la eliminación de los obstáculos en las infraestructuras de red fundamentales(3),

–  Visto el artículo 4, letra d), del Reglamento (UE) n.° 1300/2013, relativo al Fondo de Cohesión, sobre la promoción del transporte sostenible y la eliminación de los obstáculos en las infraestructuras de red fundamentales(4),

–  Visto el Reglamento (UE) n.º 1315/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de diciembre de 2013, sobre las orientaciones de la Unión para el desarrollo de la Red Transeuropea de Transporte, y por el que se deroga la Decisión n.º 661/2010/UE(5),

–  Visto el Reglamento (UE) n.º 1316/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de diciembre de 2013, por el que se crea el Mecanismo «Conectar Europa», por el que se modifica el Reglamento (UE) n.º 913/2010 y por el que se derogan los Reglamentos (CE) n.º 680/2007 y (CE) nº 67/2010(6),

–  Vista la Decisión n.º 1386/2013/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 20 de noviembre de 2013, relativa al Programa General de Acción de la Unión en materia de Medio Ambiente hasta 2020 «Vivir bien, respetando los límites de nuestro planeta»(7),

–  Vista su Resolución, de 13 de marzo de 2018, sobre las regiones menos desarrolladas de la UE(8),

–  Vista su Resolución, de 6 de julio de 2017, sobre el fomento de la cohesión y el desarrollo en las regiones ultraperiféricas de la UE: aplicación del artículo 349 del TFUE(9),

–  Vista su Resolución, de 18 de mayo de 2017, sobre una combinación adecuada de financiación para las regiones de Europa: equilibrar los instrumentos financieros y las subvenciones en la política de cohesión de la Unión(10),

–  Vista su Resolución, de 9 de septiembre de 2015, sobre la aplicación del Libro Blanco de 2011 sobre el transporte: hacer balance y avanzar hacia una movilidad sostenible(11),

–  Vista su Resolución de 22 de abril de 2009 sobre el Libro Verde sobre el futuro de la política RTE-T(12),

–  Visto el séptimo informe de la Comisión sobre cohesión económica, social y territorial, de 9 de octubre de 2017, titulado «Mi región, mi Europa, nuestro futuro» (COM(2017)0583),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 6 de febrero de 2018, titulada «Una estrategia europea para un mayor crecimiento y empleo en el turismo costero y marítimo» (COM(2018)0065),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 24 de octubre de 2017, titulada «Una asociación estratégica renovada y más fuerte con las regiones ultraperiféricas de la Unión Europea» (COM(2017)0623),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 20 de septiembre de 2017, titulada «Impulsar el crecimiento y la cohesión en las regiones fronterizas de la UE» (COM(2017)0534),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 17 de diciembre de 2013, titulada «Juntos por una movilidad urbana competitiva y eficiente en el uso de los recursos» (COM(2013)0913),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 8 de marzo de 2011, titulada «Hoja de ruta hacia una economía hipocarbónica competitiva en 2050» (COM(2011)0112),

–  Visto el Libro Blanco de la Comisión, de 28 de marzo de 2011, titulado «Hoja de ruta hacia un espacio único europeo de transporte: por una política de transportes competitiva y sostenible» (COM(2011)0144),

–  Visto el Libro Verde de la Comisión, de 4 de febrero de 2009, titulado «RTE-T: Revisión de la política - Hacia una red transeuropea de transporte mejor integrada al servicio de la política común de transportes» (COM(2009)0044),

–  Visto el informe de síntesis PT1 de la Comisión, de agosto de 2016, titulado «Evaluación ex post de los programas de la política de cohesión 2007-2013, centrándose en el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), y el Fondo de Cohesión (FC)»,

–  Visto el informe de síntesis PT1 de la Comisión, de junio de 2016, titulado «Evaluación ex post de los programas de la política de cohesión 2007-2013, centrándose en el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), y el Fondo de Cohesión (FC)»,

–  Visto el informe final PT5 de la Comisión, de mayo de 2016, titulado «Evaluación ex post de los programas de la política de cohesión 2007-2013, centrándose en el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y el Fondo de Cohesión (FC)»,

–  Visto el documento de trabajo de los servicios de la Comisión, de 10 de abril de 2017, titulado «Competitiveness in low-income and low-growth regions: the lagging regions report» (Competitividad en las regiones de renta y crecimiento bajos: informe sobre las regiones menos desarrolladas) (SWD (2017)0132),

–  Visto el documento de trabajo de la Comunicación, de 4 de mayo de 2010, titulado «Consulta sobre la futura política de la red transeuropea de transporte» (COM(2010)0212),

–  Visto el informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente titulado «Approximated European Union greenhouse gas inventory: Proxy GHG emission estimates for 2016» («Avance del inventario de emisiones de gases de efecto invernadero: cálculos sobre las emisiones de gases de efectos invernadero para 2016»),

–  Visto el estudio titulado «The world is changing, transport, too» (El mundo está cambiando, el transporte también), encargado por el Departamento Temático B (Políticas Estructurales y de Cohesión) de la Dirección General de Políticas Interiores del Parlamento Europeo, de marzo de 2016,

–  Visto el estudio titulado «The future of the EU’s transport infrastructure» (El futuro de la infraestructura de transportes de la UE), encargado por el Departamento Temático B (Políticas Estructurales y de Cohesión) de la Dirección General de Políticas Interiores del Parlamento Europeo, de enero de 2010,

–  Visto el libro estadístico de Eurostat de 2016 titulado «Energy, transport and environment indicators - 2016 edition» («Indicadores referidos a la energía, el transporte y el medio ambiente - Edición de 2016»),

–  Vistos el artículo 52 de su Reglamento interno, así como el artículo 1, apartado 1, letra e), y el anexo 3 de la Decisión de la Conferencia de Presidentes, de 12 de diciembre de 2002, sobre el procedimiento de autorización para la elaboración de informes de propia iniciativa,

–  Vistos el informe de la Comisión de Desarrollo Regional y la opinión de la Comisión de Transportes y Turismo (A8-0136/2018),

A.  Considerando que la concentración temática, cuya finalidad es aumentar la eficacia de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (Fondos EIE) y apoyar los esfuerzos de las regiones con vistas a la aplicación de la Estrategia Europa 2020, ha orientado deliberadamente las inversiones en el marco del objetivo temático 7 a la mejora de la calidad de la infraestructura de transporte, en particular la utilización eficaz de la infraestructura existente;

B.  Considerando que el FC y el FEDER brindan ayuda al desarrollo tanto de la red RTE-T como de las infraestructuras de transporte regional y local que no están situadas en la RTE-T, en particular en las regiones y los Estados miembros menos desarrollados donde todavía se necesitan grandes esfuerzos para realizar los enlaces pendientes, suprimir los estrangulamientos y modernizar el material rodante;

C.  Considerando que el sector del transporte y las infraestructuras asociadas son decisivos y fundamentales para el desarrollo de cualquier país, así como para el bienestar de las poblaciones en los Estados miembros, y que por esta razón el sector del transporte sigue siendo un ámbito clave de inversión que contribuye al crecimiento, la competitividad y el desarrollo a través del refuerzo del potencial económico de cada una de las regiones de la Unión, promoviendo así la cohesión económica y social, apoyando el mercado interior y facilitando así la cohesión, la integración y la inclusión socioeconómica de los ciudadanos, combatiendo los desequilibrios entre regiones, facilitando el acceso a los servicios y a la formación en las regiones más remotas y con riesgo de despoblación, y reforzando las redes para la puesta en marcha y el desarrollo de negocios y empresas;

D.  Considerando que en el periodo 2007-2013, se invirtieron en infraestructuras de transporte 81 000 millones de euros, o casi un tercio (31 %) de los Fondos EIE; que el mayor impacto positivo de las inversiones de la Unión en infraestructuras de transporte es especialmente visible en la Europa Central y Oriental, a las que se asignó el 69 % de la financiación total en el sector del transporte;

E.  Considerando que el marco financiero plurianual 2014-2020 se caracteriza por un aumento de los presupuestos de los Fondos EIE y del MCE; que, pese a los efectos adversos de la reciente crisis económica y financiera y los retrasos en la ejecución del periodo de programación, no se constata ningún impacto importante en las inversiones en el sector del transporte; y que las inversiones en infraestructuras de transporte de la Unión figuran entre las políticas que proporcionan el mayor valor añadido para la Unión debido a los efectos indirectos en el mercado único, que efectivamente hacen que todos los Estados miembros se conviertan en beneficiarios netos de la inversión;

F.  Considerando que los éxitos de los proyectos de infraestructuras viales, ferroviarias y portuarias respaldados por el presupuesto de la Unión contribuyen a la economía, al crecimiento, a la industria, a las exportaciones, al turismo, al comercio, a la creación de empleo, a la revitalización de las regiones y a la inversión de las tendencias de despoblación; que se registran ejemplos de valor añadido de la Unión, tales como la modernización de la línea de ferrocarril E30/C-E30 entre Cracovia y Rzeszow en Polonia; la línea de ferrocarril entre Sofía y Plovdiv en Bulgaria; el túnel ferroviario de la ciudad de Leipzig (módulos 5 y 6) en Alemania; la modernización de la línea de Votice a Benešov u Prahy en la República Checa; la reconstrucción de la intersección de Ülemiste en Tallin, Estonia; la rehabilitación de la carretera nacional DN6 entre Alejandría y Craiova en Rumanía; la línea de tren de alta velocidad entre Madrid, Valencia y Murcia en España; la finalización de la autopista «Trakia» desde Sofía hasta el puerto de Burgas en el mar Negro; la línea 4 del metro de Budapest en Hungría; las líneas de metro de Sofía en Bulgaria; y muchas otras;

G.  Considerando que la RTE-T y las infraestructuras de transporte, como carreteras, trenes de alta velocidad, vías navegables y transporte aéreo son prioridades de la Unión, y que, si las inversiones europeas sufrieran un retraso, un aumento de la inversión extranjera directa (IED) podría colmar la brecha, si bien transfiriendo los beneficios, los impuestos y las oportunidades de empleo fuera de la Unión, tal vez aumentando la dependencia y la inestabilidad macroeconómica de las regiones; que este proceso pondría en peligro la presencia regional y las políticas de la Unión a largo plazo y daría lugar a una fragmentación y a disparidades;

H.  Considerando que el desarrollo de los corredores de la red básica incluye, como partes integrantes, elementos como una infraestructura para los combustibles alternativos (equipos de carga) y unos sistemas de transporte inteligentes e innovadores, y que desempeña un papel fundamental como facilitador de la descarbonización del sistema de transportes en su conjunto;

I.  Considerando que unas redes de transporte, energía y digitales inteligentes, con garantía de futuro, sostenibles y plenamente interconectadas son una condición necesaria para la realización y el buen funcionamiento del mercado único europeo y para conectar Europa con el mercado mundial; que estas son verdaderas arterias para el crecimiento de la productividad económica de Europa, la cohesión territorial y el bienestar de sus ciudadanos;

J.  Considerando que un enfoque más integrado hacia las inversiones en las infraestructuras de transporte eliminará los estrangulamientos, mejorará la conectividad multimodal y reforzará las inversiones en la transición de la carretera al ferrocarril, así como en los vehículos más respetuosos con el medio ambiente como, por ejemplo, los vehículos eléctricos, así como en el transporte por ferrocarril y por vías navegables; y que esto desembocará en la diversificación energética del transporte y en unas redes de transporte más ecológicas, reduciendo así las emisiones de gases de efecto invernadero, mejorando la calidad del aire y estimulando nuevas acciones de lucha contra el cambio climático;

K.  Considerando que el transporte es un pilar importante de la política de la Unión en materia de clima y energía y que los objetivos de la Unión en relación con una cuota mínima de la energía procedente de fuentes renovables y la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero no pueden alcanzarse sin una contribución considerable del transporte;

1.  Subraya que el Mecanismo «Conectar Europa» (MCE), el Fondo de Cohesión (FC) y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) deben seguir siendo las principales fuentes de inversión para las infraestructuras de transporte de la Unión en el marco del objetivo temático de «Promover el transporte sostenible y eliminar los estrangulamientos en las infraestructuras de red fundamentales» en el próximo periodo de programación; propone que, dados el elevado valor añadido europeo y los amplios efectos indirectos que generan, estas fuentes de financiación permanezcan disponibles y garanticen una cobertura equilibrada de todos los Estados miembros y regiones de la Unión con el fin de contribuir a la consecución de los objetivos básicos de la política de cohesión de la Unión;

2.  Señala que la lógica de intervención subyacente a la inversión en infraestructuras de transporte de la Unión debe seguir siendo una combinación bien equilibrada de recursos de gestión centralizada y de gestión compartida, con el fin de hacer frente a las necesidades políticas y de financiación; recuerda que el MCE tiene por objeto abordar de manera centralizada las prioridades de los corredores de la RTE-T a escala de la Unión, incluidos los aspectos de seguridad, de innovación tecnológica y del medio ambiente; Recuerda, asimismo, que el FEDER y el FC tienen una fuerte dimensión regional que responde a la demanda local (zonas urbanas y periurbanas) y las características regionales específicas; señala que apoyan la conectividad a la RTE-T y la movilidad a través de nudos secundarios y terciarios y de terminales multimodales (red global RTE-T); subraya, en este contexto, que las dotaciones presupuestarias pertinentes para las tres fuentes de financiación deben reforzarse de forma equilibrada, con el fin de evitar una distribución asimétrica de la inversión entre los distintos niveles; pide a la Comisión que facilite procedimientos simplificados, oportunos y flexibles para la transferencia de recursos entre regiones, programas operativos y ejes programáticos en el marco de los Fondos EIE con el fin de satisfacer adecuadamente la variable realidad económica y la demanda regional;

3.  Considera que el papel de las fuentes adicionales, como el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE) y los instrumentos financieros, debe definirse teniendo en cuenta su complementariedad con el FEDER y el FC, así como su carácter adicional respecto de las operaciones de préstamo del BEI; observa que la Convocatoria de financiación combinada para el transporte del MCE en 2017 ha sido diseñada también para reforzar esas sinergias así como el intercambio de mejores prácticas entre Estados miembros y que es necesario un mayor apoyo en relación con esta capacidad; destaca, a este respecto, que el FEIE debe servir de plataforma para las colaboraciones público-privadas (CPP), adaptando los instrumentos financieros a la inversión privada y a la financiación nacional/regional a nivel de los proyectos; toma nota de que los proyectos de infraestructura financiables por los bancos deben recibir principalmente el apoyo de préstamos, de la garantía de la Unión o de la financiación combinada, además de la cofinanciación por parte del FEDER, del FC o del MCE; opina, no obstante, que las subvenciones deben seguir siendo la principal fuente de inversión para la financiación de un transporte público sostenible;

4.  Señala que las infraestructuras requieren una cuantificación ex ante de la demanda y de las necesidades futuras antes de establecer el presupuesto y los métodos de ejecución; subraya que, en el marco de estos objetivos en materia de infraestructuras de red fundamentales, debería ser posible que los criterios para la concesión de subvenciones del FEDER y el FC abarcaran la demanda existente al nivel territorial adecuado; señala, asimismo, que la modelización de las redes de transporte transeuropeas, regionales y locales puede ser eficaz para demostrar dónde aportaría la inversión el mayor valor añadido europeo;

5.  Pide a la Comisión que, con vistas al objetivo consistente en promover el transporte sostenible y eliminar los estrangulamientos en las infraestructuras de red fundamentales, elabore una lista de control de criterios para la consecución de subvenciones que exprese mejor las necesidades a escala local y regional en materia de infraestructuras de transporte para contribuir a determinar la dotación total para el transporte, las inversiones necesarias y las prioridades que deberán establecerse; observa la importancia de tomar como base los datos del marcador de los transportes de la Unión, que es de gran calidad, es fiable, está actualizado y estructurado y está disponible; toma nota, asimismo, de que esta lista de control puede incluir cuestiones como la conectividad multimodal, las características específicas a escala local y regional, la disponibilidad de modos alternativos de transporte, la seguridad ferroviaria y vial, y el impacto medioambiental;

6.  Observa la necesidad de que las inversiones en infraestructuras de transporte del FEDER, del MCE y del FC deben centrarse de forma más intensa en la necesidad de una inversión más integrada en infraestructuras de transporte básicas en las regiones menos desarrolladas y las regiones montañosas, remotas, despobladas o ultraperiféricas con poca accesibilidad una vez demostrado el valor añadido de la Unión mediante un análisis adecuado de los costes y beneficios, así como la necesidad de mejorar los trabajos en materia de conectividad multimodal; pone de relieve que la mejora de la accesibilidad en estas regiones representa una condición previa para el desarrollo económico; pide a la Comisión y a los Estados miembros que, mediante una consulta pública previa a la ejecución de los proyectos, fomenten una participación más activa del sector público en las soluciones de transporte a escala nacional y regional, y también a escala local/ urbana y rural, con el objetivo de desarrollar soluciones de transporte inteligentes;

7.  Señala que las innovaciones sostenibles en el transporte requieren sinergias y adicionalidad entre los tres instrumentos principales: los Fondos EIE, el MCE y Horizonte 2020 y su sucesor;

8.  Pide que se refuerce el apoyo del FEDER a la cooperación territorial europea a través de recursos adicionales haciendo hincapié en las inversiones en infraestructuras de transporte sostenible (como vías navegables transfronterizas, puertos, puentes y vías férreas , la interconexión de modos y terminales de transporte, etc.); considera que debe hacerse hincapié en la conectividad en las regiones transfronterizas, incluidas las fronteras exteriores de la Unión, el asesoramiento y la creación de capacidades a escala de los proyectos; pide la eliminación de los obstáculos con el fin de facilitar las inversiones y, en particular, las inversiones transfronterizas (en materia de transporte por vías navegables, ferrocarril y carretera) y el acceso a los mercados exteriores;

9.  Pide que se ponga fin a las brechas en las infraestructuras de transporte con los Balcanes Occidentales en lo que se refiere a los proyectos de transporte integrado haciendo hincapié en una mayor inversión en conectividad y eliminado los estrangulamientos del transporte teniendo en cuenta, en particular, la Comunicación de la Comisión sobre la perspectiva europea para los Balcanes Occidentales; recuerda, en este contexto, la importancia de la cooperación territorial europea y de las estrategias macrorregionales en materia de proyectos de transporte integrado, al mismo tiempo que toma nota de la necesidad de coordinar mejor los planes y proyectos en materia de transporte con el objetivo de colmar las lagunas existentes en el ámbito de los transportes, por ejemplo con los Balcanes Occidentales; recuerda, asimismo, en este contexto, que los puertos marítimos y las vías navegables con mucha frecuencia son entidades transfronterizas y que deben beneficiarse del mismo porcentaje de cofinanciación que los proyectos de carreteras y ferrocarriles transfronterizos;

10.  Subraya la necesidad de integrar la protección del clima en la política de cohesión con respecto al objetivo de transporte sostenible a fin de perseguir, así, los objetivos de la Unión en materia de reducción de las emisiones de CO2; pide a la Comisión que exija a los Estados miembros que integren la legislación medioambiental de la Unión en los procesos de decisión y de planificación de proyectos que podrían beneficiarse de la financiación, en particular Natura2000, las evaluaciones medioambientales estratégicas, la evaluación del impacto sobre el medio ambiente, la calidad del aire, la Directiva marco sobre el agua, las Directivas relativas a la protección de los hábitats y de las aves y el Mecanismo de informes sobre los transportes y el medio ambiente (TERM) de la Agencia Europea del Medio Ambiente;

11.  Destaca que debe ofrecerse un mayor apoyo a fomentar la gestión inteligente del tráfico, incluso mediante la digitalización, haciendo un uso más eficiente de la infraestructura existente y redirigiendo el tráfico hacia el horario fuera de horas punta;

12.  Aboga por una política de transportes común europea adecuada y ambiciosa basada en un marco de financiación integrado y coordinado con los instrumentos de la Unión en materia de transportes; considera que la concentración temática debe mantenerse con el fin de permitir una simplificación y sinergias entre las diferentes fuentes de financiación a escala de los proyectos; propone la creación de un único paquete de medidas para todas las fuentes de financiación relacionadas con todos los objetivos temáticos; considera necesario simplificar, normalizar y acelerar los procedimientos de cumplimiento de los contratos públicos y de las ayudas estatales;

13.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que sigan cofinanciando proyectos en el próximo periodo de programación de conformidad con el principio de «usarlo o perderlo»;

14.  Acoge con satisfacción el trabajo de la Asistencia conjunta a los proyectos en las regiones europeas (JASPERS), del asesoramiento europeo sobre las asociaciones entre el sector público y el privado (EPEC) y del Centro Europeo de Asesoramiento para la Inversión (CEAI); espera, no obstante, que las operaciones de infraestructuras de transporte del Grupo BEI en la Unión dediquen recursos significativamente más elevados a la prestación de una amplia asistencia de asesoramiento a las autoridades locales, regionales y nacionales en una fase más temprana de identificación y evaluación previa de los proyectos con un valor añadido de la Unión;

15.  Pide a la Comisión que, en el marco de los nuevos Reglamentos para la política de cohesión posterior a 2020, proponga reservar una mayor cantidad de financiación disponible para que las ciudades pujen conjuntamente por infraestructuras o tecnologías que contribuyan a descarbonizar el transporte urbano y a reducir la contaminación atmosférica procedente de los vehículos de transporte por carretera;

16.  Apoya la asignación de fondos adecuados a la investigación, programas y proyectos que mejoren la seguridad vial en Europa, de conformidad con la declaración de La Valeta sobre la mejora de la seguridad vial;

17.  Destaca que es necesario garantizar la disponibilidad de recursos para apoyar la movilidad urbana sostenible, el desarrollo de sistemas de transporte inteligentes, el apoyo a proyectos para personas que se desplazan en bicicleta y a pie, y la mejora del acceso al transporte para personas con discapacidad;

18.  Encarga a su presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, al Comité Europeo de las Regiones, al Comité Económico y Social Europeo, a los Gobiernos y los Parlamentos nacionales y regionales de los Estados miembros.

(1)

DO L 347 de 20.12.2013, p. 343.

(2)

DO L 347 de 20.12.2013, p. 358.

(3)

DO L 347 de 20.12.2013, p. 295.

(4)

DO L 347 de 20.12.2013, p. 284.

(5)

DO L 348 de 20.12.2013, p. 1.

(6)

DO L 348 de 20.12.2013, p. 129.

(7)

DO L 354 de 28.12.2013, p. 171.

(8)

Textos Aprobados, P8_TA(2018)0067.

(9)

Textos Aprobados, P8_TA(2017)0316.

(10)

Textos Aprobados, P8_TA (2017)0222.

(11)

DO C 316 de 22.9.2017, p. 155.

(12)

DO C 184E de 8.7.2010, p. 35.


OPINIÓN de la Comisión de Transportes y Turismo (20.3.2018)

para la Comisión de Desarrollo Regional

sobre la política de cohesión y el objetivo temático «Promover el transporte sostenible y eliminar los estrangulamientos en las infraestructuras de red fundamentales» – artículo 9, apartado 7, del Reglamento de disposiciones comunes

(2017/2285(INI))

Ponente: Kosma Złotowski

SUGERENCIAS

La Comisión de Transportes y Turismo pide a la Comisión de Desarrollo Regional, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

A.  Considerando que la concentración temática, cuya finalidad es aumentar la eficacia de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (Fondos EIE) y apoyar los esfuerzos de las regiones con vistas a la aplicación de la Estrategia Europa 2020, ha orientado deliberadamente las inversiones en el marco del objetivo temático 7 a la mejora de la calidad de la infraestructura de transporte, en particular la utilización eficaz de la infraestructura existente;

B.  Considerando que es necesario reforzar las políticas de cohesión a fin de invertir las crecientes divergencias entre Estados miembros, en especial mediante un aumento del presupuesto de la Unión;

C.  Considerando que el Fondo de Cohesión (FC) y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) apoyan el desarrollo tanto de la red RTE-T como de las infraestructuras de transporte regional y local que no están situadas en la RTE-T, en particular en las regiones y los Estados miembros menos desarrollados donde todavía se necesitan grandes esfuerzos para realizar los enlaces pendientes, suprimir los estrangulamientos y modernizar el material rodante;

D.  Considerando que el sector del transporte y las infraestructuras asociadas son decisivos y fundamentales para el desarrollo de cualquier país, así como para el bienestar de las poblaciones en los Estados miembros, y que por esta razón el sector del transporte sigue siendo un ámbito clave de inversión que contribuye al crecimiento, la competitividad y el desarrollo a través del refuerzo del potencial económico de cada una de las regiones de la Unión, promoviendo así la cohesión económica y social, apoyando el mercado interior y facilitando así la cohesión, la integración y la inclusión socioeconómica de los ciudadanos, combatiendo los desequilibrios entre regiones, facilitando el acceso a los servicios y a la formación en las regiones más remotas y con riesgo de despoblación, y reforzando las redes para la puesta en marcha y el desarrollo de negocios y empresas;

E.  Considerando que el desarrollo de los corredores de la red básica incluye, como parte integrante, elementos como una infraestructura para los combustibles alternativos (equipos de carga) y unos sistemas de transporte inteligentes e innovadores y que desempeña un papel fundamental como facilitador de la descarbonización del sistema de transportes en su conjunto;

F.  Considerando que en el periodo de financiación 2014-2020 se han asignado aproximadamente 24 000 millones EUR a través del MCE, especialmente para proyectos ferroviarios;

G.  Considerando que el presupuesto total del Mecanismo «Conectar Europa» (MCE) para transporte es de 24 050 millones EUR para el periodo 2014-2020, de los cuales 11 305 millones están destinados específicamente a proyectos en el territorio de los Estados miembros que pueden optar a la financiación del Fondo de Cohesión;

H.  Considerando que la inversión sostenible es crucial no solo para hacer frente a las limitaciones de capacidad y al deterioro de la infraestructura, sino también para facilitar el mantenimiento a largo plazo;

I.  Considerando que los Estados miembros se enfrentan al reto común de financiar la infraestructura de transporte con un presupuesto limitado y de crear una red que integre y conecte mejor los diferentes modos de transporte para asegurar la eficacia del transporte y la seguridad de los pasajeros;

J.  Considerando que la mayoría de los fondos de la Unión asignados al transporte se gestionan en el seno de la Comisión por otras Direcciones Generales distintas de la Dirección General de Movilidad y Transportes, y que esta situación no favorece un enfoque armonizado en la realización de la RTE-T;

1.  Observa los progresos limitados que se han conseguido en la realización de las partes estratégicas de las redes global y básica de la RTE-T mediante proyectos planificados en el marco del FEDER y el Fondo de Cohesión, y la tasa reducida de selección de proyectos deplora los retrasos en la ejecución del actual periodo de programación, que ha tenido un impacto negativo importante en las inversiones en el sector del transporte por ferrocarril; pide, por tanto, a la Comisión que estudie de qué manera pueden solventarse las dificultades que existen actualmente en su ejecución, y pide a la Comisión que proponga soluciones para aumentar la tasa de selección de proyectos;

2.  Recuerda que todos los Estados miembros han estado obligados por los reglamentos y los acuerdos de colaboración formalizados con la Comisión a presentar, antes de finales de 2016, sus estrategias de transporte hasta 2030; pide a la Comisión, por consiguiente, que proporcione al Parlamento una evaluación de las propuestas de las estrategias nacionales, los programas operativos nacionales y la RTE-T, y que elabore y haga pública una estrategia informal relativa al transporte basada en las estrategias nacionales desarrolladas por los Estados miembros en el marco de los acuerdos de colaboración; pide a la Comisión que también elabore, haga público y actualice continuamente un mapa de la RTE-T con los proyectos de transporte en ejecución o propuestos en el marco de los programas operativos de los Estados miembros para los periodos de financiación 2007-2013 y 2014-2020; pide al Tribunal de Cuentas Europeo (TCE) que recopile informes especiales sobre la ejecución de proyectos en los Estados miembros con respecto a los períodos de preparación de los proyectos, los procedimientos de licitación, el coste de los estudios de viabilidad e ingeniería, el coste de la construcción, y la eficiencia económica; pide a la Comisión, además, que tenga en cuenta los informes especiales del TCE y que evalúe la posibilidad de compartir las mejores prácticas con el fin de armonizar los procedimientos y determinar unos costes normalizados que contribuyan a un mejor gasto de los fondos de la Unión;

3.  Pide a la Comisión que evalúe el reglamento administrativo interno a fin de aumentar la implicación de la Dirección General de Movilidad y Transportes en las decisiones relativas a los proyectos y procedimientos relacionados con el transporte; pide asimismo a la Comisión que evalúe la posibilidad de mejorar y reforzar la participación de las direcciones generales responsables de los programas operativos relacionados con el transporte a fin de aplicar mejor el Reglamento RTE-T;

4.  Pide a la Comisión que utilice las conclusiones de dicha evaluación en los reglamentos de la política de transportes del periodo posterior a 2020;

5.  Destaca que varios Estados miembros están todavía retrasados en lo que se refiere al cumplimiento de los objetivos básicos de la política común de transportes de la Unión relativos a la reducción de las emisiones, la transferencia modal hacia el ferrocarril y la navegación interior sostenible, en particular si se comparan los Estados miembros de la zona central y oriental con los de la zona occidental; señala que sus necesidades específicas no siempre se corresponden con las prioridades de inversión de la Unión, y solicita, por lo tanto, la ayuda y el apoyo necesarios por parte de la Comisión en la financiación de proyectos de transporte en el marco del FEDER y el Fondo de Cohesión, así como el apoyo a los programas de inversión a medio y largo plazo; propone asimismo a la Comisión que proporcione asistencia técnica a los Estados que registren atrasos en lo que se refiere al cumplimiento de los objetivos fundamentales de la política común de transportes de la Unión;

6.  Pide que se preste un apoyo continuo y equilibrado a las redes principales y globales RTE-T y a las prioridades horizontales, e invita a la Comisión y a los Estados miembros a que aprovechen todo el potencial del Fondo Europeo de Desarrollo Regional y del Fondo de Cohesión para proyectos transfronterizos de infraestructuras europeos con vistas a completar la red transeuropea de transporte principal y global, y a que mantengan, actualicen y renueven las infraestructuras existentes e integren mejor las redes de transporte nacionales en las conexiones transfronterizas en lo que respecta a la interconectividad, intermodalidad e interoperabilidad; destaca en este contexto la necesidad de unas dotaciones presupuestarias adecuadas y de unos programas de financiación claramente estructurados en el marco de las políticas de transporte y cohesión posteriores a 2020, centrados en la falta de conexiones ferroviarias transfronterizas a escala regional por desmantelamiento o abandono;

7.  Reconoce la aplicación más generalizada del enfoque de la financiación combinada; pide, no obstante, un aumento considerable del intercambio de las mejores prácticas, la asistencia técnica y las herramientas preparatorias para que los Estados miembros difundan información sobre los instrumentos financieros; recuerda, asimismo, que los instrumentos financieros no siempre son adecuados para financiar los proyectos ferroviarios, de navegación interior o transfronterizos y que los países más pequeños tienen dificultades para aplicar las APP; destaca, en este contexto, la necesidad de catalizar las finanzas públicas y privadas con miras a la realización de la red principal RTE-T para 2030; destaca, asimismo, la necesidad de mantener una parte importante correspondiente a las subvenciones de los fondos de la Unión, ya que las subvenciones siguen siendo un instrumento esencial para atraer financiación privada y reducir las diferencias entre Estados miembros, así como para garantizar un equilibrio justo entre los inversores públicos y los privados a la hora de compartir los beneficios y las pérdidas; propone que la Comisión identifique los instrumentos financieros adecuados para lograr la interconectividad en toda la Unión y unos servicios de transporte más eficaces y seguros; hace hincapié, sin embargo, en que los nuevos instrumentos de financiación de la Unión o los nuevos fondos de la Unión no pueden crearse a expensas de la financiación de la política de transportes ni de ninguna dotación financiera destinada específicamente al transporte;

8.  Hace hincapié, a la vista de los futuros retos a los que hará frente la política de transportes de la Unión en el mercado global, particularmente en lo que respecta a las nuevas tecnologías, los STI y el aumento de la competencia en el mercado, en la necesidad de mantener al menos el mismo nivel de financiación para los proyectos de inversión en transporte en la Unión;

9.  Insta a que, en el marco de la política de cohesión, se asignen recursos al desarrollo de infraestructuras multimodales, incluido el apoyo a proyectos de diseño de terminales multimodales y de desarrollo de sistemas STI para el transporte combinado;

10.  Invita a la Comisión y a los Estados miembros a que sigan cofinanciando proyectos en el próximo periodo de programación de conformidad con el principio de «usarlo o perderlo»;

11.  Insta a los Estados Miembros y a las regiones a que apliquen el principio de que quien contamina paga para aplicar un gravamen en sus redes viales, a fin de fomentar la logística verde y generar ingresos que compensen los distintos presupuestos públicos implicados;

12.  Apoya la asignación de fondos adecuados a la investigación, programas y proyectos que mejoren la seguridad vial en Europa, de conformidad con la declaración de La Valeta sobre la mejora de la seguridad vial;

13.  Insta a la Comisión, a los Estados miembros y a las regiones a que intensifiquen su apoyo en favor de las infraestructuras para bicicletas, como un mayor desarrollo de la red EuroVelo, en combinación con las conexiones ferroviarias europeas;

14.  Destaca que es necesario garantizar la disponibilidad de recursos para apoyar la movilidad urbana sostenible, el desarrollo de sistemas de transporte inteligentes, el apoyo a proyectos para personas que se desplazan en bicicleta y a pie, y la mejora del acceso al transporte para personas con discapacidad.

INFORMACIÓN SOBRE LA APROBACIÓN EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

20.3.2018

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

35

3

1

Miembros presentes en la votación final

Daniela Aiuto, Lucy Anderson, Georges Bach, Deirdre Clune, Michael Cramer, Luis de Grandes Pascual, Andor Deli, Isabella De Monte, Ismail Ertug, Jacqueline Foster, Dieter-Lebrecht Koch, Merja Kyllönen, Miltiadis Kyrkos, Peter Lundgren, Marian-Jean Marinescu, Georg Mayer, Gesine Meissner, Cláudia Monteiro de Aguiar, Renaud Muselier, Markus Pieper, Gabriele Preuß, Christine Revault d’Allonnes Bonnefoy, Dominique Riquet, Massimiliano Salini, Jill Seymour, Claudia Țapardel, Keith Taylor, Pavel Telička, Peter van Dalen, Wim van de Camp, Janusz Zemke, Roberts Zīle, Kosma Złotowski, Elżbieta Katarzyna Łukacijewska

Suplentes presentes en la votación final

Jakop Dalunde, Mark Demesmaeker, João Pimenta Lopes, Matthijs van Miltenburg

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Gilles Lebreton

VOTACIÓN FINAL NOMINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

35

+

ALDE

Gesine Meissner, Dominique Riquet, Pavel Telička, Matthijs van Miltenburg

ECR

Mark Demesmaeker, Jacqueline Foster, Roberts Zīle, Kosma Złotowski, Peter van Dalen,

EFDD

Daniela Aiuto, Peter Lundgren

ENF

Georg Mayer

PPE

Georges Bach, Deirdre Clune, Andor Deli, Dieter-Lebrecht Koch, Elżbieta Katarzyna Łukacijewska, Marian-Jean Marinescu, Cláudia Monteiro de Aguiar, Renaud Muselier, Markus Pieper, Massimiliano Salini, Luis de Grandes Pascual, Wim van de Camp

S&D

Lucy Anderson, Isabella De Monte, Ismail Ertug, Miltiadis Kyrkos, Gabriele Preuß, Christine Revault d’Allonnes Bonnefoy, Claudia Țapardel, Janusz Zemke

Verts/ALE

Michael Cramer, Jakop Dalunde, Keith Taylor

3

-

EFDD

Jill Seymour

GUE/NGL

Merja Kyllönen, João Pimenta Lopes

1

0

ENF

Gilles Lebreton

Explicación de los signos utilizados

+  :  a favor

-  :  en contra

0  :  abstenciones


INFORMACIÓN SOBRE LA APROBACIÓNEN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO

Fecha de aprobación

27.3.2018

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

29

10

0

Miembros presentes en la votación final

Pascal Arimont, Franc Bogovič, Victor Boştinaru, Mercedes Bresso, Steeve Briois, Rosa D’Amato, Raymond Finch, Iratxe García Pérez, Ivan Jakovčić, Marc Joulaud, Constanze Krehl, Martina Michels, Iskra Mihaylova, Andrey Novakov, Paul Nuttall, Younous Omarjee, Konstantinos Papadakis, Mirosław Piotrowski, Stanislav Polčák, Liliana Rodrigues, Fernando Ruas, Monika Smolková, Maria Spyraki, Ruža Tomašić, Ramón Luis Valcárcel Siso, Ángela Vallina, Matthijs van Miltenburg, Lambert van Nistelrooij, Derek Vaughan, Kerstin Westphal, Joachim Zeller

Suplentes presentes en la votación final

Elena Gentile, Elsi Katainen, Ivana Maletić, Tonino Picula, Bronis Ropė, Davor Škrlec, Damiano Zoffoli

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Ricardo Serrão Santos


VOTACIÓN FINAL NOMINALEN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO

29

+

ALDE

Ivan Jakovčić, Elsi Katainen, Iskra Mihaylova, Matthijs van Miltenburg

ECR

Mirosław Piotrowski, Ruža Tomašić

PPE

Pascal Arimont, Franc Bogovič, Marc Joulaud, Ivana Maletić, Lambert van Nistelrooij, Andrey Novakov, Stanislav Polčák, Fernando Ruas, Maria Spyraki, Ramón Luis Valcárcel Siso, Joachim Zeller

S&D

Victor Boştinaru, Mercedes Bresso, Iratxe García Pérez, Elena Gentile, Constanze Krehl, Tonino Picula, Liliana Rodrigues, Ricardo Serrão Santos, Monika Smolková, Derek Vaughan, Kerstin Westphal, Damiano Zoffoli

10

-

EFDD

Rosa D'Amato, Raymond Finch, Paul Nuttall

ENF

Steeve Briois

GUE/NGL

Martina Michels, Younous Omarjee, Ángela Vallina

NI

Konstantinos Papadakis

VERTS/ALE

Bronis Ropė, Davor Škrlec

0

0

 

 

Explicación de los signos utilizados:

+  :  a favor

-  :  en contra

0  :  abstenciones

Última actualización: 27 de abril de 2018Aviso jurídico