Procedimiento : 2017/2259(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A8-0162/2018

Textos presentados :

A8-0162/2018

Debates :

PV 30/05/2018 - 28
CRE 30/05/2018 - 28

Votaciones :

PV 31/05/2018 - 7.10
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P8_TA(2018)0240

INFORME     
PDF 720kWORD 91k
3.5.2018
PE 615.434v02-00 A8-0162/2018

sobre la aplicación de la estrategia de la UE para la juventud

(2017/2259(INI))

Comisión de Cultura y Educación

Ponente: Eider Gardiazabal Rubial

ENMIENDAS
EXPOSICIÓN DE MOTIVOS – RESUMEN DE LOS HECHOS Y CONCLUSIONES
 PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO
 OPINIÓN de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales
 INFORMACIÓN SOBRE LA APROBACIÓNEN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO
 VOTACIÓN FINAL NOMINALEN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS – RESUMEN DE LOS HECHOS Y CONCLUSIONES

El futuro marco de la actuación de la Unión en el ámbito de la juventud se decidirá en un momento crucial para Europa, con las negociaciones del Brexit en curso, los debates sobre el próximo MFP y la futura generación de programas clave, a saber, Erasmus+, Europa Creativa, Europa para los Ciudadanos y la Iniciativa de Empleo Juvenil, así como uno nuevo, el Cuerpo Europeo de Solidaridad.

Mientras tanto, las medidas de austeridad adoptadas en el contexto de la crisis económica habían tenido una repercusión negativa sobre los ciudadanos europeos. Los jóvenes europeos son las primeras víctimas de la falta de inversión en educación y cultura, del desempleo y de los recortes en servicios sociales. Como consecuencia, la mayoría de ellos tienen miedo del futuro y se sienten sacrificados por intereses económicos. Las cifras hablan por sí solas: en la actualidad, aproximadamente uno de cada tres jóvenes entre 18 y 24 años de edad corre el riesgo de caer en la pobreza o la exclusión social en la Unión(1). En 2016 la tasa de desempleo juvenil (grupo de edad 15-24) de la Unión fue del 18,7 %, en comparación con el 15,6 % en 2008. En la zona del euro, la tasa de desempleo juvenil sigue siendo superior al 20 %. Asimismo, la tasa de ninis(2) en la Unión es del 15,6 %, en comparación con el 14,2 % en 2008(3). Aparte de ellos, muchos jóvenes con empleo se enfrentan a enormes desafíos, como condiciones de trabajo precarias en términos de salarios, estrés y duración de los contratos. Para los jóvenes europeos a veces es muy difícil sentirse parte de la sociedad. En efecto, tengan un empleo o no, la falta de confianza en los jóvenes conduce, por ejemplo, a la denegación de créditos. Como consecuencia, crece la frustración y los jóvenes se sienten excluidos. La exclusión social tiene importantes repercusiones negativas sobre las condiciones de vida, la participación ciudadana, la vida emocional y la salud de los jóvenes.

Paralelamente, la recuperación sigue en curso y la economía europea se encuentra en una etapa de crecimiento bastante sólido con una disminución de la tasa de desempleo. Sin embargo, la desigualdad aún es elevada en la Unión Europea y el riesgo de pobreza afecta en particular a los jóvenes europeos.

En este contexto, la juventud se ha convertido en una prioridad para la Unión y, por consiguiente, se ha puesto en marcha una serie de iniciativas para combatir el desempleo juvenil, aumentar la participación de los jóvenes, fomentar la inclusión y promover el voluntariado. Los resultados son positivos, pero aún estamos lejos de alcanzar los objetivos y, por lo tanto, debe mejorarse y reforzarse la estrategia de la UE para la juventud.

Resultados de la evaluación de la actuación en curso de la Unión en el ámbito de la juventud (2010-2018)

La acción en curso de la Unión en el campo de la juventud (2010-2018), la denominada estrategia de la UE para la juventud, es la continuación de la acción anterior(4) y tiene como objetivo la creación de más oportunidades iguales para todos los jóvenes, especialmente en lo que se refiere a la educación y al mercado laboral, con el fin de hacer frente a algunos de los problemas mencionados anteriormente. La estrategia también tiene la finalidad de promover la ciudadanía activa, la inclusión social y la solidaridad de todos los jóvenes y, por consiguiente, se centra en los mecanismos de participación de los jóvenes en la formulación de políticas.

No obstante, estos objetivos son muy amplios y ambiciosos. Por eso es difícil evaluar si se alcanzan, ya que las oportunidades para los jóvenes y su participación en Europa dependen de muchos factores relacionados con la situación socio-económica en sus respectivos países y también es un objetivo variable en función de las circunstancias cambiantes.

La actual estrategia de la UE para la juventud cuenta con una gran cantidad de iniciativas propuestas en los diversos campos de acción (no todos ellos son ámbitos políticos específicos), que, en combinación con el complicado mecanismo para el establecimiento de prioridades políticas en el marco del método abierto de coordinación (MAC), no garantiza una definición clara de los objetivos mientras que los objetivos generales siguen siendo más bien consignas generales.

Hay que señalar la falta de una evaluación comparativa claramente establecida en la política de juventud de la Unión Europea. Por eso, el intercambio de mejores prácticas todavía se limita a facilitar a los homólogos ejemplos de las medidas adoptadas, dentro de las limitaciones de las circunstancias específicas de los países concretos.

Por lo tanto, el planteamiento de establecer distintos ámbitos de actuación debe complementarse con un enfoque holístico transversal sólido, ya que las cuestiones relacionadas con la formulación de políticas de juventud están estrechamente interrelacionadas (educación, empleo, innovación, voluntariado), como demuestran sistemáticamente los documentos políticos específicos y la actividad de los grupos de expertos que trabajan en cuestiones relacionadas con la estrategia para la juventud. Este también fue el resultado de la Conferencia Europea sobre la futura estrategia de la UE para la juventud en mayo de 2017, que propuso que la futura estrategia tenga objetivos ambiciosos en un número reducido de ámbitos(5).

También puede concluirse que, en general, faltan instrumentos que permitan medir el efecto de las políticas, ya que los instrumentos utilizados hasta la fecha proporcionan una recopilación de datos que no pueden compararse fácilmente y que, en el caso de cada uno de los Estados miembros, no ilustran el verdadero impacto de las políticas elegidas. En efecto, el estudio de evaluación realizado por la Comisión Europea sobre la actual estrategia de la UE para la juventud tenía como objetivo medir el impacto de dicha estrategia en las políticas de juventud(6). Sin embargo, se esperaba que la falta de indicadores cuantitativos para medir el efecto directo de la estrategia en la situación de los jóvenes, así como en la naturaleza y el alcance del MAC, condujera a una «amplia gama de efectos»(7).

En la práctica, el mecanismo de información mediante informes sobre la juventud cada tres años ofrece una recopilación de ejemplos presentados por los Estados miembros en cuanto a la aplicación de propuestas específicas indicadas en la estrategia para la juventud, a partir de los cuales solo pueden extraerse conclusiones muy generales. Por lo tanto, puede concluirse que se necesitaría un sistema más detallado para registrar la evolución de los enfoques nacionales en cuanto a los aspectos relacionados con la juventud.

Es difícil imaginar el establecimiento de objetivos concretos a nivel europeo y nacional en un ámbito en el que la competencia es de los Estados miembros y la acción de la Unión se limita a la coordinación y el apoyo. El principal valor añadido europeo de la estrategia para los Estados miembros fue brindarles una fuente de inspiración política, conocimiento y experiencia, efectividad y legitimidad, oportunidades y recursos(8).

Por último, de acuerdo con la Comisión Europea, la evaluación externa muestra que los Estados miembros están interesados en proseguir la cooperación en materia de juventud a nivel de la Unión. Desgraciadamente, los principales obstáculos están relacionados con los recursos limitados disponibles a nivel nacional.

Necesidad de una estrategia de la UE para la juventud mejor coordinada y más concreta

Con este informe de aplicación queremos aportar elementos para una estrategia sólida, a largo plazo y bien coordinada en interés de los jóvenes europeos.

En primer lugar, la estrategia de la UE para la juventud está dirigida a los jóvenes, que deberían ser los primeros interlocutores. Existe una urgente necesidad de darles voz, ya sea a través de un fructífero diálogo estructurado o a través de todas las demás formas que aseguren una formulación de políticas firme y participativa, tales como la creación de un foro de debate entre los jóvenes y los responsables de la toma de decisiones. Los jóvenes deben tener la oportunidad de acceder fácilmente a la toma de decisiones a nivel de la Unión, para compartir sus puntos de vista y contribuir de forma pertinente a la toma de decisiones. Al mismo tiempo, se debería consultar ampliamente a los interlocutores sociales, las organizaciones de la sociedad civil y el sector educativo. Además, la Unión Europea debería trabajar en estrecha cooperación con los niveles nacional, regional y local para diseñar de forma adecuada las medidas que se vayan a aplicar y promover entre los ciudadanos europeos.

En segundo lugar, todos los jóvenes deberían insertarse en el mercado laboral y tener empleos de calidad; debemos intensificar nuestros esfuerzos para ofrecer a los jóvenes una igualdad de oportunidades que garantice una inclusión sostenible en el mercado laboral y empleos a largo plazo. Deberían tener la oportunidad de gestionar la evolución de su carrera en función de sus cualificaciones e intereses profesionales. Los jóvenes europeos necesitan tener un panorama más positivo de sus futuras carreras profesionales y de sus perspectivas de jubilación. La mayoría de ellos considera que no podrá disfrutar de una jubilación de calidad en el futuro a causa de la degradación progresiva de los sistemas de bienestar social. En consecuencia, es necesario promover un nuevo pacto social entre generaciones para asegurar su futuro.

En tercer lugar, los jóvenes tienen derecho a vivir en un entorno saludable y a tener acceso a la educación y la cultura, que es un derecho fundamental. De la escuela secundaria a la universidad, todos los jóvenes deben tener la posibilidad de estudiar y disfrutar de experiencias de movilidad a pesar de las dificultades socioeconómicas. Se debe prestar especial atención a los grupos marginalizados, como las personas con necesidades especiales, las minorías étnicas, los migrantes y los refugiados. Además, todos los jóvenes deben tener un acceso fácil a la cultura, algo esencial en momentos en los que la intolerancia, la radicalización y el extremismo están aumentando en toda Europa. Debe fomentarse el diálogo intercultural a fin de respetar el lema europeo de estar unidos en la diversidad. Igualmente, los jóvenes no pueden disfrutar de su vida si su medio ambiente no es saludable. De acuerdo con las Naciones Unidas, la contaminación del aire afecta al desarrollo del cerebro en crecimiento de los niños. Además, aproximadamente el 66 % de la población mundial habitará en zonas urbanas. Por ello, es fundamental trabajar y proponer una alternativa para los jóvenes. Se deben promover las actividades deportivas para garantizar el bienestar físico de los jóvenes. El bienestar psíquico también se ve afectado por el estrés causado por el trabajo y la vida diaria, que ejerce cada vez más presión sobre los jóvenes, de quienes se espera que sean productivos, altamente cualificados y flexibles. En efecto, el mercado de trabajo es extremadamente competitivo y presiona a los jóvenes para realizar largos períodos de prácticas antes de encontrar un auténtico primer empleo. Además del estrés, el ciberacoso afecta a los jóvenes desde una edad temprana. Como consecuencia, la estrategia de la UE para la juventud debe diseñarse con un enfoque intersectorial y formar parte de la estrategia de desarrollo sostenible.

Por último, los programas europeos se deben reforzar, mejorar, promover y financiar adecuadamente con una visión coordinada a largo plazo para producir buenos resultados. Un presupuesto ambicioso debe acompañar todas las iniciativas con resultados visibles a largo plazo.

Es importante recordar y subrayar que, debido a que naturalmente las competencias básicas de las políticas de juventud están en manos de los Estados miembros, es sumamente indispensable que las autoridades nacionales correspondientes aceleren el ritmo de la cooperación en el marco de la estrategia, ya que una de las críticas más severas a la cooperación actual es la extrema irregularidad de los resultados obtenidos, así como la falta de informes sistemáticos y de disponibilidad de datos fiables sobre la aplicación de la estrategia.

(1)

Según los últimos datos publicados por Eurostat, se estima que el 29,8 % de los jóvenes en el grupo de edad de 18 a 24 años corrían el riesgo de caer en la pobreza o la exclusión social en la Unión en 2011. Los datos se pueden consultar en: http://ec.europa.eu/eurostat/data/database?p_p_id=NavTreeportletprod_WAR_NavTreeportletprod_INSTANCE_nPqeVbPXRmWQ&p_p_lifecycle=0&p_p_state=normal&p_p_mode=view&p_p_col_id=column-2&p_p_col_pos=1&p_p_col_count=2

(2)

La tasa de ninis es el porcentaje de jóvenes de entre 15 y 24 años de edad que ni estudian, ni trabajan, ni reciben formación.

(3)

AKW, ECLM, IMK, OFCE, «independent Annual Growth Survey 2018 - Repair the roof when the sun is shining» (Estudio Prospectivo Anual independiente sobre el Crecimiento de 2018: reparemos el tejado mientras brille el sol), noviembre de 2017.

(4)

COM(2009)0200, p. 4.

(5)

Informe de la Conferencia, p. 7.

(6)

SWD(2017)0281, p. 10.

(7)

Ídem.

(8)

SWD(2017)0281, p. 29.


PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO

sobre la aplicación de la estrategia de la UE para la juventud

(2017/2259(INI))

El Parlamento Europeo,

–  Vistos los artículos 9, 165 y 166 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE),

–  Vista la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, y en particular sus artículos 14, 15, 21, 24 y 32,

–  Vista la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, ratificada por la Unión en 2010,

–  Visto el Reglamento (UE) n.º 1288/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de diciembre de 2013, por el que se crea el programa «Erasmus+», de educación, formación, juventud y deporte de la Unión y por el que se derogan las Decisiones n.os 1719/2006/CE, 1720/2006/CE y 1298/2008/CE(1),

–  Vista la Resolución del Consejo relativa a un Plan de Trabajo de la Unión Europea para la Juventud para 2016-2018(2),

–  Vista la Recomendación del Consejo, de 22 de abril de 2013, sobre el establecimiento de la Garantía Juvenil(3),

–  Vistas las Conclusiones del Consejo, de los días 7 y 8 de febrero de 2013, sobre la creación de una «Iniciativa sobre Empleo Juvenil»(4),

–  Vista la Resolución del Consejo, de 27 de noviembre de 2009, relativa a un marco renovado para la cooperación europea en el ámbito de la juventud (2010-2018)(5),

–  Vista la evaluación de la Comisión de la estrategia de la UE para la juventud(6),

–  Vistas las Conclusiones del Consejo, de 12 de mayo de 2009, sobre un marco estratégico para la cooperación europea en el ámbito de la educación y la formación («ET 2020»)(7),

  Vista su Resolución, de 14 de septiembre de 2017, sobre el futuro del programa Erasmus+(8),

  Vista su Resolución, de 2 de febrero de 2017, sobre la aplicación del Reglamento (UE) n.º 1288/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de diciembre de 2013, por el que se crea el programa «Erasmus+», de educación, formación, juventud y deporte de la Unión y por el que se derogan las Decisiones n.os 1719/2006/CE, 1720/2006/CE y 1298/2008/CE(9),

–  Vista la Declaración de París sobre la promoción de la ciudadanía y de los valores comunes de libertad, tolerancia y no discriminación mediante la educación, adoptada con motivo de la reunión informal de los ministros de Educación de la Unión Europea en París el 17 de marzo de 2015,

–  Visto el informe conjunto de 2015 del Consejo y de la Comisión sobre la aplicación del marco renovado para la cooperación europea en el ámbito de la juventud (2010-2018), aprobado por el Consejo el 23 de noviembre de 2015(10),

  Vista la Recomendación del Consejo, de 20 de diciembre de 2012, sobre la validación del aprendizaje no formal e informal(11),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 26 de agosto de 2015, titulada «Proyecto de informe conjunto de 2015 del Consejo y de la Comisión sobre la aplicación del marco estratégico para la cooperación europea en el ámbito de la educación y la formación («ET 2020») – Nuevas prioridades para la cooperación europea en educación y formación» (COM(2015)0408),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 3 de marzo de 2010, titulada «Europa 2020: una estrategia para un crecimiento inteligente, sostenible e integrador» (COM(2010)2020),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 17 de enero de 2018, sobre el Plan de Acción de Educación Digital (COM(2018)0022),

–  Vista su Resolución, de 27 de octubre de 2016, sobre la evaluación de la Estrategia de la UE para la Juventud 2013-2015(12),

–  Vista la Recomendación del Consejo, de 10 de marzo de 2014, sobre un marco de calidad para los períodos de prácticas,

  Vista la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño,

–  Vista la Resolución del Consejo de Europa, de 25 de noviembre de 2008, sobre la política de juventud del Consejo de Europa (CM/Res(2008)23),

–  Vista la Resolución del Consejo de Europa, de 31 de mayo de 2017, sobre el trabajo con jóvenes (CM/Res(2017)4),

  Vista su Resolución, de 12 de abril de 2016, sobre la adquisición de conocimientos acerca de la Unión Europea en la escuela(13),

–  Vista su Resolución, de 8 de septiembre de 2015, sobre el fomento del emprendimiento juvenil a través de la educación y la formación(14),

–  Visto el dictamen del Comité Europeo de las Regiones – Cooperación europea en el ámbito de la juventud (2010-2018)(15),

  Vista su Resolución, de 19 de enero de 2016, sobre el papel del diálogo intercultural, la diversidad cultural y la educación en la promoción de los valores fundamentales de la UE(16),

  Visto el informe alternativo sobre la política de juventud publicado por el Foro Europeo de la Juventud,

–  Vista la Resolución del Foro Europeo de la Juventud sobre la estrategia de la UE para la juventud(17),

–  Visto el documento de posición titulado «Engage. Inform. Empower» (Implicar. Informar. Capacitar) de la Agencia Europea de Información y Asesoramiento para los Jóvenes (ERYICA),

–  Vistos el artículo 52 de su Reglamento interno, así como el artículo 1, apartado 1, letra e), y el anexo 3 de la Decisión de la Conferencia de Presidentes, de 12 de diciembre de 2002, sobre el procedimiento de autorización para la elaboración de informes de propia iniciativa,

–  Vistos el informe de la Comisión de Cultura y Educación y la opinión de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales (A8-0162/2018),

A.  Considerando que el impacto negativo de la recesión en las perspectivas de los jóvenes para desarrollar su pleno potencial continúa sintiéndose en toda la Unión;

B.  Considerando que muchos Estados miembros, en particular los de Europa meridional, aún están lejos de recuperar sus niveles anteriores a la crisis en varios indicadores en materia de juventud, tales como el empleo, el bienestar y la protección social;

C.  Considerando que la reducción de las disparidades es evidente a escala regional en toda la Unión; que numerosas regiones aún cuentan con tasas de empleo inferiores a sus niveles previos a la crisis;

D.  Considerando que el desempleo juvenil ha ido disminuyendo en los últimos años, a pesar de que, según los datos de Eurostat, en enero de 2018 se situaba en el 16,1 %, e incluso superaba el 34 % en algunos Estados miembros; que, si esto se compara con los datos de 2008 (15,6 %), cabe constatar que dicha tasa ha aumentado; que estos valores impiden una solución universal si se quiere aprovechar todo el potencial de los jóvenes; que la tasa de desempleo de los jóvenes en las regiones ultraperiféricas es preocupante y en algunas de ellas asciende a porcentajes superiores al 50 %, como sucede en Mayotte;

E.  Considerando que los grupos desfavorecidos, tales como las minorías étnicas, las personas con necesidades especiales, las mujeres, la comunidad LGBTIQ, los migrantes y los refugiados –quienes se enfrentan a obstáculos para ingresar en el mercado laboral y tener acceso a la cultura, los servicios sociales y la educación– son los más afectados por la crisis socioeconómica;

F.  Considerando que la educación contribuye a minimizar los efectos de las desigualdades socioeconómicas, ofreciendo capacidades y competencias necesarias para reducir la transmisión de desventajas entre generaciones;

G.  Considerando que la ausencia generalizada de inversiones en los jóvenes y en sus derechos impedirá que los jóvenes reivindiquen, ejerzan y defiendan sus derechos, y contribuirá a la agravación de fenómenos como la regresión demográfica, el abandono escolar prematuro, la falta de cualificaciones profesionales y de formación, la entrada tardía en el mercado laboral, la falta de independencia financiera, posibles fallos en el funcionamiento de los sistemas de seguridad social, la inseguridad laboral generalizada y la exclusión social;

H.  Considerando que los problemas a los que se enfrentan los jóvenes en el empleo, la educación y la formación, así como en la participación social y política no son uniformes, y que algunos grupos se ven afectados más que otros de manera desproporcionada; que es necesario redoblar esfuerzos para apoyar a quienes se encuentran más alejados del mercado laboral o completamente apartados del mismo;

I.  Considerando que el mantenimiento de escuelas y centros de enseñanza cercanos a los lugares de residencia en todas las regiones europeas reviste una importancia clave a la hora de dotar de una mejor formación a los jóvenes y que la Unión debe apoyar plenamente a las regiones ante este reto;

J.  Considerando que la educación y, en particular, el diálogo intercultural, la comunicación estratégica y el refuerzo de la cooperación entre Estados miembros deben desempeñar un papel importante en la prevención de la marginalización y la radicalización de los jóvenes y en el aumento de su resiliencia;

K.  Considerando que los jóvenes deben participar activamente en la planificación, el desarrollo, la aplicación, el seguimiento y la evaluación de todas las políticas que les afecten; que el 57 % de las organizaciones juveniles de la Unión considera que la experiencia de los jóvenes no se tiene en cuenta en los procesos de elaboración de las políticas para la juventud(18);

L.  Considerando que es importante que las organizaciones juveniles garanticen un nivel adecuado de representatividad e inclusividad de los jóvenes para ser plenamente legítimas;

M.  Considerando que la estrategia de la UE para la juventud es una estrategia de continuidad, en permanente perfeccionamiento y que sus objetivos siguen siendo muy vastos y ambiciosos; que se registra una falta de parámetros de referencia debidamente establecidos;

N.  Considerando que la estrategia de la UE para la juventud 2010-2018 hace hincapié en la necesidad de un diálogo estructurado entre los jóvenes y los responsables de la toma de decisiones;

O.  Considerando que la estrategia de la UE para la juventud debe tener como máximo objetivo aumentar el número de oportunidades y velar por la igualdad de oportunidades para todos los jóvenes europeos;

P.  Considerando que debe ayudarse y capacitar a los jóvenes para que resuelvan los graves problemas a los que se enfrentan actualmente y puedan hacer frente a los retos que se les planteen en el futuro a través de políticas de juventud más pertinentes, efectivas y mejor coordinadas, una educación mejor y accesible y el uso específico de las políticas económicas, de empleo y sociales a nivel local, regional, nacional y de la Unión;

Q.  Considerando que, en los últimos años, la Unión Europea ha puesto en marcha una serie de iniciativas como la Iniciativa de Empleo Juvenil (IEJ) y la Garantía Juvenil en el marco de su estrategia para la juventud, con los objetivos de crear más igualdad de oportunidades para todos los jóvenes en la educación y en el mercado laboral, y promover su inclusión, empoderamiento y participación activa en la sociedad;

R.  Considerando que existe la necesidad de integrar la acción de la Unión en el ámbito de la juventud a través de la incorporación de la dimensión de la juventud en las políticas y programas de financiación actuales y futuros, en particular en todos los ámbitos políticos principales, como la economía, el empleo y los asuntos sociales, la cohesión, la sanidad, las mujeres, la participación, la migración, la cultura, los medios de comunicación y la educación;

S.  Considerando que es necesario coordinar la implantación de la futura estrategia de la UE para la juventud en distintos sectores políticos e instituciones;

T.  Considerando que debe incluirse una perspectiva de género en la toma de decisiones sobre las políticas de juventud que tenga en cuenta los desafíos y las circunstancias específicos a los que se enfrentan las jóvenes y las niñas en particular procedentes de diferentes contextos culturales y religiosos; que la política de juventud debe incluir medidas que tomen en consideración las cuestiones de género, como la prevención de la violencia contras las mujeres y las niñas, la educación sobre igualdad de género y la educación sexual; que las mujeres tienen, por término medio, 1,4 veces más probabilidades que los hombres de carecer de educación, empleo o formación (nini)(19) y que se precisa un esfuerzo continuado para incrementar los niveles de participación en el mercado de trabajo de las mujeres jóvenes (en particular tras la baja por maternidad y en el caso de las madres solteras), de quienes abandonen prematuramente la escuela o cuenten con baja cualificación, de las jóvenes con discapacidad y de todas aquellas en riesgo de discriminación;

U.  Considerando que se necesitan esfuerzos sostenidos para aumentar la participación de los jóvenes en la sociedad, especialmente en el caso de las personas con discapacidad, migrantes, refugiados, ninis y aquellos en riesgo de exclusión social;

V.  Considerando que la educación es un factor clave para combatir la exclusión social y, por lo tanto, la inversión en capacidades y competencias es fundamental para hacer frente a la elevada tasa de desempleo, sobre todo entre los ninis;

W.  Considerando que el artículo 9 del TFUE establece que, en la definición y ejecución de sus políticas y acciones, la Unión tendrá en cuenta las exigencias relacionadas con la promoción de un nivel de empleo elevado, con la garantía de una protección social adecuada, con la lucha contra la exclusión social y con un nivel elevado de educación, formación y protección de la salud humana;

X.  Considerando que la estrategia de la UE para la juventud sentó una buena base para una cooperación fructífera y significativa en el ámbito de la juventud;

Y.  Considerando que la consecución de los objetivos del último ciclo de tres años de la estrategia de la UE para la juventud (2010-2018) no puede evaluarse debidamente ni con precisión y que la comparación de las respectivas situaciones de los distintos Estados miembros es muy difícil de evaluar debido a la falta de niveles de referencia e indicadores y al solapamiento de los instrumentos de aplicación;

Z.  Considerando que la orientación profesional y el acceso a información relativa a oportunidades laborales e itinerarios educativos son fundamentales para el desarrollo educativo futuro y la transición hacia el mercado laboral;

AA.  Considerando que la Unión, al definir las metas de esta estrategia y al aplicarla y evaluarla, debe trabajar en estrecha cooperación con las autoridades nacionales, regionales y locales;

Desafíos de los jóvenes y lecciones extraídas del proceso actual de formulación de políticas de la Unión relacionadas con la juventud

1.  Lamenta que las medidas de austeridad a largo plazo, en particular los recortes en la financiación de la educación, la cultura y las políticas de juventud, hayan tenido un impacto negativo en los jóvenes y en sus condiciones de vida; advierte de que los jóvenes, especialmente los más desfavorecidos, como los jóvenes con discapacidad, las mujeres jóvenes, las minorías y aquellos con necesidades especiales, se ven gravemente afectados por la creciente desigualdad, el riesgo de exclusión, la inseguridad y la discriminación;

2.  Acoge con satisfacción los logros de la cooperación europea en el ámbito de la juventud, que ha demostrado su capacidad de abordar los problemas a los que se enfrenta la mayoría de los europeos y de apoyar a los responsables políticos nacionales, proporcionándoles conocimientos especializados, recomendaciones y legitimidad, y movilizando con éxito más fondos de la Unión;

3.  Considera que el método abierto de coordinación es un medio apropiado pero insuficiente para elaborar políticas para la juventud, por lo que debe complementarse con otras medidas; reitera su llamamiento en favor del refuerzo de la cooperación y del intercambio de buenas prácticas en cuestiones relativas a la juventud a nivel local, regional, nacional y de la Unión; insta a los Estados miembros a acordar indicadores y criterios de referencia claros que permitan el seguimiento de los progresos realizados;

4.  Reconoce los efectos positivos de la estrategia de la UE para la juventud a través del desarrollo de la labor intersectorial y la aplicación del diálogo estructurado a fin de asegurar la participación de los jóvenes, y considera que es necesario mejorar el nivel general de conciencia respecto a los objetivos y los instrumentos de la estrategia de la UE para la juventud en lo que respecta a los agentes y las partes interesadas correspondientes; señala, en particular, que el enfoque de abajo-arriba utilizado para el diálogo estructurado es un valor añadido que debe preservarse; insta, por tanto, a la Comisión y a los Estados miembros a que tomen en consideración los resultados del sexto ciclo del diálogo estructurado, que se centra en la futura estrategia de la UE para la juventud, a la hora de desarrollar una nueva estrategia;

5.  Sugiere que se asocie a las autoridades locales y regionales en el ámbito de la política para la juventud, especialmente en aquellos Estados miembros en los que tengan competencias en el mismo;

6.  Acoge con satisfacción las iniciativas políticas cuyo objetivo es apoyar a la juventud de la Unión, en particular Invertir en la juventud europea, el Cuerpo Europeo de Solidaridad y la Iniciativa de Empleo Juvenil (IEJ); opina, no obstante, que estos instrumentos deben estar mejor conectados con la estrategia de la UE para la juventud y seguir un enfoque ascendente; pide a la Comisión, por consiguiente, que vincule sistemáticamente todas las propuestas políticas relativas a los jóvenes a la estrategia general y que promueva la participación de todas las partes interesadas pertinentes, tales como los interlocutores sociales y la sociedad civil, siguiendo un enfoque holístico a largo plazo con objetivos bien definidos en el plano horizontal;

7.  Insta a la Comisión a que establezca un grupo de trabajo intersectorial para coordinar la implantación de la futura estrategia de la UE para la juventud en el que participen instituciones de la Unión, incluido el Parlamento, los Estados miembros y la sociedad civil, en particular los sindicatos y las organizaciones juveniles;

8.  Pide a la Comisión que instaure herramientas efectivas de coordinación entre servicios y que adjudique la responsabilidad de la integración del ámbito de la juventud en su conjunto a un vicepresidente de la Comisión Europea;

9.  Anima a los Estados miembros a que utilicen el pilar europeo de derechos sociales como base para la elaboración de textos legislativos para los jóvenes;

10.  Subraya la importancia de promover estilos de vida saludables para prevenir enfermedades y considera necesario proporcionar a la juventud información correcta y ayuda sobre problemas serios en materia de salud mental, como el consumo y la adicción al tabaco, al alcohol y a los estupefacientes;

11.  Destaca la importancia de la evaluación por parte de la Comisión de la aplicación de la estrategia para la juventud en los Estados miembros con el fin de permitir una mayor vigilancia y seguimiento sobre el terreno; insta a la Comisión a que defina los objetivos que debe alcanzar la estrategia de la UE para la juventud, que deben poder evaluarse cualitativa y cuantitativamente, teniendo en cuenta las características específicas de cada Estado miembro o región; pide a la Comisión que aumente la financiación destinada a programas y acciones que preparen a los jóvenes para el mundo del trabajo;

Dar voz a los jóvenes en la estrategia de la UE para la juventud

12.  Recomienda que la futura estrategia de la UE para la juventud sea participativa y se articule en torno a los jóvenes y mejore su bienestar, reflejando las necesidades, las ambiciones y la diversidad de todos los jóvenes de Europa y ampliando su acceso a herramientas creativas que supongan el uso de nuevas tecnologías;

13.  Cree que la Unión debe mostrarse solidaria con los jóvenes y seguir capacitándolos para que participen en la sociedad mediante el desarrollo de medidas específicas, como la integración del voluntariado, el apoyo al trabajo con los jóvenes, la creación de nuevos instrumentos, especialmente los relacionados con las nuevas tecnologías, y la promoción de intercambios basados en la solidaridad, el compromiso con la comunidad, el espacio libre y el diálogo democrático; reconoce, por tanto, la importancia del asociacionismo juvenil como espacio de crecimiento de la persona y de desarrollo del sentido de ciudadanía activa; insta a los Estados miembros a que faciliten la implicación activa de los jóvenes en organizaciones de voluntariado; hace hincapié en que el aumento de la participación de los jóvenes en la sociedad, además de constituir un logro importante por sí mismo, es un peldaño más hacia al incremento de la participación política;

14.  Destaca, en este sentido, el importante papel del aprendizaje no formal e informal, así como la participación en actividades deportivas y de voluntariado, para estimular el desarrollo de competencias y aptitudes cívicas, sociales e interculturales entre los jóvenes europeos;

15.  Pide a los Estados miembros que prevean marcos jurídicos nacionales y recursos financieros adecuados para el voluntariado;

16.  Insta enérgicamente a la Comisión y a los Estados miembros a que animen a los jóvenes, en particular a aquellos con menos oportunidades y a los que están al margen de estructuras organizativas formales, a desempeñar un papel activo y crítico en la vida pública, así como a que adopten un enfoque participativo de la elaboración de políticas con el fin de permitir que los jóvenes influyan en las decisiones que afectan a sus vidas, ofreciéndoles instrumentos democráticos en línea y fuera de línea sin perder de vista las limitaciones y riesgos de las redes sociales e involucrando a las partes interesadas correspondientes, como los interlocutores sociales, la sociedad civil y las organizaciones juveniles, en el desarrollo, la aplicación, el seguimiento y la evaluación de las políticas en materia de juventud;

17.  Insta a los Estados miembros a que animen a los jóvenes a participar plenamente en los procesos electorales;

18.  Expresa la necesidad de proseguir con el diálogo estructurado entre los jóvenes y los responsables de la toma de decisiones en el próximo marco para la cooperación europea en el ámbito de la juventud; considera que el proceso de diálogo estructurado debe aumentar de forma sistemática el número y la diversidad de grupos de jóvenes a los que se dirige y señala que debe proporcionarse a los grupos de trabajo nacionales y europeos el respaldo económico necesario para garantizar que así sea; pide a los Estados miembros que fomenten la participación de los responsables de la toma de decisiones a nivel nacional, regional y local en el diálogo estructurado con los jóvenes;

19.  Insta a los Estados miembros a la transparencia en la rendición de cuentas y la aplicación de los fondos destinados al fomento de oportunidades sostenibles de empleo juvenil; reitera, en consecuencia, la importancia de presentar, siempre que se les soliciten, datos detallados sobre la situación de los jóvenes;

20.  Destaca la falta de comunicación sistemática de información y datos fiables sobre la ejecución de la estrategia de la UE para la juventud; insta, por tanto, a los Estados miembros y a la Comisión a que promuevan una mayor cooperación entre los servicios nacionales y regionales de estadística y a que presenten datos estadísticos pertinentes y actualizados sobre la juventud, que son importantes para comprender el nivel de éxito de la estrategia aplicada; considera que los informes trienales presentados deben ir acompañados por dichos datos estadísticos;

21.  Recuerda que existe una tendencia a la baja en la participación de los jóvenes en elecciones nacionales y locales y que los jóvenes necesitan compromiso político y poder ver el resultado de su contribución; recuerda que las oportunidades para vivir la participación política en su propio entorno y en sus comunidades locales desde pequeños es un factor crucial para aumentar el sentimiento de ciudadanía europea y para que los jóvenes se conviertan en ciudadanos activos; pide, por tanto, a la Comisión y a los Estados miembros que insten a las autoridades regionales y locales a asegurar que los jóvenes y las organizaciones juveniles tengan la oportunidad de participar plenamente y de manera efectiva en la toma de decisiones y en los procesos electorales;

22.  Pide a los Estados miembros que incorporen los consejos nacionales de juventud en las Comisiones de Supervisión e Implantación de la estrategia de la UE para la juventud;

23.  Destaca el potencial de la tecnología para conectar con los jóvenes e insta a la Unión a reforzar la capacidad de los jóvenes para participar en la sociedad a través de plataformas electrónicas;

24.  Lamenta que, a pesar de los continuos esfuerzos de la Comisión por comunicar las oportunidades para jóvenes respaldadas por los distintos programas de la Unión, muchos jóvenes piensan que tienen un acceso limitado a dichas oportunidades; insta a la Comisión a mejorar sus herramientas de comunicación;

Igualdad de oportunidades para garantizar una inclusión sostenible en el mercado laboral

25.  Expresa su gran preocupación por la persistencia de tasas elevadas de desempleo juvenil en toda la Unión, en particular en Europa meridional; recuerda que la creación de puestos de trabajo y el empleo de calidad deben garantizarse y seguir siendo compromisos clave con los jóvenes y solicita, en este sentido, medidas que faciliten la transición de los jóvenes desde la educación al mercado laboral mediante la garantía de prácticas y períodos de formación de calidad; pide a la Comisión y a los Estados miembros que promuevan reformas estructurales del mercado de trabajo, condiciones laborales y remuneración justas con el fin de garantizar que los jóvenes no sean discriminados en el momento de acceder al mundo laboral; destaca la importancia de definir derechos sociales para nuevas formas de empleo, unas prácticas profesionales justas y de garantizar el diálogo social;

26.  Subraya la importancia de que las autoridades nacionales, regionales y locales adopten medidas adaptadas y presten apoyo personalizado para llegar a todos los ninis; recuerda la necesidad de implicar a las partes interesadas locales, como los interlocutores sociales, los sindicatos, la sociedad civil y las organizaciones juveniles;

27.  Aboga por que se tomen medidas especiales para hacer frente a la situación precaria de las jóvenes en el mercado laboral, prestando especial atención a la brecha salarial entre hombres y mujeres y a la sobrerrepresentación de las mujeres en formas atípicas de empleo sin protección social;

28.  Subraya la necesidad de que se promuevan condiciones laborales justas y la protección social adecuada para los trabajadores de las denominadas nuevas formas de empleo, en las que los jóvenes están sobrerrepresentados;

29.  Considera, asimismo, que deben tomarse medidas para integrar a los jóvenes migrantes en el mercado laboral respetando plenamente el principio de igualdad de trato;

30.  Hace hincapié en que una política de juventud inclusiva debe defender y fomentar programas sociales que faciliten la participación política y cultural; considera, por otra parte, que un trabajo digno y regulado, basado en convenios colectivos, con relaciones laborales no precarias, unos sueldos y remuneraciones adecuados, y unos servicios públicos universales y de calidad son importantes para el bienestar social de los jóvenes; pide a la Comisión y a los Estados miembros que promuevan condiciones laborales justas y una protección social adecuada, también con respecto a las nuevas formas de empleo;

31.  Recuerda que el empleo y el espíritu empresarial constituyen una de las ocho prioridades enunciadas en la estrategia de la UE para la juventud (2010-2018); destaca que el trabajo juvenil y el aprendizaje no formal, en particular cuando tienen lugar en las organizaciones juveniles, son decisivos para que los jóvenes desarrollen su potencial, incluidas sus capacidades empresariales, lo que les permite adquirir una extensa serie de competencias que les puede brindar más oportunidades en el mercado laboral;

32.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que fomenten las oportunidades profesionales y ocupacionales transfronterizas, que amplíen y aumenten la inversión en el sector de la educación y la formación profesionales y que lo presenten como una opción educativa atractiva;

33.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que apoyen a las autoridades regionales y locales y que inviertan en nuevas oportunidades de vida para los jóvenes a fin de desarrollar su creatividad y todo su potencial, apoyar el emprendimiento juvenil y fomentar la inclusión social de los jóvenes en beneficio de sus comunidades;

34.  Insta a la Comisión y a los Estados miembros a que adopten un enfoque de la juventud y el empleo basado en los derechos; pide a los Estados miembros que aseguren que los jóvenes tengan acceso a prácticas y empleos de calidad que protejan sus derechos, incluido el derecho a un empleo estable que ofrezca un salario digno, protección social y asegure una vida digna y autónoma;

35.  Insta a la Comisión y a los Estados miembros a que controlen las entidades que promuevan de forma reiterada períodos de prácticas sucesivos, no acompañados de una integración en el mercado de trabajo, a fin de evitar la sustitución de los contratos de trabajo por los llamados períodos de prácticas;

36.  Acoge con satisfacción el hecho de que las medidas de la IEJ hayan prestado apoyo a más de 1,6 millones de jóvenes(20); destaca que son necesarios más esfuerzos y compromisos económicos; insiste en la necesidad de mejorar el acercamiento a los jóvenes ninis que se enfrenten a múltiples obstáculos y de mejorar la calidad de las ofertas en el marco de la Garantía Juvenil mediante la definición de criterios y normas de calidad claros, incluidos el acceso a protección social, el salario mínimo y los derechos laborales; pide a los Estados miembros que mejoren efectivamente los sistemas de supervisión, información y rendimiento y que garanticen que los fondos de la IEJ se utilizan para complementar la financiación nacional y no para sustituirla;

37.  Destaca, asimismo, la necesidad de abordar la calidad de las tutorías y el asesoramiento individual, la calidad y la adecuación de la formación, las prácticas o el trabajo real de cada uno, así como la calidad de los resultados respecto de los objetivos establecidos; subraya, a este respecto, la necesidad de asegurar la aplicación de los marcos de calidad ya existentes, como el Marco Europeo de Calidad, en el marco de la IEJ; opina que los jóvenes también deberían participar en la supervisión de la calidad de las ofertas;

38.   Recuerda que las medidas que promueven la integración en el mercado laboral de los jóvenes sin trabajo ni estudios y que no siguen ninguna formación, incluidos los períodos de prácticas o formación, remunerados o no, deben contar con apoyo económico de la IEJ o de otros instrumentos futuros europeos, evitando toda forma de sustitución del empleo o de abuso de los trabajadores jóvenes;

39.  Señala que el fomento de la iniciativa empresarial entre los jóvenes es una prioridad, y que los sistemas de educación formales y no formales son las intervenciones más efectivas para promover el emprendimiento juvenil; subraya que el emprendimiento es un instrumento para combatir el desempleo juvenil y la exclusión social y para estimular la innovación; opina, por tanto, que la estrategia de la UE para la juventud debe respaldar la creación de un entorno adecuado para el emprendimiento juvenil;

40.  Recuerda que el principal objetivo de la Iniciativa de Empleo Juvenil es llegar a todas las personas nini y, por lo tanto, insta a los Estados miembros a que redoblen sus esfuerzos para identificar y dirigirse a toda la población nini, en particular a los más vulnerables, como los jóvenes con discapacidades, teniendo en cuenta sus necesidades específicas;

41.  Invita a los Estados miembros y a la Comisión a que ofrezcan becas innovadoras y flexibles para fomentar el talento y las capacidades artísticas y deportivas en los ámbitos de la educación y la formación; apoya a los Estados miembros que fomentan la organización de programas de becas para alumnos con habilidades comprobadas en los ámbitos académico, artístico y deportivo;

42.  Subraya que el 38 % de los jóvenes tiene dificultades para acceder a información; destaca la importancia de garantizar un enfoque colectivo para orientar, respaldar e informar a los jóvenes sobre sus derechos y oportunidades;

43.  Destaca, asimismo, la necesidad de que la IEJ se centre no solo en los ninis jóvenes con altos niveles de formación, sino también en aquellos con baja cualificación, inactivos y no inscritos en los servicios públicos de empleo;

44.  Hace hincapié en que, pese a la elevada tasa de desempleo juvenil, la movilidad de los trabajadores en la Unión sigue siendo limitada; recuerda, por tanto, la importancia de la movilidad de los trabajadores para que exista un mercado competitivo; pide a la Comisión y a los Estados miembros, en este sentido, que fomenten las oportunidades profesionales y ocupacionales transfronterizas;

45.  Reitera la importancia que tienen los adultos de más de 55 años en la formación de los jóvenes en el lugar de trabajo; defiende, igual que la Comisión, la creación de programas que posibiliten a esas personas una salida gradual del mercado de trabajo hasta la edad de la jubilación, en particular pasando al trabajo a tiempo parcial, de modo que puedan formar a los jóvenes en el puesto de trabajo y acompañar su integración gradual;

46.  Subraya el papel fundamental de las empresas en cuanto a la adquisición de competencias y a la creación de puestos de trabajo para jóvenes; señala que la educación y la formación en sectores relacionados con el fomento del espíritu emprendedor pueden contribuir a lograr un desarrollo a largo plazo, a promover la competitividad europea y a combatir el desempleo;

47.  Insta a los Estados miembros a que indiquen, en sus planes de acción, el impacto esperado de las medidas que van a adoptar; hace hincapié, por tanto, en la importancia de que los Estados miembros ofrezcan garantías de que sus medidas promueven en efecto el empleo sostenible; reitera la necesidad de medir la sostenibilidad de las políticas que van a aplicarse;

Desarrollo sostenible: el futuro de los jóvenes

48.  Tiene la firme convicción de que la educación formal, no formal e informal de calidad y la formación de calidad representan un derecho fundamental; considera, por tanto, que el acceso a la educación de todos los niveles debe estar garantizado para todos los europeos, sin importar su nivel socioeconómico, origen étnico o género, discapacidad física o cognitiva; destaca el importante papel que desempeña la educación formal, no formal e informal en proporcionar a los jóvenes el conocimiento, las capacidades y las competencias para convertirse en ciudadanos comprometidos y participar en el proyecto europeo; pide, por tanto, a los Estados miembros que desarrollen políticas específicas y fomenten, en este sentido, la misma consideración para la educación artística y creativa y para las disciplinas científicas y tecnológicas (STEM) en los planes de estudios;

49.  Subraya la importancia de modernizar la educación; pide a la Comisión y a los Estados miembros que estimulen la inclusión de nuevas capacidades y competencias en educación, como la ciudadanía, el pensamiento crítico y el espíritu empresarial y que promuevan el desarrollo de nuevas herramientas educativas que aumenten la participación en la educación y su accesibilidad;

50.  Se muestra profundamente preocupado por el problema particularmente grave de la pobreza infantil, que afecta a hasta 25 millones de niños en la Unión (más del 26,4 % de todos los europeos menores de 18 años) provenientes de familias que sufren a diario por la falta de ingresos suficientes y servicios básicos; considera que las políticas de juventud pueden contribuir a ámbitos como la infancia y la política familiar; pide a la Comisión que cree una Garantía Infantil como una herramienta a largo plazo para ofrecer igualdad de oportunidades a todos los niños de la Unión con su plan de financiación específico para garantizar que todos los niños en situación de pobreza tengan acceso a asistencia sanitaria gratuita, educación gratuita, asistencia infantil gratuita, una vivienda digna y una alimentación adecuada;

51.  Se muestra profundamente preocupado por el fenómeno del abandono escolar prematuro y pide, en consecuencia, soluciones adecuadas para afrontarlo de cara a conseguir los objetivos de la Estrategia Europa 2020;

52.  Anima a la Comisión a que apoye las iniciativas cuyo objetivo es fomentar una ciudadanía activa y crítica, el respeto, la tolerancia, los valores y el aprendizaje intercultural y destaca, en este sentido, el papel fundamental de programas de la Unión, como Erasmus+, Europa Creativa y Europa para los Ciudadanos; pide a la Comisión y a los Estados miembros que promuevan espacios para el diálogo con los jóvenes sobre una variedad de temas, tales como sexo, género, política, solidaridad, medio ambiente, derecho, historia y cultura;

53.  Tiene la firme convicción de que la alfabetización, incluida la alfabetización digital y mediática, la aritmética, y las capacidades básicas que son un vehículo clave para asegurar la autonomía y un futuro prometedor para los jóvenes, deben ser una prioridad a nivel europeo, nacional y local; insta a la Comisión y a los Estados miembros, por consiguiente, a que redoblen sus esfuerzos para brindar a todos las capacidades y competencias básicas de aprendizaje;

54.  Insta a la Comisión a que fomente iniciativas de educación formal y aprendizaje informal para apoyar la innovación, la creatividad y el emprendimiento de los jóvenes, así como para impulsar la cohesión y el entendimiento entre jóvenes de distintos grupos;

55.  Señala, con gran preocupación al respecto, el gran número constante de ciudadanos europeos con bajos niveles de alfabetización o problemas de alfabetización que sigue existiendo, incluido el analfabetismos funcional, digital y mediático, lo cual supone un problema serio en términos de participación adecuada en la vida pública y en el mercado laboral;

56.  Recuerda que el primer principio del pilar europeo de derechos sociales declara que toda persona tiene derecho a una educación, formación y aprendizaje permanente inclusivos y de calidad, a fin de mantener y adquirir capacidades que permitan a todo el mundo participar plenamente en la sociedad y gestionar con éxito las transiciones en el mercado laboral; insiste, por tanto, en la importancia de priorizar y garantizar la inversión social en educación y formación en el nuevo período de programación del MFP para 2021-2027;

57.  Tiene la firme convicción de que el marcador social, introducido en el marco del pilar europeo de derechos sociales, debe utilizarse para hacer un seguimiento de la estrategia de la UE para la juventud; pide a la Comisión que adopte un conjunto de indicadores específicos para hacer un seguimiento de la estrategia, tales como educación, capacidades y aprendizaje permanente, igualdad de género en el mercado laboral, asistencia sanitaria, acceso al medio digital, condiciones de vida y pobreza;

58.  Destaca el importante papel de la familia y los docentes en apoyar a los jóvenes que experimentan el acoso escolar y el ciberacoso; insta a la Comisión y a los Estados miembros a que tomen medidas para abordar estos tipos de comportamiento que afectan el bienestar psíquico de los jóvenes, en particular mediante el desarrollo de competencias digitales adecuadas desde la enseñanza primaria, tal como prevé el Plan de Acción de Educación Digital;

59.  Considera que para mejorar la eficacia de las acciones en materia de educación, juventud y deportes es necesario desarrollar objetivos e instrumentos comunes para evaluar los efectos de las políticas, tomando como base los estudios internacionales;

60.  Señala las consecuencias nocivas del estrés en el bienestar de los jóvenes, en la educación, la formación y en el mercado laboral, así como en sus vidas personales; pide a la Comisión y a los Estados miembros que inviertan en programas de salud mental y que animen a los agentes pertinentes a que ayuden a los jóvenes a este respecto;

61.  Subraya la importancia de velar por el bienestar físico y mental de los jóvenes europeos; pide a la Comisión y a los Estados miembros que impulsen actividades deportivas extracurriculares y que sensibilicen por medio de campañas sobre nutrición;

62.  Subraya la importancia de fomentar el diálogo intercultural en el deporte, también mediante la creación de plataformas que impliquen a jóvenes, refugiados y migrantes;

63.  Opina que, dada la complejidad de las políticas de juventud y sus efectos, debe promoverse la cooperación en el campo de la investigación a fin de desarrollar respuestas integradas, basadas en hechos, así como soluciones de intervención y prevención, que mejoren el bienestar y la autonomía de los jóvenes;

64.  Destaca la importancia de la cultura, no solo para combatir la violencia, el racismo, la radicalización y la intolerancia, sino también para desarrollar una identidad europea; pide a la Comisión y a los Estados miembros que promuevan e inviertan en la cultura y que aseguren la igualdad en su acceso;

65.  Resalta que las organizaciones juveniles desempeñan un papel crucial para la participación y la inclusión de los jóvenes en la sociedad; pide, por tanto, a los Estados miembros que apoyen a las organizaciones juveniles y que reconozcan su función en el desarrollo de competencias y de inclusión social, y que apoyen la formación de consejos de juventud a todos los niveles, trabajando codo con codo con los jóvenes;

66.  Insiste en la importancia de validar el aprendizaje no formal e informal para capacitar a los que aprenden, ya que es fundamental para la formación de una sociedad basada en la justicia social y la igualdad de oportunidades y contribuye al desarrollo de capacidades de ciudadanía y a la realización personal; lamenta que los empresarios y los proveedores de educación formal no reconozcan de manera suficiente el valor y la pertinencia de las capacidades, las competencias y los conocimientos adquiridos a través del aprendizaje no formal e informal; señala que el grado insuficiente de comparabilidad y de coherencia entre los enfoques de validación de los Estados miembros de la Unión supone un obstáculo adicional; pide a los Estados miembros que continúen con sus esfuerzos para implantar un sistema nacional de reconocimiento y validación y que garanticen la financiación adecuada de las competencias adquiridas a través de la educación no formal, haciéndose eco de la Recomendación del Consejo, de 20 de diciembre de 2012, sobre la validación del aprendizaje no formal e informal(21);

Mayor armonización y apoyo de los instrumentos de financiación para la estrategia de la UE para la juventud

67.  Considera que la estrategia de la UE para la juventud debe seguir el MFP y respetar los objetivos de desarrollo sostenible y todas las iniciativas emblemáticas pertinentes, los programas y las estrategias políticas, estableciendo un diálogo sistemático entre los respectivos organismos, objetivos y metas claros y un mecanismo de coordinación pertinente;

68.  Recuerda que, en el ámbito de la juventud, la Unión solo puede llevar a cabo acciones que apoyen, coordinen y complementen las actividades de los Estados miembros en consonancia con el principio de subsidiariedad; señala la importancia de la coherencia de la financiación nacional y de la Unión y, por lo tanto, insta a la Comisión a que facilite sinergias con las iniciativas nacionales, regionales y locales para evitar la duplicación, el solapamiento o la repetición de actividades;

69.  Insta a los Estados miembros y a la Comisión a que aumenten la inversión pública en educación y en cuestiones relacionadas con la juventud;

70.  Cree firmemente que los fondos disponibles para apoyar diversas iniciativas y políticas relacionadas con la juventud, tales como el programa Erasmus+, la IEJ y el programa Europa para los Ciudadanos, deben aumentar considerablemente en el siguiente MFP con el fin de dar más oportunidades a los jóvenes y evitar la exclusión;

71.  Acoge con satisfacción el Cuerpo Europeo de Solidaridad, un programa para fomentar la solidaridad entre los jóvenes europeos, el voluntariado y el desarrollo de una ciudadanía solidaria; recuerda la posición del Parlamento de cara a financiar adecuadamente la nueva iniciativa a través de nuevos recursos y a no instrumentalizar el programa como opción para combatir el desempleo juvenil;

72.  Está convencido de que el programa Europa para los Ciudadanos debe seguir promoviendo la ciudadanía activa, la educación cívica y el diálogo y generando un sentimiento de identidad europea; señala el bajo índice de éxito del programa debido a la falta de financiación; pide un incremento sustancial de su asignación de fondos;

73.  Insta a la Comisión a que mantenga el programa Erasmus para Jóvenes Emprendedores; pide a los Estados miembros y a la Comisión que se comprometan a promover conjuntamente este programa en las cámaras de comercio y entre empresas y jóvenes, sin descuidar sus principales ámbitos de actividad;

74.  Reitera su apoyo a fortalecer el programa Europa Creativa, que ofrece programas de movilidad específicos para artistas y profesionales jóvenes que trabajan en los sectores cultural y creativo;

75.  Destaca la importancia del programa Erasmus+: una herramienta fundamental para crear ciudadanos jóvenes activos y comprometidos; tiene la firme convicción de que Erasmus+ debe dirigirse a todos los jóvenes, incluidos aquellos con menos oportunidades, y que las grandes aspiraciones para el próximo período de programación de Erasmus+ deben recibir una financiación adicional considerable para liberar el pleno potencial del programa y prever una simplificación de los procedimientos mediante la creación de sistemas electrónicos para el acceso a los servicios transfronterizos y a los datos de los estudiantes, como el proyecto de tarjeta electrónica europea;

76.  Aboga por una mejor armonización entre la estrategia de la UE para la juventud y Erasmus+, a través de la concordancia de los marcos temporales de implantación, de la modificación del Reglamento relativo a Erasmus+ con el fin de respaldar de forma clara los objetivos de la Estrategia por medio de «objetivos juveniles» comunes y de la definición de la acción clave 3 como las herramientas de ejecución principales;

77.  Destaca que el presupuesto de la IEJ no es suficiente para asegurar que el programa alcance sus objetivos; pide, por consiguiente, un aumento considerable de la asignación de fondos para la IEJ en el marco del próximo MFP, y que los Estados miembros prevean medidas a favor de programas de empleo juvenil en sus presupuestos nacionales; insiste en la necesidad de ampliar la edad límite de los veinticinco a los veintinueve años a fin de reflejar mejor la realidad de que muchos nuevos titulados y personas que buscan su primer empleo están cerca de los treinta años;

78.  Defiende la armonización en toda la Unión Europea, sin perjuicio del principio de subsidiariedad, del concepto de joven por lo que se refiere al límite de edad; alienta a todos los Estados miembros a que contribuyan a dicha armonización, eliminando obstáculos a la medición de los resultados y la definición de los objetivos que deben alcanzarse;

79.  Anima a que se promueva el uso del futuro Programa Marco de Investigación e Innovación de la Unión para desarrollar respuestas y soluciones de intervención y prevención integradas y contrastadas que fomenten el bienestar y la resiliencia de los jóvenes;

80.  Toma nota de las conclusiones y los riesgos que sugieren que las autoridades nacionales consideran que las acciones gestionadas por la Comisión (incluidos los programas de intercambio de estudiantes) cumplen los requisitos de la estrategia de la UE para la juventud y que algunos Estados miembros están retirando sus recursos de los ámbitos políticos que reciben el apoyo del presupuesto de la Unión(22);

o

o  o

81.  Encarga a su presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión, así como a los Gobiernos y Parlamentos de los Estados miembros.

(1)

DO L 347 de 20.12.2013, p. 50.

(2)

DO C 417 de 15.12.2015, p. 1.

(3)

DO C 120 de 26.4.2013, p. 1.

(4)

EUCO 37/13.

(5)

DO C 311 de 19.12.2009, p. 1.

(6)

http://ec.europa.eu/assets/eac/dgs/education_culture/more_info/evaluations/docs/youth/youth-strategy-2016_en.pdf

(7)

DO C 119 de 28.5.2009, p. 2.

(8)

Textos Aprobados, P8_TA(2017)0359.

(9)

Textos aprobados, P8_TA(2017)0018.

(10)

DO C 417 de 15.12.2015, p. 17.

(11)

DO C 398 de 22.12.2012, p. 1.

(12)

Textos Aprobados, P8_TA(2016)0426.

(13)

Textos Aprobados, P8_TA(2016)0106.

(14)

DO C 316 de 22.9.2017, p. 76.

(15)

DO C 120 de 5.4.2016, p. 22.

(16)

DO C 11 de 12.1.2018, p. 16.

(17)

https://www.youthforum.org/sites/default/files/publication-pdfs/Resolution_EU_Youth_Strategy_FINAL%281%29.pdf

(18)

Informe alternativo sobre la política de juventud publicado por el Foro Europeo de la Juventud.

(19)

Panorama de la Sociedad 2016 — Indicadores sociales de la OCDE.

(20)

Resolución del Parlamento Europeo, de 18 de enero de 2018, sobre la aplicación de la Iniciativa de Empleo Juvenil en los Estados miembros, P8_(TA(2018)0018).

(21)

DO C 398 de 22.12.2012, p. 1.

(22)

http://www.europarl.europa.eu/RegData/etudes/STUD/2018/615645/EPRS_STU(2018)615645_EN.pdf


OPINIÓN de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales (28.3.2018)

para la Comisión de Cultura y Educación

sobre la aplicación de la estrategia de la UE para la juventud

(2017/2259(INI))

Ponente de opinión: João Pimenta Lopes

SUGERENCIAS

La Comisión de Empleo y Asuntos Sociales pide a la Comisión de Cultura y Educación, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

A.  Considerando que el desempleo juvenil ha ido disminuyendo en los últimos años, a pesar de que, según los datos de Eurostat, en enero de 2018 se situaba en el 16,1 %, e incluso superaba el 34 % en algunos Estados miembros; que, si esto se compara con los datos de 2008 (15,6 %), cabe constatar que dicha tasa ha aumentado; que estos valores impiden una solución universal si se quiere aprovechar todo el potencial de los jóvenes; que la tasa de desempleo de los jóvenes en las regiones ultraperiféricas es preocupante y en algunas de ellas asciende a porcentajes superiores al 50 %, como sucede en Mayotte;

B.  Considerando que el porcentaje de jóvenes que viven en situación de pobreza y de exclusión social ha aumentado; que, en 2016, había en la Unión más de 6 millones de jóvenes de 15 a 24 años que no estudiaban, ni trabajaban ni seguían formación alguna («ninis»);

C.  Considerando que las propias instituciones europeas no crean puestos de trabajo en las regiones y, por tanto, un objetivo manifiesto de la iniciativa juvenil debe ser favorecer a las regiones así como a la clase media de forma generalizada para garantizar el empleo duradero para los jóvenes;

D.  Considerando que la estrategia de la UE para la juventud debe tener como máximo objetivo aumentar el número de oportunidades y velar por la igualdad de oportunidades para todos los jóvenes europeos;

E.  Considerando que la economía de la Unión está creciendo de nuevo y que las disparidades han empezado a reducirse;

F.  Considerando que la reducción de las disparidades es evidente a escala regional en toda la Unión; que numerosas regiones aún cuentan con tasas de empleo inferiores a sus niveles previos a la crisis;

G.  Considerando que en 2016 el porcentaje de ninis se situaba en el 15,6 %;

H.  Considerando que la lucha contra la pobreza y la exclusión social compete principalmente a los Estados miembros y que la Unión desempeña un importante papel de apoyo y coordinación;

I.  Considerando que la estrategia de la UE para la juventud es una estrategia de continuidad, en permanente perfeccionamiento y que sus objetivos siguen siendo muy vastos y ambiciosos; que se registra una falta de parámetros de referencia debidamente establecidos;

J.  Considerando que la educación contribuye a minimizar los efectos de las desigualdades socioeconómicas, ofreciendo capacidades y competencias necesarias para reducir la transmisión de desventajas entre generaciones;

K.  Considerando que la ausencia generalizada de inversiones en los jóvenes y en sus derechos impedirá que los jóvenes reivindiquen, ejerzan y defiendan sus derechos, y contribuirá a la agravación de fenómenos como la regresión demográfica, el abandono escolar prematuro, la falta de cualificaciones profesionales y de formación, la entrada tardía en el mercado laboral, la falta de independencia financiera, posibles fallos en el funcionamiento de los sistemas de seguridad social, la inseguridad laboral generalizada y la exclusión social;

L.  Considerando que, en los últimos años, la Unión Europea ha puesto en marcha una serie de iniciativas, como la Iniciativa de Empleo Juvenil (IEJ) y la Garantía Juvenil en el marco de su estrategia para la juventud, con los objetivos de crear más igualdad de oportunidades para todos los jóvenes en la educación y en el mercado laboral, y promover su inclusión, capacitación y participación activa en la sociedad;

M.  Considerando que los problemas a los que se enfrentan los jóvenes en el empleo, la educación y la formación, así como en la participación social y política no son uniformes, y que algunos grupos se ven afectados más que otros de manera desproporcionada; que es necesario redoblar esfuerzos para apoyar a quienes se encuentran más alejados del mercado laboral o completamente apartados del mismo;

N.  Considerando que el mantenimiento de escuelas y centros de enseñanza cercanos a los lugares de residencia en todas las regiones europeas reviste una importancia clave a la hora de dotar de una mejor formación a los jóvenes y que la Unión debe apoyar plenamente a las regiones ante este reto;

O.  Considerando que una mano de obra altamente cualificada y un entorno empresarial atractivo permiten disfrutar de un mayor crecimiento;

P.  Considerando que la orientación profesional y el acceso a información relativa a oportunidades laborales e itinerarios educativos son fundamentales para el desarrollo educativo futuro y la transición hacia el mercado laboral;

Q.  Considerando la apremiante necesidad de dar voz a los jóvenes europeos, tanto a través de un diálogo estructurado que funcione bien como a través de otros formatos;

R.  Considerando que la Unión, al definir las metas de esta estrategia y al aplicarla y evaluarla, debe trabajar en estrecha cooperación con las autoridades nacionales, regionales y locales;

1.  Hace hincapié en que una política de juventud inclusiva debe defender y fomentar programas sociales que faciliten la participación política y cultural; considera, por otra parte, que un trabajo digno y regulado, basado en convenios colectivos, con relaciones laborales no precarias, unos sueldos y remuneraciones adecuados, y unos servicios públicos universales y de calidad son importantes para el bienestar social de los jóvenes; pide a la Comisión y a los Estados miembros que promuevan condiciones laborales justas y una protección social adecuada, también con respecto a las nuevas formas de empleo;

2.  Insta a los Estados miembros a que promuevan activamente los principios de inclusión en el trabajo con los jóvenes, haciendo especial hincapié en la integración laboral de los jóvenes con discapacidad, haciendo de su participación un objetivo para el éxito de los programas dedicados a la juventud; reconoce que el actual desarrollo tecnológico ofrece a los estudiantes con discapacidad nuevas posibilidades de adquirir conocimientos y capacidades tanto de manera formal como no formal;

3.  Insta a que se mantengan programas clave como Erasmus +, Erasmus para Jóvenes Emprendedores y la Iniciativa de Empleo Juvenil; defiende que estos se adecuen a las distintas realidades de los jóvenes de la Unión, para que todos puedan tener igualdad de oportunidades; advierte de la realidad de los jóvenes de las regiones ultraperiféricas, cuyas características específicas les impiden en muchas ocasiones el aprovechamiento de estos programas; reconoce la importancia del programa Erasmus + para mejorar la educación y la empleabilidad de los jóvenes, que dota a los jóvenes de aptitudes y competencias para la vida y plantea otras posibilidades laborales en el extranjero; reclama un aumento de la financiación de este programa en el próximo marco financiero plurianual (MFP);

4.  Reconoce que en los últimos años se ha reducido el número de jóvenes que han abandonado prematuramente la escuela, acercándose al objetivo de la Estrategia Europa 2020; pide a los Estados miembros, no obstante, que realicen políticas dirigidas a los jóvenes pertenecientes a familias más excluidas, como las pertenecientes a minorías étnicas, en particular la comunidad romaní, con niveles de educación más bajos o que se encuentren en riesgo de pobreza y exclusión social, ya que una mayor educación contribuye a romper el círculo vicioso de la pobreza;

5.  Destaca que se puede invertir más tanto en la movilidad interior como en la movilidad transfronteriza con el objetivo de reducir el desempleo juvenil; aboga por adecuar mejor la oferta y las capacidades a la demanda laboral facilitando la movilidad entre las regiones, incluidas las transfronterizas;

6.  Toma nota de las conclusiones de la evaluación intermedia de la estrategia de la UE para la juventud, destacando que dicha estrategia ha logrado la puesta en marcha de cambios concretos a nivel nacional y organizativo, ha fomentado la cooperación intersectorial, el aprendizaje mutuo y el diálogo estructurado con los jóvenes y ha dado un impulso a los programas juveniles nacionales, reforzando o reorientando las prioridades de la política de la juventud en varios Estados miembros;

7.  Lamenta el elevado porcentaje de ninis y subraya que el empleo, la educación y la formación de los jóvenes deben constituir una de las más altas prioridades políticas para la Unión;

8.  Insiste en el papel crucial de las actividades de voluntariado para el desarrollo de las capacidades; hace hincapié en que es necesario validar mejor las capacidades obtenidas a través del voluntariado;

9.  Insta a la Comisión a que mantenga el programa Erasmus para Jóvenes Emprendedores; pide a los Estados miembros y a la Comisión que se comprometan a promover conjuntamente este programa en las cámaras de comercio y entre empresas y jóvenes, sin descuidar sus principales ámbitos de actividad;

10.  Reclama una mejor promoción de las oportunidades de voluntariado existentes y una mejor concienciación sobre las mismas;

11.  Cree que el método abierto de coordinación podría seguir aplicándose con posterioridad al período actual para la cooperación en materia de política juvenil, a fin de establecer una agenda común, intercambiar mejores prácticas y mejorar la elaboración de políticas basadas en el conocimiento; considera, no obstante, que es necesario simplificar y armonizar los ámbitos de actuación y las iniciativas de la estrategia actual, y que es preciso mejorar sus mecanismos de seguimiento y notificación de resultados, para que sean más específicos y ambiciosos;

12.  Celebra los buenos resultados de la Garantía Juvenil, al tiempo que resalta el preocupante número de jóvenes ninis que sigue habiendo en la Unión; insta, por tanto, a la Comisión a que refuerce la Garantía Juvenil y siga aplicándola, y a que reproduzca sus resultados en los Estados miembros en los que todavía no se ha aplicado;

13.  Comparte la opinión de que las políticas de juventud no pueden prosperar en economías estancadas y que se correlacionan con economías sólidas con condiciones propicias al empleo(1);

14.  Reitera la importancia del enfoque intersectorial de la estrategia para la juventud, como forma de integrar la dimensión juvenil y crear sinergias en otros ámbitos políticos pertinentes, como el empleo, la educación y la formación; considera que la integración de la estrategia para la juventud con otras iniciativas conexas a escala de la Unión podría mejorarse;

15.  Insta a la Comisión a que instituya una plataforma en línea dirigida a los jóvenes, en la que puedan denunciar, de forma anónima, infracciones cometidas por las entidades promotoras de los programas, presentar sugerencias de modificación y consultar dudas; insiste en la necesidad de garantizar la misma implicación de entidades promotoras y empleadores, poniendo a disposición un espacio para aclarar dudas y compartir buenas prácticas también en esta plataforma;

16.  Insta a la Comisión a que mejore la calidad de la formación profesional y aumente la sensibilización al respecto en los Estados miembros, ya que esta constituye una alternativa esencial a la enseñanza superior;

17.  Hace hincapié en el valor del diálogo estructurado con los jóvenes y las organizaciones juveniles (incluidos los consejos juveniles nacionales) como medio para establecer estructuras y procesos para su participación activa en la planificación, aplicación y evaluación de las políticas y programas dedicados a la juventud, para la creación de un programa común, el intercambio de buenas prácticas y la mejora de la elaboración de políticas basadas en el conocimiento; anima a que se fomente la inclusión de grupos vulnerables (por ejemplo, los ninis; los migrantes y refugiados; los jóvenes con discapacidad, y los jóvenes que abandonan la escuela prematuramente); hace hincapié en que es necesario considerar la posibilidad de crear una línea telefónica directa de la Unión contra la violación de los derechos de los jóvenes, para que estos puedan comunicar directamente a la Comisión toda experiencia negativa relacionada con su participación en medidas de la IEJ y de la Garantía Juvenil; subraya la importancia de la conferencia sobre la futura estrategia de la UE para la juventud celebrada en 2017; pide a la Comisión que vuelva a organizar este evento con frecuencia a fin de compartir buenas prácticas en la aplicación de los programas para la juventud y para fomentar la comunicación entre las asociaciones de jóvenes, los empresarios y los gobiernos nacionales y locales;

18.  Destaca la importancia de la evaluación por parte de la Comisión de la aplicación de la estrategia para la juventud en los Estados miembros con el fin de permitir una mayor vigilancia y seguimiento sobre el terreno; insta a la Comisión a que defina los objetivos que debe alcanzar la estrategia de la UE para la juventud, que deben poder evaluarse cualitativa y cuantitativamente, teniendo en cuenta las características específicas de cada Estado miembro o región; pide a la Comisión que aumente la financiación destinada a programas y acciones que preparen a los jóvenes para el mundo del trabajo;

19.  Insta a la Comisión a que refuerce las medidas de vigilancia y seguimiento a fin de velar por que los programas europeos destinados a los jóvenes no tengan el efecto contrario al pretendido y no creen empleos precarios; insta a la Comisión, por otra parte, a que aplique políticas económicas y de empleo con el objetivo de crear más y mejores empleos para los jóvenes; defiende, por tanto, que una auténtica estrategia de la UE para la juventud no solo se centre en el empleo de los jóvenes, sino que también apoye la creación de empleos dignos y de calidad;

20.  Hace hincapié en que la IEJ es el programa de la Unión más visible de apoyo a la inclusión de los jóvenes en el mercado laboral en Europa, e insiste en su continuación y en la ampliación de su alcance –también aclarando los objetivos y garantizando la transparencia de los resultados– en el próximo período de programación; se congratula del aumento de los fondos destinados a la IEJ, si bien reconoce que sus recursos siguen siendo insuficientes para garantizar a todos los ninis una plaza de formación profesional, de prácticas o una actividad de formación continua; pide a los Estados miembros a este respecto que los recursos disponibles del FSE no sustituyan al gasto público; pide, en consecuencia, que se aumente la dotación de la IEJ para el próximo MFP garantizando al mismo tiempo la asignación de fondos rápida y simplificada y una financiación estable;

21.  Resalta la constante transformación a que está sujeto el mercado de trabajo; aboga por que la transición hacia el mercado laboral se vea facilitada por un sistema de educación y formación que eduque a las personas de modo integrado, apoyando a los alumnos para que encuentren sus propios métodos de aprendizaje, garantizando que adquieran competencias transversales y competencias que incluyan capacidades básicas y no cognitivas, así como competencias clave orientadas al futuro, a fin de facilitar la integración laboral y la versatilidad en la vida profesional, sin recurrir a una especialización precoz sino alentando también la capacidad de diversificar las cualificaciones; pide que se preste especial atención a la promoción de las competencias lingüísticas y las oportunidades profesionales y de formación transfronterizas así como a la movilidad entre los jóvenes; pide una mayor coordinación entre los servicios públicos de empleo, los interlocutores sociales y los proveedores de educación, así como un mejor reconocimiento y validación de títulos y de competencias, incluido el aprendizaje no formal; destaca especialmente el modelo de formación en alternancia que, aunque no es suficientemente conocido, puede realizar una gran contribución a la formación de especialistas en profesiones con escasez de personal mediante una transición fluida de la escuela y la formación a la vida profesional;

22.  Recuerda que el empleo y el espíritu empresarial constituyen una de las ocho prioridades enunciadas en la estrategia de la Unión Europea para la juventud (2010-2018); destaca que el trabajo juvenil y el aprendizaje no formal, en particular cuando tienen lugar en las organizaciones juveniles, son decisivos para que los jóvenes desarrollen su potencial, incluidas sus capacidades empresariales, lo que les permite adquirir una extensa serie de competencias que les puede brindar más oportunidades en el mercado laboral;

23.  Hace hincapié en que, pese a la elevada tasa de desempleo juvenil, la movilidad de los trabajadores en la Unión sigue siendo limitada; recuerda, por tanto, la importancia de la movilidad de los trabajadores para que exista un mercado competitivo; pide a la Comisión y a los Estados miembros, en este sentido, que fomenten las oportunidades profesionales y ocupacionales transfronterizas;

24.  Reitera la importancia que tienen los adultos de más de 55 años en la formación de los jóvenes en el lugar de trabajo; defiende, igual que la Comisión, la creación de programas que posibiliten a esas personas una salida gradual del mercado de trabajo hasta la edad de la jubilación, en particular pasando al trabajo a tiempo parcial, de modo que puedan formar a los jóvenes en el puesto de trabajo y acompañar su integración gradual;

25.  Subraya el papel fundamental de las empresas en cuanto a la adquisición de competencias y a la creación de puestos de trabajo para jóvenes; señala que la educación y la formación en sectores relacionados con el fomento del espíritu emprendedor pueden contribuir a lograr un desarrollo a largo plazo, a promover la competitividad europea y a combatir el desempleo;

26.  Hace hincapié en la necesidad de luchar contra el abandono escolar prematuro determinando las carencias del sistema escolar y de la sociedad, apoyando a los alumnos para que encuentren sus propios métodos de aprendizaje, aplicando planes de estudio adecuados y atractivos y haciendo realidad un sistema de orientación firme y bien desarrollado con servicios de asesoramiento y orientación de calidad para todos los estudiantes; subraya que un enfoque educativo global e inclusivo es fundamental para que todos los estudiantes se sientan bienvenidos e incluidos, y se involucren en su educación;

27.  Pide a la Comisión que garantice, en el marco de la futura estrategia para la juventud y el MFP posterior a 2020, un aumento de los fondos, las competencias y la cobertura de los programas destinados a fomentar la educación, la formación, la creación de empleos y la inclusión social para los jóvenes, incluidos los jóvenes con discapacidad, garantizando al mismo tiempo que dicha financiación no contribuya a crear prácticas no remuneradas o empleos precarios, ni a sustituir puestos de trabajo permanentes por puestos temporales o prácticas; subraya la necesidad de ofrecer contenidos de aprendizaje y formación adecuados y condiciones laborales dignas en los períodos de prácticas y aprendizaje, a fin de garantizar su función crucial en la transición desde la educación a la vida profesional; considera que, a fin de garantizar la calidad de los puestos que se ofrecen, además de una orientación y una supervisión específicas, la existencia de un contrato de aprendizaje o de prácticas definirá las funciones y responsabilidades de todas las partes especificando la duración, los objetivos de aprendizaje y las tareas correspondientes a las capacidades claramente identificadas que se deben desarrollar, la situación profesional, la remuneración o compensación adecuada, también para las horas extraordinarias, los sistemas de protección y seguridad social de conformidad con la legislación nacional aplicable, los convenios colectivos aplicables, o ambos;

28.  Insta a los Estados miembros a que supervisen la aplicación eficaz de la Garantía Juvenil poniendo en marcha, por ejemplo, sistemas de orientación permanente adaptados a las necesidades de cada persona que puedan ayudar a esta en todas las etapas de su vida a tomar decisiones en materia de educación, formación y empleo y a gestionar el itinerario de su vida personal en contextos de aprendizaje, trabajo y de otro tipo; recuerda que la participación de las organizaciones juveniles en la evaluación, ejecución y comunicación de la Garantía Juvenil es esencial para el éxito de esta y fomenta la inscripción de los desempleados;

29.  Anima a lograr la sólida participación de las ONG, las autoridades locales y regionales a la hora de ayudar a los jóvenes y a los grupos especialmente vulnerables (por ejemplo, los ninis, los migrantes y refugiados, los jóvenes con discapacidad y los jóvenes que abandonan la escuela), a encontrar empleo retribuido, educación o formación, y ayudándoles a participar en la toma de decisiones políticas y en la sociedad civil;

30.  Opina que, dada la complejidad de las políticas de juventud y sus efectos, debe promoverse la cooperación en el campo de la investigación a fin de desarrollar respuestas integradas, basadas en hechos, así como soluciones de intervención y prevención, que mejoren el bienestar y la autonomía de los jóvenes;

31.  Toma nota de las conclusiones y los riesgos que sugieren que las autoridades nacionales consideran que las acciones gestionadas por la Comisión (incluidos los programas de intercambio de estudiantes) cumplen los requisitos de la estrategia de la UE para la juventud y que algunos Estados miembros están retirando sus recursos de los ámbitos políticos que reciben el apoyo del presupuesto de la Unión(2);

32.  Insta a la Comisión y a los Estados miembros a que controlen las entidades que promuevan de forma reiterada períodos de prácticas sucesivos, no acompañados de una integración en el mercado de trabajo, a fin de evitar la sustitución de los contratos de trabajo por los llamados períodos de prácticas;

33.  Considera que para mejorar la eficacia de las acciones en materia de educación, juventud y deportes es necesario desarrollar objetivos e instrumentos comunes para evaluar los efectos de las políticas, tomando como base los estudios internacionales;

34.  Pide que se promuevan y faciliten mejor la movilidad y las oportunidades profesionales y de formación transfronterizas entre los jóvenes, y que se les dote de capacidades y competencias para la vida, incluidas las lingüísticas, brindándoles al mismo tiempo más oportunidades y posibilidades de integrarse tanto en la sociedad como en el mercado de trabajo;

35.  Defiende la armonización en toda la Unión Europea, sin perjuicio del principio de subsidiariedad, del concepto de joven por lo que se refiere al límite de edad; alienta a todos los Estados miembros a que contribuyan a dicha armonización, eliminando obstáculos a la medición de los resultados y la definición de los objetivos que deben alcanzarse;

36.  Insta a los Estados miembros a la transparencia en la rendición de cuentas y la aplicación de los fondos destinados al fomento de oportunidades sostenibles de empleo juvenil; reitera, en consecuencia, la importancia de presentar, siempre que se les soliciten, datos detallados sobre la situación de los jóvenes;

37.  Recuerda que el primer principio del pilar europeo de derechos sociales declara que toda persona tiene derecho a una educación, formación y aprendizaje permanente inclusivos y de calidad, a fin de mantener y adquirir capacidades que permitan a todo el mundo participar plenamente en la sociedad y gestionar con éxito las transiciones en el mercado laboral; insiste, por tanto, en la importancia de priorizar y garantizar la inversión social en educación y formación en el nuevo período de programación del MFP para 2020-2026;

38.  Resalta la falta de comunicación sistemática de información y datos fiables sobre la ejecución de la estrategia para la juventud; insta, por tanto, a los Estados miembros y a la Comisión a que promuevan una mayor cooperación entre los servicios nacionales y regionales de estadística y presenten datos estadísticos pertinentes y actualizados sobre la juventud, que son importantes para comprender el nivel de éxito de la estrategia aplicada; considera que los informes trienales presentados deben ir acompañados por dichos datos estadísticos;

39.  Insta a los Estados miembros a que indiquen, en sus planes de acción, el impacto esperado de las medidas que van a adoptar; hace hincapié, por tanto, en la importancia de que los Estados miembros ofrezcan garantías de que sus medidas promueven en efecto el empleo sostenible; reitera la necesidad de medir la sostenibilidad de las políticas que van a aplicarse.

INFORMACIÓN SOBRE LA APROBACIÓNEN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

27.3.2018

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

40

5

2

Miembros presentes en la votación final

Guillaume Balas, Tiziana Beghin, Brando Benifei, Mara Bizzotto, Enrique Calvet Chambon, David Casa, Michael Detjen, Lampros Fountoulis, Elena Gentile, Arne Gericke, Marian Harkin, Czesław Hoc, Agnes Jongerius, Ádám Kósa, Agnieszka Kozłowska-Rajewicz, Patrick Le Hyaric, Jeroen Lenaers, Thomas Mann, Dominique Martin, Miroslavs Mitrofanovs, Emilian Pavel, João Pimenta Lopes, Georgi Pirinski, Marek Plura, Sofia Ribeiro, Robert Rochefort, Claude Rolin, Siôn Simon, Romana Tomc, Ulrike Trebesius, Marita Ulvskog

Suplentes presentes en la votación final

Georges Bach, Amjad Bashir, Heinz K. Becker, Karima Delli, Tania González Peñas, Krzysztof Hetman, Ivari Padar, Anne Sander, Sven Schulze, Jasenko Selimovic, Csaba Sógor, Neoklis Sylikiotis

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Jude Kirton-Darling, Ana Miranda, James Nicholson, Massimo Paolucci

VOTACIÓN FINAL NOMINALEN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

40

+

ALDE

Enrique Calvet Chambon, Marian Harkin, Robert Rochefort, Jasenko Selimovic

EFDD

Tiziana Beghin

GUE/NGL

Tania González Peñas, Patrick Le Hyaric, João Pimenta Lopes, Neoklis Sylikiotis

NI

Lampros Fountoulis

PPE

Georges Bach, Heinz K. Becker, David Casa, Krzysztof Hetman, Ádám Kósa, Agnieszka Kozłowska-Rajewicz, Jeroen Lenaers, Thomas Mann, Marek Plura, Sofia Ribeiro, Claude Rolin, Anne Sander, Sven Schulze, Csaba Sógor, Romana Tomc

S&D

Guillaume Balas, Brando Benifei, Michael Detjen, Elena Gentile, Agnes Jongerius, Jude Kirton-Darling, Ivari Padar, Massimo Paolucci, Emilian Pavel, Georgi Pirinski, Siôn Simon, Marita Ulvskog

VERTS/ALE

Karima Delli, Ana Miranda, Miroslavs Mitrofanovs

5

-

ECR

Amjad Bashir, Arne Gericke, Czesław Hoc, James Nicholson, Ulrike Trebesius

2

0

ENF

Mara Bizzotto, Dominique Martin

Explicación de los signos utilizados

+  :  a favor

-  :  en contra

0  :  abstenciones

(1)

https://www.ceps.eu/system/files/RR2018_01_BlameItOnMyYouth.pdf

(2)

http://www.europarl.europa.eu/RegData/etudes/STUD/2018/615645/EPRS_STU(2018)615645_EN.pdf


INFORMACIÓN SOBRE LA APROBACIÓNEN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO

Fecha de aprobación

25.4.2018

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

26

0

1

Miembros presentes en la votación final

Isabella Adinolfi, Dominique Bilde, Andrea Bocskor, Angel Dzhambazki, Jill Evans, María Teresa Giménez Barbat, Petra Kammerevert, Svetoslav Hristov Malinov, Stefano Maullu, Momchil Nekov, Yana Toom, Sabine Verheyen, Julie Ward, Bogdan Brunon Wenta, Theodoros Zagorakis, Bogdan Andrzej Zdrojewski, Milan Zver, Krystyna Łybacka

Suplentes presentes en la votación final

Eider Gardiazabal Rubial, Elena Gentile, Sylvie Guillaume, Emma McClarkin, Martina Michels, Michel Reimon, Liliana Rodrigues, Remo Sernagiotto, Francis Zammit Dimech


VOTACIÓN FINAL NOMINALEN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO

26

+

ALDE

María Teresa Giménez Barbat, Yana Toom

ECR

Angel Dzhambazki, Emma McClarkin, Remo Sernagiotto

EFDD

Isabella Adinolfi

GUE/NGL

Martina Michels

PPE

Andrea Bocskor, Svetoslav Hristov Malinov, Stefano Maullu, Sabine Verheyen, Bogdan Brunon Wenta, Theodoros Zagorakis, Francis Zammit Dimech, Bogdan Andrzej Zdrojewski, Milan Zver

S&D

Eider Gardiazabal Rubial, Elena Gentile, Sylvie Guillaume, Petra Kammerevert, Krystyna Łybacka, Momchil Nekov, Liliana Rodrigues, Julie Ward

VERTS/ALE

Jill Evans, Michel Reimon

0

-

 

 

1

0

ENF

Dominique Bilde

Explicación de los signos utilizados

+  :  a favor

-  :  en contra

0  :  abstenciones

Última actualización: 18 de mayo de 2018Aviso jurídico