Procedimiento : 2017/0136(COD)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A8-0190/2018

Textos presentados :

A8-0190/2018

Debates :

Votaciones :

PV 18/04/2019 - 10.18

Textos aprobados :

P8_TA(2019)0438

INFORME     ***I
PDF 780kWORD 147k
25.5.2018
PE 616.847v02-00 A8-0190/2018

sobre la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo que modifica el Reglamento (UE) n.º 1095/2010, por el que se crea una Autoridad Europea de Supervisión (Autoridad Europea de Valores y Mercados), y el Reglamento (UE) n.º 648/2012 en lo que respecta a los procedimientos de autorización de las ECC, las autoridades que participan en la misma y los requisitos para el reconocimiento de las ECC de terceros países

(COM(2017)0331 – C8-0191/2017 – 2017/0136(COD))

Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios

Ponente: Danuta Maria Hübner

ERRATA/ADDENDA
ENMIENDAS
PROYECTO DE RESOLUCIÓN LEGISLATIVA DEL PARLAMENTO EUROPEO
 ANEXO: LISTA DE LAS ORGANIZACIONES O PERSONAS DE LAS QUE LA PONENTE HA RECIBIDO CONTRIBUCIONES
 PROCEDIMIENTO DE LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO

PROYECTO DE RESOLUCIÓN LEGISLATIVA DEL PARLAMENTO EUROPEO

sobre la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo que modifica el Reglamento (UE) n.º 1095/2010, por el que se crea una Autoridad Europea de Supervisión (Autoridad Europea de Valores y Mercados), y el Reglamento (UE) n.º 648/2012 en lo que respecta a los procedimientos de autorización de las ECC, las autoridades que participan en la misma y los requisitos para el reconocimiento de las ECC de terceros países

(COM(2017)0331 – C8-0191/2017 – 2017/0136 (COD))

(Procedimiento legislativo ordinario: primera lectura)

El Parlamento Europeo,

–  Vista la propuesta de la Comisión al Parlamento Europeo y al Consejo (COM(2017)0331),

–  Vistos el artículo 294, apartado 2, y el artículo 114 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, conforme a los cuales la Comisión le ha presentado su propuesta (C8‑0191/2017),

–  Visto el artículo 294, apartado 3, del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea,

–  Visto el dictamen del Banco Central Europeo, de 4 de octubre de 2017(1),

–  Visto el dictamen del Comité Económico y Social Europeo, de 20 de septiembre de 2017(2),

–  Visto el artículo 59 de su Reglamento interno,

–  Visto el informe de la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios (A8-0190/2018),

1.  Aprueba la Posición en primera lectura que figura a continuación;

2.   Pide a la Comisión que le consulte de nuevo si sustituye su propuesta, la modifica sustancialmente o se propone modificarla sustancialmente;

3.  Encarga a su presidente que transmita la Posición del Parlamento al Consejo y a la Comisión, así como a los Parlamentos nacionales.

Enmienda    1

ENMIENDAS DEL PARLAMENTO EUROPEO(3)*

a la propuesta de la Comisión

---------------------------------------------------------

Propuesta de

REGLAMENTO DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO

que modifica el Reglamento (UE) n.º 1095/2010, por el que se crea una Autoridad Europea de Supervisión (Autoridad Europea de Valores y Mercados), y el Reglamento (UE) n.º 648/2012 en lo que respecta a los procedimientos de autorización de las ECC, las autoridades que participan en la misma y los requisitos para el reconocimiento de las ECC de terceros países

EL PARLAMENTO EUROPEO Y EL CONSEJO DE LA UNIÓN EUROPEA,

Visto el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, y en particular su artículo 114,

Vista la propuesta de la Comisión Europea,

Previa transmisión del proyecto de acto legislativo a los parlamentos nacionales,

Visto el dictamen del Banco Central Europeo(4),

Visto el dictamen del Comité Económico y Social Europeo(5),

De conformidad con el procedimiento legislativo ordinario(6),

Considerando lo siguiente:

(1)  El Reglamento (UE) n.º 648/2012 del Parlamento Europeo y del Consejo(7) exige que los contratos de derivados extrabursátiles normalizados se compensen a través de una entidad de contrapartida central (ECC), en consonancia con requisitos similares de otros países del G-20. El citado Reglamento introdujo también estrictos requisitos prudenciales, organizativos y de ejercicio de la actividad que han de satisfacer las ECC y estableció mecanismos para su supervisión prudencial, a fin de minimizar los riesgos para los usuarios de las ECC y reforzar la estabilidad financiera. Es necesario seguir aplicando plenamente los objetivos del G-20, acordados en la Cumbre de Pittsburgh en 2009, con el fin de aprovechar al máximo los beneficios para la estabilidad financiera.

(2)  Desde la adopción del Reglamento (UE) n.º 648/2012, la actividad de las ECC ha aumentado rápidamente en magnitud y alcance, tanto en la Unión como a nivel mundial. El incremento de la actividad de las ECC, especialmente en el contexto de los derivados extrabursátiles sobre renta variable y divisas como clases de activos en el ámbito de aplicación original, se prevé que continúe en los próximos años, con la introducción de nuevas obligaciones de compensación y el aumento de la compensación voluntaria por contrapartes no sometidas a la obligación de compensación. La propuesta de la Comisión de 4 de mayo de 2017(8) destinada a modificar específicamente el Reglamento (UE) n.º 648/2012 a fin de mejorar su eficacia y proporcionalidad, creará nuevos incentivos para que las ECC ofrezcan a las contrapartes la compensación centralizada de derivados y facilitará el acceso a la compensación a las pequeñas contrapartes financieras y no financieras. Estos son los elementos esenciales que garantizarán la plena aplicación de los objetivos del G-20, con el fin de mejorar de forma sostenible la estabilidad financiera. La mayor profundidad e integración de los mercados de capitales derivada de la unión de los mercados de capitales (UMC) incrementará aún más la necesidad de compensación transfronteriza en la Unión, aumentando de este modo la importancia y la interconexión de las ECC que forman parte del sistema financiero.

(3)  El número de ECC establecidas actualmente en la Unión y autorizadas en virtud del Reglamento (UE) n.º 648/2012 sigue siendo relativamente limitado, concretamente 17 en junio de 2017. 28 ECC de terceros países han sido reconocidas conforme a las disposiciones de equivalencia de dicho Reglamento, lo que les permite ofrecer también sus servicios a miembros compensadores y plataformas de negociación establecidos en la Unión(9). Los mercados de compensación están bien integrados en toda la Unión, pero muy concentrados en determinados tipos de activos y sumamente interconectados. La concentración de riesgo hace que la inviabilidad de una ECC sea poco probable, pero que tenga una incidencia extremadamente elevada en caso de producirse. En consonancia con el consenso del G-20, en noviembre de 2016 la Comisión adoptó una propuesta de Reglamento sobre la recuperación y la resolución de las ECC(10) para garantizar que las autoridades estén adecuadamente preparadas para hacer frente a una ECC en vías de inviabilidad, salvaguardando la estabilidad financiera y limitando el coste para los contribuyentes.

(4)  Sin perjuicio de dicha propuesta legislativa y a la luz del tamaño, la complejidad y la dimensión transfronteriza crecientes de la compensación en la Unión y a nivel mundial, deben revisarse los mecanismos de supervisión aplicables a las ECC de la Unión y de terceros países. El hecho de abordar los problemas detectados en una fase temprana y de establecer mecanismos de supervisión claros y coherentes para las ECC tanto de la Unión como de terceros países debería reforzar la estabilidad global del sistema financiero de la Unión y reducir aún más el riesgo potencial de inviabilidad de una ECC.

(5)  A la luz de estas consideraciones, el 4 de mayo de 2017 la Comisión adoptó una Comunicación titulada «Superar los retos asociados a las infraestructuras críticas de los mercados financieros y continuar el desarrollo de la Unión de los Mercados de Capitales»(11), en la que se señala que, además, son necesarios cambios en el Reglamento (UE) n.º 648/2012 para mejorar el actual marco jurídico, a fin de que garantice la estabilidad financiera y respalde el ulterior desarrollo y profundización de la UMC.

(6)  Los mecanismos de supervisión del Reglamento (UE) n.º 648/2012 se centran principalmente en la autoridad del país de origen. Las ECC establecidas en la Unión son autorizadas y supervisadas por colegios integrados por supervisores nacionales, la Autoridad Europea de Valores y Mercados (AEVM), los miembros correspondientes del Sistema Europeo de Bancos Centrales (SEBC) y otras autoridades pertinentes. Los colegios se basan en la coordinación y el intercambio de información con la autoridad nacional competente, que asume la responsabilidad de hacer cumplir las disposiciones establecidas en el Reglamento (UE) n.º 648/2012. La divergencia entre las prácticas de supervisión de las ECC en la Unión pueden dar lugar a riesgos de arbitraje en materia de regulación y supervisión, poniendo en peligro la estabilidad financiera y propiciando una competencia poco saludable. La Comisión ha llamado la atención sobre estos riesgos emergentes y la necesidad de lograr una mayor convergencia en materia de supervisión en su Comunicación sobre la UMC de septiembre de 2016(12) y en la consulta pública sobre el funcionamiento de las Autoridades Europeas de Supervisión (AES)(13).

(7)  Entre las funciones básicas que se deben llevar a cabo a través del SEBC se encuentran la definición y la ejecución de la política monetaria de la Unión y la promoción del buen funcionamiento de los sistemas de pago. La seguridad y la eficiencia de las infraestructuras de los mercados financieros y, en particular, de los sistemas de compensación, son esenciales para el desempeño de estas funciones básicas y la consecución del objetivo principal del SEBC de mantener la estabilidad de precios. Los miembros pertinentes del SEBC, en su calidad de bancos centrales de emisión de las monedas en que están denominados los instrumentos financieros compensados por las ECC, deben participar en la supervisión de dichas ECC, debido a los riesgos potenciales que podrían suponer los fallos en el funcionamiento de una ECC para la realización de dichas tareas básicas y la consecución de dicho objetivo principal, afectando a los instrumentos y a las contrapartes que se utilizan para transmitir la política monetaria. Así pues, los bancos centrales de emisión deben participar en la evaluación de la gestión de riesgos de las ECC. Además, si bien los mandatos de los bancos centrales y de los supervisores pueden solaparse, pueden producirse desajustes cuando las actividades de supervisión afectan a responsabilidades clave de los bancos centrales en ámbitos como la estabilidad de precios, la política monetaria y los sistemas de pago. En situaciones de crisis, dichos desajustes pueden amplificar los riesgos para la estabilidad financiera si no está clara la distribución de responsabilidades entre las autoridades.

(8)  Los Tratados han establecido una unión económica y monetaria cuya moneda es el euro y han creado el Banco Central Europeo (BCE) como institución de la Unión ▌. ▌El BCE y los bancos centrales nacionales de los Estados miembros cuya moneda es el euro constituyen el Eurosistema, y definen y, a través del SEBC, aplican la política monetaria de la Unión. Debe reconocerse, por tanto, el papel específico del Eurosistema como banco central de emisión de la moneda única de la Unión. Asimismo, debe prestarse atención a las monedas de la Unión diferentes del euro y a sus respectivos bancos centrales de emisión.

(9)  Habida cuenta de la dimensión mundial de los mercados financieros y la necesidad de hacer frente a las incoherencias en la supervisión de las ECC de la Unión y de terceros países, debe reforzarse la potestad de la AEVM de promover la convergencia en dicha supervisión de las ECC. A fin de atribuir nuevas funciones y responsabilidades a la AEVM, debe crearse un nuevo órgano dentro de la estructura organizativa actual de la AEVM.

(9 bis)  El refuerzo de las competencias conferidas a la AEVM para permitirle cumplir sus objetivos requeriría también una gobernanza adecuada y una financiación suficiente. El refuerzo de las competencias no bastaría por sí solo para alcanzar los objetivos de la AEVM si no dispone de financiación suficiente o si no está gestionada de manera eficaz y eficiente.

(10)  Debe crearse un comité interno específico de la AEVM (en lo sucesivo, «Comité de Supervisión de las ECC») en el seno▐ de la AEVM encargado de elaborar las decisiones y realizar las funciones relacionadas con la supervisión de las ECC, gestionar las funciones relativas a las ECC en general y supervisar las ECC de la Unión y de terceros países en particular. El Comité de Supervisión de las ECC debe estar compuesto por autoridades con experiencia en la supervisión de ECC. A fin de garantizar la adecuada integración del Comité de Supervisión de las ECC dentro de la estructura organizativa de la AEVM, teniendo también debidamente en cuenta las necesidades específicas de la supervisión de las ECC, así como la necesidad de preservar la rapidez del proceso de toma de decisiones, el Comité de Supervisión de las ECC debe tener un presidente independiente asistido por un vicepresidente independiente. Las decisiones del Comité de Supervisión de las ECC deben ser aprobadas por la Junta de Supervisores de la AEVM cuando estén relacionadas con los ámbitos más importantes de la supervisión de las ECC y requerir que la Junta de Supervisores no formule objeciones en todos los demás casos. Debe establecerse un régimen adecuado para garantizar la independencia del Comité de Supervisión de las ECC dentro de la AEVM.

(11)  Para garantizar un enfoque coherente de la supervisión e incluir a todas las autoridades pertinentes que participan en la supervisión de las ECC, el Comité de Supervisión de las ECC debe estar compuesto por un presidente permanente, un vicepresidente permanente, cuatro directores permanentes y miembros específicos de las ECC. El presidente, el vicepresidente y los directores del Comité de Supervisión de las ECC deben actuar con independencia y objetividad en interés de la Unión en su conjunto. ▌Entre los miembros del Comité de Supervisión de las ECC que son específicos de cada ECC deben incluirse un representante de las autoridades nacionales competentes de los Estados miembros en los que esté establecida la ECC, designado de conformidad con el Reglamento (UE) n.º 648/2012, y un representante del banco central o de los bancos centrales de emisión pertinentes. El presidente del Comité de Supervisión de las ECC debe tener derecho a invitar a miembros del colegio de supervisión y a representantes de las autoridades de las ECC de terceros países reconocidas por la AEVM como observadores, para garantizar que dicho Comité de Supervisión de las ECC tome en consideración los puntos de vista de las demás autoridades pertinentes. Mientras que los miembros permanentes deben participar en todas las reuniones del Comité de Supervisión de las ECC, los miembros específicos de las ECC y los observadores deben participar solo cuando sea necesario y adecuado para las ECC bajo su supervisión. La presencia tanto de miembros▐ independientes como de miembros específicos de las ECC debe garantizar que las decisiones que se tomen en el marco del Comité de Supervisión de las ECC sean coherentes, adecuadas y proporcionadas en toda la Unión y que las autoridades nacionales competentes, los bancos centrales de emisión y los observadores pertinentes participen en la toma de decisiones sobre cuestiones relativas a una ECC establecida en un Estado miembro.

(11 bis)  Para garantizar un enfoque coherente de la supervisión, la AEVM debe tomar en consideración, además de las pruebas de resistencia establecidas en el presente Reglamento, las pruebas de resistencia realizadas por las ECC como parte de sus mecanismos de recuperación y resolución. Esas pruebas de resistencia, durante las que las ECC deben tomar en consideración sus acuerdos en toda la Unión en lo que respecta a su efecto agregado en la estabilidad financiera de la Unión, deben incluirse en los ejercicios de simulación de crisis frente a situaciones potenciales de tensión en todo el sistema.

(12)  Al decidir sobre cuestiones relativas a una ECC establecida en un Estado miembro, el Comité de Supervisión de las ECC debe convocar a sus miembros permanentes, al miembro o a los miembros pertinentes que representen a las autoridades nacionales competentes, designados por los Estados miembros de conformidad con el Reglamento (UE) n.º 648/2012, y a los observadores nombrados por los bancos centrales de emisión pertinentes, velando por que participen en el proceso de toma de decisiones. En la toma de decisiones relativas a una ECC de un tercer país solo deben participar los miembros permanentes, el banco central o los bancos centrales de emisión correspondientes y, en su caso, los observadores pertinentes del Comité de Supervisión de las ECC.

(13)  A fin de garantizar un proceso de toma de decisiones adecuado, eficaz y rápido, únicamente deben tener derecho de voto el presidente, el vicepresidente y los directores del Comité de Supervisión de las ECC y el representante de la autoridad competente del Estado miembro en que esté establecida la ECC. No deben tener derecho de voto los representantes del BCE, de la Comisión y del banco o de los bancos centrales correspondientes, así como los observadores. El Comité de Supervisión de las ECC debe adoptar sus decisiones por mayoría simple de sus miembros, y el presidente debe disponer de un voto de calidad en caso de empate.

(14)  El Comité de Supervisión de las ECC debe asumir las funciones específicas que le hayan sido atribuidas de conformidad con el Reglamento (UE) n.º 648/2012 a fin de garantizar el correcto funcionamiento del mercado interior, así como la estabilidad financiera de la Unión y de sus Estados miembros.

(15)  Con vistas a una supervisión eficaz, es necesario que el Comité de Supervisión de las ECC disponga de personal propio dotado de conocimientos, capacidades y experiencia suficientes, así como de recursos adecuados para garantizar su autonomía, independencia y funcionamiento adecuado en relación con su cometido. La incidencia presupuestaria de las nuevas competencias de supervisión de la AEVM con respecto a las ECC debe tenerse en cuenta en el estado que presente la AEVM de conformidad con el Reglamento (UE) n.º 1095/2010.

(16)  Para garantizar un nivel adecuado de conocimientos técnicos y de rendición de cuentas, el presidente, el vicepresidente y los directores del Comité de Supervisión de las ECC deben ser nombrados en atención a sus méritos, capacidades y conocimientos en materia de finanzas, compensación y postnegociación, así como a la experiencia pertinente en el ámbito de la supervisión y regulación de ECC. Deben seleccionarse mediante un proceso de selección abierto. La Comisión debe presentar, previa consulta a las autoridades nacionales competentes, su propuesta de nombramiento de candidatos al Parlamento Europeo para su aprobación. Tras la aprobación de dicha propuesta por el Parlamento Europeo, el Consejo debe adoptar una decisión de ejecución.

(17)  Con objeto de garantizar la transparencia y el control democrático, y para salvaguardar las prerrogativas de las instituciones de la Unión, el presidente, el vicepresidente y los directores del Comité de Supervisión de las ECC deben responder ante el Parlamento Europeo y el Consejo de las decisiones tomadas en virtud del presente Reglamento.

(18)  El presidente, el vicepresidente y los directores del Comité de Supervisión de las ECC deben actuar con independencia y objetividad en interés de la Unión. Deben velar por que se tenga debidamente en cuenta el correcto funcionamiento del mercado interior, así como la estabilidad financiera de todos los Estados miembros y de la Unión.

(19)  A fin de promover la coherencia de la supervisión de las ECC de la Unión y de terceros países en toda la Unión, el presidente del Comité de Supervisión de las ECC debe presidir y dirigir los colegios, y los miembros permanentes deben asistir a ellos. En su caso, el BCE debe participar también en los colegios, de conformidad con el Reglamento (UE) n.º 1024/2013 del Consejo, para poder ejercer su mandato con arreglo al artículo 127 del TFUE.

(20)  Para garantizar un proceso de toma de decisiones adecuado y efectivo, el presidente del Comité de Supervisión de las ECC debe disponer de un voto ▌en los colegios, mientras que el vicepresidente y los directores del Comité de Supervisión de las ECC y el representante de la Comisión no deben tener derecho de voto. Los miembros actuales de los colegios deben seguir ejerciendo sus actuales derechos de voto.

(20 bis)  En virtud del presente Reglamento de modificación, las autoridades nacionales competentes seguirán ejerciendo sus responsabilidades de supervisión de conformidad con el Reglamento (UE) n.º 648/2012. No obstante, a fin de promover la coherencia de la supervisión de las ECC en toda la Unión, debe establecerse un reparto de competencias en función de las decisiones de que se trate. Se debe diferenciar entre tres categorías de decisiones: las decisiones para las que las autoridades competentes deben obtener la aprobación previa de la AEVM, las decisiones para las que las autoridades competentes deben consultar a la AEVM, y las decisiones para las que las autoridades competentes son las únicas responsables.

(20 ter)  La supervisión eficaz de las ECC se basa en la creación de competencias, conocimientos técnicos y capacidades, así como en el establecimiento de relaciones de cooperación e intercambios entre las instituciones. Teniendo en cuenta que todos estos procesos evolucionan con el tiempo y siguiendo su propia dinámica, el diseño de un sistema de supervisión de las ECC funcional, efectivo y eficiente debe tener en cuenta su posible evolución a largo plazo. Por consiguiente, el reparto de competencias que se establece en el presente Reglamento de modificación está destinado a evolucionar a medida que se desarrollen las funciones y capacidades de la AEVM.

(21)  Dado que pueden surgir litigios entre la AEVM y las autoridades nacionales competentes en relación con algunas de las decisiones que han de adoptarse, se introduce un mecanismo específico para los casos de desacuerdo entre la AEVM y las autoridades nacionales competentes. En caso de que una autoridad competente esté en desacuerdo con la modificación propuesta o la objeción de la AEVM, debe tener derecho a presentar una solicitud motivada a la Junta de Supervisores a fin de que evalúe dicha objeción o modificación. La Junta de Supervisores puede refrendar o rechazar las objeciones o modificaciones de la AEVM. Del mismo modo, es necesario reflejar mejor los mandatos de los bancos centrales de emisión en lo relativo a sus responsabilidades en materia de política monetaria, debido a los riesgos potenciales que podrían representar los fallos en el funcionamiento de una ECC para la ejecución de la política monetaria de la Unión y la promoción del buen funcionamiento de los sistemas de pago.

(21 bis)  La AEVM o la autoridad competente, según proceda, deben consultar a los bancos centrales de emisión correspondientes en relación con determinadas decisiones ▌, en particular cuando se refieran a los sistemas de liquidación y de pago de las ECC y a los procedimientos conexos de gestión del riesgo de liquidez de las operaciones denominadas en la moneda emitida por ese banco central. Una vez finalizado el plazo de consultas a los bancos centrales de emisión, la AEVM o la autoridad competente deben hacer todo lo posible por atenerse a las modificaciones propuestas por los bancos centrales. En caso de que el proyecto de decisión no incluya las modificaciones propuestas por un banco central de emisión, la AEVM o la autoridad competente deben dirigir a este último un escrito en el que expongan exhaustivamente sus motivos y expliquen toda desviación significativa con respecto a tales modificaciones.

(22)  Con el fin de que la AEVM pueda desempeñar sus funciones respecto de las ECC de forma eficaz, las ECC tanto de la Unión como de terceros países deben pagar tasas de supervisión por las funciones administrativas y de supervisión de la AEVM. Dichas tasas deben ser proporcionadas al volumen de negocios de las ECC de que se trate y cubrir las solicitudes de autorización de las ECC de la Unión, las solicitudes de reconocimiento de las ECC de terceros países y las tasas anuales relacionadas con las funciones atribuidas a la AEVM. La Comisión, en un acto delegado, debe detallar los tipos de tasas y los conceptos por los que serán exigibles, así como el importe de las mismas y las modalidades de pago por parte de las ECC de la Unión autorizadas o solicitantes o las ECC de terceros países reconocidas.

(23)  También deben revisarse los mecanismos de supervisión del presente Reglamento para las ECC de terceros países que ofrezcan servicios de compensación dentro de la Unión. Debe mejorarse el acceso a la información, la capacidad de llevar a cabo inspecciones in situ y la posibilidad de intercambio de información sobre las ECC de terceros países entre las autoridades pertinentes de la Unión y de los Estados miembros, a fin de evitar repercusiones importantes sobre la estabilidad financiera de las entidades de la UE. Existe también el riesgo de que no puedan tenerse en cuenta los cambios en las normas de una ECC de un tercer país o en el marco regulador de un tercer país y ello pueda afectar negativamente a los resultados de la regulación o de la supervisión, dando lugar a condiciones de competencia desiguales entre las ECC de la Unión y de terceros países.

(24)  Las ECC de terceros países reconocidas compensan una cantidad importante de instrumentos financieros denominados en las monedas de los Estados miembros. Este volumen aumentará considerablemente cuando el Reino Unido abandone la Unión y las ECC establecidas en ese país dejen de regirse por los requisitos del presente Reglamento. Los acuerdos de cooperación alcanzados en los colegios de supervisores ya no estarán sujetos a las salvaguardas y los procedimientos establecidos en el presente Reglamento, en particular el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Ello implica importantes desafíos para las autoridades de los Estados miembros y de la Unión en la salvaguarda de la estabilidad financiera.

(25)  Como parte de su compromiso en favor de la integración de los mercados financieros, la Comisión debe seguir determinando, por medio de decisiones de equivalencia, que los marcos jurídicos y de supervisión de terceros países cumplen los requisitos del Reglamento (UE) n.º 648/2012. A fin de mejorar la aplicación del actual régimen de equivalencia en relación con las ECC, la Comisión debe, en caso necesario, poder especificar los criterios para evaluar la equivalencia de los regímenes de terceros países relativos a las ECC. También es necesario facultar a la AEVM para que pueda supervisar la evolución de la regulación y de la supervisión en los terceros países cuyos regímenes en materia de ECC hayan sido considerados equivalentes por la Comisión, a fin de garantizar que dichos países sigan cumpliendo los criterios de equivalencia y las condiciones específicas establecidas para su aplicación. La AEVM debe informar de sus conclusiones a la Comisión de manera confidencial.

(26)  Actualmente, la Comisión puede modificar, suspender, revisar o revocar una decisión de equivalencia en cualquier momento, en particular cuando se produzcan acontecimientos en un tercer país que afecten significativamente a los elementos evaluados de conformidad con los requisitos de equivalencia en virtud del presente Reglamento. En caso de que las autoridades pertinentes de un tercer país ya no cooperen de buena fe con la AEVM u otros supervisores de la Unión o no cumplan de forma continuada los requisitos de equivalencia aplicables, la Comisión también tiene la posibilidad, entre otras cosas, de informar de ello a una autoridad del tercer país o publicar una recomendación específica. Si la Comisión decide, en cualquier momento, revocar la equivalencia respecto de un tercer país, puede retrasar la fecha de aplicación de dicha decisión a fin de hacer frente a los riesgos de inestabilidad financiera o de perturbaciones del mercado. Además de las competencias de que dispone en la actualidad, la Comisión también debe tener la posibilidad de establecer condiciones específicas para garantizar que el tercer país al que se refiere una decisión de equivalencia siga cumpliendo los criterios de equivalencia de manera continuada. La Comisión también debe tener la capacidad de establecer condiciones que garanticen que la AEVM pueda ejercer de manera efectiva sus responsabilidades con respecto a las ECC de terceros países reconocidas en virtud del presente Reglamento o en relación con el seguimiento de la evolución en materia de regulación y supervisión en terceros países que sea de relevancia para las decisiones de equivalencia adoptadas.

(27)  Habida cuenta de la creciente dimensión transfronteriza de las ECC y de las interrelaciones existentes en el sistema financiero de la Unión, es necesario mejorar la capacidad de la Unión de detectar, vigilar y atenuar los riesgos potenciales relacionados con las ECC de terceros países. Por tanto, debe reforzarse el papel de la AEVM para que pueda supervisar de forma eficaz las ECC de terceros países que soliciten el reconocimiento para prestar servicios de compensación en la Unión. También debe mejorarse la participación de los bancos centrales de emisión de la Unión en el reconocimiento y la supervisión de las ECC de terceros países que operen en la moneda que aquellos emiten. Por tanto, los bancos centrales de emisión de la Unión deben ser consultados sobre determinados aspectos que afectan a sus competencias en materia de política monetaria en relación con los instrumentos financieros denominados en monedas de la Unión, que se compensan en gran medida en ECC situadas fuera de la Unión.

(28)  Una vez que la Comisión ha determinado que el marco jurídico y de supervisión de un tercer país es equivalente al de la Unión, en el proceso de reconocimiento de las ECC de ese tercer país se deben tener en cuenta los riesgos que dichas ECC suponen para la estabilidad financiera de la Unión o para el Estado miembro.

(29)  Al examinar la solicitud de reconocimiento de una ECC de un tercer país, la AEVM debe evaluar el grado de riesgo sistémico que la ECC supone para la estabilidad financiera de la Unión o de uno o varios de sus Estados miembros. A la hora de hacer dicha evaluación, la AEVM debe tener en cuenta la actividad de la ECC en la Unión, así como otras actividades de la ECC fuera de la Unión, en la medida en que esas actividades desarrolladas fuera de la Unión pueden afectar a la complejidad global de la ECC.

(29 bis)  La AEVM debe evaluar el grado de riesgo sistémico que una ECC que solicita el reconocimiento supone para la estabilidad financiera de la Unión o de uno o varios de sus Estados miembros, sobre la base de criterios objetivos y transparentes establecidos en el presente Reglamento. Esos criterios deben ser detallados en un acto delegado de la Comisión. En la especificación de esos criterios, el acto delegado debe tener presentes la naturaleza de las operaciones compensadas por la ECC, incluidos su complejidad, la volatilidad de los precios y el vencimiento medio, así como la transparencia y liquidez de los mercados de que se trate y la medida en que las actividades de compensación de la ECC están denominadas en euros o en otra moneda. A este respecto, las características específicas relacionadas con determinados contratos de derivados agrícolas cotizados y ejecutados en mercados regulados de terceros países, que están relacionados con mercados que están en gran medida al servicio de contrapartes nacionales no financieras en dicho tercer país y que gestionan sus riesgos comerciales mediante esos contratos, pueden conllevar un riesgo insignificante para los miembros compensadores y las plataformas de negociación en la Unión, dado que su grado de interconexión sistémica con el resto del sistema financiero es limitado. Cuando en el tercer país de establecimiento de la ECC que solicita el reconocimiento esté en vigor un marco para la recuperación y resolución de ECC, la AEVM lo debe tener en cuenta en su análisis del grado de riesgo sistémico que esa ECC supone para la estabilidad financiera de la Unión o de uno o varios de sus Estados miembros.

(30)  Las ECC que no sean de importancia sistémica para la estabilidad financiera de la Unión o de uno o varios de sus Estados miembros deben considerarse ECC «de nivel 1». Las ECC que sean de importancia sistémica, o susceptibles de adquirir importancia sistémica, para la estabilidad financiera de la Unión o de uno o varios de sus Estados miembros deben considerarse ECC «de nivel 2». Cuando la AEVM determine que una ECC de un tercer país no tiene importancia sistémica para la estabilidad financiera de la Unión o de uno o varios de sus Estados miembros, deben aplicarse a dicha ECC las condiciones de reconocimiento vigentes en virtud del Reglamento (UE) n.º 648/2012. Cuando la AEVM determine que una ECC de un tercer país reviste importancia sistémica, deben establecerse requisitos adicionales proporcionados al grado de riesgo que presente dicha ECC. La AEVM solo debe reconocer a las ECC que cumplan esos requisitos.

(31)  Entre los requisitos adicionales deben incluirse determinados requisitos prudenciales establecidos en el Reglamento (UE) n.º 648/2012, cuyo objetivo es incrementar la seguridad y la eficiencia de las ECC. La AEVM debe ser directamente responsable de velar por que las ECC de terceros países que revistan importancia sistémica cumplan dichos requisitos. Los requisitos conexos deben permitir asimismo a la AEVM ejercer una supervisión plena y eficaz de dichas ECC.

(32)  Con objeto de garantizar la participación adecuada del banco central o de los bancos centrales de emisión, las ECC de terceros países que revistan importancia sistémica deben cumplir también los requisitos pertinentes que dicho banco o bancos estimen necesarios con arreglo a lo previsto en el presente Reglamento. Los bancos centrales de emisión deben confirmar a la AEVM si la ECC cumple o no dichos requisitos adicionales en un plazo de 150 días a partir de la presentación de una solicitud completa por la ECC.

(32 bis)  Cuando un banco central de emisión decida imponer un requisito adicional a una ECC de un tercer país de importancia sistémica, debe procurar que su decisión sea lo más transparente posible, al tiempo que respeta debidamente la necesidad de proteger la información confidencial o sensible.

(32 ter)  Los bancos centrales de emisión deben evaluar la resistencia de las ECC de terceros países reconocidas frente a una evolución adversa de los mercados, habida cuenta del riesgo que presentan para la estabilidad de la moneda del banco central de emisión, la transmisión de la política monetaria y el correcto funcionamiento de los sistemas de pago. En tales casos, debe garantizarse la cooperación y el intercambio de información entre los bancos centrales de emisión y la AEVM con objeto de evitar la duplicación.

(32 quater)  Las situaciones excepcionales que afectan a la transmisión de la política monetaria o al correcto funcionamiento de los sistemas de pago pueden exigir, en la medida en que lo permita el marco institucional del banco central de emisión, la imposición, a las ECC de terceros países de importancia sistémica, de requisitos en materia de riesgos de liquidez, mecanismos de liquidación, márgenes, y acuerdos en materia de garantías o interoperabilidad. En tales situaciones, los bancos centrales de emisión y la AEVM deben cooperar y compartir información, y en particular su evaluación de los riesgos que conlleva la situación y su posible duración, así como de los efectos previstos de los requisitos que se impondrán.

(32 quinquies)  La cooperación y el intercambio de información entre la Unión y los supervisores de terceros países son fundamentales para garantizar la supervisión eficaz de las ECC de terceros países y permitir a todas las autoridades competentes reaccionar de forma coordinada, eficaz y eficiente ante situaciones de emergencia. Por consiguiente, la AEVM debe introducir mecanismos de cooperación con las autoridades competentes pertinentes de los terceros países cuyos marcos jurídicos y de supervisión se hayan reconocido como equivalentes al presente Reglamento que incluyan todos los elementos necesarios para garantizar, entre otros aspectos, el correcto intercambio de información, la coordinación de las actividades de supervisión, el control efectivo de la evolución en materia de regulación y supervisión en el tercer país, y la cooperación eficaz en situaciones de emergencia.

(33)  El grado de riesgo que supone una ECC de importancia sistémica para el sistema financiero y la estabilidad de la Unión es variable. Por tanto, los requisitos relativos a las ECC de importancia sistémica deben aplicarse de manera proporcionada al riesgo que cada ECC pueda representar para la Unión. Cuando la AEVM, de común acuerdo con el banco o los bancos centrales de emisión pertinentes, llegue a la conclusión de que una ECC de un tercer país reviste tal importancia sistémica que su cumplimiento de los requisitos adicionales establecidos en el presente Reglamento no es suficiente para hacer frente a los riesgos para la estabilidad financiera de la Unión o de uno o varios de sus Estados miembros, la AEVM debe tener derecho a recomendar a la Comisión que no se reconozca dicha ECC y a precisar qué servicios o actividades de compensación específicos considera que solo deben ser prestados a los miembros compensadores y plataformas de negociación establecidos en la Unión por una ECC autorizada con arreglo al presente Reglamento. Sobre la base de dicha recomendación, la Comisión debe poder adoptar un acto delegado en el que declare que algunos o todos los servicios prestados por esa ECC solo serán prestados a los miembros compensadores y plataformas de negociación establecidos en la Unión por una ECC establecida en la Unión y autorizada como tal ▌. En ese acto delegado se debe poder definir un período de adaptación adecuado para la ECC, sus miembros compensadores y sus clientes, así como las condiciones en las que esa ECC puede ser reconocida temporalmente durante ese período de adaptación y las medidas que deberán adoptarse durante ese período, a fin de limitar los costes potenciales para los miembros compensadores y sus clientes, en particular los establecidos en la Unión.

(34)  La AEVM debe revisar periódicamente el reconocimiento de ECC de terceros países, así como su clasificación como de nivel 1 o de nivel 2. A este respecto, la AEVM debe tener en cuenta, entre otras cosas, los cambios en la naturaleza, el volumen y la complejidad de la actividad de la ECC de un tercer país. Estas revisiones deben realizarse al menos cada dos años, o cada cinco años, en función de la medida en que los instrumentos financieros compensados por la ECC estén denominados en monedas de la Unión. También deben realizarse revisiones cada vez que una ECC de un tercer país reconocida amplíe el ámbito de sus actividades y servicios en la Unión. Tras estas revisiones, y sin perjuicio de su derecho a recomendar a la Comisión que no se reconozca una ECC, la AEVM debe estar facultada para reclasificar una ECC de nivel 1 al nivel 2 o viceversa. En caso de reclasificación del nivel 1 al nivel 2, debe preverse un período de adaptación.

(35)  La AEVM debe estar facultada también para tener en cuenta en qué medida el cumplimiento por parte de una ECC de importancia sistémica de un tercer país de los requisitos aplicables en dicho tercer país puede compararse con el cumplimiento por parte de dicha ECC de los requisitos del Reglamento (UE) n.º 648/2012. Al realizar dicha evaluación, la AEVM debe tener en cuenta, en su caso, si la Comisión ha adoptado un acto de ejecución que determine que el marco jurídico y de supervisión del tercer país en el que esté establecida la ECC son equivalentes a los establecidos en el presente Reglamento, así como las condiciones a las que pueda estar sujeta la aplicación de dicho acto de ejecución. Con el fin de garantizar la proporcionalidad, la AEVM también debe tener en cuenta, al realizar dicha evaluación, en qué medida los instrumentos financieros compensados por la ECC están denominados en monedas de la Unión. La Comisión debe adoptar un acto delegado que especifique con mayor precisión las modalidades y condiciones para evaluar la comparabilidad de dicho cumplimiento.

(36)  Conviene que la AEVM disponga de todas las competencias necesarias para supervisar las ECC de terceros países reconocidas, a fin de garantizar su cumplimiento permanente de los requisitos establecidos en el Reglamento (UE) n.º 648/2012. En algunos ámbitos, el banco central o ▌los bancos centrales de emisión deben ser consultados sobre los aspectos del proyecto de decisión relacionados con la moneda que emiten. Una vez finalizado el plazo de consultas a los bancos centrales de emisión, el Comité de Supervisión de las ECC debe hacer todo lo posible por atenerse a las modificaciones propuestas por aquellos. Cuando el Comité de Supervisión de las ECC no incorpore en el proyecto de decisión que ha de presentar a la Junta de Supervisores las modificaciones propuestas por un banco central de emisión, debe dirigir a este último un escrito en el que expondrá exhaustivamente sus motivos y explicará toda desviación significativa con respecto a las modificaciones propuestas.

(36 bis)  Deben crearse colegios de ECC de terceros países con el fin de facilitar el intercambio de información sobre las ECC de terceros países. Esos colegios deben agrupar a los miembros permanentes del Comité de Supervisión de las ECC, las autoridades competentes de los Estados miembros, los bancos centrales de emisión y los supervisores de las entidades establecidas en la Unión y que pueden verse afectadas por las operaciones de las ECC de terceros países, a saber, miembros compensadores, plataformas de negociación y depositarios centrales de valores. Los colegios de ECC de terceros países podrían pedir al Comité de Supervisión de las ECC que debata determinados asuntos relacionados con una ECC establecida en un tercer país.

(38)  La AEVM debe estar facultada para imponer multas coercitivas dirigidas a obligar a las ECC de terceros países a poner fin a una infracción, a facilitar la información completa y correcta requerida por la AEVM o a someterse a una investigación o a una inspección in situ.

(39)  La AEVM ha de poder imponer multas a las ECC de nivel 1 y de nivel 2 cuando constate que han infringido el presente Reglamento, ya sea dolosamente o por negligencia, proporcionándole información incorrecta o engañosa. Además, la AEVM ha de poder imponer multas a las ECC de nivel 2 cuando constate que han infringido, ya sea dolosamente o por negligencia, los requisitos adicionales que les sean aplicables conforme al presente Reglamento.

(40)  Las multas deben imponerse de acuerdo con la gravedad de las infracciones. Las infracciones deben dividirse en diferentes grupos a los que han de atribuirse multas específicas. Para determinar la cuantía de la multa correspondiente a una infracción específica, la AEVM debe aplicar un método en dos fases consistente en la determinación de un importe de base para la multa y la adaptación de dicho importe, en caso necesario, mediante la aplicación de determinados coeficientes. Conviene que el importe de base se determine teniendo en cuenta el volumen de negocios anual de las ECC de terceros países de que se trate, y que las adaptaciones se realicen incrementando o reduciendo el importe de base mediante la aplicación de los coeficientes correspondientes de conformidad con el presente Reglamento.

(41)  El presente Reglamento debe establecer coeficientes ligados a las circunstancias agravantes o atenuantes, con vistas a dotar a la AEVM de los útiles necesarios para tomar la decisión de imponer una multa que sea proporcionada a la gravedad de la infracción cometida por una ECC de un tercer país, teniendo en cuenta las circunstancias en las que se haya cometido.

(42)  La decisión relativa a la imposición de multas o multas coercitivas debe basarse en una investigación independiente.

(43)  Antes de decidir sobre la imposición de una multa o multa coercitiva, la AEVM debe brindar a las personas que sean objeto de un procedimiento la oportunidad de ser oídas a fin de garantizar sus derechos de defensa.

(44)  La AEVM debe abstenerse de imponer multas o multas coercitivas cuando una sentencia absolutoria o condenatoria anterior, resultante de un hecho idéntico o de hechos que sean sustancialmente iguales, haya adquirido carácter de cosa juzgada como resultado de un proceso penal con arreglo al Derecho nacional.

(45)  Las decisiones de la AEVM sobre la imposición de multas y multas coercitivas deben tener carácter ejecutivo y su ejecución debe regirse por las normas de procedimiento civil vigentes en el Estado en cuyo territorio se lleve a cabo. Las normas de procedimiento civil no deben incluir normas de procedimiento penal, pero pueden incluir normas de procedimiento administrativo.

(46)  En el supuesto de que una ECC de nivel 2 cometa una infracción, la AEVM ha de estar facultada para adoptar diversas medidas de supervisión, incluidas la de exigir a dicha ECC que ponga fin a la infracción y, en última instancia, la de revocar el reconocimiento si la ECC ha infringido de manera grave o repetida lo dispuesto en el presente Reglamento. La AEVM debe aplicar las medidas de supervisión teniendo en cuenta la naturaleza y la gravedad de la infracción y respetando el principio de proporcionalidad. Antes de tomar una decisión sobre las medidas de supervisión, la AEVM debe brindar a las personas que sean objeto de un procedimiento la oportunidad de ser oídas a fin de observar sus derechos de defensa.

(47)  La validación de las modificaciones significativas de los modelos y parámetros adoptados por una ECC para calcular sus requisitos en materia de márgenes, las contribuciones al fondo de garantía, los requisitos en materia de garantías y otros mecanismos de control de riesgos debe adecuarse al nuevo requisito de la aprobación previa por la AEVM de algunas decisiones de la autoridad nacional competente en lo que respecta a las ECC establecidas en la Unión. Para simplificar el procedimiento de validación del modelo, una única validación por parte de la autoridad nacional competente sujeta a la aprobación previa de la AEVM debe sustituir a las dos validaciones que previamente estaban obligadas a llevar a cabo de forma independiente la autoridad nacional competente y la AEVM. Además, debe aclararse la interacción entre dicha validación y la decisión del colegio. La adopción preliminar de una modificación significativa de dichos modelos o parámetros debe ser posible cuando sea preciso, especialmente cuando sea necesaria su rápida transformación para garantizar la buena gestión del riesgo de la ECC.

(48)  Deben delegarse en la Comisión los poderes para adoptar actos de conformidad con el artículo 290 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea a fin de concretar los tipos de tasas y los conceptos por los que serán exigibles, así como el importe y las modalidades de pago de dichas tasas; especificar las condiciones con arreglo a las cuales se concretan los criterios para determinar si una ECC de un tercer país es de importancia sistémica, o susceptible de adquirir importancia sistémica, para la estabilidad financiera de la Unión o para uno o más de sus Estados miembros, así como especificar los criterios para considerar que una ECC tiene una importancia sistémica sustancial; especificar los requisitos adicionales que los bancos centrales de emisión pueden imponer a una ECC de un tercer país de importancia sistémica; especificar que los servicios prestados por una ECC de un tercer país solo intervendrán previa autorización con arreglo al artículo 14 y una vez transcurrido el período de adaptación correspondiente; especificar los criterios que deben utilizarse en las evaluaciones de equivalencia de terceros países; especificar de qué manera y en qué condiciones deben cumplir determinados requisitos las ECC de terceros países; establecer normas de procedimiento más concretas relativas a la imposición de multas o multas coercitivas, y en particular disposiciones sobre los derechos de defensa, los plazos, la recaudación de las multas o multas coercitivas y los plazos de prescripción para la imposición y ejecución de las multas o multas coercitivas; establecer medidas para modificar el anexo IV a fin de tener en cuenta la evolución de los mercados financieros.

(49)  Deben conferirse competencias de ejecución a la Comisión a fin de garantizar condiciones uniformes para la aplicación del presente Reglamento y, en particular, en lo que respecta al reconocimiento de ECC de terceros países y la equivalencia de los marcos jurídicos de terceros países.

(50)  Dado que los objetivos del presente Reglamento, a saber, el incremento de la seguridad y eficiencia de las ECC mediante el establecimiento de requisitos uniformes aplicables a sus actividades, no pueden ser alcanzados de manera suficiente por los Estados miembros, sino que, debido a las dimensiones y los efectos de la acción, pueden lograrse mejor a escala de la Unión, esta puede adoptar medidas, de acuerdo con el principio de subsidiariedad consagrado en el artículo 5 del Tratado de la Unión Europea. De conformidad con el principio de proporcionalidad establecido en el mismo artículo, el presente Reglamento no excede de lo necesario para alcanzar dichos objetivos.

(51)  El ejercicio por la AEVM de su facultad para proceder al reconocimiento de una ECC de un tercer país como de nivel 1 o de nivel 2 debe quedar en suspenso hasta que se concreten los criterios que permiten determinar si una ECC de un tercer país es de importancia sistémica, o susceptible de adquirir importancia sistémica, para el sistema financiero de la UE o para uno o más de sus Estados miembros.

(52)  Procede, por tanto, modificar en consecuencia el Reglamento (UE) n.º 1095/2010 y el Reglamento (UE) n.º 648/2012.

HAN ADOPTADO EL PRESENTE REGLAMENTO:

Artículo 2

Modificaciones del Reglamento (UE) n.º 648/2012

El Reglamento (UE) n.º 648/2012 se modifica como sigue:

1.  En el artículo 6, apartado 2, la letra b) se sustituye por el texto siguiente:

«b) las ECC autorizadas de conformidad con el artículo 17 o reconocidas de conformidad con el artículo 25 y su respectiva fecha de autorización o reconocimiento, con indicación de las ECC autorizadas o reconocidas a efectos de la obligación de compensación;».

1 bis.  En el artículo 15 se añaden los siguientes apartados:

«1 bis. A efectos del apartado 1, una expansión comercial a nuevas actividades o servicios requerirá una ampliación de la autorización cuando se cumpla una de las siguientes condiciones:

a) el nuevo servicio o actividad expone a la ECC a nuevos o mayores riesgos;

b) el nuevo servicio se presta o la nueva actividad tiene lugar en relación con una categoría de instrumentos financieros que presentan un perfil de riesgo distinto o diferencias significativas con respecto a los productos ya compensados por la ECC;

c) el nuevo servicio se presta o la nueva actividad tiene lugar en relación con una categoría de instrumentos financieros no especificados en la decisión de autorización de la ECC.

1 ter. A fin de velar por la aplicación uniforme del apartado 1, la AEVM, en estrecha colaboración con el SEBC, elaborará proyectos de normas técnicas de regulación que establezcan una lista de indicadores que definan más en detalle las condiciones a que se refiere el apartado 1 bis.

La AEVM presentará a la Comisión esos proyectos de normas técnicas de regulación a más tardar el ... [doce meses después de la entrada en vigor del presente Reglamento de modificación]. Se otorgan a la Comisión los poderes para adoptar las normas técnicas de regulación a que se refiere el párrafo primero de conformidad con los artículos 10 a 14 del Reglamento (UE) n.º 1095/2010.».

2.  En el artículo 17, el apartado 3 se sustituye por el texto siguiente:

«3. En un plazo de 30 días hábiles a partir de la fecha de recepción de la solicitud, la autoridad competente, previa concertación con la AEVM, evaluará si la solicitud está completa. En caso de que la solicitud no esté completa, la autoridad competente fijará un plazo para que la ECC solicitante proporcione información adicional. Cuando reciba esa información adicional, la autoridad competente la transmitirá inmediatamente a la AEVM y al colegio establecido de conformidad con el artículo 18, apartado 1. Una vez estime, previa concertación con la AEVM, que la solicitud está completa, la autoridad competente lo notificará a la ECC solicitante y a los miembros del colegio.».

2 bis.  En el artículo 17, el párrafo cuarto del apartado 4 se sustituye por el texto siguiente:

«En caso de que no se emita un dictamen conjunto de mutuo acuerdo a tenor del párrafo tercero y una mayoría simple del colegio haya expresado un dictamen desfavorable, cualquiera de las autoridades competentes afectadas ▌podrá remitir el asunto a la AEVM de conformidad con el artículo 19 del Reglamento (UE) n.º 1095/2010 en un plazo de 30 días naturales a partir de la adopción de dicho dictamen.».

3.  El artículo 18 se modifica como sigue:

a)  El apartado 1 se sustituye por el texto siguiente:

«1. En un plazo de 30 días naturales a partir de la fecha de presentación de una solicitud completa con arreglo al artículo 17, la autoridad competente respecto de la ECC constituirá un colegio a fin de facilitar el desempeño de las tareas mencionadas en los artículos 15, 17, 49, 51 y 54.

El presidente del Comité de Supervisión de las ECC a que se refiere el artículo 22 bis presidirá y gestionará el colegio.».

b)  En el apartado 2, la letra a) se sustituye por el texto siguiente:

«a) los miembros permanentes del Comité de Supervisión de las ECC a que se refiere el artículo 22 bis, apartado 2, letra a);».

c)  En el apartado 2, la letra c) se sustituye por el texto siguiente:

«c) las autoridades competentes responsables de la supervisión de los tres miembros compensadores de la ECC ▌que, durante un período de un año, aporten globalmente la mayor contribución al fondo de garantía frente a incumplimientos de la ECC a que se refiere el artículo 42, incluido, en su caso, el BCE en el marco de las tareas relacionadas con la supervisión prudencial de las entidades de crédito en el seno de un mecanismo de supervisión único que le confiere el Reglamento (UE) n.º 1024/2013 del Consejo(14), si dichas autoridades expresan su interés en participar en ese colegio.

c bis)  En el apartado 2 se añade la letra c bis):

«c bis) las autoridades competentes de los miembros compensadores distintas de las contempladas en la letra c), previa aprobación de la autoridad competente de la ECC; dichas autoridades competentes solicitarán la aprobación de la autoridad competente de la ECC para participar en el colegio, basándose para justificar su solicitud en su evaluación del impacto que podrían tener las perturbaciones financieras de una ECC en la estabilidad financiera del mercado local de su moneda de emisión; en caso de que la autoridad competente de la ECC no apruebe la solicitud, la autoridad competente de la ECC deberá motivarlo exhaustiva y detalladamente por escrito.».

c ter)  En el apartado 4 se añade la letra c bis):

«c bis)  elaborar un dictamen para el Comité de Supervisión de las ECC cuando dicho Comité deba conceder su aprobación o se le consulte de conformidad con el artículo 21 bis.».

c quater)  Se añade el apartado 4 bis siguiente:

«Cuando un miembro del colegio determine, sobre la base del intercambio de información contemplado en la letra b), que las prácticas de gestión de riesgos de una ECC no cumplen todos los requisitos establecidos en el presente Reglamento o presentan deficiencias en cuanto a su resistencia, dicho miembro podrá informar de la cuestión a la autoridad competente y al colegio y solicitar que se aborde dentro del colegio. A continuación, el presidente del colegio podrá incluir un debate sobre la cuestión planteada por el miembro en el orden del día de la reunión siguiente del colegio. Tras ese debate, si al menos la tercera parte de los miembros del colegio, excluido el miembro que solicitó inicialmente el debate, apoyan la elaboración de una recomendación destinada a abordar la cuestión planteada y mejorar la resistencia de la ECC, el presidente pedirá al colegio que elabore dicha recomendación.

El colegio podrá adoptar la recomendación a que se refiere el párrafo primero por mayoría simple de sus miembros.

En un plazo de 30 días a partir de la adopción de la recomendación por parte del colegio, la AEVM evaluará la cuestión y la recomendación y decidirá si solicita medidas de supervisión específicas de conformidad con el artículo 21 bis, apartado 3.

La AEVM informará inmediatamente a la autoridad competente y al colegio. La autoridad competente mantendrá informado al colegio de cualquier medida o ausencia de medida ulterior en relación con la recomendación.

Si la autoridad competente no adopta medidas en un plazo de 90 días a partir de la adopción de la recomendación y el hecho de no adoptar medidas puede conllevar el incumplimiento de los requisitos establecidos en el presente Reglamento, cualquier miembro del colegio podrá, en un plazo de 30 días a partir de la finalización del plazo de 90 días, remitir el asunto a la AEVM de conformidad con el artículo 19 del Reglamento (UE) n.º 1095/2010.».

c quinquies)  El apartado 6 se sustituye por el texto siguiente:

«6. Con el fin de garantizar el funcionamiento coherente y compatible de los colegios en toda la Unión, la AEVM, en estrecha cooperación con el SEBC, elaborará proyectos de normas técnicas de regulación que especifiquen las condiciones en que las monedas de la Unión a que se refiere el apartado 2, letra h), se considerarán las más pertinentes y los pormenores de las modalidades prácticas contempladas en el apartado 5.

La AEVM presentará a la Comisión dichos proyectos de normas técnicas de regulación a más tardar [un año después de la fecha de entrada en vigor del presente Reglamento de modificación].

Se otorgan a la Comisión los poderes para adoptar las normas técnicas de regulación a que se refiere el párrafo primero, de conformidad con los artículos 10 a 14 del Reglamento (UE) n.º 1095/2010.».

3 bis.  En el artículo 19 se añade el apartado 1 bis siguiente:

«1 bis. A petición de cualquiera de los miembros del colegio y tras su adopción por una mayoría del colegio, el dictamen podrá incluir recomendaciones para mejorar la resistencia de la ECC.».

4.  En el artículo 19, el apartado 3 se sustituye por el texto siguiente:

«3. El dictamen por mayoría del colegio se adoptará por mayoría simple de sus miembros.

En el caso de los colegios que tengan 12 miembros o menos, podrán votar como máximo dos miembros del colegio pertenecientes al mismo Estado miembro y cada miembro votante dispondrá de un único voto. En el caso de los colegios compuestos por más de 12 miembros, podrán votar como máximo tres miembros pertenecientes al mismo Estado miembro y cada miembro votante dispondrá de un único voto.

Cuando el BCE sea miembro del colegio de conformidad con el artículo 18, apartado 2, letras a), c) y h), dispondrá del siguiente número de votos:

i) un máximo de dos votos en los colegios de 12 miembros o menos;

ii) un máximo de tres votos en los colegios de más de 12 miembros.

El representante de la Comisión será miembro sin derecho de voto. El presidente del Comité de Supervisión de las ECC dispondrá de un voto; el vicepresidente y los directores del Comité de Supervisión de las ECC serán miembros de los colegios sin derecho de voto.».

5.  En el artículo 20, el apartado 6 se sustituye por el texto siguiente:

«6. La autoridad competente respecto de la ECC remitirá a la AEVM y a los miembros del colegio su proyecto de decisión plenamente razonada, en el que tendrá en cuenta las reservas de los miembros del colegio.».

6.  El artículo 21 se modifica como sigue:

a)  El apartado 1 se sustituye por el texto siguiente:

«1. Sin perjuicio de la función del colegio, las autoridades competentes a que se refiere el artículo 22, en estrecha colaboración con la AEVM, revisarán los acuerdos, estrategias, procesos y mecanismos aplicados por las ECC para dar cumplimiento al presente Reglamento y evaluarán los riesgos, incluidos, como mínimo los riesgos financieros, operativos y cibernéticos, a que estén o pudieran estar expuestas las ECC.».

b)  El apartado 3 se sustituye por el texto siguiente:

«3. La AEVM establecerá la frecuencia y el alcance de la revisión y la evaluación a que se refiere el apartado 1 teniendo en cuenta, en particular, la magnitud, la importancia sistémica, la naturaleza, la escala, la complejidad de las actividades y la interconexión con otras infraestructuras de los mercados financieros de las ECC afectadas. La revisión y la evaluación se actualizarán con periodicidad al menos anual.

En su caso, las ECC se someterán a inspecciones in situ adecuadas. Podrán decidir participar en las inspecciones in situ ▌miembros del personal de la AEVM.

La autoridad competente remitirá a la AEVM toda la información recibida de las ECC y solicitará a la correspondiente ECC toda información solicitada por la AEVM que no pueda facilitarle.».

b bis)  En el apartado 6, la letra a) del párrafo segundo se sustituye por el texto siguiente:

«a) realizará un análisis de la evaluación inter pares de las actividades de supervisión de todas las autoridades competentes en relación con la autorización y la supervisión de las ECC, de conformidad con el artículo 30 del Reglamento (UE) n.º 1095/2010, así como un análisis comparativo de las prácticas de gestión de riesgos de todas las ECC autorizadas de conformidad con el artículo 14 del presente Reglamento; y».

7.  En el título III, capítulo 2, se añaden los artículos 21 bis, 21 ter y 21 quater siguientes:

«Artículo 21 bis

Procedimientos de cooperación y toma de decisiones con respecto a las ECC autorizadas

1. Al desempeñar sus funciones de conformidad con el artículo 22, apartado 1, las autoridades competentes:

a) deberán elaborar y presentar los proyectos de decisiones a la AEVM para su aprobación antes de adoptar cualquiera de las decisiones ▌que se adopten en virtud de o en el desempeño de las funciones derivadas de los requisitos establecidos en los artículos 14, 15, 20, 30, 31, 32, 33, 34, 35, 36 y 49 del presente Reglamento;

b) deberán elaborar y presentar los proyectos de decisiones a la AEVM para su consulta antes de adoptar cualquiera de las decisiones que se adopten en virtud de o en el desempeño de las funciones derivadas de los requisitos establecidos en los artículos 24 y 54 del presente Reglamento;

c) podrán adoptar, sin presentación previa a la AEVM para su aprobación o consulta, decisiones que se adopten en virtud de o en el desempeño de las funciones derivadas de los requisitos establecidos en los artículos 7, 8, 16, 21, 26, 27, 28, 29, 37, 38, 39, 40, 41, 42, 43, 44, 45, 46, 47, 48, 50, 51, 52 y 53 del presente Reglamento y los artículos 35 y 36 del Reglamento (UE) n.º 600/2014.

3. La AEVM remitirá a las autoridades competentes cualquier información pertinente que pueda dar lugar a la adopción de una decisión de las contempladas en el apartado 1 y podrá solicitar medidas de supervisión específicas, incluida la revocación de la autorización. Las autoridades competentes mantendrán informada a la AEVM de cualquier actuación o inacción consiguiente.

4. Cuando se presente a la AEVM un proyecto de decisión para su aprobación de conformidad con el apartado 1, letra a), se considerará que la AEVM ha dado su aprobación a menos que proponga modificaciones u oponga objeciones al proyecto de decisión dentro de un plazo máximo de 15 días naturales tras haberle sido notificado dicho proyecto de decisión. Cuando la AEVM proponga modificaciones u oponga objeciones a un proyecto de decisión, deberá motivarlo exhaustiva y detalladamente, por escrito.

5. Cuando se presente a la AEVM un proyecto de decisión para su aprobación de conformidad con el apartado 1, letra a), y la AEVM proponga modificaciones, la autoridad competente solo podrá adoptar la decisión tal como haya sido modificada por la AEVM.

Cuando se presente a la AEVM un proyecto de decisión para su aprobación de conformidad con el apartado 1, letra a), y la AEVM oponga objeciones a un proyecto de decisión final, la autoridad competente no adoptará dicha decisión.

6. En caso de que se presente a la AEVM un proyecto de decisión para su aprobación de conformidad con el apartado 1, letra a), y la autoridad competente esté en desacuerdo con la modificación propuesta o la objeción de la AEVM, podrá presentar en un plazo de cinco días una solicitud motivada a la Junta de Supervisores a que se refiere el artículo 6, apartado 1, del Reglamento (UE) n.º 1095/2010 a fin de que evalúe dicha objeción o modificación. La Junta de Supervisores deberá refrendar o rechazar las objeciones o modificaciones de la AEVM en un plazo de diez días a partir de dicha solicitud, y el apartado 5 se aplicará según proceda.

6 bis. Cuando se presente a la AEVM un proyecto de decisión para su consulta de conformidad con el apartado 1, letra b), la AEVM responderá a la consulta en un plazo máximo de 15 días naturales tras haberle sido notificado dicho proyecto de decisión.

6 ter. Cuando se presente a la AEVM un proyecto de decisión para su consulta de conformidad con el apartado 1, letra b), la autoridad competente tendrá debidamente en cuenta las propuestas de la AEVM.

7. Sin perjuicio de las facultades que el artículo 258 TFUE confiere a la Comisión, la AEVM podrá adoptar una decisión dirigida a un participante en los mercados financieros instándolo a adoptar las medidas necesarias para cumplir las obligaciones que le incumben en virtud del Derecho de la Unión, incluido el cese de una práctica en los siguientes casos:

a) cuando una autoridad competente no cumpla lo dispuesto en el apartado 5, en caso de objeciones o modificaciones de la AEVM a un proyecto de decisión final;

b) cuando una autoridad competente, pese a que la AEVM así se lo haya solicitado de conformidad con el apartado 3, no adopte las medidas necesarias en un plazo razonable y ello dé lugar a que un participante en los mercados financieros incumpla los requisitos aplicables contenidos en los títulos IV y V del presente Reglamento.

Las decisiones adoptadas de conformidad con el párrafo primero prevalecerán sobre cualquier decisión anterior adoptada por las autoridades competentes sobre el mismo asunto.

Artículo 21 bis bisConsulta al banco central de emisión

En lo que respecta a las decisiones adoptadas en virtud de los artículos 14, 15, 20, 41, 44, 46, 50 y 54, el Comité de Supervisión de las ECC consultará a todos los bancos centrales de emisión a que se refiere el artículo 18, apartado 2, letra h), sobre los aspectos del proyecto de decisión relacionados con la moneda que emiten.

Cada banco central de emisión responderá a la solicitud de consulta en un plazo de diez días hábiles a partir de la transmisión del proyecto de decisión.

Cuando, teniendo en cuenta lo dispuesto en el artículo 24, el Comité de Supervisión de las ECC determine que se trata de una situación de emergencia, el plazo indicado en el párrafo precedente no superará las veinticuatro horas.

Una vez finalizado el plazo de consultas a los bancos centrales de emisión, el Comité de Supervisión de las ECC o la autoridad competente pertinente harán todo lo posible por atenerse a las modificaciones propuestas por los bancos centrales de emisión.

Cuando se presente a la AEVM un proyecto de decisión para su aprobación, de conformidad con el artículo 21, apartado 1, letra a), o para su consulta, de conformidad con el artículo 21, apartado 1, letra b), y la autoridad competente no incorpore en el proyecto de decisión que ha de presentar al Comité de Supervisión de las ECC las modificaciones propuestas por un banco central de emisión, el Comité de Supervisión de las ECC dirigirá a este último un escrito en el que expondrá exhaustivamente sus motivos y explicará toda desviación significativa con respecto a las modificaciones propuestas.

Artículo 21 quaterTasas

1. Las ECC abonarán las siguientes tasas:

a) tasas vinculadas a las solicitudes de autorización a que se refiere el artículo 17 o a las solicitudes de reconocimiento de conformidad con el artículo 25; y

c) tasas anuales vinculadas a las funciones que el presente Reglamento atribuye a la AEVM.

1 bis. Las tasas a que se refiere el apartado 1 guardarán proporción con el volumen de negocios de la ECC de que se trate y cubrirán íntegramente los gastos que deba realizar la AEVM para la autorización o el reconocimiento de la ECC, según proceda, y para el ejercicio de sus funciones de conformidad con el presente Reglamento.

2. La Comisión adoptará, de conformidad con el artículo 82, un acto delegado para especificar lo siguiente:

a) el tipo de tasas;

b) los conceptos por los que las tasas serán exigibles;

c) el importe de las tasas;

c bis) las modalidades de pago de las tasas por parte de las siguientes entidades:

i) las ECC establecidas en la Unión que estén autorizadas o soliciten autorización;

ii) las ECC establecidas en un tercer país que estén reconocidas de conformidad con el artículo 25, apartado 2.».

7 bis.  Se añaden los artículos siguientes:

«Artículo 22 bisComité de Supervisión de las ECC de la AEVM

1. La AEVM creará un comité interno permanente, de conformidad con el artículo 41 del Reglamento (UE) n.º 1095/2010, encargado de elaborar las decisiones y realizar las funciones relacionadas con la supervisión de las ECC de la Unión y de terceros países (Comité de Supervisión de las ECC).

El Comité de Supervisión de las ECC presentará a la Junta de Supervisores proyectos de decisiones completos para su adopción de conformidad con el artículo 22 quater.

2. El Comité de Supervisión de las ECC estará integrado por:

a) los siguientes miembros permanentes:

i) un presidente, con derecho a voto;

ii) un vicepresidente que desempeñará las funciones del presidente en ausencia de este, con derecho a voto;

iii) cuatro directores, con derecho a voto;

iv) un representante del BCE, sin derecho a voto; y

v) un representante de la Comisión, sin derecho a voto;

b) los siguientes miembros no permanentes específicos de cada ECC en relación con la cual se convoque el Comité de Supervisión de las ECC:

i) un representante de la autoridad competente a que se refiere el artículo 22 por cada ECC establecida en la Unión en relación con la cual se convoque el Comité de Supervisión de las ECC; estos representantes tendrán derecho a voto, pero cuando un Estado miembro haya designado varias autoridades competentes dicho Estado miembro solo tendrá derecho a un voto para este punto;

ii) un representante de cada uno de los bancos centrales de emisión pertinentes a que se refiere el artículo 18, apartado 2, letra h), por cada ECC establecida en la Unión en relación con la cual se convoque el Comité de Supervisión de las ECC, sin derecho a voto;

iii) cuando se convoque el Comité de Supervisión en relación con decisiones o debates relativos a los artículos 41, 44, 46, 50 y 54, los representantes de los bancos centrales de emisión de monedas de la Unión compensadas o por compensar por la ECC en relación con la cual se convoque el Comité de Supervisión de las ECC que no estén comprendidos en el inciso ii), sin derecho a voto.

Cuando resulte oportuno y necesario, el presidente podrá invitar a las reuniones del Comité de Supervisión de las ECC, en calidad de observadores, a otros miembros del colegio de la ECC pertinente a que se refiere el artículo 18, apartado 2.

Cuando el Comité de Supervisión de las ECC desempeñe alguna de las funciones contempladas en el apartado 3, letra b), las autoridades de las ECC de terceros países reconocidas por la AEVM de conformidad con el artículo 25 podrán ser invitadas, cuando resulte oportuno y necesario, en calidad de observadores.

Cuando se debatan decisiones relativas al artículo 25, apartados 2 bis y 2 quater, y los artículos 25 ter, 41, 44 y 46, los bancos centrales de emisión de los instrumentos financieros compensados o por compensar por la ECC del tercer país en relación con la cual se convoque el Comité de Supervisión de las ECC podrán ser invitados a participar en el Comité de Supervisión de las ECC en calidad de observadores.

Las reuniones del Comité de Supervisión de las ECC serán convocadas por su presidente, por propia iniciativa o a petición de cualquiera de sus miembros. El Comité de Supervisión de las ECC se reunirá al menos cinco veces al año.

Cuando una actividad del Comité de Supervisión de las ECC no concierna a una ECC específica establecida en la Unión, el Comité estará compuesto únicamente por los miembros permanentes a que se refiere la letra a) del presente apartado, todas las autoridades a que se refiere la letra b), inciso i), y, en su caso, los bancos centrales de emisión a que se refiere la letra b), inciso ii), del presente apartado.

3. El Comité de Supervisión de las ECC se encargará de elaborar los proyectos de decisiones que se presentarán a la Junta de Supervisores:

a) cuando la AEVM deba conceder su aprobación o se le consulte de conformidad con el artículo 21 bis; y

b) cuando la AEVM reconozca y supervise ECC de terceros países de conformidad con los artículos 25, 25 bis, 25 ter, 25 quater, 25 quinquies, 25 sexies, 25 septies, 25 octies, 25 nonies, 25 decies, 25 undecies, 25 quaterdecies y 25 quindecies.

4. El presidente del Comité de Supervisión de las ECC y los directores a que se refiere el artículo 22 bis, apartado 1, letra a), inciso i), serán profesionales independientes a tiempo completo. Serán nombrados sobre la base de sus méritos, sus cualificaciones, su conocimiento de las actividades de compensación y postnegociación y asuntos financieros, y su experiencia en relación con la supervisión y la regulación de las ECC. Serán elegidos mediante un procedimiento de selección abierto organizado por la Comisión, que se atendrá a los principios de equilibrio entre hombres y mujeres, experiencia y cualificación. Se mantendrá oportuna y debidamente informados al Parlamento y al Consejo en todas las fases de dicho procedimiento.

El mandato del presidente, del vicepresidente y de los directores del Comité de Supervisión de las ECC tendrá una duración de cinco años, prorrogable una vez. El presidente, el vicepresidente y los directores del Comité de Supervisión de las ECC no podrán ejercer ningún cargo a nivel nacional, internacional o de la Unión.

La Comisión, previa consulta a las autoridades nacionales de supervisión, facilitará al Parlamento Europeo una lista restringida de candidatos para los cargos de presidente, vicepresidentes y directores, e informará al Consejo sobre dicha lista restringida.

La Comisión presentará al Parlamento Europeo, para su aprobación, una propuesta con vistas al nombramiento del presidente, el vicepresidente y los directores. Tras la aprobación de dicha propuesta, el Consejo adoptará una decisión de ejecución por la que se nombre al presidente, al vicepresidente y a los directores. El Consejo se pronunciará por mayoría cualificada.

Si el presidente, el vicepresidente o uno de los directores dejan de cumplir las condiciones necesarias para el ejercicio de sus funciones o son declarados culpables de falta grave, el Consejo, a propuesta de la Comisión aprobada por el Parlamento Europeo, podrá adoptar una decisión de ejecución por la que sean cesados. El Consejo se pronunciará por mayoría cualificada.

El Parlamento Europeo o el Consejo podrán informar a la Comisión de que, a su juicio, se cumplen las condiciones para el cese del presidente, el vicepresidente o uno de los directores del Comité de Supervisión de las ECC, y la Comisión deberá responder a dicha comunicación.

5. El Comité de Supervisión de las ECC estará respaldado por personal propio dotado de conocimientos, capacidades y experiencia suficientes, y recibirá recursos adecuados de la AEVM para desempeñar sus funciones.

6. El Comité de Supervisión de las ECC informará al colegio de supervisión pertinente de los proyectos de decisiones completos que presente a la Junta de Supervisores de conformidad con el apartado 1.

7. El Comité de Supervisión de las ECC velará por que los miembros del colegio a que se refiere el artículo 18, apartado 2, las autoridades contempladas en el artículo 25, apartado 3, del Reglamento (UE) n.º 648/2012 y la JERS, de conformidad con el artículo 15 del Reglamento (UE) n.º 1092/2010, tengan acceso a toda la información necesaria para desempeñar sus funciones.

Artículo 22 terIndependencia

En relación con las funciones del presidente, el vicepresidente y los directores del Comité de Supervisión de las ECC, estos no pedirán ni aceptarán instrucción alguna de las instituciones u organismos de la Unión, de ningún Gobierno de un Estado miembro ni de ninguna otra entidad pública o privada. Ni los Estados miembros, ni las instituciones u organismos de la Unión, ni ninguna otra entidad pública o privada tratarán de ejercer su influencia sobre el presidente, el vicepresidente y los directores del Comité de Supervisión de las ECC a que se refiere el artículo 22 bis, apartado 1, letra a), inciso i), en el ejercicio de sus funciones. De conformidad con el Estatuto de los funcionarios a que se refiere el artículo 68 del Reglamento (UE) n.º 1095/2010, el presidente, el vicepresidente y los directores del Comité de Supervisión de las ECC a que se refiere el artículo 22 bis, apartado 1, letra a), inciso i), seguirán estando sujetos, después de abandonar el cargo, al deber de integridad y discreción en lo que respecta a la aceptación de determinados nombramientos o privilegios.

El presidente, el vicepresidente y los directores del Comité de Supervisión de las ECC estarán sujetos a un período de transición adecuado antes de la toma de posesión del cargo y tras finalizar su mandato.

Artículo 22 quaterInforme

1. El Parlamento Europeo o el Consejo podrán invitar al presidente, al vicepresidente o a cualquiera de los directores del Comité de Supervisión de las ECC a efectuar una declaración, con pleno respeto de su independencia. Estos efectuarán una declaración ante el Parlamento Europeo y responderán a todas las preguntas formuladas por los diputados cuando así se solicite.

2. El presidente del Comité de Supervisión de las ECC presentará al Parlamento Europeo un informe escrito sobre las principales actividades del Comité de Supervisión de las ECC siempre que se le solicite y en cualquier caso al menos quince días antes de efectuar la declaración a que se refiere el apartado 1.

3. El presidente informará de toda la información pertinente solicitada puntualmente por el Parlamento Europeo.

4. Si así se le solicita, el presidente del Comité de Supervisión de las ECC mantendrá conversaciones orales confidenciales, a puerta cerrada, con el presidente y los vicepresidentes de la comisión competente del Parlamento Europeo, en caso de que tales conversaciones sean necesarias para el ejercicio de las competencias del Parlamento Europeo en virtud del TFUE.

5. El Comité de Supervisión de las ECC prestará su cooperación a cualquier investigación que efectúe el Parlamento Europeo, conforme a lo dispuesto en el TFUE y en los reglamentos a que se refiere su artículo 226. Dentro de los seis meses siguientes al nombramiento del presidente, del vicepresidente y de los directores del Comité de Supervisión de las ECC, el Parlamento Europeo y el Comité de Supervisión de las ECC celebrarán acuerdos apropiados sobre las modalidades prácticas de ejecución de la rendición de cuentas democrática y de la supervisión del ejercicio de las funciones que el presente Reglamento confiere a dicho Comité. Sin perjuicio de las competencias del Parlamento Europeo en virtud del artículo 226 del TFUE, esos acuerdos abarcarán, entre otras cosas, el acceso a la información, incluidas normas sobre el tratamiento y la protección de información clasificada u otro tipo de información confidencial, la cooperación en audiencias, las conversaciones orales confidenciales, los informes, las respuestas a preguntas, las investigaciones y la información con respecto al procedimiento de selección del presidente, el vicepresidente y los directores a que se refiere el artículo 22 bis, apartado 1, letra a), del presente Reglamento.

Artículo 22 quinquiesToma de decisiones en el Comité de Supervisión de las ECC

El Comité de Supervisión de las ECC adoptará sus decisiones por mayoría simple de sus miembros. En caso de empate, el presidente dispondrá de un voto de calidad.

Artículo 22 sexiesToma de decisiones en la Junta de Supervisores

Con respecto a los proyectos de decisiones presentados de conformidad con el artículo 21 bis, apartado 1, y en relación con los artículos 14, 15, 20, 41, 44, 46, 50 y 54, y con respecto, para las ECC clasificadas como ECC de nivel 2 de conformidad con el artículo 25, apartado 2 bis, a los proyectos de decisiones presentados de conformidad con los artículos 25 bis y 25, apartados 2 bis, 2 ter, 2 quater y 5, los proyectos de decisiones presentados por el Comité de Supervisión de las ECC se adoptarán por mayoría simple de los miembros de la Junta de Supervisores.

Con respecto a las decisiones conforme a artículos distintos de los mencionados en el párrafo primero, los proyectos de decisiones presentados por el Comité de Supervisión de las ECC se considerarán adoptados cuando sean aprobados por mayoría simple, salvo que los rechace, en un plazo de diez días hábiles a partir de su transmisión, un número de miembros que represente la minoría de bloqueo de los votos definida en el artículo 16, apartado 4, del Tratado de la Unión Europea y en el artículo 3 del Protocolo (no 36) sobre las disposiciones transitorias.

En situaciones especialmente urgentes, el plazo para examinar un proyecto de decisión no excederá de veinticuatro horas. En caso de que la Junta de Supervisores rechace un proyecto de decisión, deberá exponer sus motivos por escrito.».

8.  El artículo 24 se sustituye por el texto siguiente:

«La autoridad competente respecto de la ECC o cualquier otra autoridad pertinente comunicará a la AEVM, al colegio, a los miembros pertinentes del SEBC y a las demás autoridades pertinentes, sin demoras indebidas, toda situación de emergencia en relación con una ECC, incluida cualquier circunstancia de los mercados financieros que pueda perjudicar la liquidez del mercado, la transmisión de la política monetaria, el correcto funcionamiento de los sistemas de pago y la estabilidad del sistema financiero de cualquiera de los Estados miembros en los que esté establecida la ECC o uno de sus miembros compensadores.».

9.  El artículo 25 se modifica como sigue:

-a)  El apartado 1 se sustituye por el texto siguiente:

  «1. Las ECC establecidas en terceros países solo podrán prestar servicios de compensación a miembros compensadores o plataformas de negociación establecidos en la Unión si las ECC están reconocidas por la AEVM de conformidad con el procedimiento establecido en el apartado 2 o con el procedimiento establecido en el apartado 4.».

a)  En el apartado 2, se añade la letra e) siguiente:

e) la ECC no ha sido clasificada como de importancia sistémica o susceptible de adquirir importancia sistémica ▌con arreglo al apartado 2 bis, y es, por lo tanto, una ECC de nivel 1.».

b)  Se añaden los apartados 2 bis, 2 ter y 2 quater siguientes:

«2 bis. La AEVM, previa consulta a los bancos centrales de emisión de las monedas más pertinentes de la Unión de los instrumentos financieros compensados o por compensar por una ECC, determinará si una ECC es de importancia sistémica o susceptible de adquirir importancia sistémica para la estabilidad financiera de la Unión o de uno o más de sus Estados miembros (ECC de nivel 2), teniendo en cuenta todos los criterios siguientes:

a) la naturaleza, magnitud y complejidad de la actividad de la ECC en la Unión, así como otras actividades de la ECC fuera de la Unión, en la medida en que esas actividades pueden afectar a la complejidad global de la ECC, incluidos:

i) el valor en términos agregados y en cada moneda de la Unión de las operaciones compensadas por la ECC, o la exposición agregada de la ECC que lleve a cabo actividades de compensación frente a sus miembros compensadores establecidos en la Unión y, en la medida de posible, a sus clientes y clientes indirectos establecidos en la Unión, en particular en caso de que alguno de dichos miembros o clientes haya sido designado como entidad de importancia sistémica mundial (EISM) o como otra entidad de importancia sistémica (OEIS) en virtud del artículo 131 de la Directiva 2013/36/UE;

ii) el perfil de riesgo de la ECC en lo que se refiere, entre otros elementos, a los riesgos jurídicos, operativos y empresariales, prestando especial atención a los riesgos cibernéticos;

b) el efecto que la inviabilidad de la ECC o una perturbación de la misma tendría en los mercados financieros, las entidades financieras o el sistema financiero en general, o sobre la estabilidad financiera de la Unión o de uno o más de sus Estados miembros;

c) la estructura de miembros compensadores de la ECC, así como la estructura de la red de clientes y clientes indirectos de sus miembros compensadores, cuando puedan identificarse fácilmente, y en particular el porcentaje de sus miembros compensadores y de sus clientes y clientes indirectos establecidos en la Unión;

d) la relación, las interdependencias u otras interacciones de la ECC con otras infraestructuras de los mercados financieros, otras entidades financieras y el sistema financiero en general, en la medida en que esas interacciones pueden influir en el sistema financiero de la Unión o de uno o varios de sus Estados miembros;

d bis) el efecto inmediato y a medio plazo que la inviabilidad o una perturbación de la ECC tendría sobre la liquidez de los mercados a los que da servicio o sobre la aplicación de la política monetaria por parte de los bancos centrales de emisión.

La Comisión adoptará, de conformidad con el artículo 82, un acto delegado para especificar los criterios establecidos en el párrafo primero en el plazo de [doce meses a partir de la entrada en vigor del presente Reglamento].

2 ter. Cuando la AEVM determine que una ECC es de importancia sistémica o susceptible de adquirir importancia sistémica (ECC de nivel 2) con arreglo al apartado 2 bis, solo la reconocerá si, además de las condiciones a que se refiere el artículo 25, apartado 2, letras a), b) ▌y d), se cumplen las condiciones siguientes:

a) Que la ECC cumpla, en el momento del reconocimiento y con posterioridad de forma permanente, los requisitos establecidos en el artículo 16 y los títulos IV y V. De conformidad con el artículo 25 bis, apartado 2, la AEVM tendrá en cuenta en qué medida la ECC cumple dichos requisitos al cumplir los requisitos comparables que se apliquen en el tercer país.

b) ▌Que la ECC cumpla o haya adoptado las medidas oportunas para cumplir, de forma permanente, cualesquiera de los siguientes requisitos que los bancos centrales de emisión de las monedas más pertinentes de la Unión compensadas o por compensar por una ECC de un tercer país hayan podido imponer en el desempeño de sus funciones de política monetaria:

i) la presentación al banco central de emisión pertinente de toda información solicitada que no haya sido obtenida de otro modo por la AEVM;

ii) el compromiso de la ECC de cooperar plena y debidamente con el banco central de emisión en el contexto de su evaluación de la resistencia de la ECC frente a una evolución adversa de los mercados;

iii) la apertura por la ECC de una cuenta de depósitos a un día en el banco central de emisión con arreglo a los criterios y requisitos de acceso pertinentes del banco central de emisión;

iv) la aplicación, en situaciones excepcionales, de requisitos coherentes con los requisitos establecidos en el artículo 16 y en los títulos IV y V del presente Reglamento, dentro de las competencias del banco central de emisión y en relación con los controles del riesgo de liquidez, los mecanismos de liquidación, los márgenes y los acuerdos en materia de garantías o interoperabilidad, con el fin de hacer frente al riesgo de liquidez sistémico que afecta a la transmisión de la política monetaria o al correcto funcionamiento de los sistemas de pago.

En un plazo de 150 días a partir de la presentación de una solicitud completa, los bancos centrales de emisión pertinentes confirmarán por escrito a la AEVM que la ECC cumple, o ha adoptado las medidas oportunas para cumplir, de forma permanente, cualesquiera de los requisitos contemplados en el párrafo primero.

Cuando los bancos centrales de emisión pertinentes no hayan dado una respuesta por escrito a la AEVM sobre el cumplimiento por parte de la ECC de uno o varios de los requisitos enumerados en los incisos i) a iv), esta podrá considerar cumplidos los requisitos correspondientes.

El banco central de emisión facilitará a la ECC y a la AEVM una explicación debidamente justificada y motivada de su decisión de imponer cualesquiera de los requisitos contemplados en el párrafo primero sobre la base de la pertinencia de la decisión para las funciones de política monetaria.

En caso de que el banco central de emisión imponga alguno de los requisitos contemplados en el párrafo primero tras el reconocimiento de la ECC, esta debe cumplir inmediatamente dichos requisitos, de conformidad con el artículo 25 ter, y el banco central de emisión informará inmediatamente a la AEVM al respecto.

Los requisitos impuestos por un banco central en virtud del inciso iv) del párrafo primero serán impuestos durante un período no superior a meses. Cuando el banco central considere que persiste la situación excepcional a que se refiere el inciso iv) del párrafo primero, podrá, al final del primer período y previa consulta a la Comisión y a la AEVM, seguir aplicando dichos requisitos durante un período adicional no superior a seis meses.

Cualquier banco central de emisión podrá presentar a la Comisión una solicitud debidamente justificada para añadir uno o varios requisitos a la lista contemplada en el párrafo primero.

Sobre la base de dicha solicitud, la Comisión podrá adoptar un acto delegado por el que se añadan los requisitos en cuestión a la lista contemplada en el párrafo primero o por el que se autorice la prolongación de los requisitos impuestos de conformidad con el inciso iv) de dicho párrafo.

Cuando, tras recibir una solicitud presentada por un banco central, la Comisión decida no añadir a la lista contemplada en el párrafo primero uno o varios de los requisitos propuestos por el banco central en su solicitud, deberá motivar exhaustiva y detalladamente su decisión mediante escrito dirigido al banco central pertinente.

c) Que la ECC ▌haya transmitido a la AEVM una declaración escrita firmada por su representante legal en la que se exprese el consentimiento incondicional de la ECC a proporcionar, en un plazo de diez días hábiles tras la notificación de una solicitud por parte de la AEVM, cualesquiera documentos, registros, información y datos que hayan obrado en su poder en el momento de la notificación de la solicitud, y por la que se autorice a la AEVM a acceder a cualquiera de los locales de uso profesional de la ECC, y que haya proporcionado asimismo a la AEVM el dictamen jurídico motivado de un experto jurídico independiente que confirme que el compromiso asumido es válido y exigible con arreglo a la pertinente legislación aplicable.

d) Que la ECC haya adoptado y aplicado todas las medidas necesarias y establecido todos los procedimientos necesarios para garantizar el cumplimiento efectivo de los requisitos previstos en las letras a) y c);

d bis) Que se hayan establecido acuerdos de cooperación con arreglo al apartado 7 bis;

e) Que la Comisión no haya adoptado un acto de ejecución con arreglo al apartado 2 quater.

2 quater. La AEVM, de común acuerdo con los bancos centrales de emisión de las monedas más pertinentes de la Unión compensadas o por compensar por una ECC de un tercer país, podrá considerar que una ECC tiene una importancia sistémica tan sustancial que el cumplimiento de las condiciones establecidas en el apartado 2 ter no garantiza suficientemente la estabilidad financiera de la Unión o de uno o más de sus Estados miembros▐. En tal caso, la AEVM recomendará a la Comisión que adopte un acto delegado por el que se prohíba el reconocimiento de esa ECC de conformidad con los apartados 2 o 2 ter.

En su análisis, la AEVM podrá precisar qué servicios o actividades de compensación específicos considera que solo deben ser prestados a los miembros compensadores y plataformas de negociación establecidos en la Unión por una ECC autorizada de conformidad con el artículo 14.

La recomendación irá acompañada de un análisis de todos los aspectos siguientes:

a) los elementos contemplados en el artículo 25, apartado 2 bis, letras a) a d bis);

b) las características de los servicios de compensación proporcionados por la ECC, en particular los requisitos de liquidez y liquidación física asociados a la provisión de tales servicios, y la consiguiente probabilidad, en caso de gran tensión, de que la ECC deba solicitar ayuda en forma de liquidez del banco central;

c)  la existencia de posibles sustitutos viables para la prestación de los servicios de compensación de que se trate en las monedas de que se trate a los miembros compensadores, sus clientes y clientes indirectos establecidos en la Unión;

d) la existencia y la naturaleza de los mecanismos de apoyo a la liquidez de que dispone la ECC en su país de origen y la existencia de otros mecanismos de mitigación del riesgo;

e) las posibles consecuencias de incluir los contratos pendientes en poder de la ECC en el ámbito de aplicación del acto delegado;

f) las posibles consecuencias, en términos de costes y beneficios, de la necesidad de que la ECC solicite autorización en la Unión para:

i) los miembros compensadores de la ECC, así como sus clientes y clientes indirectos establecidos en la Unión;

ii) las IMF vinculadas e interoperables de la ECC;

iii) la estabilidad financiera de la Unión o de uno o varios de sus Estados miembros, en particular si el riesgo sistémico disminuirá debido a la necesidad de que la ECC solicite autorización en la Unión.

Sobre la base de la recomendación a que se refiere el párrafo primero y de la evaluación que la acompaña, la Comisión podrá adoptar el acto delegado a que hace referencia el párrafo primero, que especificará que algunos o todos los servicios prestados por esa ECC ▌solo se prestarán a los miembros compensadores y plataformas de negociación establecidos en la Unión exclusivamente por una ECC autorizada de conformidad con el artículo 14, cuando corresponda tras un período de adaptación. Dicho acto delegado podrá especificar lo siguiente:

a) un período de adaptación adecuado para la ECC, sus miembros compensadores y sus clientes;

b) las condiciones en las que la ECC puede ser reconocida temporalmente durante el período de adaptación a que se refiere la letra a); y

c) las medidas que se tomarán durante el mencionado período de adaptación a fin de limitar los posibles costes para los miembros compensadores y sus clientes, en particular los establecidos en la Unión.».

b bis)  El apartado 3 se modifica como sigue:

  i) La parte introductoria se sustituye por el texto siguiente:

  «3.  Al evaluar si se cumplen las condiciones enumeradas en el apartado 2 o en el apartado 2 bis, según proceda, la AEVM consultará a:».

  ii) La letra f se sustituye por el texto siguiente:

  «f)   los bancos centrales que emitan todas las monedas ▌de la UE de los instrumentos financieros compensados o que se vayan a compensar por una ECC de un tercer país.».

b ter)  En el apartado 4, el párrafo sexto se sustituye por el texto siguiente:

  «La AEVM publicará en su sitio web una lista de las ECC reconocidas de conformidad con el presente Reglamento, junto con una mención de su categorización como ECC de nivel 1 o nivel 2.».

c)  El apartado 5 se sustituye por el texto siguiente:

«5. La AEVM, previa consulta a las autoridades y entidades mencionadas en el apartado 3, revisará el reconocimiento de una ECC establecida en un tercer país en las condiciones siguientes:

a) cuando la ECC en cuestión haya ampliado el ámbito de sus actividades y servicios en la Unión; y, o bien:

b) cada dos años como mínimo, cuando la ECC en cuestión compense una cantidad de instrumentos financieros denominados en monedas de la Unión que supere, por lo que respecta a las monedas afectadas, los umbrales establecidos en las normas técnicas de regulación a que se refiere el párrafo quinto; o

c) cada cinco años como mínimo en todos los demás casos.

Dicha revisión se realizará de conformidad con los apartados 2, 3 y 4.

Además de esta revisión, sin perjuicio de lo dispuesto en el apartado 2 quater y de conformidad con los criterios establecidos en el apartado 1 bis, la AEVM podrá:

a) determinar, con arreglo al apartado 2 bis, si una ECC de nivel 1 ha adquirido o puede adquirir importancia para la estabilidad financiera de la Unión o de uno o más de sus Estados miembros y debe, por tanto, ser reclasificada como ECC de nivel 2;

b) determinar si una ECC de nivel 2 ya no resulta ni puede resultar importante para la estabilidad financiera de la Unión o de uno o más de sus Estados miembros y debe, por tanto, ser reclasificada como ECC de nivel 1; o

c) determinar que la importancia de la ECC en cuestión ha permanecido inalterada y no modificar la clasificación de dicha ECC.

Cuando, a partir de la revisión mencionada en el párrafo primero, la AEVM determine que una ECC de un tercer país que haya reconocido previamente como ECC de nivel 1 debe ser reclasificada como ECC de nivel 2, la AEVM establecerá un período de adaptación adecuado que no excederá de doce meses y al término del cual la ECC deberá cumplir los requisitos previstos en el apartado 2 ter.

A petición motivada de la ECC o de toda autoridad competente de cualquiera de los miembros compensadores de la ECC establecidos en la Unión, la AEVM podrá prorrogar el período de adaptación hasta seis meses, siempre que dicha prórroga se encuentre justificada por circunstancias excepcionales y las necesidades específicas de los miembros compensadores de la ECC establecidos en la Unión.

5 bis. En consulta con los miembros del SEBC, la AEVM elaborará proyectos de normas técnicas de regulación destinadas a especificar el umbral para cada moneda de la Unión a que hace referencia el apartado 5, párrafo primero, letra b).

La AEVM presentará a la Comisión esos proyectos de normas técnicas de regulación a más tardar el ... [doce meses después de la entrada en vigor del presente Reglamento de modificación].

Se otorgan a la Comisión los poderes para adoptar las normas técnicas de regulación a que se refiere el párrafo primero de conformidad con los artículos 10 a 14 del Reglamento (UE) n.º 1095/2010.».

d)  El apartado 6 se sustituye por el texto siguiente:

«6. La Comisión adoptará un acto de ejecución con arreglo al artículo 5 del Reglamento (UE) n.º 182/2011, por el que declare lo siguiente:

a) que el marco jurídico y de supervisión de un tercer país garantiza que las ECC autorizadas en dicho país cumplen de forma permanente requisitos jurídicamente vinculantes equivalentes a los requisitos establecidos en el título IV del presente Reglamento;

b) que dichas ECC están sometidas de forma permanente a una supervisión y un control del cumplimiento efectivos en dicho tercer país;

c) que el marco jurídico de ese tercer país establece un sistema equivalente efectivo para el reconocimiento de ECC autorizadas en virtud de regímenes jurídicos de terceros países.

La Comisión podrá supeditar la aplicación del acto de ejecución a que se refiere el párrafo primero al cumplimiento efectivo y permanente por un tercer país de cualquier requisito establecido en dicho acto y a la capacidad de la AEVM para ejercer de manera efectiva sus responsabilidades con respecto a las ECC de terceros países reconocidas en virtud de los apartados 2 y 2 ter, o en relación con el seguimiento a que se refiere el apartado 6 ter, en su caso mediante la celebración y aplicación de los acuerdos de cooperación a que se refiere el apartado 7.».

e)  Se añaden los apartados 6 bis y 6 ter siguientes:

«6 bis. La Comisión adoptará, de conformidad con el artículo 82, un acto delegado para especificar los criterios contemplados en el apartado 6, letras a), b) y c).

6 ter. La AEVM hará un seguimiento de la evolución en materia de regulación y supervisión en los terceros países con respecto a los cuales se hayan adoptado actos de ejecución de conformidad con el apartado 6.

Si la AEVM detecta cualquier cambio en la regulación o supervisión en esos terceros países que pueda incidir en la estabilidad financiera de la Unión o de uno o más de sus Estados miembros, informará a la Comisión, al Parlamento Europeo y al Consejo confidencialmente y sin demora.

La AEVM presentará anualmente a la Comisión un informe confidencial sobre la evolución en materia de regulación y supervisión en los terceros países a que se refiere el párrafo primero.».

f)  La primera frase del apartado 7 se sustituye por el texto siguiente:

«7. Cuando, tras la evaluación llevada a cabo de conformidad con el apartado 2 bis, se determine que una ECC es de nivel 1, la AEVM celebrará acuerdos de cooperación efectivos con las autoridades competentes pertinentes de los terceros países cuyos marcos jurídicos y de supervisión hayan sido considerados equivalentes al presente Reglamento según lo dispuesto en el apartado 6.».

g)  En el apartado 7, se añade la letra e) siguiente:

«d) los procedimientos relativos a la coordinación de las actividades de supervisión, incluida la conformidad de las autoridades de los terceros países para permitir investigaciones e inspecciones in situ con arreglo a los artículos 25 quinquies y 25 sexies, respectivamente;

e) los procedimientos necesarios para el seguimiento efectivo de la evolución en materia de regulación y supervisión en el tercer país de que se trate.».

g bis)  En el apartado 7, se añade la letra siguiente:

«f) los procedimientos de cooperación en las situaciones a que hace referencia el artículo 24, que incluyen lo siguiente:

i) la conformidad de las autoridades competentes pertinentes de los terceros países para comunicar, sin demoras indebidas, a la AEVM y a los bancos centrales de emisión de las monedas más pertinentes de la Unión, compensadas o por compensar por una ECC de un tercer país, una situación de este tipo relacionada con una ECC supervisada por dichas autoridades; y

ii) la conformidad de las autoridades competentes pertinentes de los terceros países para implicar adecuadamente en las decisiones adoptadas en este tipo de situaciones a la AEVM y a los bancos centrales de emisión de las monedas más pertinentes de la Unión, compensadas o por compensar por una ECC de un tercer país.».

g ter)  En el apartado 7, se añade el párrafo siguiente:

«La AEVM consultará a los bancos centrales de emisión de las monedas más pertinentes de la Unión, compensadas o por compensar por una ECC de un tercer país, por lo que respecta a la elaboración de las disposiciones de los acuerdos de cooperación relativos a las cuestiones referidas en la letra f).».

g quater)  En el artículo 25, se añaden los apartados 7 bis y 7 ter:

«7 bis. Cuando, tras la evaluación llevada a cabo de conformidad con el apartado 2 bis, se determine que una ECC es de nivel 2, la AEVM celebrará acuerdos de cooperación efectivos con las autoridades competentes pertinentes de los terceros países cuyos marcos jurídicos y de supervisión hayan sido considerados equivalentes al presente Reglamento según lo dispuesto en el apartado 6. En dichos acuerdos se hará constar, como mínimo:

a) el mecanismo de intercambio de información entre la AEVM y las autoridades competentes de los terceros países de que se trate, incluido el acceso a toda la información requerida por la AEVM respecto a las ECC autorizadas en dichos terceros países y los intercambios de información y los informes que deben presentarse en caso de modificaciones sustanciales de los modelos y parámetros de riesgo, la ampliación de las actividades y servicios de la ECC y la introducción de cambios en la estructura de las cuentas de clientes y en la utilización de sistemas de pago que afecten de forma sustancial a la Unión;

b) el mecanismo de notificación rápida a la AEVM si una autoridad competente de un tercer país estima que una ECC de un tercer país supervisada por ella infringe las condiciones de su autorización o de otra normativa que le sea de aplicación;

c) el mecanismo de notificación rápida a la AEVM que utilizará la autoridad competente de un tercer país si una ECC supervisada por ella ha obtenido el derecho a prestar servicios de compensación a miembros compensadores o a clientes establecidos en la Unión;

d) los procedimientos relativos a la coordinación de las actividades de supervisión, incluida la conformidad de las autoridades de los terceros países para permitir investigaciones e inspecciones in situ con arreglo a los artículos 25 quinquies y 25 sexies, respectivamente;

e) los procedimientos necesarios para el seguimiento efectivo de la evolución en materia de regulación y supervisión en el tercer país de que se trate;

f) el consentimiento expreso de las autoridades competentes del tercer país al intercambio de cualquier información que faciliten en virtud de las letras a) a d) con las autoridades a que se refiere el apartado 3, sin perjuicio de los requisitos de secreto profesional previstos en el artículo 83;

g) cuando se otorguen a la AEVM las competencias decisorias previstas en el artículo 25 ter, los procedimientos relativos al ejercicio efectivo de tales competencias;

h) los procedimientos de cooperación en las situaciones a que hace referencia el artículo 24, que incluyen lo siguiente:

i) la conformidad de las autoridades competentes pertinentes de los terceros países para comunicar, sin demoras indebidas, a la AEVM y a los bancos centrales de emisión de las monedas más pertinentes de la Unión, compensadas o por compensar por una ECC de un tercer país, una situación de este tipo relacionada con una ECC supervisada por dichas autoridades;

ii) la conformidad de las autoridades competentes pertinentes de los terceros países para implicar adecuadamente en las decisiones adoptadas en este tipo de situaciones a la AEVM y a los bancos centrales de emisión de las monedas más pertinentes de la Unión, compensadas o por compensar por una ECC de un tercer país.

La AEVM consultará a los bancos centrales de emisión de las monedas más pertinentes de la Unión, compensadas o por compensar por una ECC de un tercer país, por lo que respecta a la elaboración de las disposiciones de los acuerdos de cooperación relativos a las cuestiones referidas en la letra h).

7 ter. Cuando la AEVM considere que la autoridad competente de un tercer país ha incumplido alguna de las disposiciones establecidas en un acuerdo de cooperación celebrado de conformidad con los apartados 7 o 7 bis, informará de ello a la Comisión confidencialmente y sin demora. En tal caso, la Comisión podrá decidir revisar el acto de ejecución adoptado en virtud del apartado 6.».

10.  Se añaden los artículos 25 bis, 25 ter, 25 quater, 25 quinquies, 25 sexies, 25 septies, 25 octies, 25 nonies, 25 decies, 25 undecies, 25 duodecies, 25 terdecies, 25 quaterdecies y 25 quindecies siguientes:

«Artículo 25 bisCumplimiento comparable

1. Las ECC a que se refiere el artículo 25, apartado 2 ter, letra a), podrán presentar una solicitud motivada para que la AEVM evalúe si, al cumplir el marco del tercer país aplicable, se puede considerar que satisfacen los requisitos contemplados en el artículo 25, apartado 2 ter, letra a), y los establecidos en el artículo 16 y los títulos IV y V.

Sobre la base de la solicitud recibida, la AEVM realizará la evaluación mencionada en el párrafo primero. Para llevar a cabo dicha evaluación, la AEVM tendrá en cuenta las disposiciones del acto de ejecución adoptado de conformidad con el artículo 25, apartado 6.

Si, tras dicha evaluación, la AEVM concluye que el cumplimiento por parte de la ECC de los requisitos contemplados en el artículo 25, apartado 2 ter, letra a), y establecidos en el artículo 16, así como en los títulos IV y V, está garantizado por el cumplimiento por parte de la ECC de los requisitos comparables aplicables en el tercer país, la AEVM tendrá en cuenta esta conclusión a efectos del artículo 25, apartado 2 ter, letra a).

2. La solicitud a que se refiere el apartado 1 proporcionará la base fáctica para la constatación de comparabilidad y los motivos por los que el cumplimiento de los requisitos aplicables en el tercer país satisface los requisitos establecidos en el artículo 16 y los títulos IV y V.

3. A fin de garantizar que la evaluación a que se refiere el apartado 1 refleje realmente los objetivos de regulación de los requisitos establecidos en el artículo 16 y los títulos IV y V y los intereses de la Unión en su conjunto, la Comisión adoptará un acto delegado en el que se especifique lo siguiente:

a) los elementos mínimos que deberán evaluarse a efectos del apartado 1;

b) las modalidades y condiciones para llevar a cabo la evaluación.

La Comisión adoptará el acto delegado a que se refiere el párrafo primero de conformidad con el artículo 82.

Artículo 25 terCumplimiento permanente de las condiciones de reconocimiento

1. La AEVM será responsable de llevar a cabo los cometidos que se derivan del presente Reglamento para la supervisión permanente del cumplimiento de los requisitos a que se refiere el artículo 25, apartado 2 ter, letra a), por las ECC reconocidas de nivel 2.

La AEVM exigirá de cada ECC de nivel 2 al menos una vez al año la confirmación de que siguen satisfaciéndose los requisitos a que se refiere el artículo 25, apartado 2 ter, letras a), b), c), d) y e).

Cuando un banco central de emisión de los contemplados en el artículo 18, apartado 2, letra h), considere que una ECC de nivel 2 ya no cumple la condición mencionada en el artículo 25, apartado 2 ter, letra b), lo notificará de inmediato a la AEVM.

1 bis.  Cuando la AEVM reciba una notificación de conformidad con el apartado 1, párrafo tercero, o cuando una ECC de nivel 2 no facilite a la AEVM la confirmación a que se refiere el apartado 1, párrafo segundo, se considerará que la ECC ha dejado de cumplir las condiciones de reconocimiento con arreglo al artículo 25, apartado 2 ter, por lo que se aplicará el procedimiento establecido en el artículo 25 quaterdecies, apartados 2 a 4.

2. Por lo que respecta a las decisiones en virtud de los artículos 41, 44, 46, 50 y 54, el Comité de Supervisión de las ECC consultará a cada uno de los bancos centrales de emisión de las monedas más pertinentes de la Unión, compensadas o por compensar por una ECC de un tercer país, en relación con los aspectos del proyecto de decisión relativos a la moneda que emitan dichos bancos.

Cada banco central de emisión responderá a la solicitud de consulta de la AEVM dentro de los diez días laborables siguientes a la transmisión del proyecto de decisión.

Cuando, teniendo en cuenta lo dispuesto en el artículo 24, el Comité de Supervisión de las ECC determine que se trata de una situación de emergencia, el plazo indicado en el párrafo anterior no superará las veinticuatro horas.

Tras vencer el plazo de consulta a los bancos centrales de emisión, el Comité de Supervisión de las ECC hará todo lo posible por cumplir las modificaciones propuestas por aquellos.

Cuando el Comité de Supervisión de las ECC no incorpore en el proyecto de decisión que ha de presentar a la Junta de Supervisores las modificaciones propuestas por un banco central de emisión, dirigirá a este último un escrito en el que expondrá exhaustivamente sus motivos y explicará toda desviación significativa con respecto a tales modificaciones.

3. La AEVM, en estrecha colaboración con las autoridades de los terceros países, los bancos centrales de emisión y la JERS, realizará evaluaciones de la resistencia de las ECC reconocidas frente a una evolución adversa de los mercados, de conformidad con el artículo 32, apartado 2, del Reglamento (UE) n.º 1095/2010. En dichas evaluaciones la AEVM incluirá, como mínimo, los riesgos financieros, operativos y cibernéticos, y garantizará la coherencia con las evaluaciones de la resistencia de las ECC de la Unión efectuadas en virtud del artículo 21, apartado 6, letra b), del presente Reglamento.

Artículo 22 ter bisColegio para las ECC de terceros países

1. La AEVM creará un colegio para las ECC de terceros países con objeto de facilitar el intercambio de información.

2. Serán miembros del colegio:

a) los miembros permanentes del Comité de Supervisión de las ECC;

b) las autoridades competentes responsables de la supervisión de las ECC designadas por los Estados miembros de conformidad con el artículo 22;

c) las autoridades competentes responsables de la supervisión de los miembros compensadores de toda ECC de un tercer país reconocida en virtud del artículo 25 que estén establecidos en la Unión;

d) las autoridades competentes responsables de la supervisión de las plataformas de negociación establecidas en la Unión a las que preste o vaya a prestar servicios una ECC de un tercer país reconocida en virtud del artículo 25;

e) las autoridades competentes que supervisen las centrales depositarias de valores establecidas en la Unión a las que esté vinculada o tenga intención de vincularse una ECC de un tercer país reconocida en virtud del artículo 25; y

f) los miembros del SEBC.

3. El colegio podrá solicitar al Comité de Supervisión de las ECC que debata determinados asuntos relacionados con una ECC establecida en un tercer país. El Comité de Supervisión de las ECC tendrá debidamente en cuenta tales solicitudes y proporcionará una respuesta adecuada.

4. Presidirá el colegio el presidente del Comité de Supervisión de las ECC. El establecimiento y el funcionamiento del colegio se basarán en un acuerdo por escrito entre todos sus miembros.

Artículo 25 ter terEjercicio de las facultades a que se refieren los artículos 25 quater a 25 sexies

Las facultades conferidas a la AEVM o a cualquiera de sus agentes o demás personas acreditadas por ella en virtud de los artículos 25 quater a 25 sexies no podrán ejercerse para exigir la divulgación de información o de documentos que estén amparados por el secreto profesional.

Artículo 25 quaterSolicitud de información

1. La AEVM, mediante simple solicitud o mediante decisión, podrá exigir a las ECC reconocidas y a terceros pertinentes con los que dichas ECC hayan subcontratado funciones o actividades operativas que le proporcionen cuanta información sea necesaria para permitirle desempeñar sus funciones con arreglo al presente Reglamento.

2. Al enviar una simple solicitud de información con arreglo al apartado 1, la AEVM indicará todos los datos siguientes:

a) la referencia del presente artículo como base jurídica de la solicitud;

b) el propósito de la solicitud;

c) la información requerida;

d) el plazo para presentar la información;

e) la advertencia de que, si bien la persona a quien se solicita la información no está obligada a facilitarla, en caso de responder voluntariamente a la solicitud, la información que facilite no deberá ser incorrecta ni engañosa;

f) la multa prevista en el artículo 25 octies, en relación con el anexo III, sección V, letra a), por responder con información incorrecta o engañosa a las preguntas formuladas.

3. Al exigir que se facilite información con arreglo al apartado 1 mediante decisión, la AEVM indicará todos los datos siguientes:

a) la referencia del presente artículo como base jurídica de la solicitud;

b) el propósito de la solicitud;

c) la información requerida;

d) el plazo para presentar la información;

e) las multas coercitivas previstas en el artículo 25 nonies en caso de que no se facilite toda la información exigida;

f) la multa prevista en el artículo 25 octies, en relación con el anexo III, sección V, letra a), por responder con información incorrecta o engañosa a las preguntas formuladas; y

g) el derecho de recurrir la decisión ante la Sala de Recurso de la AEVM y ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea («el Tribunal de Justicia»), de conformidad con los artículos 60 y 61 del Reglamento (UE) n.º 1095/2010.

4. Las personas a que se refiere el apartado 1 o sus representantes y, en el caso de las personas o las asociaciones sin personalidad jurídica, las personas facultadas por ley o por sus estatutos para representarlas, facilitarán la información solicitada. Los abogados debidamente habilitados podrán facilitar la información en nombre de sus clientes. Estos últimos seguirán siendo plenamente responsables si la información presentada es incompleta, incorrecta o engañosa.

5. La AEVM remitirá sin demora una copia de la simple solicitud o de su decisión a la autoridad competente pertinente del tercer país donde estén domiciliadas o establecidas las personas contempladas en el apartado 1 a las que se destine la solicitud de información.

Artículo 25 quinquiesInvestigaciones generales

1. A efectos del desempeño de sus funciones de conformidad con el presente Reglamento, la AEVM podrá realizar las investigaciones necesarias sobre las ECC de nivel 2. A tal fin, los agentes de la AEVM y demás personas acreditadas por ella estarán facultados para:

a) examinar todos los registros, datos, procedimientos y cualquier otra documentación pertinente para la realización del cometido de la AEVM, independientemente del medio utilizado para almacenarlos;

b) hacer u obtener copias certificadas o extractos de dichos registros, datos, procedimientos y otra documentación;

c) convocar y pedir a las ECC de nivel 2 o a sus representantes o a miembros de su personal que den explicaciones orales o escritas sobre los hechos o documentos que guarden relación con el objeto y el propósito de la inspección, y registrar las respuestas;

d) entrevistar a cualquier otra persona física o jurídica que acepte ser entrevistada a fin de recabar información relacionada con el objeto de una investigación;

e) requerir una relación de comunicaciones telefónicas y tráfico de datos.

Los bancos centrales de emisión de las monedas más pertinentes de la Unión, compensadas o por compensar por una ECC, podrán presentar a la AEVM una solicitud justificada de participación en tales investigaciones cuando estas resulten pertinentes para el desempeño de las funciones de política monetaria establecidas en el artículo 25, apartado 2 ter, letra b).

2. Los agentes de la AEVM y demás personas acreditadas por ella para realizar las investigaciones a que se refiere el apartado 1 ejercerán sus poderes previa presentación de un mandamiento escrito que especifique el objeto y el propósito de la investigación. El mandamiento indicará, asimismo, las multas coercitivas previstas en el artículo 25 nonies cuando los registros, datos, procedimientos o cualquier otra documentación que se haya exigido, o las respuestas a las preguntas formuladas a las ECC de nivel 2, no se faciliten o sean incompletos, así como las multas previstas en el artículo 25 octies en relación con el anexo III, sección V, letra b), cuando las respuestas a las preguntas formuladas a dichas ECC sean incorrectas o engañosas.

3. Las ECC de nivel 2 deberán someterse a las investigaciones iniciadas por decisión de la AEVM. La decisión precisará el objeto y el propósito de la investigación, las multas coercitivas previstas en el artículo 25 nonies, las vías de recurso posibles con arreglo al Reglamento (UE) n.º 1095/2010, así como el derecho a recurrir contra la decisión ante el Tribunal de Justicia.

4. Antes de notificar a una ECC de nivel 2 una investigación, la AEVM informará de ella, así como de la identidad de las personas acreditadas, a la autoridad competente pertinente del tercer país en el que se vaya a llevar a cabo la investigación. A petición de la AEVM, agentes de la autoridad competente del tercer país podrán prestar asistencia a dichas personas acreditadas en el desempeño de su cometido. Los agentes de la autoridad competente del tercer país de que se trate podrán también asistir a las investigaciones. Las investigaciones contempladas en el presente artículo se llevarán a cabo siempre que la autoridad pertinente del tercer país no se oponga a ellas.

Artículo 25 sexiesInspecciones in situ

1. A efectos del desempeño de sus funciones de conformidad con el presente Reglamento, la AEVM podrá realizar, cuando sea necesario, inspecciones in situ ▌en cualquier local o propiedad de uso profesional de las ECC de nivel 2. Se invitará a los bancos centrales de emisión de las monedas más pertinentes de la Unión, compensadas o por compensar por la ECC, a participar en tales inspecciones in situ cuando estas estén relacionadas con las funciones de política monetaria establecidas en el artículo 25, apartado 2 ter, letra b).

2. Los agentes de la AEVM y demás personas acreditadas por ella para realizar inspecciones in situ podrán acceder a cualesquiera locales o terrenos de uso profesional de las personas jurídicas objeto de una decisión de investigación adoptada por la AEVM y gozarán de todas las facultades estipuladas en el artículo 25 quinquies, apartado 1. Asimismo, estarán facultados para precintar todos los locales y libros o registros profesionales durante el tiempo y en la medida necesarios para la inspección.

3. La AEVM anunciará la inspección a la autoridad competente pertinente del tercer país en el que se vaya a llevar a cabo con suficiente antelación. Cuando así lo requieran la correcta realización y la eficacia de la inspección, la AEVM, tras informar a la autoridad competente pertinente del tercer país, podrá efectuar la inspección in situ sin previo aviso a la ECC. Las inspecciones contempladas en el presente artículo se llevarán a cabo siempre que la autoridad pertinente del tercer país confirme que no se opone a ellas.

Los agentes de la AEVM y demás personas acreditadas por ella para realizar inspecciones in situ ejercerán sus poderes previa presentación de un mandamiento escrito que especifique el objeto y el propósito de la inspección, así como las multas coercitivas previstas en el artículo 25 nonies en el supuesto de que las personas afectadas no se sometan a la inspección.

4. Las ECC de nivel 2 deberán someterse a las inspecciones in situ ordenadas por decisión de la AEVM. La decisión precisará el objeto y el propósito de la inspección, fijará la fecha de su comienzo e indicará las multas coercitivas previstas en el artículo 25 nonies, las vías de recurso posibles con arreglo al Reglamento (UE) n.º 1095/2010, así como el derecho a recurrir contra la decisión ante el Tribunal de Justicia.

5. Podrán prestar activamente asistencia a los agentes de la AEVM y demás personas por ella acreditadas los agentes de la autoridad competente del tercer país en cuyo territorio se vaya a llevar a cabo la inspección, así como otras personas acreditadas o designadas por dicha autoridad. Los agentes de la autoridad competente pertinente del tercer país estarán invitados a asistir a las inspecciones in situ.

6. La AEVM podrá, asimismo, solicitar a las autoridades competentes de terceros países que lleven a cabo, por cuenta de la AEVM, tareas de investigación e inspecciones in situ específicas, con arreglo a lo previsto en el presente artículo y el artículo 25 quinquies, apartado 1.

7. Cuando los agentes y las demás personas acreditadas por la AEVM que los acompañen constaten que una persona se opone a una inspección ordenada en virtud del presente artículo, la autoridad competente del tercer país podrá prestarles la asistencia necesaria, solicitando si es preciso la acción de la policía o de una fuerza pública equivalente, para permitirles realizar su inspección in situ.

Artículo 25 septiesNormas de procedimiento para la adopción de medidas de supervisión y la imposición de multas

1. Cuando, al cumplir las obligaciones que le asigna el presente Reglamento, la AEVM encuentre indicios serios de la posible existencia de hechos que pudieran constituir una o varias de las infracciones enumeradas en el anexo III, nombrará a un agente de investigación independiente perteneciente a la AEVM a fin de investigar la cuestión. El agente nombrado no estará ni habrá estado implicado directa o indirectamente en el proceso de reconocimiento o supervisión de la ECC de que se trate, y ejercerá sus funciones con independencia de la AEVM.

2. El agente de investigación investigará las supuestas infracciones, teniendo en cuenta cualquier observación que presenten las personas objeto de la investigación, y presentará a la AEVM un expediente completo de conclusiones.

A fin de realizar su cometido, el agente de investigación podrá hacer uso de la facultad de solicitar información con arreglo a lo dispuesto en el artículo 25 quater y de realizar investigaciones e inspecciones in situ con arreglo a lo dispuesto en los artículos 25 quinquies y 25 sexies. Al hacer uso de esas facultades, el agente de investigación se ajustará a lo previsto en el artículo 25 ter ter.

Para realizar su cometido, el agente de investigación tendrá acceso a todos los documentos y toda la información que haya recabado la AEVM al ejercer sus actividades.

3. Tras completar su investigación y antes de presentar a la AEVM su expediente de conclusiones, el agente de investigación dará a las personas objeto de la investigación la oportunidad de ser oídas acerca de las cuestiones objeto de investigación. El agente de investigación basará sus conclusiones exclusivamente en hechos acerca de los cuales las personas afectadas hayan tenido la oportunidad de expresarse.

Los derechos de defensa de las personas investigadas estarán garantizados plenamente en el curso de la investigación prevista en el presente artículo.

4. Cuando presente a la AEVM su expediente de conclusiones, el agente de investigación notificará tal hecho a las personas objeto de la investigación. Estas tendrán derecho a acceder al expediente, a reserva del interés legítimo de terceros en la protección de sus secretos comerciales. El derecho de acceso al expediente no se extenderá a la información confidencial ni a los documentos preparatorios internos de la AEVM.

5. Sobre la base del expediente de conclusiones del agente de investigación y, cuando así lo pidieran las personas afectadas, tras haber oído a las personas objeto de la investigación con arreglo al artículo 25 decies, la AEVM decidirá si las personas objeto de la investigación han cometido una o varias de las infracciones enumeradas en el anexo III y, en tal caso, adoptará una medida de supervisión con arreglo a lo dispuesto en el artículo 25 quindecies e impondrá una multa con arreglo a lo dispuesto en el artículo 25 octies.

6. El agente de investigación no participará en las deliberaciones de la AEVM ni intervendrá de ninguna otra manera en el proceso de decisión de esta.

7. La Comisión adoptará, de conformidad con el artículo 82, actos delegados a fin de especificar con más detalle las normas de procedimiento para el ejercicio de la facultad de imponer multas o multas coercitivas, incluidas disposiciones sobre los derechos de defensa, disposiciones temporales y disposiciones sobre la percepción de las multas o multas coercitivas, así como los plazos de prescripción para la imposición y ejecución de las sanciones.

8. La AEVM someterá a las autoridades pertinentes, para su investigación y posible enjuiciamiento penal, los asuntos propios de un proceso penal cuando, al cumplir las obligaciones que le asigna el presente Reglamento, encuentre indicios serios de la posible existencia de hechos que sabe que pudieran ser constitutivos de delito en virtud de la legislación en vigor. Además, la AEVM deberá abstenerse de imponer multas o multas coercitivas cuando tenga conocimiento de que una sentencia absolutoria o condenatoria anterior, resultante de un hecho idéntico o de hechos que sean sustancialmente iguales, haya adquirido carácter de cosa juzgada como resultado de un proceso penal con arreglo al Derecho nacional.

Artículo 25 octiesMultas

1. La AEVM adoptará una decisión por la que se imponga una multa, con arreglo a lo dispuesto en el apartado 2 del presente artículo, si considera, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 25 septies, apartado 5, que una ECC ha cometido, con dolo o por negligencia, una de las infracciones enumeradas en el anexo III.

La infracción cometida por una ECC se considerará dolosa en caso de que la AEVM descubra elementos objetivos que prueben que la ECC o sus altos directivos actuaron deliberadamente al cometer la infracción.

2. Los importes de base de las multas a que se refiere el apartado 1 serán de hasta el doble del importe de los beneficios obtenidos o de las pérdidas evitadas gracias a la infracción, cuando estos puedan determinarse, o de hasta el 10 % del volumen de negocios total anual, tal como se define en la legislación pertinente de la Unión, realizado por una persona jurídica en el ejercicio anterior.

3. En caso necesario, los importes de base establecidos en el apartado 2 se ajustarán atendiendo a factores agravantes o atenuantes, con arreglo a los correspondientes coeficientes establecidos en el anexo IV.

Los coeficientes agravantes pertinentes se aplicarán de uno en uno al importe de base. Cuando haya de aplicarse más de un coeficiente agravante, se añadirá al importe de base la diferencia entre este y la cuantía resultante de la aplicación de cada uno de los coeficientes agravantes por separado.

Los coeficientes atenuantes pertinentes se aplicarán de uno en uno al importe de base. Cuando haya de aplicarse más de un coeficiente atenuante, se deducirá del importe de base la diferencia entre este y la cuantía resultante de la aplicación de cada uno de los coeficientes atenuantes por separado.

4. No obstante lo dispuesto en los apartados 2 y 3, la cuantía de la multa no superará el 20 % del volumen de negocios anual de la ECC en cuestión durante el ejercicio anterior, pero en caso de que la ECC haya obtenido algún lucro directo o indirecto de la infracción, la cuantía de la multa será como mínimo equivalente a ese beneficio.

En caso de que una acción u omisión de la ECC sea constitutiva de más de una de las infracciones enumeradas en el anexo III, solo será de aplicación la más elevada de las multas calculadas con arreglo a los apartados 2 y 3 en relación con una de esas infracciones.

Artículo 25 noniesMultas coercitivas

1. La AEVM impondrá, mediante decisión, multas coercitivas a fin de obligar:

a) a las ECC de nivel 2 a poner fin a una infracción, de conformidad con una decisión adoptada en virtud del artículo 25 quindecies, apartado 1, letra a);

b) a las personas contempladas en el artículo 25 quater, apartado 1, a proporcionar la información completa que se haya solicitado mediante decisión en virtud del artículo 25 quater;

c) a las ECC de nivel 2:

i) a someterse a una investigación y, en particular, a presentar de forma completa los registros, datos, procedimientos o cualquier otra documentación que se haya exigido, así como completar y corregir otra información facilitada en una investigación iniciada mediante decisión adoptada de conformidad con el artículo 25 quinquies; o

ii) a someterse a una inspección in situ ordenada mediante decisión en virtud del artículo 25 sexies.

2. La multa coercitiva será efectiva y proporcionada. La multa coercitiva se impondrá por día de demora.

3. No obstante lo dispuesto en el apartado 2, la cuantía de las multas coercitivas será del 3 % del volumen de negocios diario medio del ejercicio anterior o, en el caso de las personas físicas, del 2 % de sus ingresos diarios medios del año civil anterior. Esta cuantía se calculará a partir de la fecha indicada en la decisión por la que se imponga la multa coercitiva.

4. Las multas coercitivas se impondrán por un período máximo de seis meses a partir de la notificación de la decisión de la AEVM. La AEVM reexaminará la medida al final de dicho período.

Artículo 25 deciesAudiencia de las personas afectadas

1. Antes de decidir sobre una multa o una multa coercitiva de conformidad con los artículos 25 octies y 25 nonies, la AEVM ofrecerá a las personas objeto del procedimiento la oportunidad de ser oídas en relación con sus conclusiones. La AEVM basará sus decisiones exclusivamente en conclusiones acerca de las cuales las personas objeto del procedimiento hayan tenido la oportunidad de expresarse.

1 bis. El apartado 1 no se aplicará cuando sea necesaria una actuación urgente para prevenir un daño significativo e inminente para el sistema financiero. En tal caso, la AEVM podrá adoptar una decisión provisional y dará a las personas interesadas la oportunidad de ser oídas lo antes posible una vez adoptada su decisión.

2. Los derechos de defensa de las personas objeto del procedimiento estarán garantizados plenamente en el curso del procedimiento. Dichas personas tendrán derecho a acceder al expediente de la AEVM, sin perjuicio del interés legítimo de otras personas en la protección de sus secretos comerciales. El derecho de acceso al expediente no se extenderá a la información confidencial ni a los documentos preparatorios internos de la AEVM.

Artículo 25 undeciesDivulgación, naturaleza, garantía de cumplimiento y afectación de multas y multas coercitivas

1. La AEVM hará públicas todas las multas y multas coercitivas que se impongan de conformidad con los artículos 25 octies y 25 nonies, a menos que dicha divulgación pusiera en grave riesgo los mercados financieros o causara un perjuicio desproporcionado a las partes implicadas. La divulgación no comprenderá los datos personales en el sentido del Reglamento (CE) n.º 45/2001.

2. Las multas y multas coercitivas impuestas en virtud de los artículos 25 octies y 25 nonies serán de carácter administrativo.

3. En caso de que la AEVM decida no imponer multas ni multas coercitivas, informará de ello al Parlamento Europeo, al Consejo, a la Comisión y a las autoridades competentes pertinentes del tercer país y expondrá los motivos de su decisión.

4. Las multas y multas coercitivas impuestas en virtud de los artículos 25 octies y 25 nonies tendrán fuerza ejecutiva.

La ejecución forzosa se regirá por las normas de procedimiento civil vigentes en el Estado miembro o el tercer país en el que se lleve a cabo.

5. Los importes de las multas y multas coercitivas se asignarán al presupuesto general de la Unión Europea.

Artículo 25 duodeciesControl del Tribunal de Justicia

El Tribunal de Justicia gozará de competencia jurisdiccional▐ para resolver los recursos interpuestos contra las decisiones por las cuales la AEVM haya impuesto una multa o una multa coercitiva. Podrá anular, reducir o incrementar la multa o multa coercitiva impuesta.

Artículo 25 terdeciesModificación del anexo IV

A fin de tener en cuenta la evolución de la situación de los mercados financieros, se otorgan a la Comisión los poderes para adoptar actos delegados con arreglo al artículo 82 en lo referente a los actos de modificación del anexo IV.

Artículo 25 quaterdeciesRevocación del reconocimiento

1. Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 25 quindecies, y con sujeción a lo previsto en los apartados siguientes, la AEVM revocará la decisión de reconocimiento adoptada de conformidad con el artículo 25 en el supuesto de que ▌:

a) la ECC de que se trate no haga uso del reconocimiento en un plazo de seis meses, renuncie expresamente a la autorización o haya cesado toda actividad durante más de seis meses;

b) la ECC de que se trate haya obtenido el reconocimiento valiéndose de declaraciones falsas o de cualquier otro medio irregular;

c) la ECC de que se trate haya dejado de cumplir las condiciones para el reconocimiento de conformidad con el artículo 25, apartado 2 ter;

c bis) la AEVM no pueda ejercer de forma efectiva las responsabilidades que le atribuye el presente Reglamento con respecto a la ECC de que se trate porque la autoridad del tercer país de la ECC no le haya proporcionado toda la información pertinente con arreglo al artículo 25, apartado 7 o apartado 7 bis, según proceda;

d) el acto de ejecución a que se refiere el artículo 25, apartado 6, haya sido revocado o suspendido o haya dejado de satisfacerse cualquiera de las condiciones asociadas a él.

La AEVM podrá limitar la revocación del reconocimiento a un servicio, actividad o tipo de instrumento financiero determinado.

Al determinar la fecha en que surtirá efecto la decisión de revocación del reconocimiento, la AEVM procurará minimizar la perturbación del mercado.

2. Si la AEVM considera que se cumple el criterio contemplado en el apartado 1, letra c), en relación con una ECC o un determinado servicio, actividad o categoría de instrumentos financieros de esta, informará a dicha ECC y a las autoridades pertinentes del tercer país antes de revocar la decisión de reconocimiento y pedirá que se tomen las medidas oportunas, en un plazo determinado de un máximo de tres meses, para corregir la situación.

Cuando la AEVM determine que no se han tomado medidas correctoras en el plazo fijado o que las medidas adoptadas no son adecuadas, revocará la decisión de reconocimiento.

3. La AEVM notificará sin demoras indebidas a la autoridad competente pertinente del tercer país la decisión de revocación del reconocimiento de una ECC.

4. Cualquiera de las autoridades contempladas en el artículo 25, apartado 3, letras a) a e), y cualquiera de los bancos centrales de emisión de las monedas más pertinentes de la Unión, compensadas o por compensar por una ECC de un tercer país, que considere que se ha cumplido una de las condiciones establecidas en el apartado 1 podrá solicitar a la AEVM que examine si se cumplen las condiciones para revocar el reconocimiento de una determinada ECC reconocida o de un determinado servicio, actividad o categoría de instrumentos financieros de esta. Si la AEVM decide no proceder a la revocación del registro de la ECC reconocida de que se trate, lo motivará plenamente ante la autoridad solicitante.

Artículo 25 quindeciesMedidas de supervisión

1. Cuando, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 25 septies, apartado 5, la AEVM considere que una ECC de nivel 2 ha cometido una de las infracciones enumeradas en el anexo III, adoptará una o varias de las siguientes decisiones:

a) exigir a la ECC que ponga fin a la infracción;

b) imponer multas de conformidad con el artículo 25 octies;

c) publicar avisos;

d) revocar el reconocimiento de la ECC, o de un determinado servicio, actividad o categoría de instrumentos financieros de esta, de conformidad con el artículo 25 quaterdecies.

2. Cuando adopte las decisiones a que se refiere el apartado 1, la AEVM tendrá en cuenta la naturaleza y gravedad de la infracción, atendiendo a los siguientes criterios:

a) la duración y frecuencia de la infracción;

b) si la infracción ha puesto de manifiesto deficiencias graves o sistémicas en los procedimientos de la ECC o en sus sistemas de gestión o controles internos;

c) si la infracción ha provocado, facilitado o contribuido de cualquier otro modo a la comisión de un delito financiero;

d) si la infracción ha sido cometida con dolo o por negligencia.

3. Sin demoras indebidas, la AEVM notificará cualquier decisión que adopte en virtud del apartado 1 a la ECC de que se trate y la comunicará a las autoridades competentes pertinentes del tercer país y a la Comisión. Publicará tal decisión en su sitio web en los diez días hábiles siguientes a la fecha en que se haya adoptado.

Cuando publique su decisión con arreglo a lo dispuesto en el párrafo primero, la AEVM hará público también que la ECC tiene derecho de recurso contra la decisión; en su caso, que ya se ha interpuesto tal recurso, precisando que el recurso no tiene efecto suspensivo, y que la Sala de Recurso de la AEVM está facultada para suspender la aplicación de la decisión recurrida de conformidad con el artículo 60, apartado 3, del Reglamento (UE) n.º 1095/2010.».

11.  El artículo 49 se modifica como sigue:

a)  El apartado 1 se sustituye por el texto siguiente:

«1. Las ECC revisarán periódicamente los modelos y parámetros adoptados para calcular sus requisitos en materia de márgenes, las contribuciones al fondo de garantía, los requisitos en materia de garantías y otros mecanismos de control del riesgo. Someterán los modelos a pruebas de resistencia rigurosas y frecuentes para evaluar su resistencia en condiciones de mercado extremas pero verosímiles y efectuarán pruebas retrospectivas para evaluar la fiabilidad de la metodología adoptada. Las ECC deberán obtener una validación independiente, informar a su autoridad competente y a la AEVM de los resultados de las pruebas realizadas, y obtener la validación de la autoridad competente de conformidad con el apartado 1 bis y el artículo 21 bis antes de adoptar cualquier modificación significativa de los modelos y parámetros.

Los modelos y parámetros adoptados, así como cualquier modificación significativa de los mismos, serán objeto de un dictamen del colegio de conformidad con los apartados siguientes.

La AEVM velará por que se transmita información sobre el resultado de las pruebas de resistencia a las AES, al SEBC y a la Junta Única de Resolución con objeto de que puedan evaluar la exposición de las entidades financieras al incumplimiento de las ECC.».

b)  Se añaden los apartados 1 bis, 1 ter, 1 quater, 1 quinquies, 1 sexies y 1 septies siguientes:

«1 bis. En el supuesto de que una ECC tenga la intención de adoptar cualquier modificación significativa de los modelos y parámetros a que se refiere el apartado 1, deberá solicitar a la autoridad competente que valide dicha modificación. La ECC adjuntará a su solicitud una validación independiente de la modificación prevista.

1 ter. 1 ter. En el plazo de treinta días hábiles desde la recepción de la solicitud, la autoridad competente, previa consulta a la AEVM, llevará a cabo una evaluación de riesgos de la ECC y presentará un informe al colegio establecido de conformidad con el artículo 18. 1 quater.

1 quater. En el plazo de quince días hábiles desde la recepción del informe mencionado en el apartado 1 ter, el colegio adoptará un dictamen por mayoría, de conformidad con el artículo 19, apartado 3. 1 quinquies.

1 quinquies. En el plazo de sesenta días hábiles desde la recepción de la solicitud mencionada en el apartado 1 bis, la autoridad competente notificará por escrito a la ECC si se ha concedido o denegado la validación, con una explicación plenamente motivada. 1 sexies.

1 sexies. La ECC no adoptará ninguna modificación significativa de los modelos y parámetros contemplados en el apartado 1 antes de obtener la validación a que se refiere el apartado 1 quinquies. La autoridad competente respecto de la ECC, una vez obtenida la aprobación de la AEVM, podrá permitir que se adopte provisionalmente una modificación significativa de dichos modelos o parámetros antes de su validación en casos debidamente justificados.

b bis)  Se inserta el apartado 4 bis siguiente:

«4 bis. A fin de velar por la aplicación uniforme del presente artículo, la AEVM, en estrecha colaboración con el SEBC, elaborará proyectos de normas técnicas de regulación que establezcan una lista de indicadores que deben considerar las ECC, la AEVM y las autoridades nacionales competentes cuando evalúen si un cambio de los modelos y parámetros a que se refiere el apartado 1 es importante y requiere una validación por parte de la AEVM y la autoridad competente.

La AEVM presentará a la Comisión esos proyectos de normas técnicas de regulación a más tardar el ... [doce meses después de la entrada en vigor del presente Reglamento de modificación]. Se otorgan a la Comisión los poderes para adoptar las normas técnicas de regulación a que se refiere el párrafo primero, de conformidad con los artículos 10 a 14 del Reglamento (UE) n.º 1095/2010.».

11 bis.  En el artículo 84, se añade el apartado 3 bis siguiente:

«3 bis. Las autoridades competentes y la AEVM comunicarán a los bancos centrales de emisión toda información que resulte pertinente para el ejercicio de sus funciones, sin perjuicio de los requisitos de secreto profesional previstos en el artículo 83.».

12.  En el artículo 89, se añaden los apartados siguientes:

«3 bis. La AEVM no podrá ejercer las competencias que le confiere el artículo 25, apartados 2 bis, 2 ter y 2 quater, hasta el [insértese la fecha de entrada en vigor del acto delegado a que se refiere el apartado 2 bis, párrafo segundo, de ese mismo artículo].

3 ter. La AEVM examinará las decisiones de reconocimiento que hayan sido adoptadas antes del [fecha de entrada en vigor del presente Reglamento de modificación] con arreglo al artículo 25, apartado 1, a fin de determinar si cada una de las ECC reconocidas en tales decisiones es de nivel 1 o de nivel 2. La AEVM procederá a asignar una categoría a las ECC reconocidas en un plazo de dieciocho meses a partir de la entrada en vigor del acto delegado a que se refiere el artículo 25, apartado 2 bis, párrafo segundo ▌.».

12 bis.  En el artículo 89, se añade el apartado 9 bis siguiente:

«9 bis. A más tardar el … [tres años después de la entrada en vigor del presente Reglamento de modificación], la Comisión revisará la aplicación de los títulos III, IV y V del presente Reglamento en relación con la autorización, el reconocimiento y la supervisión de las ECC. Evaluará el traspaso de más funciones a la AEVM, en particular el funcionamiento y la eficiencia de los cometidos atribuidos a la AEVM y a los colegios de supervisión en virtud de los títulos III, IV y V. La Comisión presentará un informe a este respecto al Parlamento Europeo y al Consejo. Cuando resulte adecuado, dicho informe irá acompañado de una propuesta legislativa.».

12 ter.  El artículo 90 se sustituye por el texto siguiente:

«Artículo 90Personal y recursos de la AEVM

«A más tardar el ... [dos años después de la fecha de entrada en vigor del presente Reglamento de modificación], la AEVM evaluará las necesidades de personal y recursos derivadas de la asunción de sus poderes y obligaciones de conformidad con el presente Reglamento y presentará un informe al Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión.».

13.  El texto que figura en el anexo del presente Reglamento se añade como anexos III y IV.

Artículo 3

El presente Reglamento entrará en vigor a los veinte días de su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea.

El presente Reglamento será obligatorio en todos sus elementos y directamente aplicable en cada Estado miembro.

Hecho en Bruselas, el

Por el Parlamento Europeo  Por el Consejo

El Presidente  El Presidente

ANEXO

Se añaden los siguientes anexos III y IV al Reglamento (UE) n.º 648/2012:

«ANEXO III

Lista de infracciones a que se refiere el artículo 25 octies, apartado 1:

I.  Infracciones relativas a los requisitos de capital:

a) infringe el artículo 16, apartado 1, la ECC de nivel 2 que no posee un capital inicial permanente y disponible de al menos 7,5 millones EUR;

b) infringe el artículo 16, apartado 2, la ECC de nivel 2 que no dispone de un capital, incluidas las ganancias acumuladas y las reservas, proporcional al riesgo derivado de sus actividades y suficiente, en todo momento, para garantizar una liquidación o reestructuración ordenada de sus actividades en un plazo adecuado, así como una protección adecuada de la ECC frente a los riesgos de crédito, de contraparte, de mercado, operativos, jurídicos y empresariales que no estén ya cubiertos por recursos financieros específicos conforme a los artículos 41, 42, 43 y 44.

II.  Infracciones relativas a los requisitos de organización o conflictos de intereses:

a)  infringe el artículo 26, apartado 1, la ECC de nivel 2 que no dispone de mecanismos de gobernanza sólidos, incluida una estructura organizativa clara, con líneas de responsabilidad bien definidas, transparentes y coherentes, así como procedimientos eficaces de identificación, gestión, control y comunicación de los riesgos a los que esté o pueda estar expuesta, junto con mecanismos adecuados de control interno, incluidos procedimientos administrativos y contables adecuados;

b)  infringe el artículo 26, apartado 2, la ECC de nivel 2 que no adopta estrategias y procedimientos adecuados que son suficientemente eficaces para garantizar el cumplimiento del presente Reglamento, incluido el respeto de todas las disposiciones del mismo por parte de sus directivos y empleados;

c)  infringe el artículo 26, apartado 3, la ECC de nivel 2 que no mantiene o aplica una estructura organizativa que garantiza la continuidad y el correcto funcionamiento de la prestación de sus servicios y la realización de sus actividades o que no emplea sistemas, recursos y procedimientos adecuados y proporcionados;

d)  infringe el artículo 26, apartado 4, la ECC de nivel 2 que no mantiene una separación clara entre las líneas de información para la gestión de riesgos y las que se refieren a las demás actividades que realiza;

e)  infringe el artículo 26, apartado 5, la ECC de nivel 2 que no adopta, aplica y mantiene una política de remuneración que fomenta una gestión de riesgos sólida y eficaz y no favorece la relajación de las normas sobre riesgo;

f)  infringe el artículo 26, apartado 6, la ECC de nivel 2 que no mantiene sistemas informáticos adecuados para gestionar la complejidad, la variedad y el tipo de servicios y actividades llevados a cabo, a fin de garantizar niveles elevados de seguridad y la integridad y confidencialidad de la información conservada;

g)  infringe el artículo 26, apartado 7, la ECC de nivel 2 que no pone gratuitamente a disposición pública sus mecanismos de gobernanza, las normas por las que se rige y sus criterios de admisión para los miembros compensadores;

h)  infringe el artículo 26, apartado 8, la ECC de nivel 2 que no es objeto de auditorías frecuentes e independientes o no comunica los resultados de las mismas al consejo o no pone los resultados a disposición de la AEVM;

i)  infringe el artículo 27, apartado 1 o apartado 2, párrafo segundo, la ECC de nivel 2 que no vela por que su alta dirección y los miembros del consejo gocen de la honorabilidad y la experiencia suficientes para asegurar la gestión adecuada y prudente de la ECC;

j)  infringe el artículo 27, apartado 2, la ECC de nivel 2 que no garantiza que un tercio como mínimo de sus miembros, y en ningún caso menos de dos, son independientes, o no invita a los representantes de los clientes de los miembros compensadores a asistir a las reuniones del consejo para los asuntos relativos a los artículos 38 y 39, o vincula la remuneración de los miembros independientes y de los demás miembros no ejecutivos del consejo a los resultados empresariales de la ECC;

k)  infringe el artículo 27, apartado 3, la ECC de nivel 2 que no define claramente las funciones y responsabilidades del consejo o no pone a disposición de la AEVM y de los auditores las actas de las reuniones del consejo;

l)  infringe el artículo 28, apartado 1, la ECC de nivel 2 que no crea un comité de riesgos o que no lo constituye con representantes de sus miembros compensadores, miembros del consejo independientes y representantes de sus clientes, o lo constituye de forma tal que uno de estos grupos de representantes dispone de mayoría en el mismo, o no informa debidamente a la AEVM de las actividades y decisiones de dicho comité cuando esa autoridad así lo solicita;

m)  infringe el artículo 28, apartado 2, la ECC de nivel 2 que no determina con claridad el mandato, los mecanismos de gobernanza para garantizar su independencia, los procedimientos operativos, los criterios de admisión o el mecanismo de elección de los miembros del comité de riesgos, o no hace públicos esos mecanismos de gobernanza o no establece que el comité de riesgos estará presidido por un miembro del consejo independiente, rendirá cuentas directamente al consejo y celebrará reuniones regulares;

n)  infringe el artículo 28, apartado 3, la ECC de nivel 2 que no permite que el comité de riesgos asesore al consejo sobre todas las medidas que pueden afectar a la gestión de riesgos de la ECC o, en situaciones de emergencia, no hace todo lo razonablemente posible para consultar al comité de riesgos sobre los acontecimientos que repercuten en la gestión del riesgo de la ECC;

o)  infringe el artículo 28, apartado 5, la ECC de nivel 2 que no informa sin demora a la AEVM de toda decisión en la que el consejo decide no atenerse al asesoramiento del comité de riesgos;

p)  infringe el artículo 29, apartado 1, la ECC de nivel 2 que no conserva, durante un período mínimo de diez años, toda la documentación relativa a los servicios prestados y las actividades realizadas por la ECC, necesaria a fin de que la AEVM pueda controlar el cumplimiento por parte de la ECC del presente Reglamento;

q)  infringe el artículo 29, apartado 2, la ECC de nivel 2 que no conserva toda la información relativa a todos los contratos que ha tratado, durante un período mínimo de diez años después de su expiración y de forma que permite la identificación de los términos originales de una operación antes de su compensación por la ECC;

r)  infringe el artículo 29, apartado 3, la ECC de nivel 2 que no pone a disposición de la AEVM y de los miembros pertinentes del SEBC, previa solicitud, la documentación y la información a que hace referencia el artículo 29, apartados 1 y 2, así como toda la información relativa a las posiciones de los contratos compensados, con independencia de la plataforma en la que se hayan ejecutado las operaciones;

s)  infringe el artículo 30, apartado 1, la ECC de nivel 2 que no informa a la AEVM, o lo hace de forma incompleta o falsa, de la identidad de los accionistas o de los socios, ya sean directos o indirectos, personas físicas o jurídicas, que poseen participaciones cualificadas y de los importes de dichas participaciones;

t)  infringe el artículo 30, apartado 4, la ECC de nivel 2 que permite que las personas a que se refiere el artículo 30, apartado 1, ejerzan una influencia que puede ir en detrimento de una gestión prudente y adecuada de la ECC;

u)  infringe el artículo 31, apartado 1, la ECC de nivel 2 que no notifica a la AEVM, o lo hace de forma incompleta o falsa, cualquier cambio en su gestión o no le facilita toda la información necesaria para evaluar el cumplimiento del artículo 27, apartado 1 o apartado 2, párrafo segundo;

v)  infringe el artículo 33, apartado 1, la ECC de nivel 2 que no mantiene o aplica medidas administrativas y organizativas escritas eficaces a fin de detectar o gestionar los conflictos de intereses que puedan surgir entre ella, incluidos sus directivos, empleados o cualquier persona que directa o indirectamente ejerza control o mantenga vínculos estrechos, y sus miembros compensadores o sus clientes conocidos por la ECC, o que no mantiene o aplica procedimientos adecuados para resolver los posibles conflictos de intereses;

w)  infringe el artículo 33, apartado 2, la ECC de nivel 2 que no revela claramente al miembro compensador o a un cliente de este afectado y conocido por la ECC, antes de aceptar nuevas operaciones de dicho miembro, la naturaleza general o el origen de los conflictos de intereses, cuando las medidas organizativas o administrativas adoptadas por la ECC para gestionar los conflictos de intereses no son suficientes para garantizar, con razonable certeza, que se prevengan los riesgos de perjuicio para los intereses de un miembro compensador o un cliente;

x)  infringe el artículo 33, apartado 3, la ECC de nivel 2 que no toma en consideración en las medidas escritas cualquier circunstancia, de la que tiene o debe tener conocimiento, que puede dar lugar a un conflicto de intereses debido a la estructura y a las actividades de otras empresas con las que tiene una relación de empresa matriz o filial;

y)  infringe el artículo 33, apartado 5, la ECC de nivel 2 que no adopta todas las medidas razonables para evitar el uso inadecuado de la información conservada en sus sistemas o impedir que esta información se use para otras actividades comerciales, o que una persona física que mantiene vínculos estrechos con la ECC o una persona jurídica que tiene una relación de empresa matriz o de filial con la ECC utilicen la información confidencial conservada por la ECC con fines comerciales sin el consentimiento previo del cliente al que pertenece la información confidencial en cuestión;

z)  infringe el artículo 36, apartado 1, la ECC de nivel 2 que no actúa con imparcialidad y profesionalidad, en el mejor interés de sus miembros compensadores y los clientes de estos;

aa)  infringe el artículo 36, apartado 2, la ECC de nivel 2 que no dispone de normas accesibles, transparentes y equitativas para el rápido tratamiento de las denuncias;

bb)  infringe el artículo 37, apartados 1 o 2, la ECC de nivel 2 que aplica, de manera permanente, criterios de admisión discriminatorios, opacos o subjetivos, o no garantiza, de otro modo, un acceso abierto y equitativo a la ECC de manera permanente, o no garantiza que los recursos financieros y la capacidad operativa de sus miembros compensadores son suficientes para cumplir las obligaciones que se derivan de la participación en esa ECC, o no efectúa un examen detenido del cumplimiento de sus miembros compensadores una vez al año;

cc)  infringe el artículo 37, apartado 4, la ECC de nivel 2 que no cuenta con procedimientos transparentes y objetivos para la suspensión y la salida ordenada de los miembros compensadores que dejen de cumplir los criterios mencionados en el apartado 1 de dicho artículo;

dd)  infringe el artículo 37, apartado 5, la ECC de nivel 2 que deniega el acceso a miembros compensadores que cumplen los criterios mencionados en el artículo 37, apartado 1, sin motivar debidamente su decisión por escrito y sin basarse en un análisis exhaustivo del riesgo;

ee)  infringe el artículo 38, apartado 1, la ECC de nivel 2 que no permite que los clientes de sus miembros compensadores accedan por separado a los servicios específicos prestados;

ff)  infringe el artículo 39, apartado 7, la ECC de nivel 2 que no ofrece los distintos niveles de segregación a que se refiere dicho apartado en condiciones comerciales razonables;

III.  Infracciones relativas a los requisitos operativos:

a) infringe el artículo 34, apartado 1, la ECC de nivel 2 que no establece, aplica o mantiene una estrategia adecuada de continuidad de la actividad y de recuperación en caso de catástrofe destinada a garantizar la preservación de sus funciones, la oportuna recuperación de las operaciones y el cumplimiento de sus obligaciones, y que permite como mínimo la recuperación de todas las operaciones en el momento de la perturbación, con objeto de que la ECC pueda seguir operando de manera segura y finalizar la liquidación en la fecha programada;

b) infringe el artículo 34, apartado 2, la ECC de nivel 2 que no establece, aplica o mantiene un procedimiento adecuado por el que se garantiza la liquidación o transferencia oportuna y correcta de los activos y las posiciones de los clientes y miembros compensadores, en caso de revocación del reconocimiento en virtud de una decisión adoptada de conformidad con el artículo 25;

c) infringe el artículo 35, apartado 1, la ECC de nivel 2 que externaliza alguna de las principales actividades vinculadas a la gestión de riesgos de esa ECC;

d) infringe el artículo 39, apartado 1, la ECC de nivel 2 que no conserva documentación y cuentas separadas que le permiten, en todo momento y sin dilación, diferenciar en las cuentas con la ECC los activos y posiciones mantenidos por cuenta de un miembro compensador de los activos y posiciones mantenidos por cuenta de cualquier otro miembro compensador y de sus propios activos;

e) infringe el artículo 39, apartado 2, la ECC de nivel 2 que no propone conservar, y no conserva cuando se le solicita, documentación y cuentas separadas que permiten a cada miembro compensador distinguir, en las cuentas con la ECC, los activos y posiciones de dicho miembro compensador de los mantenidos por cuenta de sus clientes;

f) infringe el artículo 39, apartado 3, la ECC de nivel 2 que no propone conservar y no conserva, cuando así se solicita, documentación y cuentas separadas que permiten a cada miembro compensador diferenciar, en las cuentas con la ECC, los activos y posiciones mantenidos por cuenta de un cliente de los mantenidos por cuenta de otros clientes, o que no ofrece a sus miembros compensadores la posibilidad de abrir más cuentas en nombre propio o por cuenta de sus clientes cuando así se solicite;

g) infringe el artículo 40 la ECC de nivel 2 que no mide y evalúa su liquidez y sus exposiciones de crédito con respecto a cada miembro compensador y, en su caso, con respecto a otras ECC con las que ha celebrado acuerdos de interoperabilidad en tiempo casi real, o que no tiene acceso a las fuentes pertinentes de fijación de precios para poder medir eficazmente sus exposiciones a un coste razonable;

h) infringe el artículo 41, apartado 1, la ECC de nivel 2 que no impone, exige o cobra márgenes a sus miembros compensadores, o, en su caso, a otras ECC con las que ha celebrado acuerdos de interoperabilidad, para limitar sus exposiciones de crédito, o que impone, exige o cobra márgenes que no son suficientes para cubrir exposiciones potenciales que la ECC considera que pueden producirse hasta la liquidación de las posiciones pertinentes, para cubrir las pérdidas resultantes de como mínimo el 99 % de las variaciones de las exposiciones en un horizonte temporal adecuado o para garantizar que la ECC cubre íntegramente mediante garantías sus exposiciones con respecto a todos sus miembros compensadores y, en su caso, con respecto a todas las ECC con las que haya celebrado acuerdos de interoperabilidad, al menos sobre una base diaria, o, caso de ser necesario, para tener en cuenta todo posible efecto procíclico;

i) infringe el artículo 41, apartado 2, la ECC de nivel 2 que, al fijar sus requisitos de márgenes, no adopta modelos y parámetros que reflejan las características de riesgo de los productos compensados y tienen en cuenta el intervalo entre el cobro de los márgenes, la liquidez del mercado y la posibilidad de que se produzcan cambios durante la operación;

j) infringe el artículo 41, apartado 3, la ECC de nivel 2 que no ajusta y cobra los márgenes sobre una base intradiaria y como mínimo cuando se rebasan los umbrales predefinidos;

k) infringe el artículo 42, apartado 3, la ECC de nivel 2 que no mantiene un fondo de garantía que le permite, como mínimo, hacer frente, en condiciones de mercado extremas pero verosímiles, al incumplimiento del miembro compensador con respecto al cual está más expuesta o de los miembros compensadores que son el segundo y el tercero en importancia, en caso de que la suma de sus exposiciones sea mayor, o que elabora supuestos que no incluyen los períodos más volátiles experimentados por los mercados en los que la ECC presta sus servicios y un abanico de posibles supuestos futuros que tienen en cuenta las ventas súbitas de recursos financieros y las reducciones rápidas de liquidez del mercado;

l) infringe el artículo 43, apartado 2, la ECC de nivel 2 en la que el fondo de garantía mencionado en el artículo 42 y los demás recursos financieros mencionados en el artículo 43, apartado 1, no permiten hacer frente al incumplimiento de los dos miembros compensadores con respecto a los cuales está más expuesta en condiciones de mercado extremas pero verosímiles;

m) infringe el artículo 44, apartado 1, la ECC de nivel 2 que no tiene acceso en todo momento a una liquidez adecuada para prestar sus servicios y realizar sus actividades o que no cuantifica diariamente sus necesidades potenciales de liquidez;

o) infringe el artículo 45, apartados 1, 2 y 3, la ECC de nivel 2 que no utiliza los márgenes depositados por un miembro compensador que haya incumplido antes que otros recursos financieros para cubrir las pérdidas;

p) infringe el artículo 45, apartado 4, la ECC de nivel 2 que no emplea recursos propios específicos antes de utilizar las contribuciones al fondo de garantía de los miembros compensadores no incumplidores;

q) infringe el artículo 46, apartado 1, la ECC de nivel 2 que acepta garantías que no son de elevada liquidez con mínimo riesgo de crédito y de mercado para cubrir su exposición inicial y continua a sus miembros compensadores, cuando no se permiten otras garantías conforme al acto delegado adoptado por la Comisión en virtud del artículo 46, apartado 3;

r) infringe el artículo 47, apartado 1, la ECC de nivel 2 que no invierte sus recursos financieros solo en efectivo o en instrumentos financieros de elevada liquidez con mínimo riesgo de crédito y de mercado y que pueden liquidarse rápidamente con la mínima incidencia negativa en los precios;

s) infringe el artículo 47, apartado 3, la ECC de nivel 2 que no deposita los instrumentos financieros otorgados como márgenes o como contribuciones al fondo de garantía en operadores de sistemas de liquidación de valores que garantizan la protección total de dichos instrumentos financieros, cuando estén disponibles, o que no recurre a otros mecanismos de gran seguridad en el seno de entidades financieras autorizadas;

t) infringe el artículo 47, apartado 4, la ECC de nivel 2 que no realiza depósitos en efectivo solo mediante mecanismos de gran seguridad en el seno de entidades financieras autorizadas o mediante el uso de las facilidades de depósito permanentes de los bancos centrales u otros medios comparables puestos a disposición por los bancos centrales;

u) infringe el artículo 47, apartado 5, la ECC de nivel 2 que deposita activos ante un tercero sin asegurarse de que los activos pertenecientes a los miembros compensadores se distinguen de los activos pertenecientes a la ECC y de los activos pertenecientes a ese tercero mediante cuentas con denominación diferente en la contabilidad del tercero u otras medidas equivalentes con las que se logre el mismo nivel de protección, o que no tiene acceso a los instrumentos financieros en cuanto los necesita;

v) infringe el artículo 47, apartado 6, la ECC de nivel 2 que invierte su capital o los importes procedentes de los requisitos establecidos en los artículos 41, 42, 43 o 44 en sus propios valores o en los de su empresa matriz o filial;

w) infringe el artículo 48, apartado 1, la ECC de nivel 2 que no instaura los procedimientos detallados a seguir en caso de que un miembro compensador no cumpla los requisitos de participación establecidos en el artículo 37 en el plazo indicado y con arreglo a los procedimientos establecidos por ella, o no define detalladamente los procedimientos aplicables en caso de que el incumplimiento de un miembro compensador no haya sido declarado por ella, o no revisa dichos procedimientos cada año;

x) infringe el artículo 48, apartado 2, la ECC de nivel 2 que no adopta sin demora medidas encaminadas a contener las pérdidas y las presiones sobre la liquidez resultantes de incumplimientos de miembros compensadores y velar por que la liquidación de las posiciones de cualquier miembro compensador no perturbe sus operaciones ni exponga a los miembros compensadores que no hayan incumplido a pérdidas que no puedan anticipar o controlar;

y) infringe el artículo 48, apartado 3, la ECC de nivel 2 que no informa sin demora a la AEVM antes de que se declare o se ponga en marcha el procedimiento por incumplimiento;

z) infringe el artículo 48, apartado 4, la ECC de nivel 2 que no verifica el carácter ejecutivo de sus procedimientos en caso de incumplimiento y no adopta todas las medidas razonables para asegurarse de que dispone de la capacidad jurídica necesaria para liquidar las posiciones propias del miembro compensador incumplidor y para transferir o liquidar las posiciones de los clientes de dicho miembro;

aa) infringe el artículo 49, apartado 1, la ECC de nivel 2 que no revisa regularmente los modelos y parámetros adoptados para calcular sus requisitos en materia de márgenes, las contribuciones al fondo de garantía, los requisitos en materia de garantías u otros mecanismos de control del riesgo, y no somete los modelos a pruebas de resistencia rigurosas y frecuentes para evaluar su resistencia en condiciones de mercado extremas pero verosímiles o no realiza pruebas retrospectivas para evaluar la fiabilidad de la metodología adoptada, o no obtiene una validación independiente, o no informa a la AEVM de los resultados de las pruebas realizadas o no obtiene la validación de la AEVM antes de proceder a cualquier modificación significativa de los modelos y parámetros;

bb) infringe el artículo 49, apartado 2, la ECC de nivel 2 que no verifica periódicamente los principales aspectos de sus procedimientos aplicables en caso de incumplimiento o no toma todas las medidas razonables para asegurarse de que todos los miembros compensadores los comprenden y cuentan con mecanismos adecuados para reaccionar en caso de incumplimiento;

cc) infringe el artículo 49, apartado 1 bis, la ECC de nivel 2 que realiza cualquier modificación significativa de los modelos y parámetros a que se refiere el artículo 49, apartado 1, antes de obtener de la AEVM la validación de esa modificación;

dd) infringe el artículo 50, apartado 1, la ECC de nivel 2 que, cuando es útil y posible, no utiliza dinero del banco central para liquidar sus operaciones o que no adopta medidas para limitar estrictamente los riesgos de liquidación en efectivo cuando no se recurre a ese dinero;

ee) infringe el artículo 50, apartado 3, la ECC de nivel 2 que no elimina los riesgos de pérdida del capital aplicando mecanismos de entrega contra pago en la medida de lo posible, cuando esa ECC está obligada a efectuar o recibir entregas de instrumentos financieros;

ff) infringe el artículo 50 bis o el artículo 50 ter la ECC de nivel 2 que no calcula el KCCP especificado en dicho artículo o no respeta las normas para el cálculo del KCCP establecidas en el artículo 50 bis, apartado 2, y los artículos 50 ter y 50 quinquies;

gg) infringe el artículo 50 bis, apartado 3, la ECC de nivel 2 que calcula el KCCP con frecuencia inferior a la trimestral o con menos frecuencia que la exigida por la AEVM de acuerdo con el artículo 50 bis, apartado 3;

hh) infringe el artículo 51, apartado 2, la ECC de nivel 2 que no obtiene de una plataforma de negociación acceso no discriminatorio tanto a los datos que precisa para el desempeño de sus funciones, en la medida en que la ECC cumple con los requisitos operativos y técnicos establecidos por dicha plataforma, como al sistema de liquidación pertinente;

ii) infringe el artículo 52, apartado 1, la ECC de nivel 2 que celebra un acuerdo de interoperabilidad incumpliendo alguno de los requisitos establecidos en las letras a), b), c) y d) de ese apartado;

jj) infringe el artículo 53, apartado 1, la ECC de nivel 2 que no diferencia en su contabilidad los activos y posiciones mantenidos por cuenta de otra ECC con la que ha celebrado un acuerdo de interoperabilidad;

kk) infringe el artículo 54, apartado 1, la ECC de nivel 2 que celebra un acuerdo de interoperabilidad sin la aprobación previa de la AEVM.

IV.  Infracciones relativas a la transparencia y a la disponibilidad de la información:

a) infringe el artículo 38, apartado 1, la ECC de nivel 2 que no hace públicos los precios y comisiones de cada servicio por separado, incluidos los descuentos y minoraciones y las condiciones para beneficiarse de estas reducciones;

b) infringe el artículo 38, apartado 1, la ECC de nivel 2 que no da a conocer a la AEVM la información sobre los ingresos y gastos relativos a los servicios prestados;

c) infringe el artículo 38, apartado 2, la ECC de nivel 2 que no comunica a sus miembros compensadores y los clientes de estos los riesgos asociados a los servicios prestados;

d) infringe el artículo 38, apartado 3, la ECC de nivel 2 que no comunica a sus miembros compensadores o a la AEVM la información sobre precios utilizada para calcular sus exposiciones al cierre de la jornada con respecto a sus miembros compensadores, o no hace públicos los volúmenes de las operaciones de compensación correspondientes a cada categoría de instrumentos compensada por la ECC de forma agregada;

f) infringe el artículo 38, apartado 4, la ECC de nivel 2 que no hace públicos los requisitos técnicos y operativos en relación con los protocolos de comunicación que abarcan los formatos de contenido y mensaje que utilizan para interactuar con terceros, incluidos los requisitos técnicos y operativos contemplados en el artículo 7;

g) infringe el artículo 38, apartado 5, la ECC de nivel 2 que no hace pública cualquier infracción por parte de los miembros compensadores de los criterios establecidos en el artículo 37, apartado 1, o de los requisitos establecidos en el artículo 38, apartado 5, excepto en el caso de que la AEVM considere que dicha publicación supondría una amenaza para la estabilidad financiera o la confianza de los mercados, o pondría en serio peligro los mercados financieros o causaría un daño desproporcionado a las partes interesadas;

h) infringe el artículo 39, apartado 7, la ECC de nivel 2 que no hace públicos los niveles de protección y los costes asociados a los diferentes niveles de segregación que ofrece;

i) infringe el artículo 49, apartado 3, la ECC de nivel 2 que no hace pública la información esencial relativa a su modelo de gestión del riesgo o las hipótesis adoptadas para llevar a cabo las pruebas de resistencia a que se refiere el artículo 49, apartado 1;

j) infringe el artículo 50, apartado 2, la ECC de nivel 2 que no expone claramente sus obligaciones con respecto a las entregas de instrumentos financieros, precisando en particular si está obligada a efectuar o recibir la entrega de un instrumento financiero o si indemniza a los participantes por las pérdidas que se produzcan en el proceso de entrega;

k) infringe el artículo 50 quater, apartado 1, la ECC de nivel 2 que no comunica la información a que se refieren las letras a), b), c), d) y e) de dicho apartado a aquellos de sus miembros compensadores que sean entidades y a sus autoridades competentes;

l) infringe el artículo 50 quater, apartado 2, la ECC de nivel 2 que informa a sus miembros compensadores que son entidades con frecuencia inferior a la trimestral o con menos frecuencia que la exigida por la AEVM de acuerdo con dicho artículo 50 quater, apartado 2.

V.  Infracciones relativas a los obstáculos a la actividad de supervisión:

a) infringe el artículo 25 quater la ECC que no facilita información en respuesta a una decisión por la que se exija información de conformidad con el artículo 25 quater, apartado 2, o que proporciona información incorrecta o engañosa en respuesta a una simple solicitud de información de la AEVM al amparo del artículo 25 quater, apartado 2 o apartado 3, o en respuesta a una decisión de la AEVM por la que se exija información de conformidad con el artículo 25 quater, apartado 3;

b) la ECC que responde de modo incorrecto o engañoso a las preguntas planteadas con arreglo al artículo 25 quinquies, apartado 1, letras c) o d);

c) la ECC de nivel 2 que no acata a su debido tiempo una medida de supervisión exigida mediante decisión adoptada por la AEVM con arreglo al artículo 25 quindecies;

d) la ECC de nivel 2 que no se somete a una inspección in situ exigida mediante decisión de inspección adoptada por la AEVM con arreglo al artículo 25 sexies.».

1.  Se inserta el anexo IV siguiente:

«ANEXO IV

Lista de los coeficientes ligados a los factores agravantes o atenuantes en relación con la aplicación del artículo 25 octies, apartado 3

Los siguientes coeficientes serán aplicables acumulativamente a los importes de base a que se refiere el artículo 25 octies, apartado 2:

I.  Coeficientes de adaptación ligados a factores agravantes:

a) si la infracción se cometió reiteradamente, se aplicará un coeficiente adicional de 1,1 a cada uno de los casos;

b) si la infracción se cometió durante más de seis meses, se aplicará un coeficiente de 1,5;

c) si la infracción ha puesto de manifiesto deficiencias sistémicas en la organización de la ECC, en especial de sus procedimientos, sistemas de gestión o controles internos, se aplicará un coeficiente de 2,2;

d) si la infracción tiene repercusiones negativas en la calidad de las actividades y servicios de la ECC, se aplicará un coeficiente de 1,5;

e) si la infracción se cometió dolosamente, se aplicará un coeficiente de 2;

f) si no se han adoptado medidas correctoras desde que se descubrió la infracción, se aplicará un coeficiente de 1,7;

g) si los altos directivos de la ECC no han cooperado con la AEVM en sus investigaciones, se aplicará un coeficiente de 1,5.

II.  Coeficientes de adaptación ligados a factores atenuantes:

a) si la infracción ha estado cometiéndose menos de diez días hábiles, se aplicará un coeficiente de 0,9;

b) si la alta dirección de la ECC puede demostrar que ha tomado todas las medidas necesarias para impedir la infracción, se aplicará un coeficiente de 0,7;

c) si la ECC ha señalado la infracción a la AEVM con rapidez, eficacia y exhaustividad, se aplicará un coeficiente de 0,4;

d) si la ECC ha adoptado voluntariamente medidas para velar por que no pueda cometerse en el futuro una infracción similar, se aplicará un coeficiente de 0,6.».

(1)

  DO C 385 de 15.11.2017, p. 3.

(2)

  DO C 434 de 15.12.2017, p. 63.

(3)

* Enmiendas: el texto nuevo o modificado se señala en negrita y cursiva; las supresiones se indican mediante el símbolo ▌.

(4)

  DO C 385 de 15.11.2017, p. 3.

(5)

  DO C 434 de 15.12.2017, p. 63.

(6)

  Posición del Parlamento Europeo de... (DO...) y Decisión del Consejo de...

(7)

  Reglamento (UE) n.º 648/2012 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 4 de julio de 2012, relativo a los derivados extrabursátiles, las entidades de contrapartida central y los registros de operaciones (DO L 201 de 27.7.2012, p. 1).

(8)

  Propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo que modifica el Reglamento (UE) n.º 648/2012 en lo relativo a la obligación de compensación, la suspensión de la obligación de compensación, los requisitos de notificación, las técnicas de reducción del riesgo en los contratos de derivados extrabursátiles no compensados por una entidad de contrapartida central, la inscripción y la supervisión de los registros de operaciones y los requisitos aplicables a los registros de operaciones [COM(2017) 0208 final].

(9)

  De conformidad con el Reglamento (UE) n.º 648/2012, la AEVM facilita una lista de las ECC de terceros países que han sido reconocidas para ofrecer servicios y operar en la Unión. Las ECC de terceros países están establecidas en 15 países respecto de los cuales la Comisión ha adoptado decisiones de equivalencia de ECC, a saber, Australia, Hong Kong, Singapur, Japón, Canadá, Suiza, Corea del Sur, México, Sudáfrica, Estados Unidos (en lo que respecta a la CFTC), Brasil, los Emiratos Árabes Unidos, el Centro Financiero Internacional de Dubái (DIFC), la India y Nueva Zelanda.

(10)

  Propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo relativo a un marco para la recuperación y la resolución de entidades de contrapartida central y por el que se modifican los Reglamentos (UE) n.° 1095/2010, (UE) n.° 648/2012 y (UE) n.° 2015/2365 [COM(2016) 856 final].

(11)

  Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo y al Banco Central Europeo: Superar los retos asociados a las infraestructuras críticas de los mercados financieros y continuar el desarrollo de la Unión de los Mercados de Capitales [Bruselas, 4.5.2017, COM(2017) 225 final].

(12)

  Comunicación sobre el «Estado de la Unión 2016: Completando la Unión de Mercados de Capitales - La Comisión acelera la reforma» (14 de septiembre de 2016).

(13)

  Consulta pública sobre las actividades de las Autoridades Europeas de Supervisión (21.3.2017-16.5.2017).

(14)

  Reglamento (UE) n.º 1024/2013 del Consejo, de 15 de octubre de 2013, que encomienda al Banco Central Europeo tareas específicas respecto de políticas relacionadas con la supervisión prudencial de las entidades de crédito (DO L 287 de 29.10.2013, p. 63).».


ANEXO: LISTA DE LAS ORGANIZACIONES O PERSONAS DE LAS QUE LA PONENTE HA RECIBIDO CONTRIBUCIONES

La lista siguiente se elabora con carácter totalmente voluntario y bajo la exclusiva responsabilidad de la ponente. La ponente ha recibido contribuciones de las siguientes organizaciones o personas durante la preparación del informe:

Organización o persona

 

Cámara de Comercio Norteamericana: miembros del Comité de Servicios Financieros

Association Française de gestion: Virginie Buey, Virginie Gaborit, Pierre Garrault, Jean-Louis Laurens

 

Asociación de Mercados Financieros Europeos: Stephen Burton, Michael Cole-Fontayn

Autorité des Marchés Financiers: Patrice Aguesse, Claire Guillaumot, Isabelle Massonat

Banco de Inglaterra: David Bailey, Barry King, Zertasha Malik, Holly Snaith, Richard Spooner

Banco de Francia: Emmanuelle Assouan, Claudine Hurman, Ivan Odonnat, Francois Villeroy de Galhau,

Blackrock: Stephen Fisher, Carey Evans

Brunswick Group: Michael Feuerstein

CEPS: Karel Lannoo

Chicago Mercantile Exchange (CME) (Bolsa mercantil de Chicago): Sunil Cutinho, Sean Downey, Emily Hendrix, Simon Turek

City Bank: Slawomir Sikora

City UK: John Mac Farlane

City of London: Jeremy Browne

Commerzbank: Martin Zielke

Depository Trust and Clearing Corporation (DTCC): Ann Schuman, Michalis Sotiropoulos, Mark Wetjen

Deutsche Bank: Jürgen Feil, Arthur Marquis, Nina Schindler, Katharina Wolf

Deutsche Börse: Niels Brab, Claire Bravard Alexandra Hachmeister

Eurex: Thomas Book, Niels Brab, Matthias Graulich, Erik Müller

Asociación Europea de Bancos Públicos: Filip Chraska, Thorsten Guthke

Asociación Europea de Cámaras de Compensación de Contrapartida Central: Chiara Bergamaschi, Rafael Plata

Banco Central Europeo: Marguerite Connell, Benoit Coeure, Stephanie.Bergbauer, Corinna Freund, Jean-Francois Jamet, Pierre Marmara, Yves Mersch, Panagiotis Papapaschalis, Clement Rouveyrol

Autoridad Europea de Valores y Mercados: Giampiero Carla, Steven Maijoor, Jakub Michalik, Maud Thimon

Federación de Bolsas Europeas: Richard Fenner

Federación de la Banca Francesa: Taha Bousmaha, Philippe de Soumagnat, Benjamin Quatre

Asociación alemana de gestores de fondos (BVI): Felix Ertl, Rudolf Siebel

Intercontinental Exchange (ICE) : Nicolas Kügler, Finbarr Hutcheson

KPDW CCP: Slawomir Panasiuk, Marcin Truchanowicz, Karolina Ziolkowska

London Clearing House (LCH): Julien Jardelot, Daniel Maguire, Corentine Poilvet-Clediere, Nikhil Rathi

Asociación de banqueros luxemburgueses y la Asociación luxemburguesa de fondos de inversión: Marc-André Bechet, Antoine Kremer, Gilles Pierre

 

FIA: Walt Lukken, Jackie Mesa, Corinna Schempp, Simon Puleston Jones

Asociación Internacional de Swaps y Derivados (ISDA): Roger Cogan, Ulrich Karl

International Regulatory Strategy Group: Mark Hoban

Moody’s: Nigel Phipps

Japan Center for International Finance: Jutaro Kaneko

NASDAQ: Erica Brown, Julia Haglind, Hans-Ole Jochumsen,

Nomura Bank: Yuji Nakata

SIX-clear : Matthias Heer, Urs Wieland

Estado federado de Hesse: Mark Weinmeister, Robert Möhrle

Union Investment: Andreas Illenseer

Comisión de comercialización de futuros sobre bienes de consumo de los Estados Unidos: John Behnam, Chris Giancarlo, Brian Quintenz, Eric Pan, Tracey Wingate

Tesoro norteamericano: Corrado Camera, Lawrence Norton, Rebekah Goshorn-Jurata

Cámara de Comercio Estadounidense: Thomas Quaadman, Samantha DeZur, Sean Downey, Giovanni Campi

Las siguientes organizaciones han organizado actos en los que la Sra. Hübner ha participado y ha presentado su trabajo sobre la supervisión de las ECC:

APCO, Asociación de bancos alemanes, Asociación de Mercados Financieros de Europa (AMFE), Cámara de Comercio Británica, Eurofi, European Parliamentary Financial Services Forum (EPFSF), Financial Future, Fleishmann Hillard, Linklaters y QED.


PROCEDIMIENTO DE LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO

Título

Modificación del Reglamento (UE) n.° 1095/2010 por el que se crea una Autoridad Europea de Supervisión (Autoridad Europea de Valores y Mercados) y se modifica el Reglamento (UE) n.º 648/2012 por lo que respecta a los procedimientos y las autoridades que participan en la autorización de entidades de contrapartida central y a los requisitos para el reconocimiento de las entidades de contrapartida central de países terceros

Referencias

COM(2017)0331 – C8-0191/2017 – 2017/0136(COD)

Fecha de la presentación al PE

13.6.2017

 

 

 

Comisión competente para el fondo

Fecha del anuncio en el Pleno

ECON

11.9.2017

 

 

 

Comisiones competentes para emitir opinión

Fecha del anuncio en el Pleno

BUDG

11.9.2017

ITRE

11.9.2017

JURI

11.9.2017

AFCO

11.9.2017

Opinión(es) no emitida(s)

Fecha de la decisión

BUDG

29.6.2017

ITRE

11.10.2017

JURI

12.7.2017

AFCO

11.9.2017

Ponentes

Fecha de designación

Danuta Maria Hübner

6.7.2017

 

 

 

Examen en comisión

10.10.2017

21.2.2018

24.4.2018

 

Fecha de aprobación

16.5.2018

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

45

4

5

Miembros presentes en la votación final

Gerolf Annemans, Burkhard Balz, Hugues Bayet, Pervenche Berès, Thierry Cornillet, Esther de Lange, Markus Ferber, Jonás Fernández, Giuseppe Ferrandino, Sven Giegold, Neena Gill, Roberto Gualtieri, Brian Hayes, Danuta Maria Hübner, Cătălin Sorin Ivan, Petr Ježek, Wolf Klinz, Georgios Kyrtsos, Philippe Lamberts, Werner Langen, Sander Loones, Bernd Lucke, Olle Ludvigsson, Ivana Maletić, Gabriel Mato, Costas Mavrides, Alex Mayer, Bernard Monot, Luděk Niedermayer, Stanisław Ożóg, Sirpa Pietikäinen, Pirkko Ruohonen-Lerner, Anne Sander, Alfred Sant, Martin Schirdewan, Molly Scott Cato, Pedro Silva Pereira, Peter Simon, Theodor Dumitru Stolojan, Kay Swinburne, Paul Tang, Ramon Tremosa i Balcells, Ernest Urtasun, Marco Valli, Tom Vandenkendelaere, Marco Zanni

Suplentes presentes en la votación final

Andrea Cozzolino, Ramón Jáuregui Atondo, Paloma López Bermejo, Thomas Mann, Joachim Starbatty, Romana Tomc, Lieve Wierinck

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Agnieszka Kozłowska-Rajewicz

Fecha de presentación

25.5.2018

VOTACIÓN FINAL NOMINAL

EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO

45

+

ALDE

Thierry Cornillet, Petr Ježek, Wolf Klinz, Ramon Tremosa i Balcells, Lieve Wierinck

ECR

Sander Loones, Bernd Lucke, Stanisław Ożóg, Pirkko Ruohonen-Lerner, Joachim Starbatty

PPE

Burkhard Balz, Markus Ferber, Brian Hayes, Danuta Maria Hübner, Agnieszka Kozłowska-Rajewicz, Georgios Kyrtsos, Esther de Lange, Werner Langen, Ivana Maletić, Thomas Mann, Gabriel Mato, Luděk Niedermayer, Sirpa Pietikäinen, Anne Sander, Theodor Dumitru Stolojan, Romana Tomc, Tom Vandenkendelaere

S&D

Hugues Bayet, Pervenche Berès, Andrea Cozzolino, Jonás Fernández, Giuseppe Ferrandino, Roberto Gualtieri, Cătălin Sorin Ivan, Ramón Jáuregui Atondo, Olle Ludvigsson, Costas Mavrides, Alfred Sant, Pedro Silva Pereira, Peter Simon, Paul Tang

VERTS/ALE

Sven Giegold, Philippe Lamberts, Molly Scott Cato, Ernest Urtasun

4

-

ECR

Kay Swinburne

ENF

Gerolf Annemans, Bernard Monot, Marco Zanni

5

0

EFDD

Marco Valli

GUE/NGL

Paloma López Bermejo, Martin Schirdewan

S&D

Neena Gill, Alex Mayer

Explicación de los signos utilizados

+  :  a favor

-  :  en contra

0  :  abstenciones

Última actualización: 8 de junio de 2018Aviso jurídico