Procedimiento : 2019/0802(NLE)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A8-0194/2019

Textos presentados :

A8-0194/2019

Debates :

Votaciones :

PV 16/04/2019 - 8.6
CRE 16/04/2019 - 8.6

Textos aprobados :

P8_TA(2019)0364

INFORME     
PDF 213kWORD 67k
10.4.2019
PE 636.163v02-00 A8-0194/2019

sobre la propuesta de nombramiento de Viorel Ştefan como miembro del Tribunal de Cuentas

(C8-0049/2019 – 2019/0802(NLE))

Comisión de Control Presupuestario

Ponente: Indrek Tarand

PROPUESTA DE DECISIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO
 ANEXO 1: CURRICULUM VITAE DE Viorel Ştefan
 ANEXO 2: RESPUESTAS DE Viorel Ştefan AL CUESTIONARIO
 PROCEDIMIENTO DE LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO

PROPUESTA DE DECISIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO

sobre la propuesta de nombramiento de Viorel Ştefan como miembro del Tribunal de Cuentas

(C8-0049/2019 – 2019/0802(NLE))

(Consulta)

El Parlamento Europeo,

–  Visto el artículo 286, apartado 2, del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, conforme al cual ha sido consultado por el Consejo (C8-0049/2019),

–  Visto el artículo 121 de su Reglamento interno,

–  Visto el informe de la Comisión de Control Presupuestario (A8-0194/2019),

A.  Considerando que su Comisión de Control Presupuestario evaluó las cualificaciones del candidato propuesto, en particular con respecto a las condiciones enunciadas en el artículo 286, apartado 1, del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea;

B.  Considerando que, en su reunión del 8 de abril de 2019, la Comisión de Control Presupuestario celebró una audiencia con el candidato propuesto por el Consejo como miembro del Tribunal de Cuentas;

1.  Emite dictamen negativo respecto a la propuesta del Consejo de nombramiento de Viorel Ştefan como miembro del Tribunal de Cuentas;

2.  Encarga a su presidente que transmita la presente Decisión al Consejo y, para información, al Tribunal de Cuentas, así como a las demás instituciones de la Unión Europea y a las entidades fiscalizadoras de los Estados miembros.


ANEXO 1: CURRICULUM VITAE DE Viorel Ştefan

Estudios y especializaciones

  2002, doctorado en Economía, Universidad del Bajo Danubio de Galati

  1980, diplomado de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad «AI. I. Cuza» de Iasi

Actividad profesional

  Febrero de 2018 - actualidad, viceprimer ministro

  Junio de 2017 - enero de 2018, miembro de la Cámara de Diputados, presidente y miembro de la Comisión de Presupuestos, Finanzas y Bancos

  Enero de 2017 - junio de 2017, ministro de Hacienda

  2016 - actualidad, miembro de la Cámara de Diputados

  2012 - 2016, miembro de la Cámara de Diputados

  2008 - 2016, miembro de la Cámara de Diputados

  1996-2008, senador

  1996 - 2002, presidente, Sociedad de Navegación Fluvial NAVROM SA Galati

  1991 - 1996, director ejecutivo, Sociedad de Navegación Fluvial NAVROM SA Galati

  1987- 1991, jefe de servicio, Sociedad Rumana de Navegación Fluvial NAVROM SA Galati

  1980 - 1987, economista, Sociedad Rumana de Navegación Fluvial NAVROM SA Galati

Actividad, cargos desempeñados en un partido político

Miembro del Partido Socialdemócrata desde 1993

  1996 -2015, vicepresidente de la Organización del PSD de Galati

  2015 - 2018, vicepresidente del Partido Socialdemócrata

Actividad, cargos en un sindicato, organización de empresarios, etc.

  1992 - 1998, presidente de la Asociación de Empresarios del Transporte Naval.

Actividades parlamentarias y cargos anteriores

  Julio de 2017 - enero de 2018, presidente de la Comisión de Presupuestos, Finanzas y Bancos, Cámara de Diputados

  Enero de 2017 - junio de 2017, ministro de Hacienda

  2016 - enero de 2017, presidente de la Comisión de Presupuestos, Finanzas y Bancos, Cámara de Diputados

Iniciativas legislativas: 1

Intervenciones en el Pleno:

Discursos: 3 (en dos sesiones)

  2012 - 2016

Miembro de la Cámara de Diputados, presidente de la Comisión de Presupuestos, Finanzas y Bancos;

Miembro de la Comisión Mixta Especial de la Cámara de Diputados y del Senado para aprobar el proyecto de ley sobre determinadas medidas relacionadas con la explotación de oro y de plata en el perímetro de Rosia Montana, y para estimular y facilitar el desarrollo de actividades mineras en Rumanía;

Presidente del Grupo parlamentario de amistad con la Federación de Rusia;

Secretario del Grupo parlamentario de amistad con la República Federativa de Brasil.

Iniciativas legislativas: 42, de las cuales 11 leyes promulgadas;

Intervenciones en el Pleno:

Discursos: 110 (en 51 sesiones)

Proyectos de decisión iniciados: 1

Propuestas: 2

  2008 - 2012

Miembro de la Cámara de Diputados, presidente de la Comisión de Presupuestos, Finanzas y Bancos;

Miembro de la Comisión Mixta Especial para analizar la crisis en el funcionamiento de la justicia;

Presidente del Grupo parlamentario de amistad con Japón;

Miembro del Grupo parlamentario de amistad con la República Helénica;

Miembro del Grupo parlamentario de amistad con el Estado de Israel.

Iniciativas legislativas: 14, de las cuales 2 leyes promulgadas

Intervenciones en el Pleno:

Discursos: 50 (35 sesiones)

Preguntas e interpelaciones: 10

Propuestas: 10

  2004 - 2008

Senador, vicepresidente, Comisión de Presupuestos, Finanzas, Bancos y Mercado de Capitales;

Miembro de la Comisión Mixta Especial de la Cámara de Diputados y del Senado para el Control de la ejecución presupuestaria del Tribunal de Cuentas para 2003;

Miembro del Grupo parlamentario de amistad con la República de Armenia;

Miembro del Grupo parlamentario de amistad con Islandia;

Miembro del Grupo parlamentario de amistad con la República Helénica.

Iniciativas legislativas: 16, de las cuales 3 leyes promulgadas

Intervenciones en el Pleno:

Discursos: 287 (156 sesiones)

Declaraciones políticas: 1

Propuestas: 13

  2000 - 2004

Senador, presidente de la Comisión de Presupuestos, Finanzas, Bancos y Mercado de Capitales;

Miembro del Grupo parlamentario de amistad con la República Árabe Siria;

Miembro del Grupo parlamentario de amistad con la República Helénica;

Miembro del Grupo parlamentario de amistad con el Estado de Israel.

Iniciativas legislativas: 4, de las cuales 1 ley promulgada

Intervenciones en el Pleno:

Discursos: 276 (94 sesiones)

Miembro de 8 comités de mediación

  1996 - 2000

Senador, miembro de la Comisión de Presupuestos, Finanzas, Bancos y Mercado de Capitales;

Miembro de la Comisión Mixta de la Cámara de Diputados y del Senado para el Control Presupuestario del Tribunal de Cuentas;

Miembro del Grupo parlamentario de amistad con la República Francesa;

Miembro del Grupo parlamentario de amistad con la República de Austria.

Actividad, cargos en otras organizaciones nacionales

-  1995 - 2001, presidente. Asociación de Armadores y Operadores Fluviales de Rumanía (AAPOFR)

Órdenes, condecoraciones

Orden Nacional del Mérito, en la categoría de Caballero


ANEXO 2: RESPUESTAS DE Viorel Ştefan AL CUESTIONARIO

Experiencia profesional

1.  Indique, por favor, su experiencia profesional en el ámbito de las finanzas públicas (planificación presupuestaria, ejecución o gestión presupuestarias, control o auditoría presupuestarios).

Mi experiencia profesional en el ámbito de las finanzas públicas, incluidos la planificación presupuestaria, ejecución y gestión presupuestarias, control y auditoría presupuestarios, la adquirí a lo largo de veintidós años de servicio en el Parlamento rumano, como ministro de Hacienda en 2017 y como viceprimer ministro en el Gobierno rumano desde 2018.

En el Parlamento fui continuamente miembro de dos comisiones especializadas en ambas cámaras, doce años en la Comisión de Presupuestos, Finanzas, Bancos y Mercado de Capitales, y diez años en la Comisión de Presupuestos, Finanzas y Bancos en la Cámara de Diputados.

En ese período, ocupé durante diez años el cargo de presidente de comisión, y durante seis, el de vicepresidente.

En mi calidad de presidente de comisión, fui responsable de la gestión de los procedimientos parlamentarios para la aprobación de los presupuestos públicos y de los presupuestos de la seguridad social, así como de los presupuestos de las dos cámaras y de las instituciones y autoridades públicas responsables ante el Parlamento o que colaboraban con el mismo, incluido el Tribunal de Cuentas de Rumanía.

En cada ejercicio presupuestario, fui responsable de coordinar la supervisión parlamentaria de las actividades de gestión de fondos de los ordenadores de pagos, lo que incluía procedimientos específicos como audiencias, análisis o encuestas. Al final de cada año, era mi tarea evaluar y debatir los informes especiales de ejecución presupuestaria ante ambas cámaras.

Se evaluaba la ejecución presupuestaria y se adoptaban informes de expertos en el marco del diálogo institucional permanente con los representantes del Tribunal de Cuentas de Rumanía, sobre la base de los informes, las conclusiones y los dictámenes de los equipos de auditoría. Mi colaboración con esta institución me permitió conocer los principios y mecanismos de una auditoría sólida y, sobre todo, su importancia a la hora de garantizar una gestión adecuada de los fondos públicos.

Mis veintidós años de participación directa y continua en el trabajo de las comisiones parlamentarias especializadas me han ayudado a comprender y participar activamente en la formulación y aplicación de políticas públicas a escala nacional en una serie de disciplinas económicas y financieras, entre ellas: la fiscalidad, los mercados financieros (bancos, valores, seguros, pensiones privadas), la política monetaria y las políticas de endeudamiento público o de inversión.

Mi nombramiento como ministro de Hacienda no solo fue un auténtico reto para mí en el terreno profesional, sino también una oportunidad para demostrar mi capacidad para gestionar las finanzas públicas. Aunque anteriormente había participado principalmente en actividades legislativas y de seguimiento, mi nuevo nombramiento me dio la oportunidad de poner en práctica mis competencias y adquirir una visión más profunda de las finanzas públicas desde el punto de vista ejecutivo. De este modo, pude adquirir una sólida experiencia en la formulación de la estrategia fiscal y presupuestaria, la planificación presupuestaria, la administración de los ingresos públicos, el Tesoro público y la deuda pública, la política y la legislación aduanera, la organización y realización de auditorías internas en los organismos públicos, la coordinación de las relaciones con las instituciones financieras internacionales, la promoción y la aplicación de la contratación pública, la gestión de los regímenes de ayudas estatales, la gestión centralizada de los inventarios públicos y la mejora de la gestión de la inversión pública, por citar solo algunos ejemplos.

Mi experiencia en el Ministerio de Hacienda, junto con mi labor parlamentaria, me ayudó a prepararme para mis funciones como viceprimer ministro.

Mis nuevas responsabilidades consisten básicamente en coordinar las políticas y estrategias económicas y armonizar y optimizar la cooperación interinstitucional, centrándome al mismo tiempo en la racionalización de la gobernanza, la reducción de los costes administrativos, el fin de la duplicación del trabajo, la reestructuración de los sistemas y la aceleración de la informatización y digitalización de los servicios públicos.

Obviamente, esto solo puede lograrse mediante la supervisión continua de las actividades de administración presupuestaria de los ordenadores de pagos.

2.  ¿Cuáles han sido sus logros más destacados en su trayectoria profesional?

Mi carrera profesional puede dividirse en dos etapas sucesivas, y ambas me han ayudado a comprender los mecanismos en que se basa la evolución microeconómica y macroeconómica.

Tras concluir mis estudios universitarios, inicié una carrera en el mundo de los negocios, en que fui adquiriendo todas las competencias necesarias, empezando como becario y ascendiendo gradualmente hasta alcanzar los niveles más altos como director general, gerente, consejero delegado y presidente del consejo de administración.

Todo ello coincidió con un difícil período de transición hacia una economía de mercado en Rumanía, que requirió una reestructuración radical, la introducción de unos métodos de gestión modernos, la adaptación a los nuevos mercados desregulados y la reconfiguración de los flujos comerciales internos, regionales e internacionales.

Considero que mi primer logro profesional fue la reestructuración y privatización de la empresa estatal rígida y de bajo rendimiento para la que había estado trabajando, como se ha indicado más arriba, transformándola en una empresa privada cotizada con unos resultados económicos excepcionales y que a fecha de hoy sigue facilitando miles de puestos de trabajo en Rumanía.

La experiencia que adquirí durante este período sirvió de base para mi tesis doctoral, que fue la culminación efectiva de esta etapa de mi carrera profesional.

La segunda fase comenzó hace veintidós años, cuando decidí entrar en el servicio público y pasé a ser miembro del Senado rumano. Comencé entonces a adquirir las nuevas competencias necesarias para hacer frente a los problemas macroeconómicos que surgían, y tras regresar al Senado rumano para un segundo mandato, fui designado por unanimidad por mis colegas senadores como presidente de la Comisión de Presupuestos, Finanzas, Bancos y Mercado de Capitales. Considero que esto ha sido un logro importante en mi carrera parlamentaria. Me dediqué exclusivamente a este ámbito de actividad y mis competencias profesionales obtuvieron el reconocimiento de todos los grupos políticos y organismos pertinentes del Parlamento rumano y a los ojos del público en general. Por este motivo, principalmente, fui seleccionado con el apoyo de todos los grupos políticos para presidir comisiones especializadas a lo largo de toda mi carrera parlamentaria.

Mi nombramiento como ministro de Hacienda también fue un hito importante en mi carrera profesional.

Al mismo tiempo, me dio muchas satisfacciones el excelente equipo de expertos bajo mi responsabilidad encargado de coordinar, garantizar un entorno de trabajo positivo y constructivo, la adhesión a unos principios sólidos, el respeto mutuo y la apreciación de las capacidades y competencias de cada uno, junto con el reconocimiento del trabajo de nuestros predecesores y la concienciación de la necesidad de coherencia y continuidad en la gestión de las políticas y estrategias fiscales y presupuestarias.

La colaboración positiva y constructiva con otras instituciones en este ámbito (Banco Nacional de Rumanía, Autoridad de Supervisión Financiera, Consejo de Competencia, Tribunal de Cuentas, etc.) también arrojó importantes resultados y es reflejo de mis competencias profesionales.

Mi nombramiento como viceprimer ministro ha sido la culminación de mi carrera profesional y es mi propósito seguir siendo merecedor de este gran honor y cumplir mis obligaciones con arreglo a los principios de equidad y profesionalidad hasta mi último día en el cargo.

3.  ¿Cuál es su experiencia profesional en organizaciones o instituciones internacionales multiculturales y plurilingües radicadas fuera de su país de origen?

Aunque no he ocupado ningún puesto remunerado en ninguna institución u organización internacional, he adquirido experiencia internacional, multicultural y multilingüe durante mi carrera política, a través de los grupos parlamentarios de amistad con: Japón (presidente del Grupo), la Federación de Rusia (presidente del Grupo), la República Federativa de Brasil (secretario del Grupo), la Confederación Suiza, el Estado de Israel, la República Helénica, Islandia, la República de Armenia, la República Árabe Siria, la República de Austria y la República Francesa.

Esto me dio la oportunidad de interactuar con los diputados de estos países. Los grupos parlamentarios de amistad sirvieron para promover la cooperación bilateral en todos los ámbitos de interés común, y sus ámbitos de actividad eran sumamente diversos, incluyendo el diálogo político y parlamentario, así como las relaciones económicas, culturales y científicas bilaterales.

En mi calidad de ministro de Hacienda, representé a Rumanía en el Consejo de Gobernadores del Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo, el Banco Internacional de Reconstrucción y Desarrollo y el Banco Europeo de Inversiones. Esto me enseñó a trabajar de manera más eficiente en un entorno internacional, multicultural y plurilingüe. También se me encargó que, como tal, coordinara el diálogo entre las autoridades rumanas y los delegados del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial.

4.  ¿Se le ha concedido la aprobación respecto de las funciones de gestión que realizaba usted anteriormente, caso de ser aplicable un procedimiento de esa índole?

No se ha aplicado un procedimiento de esa índole.

5.  ¿Cuáles de sus anteriores puestos profesionales fueron resultado de un nombramiento político?

Como señalé en mi respuesta a la segunda pregunta, mi carrera profesional puede dividirse en dos etapas distintas. En la primera etapa de mi carrera profesional, fui subiendo peldaños en la empresa desde joven subalterno hasta presidente del consejo de administración, sin que ello interviniera influencia política alguna. Huelga decir que los criterios de promoción en una empresa cotizada privada están enteramente relacionados con el rendimiento.

La segunda etapa de mi carrera se ha desarrollado en el Parlamento, lo cual, por definición, implica a actores políticos que se rigen por principios democráticos. Gocé de apoyo político al entrar en el Parlamento y en mis nombramientos como ministro de Hacienda y viceprimer ministro.

No obstante, me gustaría dedicar algunas palabras a mi nombramiento como presidente de las comisiones parlamentarias especializadas. Dado que los candidatos siempre se seleccionan sobre todo sobre la base de criterios profesionales y competencias específicas, pude obtener el apoyo de todos los grupos políticos en cada ocasión, independientemente de si se encontraban en el gobierno o en la oposición.

6.  ¿Cuáles son las tres decisiones más importantes en cuya adopción ha participado a lo largo de su vida profesional?

Durante mi carrera profesional, pude participar activamente en la adopción de numerosas decisiones importantes que determinaron la transición de Rumanía hacia una economía de mercado operativa, seguida de su adhesión a la OTAN y a la Unión Europea.

Me gustaría mencionar tres decisiones importantes que ayudaron a modernizar el Tribunal de Cuentas rumano y a adaptar su perfil constitucional y jurídico a los modelos y buenas prácticas europeos e internacionales.

1)  La revisión de la Constitución en 2003 reforzó la independencia del Tribunal de Cuentas y proporcionó garantías adicionales para su estabilidad. Se introdujo un nuevo mecanismo de ratificación en el pleno, que elimina cualquier posibilidad de interferencia política excesiva o aleatoria. Se redefinió su mandato creando la base constitucional para el establecimiento de tribunales especializados. La Fiscalía Financiera fue desmantelada y sus fiscales reasignados al Ministerio Público.

Como presidente de la Comisión de Presupuestos, Finanzas, Bancos y Mercado de Capitales, participé activamente en la evaluación, la justificación, la formulación y la redacción final de las enmiendas a esta sección de la Constitución.

2)  En 2005, en mi calidad de vicepresidente de la Comisión de Presupuestos, Finanzas, Bancos y Mercado de Capitales del Senado, elaboré el informe para el Pleno con miras a la aprobación de la Ley por la que se creó la Autoridad de Auditoría, entidad operativa independiente dentro del Tribunal de Cuentas

encargada de auditar la financiación europea, en consonancia con los principios generales de gestión y control.

3)  En 2008, en mi calidad de vicepresidente de la Comisión Especial del Senado, fui responsable de coordinar el laborioso proceso de modificación y finalización de la Ley de organización y funcionamiento del Tribunal de Cuentas. Junto con el Tribunal de Cuentas, conseguí elaborar un informe y presentarlo ante el Pleno del Senado. Sobre esta base se adoptó la Ley 217/2008.

Las nuevas disposiciones contribuyeron de manera decisiva a adaptar el Reglamento interno del Tribunal de Cuentas a las disposiciones de la Unión Europea, tomando como punto de partida los principios recogidos en la Declaración de México de 2007 sobre la independencia de las entidades fiscalizadoras superiores.

Se introdujeron nuevas normas sobre la independencia de los auditores del Tribunal y los auditores públicos externos. Se reforzó la independencia financiera de la institución. Se establecieron los derechos y obligaciones de información del Tribunal, así como la libertad de decidir el contenido, la publicación y la difusión. Se garantizó un acceso sin restricciones a la información.

Tras la adopción de estos reglamentos, el Tribunal de Cuentas rumano adquirió un papel importante en el proceso de reforma de la función pública mediante una mayor rendición de cuentas para la utilización y la gestión de los fondos públicos, incluida la financiación procedente de Europa o de otras instituciones financieras internacionales.

Independencia

7.  El Tratado dispone que los miembros del Tribunal de Cuentas deben ejercer sus funciones «con absoluta independencia». ¿Cómo cumpliría usted esta obligación en el desempeño de las tareas que habrá de realizar en el futuro?

La independencia es un principio fundamental de la auditoría pública externa y el principio más importante para las entidades fiscalizadoras superiores, tal como se indica en la Declaración de Lima, que es el documento de referencia de la auditoría pública a nivel mundial que garantiza de manera efectiva la independencia de estas entidades.

El principio fundamental de independencia se estableció firmemente en la Declaración de México y se ha visto reforzado en Resoluciones recientes de las Naciones Unidas.

En la Declaración de Lima, adoptada ya en 1977, se afirma inequívocamente que las entidades fiscalizadoras superiores solo pueden desempeñar sus funciones de manera objetiva y eficiente en la medida en que sean independientes de la entidad auditada y estén exentas de influencias externas.

También estoy familiarizado con las disposiciones de los Tratados de la Unión Europea que obligan claramente a los miembros del Tribunal de Cuentas Europeo a ser plenamente independientes en el ejercicio de sus funciones en interés general de la Unión Europea, especificando que no deben solicitar ni aceptar instrucciones de ninguna entidad gubernamental o de otro tipo.

En el caso de ser nombrado miembro del Tribunal de Cuentas Europeo —puesto este de suma importancia—, tendré plenamente presente la necesidad de respetar de forma rigurosa el principio de independencia y, por lo tanto, de ser totalmente independiente en el ejercicio de mis funciones, garantizando que nada pueda influir en mi independencia, equidad, imparcialidad, objetividad y profesionalidad.

Respetaré y suscribiré asimismo los valores y el Reglamento interno del Tribunal de Cuentas Europeo, el código de conducta establecido por las Normas Internacionales de Entidades Fiscalizadoras Superiores (ISSAI), las normas éticas de los tribunales de auditoría europeos, el Código de Conducta del TCE y cualquier otra disposición pertinente.Estoy firmemente convencido de que un miembro del Tribunal de Cuentas debe seguir siendo totalmente independiente de cualquier tipo de intereses, presiones, etc., procedentes de los Estados miembros de la UE o de sus instituciones, partidos políticos, grupos de interés o empresas privadas y de otras entidades públicas o privadas.

Me gustaría añadir aquí que, a lo largo de mi carrera, que me ha llevado a ocupar una serie de cargos importantes en el Parlamento y el Gobierno de Rumanía, en calidad de presidente de la Comisión de Presupuestos, Finanzas y Bancos, ministro de Hacienda y viceprimer ministro, he concedido siempre gran importancia al principio de independencia, que he respetado escrupulosamente en el ejercicio de mis funciones.

8.  ¿Desempeñan usted o sus familiares más cercanos (padres, hermanos, cónyuge, pareja de hecho, hijos) una actividad económica o tienen intereses financieros u otros compromisos que pudieran entrar en conflicto con sus futuros cometidos?

Ni yo ni ninguno de mis familiares cercanos (padres, hermanos, pareja o niños) tomamos parte en actividades económicas, ni tenemos ninguna clase de compromiso ni participaciones en empresas que puedan entrar en conflicto con mis futuras funciones.

Las carteras que tengo son de participaciones minoritarias que no me dan derecho alguno a opinar ni a participar en el funcionamiento de las empresas en cuestión ni en sus negocios y transacciones.

De conformidad con la legislación rumana aplicable, he publicado desde el año 2003 mis activos e intereses en los sitios web de ambas cámaras, en los que cualquier persona puede consultarlos en cualquier momento.

9.  ¿Está usted dispuesto a revelar al Presidente del Tribunal todos sus intereses económicos, así como cualquier otro compromiso, y a que se hagan públicos?

Notificaré al presidente del Tribunal de Cuentas todos mis intereses y compromisos económicos y los haré públicos.

10.  ¿Está usted actualmente incurso en algún procedimiento judicial? Si es así, facilite la información oportuna.

No estoy incurso en ningún procedimiento judicial.

11.  ¿Tiene usted algún papel activo o ejecutivo en política? En caso afirmativo, ¿a qué nivel? ¿Ha ostentado algún cargo político a lo largo de los últimos dieciocho meses? Si es así, facilite la información oportuna.

Soy miembro del Partido Socialdemócrata y vicepresidente de la Organización del PSD de Galati.

De octubre de 2015 a marzo de 2018, fui vicepresidente del PSD a nivel nacional. Abandoné el cargo el 10 de marzo de 2018.

12.  ¿Está usted dispuesto a abandonar cualquier cargo para el que haya sido elegido o a renunciar al desempeño activo de funciones que entrañen responsabilidad en un partido político en caso de ser nombrado miembro del Tribunal?

Si soy nombrado miembro del Tribunal de Cuentas Europeo, dejaré el Parlamento rumano, así como todos mis cargos y funciones en el partido.

13.  ¿Cómo abordaría un caso de graves irregularidades o incluso fraude o corrupción en el que estén implicadas personas de su Estado miembro de origen?

Considero que, independientemente del Estado miembro o de las personas que se vean afectadas por casos graves de irregularidad, fraude o corrupción, todos los miembros del Tribunal de Cuentas Europeo deben seguir siendo independientes, además de imparciales, por lo que deben tratar estos casos con el mismo rigor y tomar las medidas adecuadas.

Como miembro del Tribunal de Cuentas Europeo, abordaré estos casos con total imparcialidad y objetividad, ya que, independientemente de cuál sea el Estado miembro de origen de las personas implicadas en casos graves de irregularidad, fraude o corrupción, estas deben recibir el mismo trato y se les deben aplicar las medidas apropiadas de manera uniforme y equitativa.

De conformidad con los procedimientos del Tribunal de Cuentas Europeo, si llegara a encontrarme en esta situación, informaría sin demora al presidente del TCE y a la OLAF.

Me parece totalmente inadmisible la idea misma de aplicar un trato diferente y de utilizar criterios subjetivos en casos graves de irregularidades, sospechas, fraude o corrupción en los que estén implicados personas de mi Estado miembro de origen, habida cuenta de mi responsabilidad como miembro del Tribunal de Cuentas Europeo para con la protección de los intereses financieros de todos los Estados miembros de la UE en beneficio de los contribuyentes europeos. No cabe, por tanto, bajo ningún concepto, la adopción de un enfoque sesgado en estos casos.

Además, a lo largo de toda mi carrera, he respetado y me he atenido, en cualquier circunstancia y situación, a principios como la independencia, la imparcialidad, la objetividad, la honradez y la profesionalidad.

Ejercicio de las funciones

14.  ¿Cuáles deberían ser las principales características de una cultura de buena gestión financiera en el servicio público? ¿Cómo podría contribuir el Tribunal de Cuentas Europeo a consolidar esta cultura?

Se acepta de modo general que la buena gestión financiera de cualquier institución o entidad pública se basa en los principios de economía, eficiencia y eficacia. Mientras que el principio de economía significa que los recursos adecuados deben estar disponibles rápidamente, en las cantidades adecuadas y de la manera más rentable posible, por eficiencia se entiende el uso óptimo de los recursos asignados para garantizar los mejores resultados posibles. La eficacia, por su parte, se refiere a en qué medida los resultados de una actividad cumplen o se corresponden con los objetivos establecidos.

Estos tres principios constituyen la base, no solo de una buena gestión de los fondos públicos, sino también de una buena gobernanza económica en el mundo empresarial.

Dado que la buena gestión financiera se basa en estos principios —economía, eficiencia y eficacia, lo que también se conoce como el principio de «las tres E»— está claro que las instituciones públicas deben establecer de forma adecuada sus objetivos, indicadores de rendimiento, sistemas de control y procedimientos de auditoría interna para garantizar un alto grado de cumplimiento y consecución de los objetivos.

Solo las instituciones que aplican una cultura de este tipo, que implica la buena gestión de los fondos públicos, son percibidas por las partes interesadas y los contribuyentes como instituciones transparentes y responsables capaces de gestionar los fondos públicos de manera eficiente y eficaz y de garantizar una buena gobernanza en beneficio último de los ciudadanos de los Estados miembros.

Creo que el Tribunal de Cuentas Europeo desempeña un papel esencial, no solo a la hora de promover y apoyar una cultura de buena gestión financiera en la práctica, sino también de contribuir a garantizar su sostenibilidad a largo plazo en todas las instituciones públicas. Las principales maneras de lograrlo son, por una parte, a través de las recomendaciones contenidas en los informes de auditoría del Tribunal de Cuentas Europeo, que contribuyen a mejorar y racionalizar los objetivos auditados por el Tribunal y, por otra parte, a través del seguimiento de la aplicación de estas recomendaciones.

El Tribunal de Cuentas Europeo contribuye asimismo de forma significativa a la simplificación de las disposiciones del marco legislativo y de los procedimientos administrativos, en su caso, a efectos de una buena gestión financiera, lo que también implica esfuerzos para reformar y simplificar las normas que lo regulan.

15.  En virtud del Tratado, el Tribunal de Cuentas ha de asistir al Parlamento Europeo en el ejercicio de su función de control de la ejecución del presupuesto. ¿Cómo mejoraría la cooperación entre el Tribunal y el Parlamento Europeo (en particular, con la Comisión de Control Presupuestario) con el fin de reforzar el control público sobre el gasto general y su eficiencia?

Tras una larga carrera en el Parlamento rumano –de veintidós años de actividad—, a lo largo de la cual he ocupado una serie de puestos importantes, como el de presidente de la Comisión de Presupuestos, Finanzas y Bancos, estoy plenamente convencido de que la supervisión parlamentaria de la ejecución del presupuesto público, tanto a nivel de los Estados miembros como a nivel europeo, es esencial, ya que proporciona a los ciudadanos pruebas de que los fondos se utilizan de forma legal y eficaz, de acuerdo con los objetivos establecidos. Esto contribuye, sin duda alguna, a reforzar el diálogo democrático y, a largo plazo, conduce a una mayor cohesión en la Unión Europea.

El Tribunal de Cuentas Europeo realiza una importante contribución, ya que es el responsable de proporcionar información fiable y bien documentada sobre el uso de los fondos europeos. Esta información se comunica a través del Informe anual, que trata principalmente de cuestiones derivadas de los resultados de las auditorías financieras y de conformidad, así como mediante informes especiales, que se refieren principalmente a auditorías operativas.

No obstante, la responsabilidad del Tribunal de Cuentas Europeo va más allá de la mera transmisión de sus informes al Parlamento Europeo. Creo que sigue siendo esencial una estrecha cooperación internacional basada en los principios de lealtad, confianza mutua y respeto de las responsabilidades y prerrogativas de cada institución, y que debe hacerse todo lo posible para proporcionar lo antes posible la información pertinente a los miembros de la Comisión de Control Presupuestario del Parlamento Europeo.

Estoy plenamente convencido de que el Tribunal de Cuentas Europeo considera que la Comisión de Control Presupuestario del Parlamento Europeo es su socio más importante y la principal parte interesada en los resultados de su trabajo. De ahí que mantenga un estrecho contacto con esa comisión para proporcionar un apoyo constante a sus miembros con fines de control presupuestario.Un diálogo continuo y eficaz para sensibilizar al Tribunal sobre las expectativas de los diputados al PE y garantizar que aquel actúe en consecuencia, respetando el principio de independencia, sería una fórmula ganadora a la hora de establecer maneras concretas de mejorar la cooperación entre el Tribunal de Cuentas Europeo y la Comisión de Control Presupuestario.

Esto beneficiaría a ambas instituciones y respondería implícitamente a las expectativas de los contribuyentes europeos. Además, lograr una comunicación más eficaz y encontrar formas innovadoras de presentar los resultados y conclusiones de los informes debería ser una de las prioridades permanentes del Tribunal, garantizando que responde de forma adecuada a las expectativas del Parlamento Europeo en general, y de la Comisión de Control Presupuestario en particular.

16.  ¿Qué valor añadido aportan, en su opinión, las auditorías operativas y cómo deberían incorporarse sus resultados a los procedimientos de gestión?

Las auditorías financieras, de conformidad y operativas no se excluyen mutuamente. Por el contrario, son actividades complementarias que ofrecen una visión global que puede ser de gran ayuda a la hora de adoptar decisiones importantes. Por eso, estoy convencido de que las auditorías financieras y operativas revisten una importancia especial para el Parlamento y para el público en general.

En casi veintidós años de actividad parlamentaria, he analizado numerosos informes del Tribunal de Cuentas rumano, que considero de especial utilidad. En muchas ocasiones he consultado también los informes publicados por el Tribunal de Cuentas Europeo y otras entidades fiscalizadoras superiores nacionales con el fin de obtener una imagen lo más completa posible.

De este modo, he observado, a lo largo de los años, una tendencia a destacar el papel de la auditoría operativa, que aporta un valor adicional respecto de la auditoría financiera tradicional. Esta tendencia refleja, en particular, las expectativas de los principales destinatarios de los informes de auditoría —es decir, el Parlamento y el público— de que las cuestiones importantes se examinen con prontitud y de que se formulen recomendaciones para corregir cualquier mal funcionamiento o para mejorar los sistemas y mecanismos que siguen siendo insuficientes.

Por lo tanto, me parece claro que no basta simplemente con ser consciente de la legalidad y regularidad de la ejecución del presupuesto de la UE. También debemos asegurarnos de que los fondos se han movilizado de manera económica, eficiente y eficaz a nivel europeo, lo que significa mejorar la gestión financiera de la UE.

El uso eficiente de los fondos europeos es importante para todos los ciudadanos europeos, lo que significa que el Tribunal de Cuentas Europeo desempeña un papel fundamental en la realización de auditorías operativas pertinentes y cuidadosamente seleccionadas, utilizando procedimientos adecuados de análisis de riesgos que aporten un valor añadido significativo.

17.  ¿Cómo podría mejorarse la cooperación entre el Tribunal de Cuentas, los órganos nacionales de auditoría y el Parlamento Europeo (Comisión de Control Presupuestario) en relación con la auditoría del presupuesto de la UE?

Como presidente de la Comisión de Presupuestos, Finanzas y Bancos, he tomado nota con interés de la manera en que las entidades fiscalizadoras superiores cooperan a nivel internacional con los Parlamentos nacionales, y me he interesado especialmente por la cooperación a nivel europeo en el Parlamento Europeo y el Tribunal de Cuentas Europeo, por ejemplo. Estoy firmemente convencido de que el efecto de sinergia debe consistir en aumentar la sensibilización sobre los ámbitos de interés común y en determinar los canales de cooperación más eficaces entre los Parlamentos y las entidades fiscalizadoras superiores.

Soy consciente de que las entidades fiscalizadoras superiores y el Tribunal de Cuentas Europeo han colaborado durante mucho tiempo en un foro conjunto, denominado Comité de Contacto de los Presidentes de las Entidades Fiscalizadoras Superiores de los Estados miembros de la UE y del Tribunal de Cuentas Europeo, que celebra reuniones anuales para debatir cuestiones de actualidad relacionadas con la auditoría de los fondos europeos y la protección de los intereses de la comunidad. También sé que el Parlamento Europeo y, en particular, la Comisión de Control Presupuestario están supervisando atentamente los resultados de esta cooperación, y estoy a favor de que se establezcan unos vínculos más estrechos en beneficio de los ciudadanos europeos.

También sé que el Comité de Contacto ha iniciado recientemente amplias reformas con el fin de crear vínculos más estrechos a efectos de la cooperación a nivel europeo con el fin de responder lo más rápidamente posible a las expectativas parlamentarias. Asimismo, me gustaría señalar que la entidad fiscalizadora superior de Rumanía —el Tribunal de Cuentas rumano— ha participado con éxito en este proceso de reforma del Comité de Contacto y está apoyando las misiones de auditoría del Tribunal de Cuentas Europeo en Rumanía y determinando nuevas formas de reforzar la cooperación interinstitucional, por ejemplo, mediante el intercambio de experiencias en el ámbito de la auditoría externa y, en particular, la auditoría operativa.

La cooperación entre las entidades fiscalizadoras superiores y el Tribunal de Cuentas Europeo se está llevando a cabo con resolución y está resultando un medio eficaz para mejorar la cooperación. Los análisis de riesgos conjuntos pueden utilizarse para identificar ámbitos de alto riesgo en los que las actividades de auditoría nacionales y europeas puedan centrarse, lo que resultará en una asignación más eficiente de los recursos, dado que los resultados a nivel nacional pueden extrapolarse a nivel europeo.Si soy nombrado miembro del Tribunal de Cuentas Europeo, apoyaré firmemente el refuerzo y el desarrollo de la cooperación entre las entidades fiscalizadoras superiores, el Tribunal de Cuentas Europeo y el Parlamento Europeo, teniendo presente que el Tribunal de Cuentas Europeo es el vínculo lógico entre las entidades fiscalizadoras superiores nacionales y el Parlamento Europeo.

18.  ¿Cómo mejoraría el procedimiento de presentación de informes de la UE para facilitar al Parlamento Europeo toda la información necesaria sobre la exactitud de los datos de la Comisión Europea facilitados por los Estados miembros?

Considero que el hecho de facilitar al Parlamento Europeo toda la información necesaria sobre la exactitud de los datos facilitados por los Estados miembros es un objetivo clave del Tribunal de Cuentas Europeo en su procedimiento de presentación de informes.

Dado que esto abarca también los datos facilitados por las autoridades de los Estados miembros, considero que este es un ámbito fructífero para la cooperación entre las entidades fiscalizadoras superiores nacionales y el Tribunal de Cuentas Europeo. A mi leal entender, ya se ha producido en el Comité de Contacto una cooperación en este ámbito en el que las entidades fiscalizadoras superiores participan en la verificación de la determinación de los datos estadísticos. Ya se ha creado un grupo de trabajo conjunto con los institutos nacionales de estadística para garantizar que todas las correcciones introducidas en los informes finales de auditoría sobre la ejecución del presupuesto se reflejen con exactitud en los datos estadísticos finales.

En cualquier caso, comparto plenamente la preocupación por que los datos facilitados por los Estados miembros sean exactos y reflejen la realidad, y me comprometo a contribuir activamente a los esfuerzos desplegados para determinar los medios necesarios para mejorar el procedimiento de presentación de informes del Tribunal en este ámbito.

Otras cuestiones

19.  ¿Retirará su candidatura en caso de que el dictamen del Parlamento sobre su nombramiento como miembro del Tribunal sea desfavorable?

He sido nombrado por el Gobierno rumano como candidato a miembro del Tribunal de Cuentas Europeo.

El Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea establece que el Consejo se pronunciará previa consulta al Parlamento Europeo.

En caso de dictamen desfavorable del Parlamento Europeo, competerá al Consejo adoptar la decisión apropiada sobre la base de todos los elementos pertinentes y de la información de que disponga.


PROCEDIMIENTO DE LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO

Título

Renovación parcial de los miembros del Tribunal de Cuentas - candidato RO

Referencias

06341/2019 – C8-0049/2019 – 2019/0802(NLE)

Fecha de la consulta / solicitud de aprobación

14.2.2019

 

 

 

Comisión competente para el fondo

Fecha del anuncio en el Pleno

CONT

11.3.2019

 

 

 

Ponentes

Fecha de designación

Indrek Tarand

1.3.2019

 

 

 

Fecha de aprobación

8.4.2019

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

8

12

0

Miembros presentes en la votación final

Nedzhmi Ali, Inés Ayala Sender, Martina Dlabajová, Luke Ming Flanagan, Ingeborg Gräßle, Wolf Klinz, José Ignacio Salafranca Sánchez-Neyra, Petri Sarvamaa, Claudia Schmidt, Indrek Tarand, Marco Valli, Derek Vaughan, Joachim Zeller

Suplentes presentes en la votación final

Andrey Novakov

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Maria Grapini, Dan Nica, Emilian Pavel, Răzvan Popa, Paul Rübig, Lambert van Nistelrooij, Maria Gabriela Zoană

Fecha de presentación

10.4.2019

Última actualización: 12 de abril de 2019Aviso jurídico