Procedimiento : 2014/2842(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0119/2014

Textos presentados :

B8-0119/2014

Debates :

Votaciones :

PV 18/09/2014 - 10.5
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P8_TA(2014)0026

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 127kWORD 58k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B8-0107/2014
16.9.2014
PE537.021v01-00
 
B8-0119/2014

tras las declaraciones del Consejo y de la Comisión

presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento


sobre la respuesta de la UE al brote de Ébola (2014/2842(RSP))


Charles Goerens, Gérard Deprez, Maite Pagazaurtundúa Ruiz, Louis Michel, Marietje Schaake, Javier Nart, Dita Charanzová, Catherine Bearder, Robert Rochefort, Frédérique Ries, Marielle de Sarnez, José Inácio Faria, Nathalie Griesbeck, Ramon Tremosa i Balcells, Juan Carlos Girauta Vidal, Martina Dlabajová, Petr Ježek, Fredrick Federley, Andrus Ansip, Gerben-Jan Gerbrandy, Ivan Jakovčić, Johannes Cornelis van Baalen en nombre del Grupo ALDE

Resolución del Parlamento Europeo sobre la respuesta de la UE al brote de Ébola (2014/2842(RSP))  
B8‑0119/2014

El Parlamento Europeo,

–       Vista la declaración sobre la respuesta de la UE al brote de Ébola realizada por el comisario de Desarrollo, Andris Piebalgs, y la comisaria de Cooperación Internacional, Ayuda Humanitaria y Respuesta a las Crisis, Kristalina Georgieva, el 5 de septiembre de 2014,

–       Vista la misión de la Unión Africana (UA) para contener el avance del Ébola en África Occidental (ASEOWA), creada el 21 de agosto de 2014,

–       Vista la sesión informativa especial de las Naciones Unidas sobre el Ébola, de 2 de septiembre de 2014, a cargo de la Dra. Joanne Liu, presidenta internacional de Médicos Sin Fronteras,

–       Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento,

A.     Considerando que el brote de Ébola en África Occidental es el más mortífero habido en el mundo hasta la fecha y que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado una emergencia de salud pública internacional; que más de 2 100 personas han fallecido a causa del virus en Guinea, Liberia, Sierra Leona y Nigeria este año y la situación continúa deteriorándose con rapidez, haciendo necesaria una respuesta internacional coordinada; que la OMS prevé asimismo que podría alcanzarse un máximo de 20 000 muertes;

B.     Considerando que la ONG Médicos Sin Fronteras (MSF) ha denunciado la inacción de los principales países;

C.     Considerando que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas celebrará una reunión de urgencia el jueves 18 de septiembre de 2014;

D.     Considerando que la Comisión está seriamente preocupada por la continuada propagación de la enfermedad, que aún no está bajo control, y ha intensificado constantemente su respuesta desde marzo de 2014;

E.     Considerando que todas las organizaciones presentes sobre el terreno han insistido en que para aislar y tratar a los pacientes hay una acuciante necesidad no solo de fondos, sino también de capacidad operativa, en particular de recursos humanos cualificados y materiales logísticos;

F.     Considerando que el ministro de Defensa de Liberia declaró la semana pasada ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que está en juego la existencia misma de su país;

G.     Considerando que la Comisión vigila la situación a través de su Centro Europeo de Coordinación de la Respuesta a Emergencias, que debería servir de plataforma para la coordinación de la ayuda de la UE;

H.     Considerando que el comisario Borg afirmó en la reunión del 3 de septiembre de 2014 de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria del Parlamento que la UE tiene la obligación moral de ayudar a los países afectados por el brote de Ébola, pues ellos no pueden hacerle frente por sí solos;

I.      Considerando que el comisario Borg ha anunciado que la Comisión espera incrementar la financiación trasladando parte de los fondos disponibles para desarrollo a asistencia humanitaria; que la UE ha destinado a la lucha contra la epidemia 11,9 millones de euros en ayuda humanitaria desde marzo de 2014, mientras que, a finales de agosto, la OMS anunció un plan por un importe de 77 millones de euros;

J.      Considerando que el presidente Barack Obama proyecta dar un impulso sustancial al esfuerzo de los EE.UU. para mitigar el brote de Ébola en África Occidental, con una mayor implicación del ejército de los EE.UU. mediante el envío de más hospitales transportables, doctores y expertos en atención sanitaria, aportando material médico y formando a trabajadores sanitarios en Liberia y otros países;

K.     Considerando que la OMS ha advertido de que podrían producirse miles de casos nuevos en Liberia, que es el país más afectado por el brote de África Occidental;

L.     Considerando que el virus del Ébola se propaga entre humanos por contacto directo con sangre, fluidos corporales u órganos infectados, o indirectamente por contacto con entornos infectados;

M.    Considerando que los trabajadores sanitarios corren el mayor riesgo debido a las vías de transmisión del virus del Ébola y a que están trabajando sin disponer de un equipo de protección y una formación adecuados;

N.     Considerando que los métodos convencionales de control del brote no han tenido un impacto suficiente;

O.     Considerando que el brote ha puesto de manifiesto la inadecuación de los sistemas sanitarios de los países afectados y la urgente necesidad de ayuda para mejorarlos;

P.     Considerando que la Unión Africana ha instado a sus miembros a que levanten las prohibiciones de viajar impuestas para controlar el virus, aduciendo que podrían perjudicar a la economía de la región;

Q.     Considerando que el brote actual tiene una tasa de letalidad de aproximadamente el 55 %;

R.     Considerando que la seroterapia, que implica la transfusión de plasma de supervivientes al virus del Ébola, podría haber sido un factor en la remisión y la recuperación de dos médicos americanos infectados con el virus del Ébola; que, al mismo tiempo, es importante no subestimar las complicaciones que entraña la práctica de la seroterapia sobre el terreno, habida cuenta de las precarias condiciones de hospitalización y de problemas logísticos como el mantenimiento de la cadena del frío;

S.     Considerando que la crisis ha puesto de manifiesto las deficiencias de los sistemas sanitarios de los países afectados;

T.     Considerando que es inminente el inicio de los ensayos clínicos de vacunas, pero no se espera que los tratamientos y las vacunas experimentales estén ampliamente disponibles antes de finales de año;

U.     Considerando que en las zonas afectadas por el virus del Ébola viven 4,5 millones de niños menores de cinco años, y que las mujeres (que representan el 75 % de los casos) han resultado desproporcionadamente afectadas por el virus debido a su papel de prestadoras de cuidados;

V.     Considerando que ya están presentándose en otros países casos de enfermedad asociados con viajes, lo que crea nuevas dificultades epidemiológicas;

1.      Subraya que la epidemia de Ébola está provocando una mortandad devastadora en los cinco países afectados hasta ahora, a saber, Guinea, Liberia, Nigeria, Sierra Leona y la parte norte de la República Democrática del Congo; hace hincapié en que, según la OMS, se trata del mayor brote registrado hasta ahora por número de casos, fallecimientos y extensión geográfica, y continúa acelerándose;

2.      Considera que la comunidad internacional debe desempeñar un papel mayor, si bien los países africanos también deben asumir su cuota de responsabilidad; pide a los países con recursos para responder ante catástrofes que envíen urgentemente capacidades médicas, militares y civiles adicionales a África Occidental con miras a su rápido despliegue;

3.      Considera que, en un mundo globalizado, la UE y las Naciones Unidas deben ponerse de acuerdo sobre el tipo de intervención que aportará una respuesta a una emergencia de salud pública a escala mundial;

4.      Aboga por la celebración de una reunión ministerial del Consejo de la Unión Europea con objeto de establecer un plan de emergencia de aplicación inmediata para movilizar una respuesta médica que acuerde y facilite ayuda humanitaria de los Estados miembros con la coordinación de la Comisión;

5.      Pide a la Comisión que lleve a cabo una evaluación de las necesidades y elabore planes específicos para cada país con el fin de determinar y coordinar la demanda de personal sanitario, laboratorios móviles, equipos de laboratorio y ropa de protección, así como la creación de salas de aislamiento;

6.      Destaca que esta crisis pone de relieve que la comunidad internacional, antes de abordar la Agenda post-2015, debe dedicarse a los «restos» de la Agenda 2015 y atender principalmente a las cuestiones de salud (y educación) en los países en desarrollo;

7.      Destaca que la lucha contra el Ébola no debe dar lugar a la estigmatización de los pacientes supervivientes en sus comunidades o países;

8.      Destaca los desafíos con que se enfrenta el personal médico y acoge con suma satisfacción las importantes aportaciones y la gran ayuda de las organizaciones internacionales para controlar este brote; insiste en que son necesarios más médicos, enfermeros, epidemiólogos y expertos en agua y saneamientos, pues su número es escaso en este momento;

9.      Destaca que son necesarios esfuerzos adicionales para financiar y coordinar los programas de investigación y desarrollo en curso para preparar tratamientos y vacunas contra el Ébola y otras enfermedades que no tienen un interés comercial inmediato pero podrían causar epidemias similares en el futuro; pide a la Comisión que examine urgentemente si los actuales programas de investigación y desarrollo de la UE podrían contribuir a estos esfuerzos, especialmente adelantando los necesarios ensayos clínicos para tratamientos candidatos existentes;

10.    Hace hincapié en la necesidad de invertir con rapidez a través de la DG ECHO en la preparación de los países vecinos a fin de impedir y/o limitar la propagación del virus a otros países frágiles de África Occidental;

11.    Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, a los Gobiernos y Parlamentos de los Estados miembros, a los presidentes, Gobiernos y Parlamentos de la Unión Africana y a la Organización Mundial de la Salud.

Aviso jurídico