Procedimiento : 2015/2589(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0376/2015

Textos presentados :

B8-0376/2015

Debates :

Votaciones :

PV 29/04/2015 - 10.66
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P8_TA(2015)0175

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 126kWORD 57k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B8-0363/2015
27.4.2015
PE555.150v01-00
 
B8-0376/2015

tras una declaración de la Comisión

presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento


sobre el segundo aniversario del derrumbamiento del edificio Rana Plaza y la situación actual del Pacto de Sostenibilidad (2015/2589(RSP))


Catherine Bearder, Filiz Hyusmenova, Ivan Jakovčić, Marielle de Sarnez, Beatriz Becerra Basterrechea, Frédérique Ries, Louis Michel, Jozo Radoš, Marietje Schaake, Ivo Vajgl, Gérard Deprez, Maite Pagazaurtundúa Ruiz, Petras Auštrevičius, Robert Rochefort, Hilde Vautmans, José Inácio Faria en nombre del Grupo ALDE

Resolución del Parlamento Europeo sobre el segundo aniversario del derrumbamiento del edificio Rana Plaza y la situación actual del Pacto de Sostenibilidad (2015/2589(RSP))  
B8-0376/2015

El Parlamento Europeo,

–       Visto el Acuerdo de Cooperación CE-Bangladés de 2001,

–       Vistas sus anteriores resoluciones sobre Bangladesh, en particular la de 14 de enero de 2014(1), la de 21 de noviembre de 2013(2) y la de 14 de marzo de 2013(3),

–       Vistas las Directrices actualizadas de la OCDE para las empresas multinacionales de 2011,

–       Vistos los Principios Rectores de las Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos Humanos,

–       Vista la Declaración de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo,

–       Visto el Pacto Mundial de las Naciones Unidas sobre derechos humanos, estándares laborales, medio ambiente y anticorrupción,

–       Visto Pacto para la mejora continua de los derechos laborales y la seguridad en las fábricas de la confección y la industria de las prendas de punto en Blangladés,

–       Vista la Declaración de Johannesburgo de las Naciones Unidas sobre el consumo y la producción sostenibles para promover el desarrollo económico y social,

–       Vistos los Principios Rectores de las Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos Humanos, que establecen un marco para los gobiernos y las empresas en el ámbito de la protección y el respeto de los derechos humanos y que fue aprobado por el Consejo de Derechos Humanos en junio de 2011,

–       Visto el Pacto de Sostenibilidad Global para la mejora continua de los derechos laborales y la seguridad en las fábricas de la confección y la industria de las prendas de punto en Blangladés,

–       Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento,

A.     Considerando que el 24 de abril de 2013 murieron 1 134 personas y varios cientos resultaron heridas al derrumbarse el edificio Rana Plaza en Savar (Bangladés);

B.     Considerando que al menos 112 personas perdieron la vida en el incendio que se produjo en la fábrica Tazreen Fashions, en el distrito de Ashulia (Daca, Bangladés) el 24 de noviembre de 2012, y que 289 personas murieron en un incendio en Karachi (Pakistán) en septiembre de 2012;

C.     Considerando que al menos seis personas murieron y más de 60 resultaron heridas al derrumbarse recientemente el techo de una fábrica de cemento en construcción en Bangladés;

D.     Considerando que el sector de la confección de Bangladés ha crecido en unos pocos decenios hasta convertirse en el segundo mayor del mundo;

E.     Considerando que Bangladés, como país menos avanzado, se beneficia de un acceso sin aranceles ni cuotas al mercado de la UE para todos sus productos en el marco de la iniciativa «Todo menos armas», que cubre el 55 % de las exportaciones de Bangladés, buena parte de las cuales consisten en productos textiles y confección;

F.     Considerando que más de 5 000 personas dependientes de las personas fallecidas y de los supervivientes del desastre de Rana Plaza no han recibido todavía más que el 40 % de la compensación que les corresponde, y que, pese que hay acuerdos para pagar otro 30 % de su reclamación total, no puede realizarse el pago final debido a un déficit de 9 millones de dólares estadounidenses en la financiación necesaria;

G.     Considerando que la OIT apoya la iniciativa nacional del Gobierno de Bangladés de llevar a cabo inspecciones de la seguridad estructural, contra incendios y eléctrica de unas 1 800 fábricas de prendas de vestir, muchas de las cuales son edificios comerciales o residenciales reconvertidos;

H.     Considerando que el Acuerdo sobre seguridad y protección contra incendios de edificios en Bangladés y la Alianza para la seguridad de los trabajadores de Bangladés han llevado a cabo inspecciones en las 1 687 fábricas que pertenecen a las empresas de las que proceden sus miembros;

I.      Considerando que el trabajo digno en las cadenas de suministro mundiales será un punto clave del orden del día de la Conferencia de la OIT de 2016;

1.      Lamenta que falten 9 millones de dólares estadounidenses del importe necesario para abonar compensaciones por el desastre del Rana Plaza; pide a las marcas internacionales responsables, al Gobierno de Bangladés y a los representantes del sector de Bangladés que tomen medidas de inmediato para remediarlo;

2.      Observa que la compensación por el incendio de la fábrica Tazreen está siendo objeto de negociación sobre las mismas bases que el Acuerdo Rana Plaza; lamenta profundamente los retrasos constatados y pide que las compensaciones se abonen oportunamente;

3.      Lamenta que los supervivientes y los parientes de las víctimas del fatal incendio de la fábrica textil de Ali Enterprises de Karachi (Pakistán), en el que perecieron 260 personas, sigan todavía esperando la compensación de un importante minorista de confección europeo;

4.      Acoge con satisfacción los pasos dados hacia el establecimiento de un régimen permanente de seguro de accidentes de trabajo en Bangladés y pide a la Comisión que apoye estos esfuerzos cuando resulte adecuado, pero señala que mientras no se completen las medidas de compensación en curso, seguirán suponiendo un obstáculo a los progresos en este ámbito;

5.      Pide a los Gobiernos de la UE y otros países que comiencen a reflexionar sobre la mejora de los marcos legislativos para garantizar que el acceso a reparación y compensación se base en las necesidades existentes, y no en la capacidad de grupos organizadores de campañas para nombrar y avergonzar;

6.      Celebra que las inspecciones de fábricas hayan concluido en Bangladés y que en muchos lugares hayan comenzado obras de reparación; apoya la importante labor de la OIT para contribuir a lograrlo;

7.      Acoge con satisfacción los importantes compromisos asumidos en enero de 2014 por el Gobierno de Bangladés en cuanto al restablecimiento del Department of Inspections of Factories and Establishments (DIFE, servicio de inspección de fábricas y empresas) y la mejora de su servicio de inspección;

8.      Toma nota, no obstante, de las acusaciones de corrupción endémica en muchos países de Asia Meridional entre inspectores de sanidad y seguridad y propietarios de fábricas, y pide que se haga más para combatir estas prácticas;

9.      Pide al Gobierno de Bangladés que, en línea con los compromisos asumidos en el Pacto Mundial, adopte sin demora y como cuestión de la máxima prioridad las normas y reglamentos de aplicación de la Ley del Trabajo de Bangladés, consultando plenamente con el Consejo Consultivo Tripartito y teniendo en cuenta las recomendaciones de la OIT;

10.    Acoge con satisfacción la iniciativa emblemática de la Comisión sobre la gestión responsable de la cadena de suministro en el sector de la confección; considera que la UE tiene la capacidad y la obligación de ser un paladín mundial de la responsabilidad en la cadena de suministro;

11.    Considera que el acceso a información en el sector de la confección es a menudo el obstáculo más importante para hacer frente a las violaciones de los derechos humanos en la cadena mundial de suministro y que es necesario un sistema de información obligatoria para la difusión de información que enlace a todos los agentes de la cadena de valor de un mismo producto, desde el lugar de producción hasta los minoristas;

12.    Considera que es necesario que la UE legisle para hacer obligatoria jurídicamente la diligencia debida en materia de derechos humanos para las empresas de la confección de la UE que externalizan la producción a terceros países, con medidas vinculantes para que se garanticen la trazabilidad y la transparencia mediante actos legislativos que obliguen a las empresas que deseen operar en el mercado europeo a facilitar información sobre toda la cadena de suministro de sus productos, de acuerdo con los Principios Rectores de las Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos Humanos;

13.    Señala el importante papel que pueden desempeñar los trabajadores y los sindicatos, por ejemplo, para el desarrollo continuo de comités de seguridad dirigidos por los trabajadores en todas las fábricas, y la importancia de que los sindicatos accedan a las fábricas para impartir formación a los trabajadores sobre la protección de sus derechos y de su seguridad, incluido su derecho a rechazar trabajos no seguros;

14.    Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, al Servicio Europeo de Acción Exterior, a la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, al Representante Especial de la UE para los derechos humanos, a los Gobiernos y a los Parlamentos de los Estados miembros, al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y al Gobierno y al Parlamento de Bangladés.

(1)

Textos Aprobados, P7_TA(2014)0045.

(2)

Textos Aprobados, P7_TA(2013)0516.

(3)

Textos aprobados, P7_TA(2013)0100.

Aviso jurídico