Procedimiento : 2015/2660(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0377/2015

Textos presentados :

B8-0377/2015

Debates :

Votaciones :

PV 29/04/2015 - 10.67
CRE 29/04/2015 - 10.67
Explicaciones de voto

Textos aprobados :


PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 123kWORD 59k
27.4.2015
PE555.151v01-00
 
B8-0377/2015

tras las declaraciones del Consejo Europeo y de la Comisión

presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento


sobre el Informe del Consejo Europeo extraordinario, de 23 de abril de 2015, relativo a las recientes tragedias en el Mediterráneo y políticas de inmigración y asilo de la UE (2015/2660(RSP))


Laura Ferrara, Ignazio Corrao en nombre del Grupo EFDD

Resolución del Parlamento Europeo sobre el Informe del Consejo Europeo extraordinario, de 23 de abril de 2015, relativo a las recientes tragedias en el Mediterráneo y políticas de inmigración y asilo de la UE (2015/2660(RSP))  
B8-0377/2015

El Parlamento Europeo,

–       Vista la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea,

–       Visto el Convenio para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales,

–       Vista la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948,

–       Vistos los Convenios de Ginebra de 1951 y sus protocolos adicionales,

–       Vista su Resolución, de 17 de diciembre de 2014(1), sobre la situación en el mar Mediterráneo y la necesidad de un enfoque integral de la Unión frente a la migración,

–       Vista su Resolución, de 9 de octubre de 2013(2), sobre las medidas de la UE y los Estados miembros para hacer frente al flujo de refugiados provocado por el conflicto en Siria,

–       Vista su Resolución, de 23 de octubre de 2013, sobre los flujos migratorios en el mar Mediterráneo, con especial atención a los trágicos hechos acaecidos en aguas de Lampedusa(3),

–       Visto el discurso pronunciado por el Presidente del Parlamento Europeo durante su visita a Lampedusa, los días 2 y 3 de octubre de 2014, para conmemorar el aniversario de la tragedia acontecida el 3 de octubre de 2013,

–       Vistos los informes de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior sobre las visitas de sus delegaciones a Lampedusa en noviembre de 2011, a Jordania, en febrero de 2013, en relación con los refugiados procedentes de Siria, y a Bulgaria, en enero de 2014, para evaluar la situación de los solicitantes de asilo y los refugiados, en especial de los procedentes de Siria,

–       Vistos los debates mantenidos durante la sesión plenaria del 9 de octubre de 2013 sobre las políticas migratorias de la UE en el mar Mediterráneo, con especial atención a los trágicos hechos acaecidos en aguas de Lampedusa,

–       Vistos los debates celebrados en la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior desde el principio de la legislatura actual y, en particular, el 22 de julio de 2014, sobre la aplicación de la comunicación sobre la labor del Grupo Especial para el Mediterráneo, el 4 de septiembre de 2014, sobre las actividades de Frontex en el Mediterráneo y sobre el Grupo Especial para el Mediterráneo, y el 24 de septiembre de 2014, sobre el quinto informe anual sobre inmigración y asilo (2013)(3) de la Comisión y sobre el informe anual sobre la situación del asilo en la Unión Europea (2013) de la Oficina Europea de Apoyo al Asilo (EASO),

–       Vista la Comunicación de la Comisión, de 4 de diciembre de 2013, sobre la labor del Grupo Especial para el Mediterráneo,

–       Vistas las Conclusiones del Consejo Europeo de 20 de diciembre de 2013,

–       Visto el documento de trabajo de la Comisión, de 22 de mayo de 2014, titulado «Aplicación de la Comunicación sobre la labor del Grupo Especial para el Mediterráneo»,

–       Vistas las Conclusiones aprobadas por el Consejo Europeo en su reunión de los días 26 y 27 de junio de 2014, en las que definió las orientaciones estratégicas de la programación legislativa y operativa para los próximos años en el espacio de libertad, seguridad y justicia,

–       Visto el Dictamen del Comité Económico y Social Europeo, de 11 de septiembre de 2014, sobre las políticas europeas de inmigración,

–       Vistas las Conclusiones del Consejo tituladas «Tomar medidas para gestionar mejor los flujos migratorios», adoptadas el 10 de octubre de 2014,

–       Visto el informe de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE), de abril de 2012, titulado «Vidas perdidas en el Mediterráneo»,

–       Vistos los informes anuales del relator especial de las Naciones Unidas sobre los derechos humanos de los migrantes, en especial el informe publicado en abril de 2013 sobre la gestión de las fronteras exteriores de la UE y sus consecuencias sobre los derechos humanos de los migrantes, así como el informe publicado en abril de 2014 sobre la explotación laboral de los migrantes,

–       Visto el discurso pronunciado por su santidad el Papa Francisco durante su visita al Parlamento el 25 de noviembre de 2014,

–       Vistas las preguntas formuladas al Consejo y a la Comisión sobre la situación en el mar Mediterráneo y la necesidad de un enfoque integral de la Unión frente a la migración (O-000078/2014 – B8 -0037/2014 y O-000079/2014 – B8 -0038/2014),

–       Visto el debate mantenido en el Parlamento, el 25 de noviembre de 2014, sobre la situación en el mar Mediterráneo y la necesidad de un enfoque integral de la Unión frente a la migración,

–       Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento,

A.     Considerando que la última tragedia acaecida frente a la costa libia ha provocado la muerte de, como mínimo, 800 migrantes y la desaparición de muchos más;

B.     Considerando que, según las estimaciones de la Organización Internacional para las Migraciones, desde el año 2000 al menos 22 400 personas han perdido la vida en el Mediterráneo en el intento por llegar a Europa, lo que convierte al Mediterráneo en el mar más mortífero del mundo para los migrantes y pone de manifiesto una vez más la necesidad de hacer todo lo posible para salvar las vidas de las personas en peligro y la necesidad de que los Estados miembros cumplan sus obligaciones internacionales en materia de salvamento marítimo;

C.     Considerando que la operación Mare Nostrum de patrulla, rescate y vigilancia, puesta en marcha por Italia, ha reforzado las actividades humanitarias de rescate en el Mediterráneo, salvando a 150 810 migrantes durante los últimos 364 días de funcionamiento; que fue un error suponer que la finalización de Mare Nostrum reduciría el número de migrantes dispuestos a cruzar el Mediterráneo y morir en el intento;

D.     Considerando que la operación conjunta Tritón, coordinada por Frontex, es plenamente operativa desde el 1 de noviembre de 2014; que su mandato limita la operación a la patrulla y el control de fronteras, sin incluir, por tanto, las operaciones de búsqueda y rescate; que Tritón cubre un área de actividad de tan solo 30 millas de franja de las costas europeas; que Tritón dispone de medios financieros y técnicos limitados en comparación con Mare Nostrum; que, si no se modifica su mandato, triplicar el presupuesto de Tritón, como decidió el Consejo Europeo el jueves 23 de abril de 2015, no hará que disminuya el número de migrantes que mueren en el mar;

E.     Considerando el principio de solidaridad y reparto equitativo de la responsabilidad contemplado en el artículo 80 del TFUE;

1.      Expresa su profunda tristeza y su dolor por la trágica pérdida de vidas humanas en el Mediterráneo; recuerda que la solidaridad de la UE debe ir acompañada de responsabilidad; incide en que la cuestión migratoria debe abordarse situando la dignidad humana en el centro de cualquier análisis y posible solución;

2.      Apremia a la Unión Europea y a los Estados miembros a que hagan más por evitar una mayor pérdida de vidas en el mar e insta a los Estados miembros a que utilicen sus prerrogativas para salvar vidas en el mar de acuerdo con sus obligaciones internacionales; pide el establecimiento de una gran operación de búsqueda y rescate desde Chipre hasta España, con suficientes recursos financieros, técnicos y humanos, y coordinada a escala europea;

3.      Pide la adopción de un enfoque coordinado, basado en la solidaridad y la responsabilidad, para hallar una solución europea a este gran problema estructural europeo, una solución que radique en la solidaridad y el reparto equitativo de la responsabilidad, como prevé el artículo 8 del TFUE, y en un enfoque integral que abarque todas las dimensiones del problema, incluida la introducción de nuevos cauces de migración seguros y legales, visados humanitarios, programas de reasentamiento obligatorios para los Estados miembros y cooperación con terceros países, lo que también influiría positivamente en la seguridad interior;

4.      Pide a los Estados miembros que adopten medidas para permitir que los solicitantes de asilo accedan al sistema de asilo de la Unión de forma segura y justa, sin tener que arriesgar sus vidas al intentarlo; pide que se preste asistencia humanitaria a los supervivientes de tan trágicos sucesos e insta a la UE y a los Estados miembros a que mantengan su compromiso de garantizar los derechos fundamentales universales de los migrantes;

5.      Observa que, en los próximos meses, puede que entre medio millón y un millón de personas intenten cruzar el Mediterráneo; pide a la UE y a los Estados miembros que estudien opciones para organizar un mecanismo de realojamiento urgente y un mecanismo vinculante para disminuir la presión a la que se ven sometidos aquellos Estados miembros que reciben un mayor número de solicitantes de asilo y de beneficiarios de protección internacional, de forma que puedan gestionar correctamente este flujo migratorio previsto;

6.      Pide a los Estados miembros que, de conformidad con la legislación vigente a escala internacional y de la UE, respeten el principio de no devolución; pide a los Estados miembros que pongan fin de inmediato a las prácticas de detención abusiva y prolongada que violan el Derecho internacional y el Derecho europeo; apunta que las medidas de detención de los migrantes deben ir siempre acompañadas de una decisión administrativa, estar debidamente justificadas y ser temporales;

7.      Pide una cooperación mejor y más eficiente entre la UE y terceros países para evitar la repetición de sucesos tan trágicos; considera que los acuerdos sobre la gestión de la migración entre la UE y terceros países solo deben contemplarse si los países de tránsito garantizan la protección de los refugiados y el respeto de los derechos fundamentales; pide ayuda para los países de tránsito —así como para los países de origen de los migrantes— a fin de diversificar y mejorar sus economías, y destaca la necesidad de que los terceros países respeten el Derecho internacional por lo que respecta a salvar vidas en el mar;

8.      Pide a la UE que siga prestando asistencia humanitaria, financiera y política en zonas en crisis del Norte de África y Oriente Próximo para abordar las causas profundas de la migración y las presiones humanitarias; pide a la UE, por consiguiente, que supervise y someta a un mayor control democrático la distribución de esta financiación, a fin de que estos recursos tengan efectos positivos, lo que hasta ahora no ha ocurrido;

9.      Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, a los Parlamentos y los Gobiernos de los Estados miembros, al Secretario General de las Naciones Unidas y al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.

(1)

Textos Aprobados, P8_TA(2014)0105.

(2)

Textos Aprobados, P7_TA(2013)0414.

(3)

Textos Aprobados, P7_TA(2013)0448.

Aviso jurídico