Procedimiento : 2015/2760(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0681/2015

Textos presentados :

B8-0681/2015

Debates :

Votaciones :

PV 09/07/2015 - 12.6
CRE 09/07/2015 - 12.6
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P8_TA(2015)0270

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 139kWORD 69k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B8-0680/2015
6.7.2015
PE559.050v01-00
 
B8-0681/2015

tras una declaración de la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad

presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento


sobre la situación en Yemen (2015/2760(RSP))


Cristian Dan Preda, Arnaud Danjean, Jacek Saryusz-Wolski, Elmar Brok, Michèle Alliot-Marie, David McAllister, Claude Rolin, Michael Gahler, Mariya Gabriel, Davor Ivo Stier, Ramón Luis Valcárcel Siso, Ramona Nicole Mănescu en nombre del Grupo PPE

Resolución del Parlamento Europeo sobre la situación en Yemen (2015/2760(RSP))  
B8-0681/2015

El Parlamento Europeo,

–       Vistas sus resoluciones anteriores sobre Yemen,

–       Vista la declaración de la Vicepresidenta de la Comisión Europea / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad (VP/AR), Federica Mogherini, de 26 de marzo de 2015, sobre la situación en Yemen,

–       Vista la declaración conjunta de la VP/AR, Federica Mogherini, y el Comisario de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis, Christos Stylianides, de 1 de abril de 2015, sobre las repercusiones de los combates en Yemen,

–       Vista la declaración conjunta de la VP/AR, Federica Mogherini, y el Comisario de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis, Christos Stylianides, de 11 de mayo de 2015, sobre la propuesta de tregua en Yemen,

–       Vista la declaración conjunta de la VP/AR, Federica Mogherini, y el Comisario de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis, Christos Stylianides, de 3 de julio de 2015, sobre la crisis en Yemen,

–       Vistas las Conclusiones del Consejo, de 20 de abril de 2015, sobre Yemen,

–       Vistas las Resoluciones 2014 (2011), 2051 (2012), 2140 (2014), 2201 (2015) y 2216 (2015) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas,

–       Vista la declaración de los copresidentes con motivo del 24º Consejo Conjunto CCG-UE (Consejo de Cooperación del Golfo - Unión Europea) y Reunión Ministerial, de 24 de mayo de 2015,

–       Vista la declaración de prensa del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, de 25 de junio de 2015, sobre la situación en Yemen,

–       Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento,

A.     Considerando que el conflicto actual en Yemen se ha extendido a veinte de las veintidós provincias; que, según las cifras consolidadas más recientes de la Organización Mundial de la Salud (OMC), al menos 1 439 personas fueron asesinadas entre el 19 de marzo y el 5 de mayo, y otras 5 951 resultaron heridas, muchas de ellas civiles; que se estima que el número total de desplazados internos ha superado la cifra de 300 000;

B.     Considerando que los recientes acontecimientos suponen graves riesgos para la estabilidad de la región, en particular la del Cuerno de África, el mar Rojo y todo Oriente Medio;

C.     Considerando que, el 26 de marzo de 2015, una coalición liderada por Arabia Saudí y en la que participaban Baréin, Egipto, Jordania, Kuwait, Marruecos, Qatar, Sudán y los Emiratos Árabes Unidos lanzó una operación militar en Yemen contra los rebeldes hutíes a petición del Presidente de Yemen Abd Rabu Mansur Hadi;

D.     Considerando que más de 1 200 presos, entre ellos varios militantes de Al Qaeda, escaparon recientemente de una prisión en Taiz debido a que sus guardias desertaron de sus puestos tras verse atrapados en un fuego cruzado entre los rebeldes hutíes y los opositores locales;

E.     Considerando que, el 1 de julio de 2015, cohetes lanzados desde el lado rebelde alcanzaron un barrio residencial de Adén, matando a 31 personas e hiriendo a más de 100; que al menos veintidós personas fueron asesinadas el 2 de julio de 2015 como consecuencia de la intensificación de los combates en el puerto de Adén y del bombardeo a los rebeldes en Saná;

F.     Considerando que las consecuencias humanitarias para la población civil, y para los niños en especial, de los continuos combates entre las diferentes milicias, los bombardeos y la interrupción de servicios esenciales está alcanzando proporciones alarmantes y agravando la ya de por sí desesperada situación humanitaria;

G.     Considerando que 15,9 millones de personas en Yemen precisan ayuda humanitaria; que los niños más vulnerables no tienen acceso a los servicios sanitarios o nutricionales que necesitan dada la inseguridad generalizada actual;

H.     Considerando que más de 250 000 refugiados, la mayoría procedentes de Somalia, han llegado al país y viven en condiciones precarias bien en el campo de Jaraz o en zonas urbanas pobres; que Yemen acoge a un millón de emigrantes etíopes aproximadamente, según estimaciones gubernamentales;

I.      Considerando que las organizaciones humanitarias han reubicado fuera del país a la mayor parte de su personal internacional debido al deterioro de la seguridad; que son pocas las organizaciones todavía capaces de trabajar en Yemen, y que sus actividades están seriamente restringidas;

J.      Considerando que la escalada del conflicto armado amenaza el patrimonio cultural de Yemen; que, el 2 de julio de 2015, el Comité del Patrimonio Mundial incluyó dos lugares de Yemen en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro: la Ciudad Vieja de Saná y la Ciudad Vieja amurallada de Shibam;

K.     Considerando que la UE ha impuesto un embargo de armas y otras sanciones específicas contra un dirigente hutí y contra el hijo del expresidente Alí Abdulá Saleh; que desde diciembre de 2014 se hallan sujetos a las mismas restricciones otros dos miembros del movimiento hutí, así como el expresidente Saleh;

L.     Considerando que la Comisión Europea ha asignado 25 millones EUR a la financiación de ayuda humanitaria en 2015 para asistir a las poblaciones de todo el país afectadas por una malnutrición grave, los combates y desplazamientos forzados;

M.    Considerando que el llamamiento revisado de asistencia humanitaria de las Naciones Unidas solicitaba 1 600 millones USD, si bien a día de hoy solamente se ha provisto el 10 % de dicha cantidad;

1.      Manifiesta su honda preocupación por el rápido deterioro de la situación política, de seguridad y humanitaria en Yemen; expresa sus condolencias a las familias de las víctimas; destaca que la UE ha reafirmado su compromiso de seguir ayudando a Yemen y al pueblo yemení;

2.      Condena las acciones unilaterales de desestabilización emprendidas por los hutíes y las unidades militares leales al expresidente Saleh, e insta a dichas fuerzas a detener inmediata e incondicionalmente el uso de la violencia y retirarse de las zonas que hayan ocupado; reitera su apoyo a las autoridades legítimas de Yemen;

3.      Insta a todas las partes de Yemen, en particular a los hutíes, a que se esfuercen por resolver sus diferencias mediante el diálogo y la consulta; hace un llamamiento a todos los actores regionales para que colaboren de manera constructiva con las partes yemeníes para permitir una distensión de la crisis y evitar una mayor inestabilidad regional; pide a todas las partes que se abstengan de bombardear o lanzar ataques aéreos contra lugares y edificios que formen parte del patrimonio cultural, o de utilizarlos con fines militares;

4.      Se felicita por que la UE haya reiterado su firme compromiso y determinación de hacer frente a la amenaza de los extremistas y grupos terroristas, como Al Qaeda en la Península Arábiga y evitar que obtengan nuevas ventajas de la situación actual;

5.      Condena todos los actos de violencia y los intentos o las amenazas de utilizar la violencia para intimidar a los participantes en las consultas bajo la mediación de las Naciones Unidas; hace hincapié en que el diálogo político inclusivo bajo la mediación de las Naciones Unidas debe conducir a un proceso liderado por los yemeníes al objeto de negociar una solución política de consenso a la crisis de Yemen, de acuerdo con la Iniciativa del CCG y su mecanismo de aplicación, los resultados de la Conferencia para el Diálogo Nacional global, el Acuerdo de Paz y Asociación Nacional y las Resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas;

6.      Acoge con satisfacción los esfuerzos realizados por las Naciones Unidas, en particular por su Secretario General y su Enviado Especial para el Yemen, a fin de convocar las consultas sobre el Yemen en Ginebra; manifiesta su apoyo a la labor del Enviado Especial;

7.      Pide a las partes yemeníes que asistan a las conversaciones futuras y participen en ellas sin condiciones previas y de buena fe, por ejemplo solucionando sus diferencias mediante el diálogo y las consultas, rechazando los actos de violencia para lograr objetivos políticos, y absteniéndose de realizar provocaciones y toda acción unilateral que socave la transición política; opina que únicamente un amplio consenso político a través de negociaciones integradoras puede proporcionar una solución sostenible, restablecer la paz y preservar la unidad, la soberanía, la independencia y la integridad territorial de Yemen;

8.      Pide una pausa humanitaria para permitir que la asistencia vital pueda llegar a los yemeníes a la mayor brevedad; insta a todas las partes a facilitar el reparto de ayuda humanitaria urgente en todas las zonas de Yemen, así como un acceso rápido, seguro y sin obstáculos de todos los agentes humanitarios a fin de llegar a las personas que precisan dicha ayuda, incluida la asistencia médica;

9.      Pide a todas las partes que respeten el Derecho internacional humanitario y la legislación internacional de derechos humanos para garantizar la protección a los civiles y que se abstengan de fijar directamente como objetivos las infraestructuras civiles, en especial, las instalaciones médicas y los sistemas de agua, y de utilizar edificios civiles con fines militares, y que colaboren a la mayor brevedad con las Naciones Unidas y las organizaciones de ayuda humanitaria en el reparto de ayuda a quienes la necesiten; reclama una investigación independiente de todas las presuntas violaciones de los derechos humanos internacionales y del Derecho internacional humanitario;

10.    Subraya la necesidad de una acción humanitaria coordinada dirigida por las Naciones Unidas, e insta a todos los países a que contribuyan a atender las necesidades humanitarias; pide a la comunidad internacional responda positivamente al llamamiento revisado de asistencia humanitaria de las Naciones Unidas;

11.    Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a la Vicepresidenta de la Comisión/Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, a los Gobiernos y Parlamentos de los Estados miembros, al Secretario General de las Naciones Unidas, al Secretario General del CCG, al Secretario General de la Liga de los Estados Árabes y al Gobierno de Yemen.

Aviso jurídico