Procedimiento : 2015/2685(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0839/2015

Textos presentados :

B8-0839/2015

Debates :

Votaciones :

PV 10/09/2015 - 8.5
CRE 10/09/2015 - 8.5
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P8_TA(2015)0318

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 154kWORD 87k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B8-0836/2015
7.9.2015
PE565.807v01-00
 
B8-0839/2015

tras una declaración de la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad

presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento


sobre el papel de la UE en el proceso de paz en Oriente Próximo (2015/2685(RSP))


Tamás Meszerics, Margrete Auken, Bodil Valero, Molly Scott Cato, Alyn Smith, Igor Šoltes, Bart Staes, Pascal Durand, Karima Delli, Klaus Buchner, Judith Sargentini, Ernest Maragall, Jordi Sebastià en nombre del Grupo Verts/ALE
Fabio Massimo Castaldo, Ignazio Corrao, Eleonora Evi, Laura Ferrara, Laura Agea, Tiziana Beghin, Daniela Aiuto, Piernicola Pedicini, Dario Tamburrano, Rosa D’Amato a título individual

Resolución del Parlamento Europeo sobre el papel de la UE en el proceso de paz en Oriente Próximo (2015/2685(RSP))  
B8-0839/2015

El Parlamento Europeo,

–       Vistas sus anteriores resoluciones sobre el conflicto entre Israel y Palestina,

–       Vistas las conclusiones del Consejo de Asuntos Exteriores de la UE, de 20 de julio de 2015, sobre Oriente Próximo,

–       Vistas las directrices de la UE sobre Derecho internacional humanitario,

–       Vistas las declaraciones de la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad (VP/AR), Federica Mogherini, sobre la situación en Israel y Palestina,

–       Vista la decisión del Gobierno de Suecia de reconocer el Estado de Palestina el 30 de octubre de 2014,

–       Visto el reconocimiento de Palestina por el Vaticano en junio de 2015,

–       Vista la carta enviada a la VP/AR por dieciséis ministros de Asuntos Exteriores de la UE el 13 de abril de 2015 en la que solicitan la introducción en toda la UE de directrices sobre el etiquetado correcto de los productos de los asentamientos,

–       Vistas las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre el conflicto entre Israel y Palestina,

–       Vistos los Convenios de las Naciones Unidas sobre derechos humanos de los que Israel y Palestina son Estados partes,

–       Vista la votación en la Asamblea General de las Naciones Unidas de 29 de noviembre de 2012 a fin de reconocer a Palestina como Estado observador no miembro,

–       Vista la resolución del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas titulada «Asegurar la rendición de cuentas y la justicia por todas las vulneraciones del derecho internacional en el Territorio Palestino Ocupado, incluida Jerusalén Oriental», aprobada el 3 de julio de 2015 con el apoyo unánime de la UE,

–       Vista la Iniciativa árabe de Paz aprobada en marzo de 2002 por el Consejo de la Liga de los Estados Árabes,

–       Visto el estudio del Parlamento Europeo sobre la ocupación o anexión de un territorio, el respeto del Derecho internacional humanitario y los derechos humanos, de 25 de junio de 2015,

–       Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento,

A.     Considerando que las negociaciones dirigidas por los EE.UU. con miras a una solución global del conflicto entre Israel y Palestina se suspendieron en abril de 2014 y que no hay perspectivas a corto o medio plazo de que se reanuden con arreglo a los parámetros actuales del denominado proceso de paz en Oriente Próximo;

B.     Considerando que las primeras medidas legislativas del Gobierno de coalición de Israel, en el cargo desde mayo de 2015, han confirmado su tendencia ideológica nacionalista, favorable a los asentamientos y de extrema derecha, como muestran la adopción de la Ley de alimentación forzosa, el endurecimiento de las sanciones contra quienes lancen piedras y una propuesta para ampliar el recurso a la pena de muerte; que se están redactando proyectos de ley destinados a limitar la autoridad del Tribunal Supremo y a restringir el espacio público para los miembros de la sociedad civil; que el Gobierno de Israel ha anunciado la construcción de cientos de nuevos asentamientos en Jerusalén Este y Cisjordania y ha retomado la construcción del muro de separación, pese a haber sido declarado ilegal por la Corte Internacional de Justicia en 2004;

C.     Considerando que la población palestina de Cisjordania, especialmente de la Zona C, y Jerusalén Este, sufren flagrantes violaciones de sus derechos, entre ellas la violencia de los colonos, desvíos de agua, fuertes restricciones a su libertad de movimientos, demolición de viviendas y desahucios forzosos; que 5 700 palestinos, entre ellos 160 niños, 26 mujeres y 400 civiles en situación de detención administrativa, se encuentran actualmente detenidos en cárceles israelíes; que el traslado forzoso de residentes de un territorio ocupado constituye una violación grave del Derecho internacional humanitario; que se utiliza la política de planificación como un medio de desalojar palestinos y expandir asentamientos avanzados; que los ejercicios de adiestramiento militar se emplean también para desplazar a la fuerza a cientos de palestinos, especialmente en el valle del Jordán; que, según las Naciones Unidas, los colonos israelíes han llevado a cabo al menos 120 ataques sobre los palestinos en Jerusalén Este y Cisjordania desde el inicio de 2015; que, según la ONG israelí B'Tselem, al menos trece palestinos fueron asesinados por las fuerzas de seguridad israelíes y tres civiles israelíes lo fueron por palestinos en los Territorios Palestinos Ocupados durante el primer semestre de 2015;

D.     Considerando que, según la OCAH, 142 estructuras propiedad de palestinos fueron demolidas en agosto de 2015 en la Zona C y Jerusalén Este, incluidas 16 estructuras financiadas mediante donaciones; que estas demoliciones provocaron el desplazamiento de 201 personas, 121 de ellas niños, y afectaron de distinta forma a 426 personas, entre ellas 233 niños; que se trató de la mayor demolición registrada en estas zonas desde enero de 2013;

E.     Considerando que, un año después de la operación militar israelí «Margen Protector» contra Gaza, que provocó la muerte de más de 2 100 palestinos y 66 israelíes (entre ellos, 1 462 y 5 civiles respectivamente), las partes no han logrado cumplir con su obligación de realizar unas verdaderas investigaciones de las supuestas violaciones ni perseguir judicialmente a sus responsables; que la Comisión de Investigación de las Naciones Unidas que se ocupó de esa operación concluyó en junio de 2015 que tanto Israel como Hamás habían cometido crímenes de guerra y que la devastación del territorio no tenía precedentes; que Israel se negó a cooperar con dicha comisión de investigación y le prohibió el acceso a Gaza;

F.     Considerando que el alto el fuego alcanzado el 26 de agosto de 2014 no se ha llevado a la práctica, en particular por lo que se refiere al levantamiento del bloqueo; que ninguna de las 19 000 viviendas destruidas por completo han sido reconstruidas hasta la fecha debido a las drásticas restricciones a la entrada de material de construcción; que 100 000 personas siguen desplazadas; que el 95 % del agua no es segura para el consumo humano; que el cierre prolongado de Gaza está teniendo consecuencias devastadoras para los 1,8 millones de personas que la habitan; que, según el Comité Internacional de la Cruz Roja, el cierre de Gaza constituye un castigo colectivo impuesto en clara violación de las obligaciones de Israel en virtud del Derecho internacional humanitario; que el informe de UNCTAD de 1 de septiembre de 2015 concluyó que el bloqueo había provocado un fuerte retroceso del desarrollo en Gaza, que podría llegar a ser inhabitable a más tardar en 2020;

G.     Considerando que en varias ocasiones se han disparado cohetes desde Gaza después del alto el fuego de agosto de 2015; que esos ataques han sido reivindicados por organizaciones salafistas u otros movimientos rivales de Hamás, organización actualmente en el gobierno; que no se ha informado de ninguna baja israelí como consecuencia de esos ataques;

H.     Considerando que en abril de 2014 se estableció un Gobierno de unidad palestina apoyado por Hamás y Fatá, que acepta los principios del Cuarteto de no violencia, adhesión a los acuerdos anteriores y reconocimiento de Israel, apoyado por los EE.UU. y la UE; que, sin embargo, los esfuerzos en favor de la reconciliación palestina no han conducido a progresos tangibles; que el Gobierno no ha sido capaz de ejercer su autoridad en la Franja de Gaza; que los líderes palestinos han seguido enzarzados en luchas de poder internas y que, muy recientemente, el Presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abás, presentó su dimisión al Comité Ejecutivo de la OLP y pidió una reunión de urgencia del Consejo Nacional Palestino; que la Autoridad Palestina se enfrenta a cada vez más acusaciones de prácticas de amiguismo, autoritarismo y detención de críticos, corrupción y malversación de fondos públicos;

I.      Considerando que el Presidente Mahmud Abás ha declarado su intención de establecer un calendario, a través de las Naciones Unidas, para poner fin a la ocupación israelí de territorio palestino en un plazo de tres años; que la Liga Árabe ha dado su apoyo a este plan de acción y ha pedido la convocatoria de una conferencia internacional para buscar una solución definitiva sobre la base de la Iniciativa árabe de Paz; que se están realizando esfuerzos paralelos, encabezados por Francia, en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas;

J.      Considerando que, desde la firma de la Declaración de Principios de Oslo en 1993, la comunidad de donantes ha invertido más de 23 000 millones EUR en ayuda a la paz y al desarrollo en los Territorios Palestinos Ocupados; que los índices de desigualdad, desempleo y pobreza entre los palestinos han aumentado constantemente en ese mismo período;

K.     Considerando que las conclusiones de una evaluación de la cooperación de la UE con los Territorios Palestinos Ocupados y de su ayuda al pueblo palestino, realizada en nombre de la Comisión en mayo de 2014, indican que el actual modelo de cooperación ha llegado a su límite ante la falta de un seguimiento político paralelo por parte de la UE a fin de abordar los obstáculos que representan las políticas israelíes de ocupación y asentamiento, así como la división política de Cisjordania y Gaza;

L.     Considerando que, de conformidad con el Derecho internacional, cualquier tercero, incluidos los Estados miembros, tiene la obligación de no reconocer, ayudar o apoyar asentamientos, así como la de oponerse activamente a ellos;

M.    Considerando que la anterior VP/AR se comprometió a elaborar a más tardar en julio de 2013 unas directrices sobre el etiquetado correcto de los productos importados procedentes de territorios situados fuera de las fronteras de Israel anteriores a 1967; que, en abril de 2015, una clara mayoría de los Estados miembros de la UE manifestaron en una carta su exasperación por los reiterados aplazamientos de la redacción de dichas directrices por parte de la VP/AR y le instó a actuar al respecto; que tres Estados miembros de la UE (Reino Unido, Dinamarca y Bélgica) han publicado sus propias directrices nacionales de manera voluntaria;

1.      Insta a la UE a olvidarse de las esperanzas puestas en el proceso de paz en Oriente Próximo, paralizado en la práctica, que ha mostrado ser un costoso fracaso en su formato actual; pide un enfoque de la UE novedoso que sirva realmente a los intereses de la paz y la seguridad tanto del pueblo palestino como del israelí;

2.      Pide a la UE que deje de esconderse detrás del liderazgo de los EE.UU., quienes han demostrado una falta de decisión para facilitar un proceso de negociación creíble basado en la igualdad de las partes y el respeto del Derecho internacional;

3.      Insta a la UE a que cumpla sus responsabilidades como un actor influyente y adopte una iniciativa de paz ambiciosa y global para la región, en especial sobre la base de la Iniciativa árabe de Paz; toma nota, a este respecto, de los planes para crear un grupo de apoyo internacional, anunciado por el Consejo de Asuntos Exteriores de la UE el 20 de julio de 2015; destaca que toda iniciativa que apoye debe basarse en los parámetros enumerados en las conclusiones del Consejo de julio de 2014 y en un compromiso inequívoco de las partes para respetar el Derecho internacional y participar sin condiciones previas y de buena fe en dichas conversaciones;

4.      Destaca una vez más que los medios no violentos constituyen la única manera de lograr la paz entre israelíes y palestinos a través de un acuerdo negociado sobre el estatuto definitivo que ponga fin a las reivindicaciones mutuas; condena todos los actos de violencia en los que se ataca o se pone en peligro a civiles de ambas partes; reitera su firme compromiso con la seguridad de Israel; sigue apoyando la política de resistencia no violenta impulsada por la sociedad civil palestina y el Presidente palestino Mahmud Abás;

5.      Condena enérgicamente la persistente expansión de los asentamientos israelíes, que violan el Derecho internacional humanitario, avivan el resentimiento palestino y reducen la viabilidad y las perspectivas de la solución de dos Estados; pide a las autoridades israelíes que interrumpan de inmediato y den marcha atrás a su política de asentamientos;

6.      Manifiesta su honda preocupación por la explotación de los recursos naturales palestinos por parte de Israel y el mantenimiento de los desplazamientos forzosos, en particular en la Zona C, que constituye una grave violación del Derecho internacional; lamenta, en particular, las recientes decisiones judiciales israelíes donde se aprueban la demolición y el desplazamiento forzoso de comunidades beduinas en Cisjordania para la construcción de asentamientos judíos; pide a las autoridades de Israel que respeten plenamente los derechos de los beduinos y cancelen de forma inmediata las órdenes de demolición y desalojo de pueblos en las comunidades de Susya y Abu Nwar;

7.      Expresa su profunda consternación por que la violencia desenfrenada de los colonos tienda a aumentar, como en el caso reciente del asesinato de una niña palestina de dieciocho meses en el pueblo palestino de Douma el 28 de julio de 2015 por un incendio provocado; se felicita por la amplia condena de este crimen por parte de los líderes israelíes, si bien no han llegado en absoluto a reconocer la naturaleza endémica de la violencia de los colonos, facilitada por un clima de impunidad e incitación que existe desde hace décadas;

8.      Considera que la composición del Gobierno de coalición de Israel, así como su agenda, que incluye la intensificación de la expansión de los asentamientos, la continuación de la impunidad de las violaciones en los territorios ocupados y los desplazamientos forzosos de palestinos, representa un obstáculo fundamental a la solución de dos Estados y subraya la necesidad de que la UE adopte medidas urgentes para proteger su viabilidad; pide a la UE que reaccione ante la falta de voluntad y de incentivos del actual Gobierno de Israel para negociar un final del conflicto;

9.      Pide a las instituciones de la UE y a los Estados miembros que hagan cumplir sus requisitos legales de no reconocimiento y que apliquen una política global eficaz de diferenciación europea entre Israel y sus asentamientos, fundada en un respecto estricto del Derecho internacional y de los principios de la UE;

10.    Muestra su convencimiento de que esa política de diferenciación es indispensable para generar una dinámica positiva en favor de unas negociaciones de paz auténticas; opina que ese enfoque contribuirá a modificar la estructura de incentivos que sustenta la política de asentamientos de Israel y cuestionará los cálculos de relación coste/beneficio de las élites públicas y políticas israelíes respecto de la ocupación;

11.    Alienta a la UE, como parte de esa política de diferenciación, a que adopte las medidas siguientes:

a.   aumentar su diplomacia pública en respuesta a la actividad de los asentamientos y articular claramente ante la ciudadanía israelí que tal política surge de la intensidad y profundidad de los lazos entre la UE e Israel, y se basa en un imperativo legal;

b.   descartar estrictamente la aplicación de los acuerdos entre la UE e Israel en los Territorios Palestinos Ocupados;

c.   elaborar directrices europeas sobre el etiquetado de productos de los asentamientos, que deberían englobar toda la cadena de suministro;

d.   establecer un mecanismo europeo de vigilancia y cumplimiento más sólido en relación al libre comercio, con el objeto de evitar que mercancías israelíes que contengan productos sin transformar procedentes de asentamientos se beneficien de aranceles comerciales preferenciales en virtud del Acuerdo de libre comercio entre la UE e Israel;

e.   inspirarse en el ejemplo de la prohibición rápida y eficaz de la UE a los productos procedentes de Crimea y excluir los productos de los asentamientos israelíes del mercado interior de la UE;

f.    realizar un inventario de las empresas europeas con actividades vinculadas a los asentamientos;

g.   emitir una advertencia a los ciudadanos y las empresas de toda la UE que les disuada de establecer vínculos económicos con empresas cuyas operaciones apoyen o mantengan asentamientos ilegales u otras violaciones del Derecho internacional en los Territorios Palestinos Ocupados, y alentar a que se ponga fin a las relaciones comerciales existentes según el espíritu de los Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos de las Naciones Unidas;

h.   tomar medidas concretas en relación con los colonos, como la adopción de una política de ausencia de contactos y la prohibición de visados a quienes estén involucrados en actos de violencia;

i.    elaborar unas orientaciones para la cooperación financiera entre entidades europeas e israelíes que garanticen que los fondos de inversión o bancos de la UE no apoyen a empresas o fondos que operan en los asentamientos;

j.    rechazar la admisión de documentos legales expedidos en asentamientos israelíes, como escrituras de propiedad o títulos académicos;

k.   encargar a la Comisión y al SEAE que lleven a cabo una evaluación sistemática de la interacción entre la UE y los Estados miembros e Israel y velar por que la política de diferenciación se aplique de manera coherente;

l.    reconsiderar las relaciones UE-Israel a la luz del artículo 2 del Acuerdo de Asociación;

12.    Insta a todos los Estados miembros a que reconozcan incondicionalmente el Estado de Palestina con arreglo a las fronteras de 1967; tiene la firme convicción de que el reconocimiento por toda Europa del Estado de Palestina mejorará las perspectivas de paz y alentará los esfuerzos, también de la sociedad civil israelí, en pro de una solución de dos Estados;

13.    Manifiesta su alarma ante el aumento de la destrucción, la incautación y la confiscación de ayuda y equipos humanitarios en la Zona C y pide a la Comisión que informe al Parlamento sobre sus esfuerzos por solicitar una compensación y garantías por parte de las autoridades israelíes de que no se repiten esos hechos, que siga invirtiendo en la Zona C y facilite allí ayuda humanitaria y al desarrollo; toma nota, a este respecto, de la iniciativa de iniciar un diálogo estructurado con Israel sobre la situación en Cisjordania, pero lamenta que no incluya la cuestión de los asentamientos; reitera que las solicitudes de compensación por la destrucción de infraestructura financiada por la UE son legítimas y no deben condicionarse a los resultados del diálogo estructurado;

14.    Pide a la Comisión que revele la lista de proyectos financiados por la UE que han sido dañados por las fuerzas militares israelíes durante el conflicto en Gaza de 2014, y pide al SEAE que informe al Parlamento sobre los procedimientos iniciados hasta la fecha ante las autoridades israelíes para obtener una compensación económica; pide detalles, en particular, sobre la planta de tratamiento de aguas residuales del norte de Gaza, cofinanciada con el presupuesto de la UE y Francia, Bélgica y Suecia, que resultó seriamente dañada durante el conflicto;

15.    Pide a la Comisión Europea que cambie de forma radical su paradigma en cuanto a las ayudas a los palestinos, a fin de asegurar que la ayuda de la UE integre plenamente la dimensión política de la ocupación, y apoya eficazmente la autodeterminación de Palestina, en lugar de subvencionar la ocupación israelí e impulsar la dependencia palestina con respecto a los donantes; destaca, a este respecto, la importancia capital de respaldar el derecho de los palestinos a acceder a sus recursos naturales, en especial, el agua; anima a la UE a que intensifique su apoyo a la sociedad civil palestina, también en el ámbito de la rendición de cuentas por parte del Gobierno y la lucha contra la corrupción;

16.    Pide a todas las partes que apliquen realmente los términos del acuerdo de alto el fuego alcanzado en agosto de 2014; insta, en particular, a las autoridades israelíes a que levanten el bloqueo ilegal de la Franja de Gaza de inmediato, sin condiciones y totalmente; pide a la UE que adopte medidas concretas para presionar a Israel a poner fin al bloqueo, en especial mediante el establecimiento de un calendario; lamenta las continuas restricciones de Israel a la entrada de material de construcción en Gaza; pide al Gobierno de Israel que cese su proceso arbitrario y turbio de clasificar materiales como «de doble uso», y ajuste su lista de materiales «de doble uso» a las normas internacionales, especialmente eliminando la madera, los agregados, las barras de acero y el cemento;

17.    Condena el reciente lanzamiento de cohetes desde la Franja de Gaza, ya que dicha acción eleva el peligro de una nueva espiral de violencia; conmina a todas las partes a que se comprometan con la no violencia;

18.    Acoge con satisfacción el voto unánime de los Estados miembros de la UE a favor de la resolución del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas de 3 de julio titulada «Asegurar la rendición de cuentas y la justicia por todas las vulneraciones del derecho internacional en el Territorio Palestino Ocupado, incluida Jerusalén Oriental», y pide a la UE que asegure la plena ejecución de las recomendaciones recogidas en el informe de la comisión de investigación independiente de las Naciones Unidas a fin de respaldar activamente el trabajo de la Corte Penal Internacional en relación con los Territorios Palestinos Ocupados;

19.    Se felicita una vez más por la ratificación por parte de Palestina del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional; lamenta la negativa de la VP/AR incluso a reconocer este paso importante hacia la rendición de cuentas de las violaciones futuras cometidas por todas las partes; considera que esta conducta socava abiertamente la credibilidad de la política de derechos humanos de la UE y sus posiciones sobre rendición de cuentas y justicia internacional;

20.    Manifiesta su preocupación por los informes acerca de deterioro del entorno que rodea a las ONG pro derechos humanos en Israel y el aumento de los intentos por parte del Gobierno actual de reprimir a la disidencia y el arte independiente, también mediante la adopción de proyectos de ley destinados a restringir drásticamente el trabajo de las ONG; pide a las misiones diplomáticas de la UE que colaboren con las autoridades israelíes en este asunto urgente y que sigan respaldando a los defensores de los derechos humanos en el país;

21.    Toma nota de los esfuerzos de los israelíes palestinos por fusionarse en una lista común y asegurarse un buen resultado en las últimas elecciones legislativas; pide al SEAE y a la Comisión Europea que incrementen notablemente su apoyo y su colaboración con las minorías en Israel y respalden sus esfuerzos por conseguir una mejor participación política, económica y social;

22.    Lamenta la permanente desunión palestina y pide a todas las fuerzas palestinas que reanuden sus esfuerzos en pro de la reconciliación, en especial durante la celebración de las elecciones presidenciales y legislativas, pendientes desde hace tiempo; denuncia los intentos de socavar este proceso, que podría ser histórico, y pide a las autoridades israelíes que liberen a los doce miembros del Consejo Legislativo Palestino actualmente detenidos, así como a todos los prisioneros políticos palestinos y a quienes se encuentren en situación de detención administrativa sin cargos; pide a la UE que adopte medidas concretas para fomentar la reconciliación y apoye al Gobierno de unidad palestino;

23.    Decide elaborar un informe sobre el comercio de armas y otros equipos de seguridad entre los Estados miembros de la UE e Israel/Palestina y sobre su compatibilidad con la Posición Común de la UE; pide que las Naciones Unidas impongan un embargo total de armas a todas las partes en la región a fin de evitar más violaciones del Derecho internacional humanitario y de los derechos humanos; insiste en que los fondos del Programa Marco de Investigación de la UE no apoyen en ningún caso a empresas israelíes cuyo fin sea construir aeronaves no tripuladas;

24.    Considera que el nombramiento de Tony Blair como Enviado Especial del Cuarteto para Oriente Próximo es una decisión desafortunada y manifiesta su alivio porque su mandato haya finalizado; estima, en sentido más amplio, que la UE saldría beneficiada si designase a emisarios con un conocimiento demostrable de la región, influencia política y credenciales éticas intachables;

25.    Recuerda su decisión de emprender una iniciativa denominada «Parlamentarios por la Paz» con el fin de reunir a parlamentarios europeos, israelíes y palestinos para contribuir a llevar adelante una agenda para la paz y complementar los esfuerzos diplomáticos de la UE;

26.    Manifiesta su indignación ante la obstrucción permanente e injustificada por parte de las autoridades israelíes a cualquier visita de órganos oficiales del Parlamento Europeo a Gaza; advierte que se tomarán medidas si no hubiera ningún progreso antes del 1 de noviembre de 2015;

27.    Decide enviar una delegación ad hoc a Gaza/Palestina y a Israel para analizar la situación sobre el terreno en relación con la destrucción de proyectos financiados por la UE en la Zona C y Gaza y las perspectivas de una solución sostenible para el conflicto;

28.    Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, a los Gobiernos y Parlamentos de los Estados miembros, al Secretario General de las Naciones Unidas, al Cuarteto, al Gobierno de Israel, a la Knesset, al Presidente de la Autoridad Palestina, al Consejo Legislativo Palestino y a los órganos de la Asamblea Parlamentaria Euromediterránea.

Aviso jurídico