Procedimiento : 2015/2834(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0866/2015

Textos presentados :

B8-0866/2015

Debates :

Votaciones :

PV 10/09/2015 - 8.6
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P8_TA(2015)0319

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 156kWORD 64k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B8-0866/2015
8.9.2015
PE565.834v01-00
 
B8-0866/2015

tras una declaración de la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad

presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento


sobre la situación en Bielorrusia a la vista de las próximas elecciones presidenciales en 2015 (2015/2834(RSP))


Cristian Dan Preda, Arnaud Danjean, Bogdan Andrzej Zdrojewski, Jacek Saryusz-Wolski, Sandra Kalniete, Elmar Brok, Andrej Plenković, Gabrielius Landsbergis, Jerzy Buzek, Michael Gahler, Tunne Kelam, Andrzej Grzyb, David McAllister, Jaromír Štětina, Barbara Kudrycka, Agnieszka Kozłowska-Rajewicz, Jiří Pospíšil, Pavel Svoboda, Ramón Luis Valcárcel Siso en nombre del Grupo PPE

Resolución del Parlamento Europeo sobre la situación en Bielorrusia a la vista de las próximas elecciones presidenciales en 2015 (2015/2834(RSP))  
B8-0866/2015

El Parlamento Europeo,

–       Vistas sus anteriores resoluciones y recomendaciones sobre Bielorrusia,

–       Vista la liberación de seis presos políticos por parte de las autoridades el 22 de agosto de 2015,

–       Vistas las próximas elecciones presidenciales previstas para el 11 de octubre de 2015,

–       Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento,

A.     Considerando que, a pesar de haberse intensificado los contactos entre Bielorrusia y la Unión Europea y los Estados Unidos, no se ha observado todavía ningún cambio positivo por lo que respecta a los derechos humanos y la democracia en Bielorrusia;

B.     Considerando que siguen registrándose cotidianamente en Bielorrusia casos de presiones e intimidaciones contra defensores de los derechos humanos, con redadas policiales y confiscación del material de organizaciones de derechos humanos, así como expulsiones de activistas del país;

C.     Considerando que las autoridades todavía emplean prácticas de persecución administrativa de periodistas independientes que trabajan con medios de comunicación extranjeros sin acreditación, habiéndose documentado varios casos durante los últimos meses;

D.     Considerando que Bielorrusia sigue siendo el único país de Europa que aplica la pena capital;

E.     Considerando que, el 2 de abril de 2015, el presidente Lukashenko firmó el Decreto nº 3 sobre la prevención de la dependencia social, que prevé el trabajo obligatorio para las personas desempleadas, so pena de pago de una tasa especial para financiar el presupuesto estatal o de responsabilidad administrativa en forma de multa o de detención administrativa;

F.     Considerando que la primera visita oficial desde 2002 de la Delegación del Parlamento Europeo para las Relaciones con Bielorrusia tuvo lugar los días 18 y 19 de junio de 2015 en Minsk;

G.     Considerando que se han observado avances en la cooperación sectorial en los ámbitos de la educación superior (proceso de Bolonia), la formación profesional, el mercado digital, el sector de la energía, la seguridad alimentaria y la cultura, entre otros;

H.     Considerando que se ha valorado positivamente la participación de Bielorrusia como mediador en los intentos para hallar una solución al conflicto en Ucrania;

1.      Sigue estando profundamente preocupado por la situación los derechos humanos y las libertades fundamentales en dicho país, así como por las deficiencias detectadas durante las anteriores elecciones por observadores internacionales independientes;

2.      Acoge con satisfacción la puesta en libertad del resto de presos políticos y considera este acto como un posible avance hacia una mejora de las relaciones entre la UE y Bielorrusia; pide al Gobierno de Bielorrusia que rehabilite a los presos políticos liberados y restablezca plenamente sus derechos civiles y políticos; recuerda que las oportunidades de mejora de las relaciones que se presentaron en el pasado no llegaron a materializarse porque las medidas adoptadas por las autoridades en Minsk tenían un carácter meramente táctico; confía, aunque con reservas, en que esta vez la acción vaya seguida de medidas en las que se cimente sólidamente un avance significativo en las relaciones bilaterales;

3.      Resalta la necesidad de que Bielorrusia celebre las elecciones presidenciales venideras de conformidad con las normas reconocidas a escala internacional y permita a la oposición acceder libremente a los medios de comunicación controlados por el Gobierno y participar en las elecciones en pie de igualdad;

4.      Espera que las autoridades dejen de acosar a los medios de comunicación independientes por razones políticas; insta a las autoridades a poner término a la práctica de la persecución administrativa y el uso arbitrario del artículo 22, apartado 9, sección 2, del Código Administrativo contra periodistas independientes por trabajar con medios extranjeros sin acreditación, lo que restringe el derecho a la libertad de expresión y la difusión de la información;

5.      Recuerda que en Bielorrusia han sido ejecutadas diez personas desde 2010, se registraron tres ejecuciones solo en 2014 y el 18 de marzo de 2015 se dictó una nueva sentencia de muerte; insta, en este contexto, a Bielorrusia, que es el único país de Europa que sigue aplicando la pena capital, a adherirse a la moratoria mundial sobre la ejecución de la pena de muerte como primer paso hacia su abolición permanente;

6.      Pide al Gobierno de Bielorrusia que respete las recomendaciones del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de las Naciones Unidas sobre la abolición de elementos de trabajo forzoso en el país;

7.      Pide a las autoridades bielorrusas que garanticen, en cualquier circunstancia, el respeto de los principios democráticos, los derechos humanos y las libertades fundamentales, de conformidad con la Declaración Universal de Derechos Humanos y los instrumentos internacionales y regionales de derechos humanos ratificados por Bielorrusia;

8.      Reitera su llamamiento a la Comisión para que apoye, con medios financieros y políticos, los esfuerzos de la sociedad civil bielorrusa, los medios de comunicación independientes y las organizaciones no gubernamentales en Bielorrusia para que se satisfagan las aspiraciones democráticas del pueblo bielorruso;

9.      Reconoce que se ha progresado en la cooperación sectorial en los ámbitos de la educación superior (proceso de Bolonia), la formación profesional, el mercado digital, el sector de la energía, la seguridad alimentaria y la cultura, entre otros;

10.    Reconoce que se ha incrementado el uso del idioma bielorruso en la vida pública; toma nota de los planes del Ministerio de Educación para fomentar el uso de esta lengua en la educación, así como la publicación de actos legislativos por el Tribunal Constitucional tanto en ruso como en bielorruso;

11.    Expresa su determinación a seguir contribuyendo, también por intermedio de la Delegación del PE para las Relaciones con Bielorrusia, a la política de «cooperación crítica» de la Unión Europea con respecto a Bielorrusia;

12.    Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución a la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad (VP/AR), al SEAE, al Consejo, a la Comisión y a los Estados miembros.

Aviso jurídico