Procedimiento : 2015/2979(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-1401/2015

Textos presentados :

B8-1401/2015

Debates :

Votaciones :

PV 17/12/2015 - 9.10
CRE 17/12/2015 - 9.10
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P8_TA(2015)0471

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 271kWORD 66k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B8-1362/2015
14.12.2015
PE574.471v01-00
 
B8-1401/2015

tras una declaración de la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad

presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento


sobre el vigésimo aniversario del Acuerdo de Paz de Dayton (2015/2979(RSP))


Knut Fleckenstein, Tanja Fajon, Afzal Khan, Tonino Picula, Victor Boştinaru, Richard Howitt, Eric Andrieu, Nikos Androulakis, Francisco Assis, Zigmantas Balčytis, Hugues Bayet, Brando Benifei, Goffredo Maria Bettini, José Blanco López, Vilija Blinkevičiūtė, Simona Bonafè, Nicola Caputo, Nessa Childers, Andrea Cozzolino, Andi Cristea, Miriam Dalli, Viorica Dăncilă, Nicola Danti, Isabella De Monte, Monika Flašíková Beňová, Eugen Freund, Doru-Claudian Frunzulică, Eider Gardiazabal Rubial, Enrico Gasbarra, Lidia Joanna Geringer de Oedenberg, Neena Gill, Ana Gomes, Theresa Griffin, Sylvie Guillaume, Sergio Gutiérrez Prieto, Cătălin Sorin Ivan, Liisa Jaakonsaari, Juan Fernando López Aguilar, Javi López, Andrejs Mamikins, Louis-Joseph Manscour, Costas Mavrides, Marlene Mizzi, Sorin Moisă, Csaba Molnár, Alessia Maria Mosca, Victor Negrescu, Momchil Nekov, Demetris Papadakis, Emilian Pavel, Vincent Peillon, Miroslav Poche, Liliana Rodrigues, Inmaculada Rodríguez-Piñero Fernández, Daciana Octavia Sârbu, Christel Schaldemose, Siôn Simon, Renato Soru, Tibor Szanyi, Elena Valenciano, Julie Ward, Boris Zala, Flavio Zanonato en nombre del Grupo S&D

Resolución del Parlamento Europeo sobre el vigésimo aniversario del Acuerdo de Paz de Dayton (2015/2979(RSP))  
B8-1401/2015

El Parlamento Europeo,

–  Vistos el Acuerdo Marco General de Paz en Bosnia y Herzegovina y sus anexos, celebrados en Dayton el 21 de noviembre de 1995 y firmados oficialmente en París el jueves, 14 de diciembre de 1995,

–  Vistas sus resoluciones sobre Bosnia y Herzegovina y sobre Srebrenica,

–  Vista la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) en el asunto Sejdić y Finci contra Bosnia y Herzegovina (nº 27996/06 y 34836/06), de 22 de diciembre de 2009,

–  Visto el Acuerdo de Estabilización y Asociación (AEA) entre las Comunidades Europeas y sus Estados miembros, por una parte, y Bosnia y Herzegovina, por otra, que se firmó en Luxemburgo el 16 de junio de 2008 y entró en vigor el 1 de junio de 2015,

–  Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento,

A.  Considerando que el Acuerdo Marco General, más conocido como el «Acuerdo de Paz de Dayton», puso fin a las atrocidades de la guerra bosnia y llevó la paz a Bosnia y Herzegovina;

B.  Considerando que las partes contratantes del Acuerdo de Dayton se comprometieron, entre otras cosas, a abstenerse de cualquier acción que socavara la integridad territorial o la independencia política de Bosnia y Herzegovina; que otras disposiciones del acuerdo siguen siendo pertinentes a fecha de hoy;

C.  Considerando que el Acuerdo de Dayton, y en particular su Anexo 4, proveyó una constitución para Bosnia y Herzegovina, que sigue vigente en la actualidad; que, sin embargo, estas disposiciones constitucionales dificultan y hacen ineficaces la capacidad decisoria y el funcionamiento de las instituciones al mantener dividida a la sociedad bosnia con arreglo a criterios étnicos; que la discriminación fundamentada en la Constitución que impide que aquellos ciudadanos que no declaran su pertenencia a uno de los pueblos constituyentes del país se presenten como candidatos en las elecciones contraviene el Convenio Europeo de Derechos Humanos;

D.  Considerando que el 1 de junio de 2015 entró en vigor el Acuerdo de Estabilización y Asociación entre Bosnia y Herzegovina y la UE y se adoptó un programa de reformas que comenzaron a poner en práctica las autoridades de Bosnia y Herzegovina, en consonancia con el nuevo enfoque de la UE con respecto a este país, con miras a hacer frente a la difícil situación socioeconómica y seguir avanzando en el proceso de integración en la UE; considerando que el país tiene previsto presentar una solicitud de adhesión a la UE en un futuro próximo;

1.  Conmemora la celebración del Acuerdo de Dayton, que supuso una gran victoria de la diplomacia sobre la guerra, y con el que se puso fin a un conflicto que dio lugar a atrocidades que horrorizaron al mundo, se cobró más de 100 000 vidas y desplazó a millones de personas;

2.  Acoge con satisfacción los resultados que se han logrado con el retorno de los refugiados y los desplazados internos, la reconstrucción y la restitución de propiedades, en consonancia con lo dispuesto en el Anexo VII del Acuerdo de Dayton; insiste en que se apliquen plenamente el anexo y la estrategia conexa; pide una mejor coordinación de los esfuerzos a todos los niveles y una mayor atención a los desplazados más vulnerables, entre ellos las personas de etnia romaní y las mujeres víctimas de la violencia; destaca la necesidad de una integración a escala local de aquellas personas que no han podido regresar a sus lugares de origen; observa con pesar que, según el Comité Internacional de la Cruz Roja, todavía hay alrededor de 7 000 personas desaparecidas cuya suerte sigue desconociéndose;

3.  Observa que, pese a sus limitaciones, el Acuerdo de Dayton sigue siendo el fundamento de la integridad territorial, la soberanía, la personalidad internacional y la independencia política de Bosnia y Herzegovina; subraya que, en estas dos décadas, se ha avanzado en el país y en la región, pero que se requieren esfuerzos adicionales en materia de reconciliación y desarrollo y consolidación democráticos;

4.  Deplora que la sociedad de Bosnia y Herzegovina siga dividida con arreglo a criterios étnicos y que no se haya dado seguimiento a la sentencia del TEDH en el asunto Sejdić-Finci; pide a la UE que redoble sus esfuerzos con miras a facilitar un acuerdo entre los pueblos constituyentes sobre la aplicación de la sentencia, de tal forma que se garantice la igualdad de derechos para todos los ciudadanos de Bosnia y Herzegovina y se sigan reforzando los compromisos en materia de derechos humanos;

5.  Hace hincapié en el papel importante que desempeñan las organizaciones de base de la sociedad civil en el proceso de construcción de la paz y de reconciliación, y en particular la participación de los jóvenes en el diálogo y los intercambios interculturales, así como en el ámbito político; toma nota del papel significativo de los activistas culturales, los artistas, los escritores y los representantes del mundo académico a la hora de favorecer el diálogo y la comprensión entre los distintos grupos de la sociedad; insiste en la promoción de la educación para la democracia, los derechos fundamentales y la ciudadanía en Bosnia;

6.  Expresa su profunda preocupación ante los preparativos en curso para la celebración en la República Srpska de un referéndum sobre el Tribunal y la Fiscalía de Bosnia y Herzegovina, que podrían considerarse también un reto para la integridad territorial y la soberanía de Bosnia y Herzegovina; condena, además, la reciente decisión de la República Srpska de suspender la cooperación con ciertos organismos judiciales y policiales del país; destaca que cualquier deficiencia observada en el poder judicial de Bosnia y Herzegovina y cualquier otra cuestión relativa al Estado de Derecho deben abordarse en el contexto del diálogo estructurado sobre la justicia; reitera el compromiso de mantener la reforma del poder judicial y las cuestiones relativas al enjuiciamiento de los crímenes de guerra como las principales prioridades del diálogo estructurado;

7.  Destaca que, de conformidad con el Acuerdo de Paz de Dayton, las entidades no tienen derecho de secesión; recuerda además que, con la adopción del compromiso escrito, todas las fuerzas políticas se han comprometido a respetar la soberanía, la integridad territorial y la independencia política de Bosnia y Herzegovina;

8.  Recuerda que el Acuerdo de Dayton reconoció que solo las autoridades centrales pueden representar al país ante organizaciones internacionales, pero que la pesada estructura burocrática y el complicado, largo e ineficiente proceso decisorio en Bosnia y Herzegovina pueden incidir negativamente en las perspectivas de integración europea y socavar la capacidad del país de funcionar como un futuro miembro de la UE; deplora que, tras la entrada en vigor del AEA y en consonancia con sus normas y obligaciones, la Comisión Parlamentaria de Estabilización y Asociación (CPEA) no se constituyó debido a la petición por parte de Bosnia y Herzegovina de incluir la dimensión étnica en el reglamento conjunto; insta a las autoridades de Bosnia y Herzegovina que aborden la cuestión de la funcionalidad en estrecha colaboración con la Comisión de Venecia; encarga a las instituciones de la UE que reflexionen sobre la posibilidad de participar activamente en los esfuerzos por hallar una solución sostenible a las disposiciones constitucionales de Bosnia y Herzegovina;

9.  Reitera, 20 años tras la firma del Acuerdo de Dayton, el compromiso europeo para con la paz y la prosperidad en Bosnia y Herzegovina; apoya su perspectiva europea y alienta las reformas políticas que fomenten el desarrollo socioeconómico y mejoren el funcionamiento del Estado, garantizando una vida mejor para todos los ciudadanos del país; Recomienda encarecidamente que se evite la retórica nacionalista, ya que esta podría socavar los avances logrados hasta la fecha;

10.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución a la Vicepresidenta / Alta Representante de la Unión, al Consejo, a la Comisión, a la Presidencia de Bosnia y Herzegovina, al Consejo de Ministros de Bosnia y Herzegovina, a la Asamblea Parlamentaria de Bosnia y Herzegovina, a los Gobiernos y los Parlamentos de la Federación de Bosnia y Herzegovina y de la República Srpska, a los Gobiernos de los 10 cantones y a las partes signatarias del Acuerdo de Paz de Dayton.

Aviso jurídico