Procedimiento : 2015/3034(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0060/2016

Textos presentados :

B8-0060/2016

Debates :

Votaciones :

PV 21/01/2016 - 8.4
Explicaciones de voto

Textos aprobados :


PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 172kWORD 61k
14.1.2016
PE575.962v01-00
 
B8-0060/2016

tras una declaración de la Vicepresidenta de la Comisión/Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad

presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento


sobre la aplicación del artículo 42, apartado 7, del Tratado de la Unión Europea (2015/3034(RSP))


Fabio Massimo Castaldo, Ignazio Corrao, Rolandas Paksas en nombre del Grupo EFDD

Resolución del Parlamento Europeo sobre la aplicación del artículo 42, apartado 7, del Tratado de la Unión Europea (2015/3034(RSP))  
B8-0060/2016

El Parlamento Europeo,

–  Visto el artículo 21 del Tratado de la Unión Europea (TUE),

–  Vista la estrategia de lucha contra el terrorismo de la Unión Europea,

–  Vistas las Conclusiones del Consejo, de 16 de junio de 2015, sobre el desarrollo de una estrategia de seguridad interior renovada para el período 2015-2020,

–  Visto el artículo 42, apartado 7, del Tratado de la Unión Europea (TUE),

–  Vistos el artículo 222 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea y la definición de las disposiciones para su aplicación por medio de la Decisión 2014/415/UE del Consejo,

–  Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento,

A.  Considerando que la noche del viernes 13 de noviembre de 2015 se perpetró en París una serie de atentados casi simultáneos que causaron la muerte a 130 personas y en el que resultaron heridas 368;

B.  Considerando que el grupo terrorista Daesh ha reivindicado la responsabilidad de esos atentados y ha advertido de que se perpetrarán otros ataques en el futuro;

C.  Considerando que el Tratado de Lisboa introdujo el artículo 42, apartado 7, del TUE (cláusula de defensa mutua) y el artículo 222 del TFUE (cláusula de solidaridad mutua), con miras a responder a las preocupaciones acerca de la seguridad expresadas por los Estados miembros;

D.  Considerando que, siete años después de la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, no se han adoptado todavía disposiciones de aplicación de la cláusula de defensa mutua del artículo 42, apartado 7;

E.  Considerando que, el 16 de noviembre de 2015, durante una sesión conjunta de ambas cámaras del Parlamento en Versalles, el presidente Hollande declaró que «Francia se encuentra en guerra» y, en una decisión repentina, invocó el artículo 42, apartado 7 del TUE,

F.  Considerando que el artículo 42, apartado 7, establece que «si un Estado miembro es objeto de una agresión armada en su territorio, los demás Estados miembros le deberán ayuda y asistencia con todos los medios a su alcance», y que es la primera vez en la historia que se ha invocado esta cláusula;

G.  Considerando que, en la reunión del Consejo de Asuntos Exteriores de 17 de noviembre de 2015, los Ministros de Defensa de la UE expresaron su apoyo pleno y unánime a Francia y su disposición a prestar la ayuda y asistencia necesarias;

H.  Considerando que, con su decisión de invocar el artículo 42, apartado 7, del TUE en lugar del artículo 222 del TFUE (esto es, la cláusula de solidaridad de la UE), el presidente francés dio su preferencia a una solución puramente intergubernamental (artículo 42, apartado 7, del TUE) en detrimento de una mayor participación de las instituciones de la UE (artículo 222 del TFUE);

I.  Considerando que los recientes atentados terroristas en territorio de la UE han puesto de manifiesto las carencias en el uso compartido de la información, así como graves deficiencias en la cooperación y la coordinación entre los diferentes servicios de inteligencia;

J.  Considerando que la UE sigue careciendo de estrategias coherentes y efectivas para luchar contra las causas profundas de la radicalización, esto es, el desempleo —especialmente entre los jóvenes—, la ignorancia y la exclusión social, tanto dentro como fuera de la Unión; considerando asimismo que, además de la falta de reconocimiento de estas causas profundas de la radicalización, también cabe constatar una falta de coherencia en la política exterior de la UE frente a aquellos países que muestran una excesiva tolerancia con los grupos extremistas islámicos y sus socios y donantes;

K.  Considerando que, para ser realmente eficaz, la respuesta a la violencia extremista debe tener una finalidad concreta y ser proporcionada y legal, y que, por consiguiente, toda actuación debe respetar plenamente la Carta de las Naciones Unidas, la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE y el Derecho internacional;

1.  Condena en los términos más enérgicos los execrables atentados terroristas perpetrados por Daesh; expresa su más profunda simpatía y solidaridad, así como su más sentido pésame, a todas las víctimas de los atentados terroristas y a sus familias;

2.  Toma nota de la petición de Francia de activar el artículo 42, apartado 7, del TEU, del carácter militar de dicho artículo y de sus implicaciones puramente militares;

3.  Estima que, a pesar de la extrema gravedad de estos delitos, y atendiendo a su absoluta falta de voluntad de reconocer a Daesh como un Estado soberano, los atentados de París no deberían considerarse un ataque militar que incida en el ámbito de aplicación del artículo 42, apartado 7,

4.  Celebra la decisión adoptada por unanimidad por los Ministros de Defensa de la UE, en apoyo de Francia, a raíz de los atentados de París de 13 de noviembre de 2015; considera, no obstante, que la activación del artículo 42, apartado 7, del TUE en lugar de la cláusula de solidaridad del artículo 222 del TFUE, diseñada específicamente para los casos de «ataque terrorista», representa una oportunidad perdida, dado que la activación de este último artículo habría contribuido, mediante la movilización de las instituciones de la UE, a impulsar la coordinación y el intercambio de información a escala de la UE;

5.  Destaca que la lucha contra el terrorismo exige, en primer lugar y ante todo, la lucha contra las causas subyacentes que provocan la violencia y la radicalización, y reclama, por tanto, el despliegue de políticas dirigidas a desarrollar la cohesión social, la inclusión, el diálogo, la tolerancia y el entendimiento entre las diferentes culturas y religiones, así como una mayor firmeza y coherencia en la política que determina las relaciones exteriores de la Unión con terceros países;

6.  Reitera su convicción de que solo una solución política a la crisis en Irak, Siria, Yemen y Libia podría socavar realmente las actividades de los grupos extremistas, al tiempo que considera que las intervenciones militares abrigan con frecuencia el potencial de exacerbar la situación y reforzar los procesos de radicalización;

7.  Insta a los Estados miembros a que intensifiquen el intercambio de información y la cooperación operativa entre los servicios de inteligencia mediante la interconexión de las bases de datos nacionales y el aprovechamiento pleno de los marcos existentes, como la aplicación segura de la red de intercambio de información (SIENA) de Europol, y la optimización del uso de otras plataformas y servicios gestionados por esta misma agencia;

8.  Pide a la Vicepresidenta de la Comisión/Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad que proponga al Consejo la elaboración de disposiciones y orientaciones prácticas que regulen la aplicación de la cláusula de defensa mutua de conformidad con las disposiciones del artículo 42, apartado 7, del TUE, y aclaren concretamente el alcance del término «ataque militar», las circunstancias en las que debe aplicarse en lugar de la cláusula de solidaridad a que se refiere el artículo 222 del TFUE y el cometido que incumbe a las instituciones de la UE en este contexto;

9.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Presidente del Consejo Europeo, al Presidente de la Comisión Europea, a la Vicepresidenta de la Comisión/Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y al Secretario General de las Naciones Unidas.

Aviso jurídico