Procedimiento : 2015/3032(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0080/2016

Textos presentados :

B8-0080/2016

Debates :

Votaciones :

PV 21/01/2016 - 8.3
CRE 21/01/2016 - 8.3
Explicaciones de voto

Textos aprobados :


PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 284kWORD 74k
15.1.2016
PE575.982v01-00
 
B8-0080/2016

tras una declaración de la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad

presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento


sobre los Acuerdos de libre comercio de alcance amplio y profundo con Georgia, Moldavia y Ucrania (2015/3032(RSP))


Helmut Scholz, Barbara Spinelli, Stelios Kouloglou, Kateřina Konečná, Jiří Maštálka en nombre del Grupo GUE/NGL

Resolución del Parlamento Europeo sobre los Acuerdos de libre comercio de alcance amplio y profundo con Georgia, Moldavia y Ucrania (2015/3032(RSP))  
B8-0080/2016

El Parlamento Europeo,

–  Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento,

Aspectos generales

A  Considerando que, mediante la firma de acuerdos de asociación, incluidos los acuerdos de libre comercio de alcance amplio y profundo, la UE ha seguido una política consistente en ampliar su esfera económica y política de influencia a Georgia, Moldavia y Ucrania, sin tener debidamente en cuenta la intensidad de las relaciones comerciales y la interdependencia histórica de las economías de esos países con las economías de otros países de la región, incluida Rusia; que esta política, junto con los problemas internos, ha dado lugar a un aumento de la inestabilidad política, la violencia y la guerra en Ucrania;

B.  Considerando que los acuerdos de libre comercio de alcance amplio y profundo han allanado el camino para una ofensiva de los intereses empresariales sobre los recursos naturales de los tres países, en especial sobre el conocido potencial de Ucrania en los sectores agrícola y de los recursos extractivos, a expensas del bienestar de la población local;

C.  Considerando que las continuas tensiones entre la UE, Ucrania, los EE.UU. y otros países occidentales, y la Federación de Rusia, están poniendo en peligro la paz y la estabilidad a escala europea e internacional; que se ha producido una escalada política y militar sumamente peligrosa entre Rusia y Occidente, con la participación, en los últimos años, de los Estados miembros de la OTAN, y que se corre el peligro de desencadenar las hostilidades;

Ucrania

D.  Considerando que el Acuerdo de libre comercio de alcance amplio y profundo entre la UE y Ucrania entró en vigor de forma provisional el 1 de enero de 2016, tras haber sido aplazado un año a solicitud de Ucrania y pese al fracaso de las negociaciones sobre aspectos comerciales entre Rusia, la UE y Ucrania, que se llevaron a cabo para resolver los problemas relacionados con la entrada en vigor de dicho Acuerdo y su compatibilidad en lo que al comercio se refiere con la zona de comercio de la Comunidad de Estados Independientes (CEI);

E.  Considerando que siguen sin resolverse los problemas que condujeron en 2013 a los desórdenes acontecidos en Ucrania, como la corrupción, la crisis económica y social, la desconfianza en la política y el desencanto con el sistema político del país debido a la influencia política continuada de las estructuras oligárquicas; que el fracaso del Gobierno y el Parlamento en la lucha contra la corrupción ha socavado la confianza de la población de Ucrania y de la comunidad internacional; que el actual Gobierno ha añadido a esos problemas la imposición de una agenda corporativa y nacionalista neoliberal, contando con la ayuda de grupos paramilitares;

F.  Considerando que Ucrania está a punto de sufrir un colapso económico y social que lo convierte prácticamente en un Estado desestructurado; que la deuda exterior de Ucrania se ha más que duplicado en dos años y que el país ha declarado el impago de su deuda a Rusia, mientras que la inflación aumentó entre diciembre de 2014 y diciembre de 2015 al 43,3 %, su nivel más alto en 20 años; que, según las Naciones Unidas, el 80 % de los ucranianos vive por debajo del umbral de pobreza; que, pese a la riqueza de este país, el salario mínimo está en torno a los 50 euros al mes, el más bajo de Europa;

G.  Considerando que el Partido Comunista de Ucrania ha sido prohibido;

H.  Considerando la represión a que se enfrentan sindicalistas y partidos políticos, y que no se respetan derechos democráticos y cívicos básicos como son la libertad de expresión y la libertad de asociación, lo que contradice claramente el Acuerdo de Asociación firmado por Ucrania con la UE;

I.  Considerando que los Acuerdos de Minsk no se han aplicado en su totalidad, cuando su aplicación presupone la voluntad política de todas las partes de desarrollar soluciones políticas y técnicas para los doce puntos de los acuerdos sobre la base de un compromiso acordado mutuamente entre las partes;

Moldavia

J.  Considerando que hasta la fecha no se ha declarado a nadie responsable de la desaparición de mil millones de euros, más del 15 % del PIB del país, del presupuesto moldavo; que el Acuerdo de libre comercio de alcance amplio y profundo entre la UE y Moldavia ha entado en vigor a pesar de los elevados niveles de corrupción que existen en la élite política y la falta de reformas en los sistemas judicial y bancario que permite el Acuerdo;

K.  Considerando que en 2015 Moldavia fue testigo de las mayores protestas masivas en décadas;

L.  Considerando que el Gobierno ha ordenado la detención del líder de uno de los partidos de la oposición, Grigory Petrenko, y de muchos otros opositores políticos, y que está intentando evitar la expresión política de cualquier oposición al respecto; que 32 miembros de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, que representan todas las tendencias políticas y a 20 Estados miembros, han firmado una declaración por escrito sobre el «caso Petrenko», en la que se pide claramente a Moldavia que garantice la liberación inmediata de todos los presos políticos;

M.  Considerando que la política de austeridad, junto con la corrupción generalizada, ha dado lugar a la liquidación de la industria y los recursos de Moldavia y a la destrucción de los medios de subsistencia de sus ciudadanos, agudizando la falta de confianza en el liderazgo político de Moldavia por parte de la generación más joven y aumentando la emigración continua y masiva;

Georgia

N.  Considerando que la batalla geopolítica por la influencia sobre Georgia ha demostrado ser contraproducente para el país;

O.  Considerando que en los tres últimos años se ha registrado un empeoramiento de los indicadores económicos clave en Georgia en relación con la inflación, la deuda pública, la tasa de crecimiento económico, las exportaciones, las importaciones, la renta nacional per cápita, las pensiones y el mínimo de subsistencia; que estas condiciones son desfavorables para la entrada en vigor del Acuerdo de libre comercio de alcance amplio y profundo;

P.  Considerando que ha quedado demostrado que el comercio con Rusia es un importante instrumento para la estabilidad económica de Georgia; que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha afirmado recientemente la intención de Rusia de restablecer las relaciones con la antigua república soviética de Georgia, interrumpidas tras la guerra de agosto de 2008, y se ha ofrecido a suprimir los requisitos de visado para los nacionales de Georgia;

Aspectos generales

1.  Expresa su profunda preocupación por los devastadores efectos de los acuerdos de libre comercio de alcance amplio y profundo para Moldavia, Georgia y Ucrania en lo que se refiere al bienestar de la población local y a la paz en la región, y pide que se suspendan provisionalmente;

2.  Pide que se inicien los trabajos sobre nuevas formas de cooperación y de establecimiento de relaciones entre la UE y la zona económica de Eurasia;

3.  Rechaza la actual política de vecindad oriental de la UE; reitera que una política de vecindad oriental que no tiene en cuenta los intereses de todos los actores involucrados, incluida Rusia, está condenada al fracaso; destaca la necesidad de desarrollar una política de vecindad que promueva la cooperación regional sin excluir a ningún país interesado en participar en ella; pide a Rusia que participe de forma proactiva en este proceso;

4.  Condena la ampliación de la OTAN y el hecho de que, como consecuencia de dicha ampliación y de la política de vecindad oriental de la UE, se haya levantado un nuevo telón de acero en la frontera con Rusia; advierte de que el hecho de no restablecer un diálogo con Rusia orientado hacia la consecución de resultados podría tener consecuencias peligrosas para la paz y la seguridad en Europa y en el mundo;

5.  Pide a la UE que retome un diálogo político con Rusia orientado a la consecución de objetivos con el fin de revalidar la confianza y buscar soluciones a todos los asuntos pendientes y las cuestiones controvertidas; pide que se restablezcan los formatos de diálogo entre la UE y Rusia que existían antes de que comenzase la crisis ucraniana, y ello a todos los niveles de las instituciones de la UE; insta a la UE a que ponga fin a su política de sanciones contra Rusia, que ha provocado una guerra comercial y que, ante todo, ha demostrado ser ineficaz y contraproducente desde el punto de vista político;

Ucrania

6.  Lamenta profundamente que la Comisión esté ciega ante la realidad que se vive en Ucrania y el fracaso del Gobierno ucraniano a la hora de aplicar reformas básicas en consonancia con sus obligaciones en el marco del Acuerdo de Asociación y del Convenio Europeo de Derechos Humanos (CEDH), a saber:

Øla erradicación sistemática de la corrupción;

Øel establecimiento del Estado de Derecho;

Øla descentralización y la concesión de garantías plenas de participación democrática de los habitantes de las regiones de Ucrania en todos los procesos importantes de toma de decisiones, en particular en el ámbito del desarrollo social y económico;

Øla desvinculación definitiva entre la política y los oligarcas, bajo control democrático;

Øel respeto de los derechos humanos y democráticos, incluidos los derechos lingüísticos;

Øla disolución de las unidades paramilitares y el restablecimiento de un control estatal estricto de la policía y el ejército;

Øun control parlamentario transparente, democrático y legal inmediato de todas las fuerzas de seguridad del país y el desarme de todas las denominadas «fuerzas de seguridad» paramilitares y privadas;

Øel fin de la política de austeridad;

7.  Rechaza cualquier tipo de ayuda financiera a Ucrania sin la aplicación de estas reformas; pide a la Comisión y al SEAE que vinculen cualquier futura cooperación con las autoridades ucranianas a los objetivos de garantizar las actividades de los sindicatos y los movimientos sociales, así como a la libertad de asociación y la libertad de expresión;

8.  Condena con la mayor firmeza posible la prohibición del Partido Comunista de Ucrania, y pide la suspensión inmediata de esta prohibición; manifiesta su profunda preocupación por este ataque contra la libertad de expresión y contra la existencia de un partido político democrático en Ucrania, y pide a las instituciones de la UE, así como a otros órganos democráticos europeos e internacionales, que adopten una postura firme y condenen categóricamente este grave ataque contra la democracia en Ucrania;

9.  Apoya con firmeza el proceso de Minsk, incluidos los compromisos que contiene en relación con el comercio, e insta a las partes a adherirse a los acuerdos ya alcanzados y a desarrollarlos en nuevas negociaciones sobre una hoja de ruta más clara y transparente que contenga resultados concretos que todas las partes en la negociación deben alcanzar;

10.  Se opone a la política según la cual la Comisión, en coordinación con el FMI, gestiona un incremento enorme de la deuda externa de Ucrania, lo que está haciendo que Ucrania pase a depender de instituciones financieras internacionales;

11.  Expresa profunda preocupación por la enorme influencia de la extrema derecha en la política ucraniana; resalta el hecho de que el permitir a personas con ideas de extrema derecha el control de puestos con considerables recursos policiales constituye un peligro evidente para la democracia; pide urgentemente al Gobierno de Ucrania que, en aplicación del Acuerdo de Asociación y del Convenio Europeo de Derechos Humanos, desmantele a los grupos violentos de extrema derecha;

Moldavia

12.  Expresa su profunda preocupación por el fracaso de Moldavia a la hora de instaurar el Estado de Derecho; pide que se acabe con la impunidad en relación con la desaparición de mil millones de euros del presupuesto moldavo, así como con otros casos de corrupción; observa el fracaso en el establecimiento de un poder judicial independiente tal y como se solicita en el Acuerdo de Asociación entre la UE y Moldavia;

13.  Solicita la liberación inmediata de todos los presos políticos en Moldavia, incluidos Grigory Petrenko y los siete miembros de la oposición que le apoyan, y que se ponga fin de forma inmediata a la arbitrariedad judicial; pide al Gobierno de Moldavia que respete las obligaciones del país como miembro del Consejo de Europa y parte del Convenio Europeo de Derechos Humanos;

14.  Pide al Gobierno de Moldavia que revise su política de austeridad, que actúe en favor del fortalecimiento de la industria nacional y que tome en consideración las necesidades sociales urgentes de la población, en particular en lo que se refiere a la atención sanitaria, la calefacción y la educación;

15.  Pide una solución pacífica del conflicto de Transdniéster mediante la reanudación de las negociaciones sobre su estatus jurídico, con arreglo al formato 5+2 y utilizando todos los medios del mecanismo de la OSCE sobre la base de la Declaración de Dublín de 2012, que reconoce la integridad territorial de Moldavia, teniendo al mismo tiempo en cuenta los intereses de todas las partes interesadas, incluidas Ucrania y Rusia;

Georgia

16.  Pide a la UE que apoye el proceso de normalización de las relaciones entre Georgia y Rusia;

17.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a los Parlamentos y los Gobiernos de los Estados miembros, a los Gobiernos y Parlamentos de Ucrania, Moldavia y Georgia, al FMI, a la OSCE y al Consejo de Europa.

Aviso jurídico