Procedimiento : 2016/2667(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0608/2016

Textos presentados :

B8-0608/2016

Debates :

Votaciones :

PV 12/05/2016 - 9.6
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P8_TA(2016)0223

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 263kWORD 60k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B8-0607/2016
10.5.2016
PE582.626v01-00
 
B8-0608/2016

tras las declaraciones del Consejo y de la Comisión

presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento


sobre la condición de economía de mercado de China (2016/2667(RSP))


Iuliu Winkler, Daniel Caspary, Tokia Saïfi, Krišjānis Kariņš, Salvatore Cicu, Santiago Fisas Ayxelà, Franck Proust, Godelieve Quisthoudt-Rowohl, Adam Szejnfeld, Fernando Ruas, Jarosław Wałęsa, Seán Kelly, Pablo Zalba Bidegain, Herbert Reul, Françoise Grossetête, Theodoros Zagorakis en nombre del Grupo PPE

Resolución del Parlamento Europeo sobre la condición de economía de mercado de China (2016/2667(RSP))  
B8-0608/2016

El Parlamento Europeo,

–  Vista la legislación antidumping de la Unión (Reglamento (CE) n.º 1225/2009 del Consejo, de 30 de noviembre de 2009, relativo a la defensa contra las importaciones que sean objeto de dumping por parte de países no miembros de la Comunidad Europea(1)),

–  Visto el Protocolo de Adhesión de China a la Organización Mundial del Comercio (OMC),

–  Vistas sus anteriores resoluciones sobre las relaciones comerciales entre la Unión y China,

–  Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento,

A.  Considerando que la Unión Europea y China son dos de los mayores bloques comerciales del mundo, siendo China el segundo de los mayores socios comerciales de la Unión, que a su vez es el mayor socio comercial de China, y cuyos intercambios comerciales superan ampliamente los 1 000 millones de euros al día;

B.  Considerando que cualquier decisión sobre la manera de tratar las importaciones de China a partir de diciembre de 2016 debe garantizar que la legislación de la Unión respete las normas de la OMC;

C.  Considerando que las disposiciones de la sección 15 del Protocolo de Adhesión de China a la OMC que seguirán en vigor después de 2016 proporcionan una base jurídica para la aplicación de una metodología no estándar a las importaciones procedentes de China después de 2016;

D.  Considerando que, dado el nivel actual de influencia del Estado en la economía china, las decisiones de las empresas en lo relativo a precios, costes, producción y consumo no responden a señales del mercado que reflejen la oferta y la demanda;

E.  Considerando que el exceso de capacidad de producción china ya está provocando importantes repercusiones sociales, económicas y medioambientales en la Unión, como revela su reciente impacto negativo en el sector europeo del acero; que las consecuencias sociales derivadas de la concesión de la condición de economía de mercado pueden ser importantes en lo que respecta al empleo en la Unión;

F.  Considerando que la consulta pública celebrada recientemente sobre la posible concesión de la condición de economía de mercado a China podría facilitar información adicional que tal vez resulte útil para abordar la cuestión;

G.  Considerando que la Comunicación de la Comisión, de 10 de octubre de 2012, titulada «Una industria europea más fuerte para el crecimiento y la recuperación económica», establece el objetivo de incrementar la cuota del PIB de la Unión correspondiente al sector industrial hasta el 20 % para el año 2020;

1.  Reitera la importancia de una asociación estratégica de la Unión con China en la que el comercio y la inversión desempeñen un papel fundamental y que esté basada en la reciprocidad y los beneficios mutuos;

2.  Destaca que China no es una economía de mercado ni ha cumplido aún los cinco criterios establecidos por la Unión para definir a los países que lo son;

3.  Insta a la Comisión a que mejore la coordinación con sus principales socios comerciales, en particular en el contexto de la próxima cumbre del G-7, sobre la mejor manera de garantizar que se otorgue pleno significado jurídico, en virtud de sus leyes nacionales, a todas las disposiciones de la sección 15 del Protocolo de Adhesión de China a la OMC que se mantienen en vigor después de 2016, y a que se oponga a toda concesión unilateral de la condición de economía de mercado a China;

4.  Pide a la Comisión que tenga debidamente en cuenta las preocupaciones manifestadas por la industria de la Unión y las distintas partes interesadas acerca de las consecuencias para el empleo y el crecimiento económico sostenible de la Unión en todos los sectores afectados de la industria manufacturera y para la industria de la Unión en su conjunto, y que vele por la competitividad de la Unión en un contexto mundial;

5.  Manifiesta su convencimiento de que, mientas China no cumpla los cinco criterios de la Unión exigidos para ser calificada como economía de mercado, la Unión debe aplicar una metodología no estándar en sus investigaciones antidumping y antisubvención sobre las importaciones chinas a la hora de determinar una comparabilidad de precios, respetando plenamente aquellas partes de la sección 15 del Protocolo de Adhesión de China que dejan suficiente margen para aplicar un método no estándar;

6.  Pide a la Comisión que consolide un instrumento de defensa comercial eficaz con el fin de garantizar a la industria de la Unión una igualdad de condiciones con respecto a China, respetando plenamente las normas de la OMC, y que garantice que la metodología adoptada protegerá de forma eficaz a la industria de la Unión frente a las importaciones objeto de dumping ilegal procedentes de China;

7.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión y a los Gobiernos y Parlamentos de los Estados miembros.

(1)

DO L 343 de 22.12.2009, p. 51.

Aviso jurídico