Procedimiento : 2016/2800(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0840/2016

Textos presentados :

B8-0840/2016

Debates :

PV 28/06/2016 - 4
CRE 28/06/2016 - 4

Votaciones :

PV 28/06/2016 - 5.1
CRE 28/06/2016 - 5.1
Explicaciones de voto
Explicaciones de voto

Textos aprobados :


PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 161kWORD 62k
24.6.2016
PE585.270v01-00
 
B8-0840/2016

tras las declaraciones del Consejo y de la Comisión

presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento


sobre el resultado del referéndum en el Reino Unido (2016/2800(RSP))


Gabriele Zimmer, Martina Anderson, Barbara Spinelli en nombre del Grupo GUE/NGL

Resolución del Parlamento Europeo sobre el resultado del referéndum en el Reino Unido (2016/2800(RSP))  
B8-0840/2016

El Parlamento Europeo,

–  Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento,

A.  Considerando el hecho histórico de que el pueblo de un Estado miembro ha decidido abandonar la Unión Europea tras un referéndum;

B.  Considerando el resultado del referéndum en el cual el pueblo británico ha votado claramente a favor de que el Reino Unido se retire de la Unión; considerando que no pueden pasarse por alto las críticas a la Unión, sino que deben abordarse mediante un programa de reformas de amplio alcance que garantice la transparencia, la apertura y la democratización, incluida una mayor participación de los ciudadanos;

C.  Considerando que el resultado del referéndum demuestra que las crecientes desigualdades sociales y económicas dentro de los Estados miembros y entre sí son una de las principales amenazas a la estabilidad y a la cohesión de la Unión;

D.  Considerando que en el artículo 50 del Tratado de la Unión Europea (TUE) se prevé la posibilidad de que un Estado miembro se retire de la Unión;

E.  Considerando que el acuerdo alcanzado en la reunión del Consejo Europeo de febrero de 2016 entre David Cameron, en nombre del Gobierno británico, y la Unión queda ahora nulo y sin efecto;

1.  Respeta la decisión del pueblo británico, que debería verse como un reto para construir otra Europa;

2.  Pide que se invoque de inmediato el artículo 50 del TUE;

3.  Recuerda que, en virtud del artículo 50 del TUE, es necesaria la aprobación del Parlamento y pide que se implique a esta institución en todas las fases del procedimiento de negociación relativo al acuerdo de retirada;

4.  Recuerda que todas las decisiones relativas a las futuras relaciones entre la Unión y el Reino Unido tras la retirada de dicho país deben ser el resultado de un proceso democrático y contar con la participación tanto del Parlamento Europeo como de los Parlamentos nacionales;

5.  Hace hincapié en que el resultado del referéndum muestra que es necesaria una Europa diferente y que debe construirse de acuerdo con los ciudadanos, que esperan decisiones concretas sobre cuestiones sociales como el empleo, la transparencia, el bienestar y el rechazo a las medidas de austeridad;

6.  Subraya que el resultado del referéndum y la decisión del pueblo británico demuestran claramente que la Unión vive una profunda crisis, que es la consecuencia de las políticas neoliberales y de austeridad, y de la erosión de la democracia; considera, por tanto, que es el momento de que la Unión aborde y afronte los problemas reales de las personas mediante un profundo cambio político que debe responder a las expectativas de los ciudadanos;

7.  Reafirma la defensa de los valores de democracia, paz, tolerancia, progreso y solidaridad y cooperación entre los pueblos; denuncia el auge de fuerzas nacionalistas de derechas, y pone de manifiesto que los avances deben basarse en una Europa que asuma una mayor responsabilidad en la acogida de refugiados, en vez de cerrar sus fronteras a quienes huyen de guerras y conflictos;

8.  Señala que la población de Irlanda del Norte ha votado a favor de permanecer en la Unión; considera que el Gobierno británico ha perdido todo mandato para representar los intereses de la población de Irlanda del Norte en lo relativo a la Unión;

9.  Estima que existe un imperativo democrático para un referéndum de unidad de Irlanda tal como se prevé en el Acuerdo de Viernes Santo;

10.  Pide a la Unión que continúe apoyando el proceso de paz en Irlanda;

11.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión, así como a los Gobiernos y Parlamentos de los Estados miembros.

Aviso jurídico