Procedimiento : 2016/2664(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0987/2016

Textos presentados :

B8-0987/2016

Debates :

Votaciones :

PV 15/09/2016 - 11.9
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P8_TA(2016)0356

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 290kWORD 99k
9.9.2016
PE589.574v01-00
 
B8-0987/2016

tras las preguntas con solicitud de respuesta oral B8-0711/2016 y B8-0712/2016

presentada de conformidad con el artículo 128, apartado 5, del Reglamento


Objetivos estratégicos de la UE para la Decimoséptima reunión de la Conferencia de las Partes de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), que se celebrará en Johannesburgo (Sudáfrica) del 24 de septiembre al 5 de octubre de 2016 (2016/2664(RSP))


Giovanni La Via, Norbert Lins, Pavel Poc, Julie Girling, Gerben-Jan Gerbrandy, Younous Omarjee, Keith Taylor, Marco Affronte en nombre de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria

Resolución del Parlamento Europeo sobre los objetivos estratégicos de la UE para la Decimoséptima reunión de la Conferencia de las Partes de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), que se celebrará en Johannesburgo (Sudáfrica) del 24 de septiembre al 5 de octubre de 2016 (2016/2664(RSP))  
B8-0987/2016

El Parlamento Europeo,

–  Considerando la gravedad del declive de la biodiversidad mundial, que constituye la sexta extinción masiva de especies,

–  Considerando la función de los bosques y los macizos forestales tropicales, que constituyen la primera reserva mundial de diversidad biológica terrestre y un marco vital esencial para las especies de la fauna y la flora silvestres y para las poblaciones autóctonas;

–  Vista la próxima Decimoséptima reunión de la Conferencia de las Partes (CP 17) de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), que se celebrará en Johannesburgo (Sudáfrica) del 24 de septiembre al 5 de octubre de 2016,

–  Vista la Resolución 69/314 de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) sobre la lucha contra el tráfico ilícito de fauna y flora silvestres, de 30 de julio de 2015,

–  Vistas las preguntas de xxx al Consejo y a la Comisión sobre los objetivos clave de la Conferencia de las Partes de la CITES de Johannesburgo (Sudáfrica) del 24 de septiembre al 5 de octubre de 2016 (O-00088/2016– B8-0711/2016, O-00089/2016 – B8-0712/2016),

–  Vistos el artículo 128, apartado 5, y el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento,

A.  Considerando que la CITES es el acuerdo mundial vigente más amplio en materia de conservación de la vida silvestre, y que cuenta con 181 Partes, incluidos la Unión Europea y sus 28 Estados miembros;

B.  Considerando que el objetivo de la CITES es garantizar que el comercio internacional de animales y plantas salvajes no represente una amenaza para la supervivencia de las especies en estado salvaje;

C.  Considerando que, según la lista roja de especies amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y los Recursos Naturales (UICN), más de 23 000 especies, que representan aproximadamente el 30 % de las 79 837 especies evaluadas por la UICN, están en peligro de extinción;

D.  Considerando que el bosque tropical húmedo acoge entre el 50 % y el 80 % de las especies animales y vegetales terrestres; que esos medios se encuentran hoy especialmente amenazados, en particular por la comercialización de las especies y la explotación de las maderas tropicales y el subsuelo; que la deforestación y la venta ilegal de madera representan un auténtico desastre para la preservación de la flora y la fauna en los macizos forestales;

E.  Considerando que la pesca intensiva, la caza comercial y también la explotación no regulada de microorganismos y recursos del subsuelo marino perjudican la biodiversidad marina;

F.  Considerando que numerosas especies objeto de la caza de trofeos registran un grave declive de población; que los Estados miembros de la Unión han declarado, en un período de diez años, la importación como trofeos de caza de unos 117 000 ejemplares de especies silvestres inscritas en los anexos CITES;

G.  Considerando que el tráfico de especies silvestres se ha convertido en una forma de delincuencia organizada transnacional con importantes efectos negativos en la biodiversidad y en las condiciones de vida de las poblaciones locales, ya que les impide disfrutar de una renta legal, lo que genera inseguridad e inestabilidad;

H.  Considerando que el comercio ilegal de especies silvestres se ha convertido en el cuarto mercado negro, después del de las drogas, los seres humanos y las armas; que internet ha adquirido una importancia crucial para facilitar el tráfico de especies silvestres; que también los grupos terroristas recurren a este tráfico para financiarse; que el nivel de las sanciones y condenas para los delitos de tráfico de especies silvestres es insuficiente;

I.  Considerando que la corrupción desempeña un papel de primer orden en el tráfico de especies silvestres;

J.  Considerando que las pruebas indican que especímenes capturados en el medio silvestre se blanquean mediante el uso fraudulento de permisos de la CITES y autorizaciones para la cría en cautividad;

K.  Considerando que la Unión es un importante mercado de destino y de tránsito para el comercio ilícito de especies silvestres, especialmente aves, tortugas, reptiles y especies de flora(1) que figuran en los apéndices de la CITES;

L.  Considerando que cada vez hay más especies exóticas comercializadas de forma ilícita que se utilizan como animales domésticos, tanto en Europa como a nivel internacional; que la fuga de estos animales puede dar lugar a una proliferación incontrolada, con consecuencias para el medio ambiente, la salud pública y la economía;

M.  Considerando que la Unión Europea y sus Estados miembros proporcionan un apoyo financiero y logístico a la CITES, y para abordar el comercio ilícito de especies silvestres en muchos terceros países;

N.  Considerando que las especies que aparecen en la CITES se mencionan en los apéndices en función de su estado de conservación y sus niveles de comercio internacional, y que el Apéndice I incluye las especies en peligro de extinción para las cuales está prohibido el comercio, mientras que el Apéndice II incluye las especies cuyo comercio debe controlar para evitar un uso incompatible con su supervivencia;

O.  Considerando que las especies que aparecen en el Apéndice I de la CITES están muy protegidas y que está prohibido todo comercio de las especies que aparecen en la lista; considerando que cualquier permiso para vender especies o productos confiscados (por ejemplo, marfil, huesos de tigre o cuernos de rinoceronte) afectaría al objetivo de la Convención CITES;

P.  Considerando que son imprescindibles los esfuerzos por aumentar la transparencia en el proceso de toma de decisiones;

1.  Acoge con satisfacción la adhesión de la Unión a la CITES; considera la adhesión un paso fundamental para garantizar que la Unión pueda alcanzar los objetivos más amplios de sus políticas medioambientales y la regulación del comercio internacional de especies amenazadas de flora y fauna silvestres, promoviendo las políticas de desarrollo sostenible de la Agenda 2030 de la ONU;

2.  Se felicita, en particular, por que la Unión participe por primera vez como parte y respalda las propuestas presentadas por la Unión y sus Estados miembros, especialmente las resoluciones sobre la corrupción y los trofeos de caza, la extensión de la protección de la CITES a una serie de especies importadas en la Unión, notablemente como animales de compañía, y las enmiendas presentadas a la Resolución 13.7 (Rev. CoP14) relativa al control del comercio de artículos personales y bienes del hogar;

3.  Destaca que la adhesión de la Unión Europea a la CITES ha hecho que su estatus dentro de esta sea más transparente con respecto a otras Partes de esta; considera que se trata de una medida lógica y necesaria garantizar que la Unión Europea sea totalmente capaz de alcanzar sus objetivos de sus políticas medioambientales; recuerda que la adhesión permite que la Comisión, en nombre de la Unión, manifieste una posición coherente de la Unión en las cuestiones relativas a la CITES y ejerza un papel importante en las negociaciones en el marco de las Conferencias de las Partes;

4.  Destaca que la Unión Europea empezó a formar parte de la CITES en 2015 y que en la Conferencia de las Partes (CP) de la CITES participará en la votación con veintiocho votos sobre cuestiones que son competencia de la Unión; a este respecto, apoya las modificaciones del Reglamento de la CP que reflejan el texto de la Convención CITES con respecto a la votación por organizaciones regionales de integración económica y que son coherentes con lo que ha estado en vigor en otros acuerdos internacionales durante muchos años, se opone a que los votos de la Unión se calculen sobre la base del número de Estados miembros debidamente acreditados para la reunión en el momento en el que tiene lugar la votación;

5.  Acoge con satisfacción el Plan de acción de la Unión contra el tráfico de especies silvestres recientemente adoptado, cuyo objetivo consiste en evitar este tráfico haciendo frente a sus principales causas, mejorando la aplicación y el cumplimiento de las normas en vigor, y luchando contra la delincuencia organizada contra la fauna silvestre de una forma más eficaz; acoge con satisfacción que en el Plan de acción se incluya un capítulo específico sobre el refuerzo de la asociación mundial de los países de origen, de tránsito y consumidores contra el tráfico de especies silvestres; insta a la Unión y a los Estados miembros a que adopten y apliquen el Plan de acción reforzado, que demostrará un firme compromiso europeo en la lucha contra el tráfico de especies silvestres;

6.  Apoya la iniciativa por parte de la Comisión y los Estados miembros de establecer directrices generales sobre la caza de trofeos en el marco de la CITES para controlar mejor a nivel internacional el origen sostenible de los trofeos de caza de las especies que figuran en la lista del apéndice I o II;

7.  Pide a la Unión y a sus Estados miembros que se adhieran al principio de precaución con respecto a la protección de especies en todas sus decisiones sobre los documentos de trabajo y las propuestas de listas [según lo establecido en la Resolución Conf. 9.24 (Rev. CoP16) de la CITES], en particular en lo relativo a la importación de trofeos de caza de especies de la CITES, teniendo en cuenta particularmente el principio de imposición de costes a los usuarios, el principio de acción preventiva y el enfoque sobre los ecosistemas; pide, asimismo, a la Unión y a los Estados miembros que fomenten la eliminación de las excepciones para los permisos para todos los trofeos de caza de especies que figuran en la lista de la CITES;

8.  Pide que todas las decisiones de la CITES/CP17 se basen en la ciencia, análisis detallados y consultas equitativas con todas las áreas de distribución afectadas y se adopten con la cooperación con las comunidades locales; subraya que toda norma relativa a la fauna silvestre debe incentivar el compromiso de la población rural con la protección de la naturaleza al vincular sus beneficios con el estado de la biodiversidad;

9.  Anima a las Partes de la CITES a reforzar la cooperación, la coordinación y las sinergias entre las convenciones relacionadas con la biodiversidad a todos los niveles oportunos;

10.  Pide a los Estados miembros que aseguren la cooperación, coordinación y el oportuno intercambio de datos entre todas los servicios relevantes que trabajan en la celebración de la CITES, especialmente las autoridades aduaneras, la policía, la inspección fronteriza veterinaria y fitosanitaria y demás servicios;

11.  Alienta a la Unión y a los Estados miembros a que fomenten y apoyen las iniciativas dirigidas a mejorar la protección contra el impacto del comercio internacional en las especies para las que la Unión constituya un mercado de tránsito o destino importante;

12.  Manifiesta su preocupación ante el hecho de que, en materia de comercialización de las especies y los productos derivados de estas, la frontera entre comercio legal e ilegal es muy delgada, y por el hecho de que los efectos acumulados de la actividad humana y el cambio climático conducen a que la gran mayoría de las especies de la fauna y la flora silvestres estén hoy amenazadas de extinción;

13.  Insta a la Unión a que adopte una legislación tendente a reducir el comercio ilegal mediante la ilegalización de la importación, la exportación, la venta, la adquisición o la compra de animales o plantas silvestres que sean cogidos, poseídos, transportados o vendidos infringiendo la legislación del país de origen o de los países de tránsito;

14.  Se compromete en especial a alentar encarecidamente a todos los Estados miembros a prohibir la exportación de marfil bruto, como ya están haciendo Alemania, Suecia, el Reino Unido y algunos Estados de los Estados Unidos; a aumentar el control en relación con los certificados de comercialización en su territorio; a hacer efectiva la lucha contra el fraude, en particular en las fronteras; a iniciar operaciones de destrucción de marfil bruto; y a reforzar las penas por el tráfico de especies protegidas (en particular, elefantes, rinocerontes, tigres, primates y variedades de maderas tropicales);

15.  Anima a la Unión y a los Estados miembros, así como a las demás Partes de la CITES, a que, en relación con los artículos III, IV y V de la Convención, fomenten y apoyen las iniciativas que mejoran el bienestar de los animales vivos que figuran en la lista de la CITES durante su comercialización; estas iniciativas incluyen mecanismos para asegurar que todo espécimen vivo será «acondicionado y transportado de manera que se reduzca al mínimo el riesgo de heridas, deterioro en su salud o maltrato», que los destinos serán un lugar en el que se pueda «albergar y cuidar adecuadamente», y que la confiscación de especímenes vivos se realizarán con la debida consideración para su seguridad;

16.  Expresa su preocupación por el impacto que la «apuesta por la extinción», o la compra de productos con la esperanza de que las especies afectadas se extinguirán próximamente, puede tener sobre la protección de las especies silvestres amenazadas; invita a las Partes de la CITES y a la Secretaría a llevar a cabo investigaciones adicionales para saber si los nuevos productos financieros y tecnologías tales como el bitcoin juegan un papel facilitador;

17.  Reconoce que los observadores en la CITES desempeñan un papel importante a la hora de proporcionar conocimientos sobre las especies y el comercio, y prestar su apoyo al desarrollo de capacidades por las Partes;

La transparencia del proceso de adopción de decisiones

18.  Considera que la transparencia en el proceso de toma de decisiones en las instituciones internacionales del ámbito del medio ambiente es esencial para su eficacia operativa; celebra todos los esfuerzos voluntarios y procedimentales en favor de un aumento de la transparencia en la gobernanza de la CITES; se opone firmemente al uso del voto secreto como práctica habitual en la CITES;

19.  Acoge con satisfacción la decisión adoptada en la CP 16 de incluir la obligación de que los miembros de los Comités de Fauna y Flora presenten declaraciones de conflictos de intereses; reconoce, no obstante, que este requisito se basa únicamente en una autoevaluación de los miembros; lamenta que no haya habido hasta ahora declaraciones de los posibles conflictos de intereses financieros de los miembros de dichos comités;

20.  Insta a la Secretaría de la CITES a que investigue el posible establecimiento de un consejo de revisión independiente, o la ampliación del mandato del Comité Permanente para que incluya un grupo de revisión independiente, con el fin de crear una salvaguardia en materia de supervisión para las disposiciones sobre conflictos de intereses;

21.  Considera que la transparencia es indispensable en cualquier proceso de financiación y un requisito para la buena gobernanza, por lo que apoya la resolución propuesta por la Unión relativa al «proyecto de delegados patrocinados»(2);

Presentación de informes

22.  Considera la trazabilidad como un elemento esencial del comercio legal y sostenible, ya sea comercial o no comercial, y crucial para el compromiso de la Unión de luchar contra la corrupción, el comercio ilegal de la naturaleza y la caza furtiva, que está considerada el cuarto mercado delictivo del planeta; destaca a este respecto la necesidad de que todas las Partes pongan en marcha el sistema de permisos electrónicos, transparentes y compartidos por todas ellas; reconoce, sin embargo, los desafíos técnicos a los que se enfrentan algunas Partes con esto y anima a la prestación de apoyo para el desarrollo de capacidades a fin de permitir la aplicación del sistema de permisos electrónico a todas las Partes;

23.  Acoge con satisfacción la decisión que se ha tomado en la CP16 sobre la notificación periódica por parte de las Partes de la CITES sobre el comercio ilícito; considera que el nuevo formato del informe anual sobre comercio ilícito, como prevé la Notificación n.º 2016/007 de la CITES, constituye un importante paso hacia el desarrollo de una mejor comprensión del tráfico de especies silvestres, y anima a todas las Partes de la CITES a que informe de manera adecuada y periódica el comercio ilícito a través del formato prescrito;

24.  Se felicita por las iniciativas del sector privado como las adoptadas por la Asociación de Transporte Aéreo Internacional sobre el flete electrónico en la cadena de suministro de la carga aérea; considera que la ampliación de estas iniciativas de trazabilidad, especialmente para el sector del transporte, es una herramienta importante de recopilación de información;

25.  Destaca la importancia del proceso de expedición de los permisos en la eficacia de la recopilación de los datos y, por consiguiente, el papel fundamental que desempeñan las Autoridades Administrativas; reitera que las autoridades que expidan los permisos han de ser independientes, de conformidad con el artículo VI de la CITES;

Tráfico de especies silvestres y corrupción

26.  Llama la atención a los casos de corrupción en los agentes de las autoridades que expiden los permisos que han realizado una emisión fraudulenta de permisos de forma deliberada; pide a la Secretaría de la CITES y al Comité Permanente que aborde estos casos como cuestiones prioritarias y urgentes;

27.  Subraya que la corrupción puede detectarse a lo largo de toda la cadena del comercio de especies silvestres, y que afecta a los países de origen, tránsito y destino, y socava la eficacia, la correcta aplicación y el éxito final de la CITES; considera, por tanto, que las medidas contra la corrupción sólidas y eficaces son esenciales en la lucha contra el tráfico de especies silvestres;

28.  Manifiesta su gran preocupación por el mal uso deliberado de códigos de origen para el comercio ilegal de especímenes capturados en el medio silvestre mediante la utilización fraudulenta de códigos de especímenes criados en cautividad para especies CITES; pide a la CP 17 que adopte un sólido sistema de registro, control y certificación del comercio de especímenes de granjas o criados en cautividad, tanto en los países de origen como en la Unión, a fin de impedir estas prácticas abusivas;

29.  Insta a las Partes de la CITES a que elaboren más directrices y apoyen el desarrollo de nuevas técnicas y metodologías para diferenciar entre las especies procedentes de instalaciones de producción en cautividad y las especies silvestres;

30.  Condena el gran número de actividades ilegales perpetradas por bandas y redes de delincuencia organizada que contravienen la Convención, las cuales recurren con frecuencia a la corrupción con el objeto de facilitar el tráfico de especies silvestres y frustrar los esfuerzos para aplicar la ley;

31.  Insta a las Partes que no son todavía signatarias o que aún no han ratificado la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional y la Convención de las Naciones Unidas contra la corrupción a que lo hagan sin mayor demora;

32.  Acoge con satisfacción el compromiso internacional en virtud de la Resolución 69/314 de la Asamblea General de las Naciones Unidas (julio de 2015), entre otros aspectos, en materia de lucha contra la corrupción (artículo10)(3);

33.  Apoya las iniciativas de la Unión y los Estados miembros que reclaman más medidas para la lucha mundial contra la corrupción en el marco de la CITES; insta a las partes de la CITES a que apoyen la propuesta de resolución de la Unión contra las actividades que facilitan la corrupción y contravienen la Convención;

Cumplimiento

34.  Pide la oportuna y plena utilización de las sanciones por la CITES contra las Partes que no respeten aspectos clave de la Convención y, en particular, a la Unión y a sus Estados miembros que hagan uso de los mecanismos disponibles para animar a las Partes a cumplir la CITES y los demás acuerdos internacionales destinados a proteger las especies silvestres y la biodiversidad;

35.  Subraya la importancia de la cooperación internacional entre todos los agentes de la cadena de cumplimiento de la ley con el fin de reforzar la capacidad de cumplimiento de la ley a nivel local, regional, nacional e internacional; se felicita por su contribución y pide que aumente aún más su participación; resalta la importancia de constituir fiscalías especiales y unidades de policía especializadas para mejorar la eficacia de la lucha contra el tráfico ilegal de especies silvestres; destaca la importancia de las operaciones internacionales conjuntas de cumplimiento de la ley en el marco del ICCWC(4), a este respecto, felicita la exitosa Operación Cobra III(5); celebra el apoyo de la Unión al ICCWC;

36.  Reconoce el aumento del comercio ilícito de animales silvestres y de productos de animales silvestres en internet, y pide a las Partes de la CITES que colaboren con las unidades policiales y las especializadas en delincuencia informática, así como con el Consorcio Internacional para Combatir los Delitos contra la Vida Silvestre, a fin de identificar las mejores prácticas y medidas internas ejemplares para abordar el comercio ilícito en línea;

37.  Pide a las Partes que adopten y apliquen políticas claras y eficaces para desalentar el consumo de productos derivados de especies silvestres vulnerables, que sensibilicen a los consumidores sobre las repercusiones de su consumo en las especies silvestres y que informen de los peligros de las redes de tráfico ilegal;

38.  Pide a las Partes que apoyen el desarrollo de medios de subsistencia para las comunidades locales establecidas junto a territorios de especies silvestres afectadas y que promuevan la participación de dichas comunidades en la lucha contra la caza furtiva y en la divulgación de la información sobre los efectos del comercio de las especies amenazadas de la fauna y la flora;

39.  Pide un compromiso internacional permanente con el fin de facilitar la creación de capacidades a largo plazo, mejorar el intercambio de información e inteligencia y coordinar los esfuerzos de las autoridades gubernamentales en favor del cumplimiento de la ley;

40.  Pide a las Partes que abran diligencias efectivas contra las personas que cometan infracciones en relación con las especies silvestres y garanticen que se les impongan sanciones proporcionadas a la gravedad de sus actos;

Financiación

41.  Señala que es necesario aumentar la financiación puesta a disposición de los programas de conservación de las especies silvestres y de creación de capacidades;

42.  Destaca la necesidad de asignar recursos adecuados a la Secretaría de la CITES, especialmente teniendo en cuenta el aumento de sus responsabilidades y la carga de trabajo adicional; subraya asimismo la necesidad de depositar puntualmente las contribuciones financieras prometidas por las Partes de la CITES;

43.  Anima a las Partes a que tomen en cuenta el aumento del presupuesto central de la CITES para reflejar la inflación y para garantizar el buen funcionamiento de la Convención de la CITES;

44.  Alienta la ampliación de la financiación de programas de creación de capacidades a otras áreas del marco de la CITES mediante asociaciones público-privadas, así como la financiación directa, con el fin de respaldar la aplicación de la Convención;

45.  Acoge con satisfacción la financiación de la Unión a la CITES a través del Fondo Europeo de Desarrollo y alienta a la Unión a que siga prestando apoyo financiero bien dirigido y que continúe garantizándolo a largo plazo con ayudas financieras específicas y focalizadas;

Enmiendas a los apéndices de la CITES

46.  Expresa su firme apoyo a las propuestas de listas presentadas por la Unión y sus Estados miembros;

47.  Insta a las Partes de la CITES y a todos los participantes de la CP 17 a que respeten los criterios establecidos en la Convención para la inclusión de especies en los apéndices, así como a que adopten un criterio de precaución para garantizar un elevado y eficiente nivel de protección de las especies amenazadas; observa que la credibilidad de la CITES depende de su capacidad para modificar las listas en respuesta a las tendencias negativas y también a las positivas, por lo que acoge con satisfacción la posibilidad de cambiar de calificación a una especie solo cuando sea conveniente, de conformidad con los criterios científicos establecidos, aportando pruebas de que las listas de la CITES funcionan correctamente;

Elefantes africanos y comercio de marfil

48.  Observa que la duplicación de la caza furtiva y la triplicación de la cantidad de marfil confiscado durante la última década, la crisis a la que se enfrentan los elefantes africanos (Loxondonta africana) como consecuencia de la caza furtiva para el comercio de marfil, sigue siendo devastadora, y está dando lugar a una disminución de las poblaciones en toda África y es una amenaza para los medios de subsistencia de millones de personas, dado que el comercio ilegal de marfil perjudica el desarrollo económico, promueve la delincuencia organizada, fomenta la corrupción, estimula los conflictos y amenaza la seguridad regional y nacional al proporcionar a las milicias una fuente de financiación; insta, por consiguiente, a la Unión y a sus Estados miembros a que presten apoyo a propuestas que servirán para reforzar la protección de los elefantes africanos y a que reduzcan el comercio ilegal de marfil;

49.  Celebra la propuesta presentada por Benín, Burkina Faso, la República Centroafricana, Chad, Kenia, Liberia, Níger, Nigeria, Senegal, Sri Lanka y Uganda y apoyada por la Coalición para el Elefante Africano de enumerar todas las poblaciones de elefante africano en el anexo I, lo que simplificaría la aplicación de la prohibición del comercio internacional de marfil y transmitiría un mensaje claro al mundo sobre la decisión mundial de frenar la extinción de los elefantes en África;

50.  Pide a la Unión y a todas las Partes que mantengan la moratoria actual y que se opongan por tanto a las propuestas hechas por Namibia y Zimbabue sobre el comercio de marfil, que pretenden suprimir las restricciones al comercio relacionadas con las anotaciones a las listas del apéndice II de las poblaciones de elefantes de esas partes;

51.  Observa que los intentos de la CITES de reducir la caza furtiva y el comercio ilegal mediante la autorización de la venta legal de marfil han fracasado y el tráfico de marfil ha aumentado significativamente; pide a las partes interesadas que realicen mayores esfuerzos en el marco del proceso del Plan de Acción Nacional para el Marfil; apoya medidas para la gestión y la destrucción de las reservas de marfil;

52.  Recuerda el llamamiento hecho a los veintiocho Estados miembros en la resolución del Parlamento de 15 de enero de 2014 (Resolución sobre los delitos contra la flora y la fauna), para que introduzcan una moratoria sobre las importaciones, exportaciones y compras y ventas domésticas de colmillos y de marfil bruto y trabajado hasta que las poblaciones de elefantes ya no se encuentren amenazadas por la caza furtiva; observa que en Alemania, Francia, Holanda, Reino Unido, Austria, Suecia, República Checa, Eslovaquia y Dinamarca ya han decidido no conceder ningún permiso de exportación para marfil en «bruto» previo a la Convención; anima, por tanto, a la Unión y a sus Estados miembros a que prohíban por tanto la exportación e importación de marfil y a que prohíban todas las compras y ventas comerciales dentro de la Unión;

Rinocerontes blancos

53.  Lamenta la propuesta hecha por Swazilandia de legalizar el comercio de cuernos de rinoceronte de su población de rinocerontes blancos (Ceratotherium simum simum) que favorecerá el blanqueo dentro del comercio legal de los cuernos de rinoceronte cazados de forma furtiva, socavando los esfuerzos actuales de reducir la demanda y de limitar el comercio doméstico en los mercados de consumo, y puede estimular la caza furtiva de la población de elefantes en África y en Asia; insta a la Unión y a todas las Partes a que se opongan a esta propuesta, y, por consiguiente, pide a Swazilandia que retire su propuesta;

Leones africanos

54.  Observa que mientras las poblaciones de león africano (Panthera leo) han experimentado una disminución inferida drástica del 43 % en veintiún años, despareciendo recientemente en doce Estados africanos, el comercio internacional de productos obtenidos de los leones ha aumentado significativamente; insta a la Unión y a todas las Partes a que apoyen la propuesta hecha por Nigeria, Chad, Costa de Marfil, Gabón, Guinea, Mali, Mauritania, Nigeria, Ruanda y Togo de transferir todas las poblaciones de leones africanos al apéndice I de la CITES;

Pangolines

55.  Observa que los pangolines son los mamíferos con mayor comercio ilegal del mundo, tanto por su carne como por sus escamas, que se utilizan en la medicina tradicional, poniendo a las ocho especies de pangolines (Manis crassicaudata, M. tetradactyla, M. tricuspis, M. gigantea, M. temminckii, M. javanica, M. pentadactyla, M. culionensis) en riesgo de extinción, por lo que acoge favorablemente las diferentes propuestas para transferir todas las especies de pangolines africanos al apéndice I de la CITES;

Tigres y otros grandes felinos asiáticos

56.  Insta a la Unión y a todas las Partes a que apoyen la adopción de las decisiones propuestas por la Comité Permanente de la CITES que establece unas condiciones estrictas para la cría de tigres y el comercio de ejemplares de tigres criados en cautividad y sus productos, así como la propuesta hecha por India de animar a las Partes a que compartan imágenes y productos de tigres incautados, lo que ayudará a las autoridades policiales y judiciales en la identificación de los tigres de forma individual por medio de sus patrones de rayas únicos; pide a la Unión que considere la posibilidad de proporcionar financiación para la aplicación de estas decisiones, y pide que se cierren las granjas de tigres y que se ponga fin al comercio de partes y productos de tigres en cautividad en la CP 17 de la CITES;

Comercio de mascotas exóticas

57.  Observa que el mercado de mascotas exóticas está creciendo internacionalmente y dentro de la Unión y que se han presentado un gran número de propuestas para listar reptiles, anfibios, pájaros, peces y mamíferos que están amenazados por el comercio internacional para el mercado de mascotas; pide a todas las Partes que apoyen estas propuestas para garantizar una mayor protección de estas especies amenazadas frente a su explotación para el comercio de mascotas;

58.  Pide a los Estados miembros de la Unión que elaboren una lista positiva de animales exóticos susceptibles de tenencia como animales domésticos;

Madera de agar y palo rosa

59.  Reconoce que la tala ilegal es uno de los delitos contra la vida silvestre más destructivos, puesto que no amenaza simplemente a especies aisladas sino a todo el hábitat, y que la demanda de palo rosa (Dalbergia spp.) del mercado asiático ha seguido aumentando; pide a la Unión y a todas las Partes que apoyen la propuesta de Argentina, Brasil, Guatemala y Kenia de incluir el género Dalbergia en el apéndice II de la CITES, excepto las especies incluidas en el apéndice I, ya que su contribución será crítica para los esfuerzos de acabar con el comercio insostenible de palo rosa;

60.  Constata que las actuales excepciones a los requisitos de la CITES podrían permitir la exportación de polvo resinoso de madera de agar (Aquilaria spp. y Gyrinops spp.) como polvo agotado, y otros productos que deben envasarse para la venta al por menor antes de su exportación, evadiendo así las normas de importación; pide, por tanto, a la Unión y a todas las Partes que apoyen la propuesta de los Estados Unidos de modificar la anotación a fin de evitar posibles lagunas en el comercio de esta valiosa madera aromática;

Otras especies

61.  Pide a la Unión y a todas las Partes:

–  que apoyen la propuesta de Perú de modificar la anotación al apéndice II para la vicuña (Vicugna vicugna), puesto que consolidará los requisitos de comercialización para el comercio internacional de esta especie;

–  que apoyen la inclusión del nautilus (Nautilidae spp.) en el apéndice II como proponen Fiyi, la India, Paláu y los Estados Unidos, puesto que el comercio internacional de las conchas de nautilus como joyas y decoración supone una amenaza principal para estas especies biológicamente vulnerables;

–  que se opongan a la propuesta de Canadá de trasladar el halcón peregrino (Falco peregrinus) del apéndice I al II, ya que esto puede disparar el considerable comercio ilícito de esta especie;

62.  Recuerda que el pez cardenal de Bangai (Pterapogon kauderni) está incluido en la lista de especies amenazadas y que una enorme proporción de la especie, incluidas varias poblaciones completas, se ha perdido a causa de la gran demanda del sector de los acuarios, siendo los principales destinos la Unión Europea y los Estados Unidos; pide, por consiguiente, a la Unión y a sus Estados miembros que respalden la inclusión del pez cardenal de Bangai en el apéndice I en lugar de en el II;

63.  Señala que el comercio internacional de coral en bruto y trabajado se ha ampliado y que ha aumentado la demanda de corales preciosos en el mercado, lo que amenaza la sostenibilidad de estos últimos; insta a la Unión y a todas las Partes a que apoyen la adopción del informe sobre los corales preciosos en el comercio internacional presentado por los Estados Unidos;

64.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a las Partes de la CITES y a la Secretaría de la CITES.

(1)

http://www.europarl.europa.eu/RegData/etudes/STUD/2016/570008/IPOL_STU(2016)570008_EN.pdf

(2)

http://ec.europa.eu/environment/cites/pdf/cop17/Res%20sponsored%20delegate%20project.pdf

(3)

http://www.un.org/en/ga/search/view_doc.asp?symbol=A/RES/69/314

(4)

El Consorcio Internacional para Combatir los Delitos contra la Vida Silvestre agrupa a Interpol, la Secretaría de la CITES, la Organización Mundial de Aduanas, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito y el Banco Mundial.

(5)

Operación Internacional Conjunta de Policía y Aduanas realizada en mayo de 2015

Aviso jurídico