Procedimiento : 2017/2593(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0243/2017

Textos presentados :

B8-0243/2017

Debates :

PV 05/04/2017 - 6
CRE 05/04/2017 - 6

Votaciones :

PV 05/04/2017 - 7.1
Explicaciones de voto

Textos aprobados :


PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 176kWORD 55k
31.3.2017
PE598.584v01-00
 
B8-0243/2017

tras el debate sobre las negociaciones con el Reino Unido a raíz de la notificación por la que declara su intención de retirarse de la Unión Europea

presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento


sobre las negociaciones con el Reino Unido a raíz de la notificación por la que declara su intención de retirarse de la Unión Europea (2017/2593(RSP))


David Coburn, Beatrix von Storch en nombre del Grupo EFDD

Resolución del Parlamento Europeo sobre las negociaciones con el Reino Unido a raíz de la notificación por la que declara su intención de retirarse de la Unión Europea (2017/2593(RSP))  
B8-0243/2017

El Parlamento Europeo,

–  Visto el artículo 50 del Tratado de la Unión Europea (TUE),

–  Vistos el artículo 3, apartado 5, el artículo 4, apartado 3, y el artículo 8 del TUE,

–  Vistos los artículos 217 y 218 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE),

–  Vista la notificación remitida por la primera ministra del Reino Unido al Consejo Europeo el 29 de marzo de 2017 de conformidad con el artículo 50, apartado 2, del TUE,

–  Vista su Resolución, de 28 de junio de 2016, sobre la decisión de salir de la Unión como consecuencia del referéndum en el Reino Unido(1),

–  Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento,

A.  Considerando que el 51,8 % de los votantes del Reino Unido (17,4 millones de personas) votó a favor de abandonar la Unión Europea el 23 de junio de 2016; que la participación en este referéndum fue superior a la registrada en las elecciones generales precedentes;

B.  Considerando que, con la notificación del Gobierno del Reino Unido al Consejo Europeo, comienza el proceso irrevocable por el que el Reino Unido dejará de ser Estado miembro de la Unión Europea, y los Tratados dejarán de serle aplicables;

C.  Considerando que la retirada debe realizarse de una manera ordenada;

D.  Considerando que todo Estado miembro tiene el derecho soberano a retirarse de la Unión Europea;

E.  Considerando que el Reino Unido ha manifestado en su notificación de 29 de marzo de 2017 su intención de sustraerse a la jurisdicción del Tribunal de Justicia de la Unión Europea;

F.  Considerando que el Gobierno del Reino Unido ha indicado en esa misma notificación que su futura relación con la Unión Europea no incluirá la pertenencia al mercado común ni a la unión aduanera;

G.  Considerando que Groenlandia abandonó la Comunidad Económica Europea en 1985 y Argelia en 1962;

H.  Considerando que la campaña a favor de la retirada se ganó ampliamente gracias a las cuestiones del control de la inmigración, la repatriación de competencias y el fin de las contribuciones presupuestarias a la Unión Europea;

Dirección de las negociaciones

1.  Respeta la voluntad democrática del pueblo británico, que votó a favor de la salida de la Unión Europea y de retomar el control de su país;

2.  Acoge con satisfacción la notificación del Gobierno del Reino Unido al Consejo Europeo por la que se formaliza la decisión del Reino Unido de retirarse de la Unión Europea;

3.  Pide que las negociaciones entre la Unión Europea y el Reino Unido, previstas en el artículo 50, apartado 2, del Tratado de la Unión Europea, comiencen a la mayor brevedad y de un modo amigable;

4.  Señala que la Unión Europea y sus Estados miembros están obligados a:

a) desarrollar «con los países vecinos relaciones preferentes [...] fundadas en la cooperación», de conformidad con el artículo 8 del TUE;

b) suprimir progresivamente los «obstáculos al comercio internacional», de conformidad con el artículo 21, apartado 2, letra e), del TUE;

c) asistir a los Estados miembros: «conforme al principio de cooperación leal, la Unión y los Estados miembros se respetarán y asistirán mutuamente en el cumplimiento de las misiones derivadas de los Tratados», tal como estipula el artículo 4, apartado 3, del TUE, lo que debe incluir, en consecuencia, el propio procedimiento del artículo 50;

d) prohibir «todas las restricciones a los movimientos de capitales entre Estados miembros y [...] terceros países», de conformidad con el artículo 63, apartado 1, del TFUE;

5.  Señala que va en interés de todas las partes en las negociaciones previstas en el artículo 50 del TUE que estas se lleven a cabo de acuerdo con el Estado de Derecho y con las mínimas perturbaciones económicas, tanto durante las negociaciones como después de ellas;

6.  Considera que, de acuerdo con lo anterior y en aplicación de ello, las instituciones de la Unión, los Estados miembros y el Reino Unido tienen el deber de entablar negociaciones de buena fe;

Prioridades temáticas

Libre circulación

7.  Señala que la libre circulación de personas ha contribuido a la compresión salarial, a una presión insostenible sobre los servicios públicos y la vivienda, a favorecer la delincuencia transfronteriza y a empeorar la situación de la seguridad, tanto en el Reino Unido como en Europa;

8.  Considera que todo acuerdo futuro entre la Unión y el Reino Unido debe excluir el mantenimiento de la libre circulación de personas; señala que el mantenimiento de la libre circulación de personas sería una traición a la voluntad del pueblo británico;

Derechos recíprocos

9.   Observa que se estima que en el Reino Unido residen aproximadamente 2,9 millones de ciudadanos de la Unión y que aproximadamente 1,2 millones de ciudadanos del Reino Unido residen en otro Estado miembro;

10.  Considera, por ello, que se debería acordar lo antes posible una rápida resolución sobre los derechos recíprocos de residencia, para tranquilizar a esos ciudadanos y no provocar perturbaciones o sufrimientos innecesarios; insiste en que esta cuestión no debe convertirse en moneda de cambio en las negociaciones;

11.  Hace hincapié en que los ciudadanos del Reino Unido que han residido legalmente en otros Estados miembros durante cinco años o más tienen derecho a un estatuto de residentes de larga duración, como se refleja en el artículo 4 de la Directiva 2003/109/CE del Consejo;

Presupuesto

12.  Subraya que la contribución del Reino Unido al presupuesto de la Unión es superior a lo que recibe; observa que la cuantía del presupuesto del marco financiero plurianual (MFP) actual a precios corrientes es de más de un billón EUR; señala que un informe del Tribunal de Cuentas de 2015 estimó la tasa de error en el 3,8 %;

13.  Subraya que, en virtud del Reglamento del MFP, la Comisión debe presentar antes de finales de 2017 sus propuestas para el MFP posterior a 2020, que deben tener en cuenta la decisión del Reino Unido de abandonar la Unión; hace hincapié en que esta futura propuesta de MFP no debe ni incluir la contribución del Reino Unido ni entrañar obligación jurídica alguna para este en lo que a sus pasivos respecta;

14.  Insiste, además, en que si los Tratados dejan de aplicarse, como estipula el artículo 50, apartado 3, del TUE, en consecuencia las leyes emanadas de esos Tratados, incluidos el Reglamento del MFP y la jurisdicción del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), también dejarán de tener efecto; subraya, por tanto, que el Reino Unido no estará obligado legalmente a seguir contribuyendo al MFP en el presente o en el futuro, una vez haya abandonado la Unión;

15.  Considera que las distintas proposiciones de acuerdos financieros, incluida la nota sobre las obligaciones para la Comisión de Presupuestos, parecen pensadas para inflar las cifras con el fin de crear una moneda de cambio imaginaria en las negociaciones; rechaza, por tanto, la idea de una «factura de divorcio de la Unión» u otra liquidación financiera, de la que se ha tratado ampliamente en la prensa;

16.  Destaca que el Reino Unido desea seguir participando en todos los programas de la Unión, que se trata de una decisión del Gobierno en el poder y que toda contribución financiera deberá decidirse caso por caso y aplicarse del mismo modo que las negociaciones con terceros países; señala, por ejemplo, que Israel tiene acceso a los programas de la Unión como tercer país, sin ser contribuyente al MFP;

Comercio y mercado único

17.  Subraya que, durante la campaña del referéndum en el Reino Unido, su primer ministro, el ministro de Hacienda y otros destacados partidarios de la salida dejaron claro que salir de la Unión Europea supondría abandonar el mercado único;

18.  Subraya que un país no necesita ser miembro de la Unión, ni siquiera tener un acuerdo comercial con ella, para tener «acceso» al mercado único de la Unión; señala que, en 2015, China, Estados Unidos, Rusia, Japón, India y Brasil exportaron bienes a la Unión por un valor aproximado de 864 000 millones EUR; observa que ninguno de esos países tiene con la Unión «libertad de circulación» ni tampoco un acuerdo comercial;

19.  Subraya que el artículo 50, apartado 2, del TUE estipula que «la Unión negociará y celebrará con ese Estado un acuerdo que establecerá la forma de su retirada, teniendo en cuenta el marco de sus relaciones futuras con la Unión»; considera, por tanto, que, dado que el comercio será una parte esencial de esas relaciones futuras, a todos los efectos prácticos se debe acordar un régimen comercial como parte de las negociaciones;

20.  Celebra que el Reino Unido reafirme su voz y sus plenos derechos en la Organización Mundial del Comercio;

21.  Celebra que el Reino Unido vuelva a adquirir plenos derechos a negociar acuerdos comerciales y llevar a cabo su propia política comercial y exterior;

22.  Observa que el Reino Unido tiene un déficit comercial con la Unión Europea; señala que el Reino Unido es el mayor importador de bienes de la Unión; pide, por tanto, un acuerdo comercial razonable y rápido entre la Unión y el Reino Unido;

23.  Considera que no existe impedimento para que el Reino Unido inicie negociaciones comerciales con terceros países y que, desde el punto de vista jurídico, dichas negociaciones pueden concluir con un acuerdo, siempre que esté condicionado a la salida del Reino Unido de la Unión;

Disposiciones finales

24.  Insiste en que las negociaciones deben concluir con el fin de la jurisdicción del TJUE sobre el Reino Unido;

25.   Considera que solo será aceptable un acuerdo final sobre los derechos de pesca con la repatriación completa de la política pesquera al Reino Unido; insiste en que la Unión debe permitir que el Reino Unido haga valer sus derechos plenamente independientes a gestionar y conservar sus aguas y su zona económica exclusiva, como se menciona en la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar;

26.   Observa que existe una legítima preocupación entre la población de Irlanda del Norte y de la República de Irlanda respecto a la posibilidad de que se levante una frontera física; subraya, no obstante, que la Zona de Viaje Común es independiente de la pertenencia a la Unión;

27.   Observa que existe una legítima preocupación entre la población de Gibraltar respecto a la frontera entre Gibraltar y España; subraya, por tanto, que estas negociaciones de retirada no deben utilizarse como un mandato para poner en cuestión la soberanía de Gibraltar ni para introducir ningún obstáculo a lo largo de la frontera entre Gibraltar y España;

28.  Opina que la salida del Reino Unido de la Unión podría animar también a otras naciones a salir; reconoce que abandonar la Unión tiene un gran potencial económico y democrático;

o

o    o

29.  Encarga a su presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión y a la vicepresidenta de la Comisión / alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad.

(1)

Textos Aprobados, P8_TA(2016)0294.

Aviso jurídico