Procedimiento : 2016/2998(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0346/2017

Textos presentados :

B8-0346/2017

Debates :

Votaciones :

PV 18/05/2017 - 11.10
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P8_TA(2017)0226

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 262kWORD 47k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B8-0345/2017
15.5.2017
PE603.771v01-00
 
B8-0346/2017

tras una declaración de la vicepresidenta de la Comisión / alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad

presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento


sobre el logro de la solución de dos Estados en Oriente Próximo  (2016/2998(RSP))


Victor Boştinaru, Elena Valenciano, Maria Arena, Brando Benifei, Knut Fleckenstein, Eugen Freund, Neena Gill, Ana Gomes, Javi López, Pier Antonio Panzeri, Gilles Pargneaux, Soraya Post, Edouard Martin en nombre del Grupo S&D

Resolución del Parlamento Europeo sobre el logro de la solución de dos Estados en Oriente Próximo  (2016/2998(RSP))  
B8‑0346/2017

El Parlamento Europeo,

–  Vistas sus Resoluciones anteriores sobre el proceso de paz en Oriente Próximo,

–  Vistas las Conclusiones del Consejo sobre el Proceso de Paz en Oriente Próximo, en particular las de 10 de diciembre de 2012, 16 de diciembre de 2013, 12 de mayo de 2014, 18 de enero de 2016 y 20 de junio de 2016,

–  Vista las resoluciones pertinentes de la Asamblea General de las Naciones Unidas y del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, en particular, la Resolución 67/19 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, de 29 de noviembre de 2012, y las Resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas 478 (1980), de 20 de agosto de 1980, y 2334 (2016), de 23 de diciembre de 2016,

–  Visto el Informe del Cuarteto para Oriente Próximo de 1 de julio de 2016,

–  Visto el Cuarto Convenio de Ginebra, de 1949, relativo a la protección debida a las personas civiles en tiempos de guerra,

–  Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento,

A.  Considerando que la consecución de la paz en Oriente Próximo sigue siendo una prioridad fundamental para la comunidad internacional y un elemento indispensable para la estabilidad y la seguridad globales y regionales;

B.  Considerando que el Parlamento Europeo ha manifestado reiteradamente su firme apoyo a la solución consistente en la existencia de dos Estados en Oriente Próximo para el conflicto entre Israel y Palestina;

C.  Considerando que, según el Informe del Cuarteto para Oriente Próximo, de julio de 2016, los siguientes aspectos comprometen seriamente las esperanzas de paz: la violencia constante, los ataques terroristas contra civiles y la incitación a la violencia; la continuación de la política de construcción y expansión de los asentamientos, la elección de terrenos para uso exclusivo de Israel y la obstrucción al desarrollo palestino; la acumulación ilícita de armamento y las actividades de militancia; la ausencia continuada de unidad palestina; y la grave situación humanitaria en la Franja de Gaza;

D.  Considerando que, en su Resolución 2334 (2016), el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas insistió en que la construcción por parte de Israel de asentamientos en territorio palestino ocupado desde 1967, inclusive Jerusalén Este, carecía de validez jurídica y constituía una flagrante violación del Derecho internacional y un obstáculo importante para el logro de la solución consistente en la existencia de dos Estados; reiteró su llamamiento en el sentido de que Israel cesara inmediata y completamente toda actividad relacionada con la implantación de asentamientos y exhortó a todos los Estados miembros a establecer una distinción, en el ámbito de sus respectivas relaciones, entre el territorio del Estado de Israel y los territorios ocupados desde 1967; que, en su Resolución 67/19, la Asamblea General de las Naciones Unidas, reconoció a Palestina el estatuto de Estado observador no miembro de las Naciones Unidas;

E.  Considerando que el Consejo de Asuntos Exteriores ha expresado en repetidas ocasiones su compromiso de garantizar que todos los acuerdos celebrados entre la Unión e Israel indiquen de forma explícita e inequívoca su inaplicabilidad a los territorios ocupados por Israel en 1967, y también que la Unión proporcionará a ambas partes un paquete sin precedentes de ayuda política, económica y de seguridad, en el contexto de un acuerdo sobre el estatuto final;

F.  Considerando que la Comisión Europea publicó en 2013 sus Directrices sobre el derecho de las entidades israelíes y sus actividades en los territorios ocupados por Israel desde junio de 1967 a optar a las subvenciones, premios e instrumentos financieros financiados por la Unión a partir de 2014(1), y en 2015 una Comunicación interpretativa sobre la indicación del origen de los productos procedentes de los territorios ocupados por Israel desde junio de 1967(2); que entre los colonos israelíes en Cisjordania, inclusive Jerusalén Este, hay ciudadanos con doble nacionalidad de Estados miembros de la Unión;

G.  Considerando que la llamada Ley de Regulación, aprobada por la Knesset, el 6 de febrero de 2017, legalizó retroactivamente unas 4 000 viviendas de colonos construidas en terrenos palestinos privados en Cisjordania;

1.  Reitera su firme apoyo a la solución para el conflicto entre Israel y Palestina consistente en la existencia de dos Estados, en la que el Estado de Israel –con unas fronteras seguras y reconocidas– y el Estado de Palestina –soberano, contiguo y viable– vivan uno al lado del otro en paz, seguridad y reconocimiento recíproco con arreglo a las fronteras de 1967, con un acuerdo mutuo sobre el intercambio de territorios y con Jerusalén como capital de ambos Estados, como el único modo de alcanzar una paz duradera entre israelíes y palestinos; condena cualquier declaración destinada a deslegitimar la solución consistente en la existencia de dos Estados;

2.  Subraya que la protección y la preservación de la viabilidad de la solución consistente en la existencia de dos Estados deben constituir las prioridades inmediatas de las políticas y la acción de la Unión relacionadas con el conflicto entre Israel y Palestina, así como con el proceso de paz en Oriente Próximo; acoge con satisfacción la Resolución 2334 (2016) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas como referencia esencial al respecto; se congratula del compromiso de trabajar juntos en favor de la paz asumido por el presidente palestino, Mahmud Abás, durante su reciente visita a los Estados Unidos;

3.  Reitera su llamamiento a un inmediato y completo final de la construcción y la expansión de los asentamientos israelíes en Cisjordania, inclusive Jerusalén Este, que son ilegales en virtud del Derecho internacional, socavan la solución consistente en la existencia de dos Estados y constituyen un obstáculo importante a los esfuerzos de paz; pide que se ponga fin a la demolición de hogares palestinos, el desplazamiento forzoso de familias palestinas y la confiscación de propiedades palestinas en esta zona, medidas cuyo efecto es el mismo; insta a la vicepresidenta de la Comisión / alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad a mantener estas cuestiones en un lugar destacado de la agenda de las relaciones bilaterales entre la Unión e Israel; toma nota del reciente anuncio del Gobierno de Israel sobre la revisión de su política de asentamientos;

4.  Pide que se ponga fin de inmediato a la política israelí destinada a cambiar la realidad sobre el terreno a través de la selección de objetivos y la discriminación de la población palestina en Jerusalén Este, lo que convierte en inviable la perspectiva de Jerusalén como capital de dos Estados; recuerda que la comunidad internacional nunca ha reconocido la anexión de Jerusalén Este por parte de Israel; recuerda asimismo, que la Unión ha declarado reiteradamente que no reconocerá ningún cambio en las fronteras anteriores a 1967, incluso en lo referente a Jerusalén, que difiera de lo acordado por las partes;

5.  Destaca el enorme potencial de la comunidad árabe palestina de Israel que puede desempeñar un papel fundamental en la consecución de una paz duradera entre israelíes y palestinos, y la importancia de su participación y contribución al proceso de paz; pide la igualdad de derechos para los ciudadanos árabes palestinos de Israel, condición fundamental para desempeñar este papel; expresa, en este contexto, su profunda preocupación por la nueva propuesta de Ley de la Nacionalidad, que en la actualidad es objeto de debate en la Knesset; solicita una implicación cada vez mayor de la comunidad árabe palestina en los programas de cooperación bilateral entre la Unión e Israel;

6.  Destaca una vez más que los medios no violentos constituyen la única manera de lograr la paz entre israelíes y palestinos a través de un acuerdo negociado sobre el estatuto definitivo que ponga fin a todas las reivindicaciones mutuas; condena todos los actos de violencia y terrorismo que atacan o ponen en peligro a la población civil, así como todos los actos de incitación e instigación; insta a ambas partes a que eviten, impidan y condenen cualquier acción de este tipo y pongan a sus autores a disposición de la justicia, así como a que promuevan activamente la calma, fomenten la moderación y eviten toda actuación que pueda exacerbar las tensiones en el terreno;

7.  Pide una vez más la reconciliación de los palestinos, como un componente esencial de la solución consistente en la existencia de dos Estados, mediante el establecimiento de un Gobierno de unidad nacional reconocido por la comunidad internacional y la reanudación de las funciones gubernamentales de la Autoridad Palestina en la Franja de Gaza; reitera su llamamiento para que se ponga fin al cierre de la franja de Gaza y se proceda a la reconstrucción y la rehabilitación urgentes de esta zona;

8.  Tiene el convencimiento de que una paz duradera entre israelíes y palestinos solo puede lograrse en un contexto regional integrado con el apoyo de la comunidad internacional; reitera su apoyo a la Iniciativa Árabe de Paz, así como los esfuerzos realizados por la vicepresidenta de la Comisión / alta representante en el marco del Cuarteto para Oriente Próximo; acoge con satisfacción el Informe del Cuarteto para Oriente Próximo, de julio de 2016, e insta a que se apliquen sus recomendaciones; aprecia y apoya el trabajo del Comité Especial de Enlace, presidido por Noruega, por su importante contribución a la construcción del Estado y la economía palestinas;

9.  Insta a que la Unión lance una iniciativa de paz para la resolución del conflicto entre Israel y Palestina, que permita conseguir resultados concretos dentro de un plazo establecido en el ámbito de la solución consistente en la existencia de dos Estados, y que esté dotada de un mecanismo internacional de seguimiento y ejecución; destaca la importancia de colaborar con otros actores internacionales en este sentido, en el marco del Cuarteto para Oriente Próximo, en particular; solicita que se haga un uso eficaz de los instrumentos existentes y de la influencia que la Unión ejerce sobre ambas partes, a fin de facilitar los esfuerzos de paz, dado que la acción coordinada de la Unión puede aportar resultados;

10.  Pide –en el contexto de la solución consistente en dos Estados y de la Resolución 2334 (2016) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas– que se aplique íntegramente el principio de diferenciación entre el territorio del Estado de Israel y los territorios palestinos ocupados (Cisjordania, inclusive Jerusalén Este, y la Franja de Gaza), en las relaciones bilaterales de la Unión con Israel y Palestina, en particular, mediante la aplicación de las Directrices pertinentes y la Comunicación interpretativa de la Comisión Europea en todos los Estados miembros de la Unión;

11.  Celebra las reiteradas declaraciones hechas por el Consejo de Asuntos Exteriores sobre un paquete sin precedentes de ayuda política, económica y de seguridad a ambas partes, en el contexto de un acuerdo sobre el estatuto final;

12.  Pide que la Unión apoye y proteja a los agentes de la sociedad civil, incluidas las organizaciones de defensa de los derechos humanos, contribuyendo así a los esfuerzos de paz y a la generación de confianza entre los israelíes y palestinos de ambos bandos, y acoge con satisfacción la contribución de la sociedad civil al proceso de paz a través de nuevas ideas e iniciativas innovadoras;

13.  Encarga a su presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a la vicepresidenta de la Comisión / alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, al representante especial de la UE para el Proceso de Paz en Oriente Próximo, a los Parlamentos y a los Gobiernos de los Estados miembros, al secretario general de las Naciones Unidas, a la Knesset, al presidente y al Gobierno de Israel, al Consejo Legislativo Palestino y a la Autoridad Palestina, así como al secretario general de la Liga de los Estados Árabes.

(1)

DO L 205 de 19.7.2013, p. 9.

(2)

DO C 375 de 12.11.2015, p. 4.

Aviso jurídico