Procedimiento : 2017/2920(RPS)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0666/2017

Textos presentados :

B8-0666/2017

Debates :

PV 12/12/2017 - 19
CRE 12/12/2017 - 19

Votaciones :

PV 13/12/2017 - 13.2
Explicaciones de voto

Textos aprobados :


PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 263kWORD 53k
4.12.2017
PE614.279v01-00
 
B8-0666/2017

presentada de conformidad con el artículo 106, apartados 2 y 3, y apartado 4, letra c), del Reglamento interno


sobre el proyecto de Reglamento de la Comisión que modifica el anexo II del Reglamento (CE) n.º 1333/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo en lo que respecta al uso de ácido fosfórico, fosfatos, di-, tri- y polifosfatos (E 338‑452) en espetones verticales de carne congelada (D052941/02 – 2017/2920(RPS))


Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria
Diputados responsables: Christel Schaldemose, Bart Staes
ENMIENDAS

Resolución del Parlamento Europeo sobre el proyecto de Reglamento de la Comisión que modifica el anexo II del Reglamento (CE) n.º 1333/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo en lo que respecta al uso de ácido fosfórico, fosfatos, di-, tri- y polifosfatos (E 338‑452) en espetones verticales de carne congelada (D052941/02 – 2017/2920(RPS))  
B8‑0666/2017

El Parlamento Europeo,

–  Visto el proyecto de Reglamento de la Comisión que modifica el anexo II del Reglamento (CE) n.º 1333/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo en lo que respecta al uso de ácido fosfórico, fosfatos, di-, tri- y polifosfatos (E 338-452) en espetones verticales de carne congelada (D052941/02) (el «proyecto de Reglamento de la Comisión»);

–  Visto el Reglamento (CE) n.º 1333/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de diciembre de 2008, sobre aditivos alimentarios(1), y en particular su artículo 10, apartado 3,

–  Visto el Reglamento (UE) nº 257/2010 de la Comisión, de 25 de marzo de 2010, por el que se establece un programa para la reevaluación de aditivos alimentarios autorizados de conformidad con el Reglamento (CE) n° 1333/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo sobre aditivos alimentarios(2),

–  Visto el artículo 5 bis, apartado 3, letra b), de la Decisión 1999/468/CE del Consejo, de 28 de junio de 1999, por la que se establecen los procedimientos para el ejercicio de las competencias de ejecución atribuidas a la Comisión(3),

–  Vista la votación en el Comité Permanente de Vegetales, Animales, Alimentos y Piensos, sección de Nuevos Alimentos y Seguridad Toxicológica de la Cadena Alimentaria, de 25 de septiembre de 2017, que emitió dictamen favorable con dos abstenciones y dos votos en contra,

–  Vista la propuesta de resolución presentada por la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria,

–  Visto el artículo 106, apartados 2 y 3, y apartado 4, letra c), de su Reglamento interno,

A.  Considerando que la legislación de la Unión, en particular el Reglamento (CE) n.º 1333/2008 permite en la actualidad añadir ácido fosfórico, fosfatos (E 338‑341 y E 343) y polifosfatos (E 338‑452) como aditivos alimentarios para varias finalidades tecnológicas en un gran número de productos alimentarios; que, si bien los fosfatos se encuentran de forma natural en muchos alimentos, las formas que se utilizan como aditivos son absorbidas con mayor facilidad por el intestino humano;

B.  Considerando que existe una preocupación y una incertidumbre importantes sobre los efectos negativos para la salud de los fosfatos utilizados como aditivos alimentarios;

C.  Considerando que el proyecto de Reglamento de la Comisión modifica el anexo II del Reglamento (CE) n.º 1333/2008 para permitir el uso de ácido fosfórico, fosfatos, di-, tri- y polifosfatos (E 338‑452) en «espetones verticales rotatorios de carne congelada de oveja, cordero, ternera o vacuno tratada con adobo líquido o de carne de aves de corral tratada con o sin adobo líquido utilizado solo o combinado, así como fileteada o picada[; estas] tiras de carne convenientemente asadas [por el explotador de empresa alimentaria] son consumidas posteriormente por el consumidor final»;

D.  Considerando que el informe de la Comisión sobre los controles oficiales de los aditivos alimentarios(4) llegó a la conclusión global de que los Estados miembros encuentran dificultades importantes a la hora de comprobar que los aditivos alimentarios se usan de forma conforme con los requisitos de la legislación de la Unión; que en dicho informe también se indicaba que, en algunos Estados miembros, las autoridades y los explotadores de empresas alimentarias tenían interpretaciones diferentes, y en ocasiones erróneas, de los requisitos aplicables en la Unión a los preparados de carne y a los productos cárnicos, también cuando se trataba de interpretar las excepciones enumeradas en el Reglamento (CE) n.º 1333/2008, lo que se traducía en una falta de uniformidad en la aplicación de dichos requisitos;

E.  Considerando que en 2012 se publicó un estudio científico(5) en el que se afirmaba que los aditivos fosfatados era causa de preocupación porque podían estar vinculados a niveles elevados de fosfato sérico; que estos elevados niveles de fosfato sérico han sido relacionados con un mayor riesgo cardiovascular;

F.  Considerando que la Comisión solicitó a la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) que efectuara una evaluación de la preocupación suscitada por dicho estudio científico, evaluación que la EFSA publicó posteriormente en 2013(6);

G.  Considerando que, si bien la EFSA llegó a la conclusión en su evaluación de que no era posible determinar que el mayor riesgo cardiovascular fuera atribuible a las diferencias de la ingesta dietética de fósforo en general o en forma de aditivos fosfatados, también destacó que, como requiere el Reglamento (UE) n.º 257/2010, los fosfatos que se usan como aditivos alimentarios serían reevaluados por la EFSA con elevada prioridad a más tardar el 31 de diciembre de 2018;

H.  Considerando que un estudio científico publicado en 2013 señaló que «una ingesta elevada de fósforo estaba asociada a un aumento de la mortalidad en una población sana y representativa a nivel nacional de Estados Unidos» y que «debido a la prevalencia de una elevada ingesta de fósforo en adultos sanos y el uso generalizado de aditivos de fósforo inorgánico en los alimentos transformados, estas conclusiones pueden tener importantes implicaciones de salud pública»(7); que las conclusiones de otro estudio, publicado en 2014, apuntan a que las dietas ricas en fósforo mantenidas durante mucho tiempo pueden dañar la salud ósea tanto en pacientes con enfermedades renales crónicas como en la población sana(8);

I.  Considerando que, por regla general, no está permitido el uso de aditivos fosfatados en los preparados de carne;

J.  Considerando que, sin embargo, excepción tras excepción, el uso de los fosfatos como aditivos se ha venido aprobando en un número creciente de preparados de carne, legalizando un uso que en realidad no está permitido por la legislación de la Unión; que los aditivos fosfatados se han usado y se siguen usando en espetones verticales congelados en varios Estados miembros;

K.  Considerando que los fosfatos, por sus propiedades de retención de agua, pueden emplearse para aumentar el peso de la carne, lo que permite a los explotadores de empresas alimentarias llevar deliberadamente a engaño a los consumidores y cometer fraude vendiendo agua al precio de la carne;

L.  Considerando que los espetones verticales de carne congelada se destinan al sector del consumo fuera del hogar; que esto implica que los consumidores no son informados del uso de fosfatos como aditivos alimentarios en estos productos, ya que no están etiquetados;

M.  Considerando que, a tenor del artículo 6 del Reglamento (CE) n.º 1333/2008, un aditivo alimentario podrá incluirse en las listas comunitarias de los anexos II y III únicamente si no plantea, sobre la base de las pruebas científicas disponibles y al nivel de uso propuesto, problemas de seguridad para la salud del consumidor, si existe una necesidad tecnológica razonable que no puede ser satisfecha por otros medios económica y tecnológicamente practicables, y si su uso no induce a error al consumidor;

N.  Considerando que no se cumple ninguno de los criterios mencionados;

1.  Se opone a la aprobación del proyecto de Reglamento de la Comisión;

2.  Considera que este proyecto de Reglamento de la Comisión no es compatible con el objetivo y el contenido del Reglamento (CE) n.º 1333/2008;

3.  Pide a la Comisión que retire su proyecto de Reglamento;

4.  Pide a la Comisión que revise las autorizaciones vigentes y, en su caso, presente propuestas para su cancelación o revisión cuando la reevaluación del uso de los fosfatos como aditivos alimentarios por parte de la EFSA no pueda excluir los riesgos para la salud resultantes de dicho uso;

5.  Pide a la Comisión que compruebe efectivamente que los Estados miembros hacen cumplir adecuadamente la legislación vigente de la Unión sobre el uso de aditivos en preparados de carne;

6.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión, así como a los Gobiernos y Parlamentos de los Estados miembros.

(1)

DO L 354 de 31.12.2008, p. 16.

(2)

DO L 80 de 26.3.2010, p. 19.

(3)

DO L 184 de 17.7.1999, p. 23.

(4)

http://ec.europa.eu/food/audits-analysis/overview_reports/details.cfm?rep_id=115

(5)

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3278747/

(6)

http://www.efsa.europa.eu/en/efsajournal/pub/3444

(7)

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3893724/

(8)

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24425727

Aviso jurídico