Procedimiento : 2017/2973(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0669/2017

Textos presentados :

B8-0669/2017

Debates :

PV 12/12/2017 - 11
CRE 12/12/2017 - 11

Votaciones :

PV 14/12/2017 - 8.6
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P8_TA(2017)0500

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 271kWORD 53k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B8-0668/2017
6.12.2017
PE614.288v01-00
 
B8-0669/2017

tras una declaración de la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad

presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento


sobre la situación de los rohinyás (2017/2973(RSP))


Urmas Paet, Petras Auštrevičius, Izaskun Bilbao Barandica, Gérard Deprez, Ilhan Kyuchyuk, Patricia Lalonde, Frédérique Ries, Marietje Schaake, Jasenko Selimovic, Pavel Telička, Ivo Vajgl, Johannes Cornelis van Baalen, Hilde Vautmans, Cecilia Wikström en nombre del Grupo ALDE

Resolución del Parlamento Europeo sobre la situación de los rohinyás (2017/2973(RSP))  
B8‑0669/2017

El Parlamento Europeo,

–  Vistas sus anteriores Resoluciones sobre Myanmar/Birmania y sobre la situación de los musulmanes rohinyás, en particular las de 7 de julio de 2016(1), 15 de diciembre de 2016(2) y 14 de septiembre de 2017(3), y sus Resoluciones, de 16 de marzo de 2017, sobre las prioridades de la Unión para los períodos de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en 2017(4), y de 13 de junio de 2017, sobre la apatridia en Asia meridional y sudoriental(5),

–  Vistas las Conclusiones del Consejo, de 20 de junio de 2016, sobre la estrategia de la Unión Europea respecto a Myanmar/Birmania,

–  Vista la Comunicación conjunta de la Comisión y de la vicepresidenta de la Comisión / alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad (VP/AR), de 1 de junio de 2016, al Parlamento Europeo y al Consejo titulada «Elementos para una estrategia de la UE frente a Myanmar/Birmania: una asociación especial para la democracia, la paz y la prosperidad» (JOIN(2016)0024),

–  Vista la declaración de la VP/AR, de 30 de marzo de 2016, sobre la entrada en funciones del nuevo Gobierno de Myanmar/Birmania,

–  Visto el memorando de entendimiento entre Myanmar y Bangladés sobre la repatriación de los rohinyás de Bangladés a Myanmar, firmado el 23 de noviembre de 2017,

–  Vista la declaración de la VP/AR, de 23 de noviembre de 2017, sobre el memorando de entendimiento entre Myanmar y Bangladés,

–  Vistas las Conclusiones del Consejo, de 4 de diciembre de 2015, sobre la apatridia,

–  Vista la Convención de las Naciones Unidas de 1951 sobre el Estatuto de los Refugiados y su Protocolo de 1967,

–  Vistas la Convención sobre el Estatuto de los Apátridas de 1954 y la Convención para reducir los casos de apatridia de 1961,

–  Visto el Plan de Acción Mundial para Acabar con la Apatridia: 2014-2024 de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), de noviembre de 2014,

–  Vista la Declaración Universal de Derechos Humanos (DUDH) de 1948,

–  Visto el informe final de la Comisión Asesora sobre el estado de Rakáin, de 24 de agosto de 2017, titulado «Towards a peaceful, fair and prosperous future for the people of Rakhine» (Hacia un futuro pacífico, justo y próspero para el pueblo de Rakáin),

–  Vistos el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de 1966 y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de 1966,

–  Vista la Carta de la Asociación de Naciones del Asia Sudoriental (ASEAN),

–  Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento,

A.  Considerando que el estado de Rakáin en Myanmar/Birmania es el hogar de aproximadamente un millón de rohinyás, una minoría predominantemente musulmana que sufre represión y graves y continuas violaciones de los derechos humanos, entre ellas, amenazas para la vida y la seguridad, asesinatos, la negación de los derechos a la salud y la educación, trabajos forzados, violencia sexual y limitaciones a sus derechos políticos;

B.  Considerando que los rohinyás han sido apátridas oficialmente desde la aprobación de la Ley de Nacionalidad birmana de 1982, que ha dado lugar a graves restricciones a la libertad de circulación y les ha confinado en campos;

C.  Considerando que los rohinyás se encuentran atrapados en un círculo vicioso de discriminación institucionalizada patrocinada por el Estado, equivalente a un apartheid, que se está convirtiendo en una limpieza étnica; que a los rohinyás se les aplica una legislación específica, lo que crea obstáculos para las actividades de la vida cotidiana, como trabajar, casarse, viajar y acceder a la sanidad;

D.  Considerando que los Gobiernos de Myanmar/Birmania y Bangladés firmaron un memorando de entendimiento no vinculante en Nay Pyi Taw; que este memorando de entendimiento debería garantizar el retorno seguro de los refugiados rohinyás que han huido de Myanmar/Birmania a Bangladés en los últimos años; que se ha anunciado que los rohinyás no serán repatriados a sus pueblos, sino a campos de refugiados o de detención en Myanmar/Birmania;

E.  Considerando el riesgo de radicalización que existe en las comunidades locales y de desplazados internos del norte de Rakáin, así como entre las comunidades de refugiados en Bangladés, y que ya se mencionaba en el informe final de la Comisión Asesora sobre el estado de Rakáin de 24 de agosto de 2017, presidida por Kofi Annan;

F.  Considerando que los asesinatos, las violaciones y la quema de pueblos se utilizan como instrumento para dañar de forma permanente la estructura social de los rohinyás y traumatizar a la población; que con estos actos tan terribles se pretende obligar a los rohinyás a que abandonen sus pueblos y el país, así como crear barreras mentales y físicas que impidan su retorno; que se ha militarizado la frontera entre Myanmar/Birmania y Bangladés y se han colocado minas para impedir que se cruce;

G.  Considerando que Human Rights Watch y Amnistía Internacional han puesto de relieve que desde el 25 de agosto de 2017 las fuerzas de seguridad de Myanmar/Birmania vienen cometiendo violaciones generalizadas y sistemáticas de mujeres y niñas como parte de una campaña de limpieza étnica de la que son víctimas los musulmanes rohinyás en el estado de Rakáin; que el Comité de las Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW) ha pedido al Gobierno de Myanmar/Birmania que, antes del 28 de mayo de 2018, facilite información sobre una serie de cuestiones relacionadas con supuestos casos de violencia contra mujeres y niñas en el norte del estado de Rakáin en los últimos meses;

H.  Considerando que la VP/AR ha declarado que la firma del memorando de entendimiento sobre la repatriación representa un importante paso hacia adelante para abordar una de las peores crisis humanitarias y de derechos humanos de nuestro tiempo;

I.  Considerando que Myanmar/Birmania disfruta en la actualidad de preferencias comerciales del SPG en virtud del régimen «Todo Menos Armas» y que sus exportaciones a la Unión alcanzaron los 830 millones EUR en 2016; que la represión que sufren los rohinyás en la actualidad puede considerarse una violación «grave y sistemática» de las obligaciones de Myanmar/Birmania en virtud de, por lo menos, una de las convenciones en materia de derechos humanos fundamentales y derechos laborales del Reglamento SPG (n.º 978/2012);

1.  Insta a las fuerzas militares y de seguridad a que pongan fin de forma inmediata a los asesinatos, el acoso y las violaciones de que son víctimas los rohinyás y a la quema de sus hogares;

2.  Pide al Gobierno de Myanmar/Birmania que lleve a cabo investigaciones inmediatas, imparciales, independientes y efectivas sobre todas las acusaciones verosímiles de violaciones del Derecho internacional en materia de derechos humanos y de crímenes con arreglo al Derecho internacional; insiste en que, cuando existan pruebas suficientes y admisibles, los autores de delitos que conlleven violaciones del Derecho internacional en materia de derechos humanos deben ser objeto de un juicio justo ante tribunales civiles independientes y sin imposición de la pena capital;

3.  Insta al Gobierno de Myanmar/Birmania a que respete la libertad de movimiento de los rohinyás y a que garantice su seguridad en cualquier lugar donde se encuentren; pide al Gobierno de Myanmar/Birmania que retire inmediatamente todas las minas de la frontera con Bangladés; le pide asimismo que suprima las restricciones para viajar que pesan sobre las organizaciones humanitarias;

4.  Se hace eco además de los llamamientos recogidos en las conclusiones del Consejo en favor de la creación de unas instituciones democráticas eficaces y la constitución de una sociedad civil fuerte, así como de la necesidad de respetar los derechos y las libertades fundamentales y promover la buena gobernanza;

5.  Insiste en la aplicación directa del memorando de entendimiento y en que se respete plenamente el derecho de los rohinyás a regresar de forma voluntaria, segura y digna a sus lugares de origen, sin discriminación de ningún tipo; pide al Gobierno de Myanmar/Birmania que garantice unas condiciones de vida seguras y humanas a los rohinyás en todo momento;

6.  Insta al Gobierno de Myanmar/Birmania a que aborde la discriminación y segregación continuas y sistemáticas de que son objeto los rohinyás y otros musulmanes en el estado de Rakáin y a que garantice el acceso a la sanidad, la educación y otros servicios;

7.  Manifiesta su preocupación con respecto a las intenciones de grupos terroristas, en particular Al-Qaeda y EIIL, que están intentando aprovechar la crisis de los rohinyás para implantarse en Birmania/Myanmar y extender su influencia a toda la región; destaca que algunos refugiados rohinyás y miembros rebeldes del Ejército de Salvación de los rohinyás de Arakan podrían ser vulnerables a su captación por movimientos extremistas;

8.  Pide al Gobierno de Myanmar/Birmania que permita que las agencias de las Naciones Unidas, otras organizaciones humanitarias internacionales y locales y los medios de comunicación nacionales e internacionales puedan acceder a todas las zonas del país; destaca que, para determinar exactamente lo que está sucediendo en la región, es necesario incentivar el flujo de información mediante el pleno acceso de los medios de comunicación y una total transparencia;

9.  Manifiesta su profunda decepción por el hecho de que el Gobierno de Myanmar/Birmania y Aung San Suu Kyi se hayan negado a abordar el tema y estén desmintiendo las atrocidades que se están cometiendo y sean cómplices de ellas; pide encarecidamente a Aung San Suu Kyi que se manifieste en contra de estas atrocidades y que tome medidas concretas para ayudar a los rohinyás;

10.  Insta a China y a todos los demás actores internacionales y regionales a que utilicen todos los canales bilaterales, multilaterales y plataformas regionales a su disposición para exigir el fin de las atrocidades y lograr una resolución pacífica;

11.  Lamenta que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas no haya conseguido adoptar una resolución sobre la situación de los rohinyás;

12.  Toma nota de las declaraciones de la VP/AR; opina, no obstante, que son necesarios unos compromisos mayores; reitera su solicitud a la VP/AR y a los Estados miembros de la Unión para que aumenten considerablemente su presión sobre Myanmar/Birmania;

13.  Pide a la Unión y a sus Estados miembros que amplíen el actual embargo de armas contra Myanmar/Birmania para incluir cualquier tipo de asistencia militar, y que impongan sanciones económicas concretas contra altos funcionarios responsables de violaciones graves;

14.  Insta a todos los Estados a que redoblen sus esfuerzos humanitarios para con las personas desplazadas en Myanmar/Birmania y otros países, incluido Bangladés, y a que protejan a las mujeres, los niños y otras personas que se encuentran en peligro de ser víctimas de violencia, trata y abusos similares;

15.  Pide a la VP/AR que, junto con el comisario de Comercio, suspenda las preferencias arancelarias de que disfruta Myanmar/Birmania en el marco del régimen «Todo Menos Armas» y que comunique al Gobierno de Myanmar/Birmania que podrían suspenderse las negociaciones con vistas a un acuerdo de inversión UE-Myanmar;

16.  Encarga a su presidente que transmita la presente Resolución al Gobierno y el Parlamento de Myanmar/Birmania, a la vicepresidenta de la Comisión / alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, a la Comisión, a los Gobiernos y los Parlamentos de los Estados miembros de la Unión, al secretario general de la ASEAN, a la Comisión Intergubernamental de Derechos Humanos de la ASEAN, a la relatora especial de las Naciones Unidas sobre la situación de los derechos humanos en Myanmar, al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados y al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

(1)

Textos Aprobados, P8_TA(2016)0316.

(2)

Textos Aprobados, P8_TA(2016)0506.

(3)

Textos Aprobados, P8_TA(2017)0351.

(4)

Textos Aprobados, P8_TA(2017)0089.

(5)

Textos Aprobados, P8_TA(2017)0247.

Aviso jurídico