Procedimiento : 2017/2932(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0683/2017

Textos presentados :

B8-0683/2017

Debates :

Votaciones :

PV 14/12/2017 - 8.5
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P8_TA(2017)0499

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 176kWORD 51k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B8-0678/2017
11.12.2017
PE614.306v01-00
 
B8-0683/2017

tras una declaración de la vicepresidenta de la Comisión / alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad

presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento


sobre la situación en Afganistán (2017/2932(RSP))


Charles Tannock en nombre del Grupo ECR

Resolución del Parlamento Europeo sobre la situación en Afganistán (2017/2932(RSP))  
B8‑0683/2017

El Parlamento Europeo,

–  Vistas sus anteriores resoluciones sobre la situación en Afganistán,

–  Vistas las Conclusiones del Consejo, de 16 de octubre de 2017, sobre una estrategia de la UE para Afganistán,

–  Vista la Resolución 2344 (2017) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, así como el mandato de la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA),

–  Vistas las declaraciones anteriores de la vicepresidenta de la Comisión / alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad sobre la situación en Afganistán,

–  Visto el Acuerdo de Cooperación sobre Asociación y Desarrollo firmado por la Unión Europea y Afganistán en febrero de 2017, que entró en vigor de forma provisional el 1 de diciembre de 2017,

–  Vistos los resultados de la Conferencia de Bruselas sobre Afganistán de 5 de octubre de 2016,

–  Vista la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948,

–  Visto el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de 1966,

–  Vista la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño de 1989,

–  Vista la Declaración de las Naciones Unidas de 1981 sobre la eliminación de todas las formas de intolerancia y discriminación fundadas en la religión o las convicciones,

–  Vista la Convención de las Naciones Unidas sobre la prohibición del empleo, almacenamiento, producción y transferencia de minas antipersonal y sobre su destrucción, de septiembre de 1997,

–  Vista la Convención de las Naciones Unidas contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, de 1984,

–  Visto el informe de las Naciones Unidas sobre el trato dispensado a los detenidos en relación con el conflicto en Afganistán, de abril de 2017,

–  Vista la Constitución de la República Islámica de Afganistán, ratificada en enero de 2004,

–  Vista la Plataforma de Acción de Beijing, así como los resultados de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer: Acción para la Igualdad, el Desarrollo y la Paz, celebrada en Beijing (China) en septiembre de 1995,

–  Visto el último examen periódico universal sobre Afganistán antes del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas,

–  Vistos el proceso de transición (Inteqal) y el proceso de la década de transformación (2015-2024),

–  Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento interno,

A.  Considerando que la Unión Europea y sus Estados miembros, en colaboración con los socios internacionales y las autoridades afganas, han apoyado los esfuerzos destinados a acabar con la violencia y el extremismo en Afganistán, apoyando la reconstrucción, el desarrollo y las ambiciones democráticas del país;

B.  Considerando que la Unión Europea y sus Estados miembros mantienen su compromiso con un proceso político pacífico e integrador en Afganistán que permita garantizar el desarrollo sostenible, la estabilidad, la seguridad y la igualdad para todos los ciudadanos del país, así como hacer frente a cuestiones como la reforma del sector de la seguridad, abordar las preocupaciones en materia de derechos humanos y luchar contra la corrupción y el comercio ilegal de estupefacientes;

C.  Considerando que el 16 de octubre de 2016 la Unión Europea adoptó una nueva estrategia para Afganistán con cuatro ámbitos prioritarios, a saber promover la paz, la estabilidad y la seguridad regional; reforzar la democracia, el Estado de Derecho y los derechos humanos y promover la buena gobernanza y el empoderamiento de la mujer; apoyar el desarrollo económico y humano; y hacer frente a los retos que plantea la migración;

D.  Considerando que el Acuerdo de Cooperación sobre Colaboración y Desarrollo entre la UE y Afganistán entró en vigor de forma provisional el 1 de diciembre de 2017;

E.  Considerando que, pese a los esfuerzos realizados por las fuerzas de seguridad y militares internacionales y afganas, la violencia y el extremismo siguen caracterizando la vida cotidiana en Afganistán;

F.  Considerando que en 2016 miles de civiles murieron o resultaron heridos en atentados suicidas con explosivos improvisados, o en ataques aéreos y con morteros indiscriminados por parte de las fuerzas gubernamentales y cuyo objetivo eran supuestamente los rebeldes;

G.  Considerando que, desde que los talibanes se vieron forzados a abandonar el poder en 2001, tanto el acceso a la atención sanitaria y la educación como la esperanza de vida han mejorado en Afganistán;

H.  Considerando que hay hasta 20 grupos rebeldes y redes terroristas, en particular los talibanes, Al Qaeda, EIIL/Dáesh y la Red Haqqani, que se considera que suponen hoy en día una grave amenaza en Afganistán;

I.  Considerando que el número de muertes de civiles en combate en Afganistán desde 2001 alcanzó una cifra récord durante el primer semestre de 2017;

J.  Considerando que el apoyo a los talibanes parece estar aumentando en los últimos años, y que estos han perpetrado una serie de atentados mortales contra civiles y objetivos estratégicos, sobre todo en los últimos meses, con el fin de desestabilizar el proceso de construcción de la paz y la democracia en Afganistán; que los talibanes controlan más territorio y población que nunca desde su derrota en 2001;

K.  Considerando que la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA) es una misión política creada por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en 2002 a petición del Gobierno afgano para ayudarle tanto a él como a la población afgana a sentar las bases de una paz y un desarrollo duraderos en el país;

L.  Considerando que la Misión de Policía de la UE (EUPOL) en Afganistán se creó en 2007 para ayudar al Gobierno afgano a crear un servicio de policía civil; que la misión terminó su mandato en diciembre de 2016;

M.  Considerando que se calcula que hay 1,3 millones de desplazados internos en Afganistán; que en el segundo semestre de 2016 el número de refugiados afganos que retornaron de Pakistán alcanzó su punto más alto en diez años, pasando de 55 000 en 2015 a 370 000;

N.  Considerando que las luchas políticas internas han ralentizado el ritmo de las reformas estatales, en particular en ámbitos como la igualdad de género y los derechos de las mujeres, la responsabilidad por actos de tortura y la libertad de expresión y de los medios de comunicación;

O.  Considerando que 2016 fue uno de los años más cruentos para los periodistas en Afganistán, con la muerte de 12 de ellos mientras informaban sobre una guerra cada vez más violenta; que, pese a las disposiciones consagradas en la Constitución afgana para proteger los derechos y el trabajo de los periodistas, numerosos funcionarios locales son incapaces de aceptar el principio de independencia de los medios de comunicación, y que la policía y el ejército se han visto involucrados en varios casos de violencia contra periodistas;

P.  Considerando que el proceso de transición (Inteqal) traspasó la responsabilidad principal en cuanto a la seguridad en Afganistán de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad de la OTAN (ISAF) a las fuerzas de seguridad nacionales afganas (FSNA) y se completó a finales de 2014;

1.  Reitera su continuo compromiso con la población afgana de poner fin al conflicto y a la amenaza del terrorismo y el extremismo con vistas a construir un país inclusivo, estable, democrático y más próspero;

2.  Sigue comprometido con un proceso de reconciliación inclusivo liderado y controlado por los afganos;

3.  Se felicita de la adopción de una nueva estrategia de la Unión sobre Afganistán, y opina que en ella se fija el compromiso continuo de los Estados miembros con la promoción de la paz, la estabilidad, la prosperidad y la igualdad en Afganistán;

4.  Se felicita de la entrada en vigor de forma provisional del Acuerdo de Cooperación sobre Colaboración y Desarrollo entre la Unión Europea y Afganistán el 1 de diciembre de 2017, que constituye el primer marco jurídicamente vinculante para las relaciones entre las dos partes; pide asimismo a los Estados miembros que ratifiquen el acuerdo lo antes posible para que entre en vigor en su totalidad;

5.  Expresa su preocupación por la nueva serie de atentados perpetrados por grupos extremistas y la consiguiente pérdida de vidas humanas, y renueva su compromiso con todos los esfuerzos llevados a cabo a escala internacional para apartar a Afganistán del terrorismo y el extremismo, y opina que estos esfuerzos son fundamentales para la seguridad regional y mundial;

6.  Recuerda a todas las partes presentes en Afganistán que los atentados y asesinatos de que son víctimas civiles, así como la toma de rehenes civiles, constituyen una grave violación del Derecho internacional humanitario;

7.  Condena los ataque contra hospitales y otra infraestructura vital y el uso de escuelas para fines militares, y recuerda a todas las partes las convenciones internacionales que prohíben este tipo de actividades;

8.  Se felicita de la renovación del mandato de la UNAMA por parte del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, ya que se trata de un instrumento esencial para la paz, la prosperidad y la inclusión de todos los afganos;

9.  Alienta firmemente la plena aplicación de la Acción conjunta para el futuro entre Afganistán y la UE con vistas a abordar cuestiones relacionadas con la migración;

10.  Apoya firmemente la plena aplicación de la Resolución 1325 (2000) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre la mujer, la paz y la seguridad, así como de otras medidas nacionales destinadas a promover la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y las niñas en Afganistán y a acabar con la violencia de que son víctimas las mujeres;

11.  Insta al Gobierno de Afganistán a que aplique en su totalidad su Plan Nacional para la Eliminación de la Tortura, y lamenta los presuntos casos de tortura y malos tratos infligidos a los detenidos por todas las partes en el conflicto en Afganistán;

12.  Anima a que se siga aplicando el programa de reformas del Gobierno de Afganistán – «Lograr la autonomía: Compromisos con las reformas y una asociación renovada», y ofrece su apoyo a las autoridades de Kabul para el logro de sus objetivos;

13.  Alienta los esfuerzos que se están llevando a cabo para abordar las causas profundas de la migración procedente de Afganistán, como son la violencia, la pobreza, las violaciones de los derechos humanos, la corrupción y la inestabilidad política y económica;

14.  Toma nota con preocupación de la repatriación forzosa de nacionales afganos que han huido a países vecinos, y manifiesta su inquietud por el hecho de que al regresar puedan verse expuestos a un conflicto armado cada vez más extendido y a unas cuestiones económicas y sociales acuciantes;

15.  Pide a la Unión Europea y a sus Estados miembros que sigan invirtiendo en el sistema educativo afgano, y al Gobierno afgano que vele por que la educación siga siendo una de sus principales prioridades, ya que se trata de un tema de vital importancia para el futuro del país;

16.  Pide al presidente afgano, Ashraf Ghani, que vele por que el firme compromiso que ha asumido públicamente con la protección de los derechos y las libertades vaya acompañado de una aplicación rápida y sólida de legislación para protegerlos;

17.  Pide a las autoridades afganas que respeten los artículos 24, 27, 34 y 37 de la Constitución nacional para proteger los derechos y la seguridad de los periodistas, así como el derecho a la libertad de los medios de comunicación y el derecho de asociación;

18.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a la vicepresidenta de la Comisión/alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, a los Parlamentos y a los Gobiernos de los Estados miembros y al presidente y al Gobierno de Afganistán.

Aviso jurídico