Procedimiento : 2018/2849(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0387/2018

Textos presentados :

B8-0387/2018

Debates :

Votaciones :

PV 13/09/2018 - 10.9

Textos aprobados :

P8_TA(2018)0351

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 276kWORD 52k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B8-0384/2018
11.9.2018
PE624.096v01-00
 
B8-0387/2018

tras una declaración de la vicepresidenta de la Comisión / alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad

presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento interno


sobre la amenaza de demolición de Jan al‑Ahmar y otros poblados beduinos (2018/2849(RSP))


Elena Valenciano, Soraya Post, Arne Lietz, Knut Fleckenstein, Pier Antonio Panzeri, Eugen Freund, Linda McAvan en nombre del Grupo S&D

Resolución del Parlamento Europeo sobre la amenaza de demolición de Jan al‑Ahmar y otros poblados beduinos (2018/2849(RSP))  
B8‑0387/2018

El Parlamento Europeo,

–  Vistas sus anteriores resoluciones sobre el conflicto entre Israel y Palestina,

–  Vista la declaración de la vicepresidenta de la Comisión / alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini, de 7 de septiembre de 2018, sobre los últimos acontecimientos en relación con la demolición prevista de Jan al-Ahmar,

–  Visto el Cuarto Convenio de Ginebra de 1949,

–  Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento interno,

A.  Considerando que, el 5 de septiembre de 2018, el Tribunal Supremo de Israel rechazó las peticiones de los residentes de Jan al-Ahmar, un poblado beduino palestino en la zona C de la Cisjordania ocupada, permitiendo a las autoridades israelíes proceder a la ejecución de las órdenes de demolición contra esta comunidad a partir del 12 de septiembre de 2018;

B.  Considerando que Jan al-Ahmar se construyó sin licencia de obras en el marco de la política de construcción extremadamente restrictiva impuesta por Israel, en su condición de fuerza de ocupación, a los residentes palestinos de la zona C de la Cisjordania ocupada; que esta política, que beneficia a los colonos israelíes, hace prácticamente imposible que la actividad constructora en la zona pueda ser legal;

C.  Considerando que para el Estado de Israel el traslado de la población beduina de Jan al-Ahmar al emplazamiento designado del oeste de Jahalín (Abu Dis) constituye un derecho, más que una obligación, y ha declarado por escrito que velará por las familias que se trasladen a este lugar, con la intención de desarrollar un segundo emplazamiento de traslado al este de Jericó; que las familias beduinas afectadas han rechazado la oferta;

D.  Considerando que el traslado forzoso de la población de Jan al-Ahman constituye una violación grave y evidente del Derecho humanitario de conformidad con el Cuarto Convenio de Ginebra; que según Michael Lynk, relator especial sobre la situación de los derechos humanos en los territorios palestinos ocupados desde 1967, el traslado forzoso de una comunidad protegida puede constituir un crimen de guerra, de conformidad con el Estatuto de Roma de 1998;

E.  Considerando que Jan al-Ahmar está situado en la zona del corredor E1 en la Cisjordania ocupada; que la preservación del statu quo en esta zona reviste una importancia fundamental para la viabilidad de la solución de dos Estados y para el establecimiento de un Estado palestino contiguo y viable en el futuro;

F.  Considerando que, en su declaración de 7 de septiembre de 2018, la vicepresidenta de la Comisión / alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini reiteró la petición de la Unión a las autoridades de Israel para que reconsideren la decisión de demoler Jan al‑Ahmar;

G.  Considerando que, el 5 de septiembre de 2018, el coordinador especial de las Naciones Unidas para el Proceso de Paz en Oriente Medio, Nickolay Mladenov, hizo un llamamiento a Israel para que pusiera fin a la demolición de las propiedades palestinas, así como a sus esfuerzos para reubicar a las comunidades de beduinos de la Cisjordania ocupada; que también avisó de que las demoliciones ponen en peligro la viabilidad de una solución de dos Estados y son contrarias al Derecho internacional;

H.  Considerando que, aparte de Jan al-Ahmar, los residentes de otros poblados beduinos viven bajo la constante amenaza de la demolición y evacuación, tanto en el Néguev como en la zona C de la Cisjordania ocupada, debido a la política del actual Gobierno israelí hacia estas comunidades;

I.  Considerando que, a pesar de que las actividades de la Autoridad israelí para el desarrollo y el asentamiento de los beduinos en el Néguev han producido algunos resultados positivos en las condiciones de la población beduina en Israel, también han sido objeto de controversia y tensiones en los últimos años;

J.  Considerando que la demolición de Jan al-Ahmar y el desalojo de sus residentes enviarían otro mensaje grave a los ciudadanos palestinos de Israel, lo que añadiría más tensión a una situación ya de por sí complicada tras la adopción de la Ley del Estado-Nación por la Knesset;

1.  Se opone firmemente a la demolición prevista de Jan al-Ahmar; pide al Gobierno israelí que se abstenga de demoler el poblado y del traslado forzoso de su población a otro emplazamiento;

2.  Suscribe la declaración de la vicepresidenta de la Comisión / alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini, en defensa de Jan al-Ahmar, así como su llamamiento a las autoridades israelíes; elogia los esfuerzos de varios Estados miembros de la UE para evitar la destrucción de Jan al-Ahmar;

3.  Hace hincapié en que la demolición de Jan al-Ahmar y el traslado forzoso de sus residentes constituirían una grave violación del Derecho humanitario internacional por la que el Gobierno israelí tendría que rendir cuentas de conformidad con el ordenamiento jurídico internacional y ante la comunidad internacional;

4.  Insta a la vicepresidenta de la Comisión / alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad para que, en caso de que se lleve a cabo la demolición y el desalojo de Jan al-Ahmar, reclame a Israel una compensación total por la destrucción de infraestructuras financiadas por la Unión, se realice una evaluación exhaustiva de la compatibilidad de esa acción con el Acuerdo de Asociación UE-Israel y se decida si la Unión debe activar su artículo 2;

5.  Pide al Gobierno israelí que ponga fin inmediatamente a su política de amenazas de demolición y desalojo contra las comunidades beduinas que viven en el Néguev y en la zona C de la Cisjordania ocupada, como aquellas que viven en Susiya y en otros poblados;

6.  Recuerda a Israel, como fuerza de ocupación, sus obligaciones hacia la población palestina que vive bajo su dominio desde 1967, de conformidad con el Cuarto Convenio de Ginebra; subraya que el incumplimiento de dichas obligaciones constituye un crimen grave en virtud del Derecho internacional humanitario;

7.  Reitera su firme apoyo a la solución de dos Estados, con el Estado seguro de Israel y un Estado palestino independiente, democrático, contiguo y viable que convivan en paz y seguridad en las fronteras de 1967, con Jerusalén como capital de ambos Estados, sobre la base del derecho a la autodeterminación y el pleno respeto del Derecho internacional; condena toda decisión y acción unilateral que pueda socavar las posibilidades de esta solución;

8.  Encarga a su presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a la vicepresidenta de la Comisión / alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, al representante especial de la Unión para el Proceso de Paz en Oriente Próximo, a los Gobiernos y los Parlamentos de los Estados miembros, al secretario general de las Naciones Unidas, al coordinador especial para el proceso de paz en Oriente Próximo de las Naciones Unidas, a la Knesset y al Gobierno de Israel, al presidente de la Autoridad Palestina y al Consejo Legislativo Palestino.

 

Última actualización: 13 de septiembre de 2018Aviso jurídico