Procedimiento : 2018/2869(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0486/2018

Textos presentados :

B8-0486/2018

Debates :

Votaciones :

PV 25/10/2018 - 13.12
CRE 25/10/2018 - 13.12
Explicaciones de voto

Textos aprobados :


PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 166kWORD 46k
17.10.2018
PE624.178v01-00
 
B8-0486/2018

tras las declaraciones del Consejo y de la Comisión

presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento interno


sobre el auge de la violencia neofascista en Europa (2018/2869(RSP))


Kristina Winberg en nombre del Grupo ECR

Resolución del Parlamento Europeo sobre el auge de la violencia neofascista en Europa (2018/2869(RSP))  
B8‑0486/2018

El Parlamento Europeo,

–  Vista la Declaración Universal de Derechos Humanos,

–  Vista la Convención Internacional sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Racial,

–  Vista la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea,

–  Vistos los artículos 2, 3, 6 y 7 del Tratado de la Unión Europea (TUE),

–  Vista la Decisión Marco 2008/913/JAI del Consejo, de 28 de noviembre de 2008, relativa a la lucha contra determinadas formas y manifestaciones de racismo y xenofobia mediante el Derecho penal(1),

–  Vista la Directiva 2012/29/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de octubre de 2012, por la que se establecen normas mínimas sobre los derechos, el apoyo y la protección de las víctimas de delitos, y por la que se sustituye la Decisión marco 2001/220/JAI del Consejo(2),

–  Vista su Resolución, de 22 de octubre de 2013, sobre las entidades locales y la sociedad civil: el compromiso de Europa en aras del desarrollo sostenible(3),

–  Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento interno,

A.  Considerando que, de conformidad con el artículo 2 del TUE, la Unión se fundamenta en los valores de respeto de la dignidad humana, libertad, democracia, igualdad, Estado de Derecho y respeto de los derechos humanos, incluidos los derechos de las personas pertenecientes a minorías; que estos valores son comunes a los Estados miembros;

B.  Considerando que, si bien no existe una definición del neofascismo adoptada jurídicamente, generalmente este hace referencia a las opiniones de la extrema derecha, que incluyen el nacionalismo extremo, las consideraciones racistas y los puntos de vista similares a los defendidos por el Partido Nacional Fascista en Italia entre los años 1920 y 1940;

C.  Considerando que, como señala el Informe sobre la situación y las tendencias del terrorismo en Europa (Informe TE-SAT) de 2018, la mayoría de los atentados terroristas perpetrados en la Unión en 2017 fueron clasificados específicamente como ataques separatistas (137 de 205); que, sin embargo, el Informe TE-SAT también señala que actualmente no existen redes terroristas de ese tipo a escala europea e indica claramente que ninguna de las actividades registradas en cualquiera de las categorías terroristas han sido tan letales y han tenido tanto impacto en el conjunto de la sociedad como las llevadas a cabo por los terroristas yihadistas; que el comisario responsable de la seguridad, Sir Julian King, ha subrayado la creciente amenaza que representa el extremismo violento de la derecha, indicando que no conoce a ningún Estado miembro de la Unión que no se vea afectado por este fenómeno de alguna manera, citando el caso concreto de la masacre de Breivik en Noruega;

D.  Considerando que las organizaciones neofascistas y neonazis se manifiestan en diversas formas; que la mayoría de las organizaciones neofascistas y neonazis apelan al principio de libertad de expresión; que el derecho a la libertad de expresión no es absoluto;

E.  Considerando que, el 16 de junio de 2016, la diputada al Parlamento del Reino Unido Jo Cox fue brutalmente asesinada en Birstall (Reino Unido);

F.  Considerando que, el 21 de septiembre de 2018, la diputada al Parlamento Europeo Eleonora Forenza fue agredida, y su asistente, Antonio Perillo, resultó herido tras una manifestación antifascista en Bari (Italia);

1.  Condena firmemente y lamenta todos los ataques terroristas, amenazas, asesinatos y agresiones físicas violentas perpetrados por cualquier organización o persona en cualquier Estado miembro; lamenta que la violencia y el extremismo estén presentes en todo el espectro político;

2.  Manifiesta su profunda preocupación por las actuales manifestaciones de fascismo, racismo y xenofobia en la Unión Europea;

3.  Expresa su especial preocupación por todo tipo de violencia dirigida hacia minorías nacionales y étnicas concretas;

4.  Reconoce la preocupante tendencia de los grupos neofascistas y neonazis que utilizan las redes sociales e internet para organizarse y preparar sus estrategias en toda la Unión Europea;

5.  Condena enérgicamente todo tipo de violencia, incluido el ataque contra la diputada al Parlamento Europeo Eleonora Forenza, contra su asistente, Antonio Perillo, y contra otros participantes en una manifestación antifascista que tuvo lugar el 21 de septiembre de 2018 en Bari (Italia);

6.  Pide a los Estados miembros que establezcan claramente sanciones contra los delitos de odio, en particular contra la incitación ilegal a la violencia, tal como se establece en la Decisión Marco 2008/913/JAI del Consejo;

7.  Pide a los Estados miembros que prevean y proporcionen un apoyo adecuado a las víctimas de delitos racistas, xenófobos y de odio, así como protección para todos los testigos;

8.  Felicita a los colectivos y las organizaciones de la sociedad civil que luchan contra el fascismo, el racismo y la xenofobia;

9.  Insta a los Estados miembros a que respeten las disposiciones de la Decisión Marco del Consejo y a que luchen contra las organizaciones que propagan la violencia en espacios públicos y que incitan a ella en línea, imponiendo las sanciones que establece la mencionada Decisión;

10.  Aboga por una colaboración plena y oportuna con los colectivos y las organizaciones de la sociedad civil para luchar contra el fascismo, el racismo y la xenofobia;

11.  Anima a los Estados miembros a que comprueben si los proyectos piloto destinados a facilitar la reinserción de miembros de grupos violentos, denominados «programas de salida», están logrando sus objetivos o no; hace hincapié en que dichos programas deben ser evaluados y, una vez demostrada su eficacia, deben promoverse y financiarse adecuadamente;

12.  Subraya que el conocimiento de la historia es uno de los requisitos previos para evitar que este tipo de delitos vuelvan a producirse en el futuro y desempeña un papel fundamental en la educación de las generaciones más jóvenes; señala que minimizar la gravedad de los delitos nazis y comunistas es el primer paso para que vuelvan a despertar las ideas de esa época;

13.  Advierte del peligro de equiparar el patriotismo con el nacionalismo extremo, ya que uno expresa orgullo por una nación, mientras que el otro expresa desprecio hacia todas las demás;

14.  Aboga por una cultura de la memoria común que rechace los crímenes fascistas del pasado; expresa su preocupación por que los jóvenes europeos que desconocen la historia del fascismo corren el riesgo de mostrarse indiferentes ante las nuevas amenazas;

15.  Encarga a su presidente que transmita la presente Resolución a la Comisión y al Consejo.

 

(1)

DO L 328 de 6.12.2008, p. 55.

(2)

DO L 315 de 14.11.2012, p. 57.

(3)

DO C 208 de 10.6.2016, p. 25.

Última actualización: 22 de octubre de 2018Aviso jurídico