Procedimiento : 2019/2574(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0128/2019

Textos presentados :

B8-0128/2019

Debates :

PV 13/02/2019 - 20
CRE 13/02/2019 - 20

Votaciones :

PV 14/02/2019 - 10.16

Textos aprobados :

P8_TA(2019)0130

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 137kWORD 51k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B8-0128/2019
12.2.2019
PE635.353v01-00
 
B8-0128/2019

tras una declaración de la vicepresidenta de la Comisión / alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad

presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento interno


sobre el futuro del Tratado INF y su repercusión en la Unión  (2019/2574(RSP))


Geoffrey Van Orden, Charles Tannock, Anna Elżbieta Fotyga, Ruža Tomašić, Branislav Škripek en nombre del Grupo ECR

Resolución del Parlamento Europeo sobre el futuro del Tratado INF y su repercusión en la Unión Europea  (2019/2574(RSP))  
B8‑0128/2019

El Parlamento Europeo,

–  Visto el Tratado sobre las Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF), firmado en Washington el 8 de diciembre de 1987 por el entonces presidente de los Estados Unidos, Ronald Reagan, y el entonces presidente de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (Unión Soviética), Mijaíl Gorbachov,

–  Vista la declaración del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, de 21 de octubre de 2018, en la que amenazaba con la retirada de los EE. UU. del Tratado INF,

–  Vista la declaración del presidente Trump, de 1 de febrero de 2019, en la que confirmaba la retirada de los EE. UU. del Tratado INF,

–  Vista la declaración del presidente ruso, Vladimir Putin, de 2 de febrero de 2019, en la que confirmaba la suspensión, por parte de su gobierno, de la participación de Rusia en el Tratado,

–  Vista la declaración sobre el Tratado INF hecha pública por los ministros de Asuntos Exteriores de la OTAN el 4 de diciembre de 2018 en Bruselas,

–  Vistas las observaciones de la vicepresidenta de la Comisión / alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini, en ocasión de la Séptima Conferencia de No Proliferación y Desarme de la Unión Europea, celebrada en Bruselas los días 18 y 19 de diciembre de 2018,

–  Vista la declaración conjunta sobre la cooperación UE-OTAN, firmada el 10 de julio de 2018 en Bruselas,

–  Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento interno,

A.  Considerando que el Tratado INF se firmó en 1987 entre los Estados Unidos y la Unión Soviética como acuerdo sobre el control de armas para eliminar todos los misiles balísticos y de crucero terrestres y sus lanzadores con un alcance entre 500 y 5 500 km;

B.  Considerando que, antes de mayo de 1991, se habían destruido unos 2 692 misiles con arreglo a las disposiciones del Tratado; que a continuación siguieron diez años de inspecciones sobre el terreno; que en última instancia más de 3 000 misiles con cabezas nucleares fueron retirados a raíz del Tratado INF;

C.  Considerando que el Tratado INF ha sido fundamental para la defensa de la seguridad de Europa y de sus socios de la OTAN durante más de tres decenios;

D.  Considerando que la OTAN y los EE. UU. han planteado de manera reiterada a Rusia sus inquietudes acerca de sus actividades de desarrollo de misiles, en especial en cuanto al sistema de misiles 9M729, que consideran que vulneran el Tratado INF;

E.  Considerando que el 21 de octubre de 2018 el presidente estadounidense, Donald Trump, expresó su intención de retirar a Estados Unidos del Tratado, alegando incumplimiento por parte de Rusia;

F.  Considerando que los Estados Unidos suspendieron formalmente el Tratado el 1 de febrero de 2019, tras el vencimiento del plazo de sesenta días para que Rusia volviese a cumplirlo en su integridad; que Rusia suspendió el Tratado el 2 de febrero de 2019;

G.  Considerando que, tras su retirada del Tratado, Rusia ha empezado a trabajar con nuevos sistemas de misiles hipersónicos y balísticos de medio alcance; que los Estados Unidos también han desvelado sus planes de investigación y desarrollo de actividades relacionadas con armas prohibidas en virtud del Tratado INF;

H.  Considerando que el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha pedido a Rusia que aproveche el periodo de seis meses que ofrecen los Estados Unidos para recuperar el pleno cumplimiento;

I.   Considerando que Rusia ha negado reiteradamente haber violado el Tratado durante el período 2014-2017, precipitando la falta de confianza en el mismo o en su aplicación;

J.  Considerando que, previamente a la retirada de los Estados Unidos del Tratado, Rusia confirmó que desplegaría misiles balísticos intercontinentales RS-26 1 200 km al este de Moscú a principios de 2019;

K.  Considerando que China, Estado no signatario del Tratado INF, se ha embarcado en una proliferación generalizada de su arsenal de misiles, incluyendo sistemas de lanzamiento como por ejemplo los vehículos de reentrada con cabezas múltiples independientemente dirigidas (MIRV) y los submarinos de misiles balísticos tipo Jin, aumentando exponencialmente su alcance y su arsenal de misiles balísticos —que actualmente se calcula en unos 1 200 misiles balísticos de corto alcance, unos 200-300 misiles balísticos de medio alcance y unos 75-100 misiles balísticos intercontinentales—, y planteando la cuestión de la posible necesidad de un nuevo tratado vinculante para los Estados Unidos, Rusia y China;

1.  Apoya la continuidad del Tratado INF como piedra angular de la no proliferación a escala mundial y considera que dicho tratado ha sido fundamental para la paz y la seguridad europeas durante más de tres decenios;

2.  Respalda las afirmaciones de los ministros de Exteriores de la OTAN en el sentido de que Rusia ha desarrollado sistemas de misiles que violan el Tratado INF y suponen una amenaza para la seguridad euroatlántica; coincide, por otra parte, con la opinión de la OTAN de que los Estados Unidos han cumplido en todo momento en su integridad las obligaciones derivadas del Tratado INF;

3.  Pide a Rusia que regrese a un cumplimiento íntegro y comprobable del Tratado INF lo antes posible, y la insta a comprometerse con el futuro del acuerdo a largo plazo;

4.  Reconoce la importancia de la transparencia plena y del diálogo en aras de generar confianza en la aplicación del Tratado INF y de cualquier otro acuerdo que apoye la estabilidad y la seguridad estratégicas;

5.  Apoya firmemente las iniciativas encaminadas a reforzar la no proliferación y el desarme, y alienta a un diálogo constructivo renovado entre los Estados Unidos y Rusia para conseguir unas normas y garantías más sólidas en relación con las capacidades nucleares y de misiles de estos países;

6.  Reitera su compromiso pleno con un régimen internacional eficaces de control de armas, desarme y no proliferación;

7.  Destaca la importancia de la unidad entre los Estados Unidos y sus socios de la OTAN en el mantenimiento de la seguridad y la disuasión euroatlánticas y de la posición defensiva de la OTAN;

8.  Encarga a su presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, al Servicio Europeo de Acción Exterior, a la vicepresidenta de la Comisión / alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, a los Gobiernos y Parlamentos de los Estados miembros, al presidente y a los miembros del Congreso de los Estados Unidos, al presidente de la Federación de Rusia, y a los miembros de la Duma rusa y del Consejo de la Federación de Rusia.

 

Última actualización: 13 de febrero de 2019Aviso jurídico