Procedimiento : 2019/2574(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0133/2019

Textos presentados :

B8-0133/2019

Debates :

PV 13/02/2019 - 20
CRE 13/02/2019 - 20

Votaciones :

PV 14/02/2019 - 10.16

Textos aprobados :

P8_TA(2019)0130

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 144kWORD 48k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B8-0128/2019
12.2.2019
PE635.358v01-00
 
B8-0133/2019

tras una declaración de la vicepresidenta de la Comisión / alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad

presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento interno


sobre el futuro del Tratado INF y sus repercusiones en la Unión (2019/2574(RSP))


Klaus Buchner, Bodil Valero, Ska Keller, Philippe Lamberts, Reinhard Bütikofer, Jordi Solé, Michèle Rivasi en nombre del Grupo Verts/ALE

Resolución del Parlamento Europeo sobre el futuro del Tratado INF y su repercusión en la Unión (2019/2574(RSP))  
B8‑0133/2019

El Parlamento Europeo,

–  Visto el Tratado sobre las Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (en lo sucesivo, el «Tratado INF»), de 8 de diciembre de 1987, entre los Estados Unidos de América y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS),

–  Vista la declaración de la Casa Blanca, de 1 de febrero de 2019, según la cual, debido a la presunta violación por parte de Rusia del Tratado INF, el presidente Donald Trump ha ordenado que los Estados Unidos suspendan su participación en el Tratado INF a partir del 2 de febrero y avancen en el desarrollo de un sistema de misiles de alcance intermedio, convencional y lanzado desde tierra,

–  Vistas las preocupaciones expresadas por los Estados Unidos y la OTAN sobre el incumplimiento por parte de Rusia del Tratado INF, en particular en lo referente a su nuevo sistema de misiles 9M729, expresado recientemente en la declaración de 1 de febrero de 2019 del Consejo del Atlántico Norte,

–  Vista la declaración del Presidente Vladimir Putin, de 2 de febrero, según la cual, ante la suspensión de la participación de los Estados Unidos en el Tratado INF, la Federación de Rusia también suspendería su participación en dicho Tratado,

–  Vistas las preocupaciones de Rusia, por el hecho de que los misiles Aegis Ashore de los Estados Unidos y los lanzadores MK41, desplegados en algunos territorios europeos junto con sistemas de defensa contra misiles, son de un tipo prohibido y podrían ser adaptados para amenazar ciudades rusas en el futuro, lo que es contrario a las obligaciones contraídas en virtud del Tratado INF,

–  Vista la importancia de respetar íntegramente el Tratado sobre la No Proliferación Nuclear (TNP) de 1968, que impone a todos los Estados la obligación de proseguir el desarme nuclear de buena fe y cesar la carrera armamentística nuclear,

–  Vista la Resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas, de 13 de diciembre de 2011, sobre la instauración de una zona sin armas nucleares en la región de Oriente Próximo (A/RES/66/61),

–  Visto el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares aprobado el 7 de julio de 2017 por la Asamblea General de las Naciones Unidas,

–  Vista su Resolución, de 10 de marzo de 2010, relativa al Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares(1),

–  Vista su Resolución, de 17 de enero de 2013, sobre las recomendaciones de la Conferencia encargada del Examen del Tratado sobre la No Proliferación en relación con la instauración de una zona sin armas de destrucción masiva en Oriente Próximo(2),

–  Vista su Resolución, de 27 de octubre de 2016, sobre seguridad nuclear y no proliferación(3),

–  Vistos los seminarios de la Unión sobre no proliferación y desarme, así como las reuniones periódicas del Consorcio de No Proliferación de la Unión,

–  Vista la estrategia de la Unión contra la proliferación de armas de destrucción masiva, aprobada por el Consejo Europeo el 12 de diciembre de 2003,

–  Vistas las conclusiones del Consejo sobre la Novena Conferencia de las Partes Encargada del Examen del Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares (8079/15),

–  Vista la Decisión 2012/422/PESC del Consejo, de 23 de julio de 2012, que respalda un proceso que lleve a la instauración de una zona sin armas nucleares y demás armas de destrucción masiva en Oriente Próximo(4),

–  Visto el recurso de Basilea en materia de desarme y seguridad sostenible, de 29 de enero de 2019, firmado por alcaldes, parlamentarios, representantes de grupos de reflexión y la sociedad civil,

–  Vista la declaración conjunta de siete organizaciones de paz francesas, de 24 de enero de 2019, en conmemoración del 73.º aniversario de la primera Resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas, Resolución 1 (1), adoptada el 24 de enero de 1946, en la que se pedía la eliminación de las armas nucleares,

–  Visto el Premio Nobel de la Paz de 2017 otorgado a la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN),

–  Visto el discurso del director ejecutivo de la ICAN en la sesión plenaria del Parlamento Europeo, el 7 de febrero de 2018,

–  Visto el anuncio, el 24 de enero de 2019, del Boletín de Científicos Atómicos de que el Reloj del Juicio Final se halla a dos minutos antes de la medianoche debido a los riesgos que las armas nucleares y el cambio climático suponen para la humanidad y la civilización,

–  Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento interno,

A.  Considerando que el Tratado INF, firmado en 1987, por los Estados Unidos y la Unión Soviética prevé que ambas partes destruyan sus existencias de misiles balísticos y de crucero lanzados desde tierra, tanto nucleares como armados de forma convencional, con alcance entre 500 y 5 500 km, y que se prohíba a las partes la posesión, producción y ensayos en vuelo de estos misiles;

B.  Considerando que el Tratado INF contribuyó a consolidar y reforzar la estabilidad durante la Guerra Fría, gracias a la considerable reducción del número de misiles en Europa, lo que hizo de este continente el principal beneficiario del éxito de dicho Tratado; que, como consecuencia del Tratado INF, los Estados Unidos y la Unión Soviética destruyeron un total de 2 692 misiles de corto, intermedio y largo alcance, de acuerdo con el plazo de ejecución del Tratado de 1 de junio de 1991,

C.  Considerando que, el 1 de febrero de 2019, los Estados Unidos declararon que se retirarían del Tratado INF al cabo de seis meses porque creen que Rusia está incumpliendo gravemente dicho acuerdo;

D.  Considerando que el presidente de la Federación de Rusia anunció, el 2 de febrero de 2019, que Rusia suspendería el Tratado INF y desarrollaría nuevos tipos de misiles; que las autoridades rusas han mostrado reiteradamente sus preocupaciones por las instalaciones de misiles de defensa de la OTAN;

E.  Considerando que Rusia ha desplegado misiles de corto alcance Iskander con capacidad nuclear en Kaliningrado y está llevando a cabo ejercicios y sobrevuelos con sistemas de capacidad nuclear y que las declaraciones efectuadas por los líderes militares y políticos rusos han agravado las preocupaciones relativas al hecho de que Rusia se basa cada vez más en las armas nucleares;

F.  Considerando que ya existen varios tratados sobre zonas sin armas nucleares para otras regiones del mundo, como América Latina y el Caribe, el Pacífico Sur, Asia Sudoriental, África y Asia Central;

G.  Considerando que, el 20 de septiembre de 2017, el secretario general de las Naciones Unidas abrió para su firma el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares, y que hasta la fecha ha sido firmado por setenta Estados, de los cuales veintiuno se han convertido en Estados parte a través de la ratificación, y que uno de ellos es un Estado miembro de la Unión, Austria, y que probablemente Irlanda entregará sus instrumentos de ratificación al secretario general de las Naciones Unidas en los próximos meses;

H.  Considerando que cuanto mayor sea el número de armas nucleares mayor es el riesgo de detonaciones nucleares involuntarias y, en particular, de lanzamientos accidentales de armas;

1.  Subraya que el final del Tratado INF constituye una amenaza para uno de los intereses de seguridad más importantes de Europa; destaca que el Tratado INF ha realizado una contribución vital a la seguridad europea durante más de 30 años y que su colapso tendría graves y negativos efectos, como el retorno a las carreras de armas nucleares desestabilizadoras, el menoscabo de la seguridad y las instituciones europeas que son vitales para la paz y la estabilidad, así como la erosión de las instituciones jurídicas basadas en las normas internacionales y la erosión de las normas en este ámbito; hace hincapié en que el desmoronamiento del Tratado INF puede conducir a un aumento de las amenazas y los riesgos nucleares y militares, lo que podría conducir al uso de armas nucleares por error, accidente o intención;

2.  Expresa su honda preocupación por los anuncios de los Estados Unidos y Rusia de que suspenderán sus obligaciones en virtud del Tratado INF, y considera que las amenazas para retirarse de este Tratado en seis meses darán rienda suelta a una nueva carrera armamentística;

3.  Pide a Rusia y a los Estados Unidos que entablen conversaciones para resolver con la máxima urgencia las respectivas acusaciones de incumplimiento, bajo los auspicios de la Comisión Especial de Verificación Especial del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas u otros foros apropiados, con el objetivo de examinar las reclamaciones, determinar las siguientes medidas a adoptar para que las partes cumplan plenamente el Tratado, y reforzar el Tratado INF mediante el restablecimiento de su cumplimiento a través de una mayor transparencia, el seguimiento mutuo, la verificación y otras medidas adecuadas para ofrecer garantías y generar confianza en que el Tratado no estará sujeto a nuevos incumplimientos o menoscabos;

4.  Insta a la VP/AR y a los Estados miembros a que utilicen todos los medios políticos y diplomáticos a su disposición durante los próximos seis meses para convencer a Rusia y a los Estados Unidos de que sigan respetando el Tratado INF y mejoren el cumplimiento de sus disposiciones; subraya que estos esfuerzos a corto plazo por parte de la Unión deben centrarse, en particular, en permitir que Rusia y los Estados Unidos resuelvan las cuestiones relativas a los hechos y a los elementos de prueba, a determinar si se han producido incumplimientos técnicos o materiales, en particular mediante inspecciones in situ, tanto en lo que se refiere a los misiles rusos 9M729 como a los sistemas de defensa contra misiles Aegis Ashore de los Estados Unidos, y a permitir que estas cuestiones se resuelvan de forma que se refuerce el Tratado INF y el régimen de no proliferación, así como la seguridad europea e internacional;

5.  Cree que la seguridad europea debe seguir siendo indivisible; solicita a todos los Estados miembros de la Unión que son también miembros de la OTAN que actúen en consecuencia;

6.  Pide a todos los Estados que poseen armas nucleares que adopten medidas provisionales concretas para reducir el riesgo de detonaciones de estas armas, incluida la disminución del estatus operativo de las armas nucleares y su traslado a almacenes, la disminución del papel de las armas nucleares en las doctrinas militares y una rápida reducción de todos los tipos de armas nucleares;

7.  Subraya la necesidad urgente de evitar las carreras regionales de armamento nuclear y el estacionamiento de nuevas armas nucleares entre el Atlántico y los Urales;

8.  Elogia la entrada en vigor del Tratado de las Naciones Unidas sobre la Prohibición de las Armas Nucleares, la universalización del Tratado sobre la No Proliferación y el establecimiento de nuevas zonas desnuclearizadas como pasos positivos; cree que Europa debe predicar con el ejemplo para ser creíble y lograr un mundo libre de armas nucleares, al que todos los Estados europeos se han comprometido;

9.  Insta a la Unión a que actúe como prestadora de seguridad proactiva y creíble, poniendo en marcha iniciativas destinadas a reactivar el desarme nuclear multilateral y basado en normas y el control de las armas; pide a la VP/AR y a los Estados miembros, también con vistas a la supresión gradual del nuevo Tratado START en 2021 y la próxima Conferencia encargada del Examen del Tratado sobre la No Proliferación de 2020, que desarrollen una estrategia creíble y ambiciosa de desarme nuclear basada en un multilateralismo eficaz, que tenga por objeto alcanzar el objetivo de una Europa sin armas de destrucción masiva; pide, a este respecto, a la VP/AR y a los Estados miembros que consideren urgentemente:

(i)  la revisión y actualización en profundidad de la Estrategia de la Unión contra la proliferación de armas de destrucción masiva de 2003, con especial hincapié en el desarme multilateral,

(ii)  la firma y ratificación, con carácter urgente, del Tratado de las Naciones Unidas sobre la Prohibición de las Armas Nucleares,

(iii)  el establecimiento de medidas para reducir y eliminar todo tipo de armas nucleares de corto alcance y tácticas consideradas subestratégicas o no estratégicas, en particular del suelo europeo, incluida la parte occidental de Rusia,

(iv)  la puesta en marcha de una iniciativa de la Unión para implicar a China en futuras medidas multilaterales destinadas a reducir y eliminar las armas nucleares de gama intermedia;

10.  Reitera su posición de 12 de diciembre de 2018 por lo que se refiere al futuro Fondo Europeo de Defensa, a saber, que las armas de destrucción masiva y la tecnología de ojiva relacionada, así como los medios de suministro asociados no podrán optar a financiación con respecto a las negociaciones interinstitucionales en curso con el Consejo y la Comisión;

11.  Encarga a su presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, al Servicio Europeo de Acción Exterior, a los Estados miembros, a la OTAN, al Congreso de los Estados Unidos, al Parlamento ruso y a las Naciones Unidas.

 

 

(1)

DO C 349 E de 22.12.2010, p. 77.

(2)

DO C 440 de 30.12.2015, p. 97.

(3)

DO C 215 de 19.6.2018, p. 202.

(4)

DO L 196 de 24.7.2012, p. 67.

Última actualización: 13 de febrero de 2019Aviso jurídico