Procedimiento : 2019/2654(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0221/2019

Textos presentados :

B8-0221/2019

Debates :

Votaciones :

PV 27/03/2019 - 18.18
CRE 27/03/2019 - 18.18

Textos aprobados :

P8_TA(2019)0317

<Date>{22/03/2019}22.3.2019</Date>
<NoDocSe>B8-0221/2019</NoDocSe>
PDF 165kWORD 58k

<TitreType>PROPUESTA DE RESOLUCIÓN</TitreType>

<TitreRecueil>presentada de conformidad con el artículo 106, apartados 2 y 3, del Reglamento interno</TitreRecueil>


<Titre>sobre el proyecto de Decisión de Ejecución de la Comisión por la que se concede autorización para determinados usos del trióxido de cromo con arreglo al Reglamento (CE) n.º 1907/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo (Lanxess Deutschland GmbH y otros)</Titre>

<DocRef>(D060095/03 – 2019/2654(RSP))</DocRef>


<Commission>{ENVI}Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria</Commission>

Diputado responsable: <Depute>Bas Eickhout</Depute>

ENMIENDAS

B8-0221/2019

sobre el proyecto de Decisión de Ejecución de la Comisión por la que se concede autorización para determinados usos del trióxido de cromo con arreglo al Reglamento (CE) n.º 1907/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo (Lanxess Deutschland GmbH y otros)

(D060095/03 – 2019/2654(RSP))

 

El Parlamento Europeo,

 Visto el proyecto de Decisión de Ejecución  de la Comisión por la que se concede autorización para determinados usos del trióxido de cromo con arreglo al Reglamento (CE) n.º 1907/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo (Lanxess Deutschland GmbH y otros) (D060095/03),

 Visto el Reglamento (CE) n.º 1907/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 18 de diciembre de 2006, relativo al registro, la evaluación, la autorización y la restricción de las sustancias y mezclas químicas (REACH), por el que se crea la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas, se modifica la Directiva 1999/45/CE y se derogan el Reglamento (CEE) n.º 793/93 del Consejo y el Reglamento (CE) n.º 1488/94 de la Comisión así como la Directiva 76/769/CEE del Consejo y las Directivas 91/155/CEE, 93/67/CEE, 93/105/CE y 2000/21/CE[1] de la Comisión («Reglamento REACH»), en particular su artículo 64, apartado 8,

 Vistos los dictámenes del Comité de evaluación del riesgo (CER) y del Comité de análisis socioeconómico (CASE)[2], de conformidad con lo dispuesto en el artículo 64, apartado 5, párrafo segundo, del Reglamento (CE) n.º 1907/2006,

 Vistos los artículos 11 y 13 del Reglamento (UE) nº 182/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de febrero de 2011, por el que se establecen las normas y los principios generales relativos a las modalidades de control por parte de los Estados miembros del ejercicio de las competencias de ejecución por la Comisión[3],

 Vista la sentencia del Tribunal General, de 7 de marzo de 2019, en el asunto T-837/16[4],

 Vista la propuesta de Resolución de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria,

 Visto el artículo 106, apartados 2 y 3, de su Reglamento interno,

A. Considerando que el trióxido de cromo fue añadido a la lista de posibles sustancias extremadamente preocupantes con arreglo al Reglamento REACH en 2010[5], debido a su clasificación como carcinógeno (categoría 1A) y mutágeno (categoría 1B);

B. Considerando que el trióxido de cromo se incluyó en el anexo XIV del Reglamento REACH en 2013[6] debido a esa clasificación, a los grandes volúmenes actualmente en uso, al gran número de lugares donde se usa en la Unión y al riesgo de exposición significativa de los trabajadores[7], con una fecha de expiración del 21 de septiembre de 2017;

C. Considerando que las empresas que desearan seguir utilizando el trióxido de cromo tenían que presentar una solicitud de autorización antes del 21 de marzo de 2016;

D. Considerando que Lanxess y otras seis empresas (en lo sucesivo «solicitantes») formaron un consorcio, con una participación de más de 150 empresas, pero cuya composición precisa es desconocida, para presentar una solicitud conjunta[8];

E. Considerando que, tras haber presentado una solicitud antes del plazo del 21 de marzo de 2016, se permitió a los solicitantes y a sus usuarios posteriores seguir usando trióxido de cromo en relación con los usos solicitados, pendiente de la decisión de autorización en aplicación del artículo 58 del Reglamento REACH;

F. Considerando que la Comisión recibió los dictámenes del CER y del CASE en septiembre de 2016; que el retraso de la Comisión en la elaboración de la Decisión llevó de hecho a que se tolerase la continuación del uso del trióxido de cromo durante año y medio después de la fecha de expiración;

G. Considerando que el objetivo principal del Reglamento REACH, a la vista de su considerando 16 tal como lo interpreta el Tribunal de Justicia de la Unión Europea[9], es garantizar un nivel elevado de protección de la salud humana y del medio ambiente;

H. Considerando que, de acuerdo con el artículo 55 y en vista del considerando 12 del Reglamento REACH, un objetivo central de la autorización es la sustitución de sustancias extremadamente preocupantes por sustancias o tecnologías alternativas más seguras;

I. Considerando que el CER confirmó que no es posible determinar un nivel sin efecto derivado para las propiedades carcinogénicas del trióxido de cromo, que se considera, por tanto, una «sustancia sin umbral» a efectos del artículo 60, apartado 3, letra a), del Reglamento REACH; que esto significa que no es posible establecer un «nivel de exposición seguro» teórico para esta sustancia que pueda utilizarse como referencia para evaluar si el riesgo de su utilización está adecuadamente controlado;

J. Considerando que el CER ha estimado que la concesión de la autorización produciría 50 casos de cáncer mortal estadístico cada año;

K. Considerando que el artículo 60, apartado 4, del Reglamento REACH prevé que solo se podrá conceder una autorización para el uso de una sustancia cuyos riesgos no estén controlados adecuadamente si se demuestra que las ventajas socioeconómicas compensan los riesgos derivados para la salud humana o el medio ambiente del uso de la sustancia y si no hay sustancias o tecnologías alternativas adecuadas;

L. Considerando que la solicitud se refiere al uso de 20 000 toneladas de trióxido de cromo al año;

M. Considerando que la solicitud se refiere a un gran número usuarios posteriores (más de 4 000 lugares) activos en sectores industriales que van desde los cosméticos hasta el sector aeroespacial, desde los envases alimentarios a la automoción y desde los sanitarios a la construcción, con un número sin precedentes de trabajadores expuestos (más de 100 000 trabajadores);

N. Considerando que la solicitud se refiere formalmente a seis «usos»; que las descripciones de los usos son, sin embargo, tan genéricas que dan lugar a un ámbito de aplicación muy amplio o incluso un «ámbito de aplicación extremadamente amplio»[10]; que esto invalida la evaluación socioeconómica y la evaluación de alternativas adecuadas;

O. Considerando que el artículo 62, apartado 4, letra d), del Reglamento REACH exige a los solicitantes la presentación de un informe sobre la seguridad química con arreglo al anexo I; que este debe incluir una evaluación de la exposición[11];

P. Considerando que el CER observó una importante discrepancia entre el objeto de la solicitud presentada y la información en ella facilitada[12];

Q. Considerando que el CER detectó importantes lagunas en la información facilitada por los solicitantes en relación con las hipótesis de exposición de los trabajadores[13];

R. Considerando que la Comisión reconoció en su proyecto de Decisión de Ejecución que los solicitantes no presentaron la información necesaria en relación con las hipótesis de exposición de los trabajadores[14];

S. Considerando que el proyecto de Decisión de Ejecución de la Comisión, en vez de estimar que la solicitud no es conforme al artículo 60, apartado 7, del Reglamento REACH, se limita a pedir a los solicitantes que faciliten los datos que faltan junto con el informe de revisión, años después de la adopción de la Decisión de Ejecución en cuestión[15];

T. Considerando que el informe de revisión previsto en el artículo 61 del Reglamento REACH no fue concebido para dar más tiempo a las empresas para completar la información que debe ser facilitada inicialmente por su importancia capital para la toma de decisiones, sino para velar por que la información facilitada en un primer momento siga estando al día;

U. Considerando que el Tribunal General estableció claramente que las condiciones impuestas a una autorización de conformidad con el artículo 60, apartados 8 y 9, del Reglamento REACH no pueden tener por objeto subsanar los posibles defectos o lagunas de una solicitud de autorización[16];

V. Considerando que, además, el dictamen del CASE puso de manifiesto un elevado grado de incertidumbre en el análisis de las alternativas presentado por los solicitantes, tal y como refleja asimismo el proyecto de Decisión de Ejecución de la Comisión[17];

W. Considerando que, con arreglo al artículo 55 y al artículo 60, apartado 4, del Reglamento REACH, el solicitante debe demostrar que no existen sustancias alternativas o tecnologías adecuadas para los usos solicitados;

X. Considerando que se ha demostrado que existen alternativas adecuadas para muchas de las aplicaciones cubiertas por los usos que se ha previsto autorizar[18];

Y. Considerando que el Tribunal General recordó a la Comisión que, para conceder lícitamente una autorización con arreglo al artículo 60, apartado 4, del Reglamento REACH, debe comprobar previamente un número suficiente de datos esenciales y fidedignos para poder concluir, o bien que en efecto faltaban soluciones alternativas para todos los usos solicitados, o bien que la incertidumbre que todavía se mantenía al respecto en la fecha de adopción de la Decisión podía considerarse irrelevante[19];

Z. Considerando que en este caso la incertidumbre relativa al análisis de alternativas no era en absoluto irrelevante[20];

AA. Considerando que los usos para los que los solicitantes presentaron la solicitud son muy extensos, por lo que no se puede justificar un análisis incompleto de las alternativas;

AB. Considerando que el artículo 62 del Reglamento REACH no prevé ninguna exención de información para las empresas que presenten una solicitud juntas, formando un consorcio;

AC. Considerando que, por consiguiente, la autorización propuesta por la Comisión incumple el artículo 60, apartados 4) y 7), del Reglamento REACH;

AD. Considerando que, además, algunos de los usuarios intermedios cubiertos por el proyecto de Decisión de Ejecución de la Comisión han solicitado autorización por separado; considerando que tanto el CER como el CASE ya han emitido sus dictámenes sobre algunas de estas solicitudes; considerando que ya se han concedido algunas autorizaciones a los usuarios intermedios;

AE. Considerando que, sin embargo, entre los usos muy generales objeto de la solicitud conjunta de los solicitantes, puede haber aplicaciones específicas para las que los usuarios intermedios no solicitaron una autorización aparte pero para las que puede que se cumplan las condiciones previstas en el artículo 60, apartado 4, del Reglamento REACH;

AF. Considerando que esas aplicaciones pueden ser importantes en algunos ámbitos;

AG. Considerando que, por tanto, convendría que, de manera excepcional, se brindara la oportunidad de presentar, en un plazo breve, una solicitud por separado a aquellos usuarios intermedios que todavía no lo hayan hecho;

1. Considera que el proyecto de Decisión de Ejecución de la Comisión excede de las competencias de ejecución previstas en el Reglamento (CE) n.º 1907/2006;

2. Pide a la Comisión que retire su proyecto de Decisión de Ejecución y presente un nuevo proyecto para denegar la solicitud de autorización;

3. Pide a la Comisión que evalúe concienzudamente si puede concederse alguna autorización de plena conformidad con el Reglamento REACH para los usos específicos cubiertos por la solicitud presentada por los solicitantes;

4. Pide a la Comisión que, con carácter excepcional, permita a los usuarios intermedios cuyo uso esté cubierto por la solicitud de los solicitantes pero que no haya sido todavía objeto de una solicitud de autorización aparte, que presenten su propia solicitud en un plazo breve;

5. Pide al CER y al CASE que evalúen rápidamente tales solicitudes, incluida una comprobación adecuada de que las solicitudes en cuestión incluyan toda la información necesaria especificada en el artículo 62 del Reglamento REACH;

6. Pide a la Comisión que tome rápidamente decisiones en relación con dichas solicitudes de plena conformidad con el Reglamento REACH;

7. Pide al CER y al CASE que no admitan solicitudes que carezcan de la información de obligada presentación con arreglo al artículo 62 del Reglamento REACH;

8. Encarga a su presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión, así como a los Gobiernos y Parlamentos de los Estados miembros.

 

[1] DO L 396 de 30.12.2006, p. 1.

[3] DO L 55 de 28.2.2011, p. 13.

[6] Reglamento (UE) n.º 348/2013 de la Comisión, de 17 de abril de 2013, por el que se modifica el anexo XIV del Reglamento (CE) n.º 1907/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, relativo al registro, la evaluación, la autorización y la restricción de las sustancias y mezclas químicas («REACH») (DO L 108 de 18.4.2013, p. 1).

[9] Sentencia del Tribunal de 7 de julio de 2009, S.P.C.M. SA y otros / Secretary of State for the Environment, Food and Rural Affairs, C-558/07, ECLI:EU:C:2009:430, apartado 45.

[10] Véase el dictamen del CER/CASE sobre el uso 2, p. 25, o sobre el uso 5, p. 61.

[11] REACH, anexo I, sección 5.1.

[12] «El CER observa una discrepancia, para cada uso solicitado,[…] entre a) el número total de posibles emplazamientos que el solicitante […] considera que puede englobar la presente solicitud (1 590 emplazamientos como se indica en el ASE) [para el uso 2], b) el número de miembros del CTAC (más de 150) y c) los datos de medición de la exposición facilitados (de 6 a 23 emplazamientos para los usos 1 a 5)».

[13] «La incertidumbre principal se deriva de la falta de un vínculo claro entre las condiciones operativas, las medidas de gestión de riesgos y los valores de exposición para tareas y emplazamientos concretos que pudieran legitimar la solicitud. El CER considera que este elemento es un punto flaco sustancial de la solicitud» (dictamen del CER sobre el uso 2, p. 12).

[14] «El CER llegó a la conclusión de que existen incertidumbres significativas en cuanto a la exposición de los trabajadores debido a la limitada disponibilidad de datos de medición de la exposición. Asimismo, concluyó que la persistente falta de información contextual ha complicado establecer un vínculo entre las condiciones operativas y las medidas de gestión de riesgos descritas en la solicitud y los niveles de exposición declarados para tareas y emplazamientos específicos, lo que imposibilitó que el CER pudiera seguir adelante con su evaluación. Estas incertidumbres se refieren a la fiabilidad y representatividad de los datos de exposición y la relación de estos con las medidas específicas de gestión de riesgos que se han tomado», proyecto de Decisión, considerando 7.

[15] Decisión de Ejecución, considerando 25 y artículo 8.

[16] Sentencia del Tribunal General de 7 de marzo de 2019, Suecia/Comisión, ECLI:EU:T:2019:144, apartados 82 y 83.

[17] «Habida cuenta del amplio alcance de los usos previstos, el CASE no podía descartar posibles incertidumbres en relación con la viabilidad técnica de las alternativas para un número limitado de aplicaciones específicas cubiertas por la descripción de los usos solicitados», proyecto de Decisión, considerando 14.

[19] Sentencia del Tribunal General de 7 de marzo de 2019, Suecia/Comisión, ECLI:EU:T:2019:144, apartado 86.

[20] «Según el solicitante, las aplicaciones para las que ya puede llevarse a cabo la sustitución no están, en cualquier caso, cubiertas por la solicitud. Sin embargo, el solicitante no especifica las aplicaciones o los requisitos técnicos correspondientes. El CASE considera que el planteamiento del solicitante para resolver este asunto no es del todo adecuado y destaca la necesidad de que el solicitante demuestre más concretamente que la sustitución se ha llevado a cabo en aquellos casos en los que ya era efectivamente posible. Esto podría haberse logrado mediante una evaluación de las alternativas más precisa y específica para cada uso», dictamen del CASE sobre el uso 2, p.25.

Última actualización: 25 de marzo de 2019Aviso jurídico