Procedimiento : 2019/2628(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0225/2019

Textos presentados :

B8-0225/2019

Debates :

Votaciones :

PV 28/03/2019 - 8.9
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P8_TA(2019)0327

<Date>{25/03/2019}25.3.2019</Date>
<NoDocSe>B8‑0225/2019</NoDocSe>
PDF 140kWORD 51k

<TitreType>PROPUESTA DE RESOLUCIÓN</TitreType>

<TitreSuite>tras una declaración de la vicepresidenta de la Comisión / alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad</TitreSuite>

<TitreRecueil>presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento interno</TitreRecueil>


<Titre>sobre la situación de emergencia en Venezuela</Titre>

<DocRef>(2019/2628(RSP))</DocRef>


<RepeatBlock-By><Depute>Esteban González Pons, José Ignacio Salafranca Sánchez‑Neyra, Luis de Grandes Pascual, Cristian Dan Preda, David McAllister, Sandra Kalniete, Agustín Díaz de Mera García Consuegra, Paulo Rangel, Nuno Melo, Gabriel Mato, José Inácio Faria, Antonio López‑Istúriz White, Francisco José Millán Mon, Cláudia Monteiro de Aguiar, Laima Liucija Andrikienė, Lorenzo Cesa, Ivan Štefanec, Eduard Kukan, Tunne Kelam, Manolis Kefalogiannis, Julia Pitera, Fernando Ruas</Depute>

<Commission>{PPE}en nombre del Grupo PPE</Commission>

</RepeatBlock-By>

Véase también la propuesta de resolución común RC-B8-0225/2019

B8‑0225/2019

Resolución del Parlamento Europeo sobre la situación de emergencia en Venezuela

(2019/2628(RSP))

El Parlamento Europeo,

 Vistas sus anteriores Resoluciones sobre Venezuela, y en particular las de 3 de mayo de 2018, sobre las elecciones en Venezuela[1], de 5 de julio de 2018, sobre la crisis migratoria y la situación humanitaria en Venezuela y sus fronteras terrestres con Colombia y Brasil[2], y de 25 de octubre de 2018[3] y 31 de enero de 2019[4], sobre la situación en Venezuela, en la última de las cuales se reconoce a Juan Guaidó como presidente interino legítimo de Venezuela,

 Vistas las Declaraciones de la vicepresidenta de la Comisión / alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad (VP/AR), de 10 de enero de 2019, 26 de enero de 2019 y 24 de febrero de 2019, sobre Venezuela,

 Vista la Declaración común de los Estados miembros de la Organización de los Estados Americanos, de 24 de enero de 2019, sobre Venezuela,

 Vista la Declaración del Grupo de Lima, de 25 de febrero de 2019,

 Vista la Declaración, de 25 de enero de 2019, del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos sobre Venezuela,

 Vista la Constitución de Venezuela, y en particular su artículo 233,

 Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento interno,

A. Considerando que Venezuela afronta una situación de crisis política, económica, institucional, social y humanitaria pluridimensional, profunda y sin precedentes, y de escasez de medicamentos y alimentos, violaciones masivas de los derechos humanos, hiperinflación, opresión política, corrupción y violencia; que las condiciones de vida se han deteriorado gravemente y hoy en día el 87 % de la población vive en una situación de pobreza; que el 78 % de los niños de Venezuela corre el riesgo de sufrir de malnutrición; que 31 de cada 1 000 niños mueren antes de llegar a los 5 años de edad;

B. Considerando que, el 23 de febrero de 2019, la ayuda humanitaria almacenada en Colombia y Brasil fue rechazada de manera brutal y, en algunos casos, destruida por el régimen de facto de Maduro, recurriendo a fuerzas militares y paramilitares; que la represión se saldó con varias víctimas mortales, decenas de heridos y cientos de detenidos; que las operaciones militares venezolanas suponen un riesgo para la estabilidad de la región, y en particular para el territorio de su vecina Colombia;

C. Considerando que un apagón a gran escala dejó a una gran parte de Venezuela sin electricidad durante más de cien horas, agravando así la crisis sanitaria ya de por sí dramática al privar a los hospitales de agua potable, colapsar sus servicios y provocar actos de saqueo; que, según la organización Médicos por la Salud, la falta de electricidad provocó la muerte de al menos 26 personas en los hospitales;

D. Considerando que estos apagones llevan muchos años produciéndose y son consecuencia directa de la mala gestión, la falta de mantenimiento y la corrupción del régimen de Nicolás Maduro;

E. Considerando que, en febrero de 2019, una delegación de cuatro miembros del Grupo del Partido Popular Europeo (PPE), invitada oficialmente por la Asamblea Nacional y por el presidente interino Juan Guaidó, fue expulsada del país;

F. Considerando que el 6 de marzo de 2019 el Gobierno venezolano ordenó al embajador alemán que saliera del país, acusándole de recurrentes actos de injerencia en los asuntos internos; que también fueron detenidos varios periodistas extranjeros y locales, a los que se confiscó su equipo periodístico, y que fueron expulsados una vez puestos en libertad;

G. Considerando que Juan Guaidó ha nombrado a Ricardo Hausmann representante del país en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Corporación Interamericana de Inversiones (CII);

1. Confirma su reconocimiento de Juan Guaidó como presidente interino legítimo de la República Bolivariana de Venezuela; expresa su pleno apoyo a su hoja de ruta, y concretamente a la intención de poner fin a la usurpación, la instauración de un gobierno nacional de transición y la celebración de elecciones presidenciales sin demora; pide a los Estados miembros que todavía no lo hayan hecho, que lo reconozcan urgentemente;

2. Reitera su gran inquietud a la vista de la grave situación de urgencia que está dañando profundamente la vida de los venezolanos;

3. Reitera su llamamiento para que se reconozca plenamente como embajadores ante la Unión y sus Estados miembros a los representantes diplomáticos designados por el presidente interino legítimo de la República Bolivariana de Venezuela, Juan Guaidó;

4. Condena la represión feroz y la violencia, que han causado muertes y heridos; manifiesta su solidaridad con el pueblo de Venezuela y expresa sus sinceras condolencias a los familiares y amigos de las víctimas;

5. Denuncia los abusos en la aplicación de la ley y la brutal represión a cargo de las fuerzas de seguridad, que han restringido la entrada de ayuda humanitaria; condena el recurso a grupos armados irregulares para atacar e intimidar a la población civil y a los legisladores que se han movilizado para distribuir la ayuda;

6. Condena enérgicamente el acoso, la detención y la expulsión de varios periodistas que siguen la situación de los derechos humanos en Venezuela;

7. Reitera que la única solución para el país es la celebración de elecciones presidenciales libres, transparentes y creíbles sobre la base de un calendario fijo, unas condiciones justas para todos los agentes, transparencia y la presencia de observadores internacionales creíbles;

8. Reconoce los esfuerzos realizados por los países del Grupo de Lima, como mecanismo regional que aspira a una solución democrática para la crisis bajo el liderazgo de Juan Guaidó como presidente interino legítimo de Venezuela;

9. Señala a la atención la intensificación de la crisis migratoria en toda la región y elogia a los países vecinos por los esfuerzos realizados y la solidaridad mostrada, en particular a Colombia; pide a la Comisión que siga cooperando con dichos países no solo aportando asistencia humanitaria, sino también aportando más recursos y a través de la política de desarrollo;

10. Pide que se impongan sanciones adicionales dirigidas contra los activos de las autoridades estatales ilegítimas en el extranjero y las personas responsables de violaciones de los derechos humanos y de la represión; considera que las autoridades de la Unión deben restringir en consecuencia los movimientos de estas personas y los de sus parientes más cercanos, e inmovilizar sus activos y sus visados;

11. Lamenta la falta de resultados tangibles del grupo de contacto hasta la fecha; recuerda que su único objetivo debe ser crear las condiciones necesarias para convocar elecciones presidenciales sin demora;

12. Pide a los Estados miembros, a la VP/AR y a los países de la región que estudien la posibilidad de convocar una conferencia de donantes internacionales con el objetivo de aportar una amplia ayuda financiera para la reconstrucción y la transición a la democracia;

13. Denuncia la influencia del régimen cubano en Venezuela que ha contribuido, por medio de sus agentes, a desestabilizar la democracia e intensificar la represión política contra la oposición; pide que se estudien represalias por esta intervención en el Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación entre la Unión y Cuba;

14. Encarga a su presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a la vicepresidenta de la Comisión / alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, al presidente interino legítimo de la República y de la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, a los Gobiernos y Parlamentos de los países del Grupo de Lima, a la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana y al secretario general de la Organización de los Estados Americanos.

 

[1] Textos Aprobados, P8_TA(2018)0199.

[2] Textos Aprobados, P8_TA(2018)0313.

[3] Textos Aprobados, P8_TA(2018)0436.

[4] Textos Aprobados, P8_TA(2019)0061.

Última actualización: 27 de marzo de 2019Aviso jurídico