Procedimiento : 2020/2507(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B9-0048/2020

Textos presentados :

B9-0048/2020

Debates :

Votaciones :

PV 16/01/2020 - 6.3
CRE 16/01/2020 - 6.3
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P9_TA(2020)0013

<Date>{13/01/2020}13.1.2020</Date>
<NoDocSe>B9‑0048/2020</NoDocSe>
PDF 144kWORD 47k

<TitreType>PROPUESTA DE RESOLUCIÓN</TitreType>

<TitreSuite>tras una declaración del vicepresidente de la Comisión / alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad</TitreSuite>

<TitreRecueil>presentada de conformidad con el artículo 132, apartado 2, del Reglamento interno</TitreRecueil>


<Titre>sobre la situación en Venezuela tras el intento de elección ilegal de la nueva Junta Directiva de la Asamblea Nacional (golpe de Estado parlamentario)</Titre>

<DocRef>(2020/2507(RSP))</DocRef>


<RepeatBlock-By><Depute>Esteban González Pons, Antonio Tajani, Michael Gahler, Dolors Montserrat, Sandra Kalniete, David McAllister, Željana Zovko, Leopoldo López Gil, Antonio López‑Istúriz White, Pilar del Castillo Vera, Javier Zarzalejos, Francisco José Millán Mon, Juan Ignacio Zoido Álvarez, Nuno Melo, Paulo Rangel, Isabel Wiseler‑Lima, Ivan Štefanec, Vladimír Bilčík, Stelios Kympouropoulos, Esther de Lange, Cláudia Monteiro de Aguiar</Depute>

<Commission>{PPE}en nombre del Grupo PPE</Commission>

</RepeatBlock-By>

Véase también la propuesta de resolución común RC-B9-0048/2020

B9‑0048/2020

Resolución del Parlamento Europeo sobre la situación en Venezuela tras el intento de elección ilegal de la nueva Junta Directiva de la Asamblea Nacional (golpe de Estado parlamentario)

(2020/2507(RSP))

El Parlamento Europeo,

 Vistas sus anteriores resoluciones sobre Venezuela, en particular la de 31 de enero de 2019[1], en la que se reconoce a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela,

 Vista la declaración, de 5 de enero de 2020, del portavoz del vicepresidente de la Comisión / alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad (VP/AR) sobre los eventos en la Asamblea Nacional de Venezuela,

 Vista la declaración, de 9 de enero de 2020, del VP/AR sobre los últimos acontecimientos en la Asamblea Nacional,

 Vista la declaración, de 5 de enero de 2020, del secretario general de la Organización de los Estados Americanos sobre la situación en Venezuela,

 Vista la declaración, de 9 de enero de 2020, del Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela,

 Vista la Constitución de Venezuela,

 Visto el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional,

 Visto el artículo 132, apartado 2, de su Reglamento interno,

A. Considerando que, en virtud de la Constitución de Venezuela, el 5 de enero de cada año, los diputados eligen a su presidente y a la Junta Directiva por un período de un año;

B. Considerando que los acontecimientos que rodearon la elección programada del presidente de la Asamblea Nacional en Venezuela el 5 de enero de 2020 implicaron un intento de golpe de Estado parlamentario por parte del régimen ilegal de Nicolás Maduro y estuvieron marcados por graves irregularidades y actos contra el funcionamiento democrático y constitucional de la Asamblea Nacional;

C. Considerando que el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, fue bloqueado violentamente por las fuerzas de seguridad que le impidieron presidir la sesión, que no se permitió acceder a la Asamblea Nacional a numerosos diputados y que se impidió a la prensa local e internacional entrar en el edificio;

D. Considerando que los intentos de nombrar a una nueva Junta Directiva favorable a Nicolás Maduro fueron nulos de pleno derecho, dado que nunca se declaró oficialmente abierta la sesión, que no hubo un presidente de sesión, que no se procedió a ninguna verificación del quórum y que no se comprobó la votación nominal formal, tal como exigen los artículos 7, 8 y 11 del Reglamento de la Asamblea Nacional y el artículo 221 de la Constitución de Venezuela;

E. Considerando que horas más tarde, obligada por las circunstancias, una abrumadora mayoría de parlamentarios celebró una reunión extraordinaria en la sede del periódico El Nacional, de conformidad con la Constitución venezolana y el Reglamento interno de la Asamblea Nacional, que permiten la celebración de sesiones fuera de la sede legislativa; que 100 de los 167 parlamentarios, que cumplen los requisitos aplicables al quórum y a la votación nominal contemplados en el artículo 221 de la Constitución de Venezuela, votaron a favor de la reelección de Juan Guaidó y los miembros de su Junta Directiva en sus respectivos cargos para el último año de la legislatura 2015-2020;

F. Considerando que Juan Guaidó fue investido presidente en una sesión oficial de la Asamblea Nacional celebrada el 7 de enero de 2020, pese a los intentos de las fuerzas del régimen de Nicolás Maduro de impedir la celebración de la sesión, en particular obstruyendo la entrada del edificio y cortando la electricidad en su interior;

G. Considerando que las acciones en curso contra los diputados electos de la Asamblea Nacional, incluidos la tortura, el acoso, las desapariciones forzadas, la intimidación y las detenciones arbitrarias, están obstaculizando la labor constitucional de la Asamblea Nacional;

H. Considerando que la crisis política, económica, institucional, social y humanitaria multidimensional ha empeorado significativamente; que el agravamiento de la escasez de medicamentos y alimentos, las violaciones masivas de los derechos humanos, la hiperinflación, la opresión política, la corrupción y la violencia están poniendo en peligro la vida de las personas y obligándolas a huir del país;

1. Reitera que, como resultado de la votación transparente y democrática de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó es el presidente legítimo de la Asamblea Nacional y el presidente interino legítimo de la República Bolivariana de Venezuela, de conformidad con el artículo 233 de la Constitución de Venezuela;

2. Condena enérgicamente el intento de golpe de Estado parlamentario por parte del régimen de Nicolás Maduro y sus aliados, y sus esfuerzos por evitar que la Asamblea Nacional, el único órgano democrático legítimo de Venezuela, realice correctamente el mandato constitucional que le ha conferido el pueblo venezolano;

3. Reitera su total apoyo a la Asamblea Nacional, que es el único órgano democrático de Venezuela elegido legítimamente y cuyos poderes han de respetarse, incluidas las prerrogativas y la seguridad de sus miembros; insiste en que solo se puede lograr una solución pacífica y política si se respetan plenamente las prerrogativas constitucionales de la Asamblea Nacional;

4. Recuerda que el respeto de las instituciones y los principios democráticos y la defensa del Estado de Derecho son condiciones esenciales para resolver la crisis en Venezuela, en beneficio de sus ciudadanos;

5. Pide una transición hacia la democracia basada en la hoja de ruta, que prevé el cese de la usurpación, un gobierno transitorio y la creación de condiciones que conduzcan a unas elecciones presidenciales libres, transparentes y creíbles, sobre la base de un calendario fijo, unas condiciones justas para todas las partes involucradas, transparencia y la presencia de observadores internacionales fiables;

6. Pide a aquellos Estados miembros que aún no lo hayan hecho que reconozcan el mandato legítimo del presidente Juan Guaidó, y celebra que el alto representante haya declarado que este es la única autoridad democrática reconocida por la Unión;

7. Solicita el envío de una misión de investigación al país para evaluar la situación;

8. Encarga a su presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, al vicepresidente de la Comisión / alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, al presidente interino legítimo de la República y de la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, a los Gobiernos y Parlamentos de los países del Grupo de Lima, a la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana y al secretario general de la Organización de los Estados Americanos.

 

[1] Textos Aprobados, P8_TA(2019)0061.

Última actualización: 15 de enero de 2020Aviso jurídico