Index 
 Előző 
 Következő 
 Teljes szöveg 
A dokumentum állapota a plenáris ülésen
Válasszon egy dokumentumot : O-000085/2014

Előterjesztett szövegek :

O-000085/2014 (B8-0043/2014)

Viták :

PV 25/11/2014 - 16
CRE 25/11/2014 - 16

Szavazatok :

Elfogadott szövegek :


Viták
2014. november 25., Kedd - Strasbourg Lektorált változat

16. A tömeges kitoloncolások és az „azonnali kiutasítás” legalizálására irányuló javaslat Spanyolországban (vita)
A felszólalásokról készült videofelvételek
PV
MPphoto
 

  El Presidente. - El punto siguiente en el orden del día es el debate sobre la pregunta con solicitud de respuesta oral a la Comisión sobre expulsiones sumarias y propuesta de legalización de las «devoluciones en caliente» en España, de Birgit Sippel y Juan Fernando López Aguilar, en nombre del Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo, Cecilia Wikström y Maite Pagazaurtundúa Ruiz, en nombre del Grupo de la Alianza de los Demócratas y Liberales por Europa, Judith Sargentini y Josep-Maria Terricabras, en nombre del Grupo de los Verdes/Alianza Libre Europea, Cornelia Ernst y Marina Albiol Guzmán, en nombre del Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica, y Laura Ferrara e Ignazio Corrao, en nombre del Grupo Europa de la Libertad y de la Democracia Directa (O-000085/2014 - 2014/2959(RSP)- B8-0043/2014).

 
  
MPphoto
 

  Birgit Sippel, Verfasserin. - Herr Präsident! Ich will eingangs darauf hinweisen, dass ich es verstehe, dass man Redezeiten begrenzen muss. Aber ich wäre glücklich, wenn diese strenge Einhaltung von Redezeiten dann auch für alle gelten würde.

Zum Thema: Die spanische Regierung plant derzeit eine Gesetzesänderung, die dazu führen soll, dass die unmittelbare Abschiebung auf dem Grenzstreifen von Ceuta und Melilla legalisiert werden soll. Wir alle kennen die Bilder, wenn von der Küste vor Ceuta auf Flüchtlinge, die nur mit Rettungsreifen bestückt sind, Gummigeschossen abgefeuert werden, die Menschen in Panik geraten und ertrinken. Und uns sind die Bilder in Erinnerung, als in Melilla – wir haben, glaube ich, alle den Film gesehen – ein Mann niedergeschlagen und ohne Wahrung seiner Rechte auf die marokkanische Seite zurückgetragen wurde. Dieses Vorgehen ist sowohl von Frau Malmström als auch vom europäischen Kommissar für Menschenrechte hart kritisiert worden. Es kann nicht sein, dass an unseren Grenzen – mitten in Europa, denn der gesamte Zaun ist spanisches Hoheitsgebiet – Menschen so behandelt werden. Wir haben heute Morgen viel von Würde gehört. Doch die Würde des Menschen ist unteilbar, und sie gilt nicht nur für europäische Menschen.

Der Änderungsantrag könnte nun also Eingang in das Sicherheitsgesetz Spaniens finden. Die Europäische Kommission ist nun aufgefordert, alles zu tun, um diese Gesetzesänderung zu verhindern. Denn diese Änderung steht nicht nur im Widerspruch zu Artikel 13 der spanischen Verfassung, sie verstößt auch gegen die Europäische Grundrechtecharta und gegen die Genfer Flüchtlingskonvention.

Liebe Kolleginnen und Kollegen, die Art und Weise, wie wir Migration und Asyl handhaben, wie wir über Migranten reden, ist nicht länger tragbar. Wir brauchen dringend eine Veränderung unserer Politik, und wir brauchen diese Veränderungen jetzt.

 
  
MPphoto
 

  Cecilia Wikström, författare. - Herr talman! Ja, det är chockerande när vi behöver se filmer på när polisen skjuter människor med gummikulor så att femton personer avlider och det är lika tragiskt att vi ska se människor brutalt nedslagna av spansk polis. Detta är inget annat än brutalt övervåld av en polisstyrka som tar lagen i egna händer.

Agerandet strider mot internationell rätt och mot EU:s lagstiftning, asyllagstiftningen som vi med stor möda har fått på plats. Alla EU-länder binds naturligtvis av gemensam lagstiftning kring asylmottagande, processer och återsändande av migranter som inte har asylskäl.

Vi är också bundna av Genèvekonventionen och vi styrs av principen om non-refoulement. Dessa ”hot returns”, alltså att migranterna omedelbart utvisas, är oförenligt med EU:s lagstiftning. Alla har inte rätt till asyl, men alla har rätt till ett normalt återbördande till sitt ursprungsland. Att skicka tillbaka någon utan individuell prövning är oförenligt med vår lagstiftning. Det är mycket oroande att Spanien nu diskuterar att anta en lagstiftning som möjliggör de här heta återvändandena, för det skulle leda till kollektiva utvisningar – oförenligt med europeisk och internationell lagstiftning.

Kommissionen måste agera med kraft här. Starka reaktioner från medlemsländerna krävs och om lagen träder i funktion så måste den prövas i EU-domstolen. Kommissionen, och jag uppmanar här av hela mitt hjärta kommissionär Avramopoulos att titta på vad som egentligen hände vid de här tillfällena. Jag gör bedömningen entydigt att EU-lag precis som internationell rätt, har åsidosatts. Detta kan icke tolereras.

 
  
MPphoto
 

  Ska Keller, author. - Mr President, ‘hot returns’ are an illegal practice, and this is not going to change simply by changing a law. The Spanish state is knowingly acting in breach of European and international law by pushing people back through the doors in the fences of Ceuta and Melilla. International borders are established by international treaties. It is not up to the Spanish Government to simply decide where jurisdiction applies and where it does not. The territory between the fences, as well as Spanish territorial waters, clearly belongs to Spanish territory.

The EUʼs asylum law, and notably the Reception Directive, clearly also refers to territorial waters. The EU law and the European Convention and international refugee law all forbid returning people without checking, on a case-by-case basis, whether those people are in need of international protection. Likewise, ‘hot returns’ are in breach of the principle of non-refoulement, which is a key principle of international law as well as of European law, and the Spanish Government cannot simply ignore this.

But it is not enough to simply look at Spain here. Ceuta and Melilla are part of Spain, but they are also part just as much of Europe. Spanish borders are European borders, and the refugees and migrants there merit European attention and European solidarity. What happens in Spain, what happens at the borders of Europe, is the responsibility of all of us, and we cannot simply ignore it. The rule of law has to apply to everybody, be they citizens of the European Union, of Spain or of any other country, or be they refugees and migrants who come to Europe to look for protection.

 
  
MPphoto
 

  Marina Albiol Guzmán, Autora. - Señor Presidente, señoras diputadas, señores diputados, esta es la realidad en Ceuta y Melilla: palizas en la valla, carnes desgarradas por las cuchillas, ahogados en el mar de la insolidaridad, mientras aquí se llenan la boca hablando de la Europa de las libertades. ¡Cuánta hipocresía!

Hipocresía es, también, que aplaudan al Papa cuando pide que el Mediterráneo no se convierta en un gran cementerio cuando resulta que los muertos del Mediterráneo son consecuencia de sus políticas. No sé, quizá vayan todos al infierno.

Y esto es lo que está pasando en Europa. Y las «devoluciones en caliente», que quiere legalizar el Gobierno del Partido Popular, son esto: una paliza y para Marruecos. Son deportaciones ilegales y llevan practicándose una década. Consentidas e impulsadas por muchos de los que hoy aquí dicen estar escandalizados. Quieren legalizar lo ilegal, porque las «devoluciones en caliente» incumplen, vulneran, en el Estado español, la Ley de Extranjería, la Ley de Asilo, la Constitución española y el Código Penal. Y en Europa, la Directiva de retorno, la Directiva de asilo, la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea y el Convenio Europeo de Derechos Humanos. Vulneran, también, la Convención de Ginebra, el Estatuto de los Refugiados, la Declaración Universal de Derechos Humanos y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

Y estas deportaciones son para muchas mujeres una condena a muerte, una condena a las violaciones o a los matrimonios forzados. Ustedes les han convertido en los nadies de los que hablaba Galeano. Los nadies. Los hijos de nadie, los dueños de nada. Los nadies, que cuestan menos que la bala que los mata. Los nadies, que no tienen nada, pero que son ricos en dignidad.

Y ¡ojo!, porque los nadies son más y, afortunadamente, algún día sus vallas no les podrán detener.

 
  
MPphoto
 

  Laura Agea, autore. - Signor Presidente, onorevoli colleghi, ancora una volta dal Mediterraneo emerge uno scenario europeo cupo sul fronte della tutela dei diritti umani fondamentali. È illusorio pensare che l'uso eccessivo della forza da parte delle autorità, le morti dei migranti, le espulsioni sommarie e la violazione dei diritti umani siano da considerare casi isolati o sfortunati incidenti. Da anni nel Mediterraneo si muore perché migliaia di persone sono pronte a rischiare la vita pur di oltrepassare il confine che li separa dall'Europa.

Non ci sono solo i recenti fatti di Ceuta e Melilla e i propositi del governo spagnolo a confermare questa inquietante realtà, ma anche la Corte europea dei diritti dell'uomo. Essa infatti ha recentemente puntato il dito contro Stati membri come l'Italia e la Grecia per la loro incapacità di garantire l'articolo 3 della Convenzione europea per la salvaguardia dei diritti dell'uomo, che vieta trattamenti inumani o degradanti.

Non possiamo quindi che auspicare, soprattutto nell'area mediterranea, delle politiche di controllo delle frontiere e di gestione dei flussi migratori più efficaci e più rispettose dei diritti umani di quelle adottate fino a questo momento, il cui risultato è sotto gli occhi di tutti.

 
  
MPphoto
 

  Dimitris Avramopoulos, Member of the Commission. - Mr President, first of all I would like to express my thanks to Parliament for putting this question on the agenda. I believe that the situation in Ceuta and Melilla is really very important and deserves all our attention. In my capacity as Commissioner for Migration, Home Affairs and Citizenship I intend to closely monitor and address the situation in Ceuta and Melilla while, at the same time, continuing to support Spain in managing the situation at its external borders.

I myself have had the occasion to discuss this matter with the Spanish Minister of the Interior, Jorge Fernández Díaz, just two weeks ago. I have also accepted an invitation from the Minister to visit the two areas concerned in the coming months. I am satisfied that the Minister of the Interior himself and the Spanish authorities are willing to engage in dialogue with the Commission on this issue. However, the situation remains disconcerting and requires our attention.

The Commission is concerned by all the allegations as well as the recent proposals to amend the relevant legislation. The Commission is concerned by reports coming from NGOs and the media alleging the summary removal of migrants from both Ceuta and Melilla to Morocco, as well as ill treatment. We take these allegations very seriously. For this reason the Commission is in contact with the Spanish authorities over this matter.

It is also important for the Commission to know more about the procedures put in place to ensure the correct application of the principle of non-refoulement and effective access to the asylum procedures. I want to be clear on that. Any border surveillance measure must be proportionate to the objectives pursued. It must be in compliance with respect for the EU Charter on Fundamental Rights and the principle, as I mentioned before, of non-refoulement, and it must respect human dignity.

In accordance with these obligations, border control must be carried out while respecting the rights of refugees and persons requesting international protection, in particular as regards the principle of non-refoulement and effective access to the asylum procedures. Any cooperation with third countries must be carried out in full respect of these principles. It is necessary to guarantee effective access to the asylum procedure for those third-country nationals who are on Member State territory, including at the borders, in transit zones or on the territorial seas, and who express a wish to apply for asylum.

The Commission is also concerned that the interpretation by Spain of what constitutes an external border, and recent proposals amending relevant legislation – what some have called ‘hot returns’ – might not be in conformity with obligations arising under EU and international law.

My predecessor, Commissioner Malmström, had requested that the Spanish Minister of the Interior provide the Commission with information concerning these draft amendments. In addition, my services have already addressed the Spanish authorities at the technical level to better understand the implications of these draft amendments and their conformity with Spain’s obligations under European Union law.

As guardian of the Treaties, the Commission follows closely the actions of Member States, and it is the responsibility of the Commission to draw attention to actions which may constitute a violation of European Union laws, in particular when it concerns the protection of the fundamental rights of individuals. The Commission will not hesitate to take appropriate steps where there is evidence that a Member State has violated European Union laws.

But I am confident that the dialogue we have opened with the Spanish authorities will have positive results and will lead to the necessary changes, and I am planning to accept the invitation of the Minister and confirm, together with him, the improvements in such a difficult part of our common European borders.

 
  
MPphoto
 

  Lara Comi, en nombre del Grupo PPE. – Señor Presidente, yo soy italiana, pero intervengo en la primera parte del debate en español para afirmar con fuerza que el problema de la inmigración es europeo y no solamente nacional, y no solamente italiano, y no solamente español.

Ogni forma di violenza va condannata: va condannata quando viene svolta dalle forze dell'ordine e va condannata quando viene svolta anche dagli immigrati e dai clandestini. L'assenza di un'efficace strategia europea conduce gli Stati a soluzioni individuali, come verificheremo per quanto riguarda la Spagna, che si rendono necessarie per la salvaguardia del territorio, della sicurezza e dell'ordine pubblico interno, che rischiano però a volte di essere lesive dei diritti.

Diversi sono gli interessi in gioco. Innanzitutto non si possono abbandonare i barconi al loro destino. Quindi occorre che gli Stati accettino anche i clandestini e i profughi, e devono avere anche delle tempistiche molto rapide per capire se sono profughi o se sono clandestini, proprio perché la differenza è importante. Noi dobbiamo accogliere i profughi, ma dobbiamo rimpatriare i clandestini rispettando i loro diritti.

Io su questo chiedo con forza la negoziazione rapida di accordi con i paesi di origine e delle procedure più veloci, come le dicevo, per quanto riguarda lo stato di profughi. La parola d'ordine è tolleranza zero verso la clandestinità, che viene a originare ancora maggiore criminalità. E concludo brevissimamente dicendo che sono molto contenta che quasi tutto il Parlamento, a parte la collega, abbia condiviso le parole del Papa, perché abbiamo capito che non ci sono più euroscettici in quanto il Papa ha detto che più europeisti di così continuiamo ad andare avanti con la solidarietà. Non ha detto di uscire né dall'Europa né dall'euro.

 
  
MPphoto
 

  Juan Fernando López Aguilar, en nombre del Grupo S&D. – Señor Presidente, señor Comisario, dijo Nelson Mandela que la discriminación y la arbitrariedad degradan a quien la padece, pero sobre todo degradan a quien la practica o la promueve. Testigos e imágenes acreditan la práctica inaceptable de las «devoluciones en caliente». Para que todo el mundo lo entienda: una devolución en caliente consiste en la entrega a las autoridades marroquíes de un ciudadano extranjero, interceptado como irregular de este lado de la valla, por parte de las fuerzas y cuerpos de seguridad dependientes del Gobierno de España.

Y esta práctica es contraria a la ley española, es contraria a la Constitución española, es contraria al Derecho europeo, es contraria a los Tratados internacionales de protección de derechos humanos y, particularmente, de protección del refugiado. Y el Gobierno español sabe que esa práctica no puede ser convalidada por una reforma legal, en la medida en que siga siendo contraria a la legalidad internacional y al Derecho internacional en materia de derechos humanos.

El Comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, el señor Nils Muižnieks, ha puesto de manifiesto su oposición a esta práctica y su preocupación. Lo mismo ha hecho la Comisaria Cecilia Malmström, en una carta contundente dirigida al Gobierno de España. Ahora le toca hablar a la actual Comisión, le toca hablar a usted, señor Avramopoulos, para fijar una posición clara con respecto de prácticas inaceptables que empeoran cuando, además, vienen acompañadas de abusos que lesionan derechos fundamentales —como hemos visto en esas imágenes de personas reducidas por la fuerza y arrastradas al otro lado de la valla, como si nunca hubieran estado en territorio español—.

Por tanto, aquí tenemos una verdadera prueba de fuego de la calidad del Derecho europeo, que es nuestra razón de ser. Si hay algo que distingue, que es una verdadera prueba de calidad, a un ordenamiento jurídico como civilización fundada en el Derecho es precisamente el trato al otro, el trato al diferente, el trato al extranjero.

Por eso es tan importante que la Comisión Europea, como guardiana de los Tratados, diga cuanto antes qué es lo que piensa de estas prácticas —a nuestro juicio manifiestamente ilegales y contrarias al Derecho europeo— y qué es lo que piensa hacer para evitar que se consume esa reforma legal, que en ningún caso puede ser convalidada, porque sigue siendo contraria al Derecho internacional en materia de derechos humanos.

(El orador acepta responder a una pregunta formulada con arreglo al procedimiento de la «tarjeta azul» (artículo 162, apartado 8, del Reglamento))

 
  
MPphoto
 

  Bill Etheridge (EFDD), blue-card question. – The Spanish Government is breaking European law. I am interested to know how you would deal with this. If they continued to defy it, would you like to see the Spanish Government forcibly replaced by the EU? Then, if there were more immigrants allowed in as a consequence of this, would you like to see the EU nation states forced to accept quotas of those people who come into Spain, to lessen the blow to Spain?

 
  
MPphoto
 

  Juan Fernando López Aguilar (S&D), respuesta de «tarjeta azul». – La respuesta es muy sencilla. Cada vez que un Estado miembro incumple el Derecho europeo, interviene la Comisión, que para eso es guardiana de los Tratados. Y se debate en este Parlamento Europeo. Pero ¿sabe qué le digo? Que no solamente es contraria al Derecho europeo, es también contraria a la legislación española, que no admite las «devoluciones en caliente». La legislación española contempla las expulsiones, de acuerdo con un procedimiento reglado y con carácter sancionatorio, que no es el caso de una persona interceptada irregularmente.

La legislación española contempla también el rechazo en frontera, pero en los puntos habilitados y de acuerdo —igualmente— con un procedimiento reglado, pero en ningún caso contempla una entrega directa a las autoridades marroquíes que suponga ignorar o violar el procedimiento reglado en la Ley española y que no ofrezca ninguna garantía, ni de asistencia jurídica, ni de información de sus derechos, ni tampoco de intérprete.

Eso es contrario, para empezar, a la Ley española, pero es igualmente contrario al Derecho europeo y de protección del refugiado, en la medida en que no le da ninguna oportunidad al porcentaje, aunque sea minoritario, de aquellos que huyen de alguna persecución o merecen protección subsidiaria de acreditar que se encuentran en una situación que merece la protección por parte de un Estado miembro de la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 

  Maite Pagazaurtundúa Ruiz, en nombre del Grupo ALDE. – Señor Presidente, lo ha dicho el Comisario, la situación en Ceuta y Melilla es muy preocupante desde el punto de vista político y desde el punto de vista humano. Si bien no supone la mayor parte de la entrada irregular de personas ni en España ni en la Unión Europea, nos interpela, porque se pudre la situación en Ceuta y Melilla. Pasa el tiempo y se pregunta a un comisario tras otro, como le hemos preguntado hoy a usted, señor Avramopoulos.

Nos ha contestado —como guardián de los Tratados— diciendo que la gestión de la inmigración y de las fronteras debe hacerse con estricto respeto de los derechos humanos y, diríamos —incluso— también, de las condiciones de trabajo de quienes las protegen.

El Gobierno de mi país pretende legalizar las «devoluciones en caliente» —que denomina rechazo en frontera— con lo que se va a integrar en el ordenamiento jurídico español en materia de inmigración una práctica que podría violar la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea.

Usted ha hablado de conocer sobre el terreno, de diálogo, de los cambios necesarios... Seguimos, en todo caso, el debate del punto anterior, señor Avramopoulos. Los Gobiernos españoles no han conseguido garantizar la inviolabilidad de la frontera, a pesar de haber recurrido a métodos de disuasión —como las conocidas como concertinas— y el personal de la frontera trabaja en condiciones difíciles, a veces con órdenes imprecisas.

En todo caso, actuamos de urgencia. Tenemos un muro, se va a hacer un foso. A largo plazo no hay fronteras posibles para los desesperados. No hay atajos posibles tampoco frente al Tratado. El cambio en la ley no solucionará el problema, pero eliminará el derecho de los inmigrantes a un trato con garantías legales y a la posibilidad de solicitud de asilo en la frontera.

La Unión Europea tiene que implicarse en la situación de estas fronteras y garantizar grandísimos retos, ser garante de los derechos humanos, dar apoyo a España para poder hacer una gestión eficaz y justa de la frontera, asumiendo el establecimiento de corredores seguros para el asilo, la gestión trasnacional de las entradas a la Unión Europea y, sobre todo, tenemos que actuar en la ayuda al desarrollo, garantizando la eficaz utilización de los fondos europeos.

Seguimos en el debate anterior.

 
  
MPphoto
 

  Teresa Rodriguez-Rubio, en nombre del Grupo GUE/NGL. – Señor Presidente: «Entramos en Melilla pero la Guardia Civil nos detuvo. Nos golpearon con porras entre cinco y diez minutos. Nos esposaron y luego abrieron el portón de la valla y nos entregaron a las fuerzas marroquíes. Luego, allí, nos golpearon con bastones, nos obligaron a tumbarnos boca abajo en el suelo sin quitarnos las esposas y permanecimos en el suelo durante una hora mientras nos golpeaban». Joseph es camerunés, tiene mi edad y, mientras cuenta esto, tiene un ojo hinchado y está cojo.

Señor Comisario, su antecesora escribió hace muy poco tiempo una durísima carta al ministro de Interior de mi país denunciando esta práctica, tan común —desde hace, por cierto, más de diez años— como ilegal.

La normativa en la Unión Europea prohíbe a los países llevar a las personas de forma forzosa a territorios donde estarían expuestos a un trato inhumano y degradante. Pues bien, lo sabe todo el mundo, aunque a usted le falten pruebas. Hay vídeos, hay fotos, hay testimonios de todo tipo. En España se les dispensa dicho trato directamente y luego se les lleva a rastras por la portezuela de la valla como quien tira la basura, para que sigan siendo tratados como tal al otro lado.

¿Y qué haremos nosotros? ¿Qué hará usted, señor Comisario? ¿Qué hará este Parlamento? ¿Qué es un Parlamento que no se preocupa por la aplicación de sus propias leyes, sino un circo muy caro?

 
  
MPphoto
 

  Ernest Urtasun, en nombre del Grupo Verts/ALE. – Señor Presidente, señor Comisario, yo creo que ustedes se ven en la obligación de actuar en estos momentos, por una razón muy sencilla. Como ya han dicho mis colegas, el pasado 15 de octubre la Comisaria Malmström envió una carta al ministro del Interior en la que decía que una práctica de este tipo —las «devoluciones en caliente»— constituía una violación de la legislación de la Unión Europea. Esto no lo digo yo, lo decía la carta. Y en la carta, además, se mencionaba qué leyes se violaban: el Código de fronteras de Schengen, la Directiva sobre procedimientos de asilo, la Carta de los Derechos Fundamentales.

Entonces, aquí la cuestión es muy simple. Si la Comisión ha reconocido por escrito que las «devoluciones en caliente» no son conformes al Derecho europeo, ¿van a permitir ustedes que no pase nada, que un Estado lo convierta en ley nacional sin que ustedes actúen?

Lo digo porque eso crearía un precedente muy preocupante en la aplicación de la legislación europea en el conjunto de los Estados miembros. Yo no creo que ustedes quieran permitir que se creen en estos momentos, en la Unión Europea, vacíos legales en los que el Derecho europeo no se aplica. Realmente porque, si eso fuera así, la función de la Comisión como garante del Derecho europeo y de su aplicación estaría realmente en entredicho. Yo creo que ustedes no tienen más remedio que actuar e impedir que eso se produzca.

 
  
MPphoto
 

  Laura Agea, a nome del gruppo EFDD. – Signor Presidente, onorevoli colleghi, oggi in questo emiciclo il Papa ha ribadito concetti molto semplici, di un'umanità disarmante e forse un po' troppo utilizzati a nostro uso e consumo. Rivolgendosi a quelle donne e a quegli uomini che necessitano di aiuto e di accoglienza ha parlato di ripetibilità e di unicità di ogni vita umana, di dignità che ci può essere solo quando vengono garantiti i fondamentali diritti umani. Ha detto che bisogna impedire che il Mediterraneo diventi un gran cimitero. Per molte persone lo è già diventato, molte famiglie non piangeranno mai le persone che sono morte. Non ce lo dimentichiamo. L'Europa non può assumere le sembianze di una fortezza sotto assedio da parte dei popoli che vivono dall'altra parte del Mediterraneo. Gli Stati membri di quell'area e che maggiormente subiscono le pressioni dei flussi migratori non possono essere lasciati soli.

Il denaro che l'Unione europea e i singoli Stati stanno destinando al sistema di gestione dei flussi e di accoglienza deve essere soggetto a controlli più severi, per scongiurare frodi, speculazioni e sprechi. È ancora necessario uno sforzo corale maggiore per fare in modo che l'Unione e i singoli Stati membri abbiano una legislazione nel campo dell'immigrazione che sia rigorosa, efficace e imprescindibilmente rispettosa dei diritti umani.

 
  
MPphoto
 

  Agustín Díaz de Mera García Consuegra (PPE). - Señor Presidente, sí, yo también voy a citar al Papa. Esta mañana ha dicho «legislaciones adecuadas para garantizar la acogida a los inmigrantes» y yo a eso digo «amén». Lo digo sinceramente.

La Ley de Extranjería española, reformada en cinco ocasiones, contempla siete figuras jurídicas: denegación de entrada, prohibición de entrada, devolución, salida obligatoria, procedimiento de expulsión, readmisión y contención de entrada. Afirmo que es una ley garantista —muy garantista— que contempla la asistencia letrada, el intérprete, la audiencia, la resolución motivada de la autoridad competente y el recurso.

Por otra parte, el invocado Derecho comunitario: el Tratado de Funcionamiento de la Unión, en su artículo 77, proclama que «la Unión desarrollará una política que tendrá por objetivo […] garantizar los controles de las personas y la vigilancia eficaz de las fronteras». Ceuta y Melilla tienen la consideración de frontera terrestre de la Unión en el continente africano y, además, tienen una extraordinaria presión migratoria. Las entradas irregulares de inmigrantes a Ceuta crecieron un 73 % y estas fronteras han sido asaltadas con violencia por 17 000 personas.

Los contenidos de la pregunta oral, plagada de interpretaciones parciales o singulares y desinformadas, en lo esencial, están pendientes de resolución judicial singularísima, en un caso, y en otro, que esencialmente debatimos aquí, de intenciones. Aquí hay un debate sobre intenciones. Vean lo científico y político de la cuestión.

Yo creo en la protección internacional y la defiendo —y mi país también—, pero el acceso a la protección internacional está sujeto a reglas comunitarias. Yo quiero un asilo común, yo quiero un Sistema Europeo Común de Asilo (SECA), pero aquí estamos en presencia de un grupo mayoritario —salvo un 1,5 % que pide asilo— que lo que hace no es pedir asilo, es asaltar las fronteras, como se ha demostrado.

Creo asimismo en la protección subsidiaria y rechazo —que quede claro—, si se produjera en España o en cualquier otro país, toda actuación al margen de la legalidad. Los rechazos fronterizos, señor Presidente, están contemplados por cuatro normas: una Directiva comunitaria, el Convenio Shengen, el Código Penal español —en los artículos 89 y 96— y el Reglamento Frontex.

Yo, jamás —como sabe la Cámara— me refiero a la inmigración con el adjetivo de «ilegal», jamás. Yo nunca le doy dimensión penal a ningún inmigrante.

(El orador acepta responder a una pregunta formulada con arreglo al procedimiento de la «tarjeta azul» (artículo 162, apartado 8, del Reglamento))

 
  
MPphoto
 

  Ernest Urtasun (Verts/ALE), pregunta de tarjeta azul. – Señor Díaz de Mera, mire, en función de la legislación europea, cualquier persona que llegue al territorio europeo tiene derecho a ser escuchado. Y si es demandante de asilo, tiene derecho a que se realice todo un procedimiento para ver si esa persona es merecedora o no de que se le dé asilo.

En todas las imágenes en Ceuta y Melilla se ve cómo la Guardia Civil coge a personas que ya han entrado en territorio español y estas son expulsadas automáticamente fuera del territorio europeo. En ese caso, solo hay dos explicaciones para eso: la primera, que el Gobierno considere que Ceuta y Melilla no es territorio europeo ni español —lo cual, si lo defendiera, me parecería un poco sorprendente—; la segunda, que todos los procedimientos que se establecen en esta materia no deben ser aplicados. En ese sentido, me gustaría preguntarle cuál es su opinión sobre eso.

 
  
MPphoto
 

  Agustín Díaz de Mera García Consuegra (PPE), respuesta de «tarjeta azul». – Muchas gracias, señor Presidente. Con mucho gusto contesto a una pregunta tan reflexiva. No sé si la respuesta estará a la altura de la pregunta, pero, en cualquier caso, le respondo. No, no, le respondo.

Mire usted, señor Urtasun. Todo lo que usted dice está judicializado. Una cuestión judicializada y pendiente de resolución en modo alguno puede ser una cuestión que se debata en una Cámara como esta, donde lo que parece, más que otra cosa, no es que estemos en presencia de un debate político, sino que estamos en presencia de una ordalía. ¿Qué es una ordalía? Una ordalía es el juicio de Dios.

Bueno, aquí hay un gran tribunal, muy singular tribunal, dividido en dos grandes grupos: tres y el resto. ¿Para qué? Para juzgar sobre intenciones y para juzgar sobre casos que están sometidos a jurisdicción judicial.

Esa es mi respuesta, con el ruego de su consideración.

 
  
MPphoto
 

  Sylvie Guillaume (S&D). - Monsieur le Président, malgré le très long plaidoyer de M. Díaz de Mera García Consuegra, tout de même quelle ironie du sort et, peut-être même, quelle schizophrénie pour l'Europe!

Nous venons à peine de conclure le débat précédent qui, de façon générale, rend compte de la nécessité d'une approche globale de l'Union européenne en matière de migration. C'est en tout cas ce que j'ai compris, et notre discussion porte désormais sur des expulsions sommaires de migrants en Espagne et sur les tentatives du gouvernement espagnol pour rendre ces pratiques légalement possibles.

Comment peut-on réussir le pari d'une politique migratoire vraiment cohérente, protectrice, efficace, si, dans le même temps, il y a des tentatives de détricotage de la législation et des valeurs européennes? Plus spécifiquement, en ce qui concerne la situation qui nous intéresse à Ceuta et Melilla, les questions que nous adressons sont simples et assez directes, et les réponses doivent l'être tout autant.

Qu'est-ce qui permet à un État membre de ne pas se conformer aux garanties prévues par la directive sur les retours? Qu'est-ce qui permet qu'on s'exonère du respect du principe de non-refoulement et de l'accès effectif à la procédure d'asile?

Si l'Europe et ses États membres se contentent d'appliquer des logiques de "chacun chez soi" ou de "chacun pour soi", nous ne relèverons pas ces défis présentés par la migration, et je crois que nous ne serons pas à la hauteur des enjeux collectifs de notre continent.

 
  
MPphoto
 

  Josu Juaristi Abaunz (GUE/NGL). - Señor Presidente, como ya se ha detallado aquí, el Gobierno español viola todas las legislaciones habidas y por haber cuando expulsa de manera sumaria, sin preguntar por origen ni destino y sin preguntar, por supuesto, si desean acogerse a asilo —por cierto, como ya se ha comentado, otra de las grandes víctimas de este despropósito en la Unión Europea—.

La represión de las fuerzas de seguridad españolas y marroquíes ha causado la muerte de decenas de personas. ¿Cuántas más deben morir? Le repito la pregunta que ya se ha lanzado aquí: ¿qué otras pruebas necesita la Comisión Europea?

Dice ahora el Gobierno español que quiere legalizar las expulsiones sumarias y esto es muy grave, y aún no sé qué hará la Comisión Europea al respecto, porque quiero suponer —quiero pensar eso al menos— que esas expulsiones sumarias seguirían siendo ilegales en el ámbito europeo. Hablamos —y parece mentira— de personas. La Comisión Europea debe implicarse mucho más, no limitarse a aceptar pantomimas de colaboración que le ofrece el Gobierno español. Debe actuar.

 
  
MPphoto
 

  Josep-Maria Terricabras (Verts/ALE). - Señor Presidente, debemos recordar que en España ha habido ya muchísimas acciones dramáticas de uso de la fuerza contra los inmigrantes, con consecuencias gravísimas para ellos. Esto no depende de mis intenciones ni de mi interpretación. Esto son hechos.

Ahora, el Gobierno español quiere reformar la Ley sobre derechos y libertades de los extranjeros en España para que los extranjeros —evidentemente los pobres— puedan ser expulsados sin los procedimientos legales necesarios, y eso no se hace tampoco para proteger el Estado o para proteger el orden interior. Son expulsiones ilegales, seguramente contraviniendo el artículo tercero de la Constitución española y todos los derechos fundamentales.

El Gobierno español quiere legalizar la ilegalidad. Eso no debería ser posible en un Estado miembro de la Unión Europea. Mi grupo parlamentario se opone a ello y yo mismo lo rechazo. Espero que la Comisión también lo haga.

 
  
MPphoto
 

  Rosa Estaràs Ferragut (PPE). - Señor Presidente, sin duda es esta una cuestión de Estado porque hablamos de personas, pero también hablamos de fronteras. Ceuta y Melilla tienen una singularidad geográfica, política y migratoria diferente a cualquier otro territorio. Se concentra allí la mayor desigualdad del mundo en solo unos kilómetros. Es la única frontera exterior terrestre de la Europa occidental. Es la única frontera situada en África.

Por esto el Gobierno de España, siempre de acuerdo con la legalidad, intenta conjugar el equilibrio entre la innegable dimensión humanitaria que tiene la situación de millones y millones de seres humanos que se juegan cada día su vida para poder encontrar una vida mejor y el respeto de todo el acervo de los derechos fundamentales, que se tiene que conjugar sin duda con la irrenunciable responsabilidad que tiene cualquier Estado con respecto al control de fronteras. Es consustancial a la idea misma de Estado, tal como reconocen la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y también el código de fronteras Schengen.

Tengo que decir que el Gobierno de España aplica los principios de oportunidad, de proporcionalidad y de conveniencia, y prevalece siempre en cualquier actuación la protección de la integridad de los inmigrantes. En cuanto al derecho de asilo, no se conculca. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas ha dado la enhorabuena al Gobierno de España por la creación de oficinas y unidades de atención a los solicitantes de asilo y de protección internacional en estas fronteras de Ceuta y Melilla.

 
  
MPphoto
 

  Jordi Sebastià (Verts/ALE). - Señor Presidente, queridos colegas, señor Avramopoulos, a pesar de lo que algunos están declarando últimamente, las imágenes son evidentes, las noticias también. Las «devoluciones en caliente» son habituales en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Y lo son gracias a la complicidad de la policía española y la policía marroquí, que actúan al margen de la ley. Una policía marroquí, no lo olvidemos, denunciada repetidamente por sus actuaciones contra los derechos humanos.

Cualquier intento de legalizar o tolerar esas devoluciones implica abandonar a las personas devueltas en manos de un Gobierno que no respeta sus derechos. Como dicen mis compañeros de la Coalición Caballas de Ceuta, a los que tengo el honor de representar en esta Cámara, esas devoluciones aseguran que los derechos humanos se acaban en Algeciras. Las devoluciones no van a frenar el éxodo de una población africana desesperada, sin ninguna posibilidad de futuro, víctima de la guerra y el hambre.

Europa debe condenar sin paliativos estas prácticas y apostar, de una vez por todas, por una política de inmigración conjunta, coordinada, donde el derecho de asilo, la libre movilidad de las personas y la garantía de los derechos humanos sean la prioridad.

Señor Avramopoulos, ha dicho usted que va a visitar la ciudad de Ceuta. Yo le invito a hablar, a conversar, a recibir a la gente de la Coalición Caballas, la segunda fuerza política de la ciudad. ¿Se reunirá usted con ellos? ¿Conocerá su versión de los hechos? ¿Conocerá su trabajo con estas personas y con este problema?

Me encantaría que dijera que sí. Estoy seguro de que ellos se alegrarían mucho.

 
  
MPphoto
 

  Teresa Jiménez-Becerril Barrio (PPE). - Señor Presidente, la situación que hoy debatimos es de tal complejidad que solo una acción conjunta, solidaria y responsable de todos los países de la Unión, en cooperación con países terceros de donde provienen los inmigrantes, puede hacernos avanzar hacia la meta que todos —y repito, todos— queremos alcanzar. Esa meta no es otra que afrontar la inmigración respetando dos importantes palabras con «d» mayúscula, que son los derechos humanos y la dignidad de las personas que ven en Europa un paraíso que, en tantas ocasiones, se convierte en un infierno.

¿O es que el sueño de tantas mujeres y niñas que vienen engañadas por mafias no se convierte en pesadilla cuando tienen que ejercer la prostitución? Y ese es solo un ejemplo. Detrás de cada persona hay una historia, en muchas ocasiones de frustración y dolor, debido a la crueldad de los traficantes, principales enemigos de los inmigrantes.

Tenemos que dejar de ser hipócritas, señorías. No se puede hablar de controlar los flujos de inmigración sin ofrecer los medios para hacerlo. Lo constructivo sería ayudar a los países que están desbordados por la presión migratoria y que, asumiendo el Código Schengen, intentan cumplir con su obligación de ofrecer a los ciudadanos fronteras más seguras. Porque no nos engañemos: en mi país, España, la persona que quiere solicitar asilo puede hacerlo de forma legal. Lo que no contempla nuestra legislación ni ninguna directiva europea es que las fronteras se asalten por la fuerza.

Nada va a mejorar si seguimos culpabilizando a unos y a otros, porque los Gobiernos cambian, señorías. También nosotros, parlamentarios, vamos y venimos. Pero el drama humano de la inmigración seguirá ahí mientras no lo afrontemos con el realismo necesario, sin el oportunismo político que tristemente estamos viendo hoy aquí.

 
  
 

Intervenciones con arreglo al procedimiento de solicitud incidental de uso de la palabra («catch the eye»)

 
  
MPphoto
 

  Νότης Μαριάς (ECR). - Κύριε Πρόεδρε, κύριε Επίτροπε, φαίνεται ότι στην Ισπανία αντιμετωπίζουμε πλέον το πρώτο σοβαρό ζήτημα παραβίασης ανθρωπίνων δικαιωμάτων και εκεί πρέπει η δράση σας να είναι άμεση και αποτελεσματική. Είναι προφανέστατο ότι στη Θέουτα και στη Μελίλια διαπράττεται αποδεδειγμένα βάναυση παραβίαση των ανθρωπίνων δικαιωμάτων. Συντελείται έντονη προσβολή του ευρωπαϊκού πολιτισμού. Καταρρακώνεται η ανθρώπινη αξιοπρέπεια. Πρέπει, επομένως, να λάβετε άμεσα μέτρα και πρέπει να αξιοποιήσετε τόσο την επίσκεψή σας όσο και εκείνα τα νομικά εγχειρήματα και μέσα που σας παρέχει η Συνθήκη, ιδίως αυτά. Η ίδια η κατάσταση όμως αποδεικνύει ότι πρέπει να προχωρήσουμε, χρησιμοποιώντας ολοκληρωμένα μέσα, και να διαμορφώσουμε μια αναπτυξιακή πολιτική για τη Μεσόγειο, μια πολιτική εγγύησης και ανάπτυξης για την περιοχή και ταυτόχρονα ρυθμίσεις συνολικές για τα ζητήματα της μετανάστευσης και του ασύλου. Πρόκειται για σημαντικότατα ζητήματα. Πρέπει επίσης να εξετάσετε τους τρόπους με τους οποίους θα καταργηθεί το Δουβλίνο ΙΙΙ. Δεν μπορεί να συνεχιστεί αυτή η κατάσταση. Γι’ αυτό έχουμε αυτά τα φαινόμενα.

 
  
MPphoto
 

  Ангел Джамбазки (ECR). - Уважаеми г-н Председател, уважаеми г-н Комисар, уважаеми колеги, за разнообразие може би единствен в тази зала днес, няма да цитирам папата, но ще се постарая да Ви обърна внимание върху един проблем, който ми се струва изключително съществен, а това именно е проблемът с нелегалната имиграция, която е по границите на Европейския съюз.

Да, разбира се, когато говорим за бежанци, когато говорим за хора в нужда, ние сме длъжни да помагаме, но когато говорим за нелегални имигранти, нещата са съвсем различни.

Да, Испания има проблем, да, Гърция има проблем, да, Италия има проблем, да България има проблем с незаконното преминаване на нашите държавни граници от десетки, от стотици, от хиляди хора. И да, Европейската комисия трябва да предложи справедлив вариант, при който да бъде разпределена тежестта, и финансова и човешка, във връзка с тези нелегални имигранти, но това, което трябва да се знае, е, че увеличеният поток на нелегалните имигранти на наша територия повиши криминогенния фактор и увеличи случаите на нарушаване на обществения ред. Това е нещо, което не можем да продължаваме да позволяваме да се случва.

Уважавам правото и задължението на всяка една държава да пази националните си граници, това е нейно основно право и задължение. Граничната бразда трябва да бъде преминавана, но само на контролно-пропускателните пунктове.

И да не забравяме, уважаеми колеги, да не забравяме, че има държава, която организира трафика, и това е държавата Турция, която насочва нелегалните имигранти в посока към България и Гърция.

 
  
MPphoto
 

  Izaskun Bilbao Barandica (ALDE). - Señor Presidente, quiero proponer que remitamos al ministro español del Interior el discurso del Papa Francisco de esta mañana. De esa manera sabrá que las concertinas y las heridas que producen —en eso estamos de acuerdo—, las palizas entre alambradas o el tiroteo contra personas que trataban de llegar a tierra el 6 de febrero de 2014 son políticas que llenan el Mediterráneo de cadáveres, porque son políticas que se basan en la injusticia, que producen violencia y que se oponen a los valores del proyecto europeo.

Legalizar las devoluciones en caliente vulnera claramente la Carta de los Derechos Fundamentales —y no voy a mencionar de nuevo la carta de la Comisaria Malmström—. Pero, por si fallan los argumentos papales, le preguntaría: ¿cree la Comisión que un procedimiento de infracción por los abusos ya cometidos permitiría a España entender que no pueden legalizar con normas internas la expulsión del territorio europeo, sin garantía legal alguna, de personas que huyen de la pobreza?

Me gustaría que me respondiera, señor Comisario.

 
  
MPphoto
 

  Raymond Finch (EFDD). - Mr President, the behaviour of the Spanish authorities towards these desperate Africans is a reflection of the true attitude of Madrid towards the rule of law. We heard last week that the Catalan President is to be charged with the crime of disobedience because he held an unofficial referendum on Catalan independence. He may now face up to a year in prison and be banned from public office for 10 years. Does anyone in this Chamber imagine that the Spanish officials who are breaking the law by throwing migrants back over the fence will ever be threatened with such a punishment as a year in prison? They will not be threatened with any punishment at all. As for the transgressions against Gibraltarian sovereignty, I rest my case.

 
  
 

(Fin de las intervenciones con arreglo al procedimiento de solicitud incidental de uso de la palabra («catch the eye»))

 
  
MPphoto
 

  Δημήτρης Αβραμόπουλος, Μέλος της Επιτροπής. - Άκουσα τις απόψεις σας για τη σοβαρότητα των γεγονότων. Στην εισαγωγή μου εξέθεσα τη γραμμή και την πολιτική της Επιτροπής, τα βήματα που έχουν γίνει και όσα πρόκειται να ακολουθήσουν. Θέλω επίσης να υπογραμμίσω ότι θα συνεργαστώ και θα δουλέψω με όλους, τόσο με το Ευρωπαϊκό Κοινοβούλιο όσο και με τα κράτη μέλη, χωρίς καχυποψία και χωρίς προκατάληψη, στη βάση των ιδίων αρχών που θεωρώ ότι όλοι σε αυτό το χώρο σεβόμαστε και απαιτούμε να τηρούνται.

Σας διαβεβαιώ, κύριε Μαριά, γιατί το συζητήσαμε και σε προηγούμενη συζήτηση, ότι είναι πολιτική μας απόφαση να υιοθετήσουμε μια ολιστική, συγκροτημένη και ξεκάθαρη, επί τη βάσει αρχών, μεταναστευτική πολιτική. Προς τα εκεί θα κινηθούμε. Είμαι βέβαιος ότι οι ισπανικές αρχές θα μας δώσουν σαφείς, πειστικές και αξιόπιστες απαντήσεις όσον αφορά τη φημολογούμενη τροπολογία στην οποία αναφερθήκατε. Είμαι αισιόδοξος ότι η κατάσταση στην περιοχή αυτή θα βελτιωθεί άμεσα. Επαναλαμβάνω ότι ούτε η Ισπανία είναι μόνη, ούτε καμία άλλη από τις χώρες που δέχονται τεράστιες πιέσεις και γνωρίζετε ότι είναι πάρα πολλές αυτές. Οφείλει όμως η Ισπανία, όπως και όλες οι χώρες, να σέβεται το ευρωπαϊκό κεκτημένο και να προβαίνει σε άμεσες προσαρμογές και αλλαγές όταν εφαρμόζονται και καταγράφονται πρακτικές όπως αυτές που έχουν καταγγελθεί. Έχουμε ανοίξει διάλογο και ευελπιστούμε ότι αυτός θα δώσει τα επιθυμητά αποτελέσματα. Με βάση τα αποτελέσματα αυτού του διαλόγου θα προχωρήσουμε στις επόμενες κινήσεις μας.

Όπως σας είπα πρωτύτερα, έχω πράγματι αποδεχθεί την πρόσκληση και έχει ήδη ξεκινήσει η προετοιμασία της επίσκεψής μου στην Ισπανία και συγκεκριμένα στη Θέουτα και στη Μελίλια. Θα μεταφέρω διπλό μήνυμα: ότι η Ισπανία δεν είναι μόνη και ότι όλοι εμείς που υποδεχόμαστε όσους ζητούν άσυλο ή όσους έχουν έρθει ως μετανάστες στα εξωτερικά μας σύνορα οφείλουμε να το πράττουμε στο όνομα της Ευρώπης, τηρώντας, τιμώντας και εφαρμόζοντας τις κοινές αρχές.

 
  
MPphoto
 

  El Presidente. - Se cierra el debate.

Declaraciones por escrito (artículo 162 del Reglamento)

 
  
MPphoto
 
 

  Juan Carlos Girauta Vidal (ALDE), por escrito. – Las fronteras españolas en el Mediterráneo están sujetas a una presión migratoria extraordinaria. Todos entendemos las razones por las que miles de personas intentan cada mes traspasar nuestras fronteras, pero también es cierto que todos los Estados miembros aplican una política migratoria según la cual el acceso a la Unión Europea no es ilimitado. La policía española tiene un cometido nada fácil: el de evitar la entrada clandestina de oleadas de inmigrantes que, en ocasiones, utilizan medios violentos. Ciertamente, su actuación debe ser proporcionada y conforme a la legalidad española y europea; sería también necesario contar con un apoyo reforzado de la Unión Europea para el control de lo que no dejan de ser sus fronteras, así como con una explicación de qué se entiende por «devolución en caliente», puesto que en los aeropuertos de todas las capitales europeas se procede a devolver a aquellos inmigrantes llegados en avión de África que no cumplen los requisitos para entrar en el país, sin que este hecho haya suscitado ninguna queja, a pesar de que los aeropuertos son territorio nacional de los Estados miembros.

 
Jogi nyilatkozat