Volver al portal Europarl

Choisissez la langue de votre document :

  • bg - български
  • es - español (selección)
  • cs - čeština
  • da - dansk
  • de - Deutsch
  • et - eesti keel
  • el - ελληνικά
  • en - English
  • fr - français
  • ga - Gaeilge
  • hr - hrvatski
  • it - italiano
  • lv - latviešu valoda
  • lt - lietuvių kalba
  • hu - magyar
  • mt - Malti
  • nl - Nederlands
  • pl - polski
  • pt - português
  • ro - română
  • sk - slovenčina
  • sl - slovenščina
  • fi - suomi
  • sv - svenska
 Índice 
 Texto íntegro 
Debates
Martes 2 de febrero de 2016 - Estrasburgo Edición revisada

Nueva estrategia para la igualdad de género y los derechos de las mujeres después de 2015 (debate)
MPphoto
 

  Iratxe García Pérez, Autora. Señor Presidente, volvemos, una vez más, a hablar de igualdad en este Parlamento Europeo. Seguro que a muchos de los que han estado presentes en este debate les vendría muy bien poder sentarse y escuchar lo que tenemos que decir. Porque la igualdad es una prioridad, también, en nuestro trabajo y en nuestro compromiso político. Porque las mujeres somos el 50 % de la población de la Unión Europea y no se puede hacer la política a nuestras espaldas. Por lo tanto, lo primero que pedimos es que se nos escuche y que se conozca bien cuál es el planteamiento de esta Cámara al respecto de la pregunta que hoy trasladamos a la Comisión.

El artículo 2 del Tratado de la Unión Europea y la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea obligan a la Comisión a poner en marcha políticas de igualdad entre hombres y mujeres, porque hablamos de un principio y de un valor fundamental del proyecto europeo. La estrategia vigente en estos momentos concluyó en 2015. En junio de 2015, esta Cámara ya se posicionó al respecto, con un debate sobre cuál debía ser el contenido y cuáles debían ser las líneas directrices que la Comisión Europea debía plantear en la nueva estrategia de género, en la nueva estrategia de igualdad entre hombres y mujeres. Asimismo, se abrió una consulta pública, donde más del 90 % de las personas que participaron en la misma establecieron que era imprescindible, que era fundamental y que era urgente que esta prioridad política se convirtiera en un compromiso por parte de las instituciones europeas y, por lo tanto, que se lanzara una nueva estrategia de igualdad de género.

Desde junio de 2015, cuando esta Cámara se posicionó mayoritariamente e instó a la Comisión Europea a desarrollar esta labor, hemos estado esperando la respuesta de la Comisión. Y la respuesta de la Comisión ha sido que, en diciembre del año 2015, ha adoptado un documento de trabajo elaborado por los servicios de la Comisión, que nos parece muy respetable. Nos parece que tiene un contenido que debe tenerse en cuenta, pero consideramos que pierde por completo el compromiso que debería asumirse con carácter político. Porque un documento de trabajo no tiene presupuesto. Porque en un documento de trabajo no se puede ver cómo va a ser la aplicación de las medidas puestas en marcha. Porque un documento de trabajo no se puede evaluar. Y para que las políticas salgan adelante, es necesario tener presupuesto y es necesario tener mecanismos de evaluación.

Por eso, insistimos en la necesidad de que se adopte una estrategia de igualdad entre hombres y mujeres por parte del Colegio de Comisarios, porque esto tiene que ser un compromiso de todo el Colegio en su conjunto y debe ser debatido y aprobado por la Comisión Europea, que, en estos momentos, tiene la responsabilidad de lanzar las políticas de igualdad entre hombres y mujeres. Porque hablamos de lucha contra la violencia de género. Hablamos de brecha salarial. Hablamos de conciliación entre vida personal y laboral. Hablamos de cuestiones fundamentales en la agenda política de la Unión Europea, y que tenemos la obligación de ser capaces, junto con los Estados miembros, de poner en marcha.

Porque estos últimos años hemos podido ver cómo, junto a todas las crisis que ocurrían dentro del territorio europeo —la crisis económica, la crisis de refugiados, la crisis social—, finalmente, las grandes perjudicadas de todas ellas seguimos siendo las mujeres. Y, por lo tanto, perder la perspectiva de género en todas las políticas y ser capaces de entender que la transversalidad es fundamental es una cuestión indispensable y que vamos a seguir reivindicando por parte de este Parlamento.

Por ello, aprovechamos también este debate para preguntarle a la Comisión por qué motivo no ha adoptado, de manera pública y transparente, una comunicación nueva de estrategia para la igualdad de género. Queremos saber cuáles son las causas por las que este documento no se ha adoptado, no se ha debatido, no se ha aprobado por el Colegio de Comisarios. Y queremos saber a qué está esperando la Comisión para que esto sea así, para que ustedes discutan también cómo, a través de las distintas políticas, a través de la labor de los distintos comisarios, se puede avanzar en el principio de igualdad entre hombres y mujeres. Y queremos saber también de qué manera la Comisión Europea va a colaborar con la Presidencia y con el trío de presidencias para poder presentar, a lo largo de 2016, una estrategia de igualdad entre hombres y mujeres.

Termino. Es fundamental. Es exigible. Nos habría gustado tener hoy aquí a la señora Jourová, la responsable de esta materia en el Colegio de Comisarios. Pero sigo insistiendo, esto no es una política de compartimentos, esto es una política transversal y el compromiso político debe estar en la base de toda la Comisión Europea.

 
Aviso jurídico