Volver al portal Europarl

Choisissez la langue de votre document :

  • bg - български
  • es - español (selección)
  • cs - čeština
  • da - dansk
  • de - Deutsch
  • et - eesti keel
  • el - ελληνικά
  • en - English
  • fr - français
  • ga - Gaeilge
  • hr - hrvatski
  • it - italiano
  • lv - latviešu valoda
  • lt - lietuvių kalba
  • hu - magyar
  • mt - Malti
  • nl - Nederlands
  • pl - polski
  • pt - português
  • ro - română
  • sk - slovenčina
  • sl - slovenščina
  • fi - suomi
  • sv - svenska
 Índice 
 Texto íntegro 
Debates
Martes 8 de marzo de 2016 - Estrasburgo Edición revisada

Acceso al mercado de los servicios portuarios y transparencia financiera de los puertos (A8-0023/2016 - Knut Fleckenstein)
MPphoto
 
 

  Iratxe García Pérez (S&D), por escrito. ‒ Nos abstenemos en la votación final del tercer intento de liberalizar los servicios portuarios porque, pese a mejorar los aspectos sociales y, en particular, lo referente a la subrogación del personal, el texto aprobado nos plantea todavía varias reservas.

Damos la bienvenida a la propuesta socialista a favor de mayor transparencia en las fuentes de financiación de los puertos, que ayudará a verificar las ayudas de Estado que reciben en su mayoría los puertos del centro y norte de Europa, con más razón al coincidir esta adopción con la nueva propuesta de la Comisión de eximir las ayudas a infraestructuras portuarias del control ex ante de competencia.

Asimismo, y frente al interés de la Comisión por desregular las tarifas portuarias, los socialistas españoles nos atenemos al mandato de la actual Constitución española de adopción por el Congreso de dichas tarifas, ya que mantiene de manera solidaria la actual red de nuestros puertos. De otro modo, se vería reducida su presencia en el territorio, sin que por ello mejorara la competencia con los puertos europeos. Pese a todo, preferimos abstenernos en el mandato al ponente, quien ha reconocido la peculiaridad española a la hora de trabajar durante los diálogos tripartitos con el Consejo.

 
Aviso jurídico