Volver al portal Europarl

Choisissez la langue de votre document :

  • bg - български
  • es - español (selección)
  • cs - čeština
  • da - dansk
  • de - Deutsch
  • et - eesti keel
  • el - ελληνικά
  • en - English
  • fr - français
  • ga - Gaeilge
  • hr - hrvatski
  • it - italiano
  • lv - latviešu valoda
  • lt - lietuvių kalba
  • hu - magyar
  • mt - Malti
  • nl - Nederlands
  • pl - polski
  • pt - português
  • ro - română
  • sk - slovenčina
  • sl - slovenščina
  • fi - suomi
  • sv - svenska
 Índice 
 Texto íntegro 
Debates
Lunes 11 de septiembre de 2017 - Estrasburgo Edición revisada

Adhesión de la Unión al Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica (debate)
MPphoto
 

  Beatriz Becerra Basterrechea (ALDE). – Señora presidenta; gracias, señora comisaria Jourová por su trabajo incansable. El Convenio de Estambul es un hito legal y un logro esencial para proteger de la violencia a las mujeres de toda Europa. Sin embargo, que solo la mitad de los Estados miembros de la Unión lo hayan ratificado... pues, no sé qué pensar, ni qué se puede hacer. Yo no encuentro ningún argumento, ni creo que podamos admitirlo.

Ni siquiera en los países que ya lo han ratificado podemos estar satisfechos. En mi país, en España, la ratificación se produjo hace tres años y, sin embargo, no se ha traducido en medidas concretas. Aunque recientemente se ha firmado un pacto de Estado contra la violencia de género entre los principales partidos españoles, ese pacto se queda corto en comparación con el Convenio de Estambul.

No necesitamos más pactos, no necesitamos más fotos ni más palabras. Necesitamos que el Convenio de Estambul se convierta en medidas concretas. Solo el cambio legal conduce verdaderamente al cambio cultural. Dotémonos de la mejor herramienta integral contra la violencia de género; es más, contra todas las violencias, contra la violencia intrafamiliar, la que va contra los más vulnerables.

Yo me dirijo a los gobernantes de toda Europa: hagan, por favor, su trabajo.

 
Aviso jurídico