Volver al portal Europarl

Choisissez la langue de votre document :

  • bg - български
  • es - español (selección)
  • cs - čeština
  • da - dansk
  • de - Deutsch
  • et - eesti keel
  • el - ελληνικά
  • en - English
  • fr - français
  • ga - Gaeilge
  • hr - hrvatski
  • it - italiano
  • lv - latviešu valoda
  • lt - lietuvių kalba
  • hu - magyar
  • mt - Malti
  • nl - Nederlands
  • pl - polski
  • pt - português
  • ro - română
  • sk - slovenčina
  • sl - slovenščina
  • fi - suomi
  • sv - svenska
 Índice 
 Texto íntegro 
Debates
Martes 12 de septiembre de 2017 - Estrasburgo Edición revisada

Adhesión de la Unión al Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica (A8-0266/2017 - Christine Revault d'Allonnes Bonnefoy, Anna Maria Corazza Bildt)
MPphoto
 

  Tania González Peñas (GUE/NGL). – Señor presidente, he votado a favor de la adhesión de la Unión Europea al Convenio de Estambul, porque creo que tenemos que ser firmes en la prevención y en la lucha contra todas las formas de violencia contra las mujeres.

Sin embargo, aún faltan trece Estados miembros por firmar el Convenio, y aquellos que lo han ratificado aplican políticas insuficientes todavía. Es el caso de España, donde el presupuesto se reduce desde hace años —lo que ha sido denunciado por la CEDAW— sin que se haya reducido el número de asesinatos.

En una Unión Europea donde una de cada tres mujeres mayores de 15 años ha sido víctima de algún tipo de violencia machista, tenemos que dar aún pasos de gigante, empezando por la garantía habitacional para las víctimas, pero, también, garantizando la coordinación y la cooperación entre Estados para evitar casos como el de Juana Rivas, que ha pasado de ser una víctima de malos tratos por parte de su pareja a pasar a ser considerada culpable por la ausencia de una legislación que la proteja y que le dé garantías.

Tomemos ejemplo de los movimientos sociales que en todo el mundo están reivindicando la lucha contra el machismo y contra las violencias machistas, de las marchas de Ni una menos en América Latina al Black Monday en Polonia, desde las manifestaciones en Estados Unidos contra la misoginia de Trump hasta las movilizaciones en la India y también todas las movilizaciones en Europa.

Las mujeres del mundo ya no dejan que su dolor siga siendo invisibilizado.

¡Ni una menos!

 
Aviso jurídico