Zoznam 
 Predchádzajúci 
 Nasledujúci 
 Úplné znenie 
Postup : 2017/2027(INI)
Postup v rámci schôdze
Postup dokumentu : A8-0268/2017

Predkladané texty :

A8-0268/2017

Rozpravy :

PV 12/09/2017 - 19
CRE 12/09/2017 - 19

Hlasovanie :

PV 13/09/2017 - 9.15
CRE 13/09/2017 - 9.15
Vysvetlenie hlasovaní

Prijaté texty :

P8_TA(2017)0345

Rozpravy
Utorok, 12. septembra 2017 - Štrasburg Revidované vydanie

19. Politické vzťahy EÚ s Latinskou Amerikou (rozprava)
Videozáznamy z vystúpení
PV
MPphoto
 

  Președintele. – Următorul punct de pe ordinea de zi este dezbaterea privind raportul lui Javi López, în numele Comisiei pentru afaceri externe, referitor la relațiile politice ale UE cu America Latină (2017/2027(INI)) (A8–0268/20017).

 
  
MPphoto
 

  Javi López, ponente. – Señor presidente, como bien sabemos, el mundo vive una rápida y profunda reordenación de las relaciones internacionales, y Europa corre el riesgo de quedar encajonada entre la debilidad atlántica, una vecindad llena de conflictos —con algunos actores agresivos— y el ascenso de Asia. Pero eso no solo debiera de preocuparnos como europeos; nos preocupa porque también pone en riesgo los valores y principios que Europa representa en el mundo: la voluntad de construir relaciones internacionales fruto del multilateralismo, el diálogo y las normas.

Por todo ello, y frente a este nuevo escenario, se nos abre también, se nos brinda la oportunidad de fortalecer lazos estratégicos con aquellos que compartimos esta visión y que, además, compartimos una agenda en el mundo. Con este objetivo se presenta este informe hoy aquí en el Parlamento: explicar y decir al conjunto de instituciones europeas que, fruto de la nueva realidad internacional, las relaciones entre la Unión Europea y Latinoamérica hoy no son solo una cuestión de convicciones. Son una cuestión de necesidad.

Que queremos trabajar conjuntamente y tenemos que trabajar conjuntamente entre ambas regiones por promover una gobernanza inclusiva, defender los objetivos del desarrollo, luchar contra el cambio climático y proteger los Acuerdos de París, luchar por la igualdad de género, imponer una gobernanza, una globalización con normas y que reparta sus beneficios.

Una agenda que compartimos con estos actores —los latinoamericanos y el Caribe—, con ambas regiones, y que no compartimos con todos los grandes actores en la escena internacional. Es evidente que tenemos muchos lazos: históricos, culturales, humanos, económicos con ambas regiones. Pero no se puede dar ninguna relación por descontada, especialmente también por los profundos cambios, las interacciones que existen en este continente, en Europa, pero que también ha habido durante los últimos años en Latinoamérica.

Desde el año 1999 hay una Asociación Estratégica entre la Unión y el subcontinente, pero muchas veces se ha relegado la relación entre la Unión y Latinoamérica. Hoy es el momento de que se haga una realidad. Y tenemos herramientas para ello. Tenemos una tupida, una larga lista de acuerdos de asociación en negociación: tenemos acuerdos de asociación en actualización con México, con Chile, que pueden impulsar nuestra relación; un acuerdo en negociación con el Mercosur; también tenemos un reciente acuerdo de diálogo político y cooperación con Cuba, que entendemos que tiene un impacto regional.

Pero no solo tenemos esta lista de acuerdos. Tenemos una agenda institucional en las cumbres de la Unión Europea-CELAC que, lamentablemente —y luego me referiré a ello—, puede verse empañada por algunos de los problemas de la región, como Venezuela. Unas cumbres que deben actuar con mayor fortaleza para coordinar nuestra posición en el G-20, en las Naciones Unidas, en el Fondo Monetario Internacional o en la OMC.

Debemos y tenemos que continuar manteniendo la cooperación al desarrollo con la región. Tenemos que continuar trabajando conjuntamente para que haya mayor movilidad; proteger la seguridad común, especialmente la de algunos países en Centroamérica —una amenaza que también existe en Europa—; seguir de cerca los avances esperanzadores en Colombia, a la vez que atender los problemas gravísimos de Venezuela. El momento es ahora. Es ahora cuando hay que impulsar nuestras relaciones, continuar trabajando conjuntamente, marcar una estrategia clara de la Comisión para la región, fortalecer nuestros lazos para alzar la voz en defensa de unos valores y unos principios compartidos.

 
  
MPphoto
 

  Christos Stylianides, on behalf of the Vice-President of the Commission/High Representative of the Union for Foreign Affairs and Security Policy. – Mr President, since the beginning of this Commission’s mandate we sought to further strengthen relations with Latin America and the Caribbean. Our culture and economic ties date back centuries but we are also getting into a new era. Our economies are more connected than ever. We are partners and allies on the great global issues of our times, from climate change to sustainable development. We share the vision of a more multilateral world, where all continents and all peoples have a say and contribute to global governance. As mentioned in your excellent report, the European Union seeks to reinforce its partnership with Latin America and the Caribbean not only in terms of economic change, but as a partner in social progress and in the defence of common values.

In order to do that, we have at our disposal powerful cooperation instruments such as EU-funded programmes and technical or high-level meetings that allow us to foster cooperation and strengthen the ties between both decision-makers and civil societies. Latin America and the Caribbean are now looking for their own way towards regional integration, both on a continental scale and within its sub-regions. For instance, we are deepening our engagement with the Pacific Alliance, in particular on academic exchanges, consular assistance, free movement of citizens or investment policies.

In your report you urge the High Representative to ‘look into the possibility of the EU participating as an observer’ in the Pacific Alliance. The EU has already been invited to the high-level meetings of the Pacific Alliance, including the Summit in Cali (27-30 June), as a special guest. We will look into the possibility of becoming an observer as the Pacific Alliance continues to consolidate itself.

Let me also mention our relations with Mercosur, which have been galvanised by resuming the negotiation of an Association Agreement. Our goal is to finish the negotiations in the coming months, but beyond the regional and sub-regional organisation, our bilateral relations with almost all countries of the continent are going through a particularly dynamic phase.

Let me just mention a few concrete examples. The negotiations to modernise the EU-Mexico Association Agreement are advancing at a good pace. Via meetings, videoconferences and negotiation rounds, the Agreement is taking shape and we aim to conclude negotiations in the coming months. The Council is currently discussing the mandate to negotiate the update of the EU-Chile Association Agreement. This negotiation will allow us to deepen our relations with a close ally with whom we share a rich common agenda, including peace and security.

Another partner in defence and security is Colombia, where we have supported the peace agreement from the moment it was signed with a dedicated trust fund. Let me pay tribute to the role the European Parliament has been playing to support an active contribution by the European Union to the peace process in Colombia. The bilateral ceasefire announced by the Government and the ELN on 4 September constitutes a further step forward for peace in Colombia. The European Union, also through the High Representative’s Special Envoy Mr Eamon Gilmore, will continue our work to help the peace process overcome all remaining obstacles.

Peace in Colombia was not the only historic event taking place in the region over the past few months. Our political dialogue and cooperation agreement with Cuba constitutes a landmark for the EU’s policy towards the region. In a sign of a new era in Latin America and the Caribbean, we are looking forward to the launch of the provisional application of an agreement that will allow us to strengthen our relations in a wide array of areas, including human rights.

Human rights is precisely one of the areas where we cooperate the most with our partners in the region, including in Central America and the Caribbean, where we are also strengthening our support to fight against climate change.

The situation in Venezuela makes for a striking exception after such a long list of positive developments. The political violence and the economic crisis risk destabilising not only the country, but the entire region. This crisis encourages us to seek even closer cooperation with all countries in Latin America and the Caribbean to support any attempt for regional mediation between the Venezuela Government and the opposition.

Our regions may be geographically distant, but there is so much that we share. We have a direct interest in seeing Latin America and the Caribbean prosper, with peace, development and social justice for all. Our commitment is here to stay. Our friendship is here to stay, and our partnership can only get deeper and stronger in time.

 
  
MPphoto
 

  Enrique Guerrero Salom, ponente de opinión de la Comisión de Desarrollo. – Señor presidente, como señala este informe, debemos reforzar y modernizar nuestras cooperaciones y nuestras relaciones con América Latina y el Caribe, y una buena manera de hacerlo —si no la mejor— es cooperar con ellos en la obtención de los objetivos de desarrollo sostenible.

El área América Latina-Caribe ha crecido en los últimos años y ha sacado a millones de personas de la pobreza, pero todavía hoy 175 millones viven por debajo del umbral de la pobreza, viven en la exclusión y viven en la desigualdad. Medir nuestra cooperación a través de un solo indicador —el producto interior bruto— y excluir de ella a los países de renta media es una mala solución, es injusto y es discriminatorio. Porque el PIB es ciego a las desigualdades territoriales, es ciego a las desigualdades generacionales y no tiene en cuenta el riesgo específico frente al cambio climático.

Una buena manera de cooperar con ellos es apoyar a los países latinoamericanos que, junto con las Naciones Unidas, están proponiendo una forma de reestructurar la deuda soberana de una manera sostenible y al mismo tiempo solidaria.

 
  
MPphoto
 

  Luis de Grandes Pascual, en nombre del Grupo PPE. – Señor presidente, señor comisario, el informe que debemos evaluar esta noche —señor Juncker, le recuerdo— es el de las relaciones políticas de la Unión con América Latina. Este informe sucede al que en su día elaboró nuestro colega Salafranca con éxito y con prestigio. Hoy hay que actualizarlo a la luz de los acontecimientos políticos, sociales y económicos, así como a las tendencias geoestratégicas de la región.

Este informe proporciona una visión general de la situación en América Latina y el Caribe y de las relaciones con la Unión Europea. Agradecemos sinceramente al ponente su actitud, su receptividad, la receptividad que ha tenido con nuestras propuestas, que ya se vieron reflejadas en un gran consenso, aunque parcial, en la votación en la Comisión de Asuntos Exteriores. Esperamos y tememos que en la votación de mañana tengamos alguna diferencia, pero será pequeña; porque la unidad es compartir los grandes valores y los compartimos sin ninguna duda.

Debemos, señor comisario, señorías, seguir fortaleciendo los enlaces institucionales, como EuroLat y CELAC. La Unión Europea comparte con sus socios latinoamericanos la importancia de principios y valores como son la democracia, los derechos humanos y el Estado de Derecho, así como la importancia de unos marcos legales creíbles, indispensables para mantener la estabilidad política y el desarrollo social y económico.

Hemos reflejado la tendencia general positiva que existe hacia una democratización duradera en América Latina celebrando elecciones regulares y justas. Este proceso de democratización en toda la región ha estado acompañado del reconocimiento formal de los derechos de los ciudadanos, como la atención sanitaria, el empleo o la educación, muchos de los cuales están ahora codificados en las constituciones nacionales.

Desde el Parlamento Europeo nos comprometemos a trabajar para que, a través de EuroLat, se encuentren posiciones regionales comunes, se apoye a los defensores de los derechos humanos, se fortalezca la protección de las comunidades indígenas y se siga alentando y ayudando a los Gobiernos latinoamericanos a conseguir un equilibrio sostenible de la explotación de los recursos naturales, por una parte, y a proteger el medio ambiente y los derechos de las comunidades locales, por otra.

Cerramos este año celebrando la paz en Colombia. Celebramos que se abran conversaciones con el ELN. Vamos a apoyar en ese sentido, simbólicamente, la enmienda del ponente —que es mejor que la nuestra—, sin perjuicio de que tengamos que discrepar en el análisis y la votación sobre Venezuela, donde no se trata de rechazar sino de condenar. Gracias, señor ponente.

 
  
MPphoto
 

  Ramón Jáuregui Atondo, en nombre del Grupo S&D. – Señor presidente, yo querría empezar por pedir a todo el mundo que no cuestionemos el informe sobre América Latina fijándonos en Venezuela o en Cuba. Creo que es importante que Europa tenga la mirada cálida hacia América Latina que nos propone el informe de Javier López.

Quiero empezar por agradecer a Javier que haya elaborado este informe —y a los ponentes alternativos y grupos políticos que han trabajado con él— para que Europa fije su mirada en América Latina de una manera en que no lo ha hecho hasta la fecha —en mi opinión, desgraciadamente—.

Hay una mirada permanente al este de Europa, una mirada al Mediterráneo, por razones obvias; pero la cuenca atlántica no es una frontera de distancia, realmente, no hay tanto espacio. Hay un ciclo histórico por cerrar, hay una realidad económica, comercial, cultural, hay un montón de cosas por hacer juntos en América Latina y en Europa. Coincidimos: cambio climático —decía Enrique Guerrero—, y yo añadiría la lucha contra los paraísos fiscales, por una fiscalidad internacional justa, por una democracia ordenada, por una gobernación del mundo regulada. Todo esto une a América Latina y a Europa.

No hay mejor vecino para Europa que América Latina. No hay mejor amigo para Europa que América Latina. Esa es la idea de este mensaje, que este informe nos proporciona: la posibilidad de acercar, de estrechar, de hacer más sólida la relación entre Europa y América Latina.

 
  
MPphoto
 

  Kosma Złotowski, w imieniu grupy ECR. – Panie Przewodniczący! Ameryka Łacińska to z jednej strony jeden z najszybciej rozwijających się regionów na świecie, z drugiej obszar ogromnych nierówności ekonomicznych. Musimy o tym pamiętać, budując dobre relacje polityczne i gospodarcze między Unią Europejską a wszystkimi państwami tego regionu. Cieszę się, że to sprawozdanie dostrzega potrzebę przyspieszenia trwających negocjacji dotyczących aktualizacji umowy ogólnej Unia–Meksyk. W obliczu kryzysu w relacjach między Stanami Zjednoczonymi a Meksykiem, Unia Europejska powinna skorzystać z nadarzającej się okazji, aby wzmocnić ten obszar swojej polityki handlowej, zwłaszcza że Meksykanie tego oczekują. Unia Europejska musi również wzmocnić presję polityczną i gospodarczą na rząd w Wenezueli, który przez swoje działania pogłębia trwający od miesięcy kryzys wewnętrzny.

Szanowni Państwo, komunizm już raz upadł i nawet tak zdolni ludzie jak Wenezuelczycy nie są w stanie go odbudować, ale są w stanie niestety doprowadzić do ruiny swój własny kraj, czego im oczywiście nie życzymy.

 
  
MPphoto
 

  Renate Weber, on behalf of the ALDE Group. – Mr President, I thank the rapporteur for his report and his good cooperation with the political groups in this House. I personally have always been a vocal advocate in favour of stronger relations between the EU and Latin America, at all levels and on multiple subject. There are many things that we have in common, and the report clearly mentions them as it stresses the need for closer cooperation. I want to emphasise the friendly and supportive approach that the EU has in its relations with Latin America and mention, for example, the financial, humanitarian and expert assistance offered during the fires in Chile recently; the financial and expert support to the peace process in Colombia; the assistance to democratic evolution via EU election observation missions and their follow-up activities.

But this also implies that we are concerned when something goes very wrong. We say what we think and we act because we care about those who are victims of unjust actions taken by their government. This is not interference in internal affairs. This is partnership. We as the EU and European citizens accepted very harsh criticism on our failures on the refugee crisis and never said that this was interference. This is the case when he criticised Nicaragua or Venezuela. We cannot simply disregard what happens in a country such as Venezuela and accept the Maduro regime calling the UN Secretary-General a liar. Quite the opposite; we must support his demand for a thorough investigation undertaken by the International Criminal Court. We must put in place sanctions against those who are responsible for the disastrous situation in Venezuela.

 
  
MPphoto
 

  Javier Couso Permuy, en nombre del Grupo GUE/NGL. – Señor presidente, es una pena que un informe cuyo ponente tuvo la voluntad de sumar y apoyar el espíritu de fortalecimiento de las relaciones entre la UE y América Latina, el desarrollo mutuo y el respeto, haya sido completamente desvirtuado por las propuestas de ALDE, PPE y ECR, que lo han convertido en un informe prepotente marcado con una visión que tiene un tufillo neocolonial.

Este texto no sitúa a la Unión Europea y América Latina en igualdad de condiciones, sino que coloca a la Unión en una absurda postura de tutelaje. Se pretenden dar lecciones de política, economía y derechos sociales a otro continente cuando ni siquiera tenemos resueltos nuestros propios problemas, en lugar de buscar la cooperación y el intercambio entre iguales.

El añadido sobre Venezuela, pidiendo sanciones, entronca directamente con la actitud de un presidente del Parlamento Europeo que, arrogándose la representación de todo el conjunto de esta Cámara, se extralimita en sus funciones e impone su visión por encima de las resoluciones de este Parlamento, mientras osa torpedear el diálogo bilateral EuroLat-UE-CELAC.

Este informe da alas a esa visión extremista de ruptura del diálogo entre Europa y América Latina y, por eso, votaremos en contra.

 
  
MPphoto
 

  Ernest Urtasun, en nombre del Grupo Verts/ALE. – Señor presidente, quiero, en primer lugar, agradecer al ponente el buen trabajo en sacar adelante un texto que enmarca un mensaje que para mí es importante: ver de qué manera la Unión Europea y América Latina pueden reforzar una cooperación conjunta para reforzar el multilateralismo a escala global, en un momento, evidentemente, en el que, con la Administración Trump, eso está en riesgo.

También creo que es importante que reflexionemos —y el informe lo hace en algunas partes— en cómo actualizamos la agenda de cooperación. Yo quiero agradecer al ponente que haya aceptado algunas de nuestras propuestas en materia de cambio climático, en materia de lucha contra la violencia hacia las mujeres —que nos preocupa particularmente— y sobre el papel que puede jugar el Mesecvi en todo ello. Pero creo que necesitamos realmente actualizar esa relación entre Europa y América Latina y, particularmente —y mi Grupo insistió en esto muchas veces—, no puede pivotar solo en quedarnos con el tipo de acuerdos comerciales que hemos estado desarrollando en los últimos años.

Y aquí yo creo que es importante darle una dimensión mucho más política a la relación, y no tanto en el marco de este tipo de acuerdos que, desde nuestro punto de vista, no siempre son positivos. Por ejemplo, si queremos luchar contra los paraísos fiscales —que estoy totalmente de acuerdo con lo que se planteaba—, tenemos que ver, por ejemplo en el Acuerdo entre la Unión Europea y México, cómo se utiliza ese Acuerdo, por ejemplo, para el blanqueo de dinero. Porque se está utilizando.

Y ese tipo de cosas debemos verlas conjuntamente. Termino solo diciendo que lamento que se haya metido el debate de Venezuela en este informe. No tocaba. Creo que se podía haber hecho en otro lugar, y puede haber roto algunos consensos. Yo, en todo caso, solo quiero terminar agradeciéndole el trabajo al ponente Javi López, que creo que ha hecho una excelente labor.

 
  
MPphoto
 

  José Ignacio Salafranca Sánchez-Neyra (PPE). – Señor presidente, quisiera también, como otros colegas, en primer lugar —y lo ha hecho el señor de Grandes en nombre de nuestro grupo político—, agradecer al ponente su disposición permanente para el diálogo y su actitud positiva y constructiva, que nos ha permitido acomodar las enmiendas que el señor de Grandes y yo hemos presentado en nombre de nuestro grupo político.

Creo que el ponente ha señalado acertadamente que la Unión Europea, en este mundo inestable, necesita aliados que compartan valores e intereses para hacer frente a los retos globales, y creo que, efectivamente, la Asociación Estratégica Birregional está todavía por construir y, evidentemente, queda todavía mucho por hacer.

Celebro que este informe pase de las palabras a los hechos y no se quede en cuestiones simplemente retóricas. Por eso, creo que hay que subrayar la importancia que tiene el manejo de los tiempos en los acuerdos de asociación a los que se ha referido el comisario; en la renovación de los acuerdos con México y Chile; y la conclusión de la asignatura pendiente que es el Acuerdo de Asociación Unión Europea-Mercosur.

Celebro que este informe pida también para Argentina el espacio que le corresponde con arreglo a su condición de miembro del G-20, miembro destacado del Mercosur y actor relevante también en la escena internacional.

El señor Guerrero, como ponente de la Comisión de Desarrollo, hacía referencia a la necesidad de que los países de América Latina puedan de alguna manera no quedar excluidos —me refiero a los países de renta media— del nuevo concepto que está proponiendo la Unión Europea para el desarrollo.

Y, señor presidente, quiero terminar diciendo, ya que no está aquí el presidente del Parlamento Europeo, que este, en sus manifestaciones, se ha ceñido exactamente a los términos aprobados en las resoluciones.

Termino como empecé, agradeciendo al ponente su disposición, y creo que el señor Jáuregui tiene razón: este trabajo es un modelo de cómo se deben desarrollar las responsabilidades que nos han encomendado los ciudadanos en nuestro trabajo en común.

 
  
MPphoto
 

  Francisco Assis (S&D). – Senhor Presidente, Senhor Comissário, eu quero começar por saudar o autor deste relatório. Este relatório é da maior importância, quer pela sua oportunidade, quer pelo seu conteúdo e é inquestionável que é um relatório de grande qualidade.

Este relatório visa um objetivo político fundamental: dar um sinal por parte deste Parlamento Europeu em relação àquilo que devem ser as relações entre a União Europeia e a América Latina. Na verdade, não temos parceiros mais próximos, do ponto de vista da identidade de valores, de princípios, de modelos de organização política e económica, do que a generalidade dos países que integram a América Latina. Isto não corresponde a nenhuma visão neocolonial, longe disso. Não vejo, de facto, neste relatório qualquer perspetiva neocolonialista na relação com a América Latina.

O que há é um realçar de valores comuns, de valores que são valores tanto da Europa como da generalidade dos países da América Latina e há sobretudo uma coisa que é importante: é realçar quanto evoluiu a América Latina nas últimas décadas. Consolidaram-se várias democracias, verificou-se um processo de desenvolvimento económico, milhões de pessoas saíram da pobreza, está-se a avançar no sentido da consolidação do Estado de direito.

Muitas das crises com que alguns países estão a ser confrontados são crises de crescimento e de maturação dos seus processos democráticos, como é, por exemplo, o caso que eu conheço melhor, até por razões óbvias, que é o caso brasileiro, que é um país que está a atravessar dificuldades mas que correspondem à consolidação de uma democracia associada a um Estado de direito.

Por isso, termino, uma vez mais salientando a importância de um relatório desta natureza.

 
  
MPphoto
 

  Izaskun Bilbao Barandica (ALDE). – Señor presidente, quiero felicitar al ponente de este informe y animar a las instituciones comunitarias a tomar muy en cuenta sus contenidos. El afianzamiento en esta región del mundo de valores compartidos sobre los derechos humanos, democracia y estándares sociales y laborales es clave para mejorar la calidad de vida y las oportunidades de sus habitantes.

Y para conseguirlo, apoyamos procesos de paz como el de Colombia, incluida la reinserción de los miembros de la FARC, o condenando regímenes como el de Venezuela, denunciando la represión de opositores por la ilegítima Asamblea Constituyente, y trabajando por una solución democrática. También firmando acuerdos comerciales justos que propician un desarrollo sostenible e integrador, o celebrando las negociaciones con los países de la Alianza del Pacífico o Mercosur.

Estas acciones, además de una aportación a la paz, la estabilidad y la justicia social, son una exigencia estratégica en un momento en que otras formas de hacer están tomando posiciones en la zona. Y por eso, la Agenda 2030 para el Desarrollo y sus objetivos deben ser los principales instrumentos para la cooperación en todas las vertientes de desarrollo económico, social y sostenible.

 
  
MPphoto
 

  Tania González Peñas (GUE/NGL). – Señor presidente, considero que este informe se hace eco de los avances y los desafíos que ha afrontado el continente en la última década, y en ese sentido celebramos el apoyo al proceso de paz en Colombia y a los diálogos con el ELN. Sin embargo, considero que no resuelve una de las grandes contradicciones, que tiene que ver con los efectos desiguales que los Tratados de Libre Comercio generan sobre el desarrollo de la región.

La mayoría de estos Tratados de Libre Comercio, en lugar de abrir las puertas a unas relaciones políticas y comerciales beneficiosas para ambas partes, lo que hacen es construir muros con América Latina. Son muros que, en nombre del desarrollo, siguen incrementando la desigualdad entre los pocos que obtienen beneficios de los Tratados de Libre Comercio y la mayoría que sufre la pobreza de sus efectos.

Hablar de relaciones políticas en equidad implica promover los mismos valores que incluimos en nuestros Tratados y, en ese sentido, el respeto a los derechos humanos no puede ser para la Unión Europea un excedente democrático negociable dentro de un acuerdo de comercial, sino que tiene que ser el elemento central, el mínimo común denominador en nuestros acuerdos.

 
  
MPphoto
 

  Elmar Brok (PPE). – Herr Präsident, Herr Kommissar, liebe Kolleginnen und Kollegen! Ich glaube, Europa hat Lateinamerika zu lange vernachlässigt. Dies ist eine Region von großer ökonomischer und von politisch-strategischer Bedeutung. Wir haben nicht genug Augenmerk darauf gelegt, weil wir zu viel nach Asien geschaut haben. Die Amerikaner haben jetzt TTIP aufgekündigt. Dies hinterlässt im ganzen pazifischen Raum eine große strategische Lücke. Wir wissen, dass die Teilnehmerländer Lateinamerikas an diesem Vertrag, aber auch andere darauf hoffen, dass wir Europäer dieses Vakuum auflösen, damit dieses Vakuum nicht von China übernommen wird. Wenn Sie mit den Verantwortlichen in Brasilien, Argentinien oder anderen Ländern reden, dann wissen Sie, in welchem Umfang dort chinesische Interessen vorangehen.

Aus diesem Grund möchte ich die Kommission wirklich bitten, mit ihren Absichten stärker und schneller voranzugehen, mit Mercosur und anderen zu diesen Vertragsverhandlungen zu kommen. Es ist nicht nur von handelspolitischer, sondern von großer globalstrategischer Bedeutung, dieses entsprechend zu tun, und dabei möchte ich auch unseren Kolleginnen und Kollegen von der Linken entgegenhalten: Dies bedeutet auch, dass Maduro und andere in solchen Ländern nicht die Demokratie und die Rechtsstaatlichkeit beseitigen dürfen und dass solche reichen Länder unter dem Gesichtspunkt eines solchen falsch verstanden Sozialismus in Armut getrieben werden. Dies darf uns nicht dazu führen, dass diese Beziehungen zerstört werden, aber wir müssen darauf achten und deutlich machen, dass diese Leute nicht für Lateinamerika sprechen können. Venezuela ist eines der reichsten Länder dieser Erde, aber was dort ein Regime mit falscher Ideologie betreibt, ist eine Katastrophe für die Menschen in diesem Lande und für ganz Lateinamerika. Auch das sollten wir deutlich zum Ausdruck bringen.

 
  
MPphoto
 

  Isabella De Monte (S&D). – Signor Presidente, onorevoli colleghi, sono tanti i punti in cui una migliore collaborazione politica tra l'Unione europea e l'America Latina è necessaria. Sono lieta che si sia firmato il consenso europeo sullo sviluppo in quanto solido fondamento politico per rafforzare l'azione europea in quest'area. Esso contiene infatti un esplicito impegno degli Stati membri e delle istituzioni europee a sostenere i governi latinoamericani attraverso una cooperazione con le autorità locali.

Gravi problemi affliggono il continente sudamericano, quali la corruzione e la criminalità. Auspico una maggiore cooperazione tra i due continenti per ridurre la povertà che assicura oggi una costante manodopera nelle aree di traffico di stupefacenti. Il miglioramento delle opportunità di lavoro favorirà la trasparenza economica, la competitività, nonché la sicurezza della popolazione. Sostengo infine l'implementazione della strategia globale europea per migliorare lo stato di diritto, il rispetto dei diritti umani e dell'ambiente.

 
  
MPphoto
 

  Francisco José Millán Mon (PPE). – Señor presidente; gracias al señor López por este informe, un informe importante porque las relaciones de la Unión Europea con América Latina también lo son.

Quiero destacar los numerosos y profundos vínculos históricos, culturales, económicos, humanos, también políticos, que existen entre los dos bloques. Además, en América Latina figuran ya países como México y Brasil, reconocidos como socios estratégicos por la Unión Europea.

La Unión Europea y América Latina deben afrontar de forma coordinada los retos globales en un mundo interconectado y tan complejo. Juntos somos un tercio de los miembros de las Naciones Unidas. Además, compartimos —creo yo— una cierta visión de la gobernanza internacional y de los derechos humanos, y ambos bloques creemos en el multilateralismo efectivo. Somos, diría, aliados naturales.

Nuestra relación debe intensificarse, aprovechando los distintos marcos y foros existentes. Como todo el mundo sabe, China está aumentando su presencia en América Latina y, por otra parte, desde la nueva Administración de Washington están llegando algunas señales que generan incertidumbre o desconcierto en el subcontinente.

En este estado de cosas, nosotros, los europeos, debemos fortalecer nuestra presencia en la región. ¿Cómo? Ya se ha dicho: finalizando pronto la modernización de los acuerdos con México y con Chile. También debemos concluir las ya largas negociaciones Unión Europea-Mercosur, esa asignatura pendiente que mencionaba mi colega Salafranca y que crearía, con otros acuerdos ya existentes, un vasto espacio económico y comercial entre la Unión Europea y América Latina.

Termino subrayando la importancia de la Alianza del Pacífico, y creo, como recoge el informe del señor López que mañana votaremos, que la señora Mogherini y el Servicio Europeo de Acción Exterior deben estudiar la conveniencia de que la Unión Europea esté en este bloque —en la Alianza del Pacífico— como observador, algo que ya han hecho varios Estados miembros, entre ellos España.

 
  
MPphoto
 

  Carlos Zorrinho (S&D). – Senhor Comissário, em política externa, tal como em quase tudo na vida, nem sempre o mais urgente é o mais importante. O relatório que hoje aqui debatemos reforça a convicção da importância das relações entre a União Europeia e a América Latina, não obstante o mundo estar cheio de conflitos e disputas efetivas ou potenciais mais mediáticas e politicamente mais apelativas.

A América Latina e a União Europeia, além de uma forte partilha de identidade partilham também o facto de serem vítimas da globalização desregulada. Se queremos, e sei que queremos, recuperar a nossa voz global e afirmar uma agenda de sustentabilidade e humanismo, precisamos de trabalhar em conjunto e dar sinais claros de uma aliança estratégica. E os acordos comerciais são um veículo privilegiado para traduzir intenções em atos. Temos boas experiências com os países da América Latina. Por isso, concluir um acordo comercial com o Mercosul será um passo determinante para o reequilíbrio geoestratégico e para a consolidação das relações entre os nossos povos.

 
  
MPphoto
 

  Laima Liucija Andrikienė (PPE). – Mr President, I would like to thank Mr López for his report. It is a good report.

Latin America is one of the fastest-developing regions in the world. It is a region with huge potential. Both the EU and Latin America, as well as countries of the Caribbean region, could benefit much more from cooperation and partnership agreements and trade agreements. In order for this to happen, they have to be modernised. The Latin America and Caribbean region constitutes a strategic partner for the EU – a key partner – when it comes to jointly facing current global challenges, such as peace and security, economic development, climate change an combating tax havens, etc.

The long—lasting partnership between the EU and LAC countries is founded on historical, cultural, human and economic ties, which must not be taken for granted. The modernisation of EU-Latin America agreements are necessary as Latin American countries are currently facing the main geopolitical shifts marked by the increased presence of some countries like China, or even Russia, which are seeking to gain strategic influence and a military presence, and to develop economic partnerships in the region.

Mr López, thank you very much for your report. I hope it is adopted.

 
  
 

Procedura „catch the eye”

 
  
MPphoto
 

  José Inácio Faria (PPE). – Senhor Comissário, os estreitos laços culturais, linguísticos, políticos e históricos que unem a União Europeia aos países da América Latina tornam vital o desenvolvimento de uma agenda partilhada e um reforço da cooperação na definição das grandes prioridades da política externa da União.

O crescente protecionismo no mundo exige o reforço das parcerias económicas bilaterais e multilaterais da União na região, mutuamente benéficas mas, para além da parte comercial, importa, num âmbito político, reforçar a cooperação interparlamentar e valorizar a promoção contínua dos valores democráticos e dos direitos humanos, incluindo a defesa dos direitos de propriedade dos povos indígenas do Brasil sobre as terras que ancestralmente ocupam, o combate às alterações climáticas e a cooperação no domínio da investigação e da inovação.

O reforço da cooperação entre os dois blocos regionais assume, pois, um papel fulcral na diversificação das economias de ambas as regiões e na promoção de um desenvolvimento mais sustentável, mais democrático e mais inclusivo e, porque se trata das relações políticas da União Europeia com a América Latina, termino invocando o heroico povo mártir da Venezuela que morre nas mãos de um regime sanguinário e apelando para que este Parlamento tudo faça para que possa aliviar o sofrimento deste povo irmão.

 
  
MPphoto
 

  Julie Ward (S&D). – Mr President, colleagues, during the summer recess I spent 12 days in Brazilian Amazonia, and during that time I met with politicians, lawyers, academics, students, rural educators, government workers, indigenous people, environmentalists, young people, cultural activists and the media. I visited vast mines which are despoiling the land and polluting the river systems. I flew deep into the forest and saw the burning of trees to make way for cattle. I visited the 400-year-old town that will be destroyed by mega-hydroelectric dams, built not for public benefit but to accelerate industrial processing of minerals to line the pockets of the rich.

Whilst I was in Marabá, the mayor of a neighbouring municipality was assassinated – the third such murder in a few weeks. I attended vigils for landless peasants massacred by hired guns.

It is quite clear that Brazil is descending into chaos, with a corrupt authoritarian government, totally in hock to the agricultural lobby and the extractive industries.

President Temer and his business cronies are, frankly, a danger to the whole of society.

 
  
MPphoto
 

  Νότης Μαριάς (ECR). – Κύριε Πρόεδρε, οι σχέσεις της Ευρωπαϊκής Ένωσης - Λατινικής Αμερικής πρέπει να στηρίζονται στη δημοκρατία, τα ανθρώπινα δικαιώματα, το κράτος δικαίου και τις ισότιμες οικονομικές σχέσεις. Σχέσεις οι οποίες να υπηρετούν το αμοιβαίο οικονομικό συμφέρον των λαών μας. Αντίθετα η μέχρι σήμερα εμπειρία δείχνει ότι οι ευρωπαϊκές πολυεθνικές εκμεταλλεύονται τους λαούς της Λατινικής Αμερικής, όπως έκαναν στο παρελθόν οι Ισπανοί και οι Πορτογάλοι αποικιοκράτες.

Και τώρα η Ευρωπαϊκή Ένωση προχωρά στον δεύτερο γύρο, στον ανταγωνισμό της με την Κίνα επί λατινοαμερικανικού εδάφους για την απόκτηση κερδών. Η ανάληψη πρωτοβουλιών για τη μείωση της φτώχειας και της εκμετάλλευσης χρειάζεται όμως και δράσεις για την κοινωνική ανάπτυξη και τη δημιουργία νέων θέσεων εργασίας, και για να γίνει αυτό πρέπει να αναδιαρθρωθεί το δημόσιο χρέος των χωρών της Λατινικής Αμερικής. Επιπλέον, πρέπει να χτυπηθεί η φοροδιαφυγή και φοροαποφυγή εκ μέρους των πολυεθνικών, να ληφθούν μέτρα κατά του χτυπήματος της διαφθοράς, καθώς επίσης και μέτρα για την πάταξη του εμπορίου των ναρκωτικών. Μόνο με αυτό τον τρόπο μπορεί να ενισχυθούν οι σχέσεις Ευρωπαϊκής Ένωσης - Λατινικής Αμερικής.

 
  
MPphoto
 

  Beatriz Becerra Basterrechea (ALDE). – Señor presidente, las relaciones políticas entre la Unión Europea y Latinoamérica en 2017 necesitaban claramente verse bajo una nueva luz: la de los retos del siglo XXI que nos plantean dos socios; dos socios que se aprecian y que se necesitan y que comparten sus «anti» y sus «pro»: antiimpunidad, anticorrupción, antidesigualdad, antiexplotación y antirrepresión de libertades; y proderechos humanos, prodemocracia moderna, prodesarrollo sostenible y prolibre comercio.

Sin embargo, por alguna razón, la extrema izquierda —el señor Couso— ha dicho que va a votar en contra de este informe porque hemos introducido una enmienda pidiendo sanciones para el dictador que ha arrasado Venezuela y sus compinches. Yo no lo puedo entender, tampoco puedo entender que otro colega, el señor Urtasun, haya dicho que no era el momento, que Venezuela no tocaba ahora.

Las Naciones Unidas han reconocido que la situación en Venezuela es un grave peligro para la estabilidad y la seguridad de la región. ¿Cuándo tenemos que hablar de Venezuela, entonces?

Yo quiero felicitar al señor López por su visión, por la capacidad que ha tenido de incluir ese aspecto integrado de nuestro acercamiento a América Latina y, desde luego, quiero refrendar aquí la voluntad plena de este Parlamento de estar a la altura de las circunstancias.

 
  
MPphoto
 

  Stanislav Polčák (PPE). – Pane předsedající, já bych navázal na svou kolegyni a chci také ocenit zprávu, kterou vypracoval pan zpravodaj, oceňuji i jeho pozitivní přístup, který se v té zprávě projevuje. Nicméně nelze určitě zavírat oči nad problémy, před nimiž Latinská Amerika stojí. I když oceňuji, že zahrnul návrhy i například z mé frakce, tak musíme diskutovat nad aktuálními problémy, které prostě v Brazílii a ve Venezuele, ale i v dalších latinských zemích prostě jsou.

Já jsem přesvědčen, že právě ta diskuse musí vyústit v nějaké konkrétní návrhy i stran sankcí, stran odsouzení režimu ve Venezuele, protože tam skutečně umírají lidé. Ten režim je naprosto nedemokratický a je třeba se postavit jednoznačně a hlasitě na tu stranu, kterou chceme podpořit. Myslím si, že nemůžeme být bezzubí.

 
  
 

(Încheierea procedurii „catch the eye”)

 
  
MPphoto
 

  Christos Stylianides, on behalf of the Vice-President of the Commission/High Representative of the Union for Foreign Affairs and Security Policy. – Mr President, firstly I would like to congratulate the rapporteur and of course thank my dear colleagues for this important debate. This debate confirms that we all share a strong commitment to further strengthening our relations with Latin America and the Caribbean. All EU policy instruments are being used to foster and continuously adapt our partnership. It is through dialogue, cooperation and engagement that our common values, goals and challenges will result in a strong partnership with these countries.

The European Union needs to continue reinforcing the areas for dialogue and adapting to regional or sub-regional initiatives. This is why we will keep working on the negotiations of modern and comprehensive association agreements, in particular on strengthening our cooperation and aid, and of course, on our political dialogues with our partners in the region.

 
  
MPphoto
 

  Javi López, ponente. – Señor presidente, yo querría añadir algunos elementos. En primer lugar, agradecer enormemente las palabras de todos mis colegas y agradecer especialmente el trabajo abierto que ha habido durante estos últimos meses, la cooperación por parte de los ponentes alternativos, de todos los grupos, que han mejorado sin duda el texto y que han hecho que el resultado, para mañana, sea un texto mejor. También agradecer el trabajo y la ayuda del anterior ponente de este informe, el diputado Salafranca, que ya se ha mencionado y con la que hemos contado el conjunto de diputados y hemos contado como Parlamento.

Se ha hecho mención antes a la generosidad. Yo creo que he intentado trabajar con ese espíritu —que he encontrado la mayoría de las veces; no todas, tengo que decir—, sobre todo por una cuestión: porque cuanto más nos importe un tema, cuanta más unidad tenga, más fuerte es el mensaje. Y con esa idea yo he intentado trabajar, y con esa idea he trabajado durante los últimos meses y continuaré trabajando en este Parlamento, seguro que con muchos de los colegas que hoy están aquí.

En nombre de todos los que hemos estado trabajando durante los últimos meses, quisiera decir y pedir a la Comisión y decir y trasladar a la alta representante que este trabajo tiene que servir a la Comisión, a la señora Mogherini y al Servicio Europeo de Acción Exterior como referencia, como guía, durante los siguientes años. Y trasladar que el informe lo que pretende es que ambas regiones pasemos de la amistad fuerte que tenemos a la alianza, y que entendamos que, en un mundo de cambio, donde tenemos mucha inestabilidad producto de nuestra vecindad, continúa siendo el Atlántico la mayor fuente de poder del mundo, y es una fuente que tenemos que utilizar y reforzar frente a la inestabilidad de nuestra vecindad.

Eso haremos y a ello intenta contribuir este informe, a las relaciones con América Latina y la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 

  Președintele. – Dezbaterea a fost închisă.

Votul va avea loc miercuri, 13 septembrie 2017.

(Ședința a fost suspendată timp de câteva minute.)

 
Právne oznámenie