Volver al portal Europarl

Choisissez la langue de votre document :

  • bg - български
  • es - español (selección)
  • cs - čeština
  • da - dansk
  • de - Deutsch
  • et - eesti keel
  • el - ελληνικά
  • en - English
  • fr - français
  • ga - Gaeilge
  • hr - hrvatski
  • it - italiano
  • lv - latviešu valoda
  • lt - lietuvių kalba
  • hu - magyar
  • mt - Malti
  • nl - Nederlands
  • pl - polski
  • pt - português
  • ro - română
  • sk - slovenčina
  • sl - slovenščina
  • fi - suomi
  • sv - svenska
 Índice 
 Texto íntegro 
Debates
Jueves 13 de diciembre de 2018 - Estrasburgo Edición revisada

Situación de los migrantes en la frontera con la UE de Bosnia y Herzegovina (debate)
MPphoto
 

  Marina Albiol Guzmán, en nombre del Grupo GUE/NGL. – Señor presidente, desde que en 2016 los Gobiernos europeos decidieron cerrar a cal y canto las fronteras de la ruta de los Balcanes, hay miles de personas atrapadas en Bosnia y Herzegovina en unas condiciones inhumanas.

Hay que denunciar cómo están actuando las autoridades croatas en la frontera. Solo desde enero a agosto de este mismo año el ACNUR ha cifrado en más de 2 500 las devoluciones en caliente. Human Rights Watch ha denunciado violencia por parte de las fuerzas de seguridad hacia las personas migrantes. Seis personas han muerto como consecuencia de esta violencia en los últimos años; la última, una niña de seis años. Y las organizaciones activistas que luchan contra esto con la solidaridad están siendo criminalizadas con la persecución e intimidación policial.

Pero lo más grave es que en realidad lo que está haciendo el Gobierno de Croacia está en perfecta sintonía con las políticas migratorias de la Comisión Europea. Aquello que están llevando a la práctica en Croacia no es tan diferente de lo que sucede en el resto de fronteras exteriores de la Unión Europea. Por ejemplo, en Ceuta y Melilla la situación de violencia en las vallas y las devoluciones en caliente también estás siendo denunciadas por las organizaciones.

En la Hungría de Viktor Orbán la violencia y la violación de los derechos humanos es sistemática. Y en la gran frontera exterior, que es el mar Mediterráneo, la política de la Unión Europea es dejarles morir ahogados. Y claro que todo esto es contrario a la legislación europea. El problema es ese, el problema es que el propio proyecto político de migración de la Unión Europea vulnera sus propias normas.

Así que la responsabilidad es de Croacia, de España, de Hungría o de Italia, pero no solo. El modelo de la Unión Europea de cierre de fronteras, de que nadie ponga un pie en Europa, de querer deportarlos a todos, es el que da cobijo a este tipo de políticas que llevan a la muerte a miles de personas. Es el modelo de la Unión Europea. Los responsables son la Comisión Europea, los Estados miembros y también los eurodiputados que con su voto avalen esas políticas.

(La oradora acepta responder a una pregunta formulada con arreglo al procedimiento de la «tarjeta azul» (artículo 162, apartado 8, del Reglamento interno)).

 
Última actualización: 5 de abril de 2019Aviso jurídico