Volver al portal Europarl

Choisissez la langue de votre document :

  • bg - български
  • es - español (selección)
  • cs - čeština
  • da - dansk
  • de - Deutsch
  • et - eesti keel
  • el - ελληνικά
  • en - English
  • fr - français
  • ga - Gaeilge
  • hr - hrvatski
  • it - italiano
  • lv - latviešu valoda
  • lt - lietuvių kalba
  • hu - magyar
  • mt - Malti
  • nl - Nederlands
  • pl - polski
  • pt - português
  • ro - română
  • sk - slovenčina
  • sl - slovenščina
  • fi - suomi
  • sv - svenska
 Índice 
 Texto íntegro 
Debates
Martes 15 de enero de 2019 - Estrasburgo Edición revisada

Fondo Social Europeo Plus (FSE+) (debate)
MPphoto
 

  Verónica Lope Fontagné, ponente. – Señor presidente, señora comisaria, antes de empezar mi intervención quisiera agradecer al resto de ponentes alternativos la excelente cooperación durante las negociaciones, pero me referiré a ello más adelante.

El texto presentado por la Comisión también ha sido de gran ayuda, ya que la fusión de varios fondos dentro del Fondo Social Europeo, manteniendo intactos sus objetivos específicos, contribuirá a reducir las barreras administrativas y a simplificar los procedimientos. La vinculación al Semestre Europeo otorgará flexibilidad a los Estados miembros para centrarse en los aspectos que consideren más necesarios.

Tenemos que recordar que nuestros ciudadanos son el mayor activo con el que cuenta la Unión y que, por lo tanto, tienen que estar en el centro de nuestras políticas. Es cierto que la recuperación económica es un hecho, pero queda mucho por hacer. Hay que aumentar los niveles de empleo, en particular entre los jóvenes, modernizar los sistemas educativos y formativos adaptándolos a las necesidades del mercado laboral y reforzar el aprendizaje permanente, especialmente entre los trabajadores de mayor edad, y tenemos que luchar contra la pobreza y la exclusión social.

Pero quisiera destacar los siguientes puntos del informe. Se aumenta hasta el 27 % el porcentaje de financiación que el FSE+ destinará a medidas de inclusión social, creando grupos objetivos propios como la comunidad Roma. Se destinará un 3 % adicional para apoyar a los grupos más desfavorecidos mediante asistencia material y alimenticia básica y a través de medidas de acompañamiento dirigidas a mejorar su integración y participación en la sociedad.

Los jóvenes también son el futuro de la Unión y, por ello, su inclusión en la sociedad y en el mercado laboral es prioritaria para nosotros. Proponemos que todos los Estados miembros destinen, al menos, el 3 % de sus recursos a medidas de apoyo a los ninis y que los Estados miembros más afectados, es decir, aquellos con una tasa superior a la media europea, o por encima del 15 %, destinen al menos el 15 %.

La pobreza infantil es otro de los puntos clave del informe. El 26,4 % de los niños de la Unión se encuentra en situación de riesgo de exclusión social. Son unas tasas inaceptables. La pobreza infantil lastra el desarrollo personal de los niños y dificulta su plena inclusión en la sociedad. Si queremos garantizar que todos los ciudadanos europeos disfruten de igualdad de oportunidades tenemos que trabajar desde la infancia. Es por ello que pedimos la creación de una garantía infantil dotada de 5,9 billones de euros.

La igualdad entre hombres y mujeres es otro de los puntos importantes del informe. El artículo 6 recoge las disposiciones necesarias para asegurar su respeto mientras propone acciones específicas dirigidas a incrementar la participación de las mujeres en la sociedad.

La plena integración de las personas con discapacidad es otro punto clave. Además de las menciones continuas en la Convención de las Naciones Unidas o del respeto del principio de no discriminación, el fondo tiene como objetivo específico propio el incremento de la accesibilidad para mejorar su inclusión en el empleo, la educación y la formación.

Y para concluir esta primera intervención, quisiera hablar de la empresa de economía social. Por primera vez se introduce un concepto compartido y común de economía social en el Reglamento que garantizará una mayor seguridad jurídica y servirá a otras empresas, en particular en países como España, Italia y Portugal, donde el FSE es clave, en su labor con las personas más vulnerables.

 
Última actualización: 15 de mayo de 2019Aviso jurídico